Universidad nacional mayor de san marcos



Descargar 6,42 Mb.
Ver original pdf
Página7/7
Fecha de conversión30.11.2019
Tamaño6,42 Mb.
1   2   3   4   5   6   7

67

15. Los establecimientos de educación superior deben invertir en la capacitación del personal docente y admi-

nistrativo para desempeñar nuevas funciones en sistemas de enseñanza y aprendizaje que se transforman.

16. Es esencial para todas las sociedades que se haga más hincapié en los ámbitos de las ciencias, la tecnología, 

la ingeniería y las matemáticas, así como en las ciencias sociales y humanas. 

17. Los resultados de la investigación científica deberían difundirse más ampliamente mediante las TIC y el acce-

so gratuito a la documentación científica. 

18. La formación que ofrecen los establecimientos de enseñanza superior debería atender las necesidades so-

ciales y anticiparse al mismo tiempo a ellas. Esto comprende la promoción de la investigación con miras a 

elaborar y aplicar nuevas tecnologías y a garantizar la prestación de capacitación técnica y profesional, la 

educación empresarial y los programas de aprendizaje a lo largo de toda la vida. 

19. La ampliación del acceso plantea un desafío a la calidad de la educación superior. 

 

La garantía de calidad es una función esencial en la enseñanza superior contemporánea y debe contar con 



la participación de todos los interesados. Es una tarea que exige tanto la implantación de sistemas para 

garantizar la calidad como de pautas de evaluación, así como el fomento de una cultura de la calidad en los 

establecimientos. 

20. Deberían ponerse en práctica, en todo el sector de la educación superior, mecanismos de regulación y garan-

tía de la calidad que promuevan el acceso y creen condiciones para que los alumnos concluyan los estudios. 

21. Los criterios de calidad deben reflejar los objetivos globales de la educación superior, en particular la meta 

de cultivar en los alumnos el pensamiento crítico e independiente y la capacidad de aprender a lo largo de 

toda la vida. Dichos criterios deberían estimular la innovación y la diversidad. Para garantizar la calidad en 

la enseñanza superior es preciso reconocer la importancia de atraer y retener a un personal docente y de 

investigación calificado, talentoso y comprometido con su labor. 

22. Las políticas y las inversiones deben prestar apoyo a una amplia gama de actividades de educación e in-

vestigación de tercer ciclo o postsecundarias -comprendidas las de las universidades, aunque no limitadas 

a ellas- y deben atender las necesidades que están en rápida mutación, de nuevos y diversos educandos. 

23. La sociedad del conocimiento exige una diferenciación cada vez mayor de funciones dentro de los sistemas y 

establecimientos de educación superior, con polos y redes excelencia investigadora, innovaciones en materia 

de enseñanza y aprendizaje, y nuevas estrategias al servicio de la comunidad. 



INTERNACIONALIZACIÓN, REGIONALIZACIÓN Y MUNDIALIZACIÓN 

24.  La cooperación internacional en materia de educación superior debería basarse en la solidaridad y el respeto 

mutuos y en la promoción de los valores del humanismo y el diálogo intercultural. Dicha cooperación debería 

pues fomentarse, a pesar de la recesión económica. 

25.  Los establecimientos de enseñanza superior del mundo entero tienen la responsabilidad social de contribuir a 

reducir la brecha en materia de desarrollo mediante el aumento de la transferencia de conocimientos a través 

de las fronteras, en particular hacia los países en desarrollo, y de tratar de encontrar soluciones comunes para 

fomentar la circulación de competencias y mitigar las repercusiones negativas del éxodo de competencias. 

26.  Las redes internacionales de universidades y las iniciativas conjuntas forman parte de esta solución y contri-

buyen a fortalecer la comprensión mutua y la cultura de paz.

27.  Las iniciativas conjuntas de investigación y los intercambios de alumnos y personal docente promueven la 

cooperación internacional. Los estímulos para lograr una movilidad académica más amplia y equilibrada de-

berían incorporarse a los mecanismos que garantizan una auténtica colaboración multilateral y multicultural. 


68

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS

28.  Las iniciativas conjuntas deberían contribuir a la creación de capacidades nacionales en todos los países par-

ticipantes, con lo que se garantizaría la multiplicación de fuentes de investigación homólogas de alta calidad 

y la generación de conocimientos, a escala regional y mundial.

 

29.  Para que la mundialización de la educación superior nos beneficie a todos, es indispensable garantizar la 



equidad en materia de acceso y de resultados, promover la calidad y respetar la diversidad cultural y la sobe-

ranía nacional. 

30.  La mundialización ha puesto de relieve la necesidad de establecer sistemas nacionales de acreditación de 

estudios y de garantía de calidad, y de promover la creación de redes entre ellos. 

31.  La prestación transfronteriza de enseñanza superior puede representar una importante contribución a la edu-

cación superior, siempre y cuando ofrezca una enseñanza de calidad, promueva los valores académicos, 

mantenga su pertinencia y observe los principios básicos del diálogo y la cooperación, el reconocimiento 

mutuo, el respeto de los derechos humanos, la diversidad y la soberanía nacional. 

32.  La educación superior transfronteriza también puede generar oportunidades para prestatarios deshonestos y 

de poca calidad, cuya acción debe contrarrestarse. Los proveedores espurios (“fábricas de diplomas”) cons-

tituyen un grave problema. La lucha contra esas “fábricas de diplomas” exige esfuerzos multifacéticos de 

ámbito nacional e internacional. 

33.  Las nuevas tendencias están transformando el panorama de la educación superior y la investigación. Esta 

dinámica exige iniciativas conjuntas y acción concertada en los planos nacional, regional e internacional con 

el fin de garantizar la calidad y sostenibilidad de los sistemas de educación superior en el mundo entero – es-

pecialmente en el África subsahariana, los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (SIDS) y otros Países 

Menos Adelantados (PMA). Esto debería comprender también la cooperación Sur-Sur y Norte-Sur-Sur. 

34.  Sería deseable que aumentase la cooperación regional en aspectos como la convalidación de estudios y di-

plomas, la garantía de calidad, la gobernanza, y la investigación e innovación. La educación superior debería 

reflejar las dimensiones internacional, regional y nacional, tanto en la enseñanza como en la investigación. 



EL APRENDIZAJE Y LA INVESTIGACIÓN E INNOVACIÓN 

35.  Habida cuenta de la necesidad que muchos países experimentan de disponer de más  financiación para la in-

vestigación y el desarrollo, los establecimientos deberían buscar nuevas formas de aumentar la investigación 

y la innovación mediante iniciativas conjuntas de múltiples copartícipes entre el sector público y el privado, 

que abarquen a las pequeñas y medianas empresas. 

36.  Resulta cada vez más difícil mantener un buen equilibrio entre la investigación básica y la aplicada, debido a 

los altos niveles de inversión que necesita la investigación básica y al reto que representa el vincular el cono-

cimiento de ámbito mundial con los problemas locales. Los sistemas de investigación deberían organizarse 

de manera más flexible con miras a promover la ciencia y la interdisciplinariedad, al servicio de la sociedad. 

37.  En aras de la calidad y la integridad de la educación superior, es importante que el personal docente disponga 

de oportunidades para realizar investigaciones y obtener becas. La libertad de enseñanza es un valor funda-

mental que es preciso proteger en el contexto internacional actual de inestabilidad y evolución constante. 

38.  Los establecimientos de enseñanza superior deberían buscar esferas de investigación y docencia capaces 

de abordar los asuntos que atañen al bienestar de la población y crear bases sólidas para la ciencia y la tec-

nología pertinentes en el plano local. 

39.  Los sistemas de conocimiento indígenas pueden ampliar nuestra comprensión de los nuevos problemas; la 

educación superior debería establecer asociaciones de mutuo beneficio con las comunidades y las socieda-

des civiles, con miras a facilitar el intercambio y la transmisión de los conocimientos adecuados. 



69

40.  Ante la creciente escasez de recursos, se insta a las partes interesadas a que estudien e intensifiquen el uso 

de los recursos e instrumentos de las bibliotecas electrónicas, con miras a apoyar la enseñanza, el aprendi-

zaje y la investigación.

 

LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN ÁFRICA 

41.  La Conferencia Mundial sobre la Educación Superior - 2009 otorgó especial atención a los problemas y las 

oportunidades que plantea la revitalización de la enseñanza superior en África, que constituye una importante 

herramienta de desarrollo en ese continente. Las cuestiones que el tema suscitó se encuentran reflejadas a 

todo lo largo del presente Comunicado. 

42.  Los participantes acogieron con beneplácito las recomendaciones de la Conferencia preparatoria regional de 

Dakar, celebrada en noviembre de 2008, y tomaron nota de los progresos registrados desde la Conferencia 

Mundial sobre la Educación Superior de 1998, en particular el aumento de la matrícula en la enseñanza supe-

rior. Los participantes subrayaron la imperiosa necesidad de hacer frente a los nuevos desafíos en lo tocante a 

la desigualdad de raza y género, la libertad de enseñanza, el éxodo de competencias y la escasa preparación 

de los graduados cuando acceden al mercado laboral. También insistieron en la urgente necesidad de impul-

sar una nueva dinámica en materia de educación superior en África, que tienden a una amplia transformación 

con el fin de aumentar considerablemente su pertinencia y capacidad de respuesta a las realidades políticas, 

sociales y económicas de los países del continente. Este nuevo impulso podría reorientar los esfuerzos que 

se llevan a cabo para combatir el subdesarrollo y la pobreza en África. Para ello sería necesario prestar más 

atención a la educación superior y la investigación en el continente de la que se le ha brindado en los últimos 

once años. La educación superior en África debería fomentar la gobernanza basada en una clara atribución 

de responsabilidades y en sólidos principios financieros. 

43.  El ámbito africano de educación superior e investigación ganará en calidad mediante la colaboración institu-

cional, nacional, regional e internacional. Por consiguiente, es necesario disponer de una orientación estra-

tégica que permita la creación o el fortalecimiento de dicha colaboración. Los países africanos que cuentan 

con sistemas de enseñanza superior desarrollados deberían intercambiar experiencias con sus homólogos 

que han alcanzado un menor grado de desarrollo. Debemos comprometernos a que la educación superior en 

África funcione como un instrumento de integración regional. 

44.  La creación de un mecanismo de garantía de calidad de alcance regional tendrá también un efecto cataliza-

dor en el desarrollo de la esfera de la educación superior en África. En este sentido, exhortamos a que se 

aplique rápidamente la iniciativa de la Asociación de Universidades Africanas (AUA) que, con el apoyo de la 

UNESCO, estimulará la creación de sistemas de garantía de calidad nacionales, subregionales y regionales. 

Asimismo, la movilidad del alumnado y el personal docente dentro del ámbito africano de educación superior 

será fomentada mediante la aplicación del Convenio de Arusha sobre la convalidación de diplomas, certifica-

dos y títulos También se debería hacer hincapié en que la labor de la Universidad Panafricana es indispensa-

ble para fomentar la integración del continente. 

45.  Acceso: Con el fin de satisfacer el rápido aumento de la demanda de educación superior e investigación, África 

necesita urgentemente instituciones diferenciadas, en una gama que vaya de las universidades de investiga-

ción a los politécnicos e institutos de tecnología, con programas diversificados en cada tipo de establecimiento, 

adaptados a los distintos tipos de educandos y a las necesidades de cada país. La demanda cada vez mayor 

de enseñanza superior no podrá satisfacerse únicamente con las actividades tradicionales del magisterio 

presencial. Será preciso utilizar otras estrategias, como la enseñanza abierta y a distancia y el aprendizaje en 

línea, especialmente en esferas como la educación permanente de adultos y la formación de docentes. 

46.  Pertinencia de los planes y programas de estudios: Determinados ámbitos de competencia que revisten una 

importancia fundamental para la diversificación de las economías africanas no reciben actualmente la aten-

ción debida. Entre otros, cabe citar a la agricultura, la extracción de recursos naturales, el medio ambiente, 

los sistemas de conocimiento indígenas y la energía. Si la enseñanza superior prestara más atención a estas 

esferas, contribuiría a garantizar la competitividad de las economías del continente. 



70

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS

47.  Financiación: La educación sigue siendo un bien público, pero debería estimularse también la financiación 

privada. Aunque deben agotarse todos los esfuerzos con vistas a aumentar la financiación pública de la edu-

cación superior, es preciso reconocer que los fondos públicos son limitados y tal vez no resulten suficientes 

para un sector que evoluciona tan rápidamente. Deberían explorarse otras fuentes de financiación, en parti-

cular las que se basan en iniciativas conjuntas de los sectores público y privado.

 

48.  Debería tenerse en cuenta la opinión de los educandos sobre la gobernanza en todos los niveles de la edu-



cación superior. 

49.  Los participantes expresaron su profunda gratitud a diversos países y organizaciones por el apoyo perma-

nente que proporcionan al desarrollo de la educación superior en África. También acogieron con beneplácito 

las nuevas promesas formuladas por otros asociados, en particular China, la India y la República de Corea. 

Asimismo aplaudieron las propuestas específicas del Banco Africano de Desarrollo, la Unión Africana, y las 

asociaciones de universidades -en particular la Asociación de Universidades Africanas (AUA), la Agencia 

Universitaria de la Francofonía (AUF) y la Asociación de Universidades del Commonwealth (ACU)- sobre los 

temas de la gobernanza y los modelos de enseñanza superior. 

50.  Los participantes apreciaron la prioridad que la UNESCO otorgó al África en esta conferencia. 

LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN: LOS ESTADOS MIEMBROS 

51.  Los Estados Miembros, en colaboración con todas las partes interesadas, deberían elaborar políticas y estra-

tegias en el plano de los sistemas y de los establecimientos con el fin de: 

a)  mantener y, si fuera posible, aumentar la inversión en el sector de la educación superior para apoyar en todo 

momento la calidad y la equidad y fomentar la diversificación, tanto en la prestación de servicios de enseñanza 

superior como en los medios de financiarla

b)  garantizar las inversiones adecuadas en la educación superior y la investigación, en sintonía con las necesida-

des y expectativas crecientes de la sociedad; 

c)  establecer y fortalecer, con la participación de todos los interesados, los sistemas de garantía de calidad y los 

marcos normativos apropiados;

d)  ampliar la formación de docentes, tanto inicial como en el empleo, con programas que les capaciten para hacer 

de sus estudiantes ciudadanos responsables; 

e)  alentar el acceso, la participación y los buenos resultados académicos de las mujeres en la enseñanza superior; 

f)  garantizar la igualdad de acceso a los grupos insuficientemente representados, tales como los obreros, los 

pobres, las minorías, las personas con capacidades diferentes, los migrantes, los refugiados y otros grupos de 

población vulnerables; 

g)  crear mecanismos que permitan contrarrestar las repercusiones negativas del éxodo de competencias y, al 

mismo tiempo, estimulen la movilidad de los docentes, los estudiantes y el personal de educación; 

h)  apoyar el aumento de la cooperación regional en materia de enseñanza superior con miras a la creación y el 

fortalecimiento de ámbitos regionales de educación superior e investigación; 

i)  dotar de autonomía a los Países Menos Adelantados y a los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo para 

que puedan aprovechar las oportunidades que ofrece la mundialización, y fomentar la colaboración entre ellos

j)  tratar de alcanzar los objetivos de equidad, calidad y éxito académico mediante la creación de vías de acceso 

más flexibles y una mejor convalidación del aprendizaje previo y la experiencia laboral; 



71

k)  aumentar el atractivo de las carreras académicas, garantizando el respeto de los derechos y las condiciones 

de trabajo adecuadas del personal docente, según lo estipulado en la Recomendación de 1997 relativa a la 

condición del personal docente de la enseñanza superior; 

l)  lograr la participación activa de los estudiantes en la vida académica, garantizándoles la libertad de expresión 

y el derecho a organizarse, y facilitándoles los servicios adecuados; 

m) luchar contra las “fábricas de diplomas” mediante iniciativas multifacéticas en la esfera nacional e internacional; 

n)  crear sistemas de investigación flexibles y organizados, que promuevan la excelencia científica y la interdisci-

plinariedad y sean útiles para la sociedad; 

o)  apoyar una mayor integración de las TIC y fomentar el aprendizaje abierto y a distancia, con miras a satisfacer 

el aumento de la demanda de educación superior. 

LLAMAMIENTO A LA ACCIÓN: LA UNESCO 

52.  En el contexto de los progresos importantes realizados en la consecución de la educación primaria universal, 

la UNESCO debería reafirmar la prioridad de la educación superior en sus programas y presupuestos futuros. 

Para hacer realidad esta prioridad en el marco de sus cinco funciones de laboratorio de ideas, catalizador de 

la cooperación internacional, organismo normativo, creador de capacidad en los Estados Miembros y centro 

de intercambio de información, la UNESCO debería en particular: 

a)  prestar asistencia en la formulación de estrategias sostenibles y a largo plazo para la educación superior y 

la investigación, en sintonía con los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente y las necesidades 

nacionales o regionales;

b)  facilitar estructuras para el diálogo y el intercambio de experiencias e informaciones sobre la educación su-

perior y la investigación, y contribuir al aumento de capacidades para la elaboración de políticas relativas a la 

educación superior y la investigación; 

c)  ayudar a los gobiernos y las instituciones para que aborden los problemas internacionales en la esfera de la 

educación superior mediante: 

–  la aplicación permanente de sus instrumentos normativos, en particular la nueva generación de convenios re-

gionales de convalidación de estudios, y la recomendación de 1997 relativa a la condición del personal docente 

de la enseñanza superior; 

–  la continuidad de su labor de aumento de capacidades con miras a garantizar la calidad en materia de educa-

ción superior en los países en desarrollo; 

–  el fomento de la colaboración internacional en la formación de docentes en todas las regiones, particularmente 

en África, por conducto de la Iniciativa para la Formación de Docentes en el África Subsahariana (TTISSA); 

–  el estímulo a la transferencia de conocimientos mediante las redes UNITWIN y de Cátedras UNESCO, en 

colaboración con otros organismos, a fin de promover el aumento de capacidades para apoyar la consecución 

de los objetivos internacionales de desarrollo, tales como la Educación para Todos (EPT), los Objetivos de 

Desarrollo del Milenio (ODM) y los de los Decenios de las Naciones Unidas

d)  estimular la movilidad y los intercambios internacionales de alumnos y personal docente, y al mismo tiempo 

elaborar estrategias para contrarrestar las consecuencias negativas del éxodo de competencias; 

e)  fortalecer la participación de los estudiantes en los foros de la UNESCO y apoyar el diálogo entre los educan-

dos de todo el mundo; 


72

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS

f)  velar por el seguimiento de la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior - 2009, por medio de la 

definición de los temas y las prioridades principales con miras a la acción inmediata; el seguimiento de las 

tendencias, las reformas y las novedades; la promoción de la integración regional y la colaboración académica, 

mediante el apoyo a la creación y el desarrollo de ámbitos regionales de educación superior e investigación, y 

el fortalecimiento de las unidades regionales de la UNESCO en coordinación con las redes existentes; 

g)  fortalecer y ampliar el Equipo de Trabajo UNESCO-ADEA para la educación superior en África, en el que parti-

cipan importantes asociados y donantes, con el fin de velar por el seguimiento eficaz de la Conferencia Mundial 

sobre la Educación Superior - 2009 y pasar así de las palabras a la acción.



73

REFERENCIAS

Comunicado de la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior-2009: La nueva dinámica de la 

educación superior y la investigación para el cambio social y el desarrollo. Unesco, París, 2009.

Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI:  Visión y Acción de la Conferencia 

Mundial sobre la Educación Superior-1998. Unesco, París, 1998.

El paradigma de las competencias hacia la educación superior. Rodríguez Zambrano, H. Revista Facultad 

de Ciencias Económicas: Investigación y Reflexión. 2007; XV (001): 145-165. 

Estatuto de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. UNMSM, 1984.

La educación encierra un tesoro, informe a la Unesco de la comisión internacional para el siglo XXI. 

Jaques Delors. Unesco, 1996.

Los siete saberes necesarios para la educación del futuro. Morin, Edgar. Unesco, 1999.

Normas y Directivas del Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de Calidad Edu-

cativa (SINEACE). 

Plan Estratégico Institucional 2012-2021. Plan San Marcos al Bicentenario del Perú. UNMSM, 2012.

Plan Bicentenario, El Perú hacia el 2021. Centro Nacional de Planificación Estratégica (CEPLAN).

Proyecto Educativo Nacional 2021. Consejo Nacional de Educación (CEN).

Tendencias de la Educación Universitaria en el Siglo XXI. Ortega, Vicente. Revista Arbor CLXXIII, 681. 

Setiembre 2002: 67-81.


Se terminó de imprimir en julio de 2013 

en los talleres gráficos del 

Centro de Producción Editorial e Imprenta

 de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Jr. Paruro 119, Lima 1.

Telf: 619-7000 anexo 6009 / fax: 1004, 6016

E-mail: ventas.cepredim.unmsm@gmail.com

Página web: www.cepredim.com



Tiraje: 4000 ejemplares

Cepredim


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal