Variantes del lenguaje



Descargar 61,16 Kb.
Fecha de conversión27.01.2017
Tamaño61,16 Kb.
Variantes del lenguaje

VARIANTE DIATÓPICA: VARIACIÓN GEOGRÁFICA, DIALECTOS

Permite establecer relaciones entre la variedad lingüística respecto del espacio geográfico: este estudio es objeto de la dialectología.  Si se hiciera abstracción de tales diferencias, sería un estudio sintópico
VARIANTE DIACRÓNICA  VARIACION DEL LENGUAJE EN EL TIEMPO

Esta variable hace posible el establecimiento de relaciones entre la variable lingüística y la historia: este estudio es objeto de la gramática histórica.  Si no se considerara el factor tiempo, el estudio será sincrónico.


VARIANTE DIASTRÁTICA NIVELES SOCIOECONOMICOS

- mayor o menor cantidad de palabras que se utilizan básica 500- superior 3000


Esta variable se ocupa de la relación entre variable lingüística y variable sociocultural y es objeto de la sociolingüística.  Si el estudio  hiciera abstracción del eje sociocultural, sería sinstrático
VARIANTE DIAFÁSICA (jerga por oficio)

Esta variable se ocupa de la relación entre variable lingüística y el registro lingüístico usado por el hablante. Es objeto de la lingüística textual.  Si el estudio  hiciera abstracción del eje diafásico, sería sinsfásico.


TEORÍA DE LA COMUNICACIÓN

Prof. ROLANDO RIVEROS VIDAL

 

GUÍA Nº2            EL LENGUAJE














 

 

                           CONCEPTOS LINGÜÍSTICOS BÁSICOS



 SIGNO LINGÜÍSTICO

Los códigos o signos que se usan en el lenguaje escrito se llaman grafías o letras. Los códigos o signos para la comunicación oral son fonemas o unidades de sonido. El primer lingüista que desarrolló una teoría importante sobre el signo lingüístico fue Ferdinand de Saussure, quien a inicios de siglo hizo importantes definiciones. Para Saussure, el signo lingüístico es una entidad psíquica constituida por dos componentes: significante y significado.

 

- El significante es, pues, la palabra escrita o los sonidos (fonemas) que integran las palabras habladas.



 

-  El significado es la imagen mental que transmitimos o recibimos de cada palabra.

 

 

 



 

SIGNIFICANTE Y SIGNIFICADO

Con esta explicación podrás definir con mayor precisión el proceso de la comunicación, mecanismo instantáneo y veloz por el cual la fuente codifica el mensaje (significado a significante) para el receptor en su turno lo descodifique (significante a significado). Las palabras son sólo significantes que nos permiten transmitir ideas o imágenes (significados) de una mente a otra y así lograr la maravilla de la comunicación.

 


COMPONENTES DE UNA PALABRA

Supongamos que la palabra fuera un objeto material y que pudiéramos, mediante un corte transversal, seccionarla para someterla a un examen lingüístico. ¿Qué encontraríamos?

 

a) Un componente externo, perceptible al oído (fonema) o a la vista (forma de la palabra escrita).



 

b) Un componente semántico que lleva todo el valor comunicativo y que con el nombre de significado lo encontramos en el diccionario.

 

c) Un componente semiótico que representa el sentido profundo y específico que queremos dar a la palabra en casos especiales. “Pedro obsequió a Luisa una flor amarilla”; para muchos, le demostró su amor; para algunos, le expresó desprecio, el color amarillo lleva el sentido profundo de desprecio  (Véase Fig. 4).



 

DEFINICIONES IMPORTANTES

A esta altura ya precisamos de algunas definiciones que te permitan fijar conceptos:

 

Fonética. Capítulo de la lingüística que se ocupa de estudiar los sonidos que articula o escucha una persona para lograr su comunicación con otras.

 

Semántica. Capítulo de la lingüística que estudia el significado de las palabras, esa relación mental entre la imagen y la palabra. Los diccionarios están preparados en el nivel semántico de la lengua.

 

Semiótica. Capítulo de la lingüística que estudia los signos en la medida que comunican sentidos escondidos que sólo ciertos hablantes pueden descifrar. Estos sentidos radican en las palabras, mitos, costumbres, fenómenos, objetos, etc.

 

Lengua. Es un sistema de signos lingüísticos que norman la producción de mensajes en la comunicación humana. El español como lengua está sujeto a reglas y normas que facilitan su aprendizaje y aplicación.

 

Habla. Es la realización particular de una lengua por el hablante. No hay dos individuos que tengan exactamente la misma forma de organizar y articular una sola lengua. En el habla se distinguen la creatividad, rasgos fonéticos y sintácticos de cada hablante:

 

¿Cómo te va? (lengua)



¿Cómo te ha acabado de ir? (habla de Bogotá)

¡Espérame un momento!  (lengua)

¡Espérame tantito!  (habla en México)

 

 



LAS LEYES DE UNA LENGUA

Gramática. Se conoce como gramática de una lengua al sistema de formas lingüísticas (morfemas, fonemas, etc.) que siguiendo normas estrictas configuran unidades de comunicación. En la gramática se distinguen dos áreas o subsistemas:

 

a) La morfología que se ocupa de las formas libres (palabras) a partir de las unidades mínimas de significación (morfemas).



 

b) La sintaxis que estudia las múltiples maneras en que se ordenan las palabras para formar frases, oraciones u otras unidades de comunicación.

  

 

EL LENGUAJE



 

 

Es la facultad humana de comunicarse a través de signos lingüísticos; tiene por lo tanto un carácter general y universal. Sin embargo, esta facultad se actualiza de diversas formas, constituyendo diferentes lenguas.



 

Lengua es el conjunto de palabras y modos de hablar propios de un pueblo o nación (R.A.E.).

 

Saussure explica qué es  lengua diciendo:



 

“La lengua es un tesoro depositado por la práctica del habla en los sujetos que pertenecen a una misma comunidad, un sistema gramatical que existe virtualmente en cada cerebro, o, más exactamente, en los derechos de un conjunto de individuos, pues la lengua no está completa en ninguno, sólo existe perfecta en la masa”.

 

Como la lengua pertenece a la comunidad tiene carácter social, no individual, aunque está registrada en la mente de cada uno de los individuos que la hablan.



 

Se identifican con las lenguas o idiomas de los países o comunidades étnicas: castellano, alemán, ruso, inglés, francés, quechua, mapuche, vasco, provenzal, galés, etc.

“La lengua es la parte social del lenguaje, exterior al individuo que por sí solo no puede crearla ni modificarla, no existe más que en virtud de una especie de contrato establecido entre los miembros de una comunidad.  Por otra parte, el individuo tiene necesidad de un aprendizaje para conocer su funcionamiento”.

 

EL DIALECTO

 

La lengua no es homogénea, ya que varía por la influencia de diversos factores.  Uno de ellos es el que provoca diferencias en la lengua por causas geográficas.  No es igual el Castellano hablando en Filipinas que en Argentina, Colombia o Chile.  Ellos serían dialectos del Castellano.



 

Luego podemos decir que el dialecto es una variación regional de una lengua.

 

Las variedades o diferencias pueden ser de todo tipo, dentro de los elementos de la lengua, aunque son más fácilmente perceptibles aquellas relacionadas con el léxico y la fonética.  En este sentido se pueden considerar dialectos del castellano, el hablado por ejemplo en Soria, Andalucía, etc., en España, el Castellano hablado en los países hispanoamericanos y el Judeo Español de los Sefardíes.



 

Se producen también modismos o regionalismos, que son giros propios de un país o lugar, aunque no lleguen a constituirse, como conjunto, una variedad regional.

 

LA JERGA

 

Otra modalidad más específica de realizar la lengua, son las jergas, hablas familiares de ciertos grupos. Por ejemplo: la jerga juvenil, es un modo propio de hablar de los jóvenes, que en virtud de ciertos giros se diferencian de los adultos y se afirman como grupo. Se caracteriza por ser esencialmente variable.



 

También algunos profesionales tienen un lenguaje especial, más específico y formal, es el argot. Por ejemplo: el propio de médicos, sicólogos, economistas, miembros de alguna asociación, practicantes de un mismo oficio.

 

EL HABLA

 

La forma de hablar de un individuo, aun perteneciendo a una comunidad o grupo dentro de ella, es siempre personal y única, ya que el uso que le da al idioma, dialecto o jerga está íntimamente ligado con la personalidad del hablante, su habla es un hecho individual.



 

El individuo emplea la lengua de una forma especial, de acuerdo a su cultura, edad, sexo, procedencia geográfica, carácter y personalidad; de ahí que el habla sea un reflejo de la persona.

 

VARIABLES Y CAMBIOS LINGÜÍSTICOS

 

Es  necesario establecer la diferencia entre variable lingüística y cambio lingüístico.



 

La variable es el factor determinante de los cambios lingüísticos. El cambio lingüístico es la transformación que sufren las palabras.




LAS VARIABLES LINGÜÍSTICAS

La lengua no es homogénea. Como actividad concreta del hombre está determinada por diferentes factores que la modifican constantemente.

 

Ejemplo: El idioma español es único. Experimenta variaciones en los diversos países que lo tienen como lengua materna. Las variables lingüísticas o factores que provocan cambios son cuatro:



 

- Variable Diatópica



- Variable Diastrática

- Variable Diafásica

- Variable Diacrónica

 

Las variables afectan por igual a los tres niveles lingüísticos: fonológico, léxico y morfosintáctico.



 

La variable diatópica es la que provoca diferencias en la lengua, determinadas por causas geográficas (aislamiento, altura, clima, etc.). La variable diatópica da origen a la formación de dialectos regionales o de formas dialectales.

 

El doblete es otro ejemplo de diferencia diatópica. Consiste en el empleo de dos o más palabras que tienen un mismo significado; pero el uso de cada una de ellas se restringe a una determinada región.



 

Por ejemplo, en Chile empleamos la palabra maní y en Centro América y España se emplea la palabra cacahuate. Ambas palabras forman un doblete; significan exactamente lo mismo. Pertenecen al léxico oficial español, pero cada una de ellas se emplea en una determinada zona geográfica, y no ambas simultáneamente en una misma región.

 

A veces sucede que una misma palabra cambia de significado, según sea la región donde se emplea.



 

Por ejemplo, la palabra mañoso significa en algunas provincias de Chile (Norte) ladronzuelo, y de Malleco al Sur se emplea en el sentido de una persona de mal genio o muy exigente.

 

La variable diastrática es la que determina diferencias en la lengua en razón de la distinta cultura y situación económico-social de las personas.

 

La variable diastrática es conocida también con el nombre de variable socio-cultural.



 

La lengua, en relación con la cultura, determina dos grandes niveles: el nivel culto y el nivel no culto.

 

a) El nivel culto presenta tres registros:



 

1) Registro Informal que corresponde al lenguaje familiar y cotidiano, “el lenguaje nuestro de cada día”.

 

2) Registro Formal que corresponde al lenguaje empleado en las distintas profesiones; en las artes, en las ciencias y en la técnica. El registro formal posee una terminología especial y el significado de las palabras es muy preciso, es decir, su exactitud es mayor que la del informal.



 

Por ejemplo, en el registro informal empleamos la palabra raicilla y en el registro formal de un profesor de ciencias, la palabra radícula.

 

3) Registro Supraformal que es el que se emplea en situaciones muy especiales y de gran solemnidad. Implica conductas especiales, ajenas al lenguaje, tales como recogimiento, silencio, vestuario especial, etc.



 

Por ejemplo, el discurso fúnebre.

 

b) Nivel no culto es el lenguaje incorrecto en todos sus registros. Este se caracteriza en el plano fonológico por el gran número de sonidos. Coseriu dice, al respecto, que “mientras menor es el nivel cultural de una persona mayor es el número de sonidos que ella emplea”. El número de variaciones que experimenta un fonema al realizarse es muy amplio en los sectores de poca cultura. La fijeza articulatoria es débil. Es notorio el mal uso de los acentos.



 

Por ejemplo, jílguero por jilguero, méndigo por mendigo, etc. En el plano del léxico, es notorio el uso de barbarismos y vulgarismos.

 

Por ejemplo, nuestro campesino dice taita por padre y guaina por joven.



 

En el plano morfosintáctico, es común el uso de contracciones contrarias al espíritu de la lengua.

 

Por ejemplo, se me le cayó por se me cayó.



 

La variable diafásica  es aquella que determina diferencias en la lengua, causadas por el estilo o manera personal de expresarse.

 

En el estilo, tienen especial importancia las connotaciones o detalles concomitantes de carácter no lingüístico que acompañan a la palabra, tales como el tono y la entonación del hablante.  De acuerdo con el estilo tenemos lengua común, lengua literaria, estilo esmerado.



 

La variable diacrónica es aquella que determina cambios en la lengua, debido al transcurso del tiempo.

 

Estos cambios de carácter diacrónico afectan especialmente al nivel del léxico y sólo son apreciables a través de generaciones o de un largo tiempo.



 

Por ejemplo, la palabra villano, que significó un tranquilo habitante de una aldea significa ahora persona indígena o de malas costumbres.



 

Tenemos aquí un típico cambio, debido al factor tiempo.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal