Vicente Beltrán Anglada en Argentina Buenos Aires, viernes 4 de octubre de 1985



Descargar 77,74 Kb.
Fecha de conversión15.03.2017
Tamaño77,74 Kb.
Vicente Beltrán Anglada en Argentina

Buenos Aires, viernes 4 de octubre de 1985

Lugar: Hacia la Paz del Hombre

Presentación:

En este fluir de la serena expectación que hoy nos convoca aquí, vivimos un acontecimiento totalmente excepcional para la Argentina. Un hermano mayor, miembro de la Gran Hermandad Blanca, haciendo 14.000 km nos visita para dar su mensaje, el mensaje de su "Maestro del Ashram", el mensaje que la Jerarquía tiene previsto para este momento, de este sector del mundo y, felizmente, todos hoy aquí vivimos la primera lección, nos ha dicho que el espacio es la primera entidad y hoy tenemos más seres que espacio. Esperamos que simbólicamente el comienzo maravilloso de este mensaje que hoy, desde Buenos Aires comienza, - para pasar por 8 provincias de este país - sea el símbolo más auténtico de esa hermandad y unidad que verá concretada cuando esté de regreso a esta ciudad. Con ustedes Vicente Beltrán Anglada...

Lo primero que les diría a ustedes, al empezar y al enfrentar por primera vez al gran pueblo argentino representado por todos ustedes, es el de "confianza en el futuro". Ustedes los argentinos han sufrido mucho durante los últimos años y este sufrimiento, hermanos, ha sido como la savia redentora que ha producido un despertar espiritual de orden trascendente, más allá de lo que podamos imaginar. Tengo que decirles muy especialmente, tal como tuve el gusto de decir el otro día, que la Gran Fraternidad Blanca del Planeta, tiene especialmente orientada su visión hacia este gran país, porque dentro de los planes jerárquicos para esta Nueva era hay dos países en el continente americano que merecen una especial atención; son Argentina y Brasil. Tienen un cometido específico a desarrollar y hay una cantidad impresionante de discípulos mundiales y de varios Maestros de la Gran Fraternidad dirigidos por el Maestro Conde de San Germán, que están trabajando por la reorientación espiritual de estos dos países casi hermanos por sus fronteras, que tienen que encender la Luz de la Libertad por todo el continente americano sin distinción.

Cada uno de ustedes, sin embargo, ha de considerarse un discípulo de la Gran Fraternidad; no considerarse seres aislados a la espera de un líder espiritual que les conduzca por el camino árido que lleva a la Iniciación, sino que se conviertan en receptáculos de esta energía superior que está introduciéndose en el aura etérica del Planeta.

Hace unos años el Maestro "Koot Humi" dio a su "Ashram" una nota crítica, una nota característica que es la serena expectación. La serena expectación indica voluntad de acción, es aquel amable y suave despertar a los valores espirituales, más la silenciosa espera de los bienes inmortales. Ustedes cuando están muy atentos están expectantes y, si a la expectación de la atención, ustedes añaden la suavidad, la dulzura que impone a todos sus actos un Adepto de la Gran Fraternidad, tendrán a su alcance este tremendo poder, esta tremenda fe que mueve las montañas. Los tiempos son difíciles- y espero que ustedes comprendan el alcance de esta afirmación - en virtud de la Iniciación que se está gestando en los niveles internos para nuestro propio Logos Planetario a través del cuerpo de "Sanat  Kumara", el Señor del Mundo. Esta crisis iniciática ha traído como consecuencia estas crisis que se están percibiendo cerca de nosotros, en nuestras localidades, nuestros pueblos, nuestras ciudades, más el sufrimiento engendrado por la iniquidad manifiesta de algunos sectores sociales que no han comprendido ni la ley, ni la razón, ni el amor que guía a la razón y el amor para conducir finalmente todas esas energías que ustedes están generando para ayudar a nuestro Logos Planetario a surgir triunfante de esta crisis.

¿Se dan cuenta de que lo que estoy diciendo? Es un tremendo desafío a nuestra cualidad de buscadores de la verdad. Que no podemos permanecer estáticos ante un mundo en movimiento y que cuando hablamos de "Sanat Kumara", estamos hablando de algo que está dentro de nosotros, no está fuera, no está lejos, una célula de nuestro cuerpo que tenga conciencia de nosotros es la representación genuina de la conciencia de un ser humano despierto en el sentido espiritual en relación con "Sanat Kumara". Pero el hombre tiene autoconciencia de su actividad, de su acción, está más allá de la semiconciencia del átomo o de la célula; por tanto les digo que en vísperas del tremendo despertar que se está produciendo por doquier tenemos que responder no estáticamente esperando a ver qué pasa, sino que hay que estar completamente expectantes, lo cual significa que hay que estar supremamente dinámicos preparando el camino de la acción creadora.

Desde hace unos años - y ésta es una afirmación muy particular para ustedes,- se ha ido introduciendo en nuestro planeta una corriente de energía directamente desde "Shamballa", sin pasar por el centro modificador de la Jerarquía Blanca. Ante todo, esta tremenda fuerza de la acción creadora, este tremendo fuego ígneo de primer rayo que surge de "Shamballa" sin pasar por la Jerarquía se introdujo en los "Ashrams" de la Jerarquía, creando tremendas alteraciones en la vida psíquica y mental de los discípulos de los "Ashrams". Trajo como consecuencia una especie de regresión en ciertos discípulos, pero en otros les dio la capacidad de avizorar los planes de la Jerarquía para el futuro inmediato. Después se fue reorganizando, cuando la fuerza de "Sanat Kumara" se fue interiorizando en los "Ashrams" y se produjo el gran despertar. Entonces los discípulos se dieron cuenta de que ya no podían considerarse más, entidades aisladas, inertes, en este mundo en movimiento. Este movimiento ha sido creado muy particularmente por la decisión de "Sanat Kumara" de afrontar esta crisis iniciática. Saben ustedes que la crisis iniciática y la posterior Iniciación Cósmica del Logos Planetario tendrá como consecuencia la Iniciación de muchos de nosotros, pues todos somos discípulos de algún grado, la Vida es Jerárquica, pero todos estamos unidos al tronco común, todos somos los hijos del Señor del Mundo y trabajamos conjuntamente.

Es interesante comprender, ver y percibir el trabajo de todos ustedes: un trabajo silencioso, un trabajo que ha sido percibido no sólo por la propia Jerarquía, sino por las huestes dévicas que tienen la misión de transportar a la Tierra los gérmenes de la Paz y de la Fraternidad, tal como existen en el plano búdhico. Les hablo de algo que está más allá de la mente y todo mensaje de la Nueva Era, a pesar de que virtualmente tiene su alcance científico será, por antonomasia, un mensaje directo del plano búdhico que se introducirá en el corazón de las gentes, no será más una especulación mental o un concepto analítico, o una serie de valores o cualidades de tipo discriminativo -discernitivo-; hay algo más que todo esto y ésta es la promesa de la Nueva Era, es el despertar, esta influencia solar.

Cuando dentro de un "Ashram" de la Jerarquía se habla de la Tierra en un sentido muy impersonal, se la define como la Hija predilecta del Logos Solar y ustedes se preguntarán: ¿cómo es posible que nuestro pequeño mundo tan lleno de dificultades sea el Hijo predilecto del Señor Solar? Pues sí, ésa es la razón. Porque jamás en la historia del Sistema se había dado el caso de que un planeta estuviese organizado de tal manera que por simpatía vibratoria estuviese en contacto directo con el propio Logos Solar. Naturalmente se trata de una unificación de Logos; el Logos Planetario de nuestro Esquema está vinculado kármicamente con el Logos Solar por razones que tienen que ver precisamente con este nivel búdhico al cual hago referencia.

El centro del Sistema Solar es el cuarto nivel del Plano Búdhico y, sin embargo, nuestro Esquema es el 4º dentro de un Sistema de Mundos; el Logos Solar está atravesando la crisis 4ª de una Iniciación Cósmica y nuestro Logos Planetario está atravesando sintomática y analógicamente este sentido analítico de valores que tiene que ver con la 4ª Iniciación Solar. Entonces surgió como consecuencia de esta alternativa basada en el número 4 la realidad del 4º centro, el 4º chakra: el Corazón; y surgió a través del Maestro Morya el 4º Yoga: el "Agni Yoga", el Yoga de Síntesis. Y este Agni Yoga se basa sencillamente en la expectación serena, y la serena expectación no exige disciplinas rígidas, no exige esfuerzos sobrehumanos, exige solamente una comprensión de los valores inmediatos. ¿Y cómo podemos comprender los valores inmediatos si no estamos atentos? Así que todo mensaje que pueda llevar vuestro hermano Beltrán es el mensaje del Plano Búdhico que está introduciéndose actualmente en nuestro Planeta Tierra. Entonces, nuestro chakra que es el 4º; es el que tiene hoy día preponderancia en todos los sentidos que ustedes puedan imaginar y no voy a decirles que tienen ustedes que dejar los demás yogas, las demás meditaciones, los demás esfuerzos y disciplinas; solamente les pido que estén atentos a lo que están realizando, porque sólo con la atención se puede barrer las barreras que condicionan todavía nuestro yo, prendido en el afán de la persecución de una meta determinada. Podrían ustedes comprender que el mensaje de la Nueva Era no pretende una meta definida, no pretende un fin predeterminado, sino que es un correr de las energías, las energías silentes del corazón atravesando las capas de la mente, destruyendo las cualidades de la mente, penetrando en el nivel intuitivo. Solamente el nivel intuitivo puede darnos la clave de la serena expectación y al propio tiempo la serena expectación puede darnos la clave del Plan evolutivo para esta Era, basada en la intuición y no en el esfuerzo mental. ¡Y, cuidado! Que no digo que ustedes no deban utilizar la mente sino que la mente que ustedes utilizarán será llevada por el aliento del corazón, no pretendiendo místicamente una meta de llegada porque las metas condicionan siempre al pensador, el buscador se queda parado en la meta y, sin embargo, el movimiento consiste en vivir, abrir constantemente cauces nuevos.

¿Por qué la serpiente, por ejemplo, periódicamente pierde su piel, la deja entre los arbustos? Precisamente porque la Ley es la Renovación y todos nosotros debemos renovarnos, porque solamente la renovación da un cambio fundamental. ¿Por qué creen ustedes que en Argentina han logrado restablecer un mundo de cosas deseadas si no es porque ustedes han estado trabajando constantemente en el silencio? Aparentemente silencio invisible que no tiene ningún significado. Ustedes han creado esta situación, no la ha creado la Jerarquía; la Jerarquía ha seguido atentamente expectante este proceso argentino de llevar adelante un plan que no voy a decir democrático o de otra manera, un plan jerárquico diría yo, que está más allá, porque la Jerarquía todavía no existe en un sentido democrático aquí en la Tierra, pero hablamos de más libertad, de más unción, de más persuasión, de más comunión de las almas, de más sentimiento de responsabilidad. La responsabilidad tiene sus raíces en la comprensión, igual que el poder; podemos tener un poder extraordinario pero debemos tener la responsabilidad para utilizar este poder y ustedes ahora están manejando un tremendo poder, están manejando una energía que escapa a veces a su propia dirección. Les hablo de la energía de 1o rayo que surge directamente de "Shamballa". No les hablo de la Jerarquía. Y al hablarles de "Shamballa" y dejar de nombrar a la Jerarquía no es que no hable del amor que existe, sino que la Jerarquía o Gran Fraternidad tiene unos niveles de amor desconocidos todavía por la humanidad y parte de estos niveles de amor desconocidos, son los que ustedes están creando a través de la unificación de los grupos, a través de la organización, no la organización buscando resultados sino buscando la Unidad, pues estar juntos no es estar unidos ¡Ahí está la gran verdad! Ustedes pueden estar muy juntos, pero no pueden estar unidos a veces. Pues bien, les hablo de una Unidad que persista aunque ustedes estén separados por miles de kilómetros; sucede con la Gran Fraternidad Blanca que tiene discípulos por todas las partes del planeta. Entre ustedes hay discípulos y entre ustedes hay Adeptos, no digo que estén atentos a los Adeptos pero si que establezcan contacto con los discípulos, porque si hay contacto con los discípulos habrá contacto con los Maestros; ésta es la base, es el sentido íntimo de lo que está preparándose, de lo que está fraguándose en el interior de sus corazones, de sus grupos respectivos.

Está pasando un hálito de misterio que ustedes no deben dejar pasar, pues contiene la liberación para muchos de ustedes, liberación en el trabajo no la liberación buscando una meta; la liberación no tiene meta, es un movimiento. Como la perfección; no podemos decir la perfección está ahí y quedarnos parados ahí, sino que hay que continuar trabajando y viendo, gozando y sufriendo todo cuanto sea posible, para extraer de todos los acontecimientos temporales, la experiencia necesaria que ha de convertirnos con el tiempo en verdaderos miembros de la Gran Fraternidad. Quizás muchos de ustedes sean miembros de la Gran Fraternidad aunque quizás no se den cuenta de ello, esto no tiene mucha importancia, la importancia es el trabajo, no la jerarquía del que realiza el trabajo, eso para mí es fundamental, porque si hacemos conciencia de la jerarquía volveremos a separarnos, como si dentro de los grupos hacemos jerarquía crearemos los líderes y los líderes son metas dentro de un grupo. El que tiene jerarquía es porque tiene jerarquía espiritual y esta jerarquía es reconocida por todos. No hay necesidad de crear líderes, ha pasado el tiempo de los líderes y todo aquel que elija al líder quedará preso en el líder y volverá al pasado, regresará en el tiempo y permanecerá atado a la rueda incesante de muerte y nacimiento. Este es el primero de los mensajes: el de que ustedes estén dentro de sus grupos muy unidos aunque no estén juntos, si están juntos y unidos mucho mejor, pero al menos, que las barreras del tiempo no les separen porque la distancia no existe para el alma anhelante, para aquel que vive en el eterno movimiento de la Vida en su corazón, aquel que está más allá del tiempo y está siendo conciente de muchas parcelas del espacio, ese espacio vital tan lleno de posibilidades.

Ustedes saben que en mis libros hablo mucho de los ángeles, ustedes tienen que hacer contacto con los ángeles, atraerlos, llamarlos, porque los ángeles constituyen la energía y el movimiento de esta energía, y si se paraliza la cultura, la civilización de los pueblos, es porque el hombre ha perdido el contacto angélico, porque ha perdido su característica esencial: la Fraternidad con el mundo invisible. Se ha perdido a través del tiempo y hay que recuperar en el tiempo aquello que perdimos, y todo esto ustedes -creo yo- lo están alcanzando poco a poco, porque ustedes están expectantes, están siguiendo el movimiento (no están creando una meta), están volviendo a ser niños, si ustedes me permiten esta expresión, están volviendo a las fuentes, retornando de donde surgieron ustedes, a la Casa del Padre. Y éste es el mensaje que hay que tratar por doquier aunque la gente no comprenda, tal como se dice ocultamente: Hay que dar aquella verdad que convence sin atar y que atrae aún sin convencer, porque se habla con el lenguaje del corazón, y el lenguaje del corazón no persigue meta definida alguna, solamente persigue la Unidad y la Unidad no tiene meta, como la Verdad no tiene meta, como la Paz no tiene meta, como la Música no tiene meta, ¿verdad?

Todo esto estamos consiguiendo poco a poco entre todos, ustedes en Argentina, nosotros en España, otros discípulos en otros países del Planeta, pero todos buscamos lo mismo: trascender las metas y volver a resurgir triunfantes, viviendo más del espacio que del tiempo y perdonen, porque es una idea abstracta que es muy difícil de comprender: el tiempo condiciona, el espacio libera. En el tiempo creamos las metas definidas, en el espacio solamente existe el vacío, esta gran inseguridad que paradójicamente es la seguridad perfecta del discípulo.

Así que consideremos todo como discípulos, sepamos vivir de acuerdo con la realidad y, para terminar, para que ustedes si se sienten inclinados a hacer alguna pregunta lo hagan, solamente repetiré lo que dijo mi Maestro hace mucho tiempo: "Todos los países del mundo están siguiendo un orden cíclico y, dentro de este orden cíclico, hay Adeptos y discípulos que trabajan en la dirección". Aquí en la Argentina repito -y es una afirmación que puedo hacer- hay tres Grandes Adeptos trabajando actualmente siguiendo las instrucciones del Conde de San Germán, o sea del Maestro Príncipe Rakoczi; así que no los defrauden por favor, yo soy un pequeño, solamente un pequeño alfil de esta gran pieza o tablero de ajedrez, donde se juega el devenir cósmico de nuestro Planeta Tierra. Pueden preguntar algo si sienten necesidad, si prefieren silencio estamos en silencio y volvemos a reemprender la conversación. He venido por ustedes porque desde hace mucho tiempo estoy con ustedes, formo parte de Argentina desde hace muchos años, ustedes lo saben, subjetivamente estoy trabajando con Argentina. No teman, soy uno de ustedes, no vean una persona rara; el Maestro por ejemplo te toma de la mano o te toca el hombro, El es un ser excepcional, sencillo, sin complicaciones, ¿por qué nosotros no hacemos como el Maestro y somos sencillos? Entonces hablemos de a uno por vez, si hay problemas, si hay dificultad en comprender lo que acabo de decir, o si hay que decirlo de otra manera más simple para que ustedes comprendan el alcance de lo que trato de decirles.

Pregunta: Yo quería preguntar... ¿cuál sería el camino más sencillo?

Respuesta: El camino más sencillo es muy difícil de expresar porque tenemos la mente muy complicada, pues si les digo a ustedes que para entrar en el mundo supremo del plano búdhico la mente debe ser simplificada al máximo, si les digo que la mente tiene que quedar reducida a cero, ustedes dirán, ¿entonces cómo pienso?, ¿verdad? Sin embargo, la mente complicada ha creado todos los problemas humanos y nosotros si queremos tener resueltos los problemas humanos tendremos que tener una mente muy simple, muy tersa, muy brillante y esto se consigue muy fácilmente: cuando estamos muy atentos, la mente se simplifica con la atención, si ustedes están muy atentos la mente desaparece, ¿se dan cuenta? Y cuando la mente desaparece hay una serena expectación y, cuando hay una serena expectación estamos penetrando sin pretender, hacemos un "Antakarana" mental dentro del Plano Búdhico. Naturalmente que las personas muy complicadas dirán que es imposible, yo digo que no; es proponérselo. Ahora bien, ustedes pueden decirme ¿cómo se puede organizar un movimiento basado en el silencio? Yo digo que sólo cuando hay un gran silencio existe una perfecta organización. Esto es lo primero que hay que tener en cuenta porque cuando se organiza, siempre queda alguien de nosotros preso en la propia organización, en tanto que cuando nosotros estamos muy atentos sin pretender otra cosa que el bien de todos existe una organización natural, creada por manos ajenas a nosotros. Podemos hablar de los ángeles, de los devas, no tengamos miedo, porque existen, yo los he visto, por lo tanto existen; para mí el deva no es una ilusión óptica sino que es una realidad, tengo amigos devas como tengo amigos entre ustedes. ¿Qué significa esto? Pues bien, que en cierta manera he hecho un silencio mental que me permite comunicarme con estas silenciosas avenidas de la Creación, donde existen los devas; para mi esto es así. ¿Comprenden, está claro? ¡Sí, vale!

Pregunta: ¿Conectarse con los ángeles es muy importante?

Respuesta: Los ángeles están por doquier.

Pregunta: ¿Pero, de qué manera?

Respuesta: ¡En silencio, naturalmente! Cuando el alma está en silencio surge de la persona un aura de un cierto color, que emite un cierto tono y esto puede realizarse en cualquier nivel donde uno está estructurándose, psicológicamente hablando, ya puede ser en el nivel etérico, en cualquiera de los subplanos del plano astral o en cualquier subplano del plano mental; cada cual tiene su propio nivel como cada cual tiene su propia medida, ¿verdad? Entonces: nivel y medida se complementan, son consustanciales y, por lo tanto, ustedes invocarán a los ángeles de su propio nivel y a medida que van ascendiendo en silencio -puedo decirles que hay Iniciaciones en el silencio- ustedes van penetrando en el reino dévico, y al penetrar en el reino dévico aprenden a invocarlos directamente, porque si les digo "hay que hacer ésto o lo otro" ustedes dirán: “usted está creando una nueva disciplina”, lo cual niega que yo no crea en una meta y que para llegar a esta meta tengo que crear una disciplina que lleve a esta meta, lo cual significa que estoy mintiendo y no puedo mentirles ¿verdad? y menos a ustedes. Por lo tanto, me refiero a que todo cuanto existe de vacío, aparentemente está lleno, está lleno de todo lo bueno y de todo lo malo que ustedes puedan imaginar- y que por lo tanto el pedido angélico dependerá de su grado de adaptación a la corriente espiritual o a su inadaptación a la misma, lo cual significa que están capacitados para invocar ángeles inferiores o ángeles lunares, y ángeles superiores o ángeles solares, que depende del nivel en que cada cual se está moviendo, y no voy a decirles: "mire usted haga esto o lo otro y usted tendrá un contacto con el deva"; esto lo hace mucha gente sin saber que no se pueden dar consejos, como que hay que saber suspender el juicio antes de juzgar, ¿verdad? Pues bien, yo les digo a ustedes que estamos constantemente rodeados de ángeles, de devas, en distintos niveles de vibración y que depende de nosotros el contacto, pero si hay silencio, cada cual tiene un silencio según su propio estado de conciencia, según su propia medida psicológica, según su ley y su ritmo, según su grado de evolución. Yo no puedo decirles a ustedes que vamos a establecer contacto directo con los ángeles del plano átmico o del plano búdhico, pero sí puedo decirles que todos cuantos estamos aquí podemos establecer contacto con los ángeles que habitan del 4º nivel etérico hacia arriba, y de los subplanos 2º, 3º y 4º, empezando desde abajo del plano astral, si subimos del 4º subplano del plano astral tenemos ángeles ya de gran categoría que son los que llamo en mis libros Angeles familiares, y éstos están en nuestro hogar, están en los bosques, están por doquier y están en los templos cuando hay unción, recogimiento y fe, y el sacerdote sabe lo que se hace (lo cual es muy difícil que se sepa); se ven los ángeles, aquí está el proceso y todos tenemos esta oportunidad. Por lo tanto y resumiendo la pregunta, usted señor puede conectarse con los ángeles, esté en silencio, esté expectante, la expectación no es un pacto sino que es un aceptar todo aquello que Dios quiere que venga a nosotros y no rechazarlo y, entonces, el día menos pensado, usted se sentirá llevado por las alas de los ángeles y aprenderá su lenguaje, a comunicarse con ellos y aprender de ellos la "técnica", si puedo decirlo así, de la verdadera comunicación o comunión de los Santos. No tengan miedo, ¿eh?

Sin embargo, todos los que han leído mis libros se han dado cuenta de que hay una constante fija, desde el primer libro, en el cual me ayudó mucho Isabel Gandola de Uruguay, en el que hablo ya de los ángeles, y hablo de los ángeles en todos mis libros porque forma parte de una de las decisiones Jerárquicas, surgiendo naturalmente de Shamballa para esta Nueva Era: el contacto del hombre con el ángel. Me refiero al ser humano naturalmente, a fin de crear un nuevo sentido de la Fraternidad, no solamente de la fraternidad humana sino que hay que extender su significado a la Fraternidad Angélica y todo este proceso de incorporación de sustancia dévica a nuestros vehículos inferiores, ha creado como consecuencia los grupos esotéricos; no olviden esta razón. Significa que no puede haber un cambio en ningún país, ni tampoco en ningún grupo sin que exista en los niveles internos una participación humano - dévica y lo que sucede en su país es que ya hay ángeles trabajando, tratando de ayudarles a ustedes en el aspecto social, en el aspecto económico y, muy particularmente, en el aspecto esotérico, pues el aspecto esotérico, no lo olviden tampoco, es el fermento redentor de todas las razas, de todas las naciones y de todos los continentes, es el fermento redentor, es la Voz de Dios que se halla oculta en el corazón de todo ser nacido. Así que tenemos sólo un mensaje que dar: es el mensaje de la unión con todo cuanto existe, no la unión con mi pequeño grupo, excluyendo a los demás porque simplemente me satisfacen sino sencillamente porque hay que darle a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César, y lo que estamos dando a Dios es esto, y lo que se está dando al César es lo demás; todo cuanto existe en el contexto social es el César, pero todo cuanto tiene que ver con el César está implicado dentro de este contexto que tiene que ver con Dios, el Creador, el Supremo Arquitecto del Universo. Estamos ahí trabajando, siguiendo Su Plan, Su designio aquí en la Tierra y cada uno de nosotros, que ha nacido en cualquier parcela dentro de Su seno omniabarcante, si comprende la ley, tendrá asimismo la responsabilidad de acuerdo con la Ley, de crear una nueva situación psicológica dentro de sí para que esa situación psicológica pueda trasladarse después, o canalizarse después en el mundo de las relaciones humanas, y el mundo de las relaciones humanas tiene que ver con la unidad de los grupos sea cual fuera el principio o el fin que persiguen.

Todos buscamos lo mismo, estamos buscando la Armonía, la Paz, la Fraternidad y no podemos quedar encasillados dentro del grupo que hemos creado, sino que hay que seguir a través de este grupo el intento del Creador buscando la Unidad, la Concordia y la Armonía con todos los demás grupos. Ustedes saben cómo estaría la Gran Fraternidad con tantos elementos, con tantos rayos, con tantos sistemas astrológicos, con tantas energías que conducir, con tantas necesidades humanas, si dentro de la Gran Fraternidad no existiese Amor, un Amor que trasciende nuestra comprensión. Pues bien, hay que ser un poco como la Gran Fraternidad y hay que amar más allá de nuestra propia mente, y para amar más allá de nuestra propia mente, tendremos que pensar más allá de la mente; por esto el mensaje de la Gran Fraternidad para esta Nueva Era es la serena expectación, es aquella “voluntad de ser” sin ofender, de vivir este amor en el corazón, y participar y hacer partícipes a los demás de este amor que está en nuestro corazón. Esta comprensión humana que a veces nos ha faltado, parte del misterio de lo que está ocurriendo en este país, como en cualquier otro país en vías del restablecimiento de libertades genuinas en el ser humano. Y es porque en el fondo ha habido amor en los corazones y ha habido el propósito de la Unidad. ¿Continuamos un poco más?

Pregunta: La serena expectación que acaba de explicar, ¿se puede interpretar en estas dos acepciones: una de ellas como una actitud de vida permanente y otra, de interpretar como una forma de meditación permanente, es decir, tratar de reflexionar en el proceso de meditación, digamos como una meditación sin simiente?

Respuesta: Exacto. Naturalmente que todas las escuelas de entrenamiento meditativo, utilizan lo que se llama técnicamente el pensamiento simiente, existe una idea, un pensamiento, un concepto, y durante el proceso de la meditación, utilizando este concepto como pensamiento simiente, tratamos de agrandar el área de comprensión acerca del pensamiento simiente y esto constituye parte de las disciplinas del "Raja Yoga". Pero dentro del propio Raja Yoga, como decía Patanjali, existen unas zonas mentales supremamente vívidas y dinámicas que nada tienen que ver con el pensamiento conocido, que están más allá del propio pensamiento, que se basan en la abstracción más pura; entonces cuando se habla de serena expectación, -al menos tal como yo lo hago- hago referencia a un estado en el cual la mente abstracta está por encima de la mente concreta, la tiene controlada a un lado de la mente, de sí misma digamos, sin posibilidad de acción; en tanto el Buscador, el Pensador interno, está estableciendo contactos con el plano búdhico. Cuando estamos en contacto con algún nivel definido del plano búdhico - y esto ustedes quizás alguna vez lo habrán experimentado - existe una pequeña comprensión de lo que es la Intuición. Hasta aquí la intuición es, a mi entender, solamente algo romántico para la mayoría, porque la mayoría no puede dejar de pensar, no tiene el pensamiento controlado, la mente es un hervidero y por lo tanto, en este hervidero de cualidades, de sinuosidades, se pierde y se ofusca el Pensador; está lleno de espejismos, un pensamiento va, viene otro, y todo el día y toda la noche en los sueños, estamos pensando sin que tenga un control el Pensador. Pues bien, tiene que haber un momento en que la mente quede tan bien dosificada a la voluntad del Pensador, que solamente piense cuando quiera el Pensador y quede disuelta cuando la voluntad del Pensador así lo quiera. Dicho de otra manera: en el silencio, con expectación nos ponemos en contacto con las ideas puras que surgen del plano búdhico; después, utilizando la mente intelectual, estas ideas que provienen inicialmente del plano búdhico, pasan por la mente abstracta y se convierten muy luego, en pensamientos concretos. De ahí que cuando hablo de las razones místicas del Pensador, cuando les hablo del silencio, no les digo que hay que destruir la mente, sino que la mente debe ser un depósito de valores permanentes, no un depósito de pensamientos, pensamientos que ustedes no pueden controlar, ¿verdad? Pues bien, cuando existe este proceso, entonces la mente se considera solamente un instrumento de la voluntad del Pensador, no se considera algo que condiciona la voluntad del Pensador. Actualmente el hombre no piensa, es pensado; porque es pensado por el ambiente circundante, así que ustedes cuando quieren dejar de pensar tienen dificultades, ¿verdad? Y cuando ustedes tienen dificultades de pensar, ya están agarrándose cualquier creencia que les ayude a destruir la barrera del pensamiento, están creando sistemas de meditación, sistemas de yoga o sistemas de no sé qué. ¡Hay tantos sistemas hoy día! ¿Verdad? Que puede ser elegida cualquier cosa. Pero lo que me interesa decirles a ustedes es que llega un momento cumbre en la vida del Pensador, en que piensa más allá de la mente, que la mente se convierte en un instrumento de nuestra voluntad y eso se consigue a medida que ustedes van haciendo silencio, en estas áreas de la mente que ustedes ahora no pueden controlar todavía, y es un sistema verdadero para enfrentar la realidad. Ustedes no pueden enfrentar la realidad con una mente llena de pensamientos intelectuales, adquiridos Dios sabe de dónde, a través de los conocimientos de los libros, a través de lo que piensan los demás, que nos condiciona a través de lo que se nos dice que hay que pensar o lo que hay que decir. Estamos condicionados siempre. Yo les hablo de una mente incondicionada por completo, dentro de la cual el Pensador es enteramente libre, donde no existe juicio anticipado, donde no existen cualidades descriptivas del propio Pensador sino que el Pensador es el Señor de la mente y cuando el Pensador es el Señor de la mente entonces tenemos un contacto abstracto mental y a través del abstracto mental con el plano búdhico, cuando tenemos todo esto, tenemos la serena expectación. La serena expectación es aquella mente no condicionada por alguna especie de pensamiento y, al estar el pensamiento liberado de sí mismo, nos damos cuenta de que hasta aquí el pensamiento ha sido el que ha llevado toda nuestra vida y que nuestra vida no es el pensamiento. Estamos más allá del pensamiento y por esto les digo que si queremos la Iniciación, si queremos la Liberación, si queremos la Expectación Serena, tendremos que pensar en términos grandiosos, en términos inmensos hasta tal punto que destruiremos las fronteras que limitan el espacio y el tiempo. Entonces nos convertiremos en lo que realmente somos, en Dios, en el Pensador a través de la mente y no en la mente que constantemente está condicionando al Pensador; esto forma parte del mensaje de la Nueva Era, del cual nos ha hablado muy bien Krishnamurti. Krishnamurti es uno de los "avatares" de la Nueva Era señores, por lo tanto hay que tratar de comprenderle, porque forma parte de la Jerarquía Oculta, más allá de la conocida, y está traficando con un poder del 1º Rayo; de ahí la dificultad de que sea comprendido. Es ahora con la estructuración del "Agni Yoga" que el mensaje de Krishnamurti puede ser comprendido, sin necesidad de que se establezcan nuevas luchas entre grupos distintos y los grupos tienen luchas porque no comprenden la razón, están siguiendo razones pero no la razón fundamental que es la Verdad, que es la Liberación, que es el Ser en sí, no el ser autoimpuesto por la tradición, por las creencias, por todo aquello que fuimos o por aquello que anhelamos ser; es aquel Ser, aquel Verbo sin adjetivo, aquel Ser completo que todos tenemos el deber de buscar y realizar; ésta es la nota fundamental. Hay que buscar aquel Ser que está siempre con Todo, no con la parte y por esto les decía al principio que tienen que tener muy presente el vivir muy unidos aunque no estén juntos y vivir muy unidos aunque estén juntos, donde no existen las fricciones porque todos trabajamos por el mismo Señor, todos trabajamos por el Señor del Mundo y, si queremos que vengan a nosotros las energías del Señor del Mundo, tendremos que estar muy atentos, muy apercibidos, con la mente muy serena, muy tersa, muy transparente, para que podamos reflejar Su Voluntad, no nuestro pequeño albedrío humano.

Pregunta: Sr. Anglada, si usted me permite quiero hacerle una pregunta pues nos toca muy de cerca ....(no se escucha) si no sería bueno para poder evolucionar más rápido que dejáramos de comer tanta carne, matar tantos animales, para poder desarrollar el amor verdadero, primero desde abajo, para después ir hacia arriba, porque si no amamos lo pequeño...

Respuesta: Solamente voy a decirle una cosa a usted y a todos ustedes naturalmente y es que el Maestro jamás me ha dicho “tienes que comer esto o lo otro”. Pero sí que ha tenido interés en decir: “SIRVE Y AMA”. Usted me dirá : ¿es que no hay que amar a los animales? Yo le digo a usted que el carro, esta maquinaria inmensa de la humanidad, está siguiendo unas tradiciones que vienen de la época lemur, le hablo a usted de egregores que tienen millones y millones de años; a una velocidad tremenda se precipitan en nuestro mundo y en el momento actual, en este momento actual no podemos frenar de golpe la máquina kármica del pasado e imponer leyes sobre la alimentación o sobre disciplinas de cualquier especie, porque cuando llega el momento en que la persona comprende y cuando sus vehículos están sutilmente preparados, entonces la ley, el orden, el equilibrio dicen: esto no pasa más. No podemos crear un sentido de valores basados en disciplinas, pero sí podemos dar toda la Luz, todo el fuego de la Verdad: el amor humano, no tener en cuenta los pequeños detalles de nuestra vida, pues yo les hablo de algo inmenso, dentro del cual, las pequeñas disciplinas, sean las de la alimentación, sean las del yoga, sean las de meditación propiamente dichas, no tienen valor cualitativo como para merecer la atención de los Grandes Seres. Ustedes Amen Mucho, les digo a ustedes: Amen Mucho y este es un término que adquiere a través del tiempo una responsabilidad tremenda, porque es la base del Universo. Amen Mucho, sientan mucho el afecto a los demás, siéntanse unidos y lo demás vendrá por añadidura. No creemos situaciones distintivas entre grupos, relaciones entre grupos que hacen esto, que hacen lo otro, cada cual inspirado por motivos muy serios y muy espirituales. Yo he estado comiendo con Alice Bailey - y tenía la 3ª Iniciación, señores - y ha estado a mi lado, ha comido carne y jamás el Maestro se ha impuesto a Alice Bailey, o a Vicente Beltrán, o a nadie por razones que sólo El kármicamente sabe y conoce. Y otra cosa voy a decirles: el cuerpo de un Iniciado está dispuesto de tal manera que todo cuanto penetra en su Interior se santifica, es la Ley. ¿Por qué Cristo tomaba carne de cordero? ¡Y Cristo tenía la 7ª Iniciación cuando estaba en Galilea! Pues entonces, ¿por qué nosotros discutimos por pequeñas razones que no conocen más que separatividad? Yo me acuerdo de que en ciertas ocasiones, he estado con grupos naturistas y ha habido una desunión: unos que comen carne aquí y otros naturistas acá y han hecho una separación dentro de grupos aparentemente esotéricos. Ahora bien, la persona que por razones morales, por razones éticas, por razones hereditarias, por razones de costumbre o por razones kármicas hace una vida vegetariana yo le doy mi completa enhorabuena porque está de acuerdo con la ley moral. Pero hay muchas razones morales que desconocemos dentro de nuestro pequeño Esquema Planetario y hay que reconocer que la Santidad, la Paz, la Pureza tienen niveles que desconocemos. Otra cosa voy a decirles: donde hay disciplina no hay pureza y donde hay pureza no hay disciplina, naturalmente. Quiere significar algo esta razón para que ustedes no luchen por razones de lo que ustedes hacen con muy buena fe. Porque para mí esto tiene una razón de ser muy loable, yo lo admito. Y si voy a comer con vegetarianos comeré lo que me den, no tengo razones en estos momentos de dejar de comer una cosa u otra, siempre y cuando yo pueda decir la Verdad de lo que siento, de lo que he aprendido de los labios de mi Maestro, de lo que he sentido dentro del "Ashram", de la fecundidad del Propósito Creador. Estamos tratando de cosas cósmicas, pues cuando les hablo de serena expectación, les hablo de algo cósmico pues los Logos Creadores están serenamente expectantes, de ahí la pureza de sus creaciones.

¿Pueden ustedes Imaginar un Universo sin que esté dentro de la atención del Creador? ¿Y cómo puede concebirse una atención del Creador sin que dentro de Su grande y omniabarcante Vida no esté serenamente expectante?, trayendo la Luz Cósmica a Su Sistema Solar de la misma manera que el Logos Planetario está trayendo la Luz Solar al Sistema Planetario. Aquí es donde vivimos, nos movemos y tenemos el Ser. Es decir, ustedes deben ser muy analíticos y juzgar a los demás, no por ustedes sino por el Juicio de la Razón Pura, por esto les digo que tendrán que tener mucho cuidado cuando estén en contacto con grupos de diferente ideología o procedencia espiritual, de querer hacer prevalecer sistemas solamente porque nos gustan o porque son los que estamos educiendo o practicando, sino que hay que aceptar la visión de los demás, sabiendo que cada cual es su propia razón y así es de Ley, como es de Ley que cada Logos tenga su propia razón y esta propia razón es la que ha creado el Universo, o ha creado Su Universo, no el Universo de otro Logos.

No creemos más fronteras por cuestiones pequeñas, por cuestiones de principios ideológicos o por principios tradicionales, o incluso por principios éticos, porque ¿qué sabemos realmente lo que es la ética, qué sabemos lo que es la moral realmente desde el ángulo esotérico, desde el ángulo de la Gran Fraternidad Blanca? ¡Es esto lo que trato de decirles a ustedes, siempre!

En la Revista Conocimiento, en mis libros, siempre he hablado de lo mismo y siempre me han preguntado por qué esto, por qué lo otro; yo siempre he dicho la respuesta instantánea: porque tú tienes tu propia razón y, dentro de esta propia razón, está la voluntad de llevar esta razón a cabo. Pero naturalmente, no podemos llevar una razón a cabo y a cambio crear una meta y que esta meta nos separe de los demás por cuestiones de principio, un principio que, desde el punto de vista del Maestro, no tiene importancia alguna. Usted señora, si usted siente la inclinación de hacer una vida auténticamente vegetariana, usted está en su derecho y el Maestro la bendecirá por ello pero deje que los demás hagan lo que su razón les inspire porque usted entonces caería en el "karma" del juicio y hay que saber que existe un "karma" de juicio cuando el juicio va contra el juicio de otro juicio ¿Se dan cuenta de la responsabilidad y del tremendo desafío que implica lo que les estoy diciendo? El desafío a ustedes, a su condición de Pensador, a su condición espiritual y a su condición humana.

Pregunta: Señor Anglada, la nueva enfermedad que hasta ahora se habla tanto, a través de la prensa, por la gran difusión, que es el SIDA, ¿puede tomarse como una nueva versión de las siete plagas?

Respuesta: Pues no lo sé, solamente sé algo muy importante...

Pregunta: ¿Es como un castigo, no?

Respuesta: Bueno, no hablemos de castigos. Cuando la humanidad quebranta la Ley no existe un castigo, sino que la Ley se impone en otro camino, existe una reversión de los principios de la Ley. El cáncer existe, no ha podido ser vencido todavía. Esto pienso discutirlo algo en la reunión pública del próximo lunes, en que hablaremos de las enfermedades quizás, cómo se han creado a través del tiempo las enfermedades, y el SIDA no es más que la modificación de un tipo de enfermedad. Y una enfermedad es una entidad -aquí está algo que no se ha dicho todavía esotéricamente- y ahora está surgiendo: que la enfermedad sea de la clase que fuere es una entidad y nosotros estamos tratando los efectos sin tratar la causa, la entidad; tratamos lo que produce la entidad en el cuerpo físico o en el cuerpo etérico, pero no tratamos de la condición que existe a través del tiempo, como el cáncer, como la diabetes por ejemplo, como la sífilis todavía, como estas enfermedades cardiovasculares o enfermedades nerviosas que vienen programadas desde las primeras razas humanas y que por lo tanto tienen un gigantesco poder de aprehensión sobre el aura etérica de las personas. Entonces el SIDA puede ser una bifurcación de aquellos avatares que están esperando el momento oportuno de reaparecer en un momento dado de la historia, no como un castigo, sino porque es una precipitación kármica que viene a través del tiempo. Naturalmente, si hay un tipo de enfermedad que produzca muchas víctimas es el cáncer y el cáncer sí que es una enfermedad que tiene actualmente la atención de la Jerarquía, y hay muchos discípulos en el "Ashram" del Maestro Tibetano que están trabajando para liberar el cáncer de la humanidad, y hay muchos "Ashrams" que trabajan en la curación de enfermedades, siempre dentro del "Ashram" de 2º Rayo, principalmente del Maestro Djwhal Khul que todos ustedes conocen, el Maestro Tibetano, y por lo tanto les estoy hablando de enfermedades que van a ser curadas y ustedes contribuyen a curarlas limpiando el aura etérica, porque cuando ustedes están juntos y no luchan, están creando en el aura etérica aquellas fuerzas beneficiosas, llamémoslas angélicas, que están dispersando la entidad, la están destruyendo, la están reduciendo a jirones. Y hay muchos discípulos en los "Ashrams" de los Maestros que están trabajando para destruir los avatares estos, perniciosos, o egregores que nos vienen transportados desde millones de años atrás y que por lo tanto, son muy potentes. Ustedes están trabajando, sin que se den cuenta, para que los científicos se den cuenta de lo que es el origen de la enfermedad, la que sea. Es decir que con el tiempo, habrá una expansión de energía etérica de tal calidad, provocada por el esfuerzo de todos ustedes y de todos los discípulos en todas partes del mundo que destruirán los egregores que producen las enfermedades, y entonces no hablaremos de cómo aniquilar la enfermedad, se irán por irradiación magnética producida por esas entidades que llamamos devas, trabajando en contacto con nosotros y nosotros en contacto con ellos, produciendo una fusión de energías; ya se está produciendo en ciertos niveles esta fusión de energías; pero yo les hablo a ustedes de esta fusión de energías que ustedes pueden producir aquí y ahora, y que tienen que producir no sólo un aumento de la libertad en su país, sino también un aumento de la liberación de aquello que llamamos enfermedades peligrosas o enfermedades ahora incurables. Trabajemos todos juntos, esta es la ley, trabajar juntos y unidos, esta es la Ley; si podemos hacer esto hemos salvado a la humanidad, a través de nosotros, pues, aquel que se libera, libera al mundo y aquel que comprende, trae comprensión al mundo, y aquel que ama, trae siempre la redención final del Planeta. ¡Muchas gracias!

¡Que la Paz del Maestro sea con nosotros!

Interlocutor: El día domingo 6/10 en Pedro Goyena 1579, a las 10.30 hs. Se realiza la reunión quincenal de este grupo que viene realizando cíclicamente. Contaremos con la presencia de Vicente Beltrán Anglada, así que están todos invitados. Además debemos recordar que el lunes 7/10, a las 20 hs, en el Salón Canciller del Hotel Presidente, se va a realizar la Primer Conferencia Pública. Inmediatamente después el día jueves 10/10, a las 19.30 hs. en la Sala D del Centro Cultural Gral. San Martín, la Primer Conferencia para todos los Grupos místicos, esotéricos y ocultistas. A todos muchas gracias y la propuesta es: Vayamos en silencio a nuestros hogares y difundamos la energía de este mensaje de Amor.

Archivo distribuido por:


Unidad de Servicio Buena Voluntad Rosario

www.sabiduriarcana.org - bvr@sabiduriarcana.org
Descargue esta conferencia y otras desde:

http://www.sabiduriarcana.org/conferencias-50.htm








La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal