Universidad nacional mayor de san marcos


MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS 6.9 Extensión universitaria y proyección social



Descargar 419,6 Kb.
Ver original pdf
Página4/7
Fecha de conversión30.11.2019
Tamaño419,6 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

44

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS



6.9 Extensión universitaria y proyección social

La vinculación entre la UNMSM y la sociedad peruana data desde sus inicios en el siglo XVI. En la 

actualidad, según el Estatuto Art. 25°,  “la universidad tiene entre sus fines fundamentales, a través de 

mecanismos de interacción adecuados, el de vincularse a la comunidad a efecto de extender y proyec-

tar su patrimonio cultural, científico, tecnológico y de servicios que contribuyan a su desarrollo, a la par 

que recoge de ella su experiencia y conocimientos”. 

La extensión universitaria y proyección social  que la universidad propone, se fundamenta en la innova-

ción curricular para permitir una mejor forma de comunicación con la sociedad. 

Mediante el desarrollo del ‘Aprendizaje-Servicio Solidario’, en el que se establece la participación con-

junta del docente y estudiante, combina los procesos de aprendizaje con los de extensión y  servicio 

a la sociedad en un solo proyecto integrado. Esto permite a los participantes aprender a la par que 

atienden las necesidades concretas de su entorno social con el fin de proponer soluciones y mejorar 

sus condiciones.

En síntesis, no es suficiente que la universidad esté abierta a la sociedad, no alcanza con ofrecer lo que 

se sabe hacer, ni siquiera con  hacer lo que le demandan; hoy y en el futuro, San Marcos debe invo-

lucrarse, hacer lo que es imprescindible y necesario para la sociedad. La Extensión Universitaria y la 

Proyección Social claramente son las herramientas principales.

Extensión Universitaria y Proyección Social integradas con la formación 

profesional.  La  responsabilidad  social  universitaria  se  desarrolla  en  el 

‘aprendizaje-servicio solidario’ como estrategia de innovación curricular.


45

COMPONENTES DEL MODELO EDUCATIVO



6.10 Evaluación del aprendizaje 

El sistema de evaluación del aprendizaje es un conjunto de estrategias, instrumentos y procedimien-

tos, establecidos para la medición y valoración de los logros de conocimientos, habilidades, destrezas, 

desempeños y actitudes del estudiante, con el fin de garantizar la calidad de la formación universitaria. 

Según el estatuto de la universidad, “la evaluación es un sistema inherente al proceso enseñanza-

aprendizaje. Debe ser integral y continua, tenderá a estimular y desarrollar las capacidades, aptitudes y 

actitudes críticas y creativas del estudiante, el sistema de evaluación será consignado necesariamente 

en los sílabos correspondientes y se sujetarán al Reglamento de Evaluación de cada Facultad”. (Artículo 

68º Estatuto de la UNMSM)

La evaluación se realiza con instrumentos confiables y validados que miden el 

logro de aprendizajes y competencias.


47

Anexos


Anexo 1: Políticas del Plan Bicentenario

Eje estratégico 2: Oportunidades y acceso a los servicios

A. Objetivo Nacional: Igualdad de oportunidades y acceso universal a los servicios básicos

B. Lineamientos de política

Educación

3.   Asegurar la buena calidad educativa y la aplicación de buenas prácticas pedagógicas con institucio-

nes acogedoras e integradoras.

5.  Impulsar la educación científica y el uso de nuevas tecnologías educativas.

6.  Promover una gestión educativa eficiente y descentralizada, altamente profesional y desarrollada 

con criterios de ética pública, coordinación intersectorial y amplia participación, que a su vez realice 

una gestión informada, transparente en sus actos y desarrollada tecnológicamente en todas sus ins-

tancias.


7.  Garantizar que el sistema de educación superior se convierta en un factor favorable para el desa-

rrollo y la competitividad nacional.

9.  Impulsar la mejora de la calidad de la educación superior y su aporte al desarrollo  socioeconómico 

y cultural con base en las prioridades del desarrollo y la inserción competitiva del Perú en la econo-

mía mundial.

Eje Estratégico 4: Economía, competitividad y empleo

A. Objetivo nacional: Economía competitiva con alto nivel de empleo y productividad

B. Lineamientos de política

Innovación y tecnología

1.  Promover la investigación científica y tecnológica que se proyecte a la innovación con base en las 

prioridades del desarrollo y la inserción competitiva del Perú en la economía mundial.

2.  Propiciar  la  disminución  de  las  brechas  de  conocimiento  científico  y  tecnológico  con  los  países 

industrializados.

3.  Asegurar un ambiente de competitividad, meritocracia y las buenas prácticas de investigación en las 

universidades y centros de investigación del Estado.

4.  Promover una carrera profesional del investigador científico y tecnológico que revalore su papel 

y la oriente a la producción de conocimiento científico, tecnológico y de innovación para alcanzar 

estándares internacionales.

5.  Promover, en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica, una gestión efi-

ciente, altamente profesional y desarrollada con criterios de competitividad internacional, ética pú-

blica, coordinación intersectorial y amplia participación, que a su vez sea informada, transparente en 

sus actos y desarrollada tecnológicamente en todas sus instancias.



48

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS

6.  Garantizar que el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica se convierta en 

factor favorable para el desarrollo de la competitividad nacional.

7.  Promover el acercamiento de los centros de investigación de las universidades e instituciones públi-

cas de investigación a las empresas, para realizar proyectos de investigación directamente vinculados 

con las necesidades del crecimiento económico.

8.  Fomentar el desarrollo de actividades de ciencia, tecnología e innovación en los ámbitos nacional, 

departamental y local, y la generación de pequeñas y medianas empresas de base tecnológica, prio-

rizando los polos tecnológicos.

9.  Impulsar la construcción de una cultura científica y tecnológica nacional que aliente la creatividad, la 

investigación científica, el desarrollo tecnológico, y que favorezca la socialización y apropiación de la 

ciencia, tecnología e innovación, con miras a ser parte de la sociedad del conocimiento.

10.  Fomentar la creación, modernización y permanente actualización de la infraestructura de investiga-

ción y desarrollo del país, en especial el establecimiento de parques científico-tecnológicos y tecno 

polos de innovación.

11. Promover la co-responsabilidad pública y privada en el financiamiento de las actividades de ciencia, 

tecnología e innovación a nivel nacional y regional.

12. Impulsar el establecimiento de un sistema nacional de información de ciencia, tecnología e innova-

ción incluyente y descentralizada.

13. Reforzar los mecanismos para garantizar el derecho a la propiedad intelectual y la defensa del co-

nocimiento tradicional.



49

Anexo 2: Políticas del Proyecto Educativo Nacional – PEN 2021

Objetivo Estratégico 4

Una gestión descentralizada, democrática, que logra resultados y es financiada con equidad.



Resultado 1:

Gestión educativa eficaz, ética, descentralizada y con participación de la ciudadanía

Una  gestión  eficiente  y  descentralizada,  altamente  profesional  y  desarrollada  con  criterios  de  ética 

pública, coordinación intersectorial y participación. Asimismo, una gestión informada, transparente en 

sus actos y desarrollada tecnológicamente en todas sus instancias.



Políticas al 2021

12.  Cambiar el actual modelo de gestión pública de la educación basándola en procedimientos democrá-

ticos y en el planeamiento, promoción, monitoreo y evaluación de políticas estratégicas nacionales.

13. Reformar la gestión educativa regional y articularla con los ejes de desarrollo nacional y regional 

con criterios de coordinación intersectorial.

14. Fortalecer las capacidades de las instituciones y redes educativas para asumir responsabilidades de 

gestión de mayor grado y orientadas a conseguir más y mejores resultados.

15. Fortalecer una participación social responsable y de calidad en la formulación, gestión y vigilancia 

de las políticas y proyectos educativos.

16. Moralizar la gestión en todas las instancias del sistema educativo.



Resultado 2: 

Educación financiada y administrada con equidad y eficiencia

Financiamiento prioritario, suficiente, bien distribuido, sostenido y oportuno de la educación nacional 

con un presupuesto utilizado eficaz y eficientemente.

Políticas al 2021

17. Incrementar sostenidamente el presupuesto asegurando calidad educativa para todos, asignando 

recursos con criterios de equidad, calidad y eficiencia.

18. Estimular y procurar el aumento de la contribución social al financiamiento de la educación.



Objetivo Estratégico 5

Educación superior de calidad se convierte en factor favorable para el desarrollo y la competitividad 

nacional.

Resultado 1: 

Renovado sistema de educación superior articulado al desarrollo

Sistema de educación superior universitaria y técnico-profesional que responde a los retos del desa-

rrollo y a las necesidades de las políticas de desarrollo y que hace posible la articulación de sus diversos 

componentes, un mayor financiamiento público y privado, y la renovación y superior calificación de la 

carrera docente.


50

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS



Políticas al 2021

19. Renovar  la  estructura  del  sistema  de  la  educación  superior,  tanto  universitaria  cuanto  técnico-

profesional.

20. Consolidar y dar funcionamiento efectivo al Sistema Nacional de Acreditación y Certificación de la 

Calidad de la Educación Superior.

21. Incrementar el financiamiento del sistema nacional de educación superior y enfocar los recursos en 

las prioridades de dicho sistema.

22. Renovar la carrera docente en educación superior sobre la base de méritos académicos.



Resultado 2: 

Se producen conocimientos relevantes para el desarrollo y la lucha contra la pobreza

Producción permanente y acumulativa de conocimiento relevante para el desarrollo humano, socioeco-

nómico y cultural que permita igualar el nivel de investigación, innovación y avance tecnológico de los 

países vecinos.



Políticas al 2021

23. Articulación de la educación superior con la realidad económica y cultural.

23.1  Fomentar la investigación para la innovación y el desarrollo tecnológico en actividades competitivas.

23.2  Vincular las instituciones de educación superior al desarrollo regional.

23.3  Desarrollar el potencial artístico, cultural, deportivo y natural del país.

24. Educación superior ligada a la investigación y a la planificación.

24.1  Hacer de los estudios de postgrado un sistema orientado a la investigación y producción de co-

nocimiento.

24.2  Fomentar la planificación y prospectiva sobre el desarrollo nacional.

Resultado 3: 

Centros universitarios y técnicos forman profesionales éticos, competentes y productivos

Profesionales desarrollan principios éticos, talentos y vocación personal; son altamente competentes 

frente a demandas del entorno económico, productivo y laboral, nacional e internacional, y aprovechan 

y generan nuevos conocimientos en el marco de un proyecto de desarrollo nacional y regional.



Políticas al 2021

25. Transformación de la calidad de la formación profesional.

25.1  Mejorar la formación de las instituciones de educación superior, universitaria y técnico-profesional.

25.2  Fortalecer la educación técnico-productiva articulada con áreas clave del desarrollo.

25.3  Asegurar oportunidades continuas de actualización profesional de calidad.


51

Anexo 3: Diseño curricular para carreras de la UNMSM

INTRODUCCIÓN

Concepción de la Educación Universitaria

Concepción del Currículo Universitario

I. FUNDAMENTOS DEL CURRÍCULO

1.1  Fundamento Teórico

a.  Marco Conceptual

b.  Concepción de la Educación Universitaria

c.  Concepción del Currículo Universitario

1.2  Fundamentos Legales

a.  Marco Legal de la Carrera

1.3  Marco Institucional (UNMSM, Facultad y EAP)

a. Visión

b. Misión

c. Valores 

d.  Principios y Fines

1.4   Fundamentos Metodológicos

a. Modelo Educativo San Marcos

b. Propuesta Curricular de la EAP (vinculación entre PEA con investigación, EU y PS)

II. FUNDAMENTACIÓN DE LA CARRERA PROFESIONAL

2.1 Contexto

2.2  Historia de la carrera

2.3  Objetivos de la carrera profesional 

2.4  Demanda social de la carrera 

2.5  Mercado laboral

2.6  Ámbito de desempeño profesional

2.7  Principios deontológicos

2.8  Certificación de competencias profesionales


52

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS



III. ROLES Y PERFILES DE LA CARRERA

3.1  Perfil del ingresante 

3.2  Rol del estudiante

3.3  Perfil del egresado

3.4  Rol y perfil del docente

IV. ORGANIZACIÓN DEL CURRÍCULO

4.1  Componentes del currículo

a. Sujetos

b.  Estructura del currículo (definir la estructura, mencionar las áreas y tipos de actividades 

curriculares)

c.  Plan de estudios

4.2   Áreas del Currículo

a. Formación General

b. Formación Básica

c. Formación en la Especialidad

d. Formación Complementaria

e. Prácticas Preprofesionales



V. GESTIÓN DEL CURRÍCULO

5.1   Lineamiento de Gestión Académica

a.  Régimen de Estudios (creditaje y carga horaria, prerrequisitos y régimen de promoción y 

permanencia). 

b.  Planificación y control del desarrollo y ejecución curricular. Sílabos y control de cumpli-

miento del sílabo

c.  Estrategias curriculares:

c.1  Estrategia de enseñanza-aprendizaje

c.2  Estrategia de Investigación formativa (cursos de investigación, tesis, divulgación, artí-

culos científicos, publicaciones, eventos, derechos de propiedad intelectual y comité 

de ética)

c.3  Estrategia de extensión universitaria (grupos de interés) 

c.4  Estrategia de proyección social (grupos de interés)

c.5  Sistema de tutoría

c.6  Consejería especial


53

d.  Escenarios de aprendizajes: infraestructura, equipos y materiales pedagógicos

e.  Gestión de infraestructura, equipos y materiales pedagógicos

f.  Sistema de evaluación del aprendizaje 

g. Graduación 

h. Titulación

i.  Vinculación con grupos de interés

5.2.  Plan de estudios

a.  Fundamentación de aprendizajes y competencias

b.  Porcentaje de créditos por área

c.  Horas de teoría y práctica

d. Sumillas

e. Flexibilidad

h.  Tabla de equivalencias y convalidaciones

i.  Malla curricular

j.  Modelo de sílabo

k.  Modelo de guía didáctica para cada asignatura

VI. EVALUACIÓN CURRICULAR

6.1 Evaluación de la gestión curricular

6.2 Seguimiento de egresados

6.3 Comités de grupos de interés

6.4 Resultados de evaluación de conocimientos al final de la carrera

6.5 Evaluación del docente y del estudiante



54

MODELO EDUCATIVO SAN MARCOS



Anexo 4: Conferencia Mundial sobre Educación Superior 1998

CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE LA EDUCACIÓN SUPERIOR 

La educación superior en el siglo XXI: Visión y acción

Unesco, París, 9 de octubre de 1998

DECLARACIÓN MUNDIAL SOBRE LA EDUCACIÓN SUPERIOR 

EN EL SIGLO XXI: VISIÓN Y ACCIÓN

PREÁMBULO

En los albores del nuevo siglo, se observa una demanda de educación superior sin precedentes, acompañada de 

una gran diversificación de la misma, y una mayor toma de conciencia de la importancia fundamental que este tipo 

de educación reviste para el desarrollo sociocultural y económico y para la construcción del futuro, de cara al cual 

las nuevas generaciones deberán estar preparadas con nuevas competencias y nuevos conocimientos e ideales. 

La educación superior comprende “todo tipo de estudios, de formación o de formación para la investigación en el 

nivel postsecundario, impartidos por una universidad u otros establecimientos de enseñanza que estén acredita-

dos por las autoridades competentes del Estado como centros de enseñanza superior”

*

. La educación superior se 



enfrenta en todas partes a desafíos y dificultades relativos a la financiación, la igualdad de condiciones de acceso 

a los estudios y en el transcurso de los mismos, una mejor capacitación del personal, la formación basada en las 

competencias, la mejora y conservación de la calidad de la enseñanza, la investigación y los servicios, la perti-

nencia de los planes de estudios, las posibilidades de empleo de los diplomados, el establecimiento de acuerdos 

de cooperación eficaces y la igualdad de acceso a los beneficios que reporta la cooperación internacional. La 

educación superior debe hacer frente a la vez a los retos que suponen las nuevas oportunidades que abren las 

tecnologías, que mejoran la manera de producir, organizar, difundir y controlar el saber y de acceder al mismo. 

Deberá garantizarse un acceso equitativo a estas tecnologías en todos los niveles de los sistemas de enseñanza.

La segunda mitad de nuestro siglo pasará a la historia de la educación superior como la época de expansión más 

espectacular; a escala mundial, el número de estudiantes matriculados se multiplicó por más de seis entre 1960 

(13 millones) y 1995 (82 millones). Pero también es la época en que se ha agudizado aún más la disparidad, que 

ya era enorme, entre los países industrialmente desarrollados, los países en desarrollo y en particular los países 

menos adelantados en lo que respecta al acceso a la educación superior y la investigación y los recursos de que 

disponen. Ha sido igualmente una época de mayor estratificación socioeconómica y de aumento de las diferencias 

de oportunidades de enseñanza dentro de los propios países, incluso en algunos de los más desarrollados y más 

ricos. Si carece de instituciones de educación superior e investigación adecuadas que formen a una masa crítica 

de personas cualificadas y cultas, ningún país podrá garantizar un auténtico desarrollo endógeno y sostenible; 

los países en desarrollo y los países pobres, en particular, no podrán acortar la distancia que los separa de los 

países desarrollados industrializados. El intercambio de conocimientos, la cooperación internacional y las nuevas 

tecnologías pueden brindar nuevas oportunidades de reducir esta disparidad.

La educación superior ha dado sobradas pruebas de su viabilidad a lo largo de los siglos y de su capacidad para 

transformarse y propiciar el cambio y el progreso de la sociedad. Dado el alcance y el ritmo de las transforma-

ciones, la sociedad cada vez tiende más a fundarse en el conocimiento, razón de que la educación superior y 

la investigación formen hoy en día parte fundamental del desarrollo cultural, socioeconómico y ecológicamente 

sostenible de los individuos, las comunidades y las naciones. Por consiguiente, y dado que tiene que hacer frente 

a imponentes desafíos, la propia educación superior ha de emprender la transformación y la renovación más radi-

cales que jamás haya tenido por delante, de forma que la sociedad contemporánea, que en la actualidad vive una 

profunda crisis de valores, pueda trascender las consideraciones meramente económicas y asumir dimensiones 

de moralidad y espiritualidad más arraigadas.


55

Con la intención de encontrar soluciones para estos desafíos y de poner en marcha un proceso de profunda re-

forma de la educación superior, la UNESCO ha convocado una Conferencia Mundial sobre la Educación Superior 

en el siglo XXI: Visión y acción. Como parte de los preparativos de la Conferencia, la UNESCO publicó en 1995 

su documento de orientación sobre Cambio y desarrollo en la educación superior. Ulteriormente se celebraron 

cinco consultas regionales (La Habana, noviembre de 1996; Dakar, abril de 1997; Tokio, julio de 1997; Palermo, 

septiembre de 1997 y Beirut, marzo de 1998). En la presente Declaración se toman debidamente en cuenta, sin 

perder de vista el carácter propio de cada documento, las Declaraciones y Planes de Acción aprobados por esas 

reuniones, que se adjuntan a la misma, así como todo el proceso de reflexión generado por la preparación de la 

Conferencia Mundial.

Nosotros, los participantes en la Conferencia Mundial sobre la Educación Superior, reunidos del 5 al 9 de octubre 

de 1998 en la Sede de la UNESCO en París,

Recordando los principios de la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el 

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles 

y Políticos,

Recordando la Declaración Universal de Derechos Humanos y, en particular, el párrafo 1 de su Artículo 26, en 

que se declara que “toda persona tiene derecho a la educación” y que “el acceso a los estudios superiores será 

igual para todos, en función de los méritos respectivos”, y haciendo suyos los principios básicos de la Convención 

relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza (1960), en virtud de cuyo Artículo 4 los 

Estados Partes se comprometen a “hacer accesible a todos, en condiciones de igualdad total y según la capacidad 

de cada uno, la enseñanza superior”,

Teniendo en cuenta las recomendaciones relativas a la educación superior formuladas por las grandes comisiones 

y conferencias, como por ejemplo la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI, la Comisión 

Mundial de Cultura y Desarrollo, las 44ª y 45ª reuniones de la Conferencia Internacional de Educación (Ginebra, 

1994 y 1996), las resoluciones aprobadas por la Conferencia General de la UNESCO en sus 27ª y 29ª reuniones, 

en particular en relación con la Recomendación relativa a la condición del personal docente de la enseñanza 

superior, la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos (Jomtien, Tailandia, 1990), la Conferencia de las 

Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Río de Janeiro, 1992), la Conferencia sobre libertad 

académica y autonomía universitaria (Sinaia, 1992), la Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena, 1993), 

la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social (Copenhague, 1995), la Cuarta Conferencia de las Naciones Unidas 

sobre la Mujer (Beijing, 1995), el Segundo Congreso Internacional sobre Educación e Informática (Moscú, 1996), 

el Congreso Mundial sobre Educación Superior y Desarrollo de los Recursos Humanos en el Siglo XXI (Manila, 

1997), la Quinta Conferencia Internacional de Educación de las Personas Adultas (Hamburgo, 1997) y, en espe-

cial, la Agenda para el Futuro, en cuyo Tema 2 (Mejorar las condiciones y la calidad de la educación de adultos) 

se declara lo siguiente: “Nos comprometemos a … abrir las escuelas, colegios y universidades a los educandos 

adultos … pidiendo a la Conferencia Mundial [sobre la] Educación Superior (París, 1998) que fomente la transfor-

mación de las instituciones de enseñanza postsecundaria en instituciones de educación permanente, y defina en 

consecuencia la función de las universidades”,

Convencidos de que la educación es uno de los pilares fundamentales de los derechos humanos, la democracia, 

el desarrollo sostenible y la paz, por lo que deberá ser accesible para todos a lo largo de toda la vida, y de que se 

necesitan medidas para asegurar la coordinación y cooperación entre los diversos sectores y dentro de cada uno 

de ellos y, en particular, entre la educación general, técnica y profesional secundaria y postsecundaria, así como 

entre universidades, escuelas universitarias e instituciones técnicas,

Considerando que, en este contexto, la solución de los problemas que se plantean al respecto en los albores del 

siglo XXI estará determinada por la amplitud de miras de la sociedad del futuro y por la función que se asigne a la 

educación en general y a la educación superior en particular,

Conscientes de que, en el umbral de un nuevo milenio, la educación superior debe hacer prevalecer los valores e 

ideales de una cultura de paz, y que se ha de movilizar a la comunidad internacional con ese fin,




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal