Universidad de los hemisferios



Descargar 1,21 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión24.09.2017
Tamaño1,21 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11
UNIVERSIDAD DE LOS HEMISFERIOS

 

 



FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA

 

“USO DEL COEFICIENTE DE TOLERANCIA AL RIESGO EN LA ADMINISTRACIÓN DEL RIESGO DE CRÉDITO”



  

PROYECTO DE FIN DE CARRERA PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE INGENIERO COMERCIAL CON ÉNFASIS EN FINANZAS

 

 

NICOLÁS ALEJANDRO AGUIAR NOURY



 

 

DIRECTOR: HERNÁN LÓPEZ



QUITO

MAYO DE 2013

El presente documento se ciñe a las normas éticas y reglamentarias de la Universidad de Los Hemisferios. Así, declaro que lo contenido en éste ha sido redactado con entera sujeción al respeto de los derechos de autor, citando adecuadamente las fuentes. Por tal motivo, autorizo a la Biblioteca a que haga pública su disponibilidad para lectura, a la vez que cedo los derechos de publicación a la Universidad de Los Hemisferios.

De comprobarse que no cumplí con las estipulaciones éticas, incurriendo en caso de plagio, me someto a las determinaciones que la propia Universidad plantee. Asimismo, no podré disponer del contenido de la presente investigación a menos que eleve por escrito el requerimiento para su evaluación a la Comisión Permanente de la Universidad de Los Hemisferios.



Nicolás Alejandro Aguiar Noury.

A Felipe, Gabriel, María José, Alice, Roberto, Alice y Roberto por todo el tiempo dedicado en apoyarme e impulsarme. Y sobre todo a Dios por la vida que da a mis seres queridos.

ÍNDICE

ÍNDICE 4


INTRODUCCIÓN 7

MÉTODO DE TRABAJO 9

GLOSARIO DE TÉRMINOS 10

CAPÍTULO I

LA ADMINISTRACIÓN DEL RIESGO DE CRÉDITO 15



    1. Comité de Basilea 17

    2. Modelos de administración de riesgo de crédito 18

      1. Exposición frente a empresas, bancos y soberanos 21

      2. Exposiciones minoristas 21

      3. Financiación especializada 22

      4. Exposiciones accionariales 22

    3. Calificaciones de riesgo 23

    4. Patrimonio técnico 25

    5. Provisiones bancarias 28

    6. Políticas crediticias 33

      1. Elementos externos 34

      2. Elementos internos 36

    7. Sistemas de administración de riesgo en Ecuador 38

CAPÍTULO II

TOLERANCIA AL RIESGO DE CRÉDITO 45



    1. Elicitación del coeficiente de tolerancia al riesgo 48

    2. Función de valor 51

    3. Metodología de elicitación de la tolerancia al riesgo 54

    4. Metodología de colas iguales 59

    5. Test de elicitación para la banca 62













      1. Pregunta de ejercicios 63

      2. Pregunta de elicitación del coeficiente 63

CAPÍTULO III

APLICACIÓN DEL COEFICIENTE DE TOLERANCIA AL RIESGO BANCARIO DENTRO DE LA ADMINISTRACIÓN DE CRÉDITO 66



    1. Clasificación de la tolerancia al riesgo 66

    2. Manual de elicitación de la tolerancia al riesgo del banco 68

    3. Usos del coeficiente de tolerancia al riesgo del banco 72

    4. Tolerancia al riesgo en modelo de fijación de provisiones 73

    5. Tolerancia al riesgo en patrimonio técnico 75

    6. Tolerancia al riesgo en política crediticia 76

    7. Modelo de scoring crediticio 81



















      1. Análisis discriminante 82

      2. Modelos de probabilidad lineal 82

      3. Modelo logit 82

      4. Modelo de programación lineal 82

      5. Redes neuronales 82

      6. Árboles de decisiones 83

CONCLUSIONES 86

REFERENCIAS 88



ANEXOS 92

INTRODUCCIÓN

El siguiente proyecto de investigación aplicada pretendió desarrollar un indicador útil para la administración de crédito dentro de la banca ecuatoriana. Este trabajo juntó las definiciones de administración de crédito con las teorías económicas sobre la utilidad y la tolerancia al riesgo. Se llegó a conformar un modelo de medición del nivel de aceptación de riesgo de un banco y su posterior aplicación dentro de la gestión con el riesgo de crédito.

La banca ha sido un factor determinante para el progreso de toda economía; su modelo de negocio permite potencializar los distintos proyectos y sueños de una sociedad. El efecto multiplicador del dinero se hace realidad en cuanto se desarrolla uno de los sectores con mayor enclave productivo: el sistema bancario.

Es inminente que la gestión bancaria involucra riesgo al administrar los activos de terceros y es por esto que su esfuerzo debe radicar en conciliar el equilibrio entre generar oportunidad de crecimiento mediante el crédito, mantener los niveles adecuados de liquidez para solventar sus obligaciones con el público y rentabilizar la inversión de los dueños del negocio. La gestión del riesgo deberá ser minuciosa y siempre tenderá a cumplir con las exigencias de los dueños del banco.

Partiendo con el conocimiento sobre riesgo, cuya definición lo asocia con “la contingencia, probabilidad o proximidad de un peligro o daño. Desde el punto de vista económico, el riesgo es la pérdida financiera que el inversor debe valorar a la hora de realizar una inversión” (Bonas, Llanes, Uson & Veiga, 2007, p.6) y aterrizando el concepto sobre la “operación crediticia en donde puede haber una pérdida económica como consecuencia de que una de las partes contratantes deje de cumplir con sus obligaciones y produzca, en la otra parte una pérdida financiera” (Bonas, Llanes, Uson & Veiga, 2007, p.9). Se realizó esta investigación acerca del mejor modelo en la administración del crédito, apoyándose en los estudios desarrollados en la última década. Cabe mencionar que el riesgo de crédito ha sido analizado con mayor detenimiento dentro de la gestión financiera y que los reguladores y participantes del mercado han puesto su atención en la materia.

En el presente trabajo se introdujo el coeficiente de tolerancia al riesgo de crédito de una institución bancaria dentro de la administración del riesgo de crédito en el sistema financiero ecuatoriano. Para esto, se consideró importante: entender la complejidad de la administración de riesgo de crédito tanto a nivel internacional como nacional, elaborar un método de elicitación de la tolerancia al riesgo de crédito de una institución financiera y detallar las distintas aplicaciones del indicador dentro de la administración del riesgo de crédito en la banca ecuatoriana.

Un punto importante para el desarrollado del presente trabajo constituyó la jerarquía que ha dado el Comité de Basilea, en Basilea II1, a la gestión del riesgo de crédito, partiendo por una definida cultura administrativa de manejo de riesgo. Dicho de otra forma, es necesario tener bien definida la estrategia y objetivos que seguirá una institución bancaria conforme a su nivel de tolerabilidad al riesgo para poder desarrollar su gestión diaria. Con lo que, si la teoría económica permite desarrollar un indicador sobre la tolerancia al riesgo de una persona, y esto se lo puede aplicar a todo un banco, será más sencillo el desarrollo de las definiciones de la gestión de riesgo y su aplicación en un modelo de administración de crédito.

Junto con la descripción de la metodología de elicitación del coeficiente de tolerancia al riesgo de un banco, la conformación de un manual para la aplicación de dicha metodología y la aplicación del coeficiente en cada uno de los elementos de la administración de crédito se puede afirmar que el aporte del presente trabajo investigativo fue permitir el desarrollo de un mejor modelo de administración de crédito y su pronta aplicación en la banca ecuatoriana.

MÉTODO DE TRABAJO

MARCO TEÓRICO

En este trabajo de investigación se procederá a explicar los aspectos principales de la administración del crédito, la tolerancia al riesgo de crédito y su metodología de elicitación, basándose en la teoría de la utilidad, la teoría de los prospectos y los principios de Basilea para la buena administración del crédito. Todo esto se elaborará conforme a los principios expuestos por el principal órgano de control y supervisión de la gestión bancaria en el Ecuador: la Superintendencia de Bancos y Seguros.



METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN

Primero, se comprendió el avance de la administración de crédito en el modelo de banca ecuatoriana.

Posteriormente se elaboró un manual y una metodología de elicitación que utilice las colas iguales junto a los elementos más importantes de los métodos tradicionales para la obtención de la tolerancia al riesgo de una institución bancaria.

Finalmente, se analizó la aplicación del coeficiente de tolerancia al riesgo de un banco sobre la administración de crédito.



GLOSARIO DE TÉRMINOS

Administración de riesgo.- Actividad consistente en el estudio y control del riesgo que puede surgir a una empresa o institución en sus actividades financieras (mantenimiento de deudas, compra de activos, inversiones, etc.) tratando de que exista un grado de cobertura adecuada de todos los activos de la sociedad. También es el conjunto de actividades gerenciales destinadas a controlar y administrar los seguros y coberturas de una empresa. Es el proceso por el cual la dirección de una empresa u organización administra el amplio espectro de riesgos a los cuales está expuesto (tanto sean de mercado como operacionales) de acuerdo al nivel de riesgo al cual están dispuestos a exponerse según sus objetivos estratégicos.

Aversión al riesgo.- es un concepto usado en economía, finanzas y psicología relacionado con el comportamiento de los consumidores e inversores. La aversión al riesgo es la preferencia de una persona a aceptar una oferta con un cierto grado de riesgo antes que otra con algo más de riesgo pero con mayor rentabilidad.

Axiomas de la teoría de la utilidad.- principios que explican cierto comportamiento y se plantean como pilares de la teoría de la utilidad. Demuestran la consistencia en las que un sujeto expresa sus preferencias ante una serie de prospectos de riesgo. Los principales axiomas son el principio de orden y transitividad, la reducción de la complejidad de eventos inciertos, el principio de continuidad, el principio de sustitución, el principio de monotonía, el principio de invariancia, y el principio de independencia.

Coeficiente de tolerancia al riesgo.- valor numérico representativo del nivel de tolerancia al riesgo de un sujeto. Se lo utiliza a modo de índice.

Colas iguales.- mejora práctica a la metodología de elicitación que simplifica los efectos explicados por la teoría de los prospectos y permite elicitar coeficientes con menor sesgo y menor error de cálculo.

Crédito.- es el uso de un capital ajeno, por un tiempo determinado, a cambio del pago de una cantidad de dinero que se conoce como interés. Obtención de recursos financieros en el presente sin efectuar un pago inmediato, bajo la promesa de restituirlos en el futuro en condiciones previamente establecidas.

Crédito bancario.- es un contrato por el cual una entidad financiera pone a disposición del cliente cierta cantidad de dinero, el cual deberá devolver con intereses y comisiones según los plazos pactados.

Deuda.- obligación que se ha contraído con un tercero y que se debe satisfacer. La obligación puede ser para pagar cierta cantidad de dinero, así como para mercancías o servicios, en virtud de un convenio.

Elicitación.- esta palabra proviene del inglés elicitation su fiel traducción sería educir; sin embargo elicitación puede referirse al proceso investigativo de encontrar o descubrir una cosa abstracta de otra similar. Se habla de elicitación de la tolerancia al riesgo para explicar que se obtendrá un coeficiente representativo de la tolerancia al riesgo.

Encaje bancario.- es un porcentaje del dinero recibido por los bancos que debe ser mantenido en los bancos centrales. La proporción del encaje es fijado, normalmente, por el banco central de cada país y por la legislación vigente para fines de control del circulante en la economía y protección a los depositantes.

Función de valor.- representación matemática de la relación entre la utilidad y cualquier valor monetario. Se puede graficar y permite analizar las distintas maneras en que un sujeto afronta el riesgo.

Metodología de elicitación de la tolerancia al riesgo.- procedimiento para determinar las preferencias del riesgo de un sujeto mediante la elección real o imaginaria ante opciones de riesgo. Se basa en la formulación de distintos ejercicios resueltos con simples elecciones.

Método de equivalencias.- proceso tradicional de elicitación de la tolerancia al riesgo aplicado en la función de utilidad y que permite dos alternancias entre la equivalencia de certeza y la equivalencia de probabilidad.

Patrimonio técnico.- responde a un concepto genérico en el ámbito de los mercados financieros que se utiliza para definir el valor máximo que pueden alcanzar los activos de riesgo de una institución definido en base a aquel. En el Ecuador, la ley que rige para el sistema financiero, regula que el patrimonio técnico este constituido por la suma de capital pagado, reservas, el total de las utilidades del ejercicio corriente, utilidades de ejercicios anteriores, aportes a futuras capitalizaciones, obligaciones convertibles, menos la deficiencia de provisiones, amortizaciones, y depreciaciones requeridas, desmedros, y otras partidas que la institución financiera no haya reconocido como pérdidas y que la Superintendencia de Bancos las catalogue como tales.

Prestamista.- una de las partes que intervienen en un contrato de préstamo entregando el objeto al prestatario. Normalmente este término se utiliza más en los préstamos de dinero. El prestamista cobra un interés.

Prestatario.- persona que recibe un préstamo y que está obligado a su devolución una vez transcurrida el plazo fijado para ello. Generalmente, debe pagar un interés por la cuantía de dicho préstamo.

Procedimiento crediticio.- es la descripción de los pasos básicos que se deberán seguir para el otorgamiento de un crédito, desde el inicio de la relación con el solicitante.

Política crediticia.- dentro del contexto macroeconómico, conjunto de medidas que tiene como consecuencia una variación en la cantidad de recursos disponibles para el crédito y en las condiciones para la disposición de este, por lo que esta política está estrechamente relacionada con la política monetaria e incluso puede ser considerada como parte de ella.

Provisión.- cuenta del pasivo en la que se recogen las dotaciones efectuadas para hacer frente a obligaciones o responsabilidades probables o ciertas, pero de cuantía indeterminada, depreciación reversible de activos o quebrantos eventuales. La provisión financiera recoge la expresión contable de las correcciones de valor motivadas por pérdidas reversibles producidas en los créditos y valores negociables. Las cuentas de este subgrupo aparecen en el activo del balance minorando las inversiones o los créditos a que correspondan.

Riesgo.- eventualidad o contingencia que puede causar pérdida. Incertidumbre que puede afectar a determinada actividad o al resultado de una operación. Dicha posibilidad puede ser estimada con cierta precisión, como cuando se conoce la probabilidad de que ocurra alguna contingencia determinada, o puede ser completamente imprevisible. En el ámbito financiero, se dice que una inversión tiene riesgo cuando existe la posibilidad de que el inversor no recupere los fondos que ha invertido en ella. Las inversiones con riesgo alto tendrán que proporcionar una mayor rentabilidad, para que al inversor le compense invertir en ellas.

Riesgo de crédito.- riesgo de conceder un crédito y no cobrar los intereses y/o el principal en el plazo fijado por insolvencia del deudor o por cualquier otro motivo que impida la finalización de la obligación.

Score crediticio.- la calificación de una emisión de deuda o un préstamo, o la calificación de la solvencia crediticia de un particular o una compañía. Cuando el término se aplica a los bonos, frecuentemente se denomina calificación de un bono.

Sistema financiero.- es un conjunto de instituciones que tiene como función principal organizar el mercado y canalizar los recursos financieros desde los agentes financieros excedentarios (ahorradores) y los deficitarios demandantes de capital (inversionistas y prestatarios).

Superintendencia de bancos y seguros.- entidad jurídica de derecho público, organismo técnico y autónomo, dirigido y representado por el superintendente de bancos. Tiene a su cargo el control y la vigilancia de las instituciones del sistema financiero público y privado, así como de las compañías de seguros y reaseguros, determinadas en la constitución y en la ley.

Teoría de los prospectos.- teoría desarrollada por Kahneman y Tversky en 1999 y que describe como las personas toman sus decisiones en situaciones donde tienen que elegir entre alternativas que involucran riesgo.

Teoría de la utilidad.- conjunto de principios, definiciones y conceptos económicos sobre la utilidad estudiado por varios economistas a lo largo de la historia. La utilidad se define como la variable cuya magnitud relativa indica la dirección de la preferencia. La teoría presenta la manera en la que se calcula la utilidad y como se la debe maximizar.

Valor de indiferencia.- punto de inflexión dentro de la metodología de elicitación donde el sujeto no puede cambiar de decisión entre el riesgo y lo seguro ya que no le causa ninguna motivación.

CAPÍTULO I.

ADMINISTRACIÓN DEL RIESGO DE CRÉDITO

Riesgo de crédito es la posible pérdida de un agente económico como consecuencia del incumplimiento de las obligaciones contractuales que incumben a las contrapartes con las que se relaciona. El concepto se relaciona habitualmente con las instituciones financieras y los bancos, aunque también puede ocurrir en cualquier otra empresa.

“El riesgo de crédito es la posibilidad de incurrir en una pérdida si la contrapartida de una transacción no cumple plenamente las obligaciones financieras, acordadas por contrato, a su debido tiempo, forma o cuantía.” (Bonas, Llanes, Uson & Veiga, 2007, p.10) Generalizando el concepto, el riesgo de crédito está establecido por la pérdida de valor de una cartera crediticia; sin conocer el futuro de cobro de tal activo. Es entonces, cuando se puede afirmar que la calidad del riesgo puede estar definida tanto por la probabilidad de incumplimiento de cierto contrato como por la pérdida de valor de las garantías. El riesgo de crédito viene dado por tres elementos importantes: la pérdida esperada, la pérdida no esperada y el capital regulatorio y económico. El primer componente es el resultado del análisis estadístico sobre la cantidad de crédito que no se logrará cobrar basado en el histórico del banco; el segundo, en cambio es lo incobrable de un préstamo y que no entra en el estudio anterior, fruto de sucesos extraordinarios; por último, el capital regulatorio es el capital necesario del banco para proteger a la entidad de pérdidas elevadas, superiores al componente estudiado de pérdida.

Para la Superintendencia de Bancos Colombianos el riesgo de crédito se define como “la probabilidad de que el Banco incurra en pérdidas (no esperadas) y se disminuya el valor de sus activos como consecuencia de que sus deudores fallen en el cumplimiento oportuno o cumplan imperfectamente con los términos acordados en los contratos de crédito” (Henao, 2006, p.92). La Superfinanciera (nombre con el que se conoce a la institución ya mencionada) reconoce la importancia que tiene para las entidades financieras lograr conocer, administrar y gestionar el riesgo de crédito y el resto de riesgos. Según esto, la rentabilidad del negocio depende plenamente de la administración de riesgos. Y al ser la gestión de créditos la principal actividad de la banca, administrar el riesgo de crédito resulta clave para el desempeño de las instituciones bancarias.

Profundizando un poco más en la pérdida esperada, se conoce que este elemento del riesgo de crédito depende del deterioro que presenta la cartera en la fecha del análisis y se determina por la calidad de cada uno de los prestatarios según su respectiva calificación. El cálculo de la pérdida esperada viene dado por la exposición que posee el activo a la probabilidad de incumplimiento, dado según el rating del prestatario y por la severidad que recae luego de hacer todos los intentos de cobranza.

En el ámbito financiero “se dice que una inversión tiene riesgo cuando existe la posibilidad de que el inversor no recupere los fondos que ha invertido en ella. Las inversiones con riesgo alto tendrán que proporcionar una mayor rentabilidad” (Superintendencia de Bancos y Seguros 2010) siendo así el motivante para correr el riesgo y realizar la inversión.

El riesgo de no pago de una deuda por parte de un cliente se reduce cuando se estudia el perfil crediticio del mismo. Lo que presenta como factores principales al historial crediticio, calidad de activos, flujo de caja, entre otros. En el caso de historial crediticio si una persona no ha pagado deudas con acreedores en el pasado, es probable que no pague la deuda actual con el banco y por eso el banco puede decidir no prestarle para no correr ese riesgo; mientras que si una persona si ha pagado las deudas con acreedores en el pasado, entonces es probable que si pague la deuda actual con el banco y por eso la entidad puede decidir si prestarle y correr ese riesgo. El mismo criterio se aplica a la calidad de activos: si los activos presentados no son un respaldo para el deudor entonces aumenta la probabilidad de incumplimiento de la obligación; pero si los activos si son un verdadero respaldo, la probabilidad de incumplimiento se reduce considerablemente, ya que en caso de no tener liquidez, el deudor podrá vender estos activos para solventar la deuda. El flujo de caja genera el mismo impacto sobre el riesgo de incumplimiento del crédito; ya que con un flujo prometedor la probabilidad se reduce pero con un flujo que no genera tanta liquidez entonces la probabilidad aumenta.

1.1 COMITÉ DE BASILEA

El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea está formado por altos representantes de autoridades de supervisión bancaria y bancos centrales de las principales economías mundiales. Su objeto es formular principios de gestión que mejoren el funcionamiento del banco como negocio y como un motor fundamental de la economía. Constantemente, realiza estudios y elabora publicaciones para ser comentadas por académicos y eminencias dentro de las Finanzas y la Banca. Los postulados más discutidos y que llegan a ser de trascendencia han sido agrupados y expuestos como los Principios de Basilea I, II y III.

El comité de Basilea ha establecido un grupo de principios básicos para la buena gestión bancaria. Dentro de este marco se resalta la importancia de que los bancos deben ser supervisados constantemente “para poder evaluar la calidad del activo y la conformidad de las provisiones y reservas para la pérdida de préstamos” (Superintendencia de Bancos y Seguros, 2010).

Basilea destacó que es importante ver los niveles óptimos de seguridad ante el riesgo de crédito desde el proceso de inicio de fijación de provisiones hasta el cumplimiento mensual de dichas operaciones contables. Para poder alcanzar la seguridad deseada es importante que las políticas de aprovisionamiento sean elaboradas en un escenario probable de suceder y que contemple escenarios negativos. También indica el comité que debe regularse la clasificación de la cartera para evitar fallos en la gestión de riesgo. Además, el sistema financiero debe mantener siempre expectativas altas de recuperación de cartera evitando así tener provisiones insuficientes. El organismo que regula y que exige el control del sistema bancario en el Ecuador es la Superintendencia de Bancos y Seguros; siendo las normas dictadas por el Comité de Basilea la base para el control de la gestión.

“Basilea II tiene por objetivo construir sobre una base sólida de regulación prudente de capital, supervisión, y disciplina de mercado, y reforzar la administración de riesgo y la estabilidad financiera” (Superintendencia de Bancos y Seguros, 2010).

1.2 MODELOS DE ADMINISTRACIÓN DE RIESGO DE CRÉDITO

Un modelo de administración de riesgo de crédito contiene las técnicas necesarias para el otorgamiento y seguimiento de los créditos que realiza el sistema financiero a sus clientes. Su objetivo principal consiste en cuantificar anticipadamente las pérdidas potenciales en las que podría incurrir una institución en el otorgamiento del crédito. No considerar explícitamente este manejo puede generar efectos nocivos no sólo en el sistema financiero sino también en el resto de la economía. La historia ha determinado que el sistema financiero es un sector clave de la economía.



Los modelos de medición de riesgo han ido evolucionando para poder transformarse en la herramienta necesaria para el correcto manejo del riesgo. De la misma forma, regulaciones al sistema bancario se han enfocado más en los requerimientos al capital y a las provisiones, dos de los elementos fundamentales en un buen manejo del riesgo de crédito en las instituciones financieras. Estas partes no son todo lo referente al estudio del riesgo de crédito, sin embargo son buenos representantes de la administración del riesgo.

Por un lado, es sumamente importante canalizar el riesgo a través de un correcto modelo de medición y por el otro lado, con el fin de precautelar la salud financiera de las empresas, el ente regulatorio debe asegurar la presencia de un capital adecuado para enfrentar el riesgo. Es decir, saber medir los riesgos es un generador de preguntas y controlar un adecuado capital regulatorio es un generador de respuestas. A continuación se exponen ambos elementos desde el punto de vista teórico, apoyándose plenamente en el principal ente de supervisión bancaria y también desde el punto de vista de la gestión misma de la banca.

En uno de los estudios realizados por el Comité de Basilea, en donde se buscaba mejorar las metodologías de cómputo de los distintos riesgos que interactúan en el sistema financiero, se definieron tres métodos para el cálculo del riesgo de crédito: el método Estándar, el método IRB Básico y el método IRB Avanzado. Se destacó, en todo momento, que ninguno de los métodos es mejor que los otros, que los tres tienen igual grado de sensibilidad y principalmente, que los bancos y supervisores deben “seleccionar el método o métodos que consideran más adecuado(s) al grado de desarrollo de las operaciones del banco y a la infraestructura del mercado financiero” (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2003, p.4).

El método estándar para el riesgo de crédito está formado por un modelo de clasificación de las exposiciones al riesgo crediticio, por una escala con distintos niveles de ponderación de riesgo y por una evaluación externa de crédito. En este modelo se evalúa tanto la cartera que maneja la institución, como la cartera que maneja el mercado total. La clave del método consiste en ponderar los distintos créditos por su nivel de riesgo para así asignar un nivel confiable de capital mínimo. Así, por ejemplo, todos los préstamos a personas naturales son ponderados al 100%, los préstamos a empresas también son ponderados al 100%; si alguno de los dos préstamos se encuentra en mora, entonces será ponderado al 150%; el valor ponderado de la cartera permite elaborar el capital mínimo del banco; siendo el 8% el requerimiento mínimo establecido por el Comité de Basilea. Además, existen distintas ponderaciones en los casos en que el préstamo posea colaterales, garantías y derivados del crédito que disminuyen el riesgo crediticio. También toma en cuenta a las empresas calificadas como entes crediticios en caso de que estas estén de garantes en alguna operación crediticia. “El diseño del método estándar establece una serie de distinciones entre exposiciones al riesgo y operaciones, con el fin de mejorar la sensibilidad al riesgo de los coeficientes de capital resultantes” (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2003, p.6).

El método basado en calificaciones internas fue uno de los métodos desarrollados en el Nuevo Acuerdo suscrito por el Comité de Basilea antes de la publicación de Basilea II en 2003. Este método IRB2 se diferencia del método estándar en que se le asigna mucha más validez a las evaluaciones internas de los bancos en el momento de calcular el capital requerido. Es decir, en el método IRB se considera como principal elemento desencadenante de riesgo a las evaluaciones internas. Y al tener tanta importancia dichas evaluaciones, no se les da total libertad a los bancos para que realicen su evaluación. Por lo que el Comité determina que fórmulas utilizar y de qué modo ponderar el riesgo en los distintos niveles de la cartera. Así, los bancos delimitan su requerimiento de capital basados en la metodología de cálculo propuesta por el Comité de Basilea. La metodología IRB tiene la particularidad de adaptarse a todo tipo de banco y es así “que la utilización de estos métodos representa un avance sustancial en el desarrollo de un sistema de evaluación del riesgo significativo para las principales y más complejas organizaciones bancarias en el mercado actual” (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2003, p.6). El método IRB no es rígido y se adapta a cualquier banco ya que el método abarca una amplia gama de carteras; para grupos de carteras, donde se evidencien distintas exposiciones, hace una variación del cálculo del capital.

A continuación se detalla las diferencias vistas por el comité de Basilea, de los métodos IRB básico e IRB avanzado junto con explicar cada tipo:



1.2.1 Exposiciones frente a empresas, bancos y soberanos3

En este tipo de exposiciones se consigna agrupar una metodología para los créditos en general. Califica cada crédito de esta exposición según cuatro entradas cualitativas importantes: la probabilidad de incumplimiento, la pérdida en caso de incumplimiento, exposición al riesgo de crédito y el vencimiento. Cada exposición representa un valor distinto de capital requerido; incluso cada tipo de empresa implicará hacer ajustes en la cantidad de capital, por ejemplo las PYMES, empresas cuyas ventas son menores a cierto valor. La diferencia principal entre el método IRB básico y el IRB avanzado es la procedencia de los elementos internos para el cálculo de la exposición; mientras que en el IRB avanzado, el banco en cuestión realiza estimaciones para la probabilidad de incumplimiento, la pérdida en caso de incumplimiento, la exposición al riesgo de crédito y el vencimiento; en el IRB básico sólo se estima la probabilidad de incumplimiento, ya que el ente de control establece los valores supervisores para el resto de variables. La metodología IRB también permite tomar en cuenta las distintas herramientas de cobertura de riesgo, como son los colaterales, las garantías y los derivados del crédito, las cuales minimizan la pérdida en caso de incumplimiento. De aquí se permite el siguiente análisis, al usar el método IRB avanzado se puede comprender de mejor manera la calidad de las herramientas de cobertura propias del banco, y reducir a su vez el riesgo inminente; el método IRB básico analiza las herramientas del mercado global perdiendo flexibilidad en el cálculo.



1.2.2 Exposiciones minoristas

Esta parte del análisis sólo lo permite el método IRB avanzado, maneja las mismas variables de cálculo que las exposición para empresas menos el vencimiento y además no presenta un cálculo por cada una de las exposiciones sino que agrupa las minoristas según tres categorías y luego hace cálculos en conjuntos.

Los grupos son los siguientes: i. exposiciones garantizadas mediante hipotecas para adquisición de vivienda, ii. exposiciones minoristas no aseguradas pero que son autorrenovables por sus características de pérdidas apropiadas, iii. el resto de exposiciones que no entran en las dos anteriores y que son consideradas como otras minoristas.

1.2.3 Financiación especializada

La financiación especializada viene a ser el término que explica el grupo de financiamiento al por mayor y que en resumen son similares financiamientos de proyectos individuales en donde el cumplimiento del contrato depende mucho de la calidad de los colaterales y del conjunto subyacente que posee. Así mismo se agrupan los distintos proyectos en grupos de clasificación y se evalúa su distinto nivel de riesgo.



1.2.4 Exposiciones accionariales

Los bancos también deben tratar por separado sus exposiciones accionariales mediante el cálculo de probabilidad de incumplimiento, la pérdida en caso de incumplimiento y el potencial descenso de los precios en el mercado; esto para sus carteras de valores y se realiza según cierto período de tiempo.

El Comité de Basilea culmina su estudio sobre los tres métodos de medición de riesgo con la siguiente afirmación:

El desafío al que se enfrentan los bancos consiste en definir con claridad y objetividad los criterios correspondientes a sus categorías de calificación, con el fin de ofrecer una evaluación significativa de las exposiciones crediticias individuales, así como de su perfil general de riesgo. Un entorno de control sólido es otro factor esencial para asegurar que los sistemas de calificación de los bancos sirven a su propósito y que las calificaciones resultantes son fidedignas. Entre los aspectos de control recogidos en los criterios mínimos del IRB se encuentran un proceso de calificaciones independiente, el examen interno y la transparencia (Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, 2003, p.9).

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal