World rainforest movement movimiento mundial por los bosques tropicales



Descargar 241,09 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión04.02.2017
Tamaño241,09 Kb.
  1   2   3   4

WORLD RAINFOREST MOVEMENT

MOVIMIENTO MUNDIAL POR LOS BOSQUES TROPICALES



Secretariado Internacional

Tel: +598 2 403 2989

Ricardo Carrere (Coordinador)

Fax: +598 2 408 0762

Maldonado 1858

Email: wrm@chasque.apc.org

CP 1120 _Montevideo - Uruguay

http://www.wrm.org.uy





BOLETIN 30 del WRM
Enero, 2000

En este número:



NUESTRA OPINION

- Antes del IFF. ¡Hechos y no palabras! 2

LUCHAS LOCALES Y NOTICIAS

AMERICA DEL SUR

- Argentina: ¿guardando carbono de Alemania en los bosques? 3

- Brasil: la lucha de los Pataxó-Hã-Hã-Hãe 3

- Brasil: acción conjunta de agencia gubernamental y Greenpeace en la Amazonia 4

- Acción por el pueblo U'wa en Colombia 5

- Colombia: "La vida y la dignidad del pueblo Embera no serán inundadas" 6

- Apoyo a pueblos indígenas de los bosques en Perú 7

AMERICA CENTRAL

- Honduras: fructíferos esfuerzos 8

- Nicaragua: ¿Smartwood certificará a una maderera depredadora? 9

AFRICA

- Liberia: la silenciosa destrucción de sus bosques 10



- Malawi: bosques, salud y vida 11

- Sudáfrica: ¿tan sólo poesía y emoción? 12

- Tanzania: las comunidades locales se benefician de los productos forestales 12

ASIA


- Bosques camboyanos amenazados por concesiones madereras 13

- India: un enfoque desactualizado sobre los parques nacionales y la gente 14

- Indonesia: deforestación y degradación en las selvas de Borneo 16

- Malasia: ¿por qué la represa de Selangor? 17

- Tailandia: ¡no al cine con buldozers! 18

OCEANIA


- Buenas noticias desde Nueva Zelandia/Aotearoa 19

- Papua Nueva Guinea: se anuncia moratoria a nuevas operaciones de corta 20



CAMPAÑA SOBRE PLANTACIONES

- Nueva publicación del Worldwatch Institute sobre la industria del papel 20

- Plantaciones holandesas como sumideros: un nuevo problema 21



- Documento informativo del WRM sobre sumideros de carbono 21

GENERAL

- "Undermining the forests": nueva publicación sobre la industria maderera canadiense 22





NUESTRA OPINION
- Antes del IFF. ¡Hechos y no palabras!
Durante el último encuentro del Foro Intergubernamental sobre Bosques (IFF), las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y Organizaciones de Pueblos Indígenas (OPIs) hicieron una declaración (texto completo en inglés disponible en: http://www.wrm.org.uy/castellano/bosques_tropicales/iff3.html ) expresando su desilusión y frustración por no haberse implementado las medidas acordadas en las "Propuestas para la Acción" del Panel Intergubernamental de Bosques (IPF). La declaración expresaba que "cualquiera sea la razón, los gobiernos parecen no tener la voluntad o no ser capaces de emprender acciones de peso para resolver los problemas más acuciantes que afectan a los bosques".
La situación de los bosques resulta difícil de creer. Todos los gobiernos están de acuerdo en que el futuro de la humanidad depende de la conservación de los bosques remanentes. Los gobiernos han suscrito una serie de acuerdos comprometiéndose a la conservación de los bosques. Se dispone de abundante información acerca de las causas directas e indirectas de la deforestación y la degradación de los bosques. Se han utilizado -¿o dilapidado?- millones de dólares en discutir posibles soluciones. Pero no se ha hecho prácticamente nada en el terreno para encarar el problema, al tiempo que la destrucción de los bosques sigue sin disminuir.
En este escenario digno del Titanic -en el que la orquesta sigue tocando la música mientras que el barco se hunde- es donde nos encontramos ahora. La música que suena en los procesos internacionales (IFF, CDB, CCC, etc.) en algunos casos es buena y en otros mala, pero el hecho es que el barco se sigue hundiendo, mientras que las comunidades locales y las organizaciones que las apoyan tratan de salvar sus vidas y la de los bosques de los agentes de la destrucción, en muchos casos representados y apoyados por los mismos gobiernos que tocan en la orquesta del Titanic.
¡Paren la música, por favor! Lo que se necesitan son acciones y un monitoreo participativo de la implementación de los compromisos asumidos. El IFF se reunirá en Nueva York del 30 de enero al 11 de febrero. Entre otras cosas, en dicha reunión se decidirá si el proceso intergubernamental relacionado con los bosques ha de continuar, dado que esta será la cuarta y última sesión. Por cierto que hay varios mecanismos institucionales posibles a ser propuestos durante el encuentro, pero lo que realmente importa no es el mecanismo en si mismo sino qué se hará con él. Como se expresa en la referida declaración: "Antes de decidir nuestro apoyo a cualquier mecanismo o mecanismos en el futuro, deseamos expresar claramente cuáles son nuestras expectativas. Como mínimo dichos mecanismos deben:
1 - Ser verdaderamente innovadores y significativamente distintos del proceso del IPF/IFF;

2 - Focalizarse en la implementación de las propuestas para la acción del IPF tanto a nivel nacional como internacional;

3 - Crear un mecanismo internacional efectivo de monitoreo e información de dicha implementación;

4 - Crear formas ampliadas de participación de la sociedad civil y de los principales grupos que participan del proceso intergubernamental y de los procesos de implementación tanto a nivel nacional como internacional;

5 - Abordar las verdaderas causas subyacentes del mal manejo, la degradación y la pérdida de los bosques, y aquellas que se originan por fuera del sector forestal

6 - Crear una nueva forma de sinergia y cooperación entre los acuerdos internacionales e instituciones sobre bosques ya existentes, aclarando su relación con la OMC, la OIT y otras instituciones y acuerdos externos al sector forestal, e incluyendo una revisión de la actual estructura y del proceso del ITFF, a efectos de asegurar la transparencia y fortalecer la participación de los principales grupos".


Lo anterior no es mucho pedir... siempre que los gobiernos estén realmente comprometidos con la conservación de los bosques. Ha llegado el momento de exigir a los gobiernos que transformen las palabras en hechos y que comparen los compromisos formulados con su grado de cumplimiento. El futuro de los bosques y de sus pobladores, así como el de la humanidad en su conjunto, está en juego. ¿Podemos permitir que la banda sencillamente siga tocando?

inicio


LUCHAS LOCALES Y NOTICIAS
AMERICA DEL SUR
- Argentina: ¿guardando carbono de Alemania en los bosques?
El tema de los servicios ambientales que los países del Sur pueden proveer a los países del Norte para mitigar los efectos del cambio climático es objeto de polémica. En primer lugar se plantea una cuestión de justicia ambiental a nivel global, ya que los países mayormente responsables de la peligrosa alteración que está teniendo el clima en la Tierra, en lugar de atacar las causas que lo provocan -por ejemplo el uso insustentable de la energía y las gigantescas emisiones de CO2 por parte de la industria- están buscando soluciones dudosas y parciales, compradas en forma barata en el Sur. Por otra parte cabe preguntarse quiénes tienen el derecho de participar de una negociación de este tipo, así como quiénes se benefician -y eventualmente quiénes se perjudican- con ella. La función de los bosques como sumideros y reservorios de carbono es hoy en día centro de interés en las negociaciones que se vienen realizando en el marco de los CDM del Protocolo de Kyoto.
Recientemente se dio a conocer un acuerdo celebrado entre el gobierno de la Provincia de Chubut, en el sur de Argentina, y la fundación alemana Prima Klima en noviembre de 1999. El objetivo del mismo es compartir el manejo de un área natural y obtener fondos mediante la certificación de la fijación de carbono durante 50 años. El área del proyecto comprende las cuencas de los lagos La Plata y Fontana en la zona de Precordillera Andino-Patagónica.
En un comunicado emitido el día 6 de enero ppdo. Greenpeace Argentina -integrante del Foro del Buen Ayre, una red de ONGs e instituciones, que participó activamente de la COP4 de la Convención de Cambio Climático realizada en Buenos Aires en noviembre de 1998- cuestiona la validez del acuerdo, tanto del punto de vista técnico como legal. Juan Carlos Villalonga, Coordinador de la Campaña de Energía de GP-Argentina señaló: "Este tipo de actividades son las de más bajo nivel de confiabilidad y ofrecen una muy baja contribución a la resolución del problema del cambio climático". Asimismo la organización Greenpeace advierte acerca de la falta de criterios establecidos para desarrollar este tipo de proyectos de generación de bonos de carbono, en particular, en los casos en que se pretende utilizar la capacidad de absorción y fijación de carbono por parte de los bosques. Desde el punto de vista formal Greenpeace considera que este acuerdo debió haber sido evaluado por la Oficina Argentina de Implementación Conjunta (OAIC), como forma de dar participación a la sociedad civil.
Por mayor información sobre el tema l@s interesad@s pueden dirigirse a: Natalia Truchi, Prensa de Greenpeace Argentina; correo electrónico: natalia.truchi@dialb.greenpeace.org
Fuente: Foro del Buen Ayre, 6/1/2000; correo electrónico: foroba@wamani.apc.org
inicio

- Brasil: la lucha de los Pataxó-Hã-Hã-Hãe


El pueblo indígena Pataxó-Hã-Hã-Hãe está reclamando sus derechos territoriales sobre un área de 53.000 hectáreas en la región sur del Estado de Bahía, que contiene remanentes de la que una vez fue lujosa "mata atlántica", extendida a lo largo de la costa atlántica. Estas tierras, hoy convertidas en pasturas, fueron invadidas por hacendados, quienes las están utilizando para criar ganado y, en algunas zonas, para plantar cacao. Ese uso del suelo que siguió a una masiva deforestación está provocando severos impactos ambientales sobre los suelos y las fuentes de agua. En 1936 se demarcaron las tierras de los Pataxó-Hã-Hã-Hãe, que fueron poco a poco invadidas por alrededor de 300 hacendados ("fazendeiros"), quienes incluso llegaron a obtener títulos de propiedad de las autoridades locales. A efectos de expulsarlos de esas tierras la Fundación Nacional para Asuntos Indígenas (FUNAI) en 1983 llevó el caso a la justicia, procurando probar que los títulos otorgados a esos hacendados eran completamente inválidos, dado que dichos territorios ya habían sido declarados como indígenas. El caso está siendo considerado a nivel de la Alta Corte Federal.
Hace algún tiempo los Pataxó-Hã-Hã-Hãe realizaron una acción directa y recuperaron parte de sus tierras usurpadas por los "fazendeiros". Asimismo exigieron la liberación de su líder el cacique Gerson de Souza Melo, quien fue arbitrariamente detenido el 15 de diciembre ppdo. bajo la acusación de haber participado en el asesinato de dos policías que sucedió en el área del conflicto. De inmediato se lanzó una campaña internacional para la liberación del mencionado líder indígena y una semana después se logró el objetivo. No obstante, continúan los actos de provocación e intimidación contra los Pataxó-Hã-Hã-Hãe.
Los Pataxó-Hã-Hã-Hãe están apoyando la lucha de sus "parientes" los Pataxó, quienes ocuparon el Parque Nacional Monte Pascual en agosto de 1999 (ver Boletines 26 y 28 del WRM). Asimismo están preparando contra-celebraciones del 500mo. Aniversario del "descubrimiento" de Brasil por los portugueses.
Fuente: CIMI-ES, 15/12/99, 21/12/99, 18/1/2000; correo electrónico: cimies@aranet.com.br
inicio

- Brasil: acción conjunta de agencia gubernamental y Greenpeace en la Amazonia


La acelerada pérdida del bosque tropical de la Amazonia es quizás el caso más notorio que se conozca de destrucción ambiental a nivel global. No es "la humanidad" en abstracto la responsable de ello. Una investigación acerca de la política forestal, realizada en 1998 por la Oficina de Seguridad Nacional del Brasil, llegó a la conclusión de que el 80% de la madera producida en la Amazonia es extraída ilegalmente. Poderosas empresas transnacionales han sido y continúan siendo los agentes directos de esta devastadora actividad (ver Boletín 5 del WRM). Al final de esta fatídica cadena se encuentran la demanda de maderas duras por los mercados europeos y estadounidenses, junto al consumo de muebles de estas maderas por parte de las élites urbanas en el propio Brasil, ambos promoviendo estas grandes operaciones de madereo ilegal.
Si bien el Instituto Brasileño para el Medio Ambiente (IBAMA) está comprometido a proteger la Amazonia, no cuenta con los medios necesarios para cumplir con sus obligaciones. Por otra parte, la política interna del Brasil en lo que respecta a sus recursos naturales -incluida la Amazonia- es bien distinta de la que se refleja en los hermosos discursos que los delegados de ese país pronuncian en los foros internacionales. Desgraciadamente son las fuerzas internacionales del mercado y las presiones de los poderosos intereses de los grandes terratenientes e industriales los que de hecho determinan el comportamiento del gobierno en este tema. Sin embargo, cada tanto se consiguen pequeñas aunque significativas victorias.
Tal es el caso de la reciente acción conjunta de empleados del IBAMA y activistas de Greenpeace en la Municipalidad de Icoaraci al norte del Estado de Pará. En diciembre de 1999, valiéndose de una tecnología sencilla con rayos ultravioleta, voluntarios de Greenpeace lograron identificar una carga ilegal de rolos de "faveira"(especie utilizada por la industria para tableros de madera) en los depósitos de Eidai do Brasil, una compañía japonesa exportadora de madera que opera en la región, la cual controla los grandes mercados de tableros de madera en EE.UU., Japón, el Reino Unido y los Países Bajos. De este modo el personal de IBAMA pudo multar a la empresa y confiscar la referida madera.
La acción había comenzado algunos días antes, cuando personal de IBAMA y de Greenpeace, de vuelta de una visita de rutina a un aserradero de Pará, detuvieron un camión que cargaba siete rolos de "faveira". La carga carecía de la correspondiente Autorización para el Transporte de Productos Forestales, por lo que era ilegal. A efectos de seguir la pista de los rolos hasta su destino, el personal de IBAMA liberó la carga luego de que la gente de Greenpeace hubiera marcado los rolos con un producto especial, sensible a la luz ultravioleta. Una vez que los activistas de Greenpeace lograron ingresar a las instalaciones de Eidai, inmediatamente identificaron los rolos utilizando lámparas de luz UV. En el mismo operativo IBAMA también detuvo y multó a otro camión que estaba descargando "faveira" indocumentada para Eidai.
Esto es tan sólo una muestra de lo mucho que puede lograrse mediante el trabajo en conjunto por la defensa de los bosques tropicales. A una escala mayor, si los gobiernos, junto a las ONGs ambientalistas, las organizaciones de pueblos indígenas y todos quienes están preocupados por el tema juntaran sus esfuerzos para denunciar y dieran los pasos necesarios para identificar, controlar y castigar a los depredadores, podría esperarse un futuro mejor para la Amazonia y los pueblos que en ella habitan.
Fuente: http://ens.lycos.com/ens/dec99/1999L-12-08-03.html

inicio



- Acción por el pueblo U'wa en Colombia
Durante el prolongado conflicto en el que se ha visto involucrado el pueblo indígena U'wa -apoyado por ONGs y organizaciones sociales nacionales e internacionales- con Occidental Petroleum (Oxy), ha habido permanentes idas y venidas. Durante casi una década los U'wa han tenido éxito en impedir que Oxy explote petróleo -que ellos consideran la sangre de la Tierra- en sus territorios tradicionales. Sin embargo en setiembre de 1999 el Ministerio de Medio Ambiente, que siempre ha actuado en connivencia con los intereses de la compañía, otorgó un permiso a Oxy que le permite comenzar con una perforación exploratoria en una zona situada al lado de la Reserva unificada U'wa, y que forma parte del territorio tradicional U'wa (ver Boletín 27del WRM). Esta arbitraria medida fue -y es todavía- fuertemente resistida tanto en Colombia como en el extranjero.
Las autoridades U'wa han divulgado el siguiente comunicado, solicitando la solidaridad internacional:
"Aproximadamente 200 miembros de la tribu indígena U'wa en el noreste de Colombia nos hemos reunido ayer, 16 de noviembre, en un asentamiento permanente localizado en nuestras tierras ancestrales. Este es el lugar donde Occidental Petroleum quiere realizar la perforación para el pozo Gibraltar 1, en una acción que pone en peligro nuestra vida y nuestra cultura.
A través de esta presencia permanente y del apoyo de los campesinos de Sarare, estamos reclamando nuestros derechos ancestrales y constitucionales a la vida y a nuestro territorio tradicional. Exigimos que el gobierno colombiano y Oxy nos dejen en paz y que de una vez por todas el proyecto de explotación petrolera sea cancelado. Nosotros, el pueblo U'wa, estamos dispuestos a entregar nuestras vidas para defender a la Madre Tierra frente a este proyecto, que habrá de alienar nuestra cultura, destruir la naturaleza y alterar el equilibrio del planeta. Cuidar la Tierra y velar por el bienestar de nuestros niños y niñas y por las generaciones futuras es responsabilidad no sólo del pueblo U'wa, sino del conjunto de la sociedad a nivel nacional e internacional.
Solicitamos a las personas en todo el mundo que valoran la Tierra y a los pueblos indígenas, que hagan oír su voz frente a la multinacional petrolera Oxy mediante protestas, cartas y otras acciones de solidaridad".
Como parte de la campaña lanzada para defender los derechos territoriales de los U'wa se solicita enviar faxes a:
-Albert Gore

Vicepresidente de los Estados Unidos de América

1600 Pennsylvania Avenue

Washington DC 20500

Fax: (1) 202 456 7044
Pídale que no acepte contribuciones de las empresas petroleras para su campaña política y pregúntele porqué ha invertido en acciones de Occidental Petroleum, lo que significa una contradicción total con sus declarada posición ambientalista.
- Edward C. Johnson III

Presidente de Fidelity Investments

82 Devonshire St.

Boston MA 02109

Fax: (1) 617 476 4164
Fidelity Investments controla el 8% del valor total de la empresa bajo el lema "Lo ayudamos a invertir en forma responsable". Pídale que demuestren que actúan realmente de acuerdo con ese lema, emprendiendo acciones para convencer a Occidental de cancelar ese proyecto en territorios indígenas tradicionales.
En los últimos días se vienen dando una serie de hechos todavía más graves. El 19 de enero más de 500 soldados del Ejército colombiano fuertemente armados ingresaron en el territorio tradicional U'wa, en la localidad de Cendeno, donde se encuentra el pozo Gibraltar 1. Es esta una medida extrema del gobierno para asegurarse de que la explotación petrolera por parte de Oxy habrá de continuar. Se ha lanzado una campaña urgente para frenar esta invasión. Se solicita a ustedes dirigirse a las siguientes autoridades colombianas, expresando su preocupación y rechazo por esta nueva acción de violencia en contra de los U'wa:
- Juan Mayr, Ministro de Medio Ambiente; correo electrónico: Jmayr@minamb.gov.co ;
fax: (57 1) 336 1166 - 288 6877 - 284 0363
- Andrés Pastrana, Presidente de la República de Colombia; correo electrónico: a.pastrana@presidencia.gov.co
- Gustavo Bell Lemus, Consejero Presidencial en Derechos Humanos; fax: (57 1) 341 8364.
- Fernando Castro Caicedo, Defensor del Pueblo; fax: (57 1) 346 1225
Un modelo de carta puede encontrarse en nuestra página web en:

http://www.wrm.org.uy/castellano/bosques_tropicales/cartas/u´wa2101.html


Fuente: Global Response, 19/1/2000 y 21/1/2000; correo electrónico: globresponse@igc.org
inicio

- Colombia: "La vida y la dignidad del pueblo Embera no serán inundadas"


El proyecto de la represa hidroeléctrica Urra en Colombia está provocando impactos negativos sobre el pueblo indígena Embera Katío, habitante ancestral del área afectada. Con el apoyo de ONGs colombianas e internacionales los Embera Katío se están oponiendo valientemente al proyecto que es impulsado por el gobierno, dado que el mismo amenaza la existencia de sus medios de vida y su propia cultura (ver Boletín 29 del WRM).
Como parte de sus actividades de resistencia, en diciembre pasado un nutrido grupo de familias indígenas marchó a pie hasta Bogotá para exigir a las autoridades centrales la inmediata suspensión de las obras de la represa y protestar contra el permanente estado de inseguridad y violencia que están sufriendo a causa del fuego cruzado de la guerrilla y los paramilitares, que están intentando forzarlos a abandonar sus territorios.
La marcha de protesta llegó a Bogotá antes de Navidad luego de recorrer un largo camino. El grupo, conformado por 100 hombres, 60 mujeres y 30 niños y niñas se concentró en la Plaza Bolívar, en el centro de la ciudad, donde declararon que permanecerían hasta que el gobierno prestara oídos a sus reclamos. Denunciaron que el Ministerio de Medio Ambiente había autorizado el llenado de la represa sin cumplir con el debido proceso de consulta a las comunidades afectadas, tal como lo establece la Constitución Nacional aprobada en 1991, cuyo Artículo 79 dice: "Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que pueden afectarla". Asimismo manifestaron que Urra ha ignorado los derechos de los indígenas residentes en el área, los que fueron confirmados por una decisión de la Corte Suprema en el año 1998.
El 23 de diciembre, mientras comenzaba la inundación de sus territorios por las obras de la represa, un grupo de Embera Katio ocupó la entrada del edificio del Ministerio de Medio Ambiente. A su vez siguieron con su movilización a nivel internacional, solicitando a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que tomara medidas cautelares contra el gobierno colombiano a efectos de que el llenado del reservorio de la represa fuera inmediatamente detenido y que se pagara una compensación por los daños ambientales causados.
A pesar de su retórica el Sr. Juan Mayr -un ex-ambientalista, hoy Ministro de Medio Ambiente- continúa impidiendo que se dé un diálogo abierto y sincero con las comunidades indígenas afectadas y, de hecho, ha decretado su muerte. No obstante la lucha de los Embera Katío por la vida continúa. Como dicen ellos: "Dueda tu beu ea embera neta Embera ea". La vida y la dignidad del pueblo Embera no serán inundadas.
Fuentes: Editor Equipo Nizkor, 25/12/99; correo electrónico: nizkor@teleline.es ; Amazon Alliance, 3/1/2000; correo electrónico: amazoncoal@igc.org ; Dario Jana, 10/1/2000; correo electrónico: darioj@bigfoot.com

inicio


- Apoyo a pueblos indígenas de los bosques en Perú
Los indígenas Mashco Piro, Yora, Amahuaca y Yaminahua de la región amazónica Alta Piedras de Madre de Dios en Perú están amenazados por concesiones forestales pendientes. Estos pueblos -denominados "no contactados"- que han elegido permanecer aislados de la sociedad peruana, podrán ver su modo de vida y sus recursos naturales severamente impactados si los bosques de sus tierras ancestrales son cortados.
La organización indígena Federación Nativa Madre de Dios (FENAMAD) ha estado trabajando durante años para posibilitar la sobrevivencia de los nativos de la región. Sin embargo, han sido completamente ignorados por las autoridades. FENAMAD formó parte de la iniciativa promovida por el Comité Regional Ambiental de Madre de Dios para la elaboración de una propuesta para la zonificación ecológica y económica del área, que incluya la delimitación de las tierras indígenas tradicionales, a fin de evitar que sus territorios y recursos terminen en manos de un puñado de empresas depredadoras. También se presentó un plan para esa delimitación a la oficina regional del Ministerio de Agricultura, pero la única respuesta obtenida hasta ahora ha sido que está previsto que el área será asignada a una consignación para la corta.
El gobierno peruano está a punto de tomar una decisión respecto del otorgamiento de estas concesiones. L@s interesad@s en apoyar esta lucha pueden dirigirse a las siguientes autoridades peruanas:
Alberto Fujimori, Presidente de la República del Perú, Fax: (51) 1 426 6770

Victor Joy Way, Primer Ministro de la República del Perú, Fax: (51) 1 447 1628

Belisario de las Casas, Ministro de Agricultura, Fax: (51) 1 431 0109 / 433 2951

Jorge Santisteban de Noriega, Defensor del Pueblo, Fax: (51) 1 426 5617


Se puede utilizar la siguiente carta modelo.
Estimado Señor:
Nos dirigimos a Ud. a efectos de expresar nuestra grave preocupación respecto del otorgamiento de concesiones forestales en la región de Alta Piedras de Madre de Dios, ubicada entre la frontera brasileña y Ucallali, y del efecto que tales concesiones habrán de tener para los pueblos indígenas "no contactados" que habitan la región.
Las concesiones en beneficio de empresas madereras internacionales en la región de Alta Piedras tendrá un efecto devastador sobre los pueblos Mashco Piro, Yora, Amahuaca y Yaminahua, que permanecen en aislamiento voluntario de la sociedad peruana. Sabemos que una empresa maderera transnacional ya ha comenzado la construcción de una carretera de 180 km. en la región y que ya ha habido enfrentamientos con uno de dichos pueblos.
Además de una amenaza para los recursos naturales que constituyen el sustento de las comunidades indígenas, las operaciones de madereo expondrán inevitablemente a estos pueblos a nuevas enfermedades y a la violencia, lo que será causa de gran sufrimiento para ellos. Recordamos el caso de los Kugapakori-Nahuas en las cuencas de Urubamba y Manu, quienes perdieron la mitad de los miembros de su comunidad en violentas confrontaciones con operarios madereros y petroleros. La vida de los pueblos Mashco Piro, Yora, Amahuaca y Yaminahua depende del bosque, por lo que ellos lo protegen, al igual que a todas sus riquezas.
Por las razones expuestas le instamos enérgicamente que no otorgue las referidas concesiones sobre los bosques de Alta Piedras y que considere seriamente el Plan Operativo para la definición y la protección de los territorios ancestrales de los pueblos indígenas de la región elaborado y propuesto por la Federación Nativa de Madre de Dios (FENAMAD).
Saluda atte.
Nombre

Organización

País
Por favor, enviar copia a:
Antonio Iviche Quique, Presidente de FENAMAD, Fax: (51) 84 572 499
Fuente: Patrick Reinsborough, 5/1/2000; correo electrónico: rags@ran.org

inicio


AMERICA CENTRAL
- Honduras: fructíferos esfuerzos
La carta que sigue de Jorge Varela del Comité para la Defensa y Desarrollo de la Flora y la Fauna del Golfo de Fonseca (CODEFFAGOLF) fue publicada en Late Friday News Nº 53, publicación de Mangrove Action Project (MAP). En 1999 Jorge fue uno de los siete ambientalistas y activistas por los derechos humanos que recibieron el Premio Goldman. En su carta expresa:
"Tegucigalpa, Honduras, 8 de diciembre de 1999.
¡Buenas noticias desde Honduras!
Es con gran satisfacción que les enviamos un afectuoso y cordial saludo. Estamos por finalizar el año 1999 y deseamos compartir con nuestros amigos y organizaciones asociadas la felicidad de sentir que hemos obtenido los siguientes logros:
Ha sido posible disminuir la destrucción de los humedales costeros en el Golfo de Fonseca.
Este año no ha habido asesinatos de pescadores en relación con la industria camaronera.
El Gobierno de Honduras ha aprobado oficialmente la preservación de siete ecosistemas de humedales costeros en el Golfo de Fonseca como sitios RAMSAR. El Golfo de Fonseca ha sido clasificado como "Sitio Ramsar 100".
Se ha formado un frente nacional para la defensa de la soberanía y, mediante esta acción, se ha frenado la venta de nuestros territorios costeros marítimos, estando pendiente la consideración de los planes para la protección de los intereses de las comunidades nativas y del ambiente.
Como regalo de Navidad, tras 12 años de lucha, el 2 de diciembre el Congreso Nacional de Honduras declaró como áreas de conservación 757 km2 de humedales costeros (manglares, lagunas, islas, biodiversidad, comunidades locales).
Estos logros han sido obtenidos debido al apoyo moral ofrecido por nuestras organizaciones amigas y asociadas, tales como MAP, y es por ello que compartimos nuestros triunfos con ustedes.
Gracias, muchas gracias.
Jorge Varela Márquez

Director ejecutivo, CODDEFFAGOLF

Tegucigalpa, Honduras, C.A.

Correo electrónico: cgolf@sdnhon.org.hn "



inicio
- Nicaragua: ¿Smartwood certificará a una maderera depredadora?
En febrero de 1998 representantes de las comunidades indígenas Sumus y Miskitos, autoridades locales y regionales, ONGs ambientalistas y líderes comunales y religiosos se reunieron en Rosita, localidad de la costa atlántica nicaragüense, para discutir una estrategia común de oposición a las actividades ilegales de la empresa maderera coreana Kimyung. La misma había recibido en 1994 una concesión del gobierno central para explotar 62.000 hectáreas en territorios indígenas (ver Boletín 11 del WRM). Kimyung operaba a través de su subsidiaria SOLCARSA. Si bien dicha concesión fue considerada violatoria de la Constitución, la empresa dio inicio a sus actividades de corta depredatorias, lo que generó resistencia a nivel de las comunidades locales. A medida que caían miles y miles de árboles y que la gente comenzó a darse cuenta de que los puestos de trabajo creados eran escasos y mal pagos y que la empresa incumplía sus promesas iniciales, la oposición creció.
Una resolución de la Suprema Corte del año 1998 estableció que la concesión era inconstitucional y debía ser revocada, lo que sucedió un año después. No obstante SOLCARSA no se rindió y, una vez que sus actividades fueron declaradas ilegales, no se fue del país sino que realizó una maniobra cambiando su nombre por el de PRADA. Si bien PRADA y SOLCARSA son la misma cosa, el nuevo nombre permitió a la empresa seguir con la depredación de los recursos de los indígenas en la zona. PRADA llegó incluso a presentar una demanda contra ONGs ambientalistas nicaragüenses que la habían acusado de ilegalidad. Dicha demanda fue desestimada por dos resoluciones judiciales a fines de 1998 y a principios de 1999 respectivamente.
Por sorprendente que pueda parecer, en diciembre pasado PRADA comenzó una campaña publicitaria en TV diciendo que Smartwood ya la había certificado. ONGs ambientalistas nicaragüenses tomaron contacto con la oficina nacional encargada de asuntos relativos a la certificación forestal y recibieron como respuesta que tal certificación todavía no había sido otorgada.
A efectos de evitar que PRADA sea certificada -lo cual sería una farsa total, minando de esa manera la confiabilidad de todo el proceso de certificación en su conjunto- las ONGs ambientalistas de Nicaragua se han dirigido a Smartwood solicitándole que:


  • haga más averiguaciones acerca de los terribles antecedentes de PRADA; que ha actuado en la ilegalidad en la explotación de los bosques tropicales de Nicaragua;

  • deje claro frente a la opinión pública nacional qué tipo de relación existe actualmente entre Smartwood y PRADA;

  • exija a PRADA que retire inmediatamente de circulación la publicidad referida.

Fuente: Centro Alexander Von Humboldt, 20/1/2000; correo electrónico: humboldt@ibw.com.ni

inicio
AFRICA
- Liberia: la silenciosa destrucción de sus bosques
Raramente llegan noticias de Liberia. Este país, situado en el Africa occidental, con costas sobre el Océano Atlántico y fronteras al oeste con Sierra Leona, al norte con Guinea y al este con Costa de Marfil, es una de las naciones más pobres del mundo y soporta el peso de una enorme deuda externa. Asimismo el país se ha visto afectado por un acelerado proceso de degradación ambiental, que incluye a los bosques. Varias actividades, como la minería, las plantaciones y el madereo, están destruyendo su densa selva tropical.
Algunas de las empresas multinacionales implicadas en tal destrucción han venido operando desde hace tiempo, mientras que otras llegaron durante los últimos dos años. Esta arremetida ha intensificado la insustentable y temeraria explotación de los recursos naturales del país, ya afectado por la pérdida de biodiversidad y la erosión.

Liberian-American/Swedish Company (LAMCO) es una joint-venture que ha estado explotando y exportando hierro de Liberia durante más de tres décadas. La compañía suspendió sus actividades en los '90 debido a la guerra civil. Como consecuencia de los métodos de minería a cielo abierto que utiliza, la construcción de vías férreas para el transporte del mineral y la instalación de campamentos mineros, LAMCO ha provocado una deforestación en gran escala.


Las plantaciones de caucho son otra de las causas directas de la deforestación. Firestone Rubber Plantations, la mayor compañía del mundo en plantación de caucho, que era originalmente propiedad de American Firestone y ahora pertenece a la empresa japonesa Bridgstone, ha provocado una gran deforestación así como la contaminación del Río Farmington y de varios arroyos que las comunidades rurales utilizan como fuente de agua potable y para la pesca. Además miles de campesinos se han visto forzados a migrar para trabajar en esas plantaciones, quedando sus comunidades condenadas a la pobreza. Por su parte Liberia Agriculture Company (LAC) - la segunda empresa en importancia plantadora de caucho en el país y que opera en el condado de Gran Bassa- es también culpable de provocar deforestación en gran escala (ver Boletín 29 del WRM). Asimismo esta empresa ha estado en el centro de la polémica durante varios años, siendo acusada desde cometer violaciones de los derechos de sus trabajadores -incluyendo el trabajo infantil en tareas riesgosas- hasta de intentar intimidar a la Justicia. En 1999 ocurrieron disturbios cuando alrededor de un millar de trabajadores que protestaban frente a sus empleadores fueron violentamente reprimidos.
Una de las recién llegadas es la malaya Oriental Timber Company (OTC), que se encuentra estrechamente relacionada con el propio Presidente del país. La misma gozará de derechos exclusivos sobre los últimos remanentes de selva tropical primaria en la zona de los denominados Bosques de Guinea. La región es el hábitat de varias especies en peligro y de algunas endémicas. Estos bosques de altura, que son sagrados para la población local, y han sido propuestos como reservas o parques nacionales, carecen todavía de protección. Lo que es más, OTC planea establecer una planta de procesamiento de madera, manejará uno de los mayores puertos marítimos de Liberia y disfrutará de un contrato otorgado por el gobierno para construir carreteras en su área de operaciones. La empresa tiene antecedentes negativos en el exterior: ha provocado daños ambientales en Guyana y en la República Democrática del Congo, a la vez que le fueron negados permisos de operación en Ghana antes de mudarse a Liberia. Según Eric Pssawee, Presidente de la Asociación Liberiana de Madereros, OTC " . . . expone al estado y a la gente a amenazas ambientales . . .". Asimismo manifestó que la empresa actúa con la protección del Presidente del país.
La iniciativa "Action Now!" lanzada recientemente por la Fundación "Save My Future" (SAMFU) para contrarrestar esta peligrosa situación, se propone generar conciencia y apoyar la lucha de las organizaciones de base y las comunidades para la protección de los recursos del país. Por más información acerca de este proyecto, por favor contactar a Silas Siankor en: ssiakor.unlirmon@server.unog.ch
Fuentes: Action Now! December 1999 Edition; Action Now! January 2000 edition

inicio


- Malawi: bosques, salud y vida.
Para la visión reduccionista de la silvicultura occidental, los bosques son principalmente -si no, exclusivamente- fuente de madera rolliza para la industria. Sin embargo, los bosques no sólo constituyen el hogar de miles de pueblos indígenas en diferentes regiones del mundo, sino también una abundante fuente de diferentes bienes -incluída la madera- y servicios. Las plantas medicinales son uno de esos valiosos productos utilizados por los pueblos indígenas en sus prácticas de medicina tradicional. Desgraciadamente algunas de ellas -junto al conocimiento tradicional asociado- son también codiciadas por compañías farmacéuticas transnacionales, que están activamente implicadas en su apropiación para ganar dinero.
El acelerado proceso de deforestación que afecta a Malawi (ver Boletín 24 del WRM) está provocando asimismo la pérdida de especies botánicas de uso médico actual o potencial. Joseph Gangire, Presidente de la Asociación Nacional de Herboristas de Malawi, ha denunciado recientemente que el futuro de la medicina tradicional en el país está amenazado por la alta tasa de deforestación.
"Cortar árboles sin ton ni son nos conducirá a la pérdida de nuestras creencias culturales en las curas tradicionales" expresó Gangire durante un simposio a nivel nacional sobre genética vegetal celebrado en Lilongwe el 14 de enero ppdo. Dijo también que hay muchas enfermedades que afectan a los malawianos que no pueden ser curados por la medicina convencional, sumado a que en muchos casos los pacientes son dados de alta de los hospitales y dirigidos a sanadores tradicionales que buscan hierbas, raíces y hojas en la selva profunda para la cura. Pero a medida que los bosques desaparecen, también desaparece la posibilidad de curar o aliviar el dolor de mucha gente, de una manera barata y aceptada.
Existe también el riesgo de una pérdida cultural, dado que, si el actual proceso continúa, los mayores no podrán ya seguir pasando su conocimiento a los más jóvenes, sencillamente porque no habrá más bosques ni hierbas con las cuales practicar.
Si bien la relación entre la salud de los bosques y la salud humana no siempre resulta evidente, el caso de Malawi nos muestra que la conservación de los bosques es fundamental para el mantenimiento de la vida de mucha gente.
Fuente: "Deforestation Threatens Malawi's Traditional Medicine" by Raphael Tenthani, PANA Correspondent, 17/1/2000
inicio
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal