Universidad de los hemisferios



Descargar 8,43 Mb.
Página8/17
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño8,43 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   17

MARCO REFERENCIAL

  1. Representación Visual


Cuando hablamos de representación visual, inmediatamente salta a la mente diversas formas de representar una realidad visualmente, ya sea mediante el video, la fotografía, el retrato, la pintura o incluso la representación escénica. Pero si queremos dar una definición más concreta es necesario remitirse al concepto de estudios visuales, el cual se diferencia de cultura visual tal y como lo explica Mitchell:

Es útil distinguir, desde un principio, entre estudios visuales y cultura visual, el primero el campo de estudio y el segundo su objeto, su objetivo. Estudios visuales es así el estudio de la cultura visual. Esta aclaración evita la ambigüedad que infesta materias como la de la historia, en la cual el campo y las cosas abarcadas por el mismo reciben el mismo nombre[Mit03].

Pero abarcando un poco más esta idea, estaríamos diciendo que gracias a los estudios visuales estaríamos constatando la existencia de una cultura de lo visual, manifestada en infinidad de corrientes artísticas que se lanzaron como una opción diferente a las demás y que ahora cuentan con millones de seguidores y los más variados espacios para su expresión. Esto es sólo un poco de lo que ha logrado la cultura visual.

Sin embargo, al referirnos a cultura visual sería imposible dejar de lado a la historia del arte, la cual ha sintetizado de manera cronológica el concepto de arte en las diferentes escuelas a nivel del mundo, comenzando desde las civilizaciones antiguas hasta nuestra época. Pero según Guasch, este término ha sido reemplazado y utilizado de diferente manera:

Por cultura visual o Estudios Visuales entendemos un cambio fundamental en el estudio de la historia tradicional del arte en el que el concepto “historia” es sustituido por el de “cultura”, y de el de “arte” por lo “visual”, jugando a la vez con la “virtualidad” implícita en lo visual y con la materialidad del término “cultura”[Gua03].

Además, se habla de una ruptura de la historia del arte frente a las imágenes, las cuales al ser estas clasificadas entre artísticas y no artísticas, se rompe toda historia que pueda haber detrás de estas imágenes. Ahora, cuando admiramos una pintura o una película, nos damos cuenta de que posee una estética, pero ¿qué es la estética? Como dice Mitchell:

La estética es la rama teórica del estudio del arte. En virtud de ello, se ocupa de cuestiones fundamentales como la naturaleza del arte, el valor artístico y la percepción artística dentro del campo general de la experiencia perceptiva [Mit03].

Es decir que la estética se preocupa más por la armonía de la cosas, de su belleza y lo que esta nos hace sentir. Cuando vemos una pieza de arte caracterizada por su “bella” estética, inmediatamente comprendemos que el arte a parte de ser bello es la perfección en su máxima expresión y así se entendería como una fotografía de un atardecer de color naranja puede ocasionarnos una mezcla de sentimientos e incluso llegarnos directo al corazón.

Nuestra época se caracteriza por un predominio de material visual que se encuentra en todas partes y es difícil no verlo, si las mismas tácticas publicitarias y de marketing se encargan de ponérnoslas en frente. Se puede hablar de un dominio de los medios visuales en toda su extensión, la misma televisión y el cine han sido utilizados para transmitir esta idea. Pero, lo más preocupante es que nos están limitando al ver, invadiéndonos de ruido visual que capta nuestra atención y muchas veces logra su objetivo, sin reconocer que estamos perdiendo toda capacidad auditiva y táctil en el proceso:

Existe un reflejo de todo ello y consiste un giro visual o hegemonía de lo visible en la cultura moderna, un dominio de los medios visuales y del espectáculo sobre las actividades verbales del habla, la escritura, la textualidad y la lectura. Esta idea se encuentra vinculada con la creencia de que otras modalidades sensoriales como el oír o el tocar están atrofiadas en la presente era de la visualidad [Mit03].

Asimismo, si se presenta una imagen de gran atracción visual, ya está captando la atención del espectador y si además se presenta con un contenido vendedor, estamos hablando sobre la capacidad de ejercer poder sobre las personas. La visualidad es poderosa y depende de nosotros el ceder o ser inmunes ante su efecto:

La visión y todas las formas visuales constituyen la expresión de relaciones de poder, en las cuales el espectador domina el objeto visual, mientras que las imágenes y sus productores ejercen poder sobre los observadores [Mit03].

Al estar saturados de tanta visualidad es difícil no utilizarla a nuestro favor; por ejemplo, ya se ha hablado antes de la publicidad pero más concretamente al hablar de fotografía y gráfica, es una vasta área creativa en donde se puede expresar cualquier cosa. Sin lugar a dudas, la representación visual cuenta con demasiadas expresiones a su haber y estas pueden ser entendidas de muchas maneras:

Al igual que en la teoría fílmica y en los estudios de los media y la publicidad, la imagen es tratada como proyección, casi como un doble inmaterial, tanto desde el punto de vista del registro psicológico de la imagen como del registro psicológico del simulacro [Gua03].

Esto demuestra que a su vez está existiendo un registro en la memoria de la gente ocasionada por el reciente material audiovisual proyectado tanto en una sala de cine como en el televisor de una casa.Al ver una imagen, siempre se darán diversas interpretaciones en torno a esta, ya que aquí se define lo que la imagen represente para cada persona, tomando en cuenta sus experiencias personales, gustos, origen, cultura, etc. Se puede afirmar que:

La idea de la visión como una práctica social, como algo construido socialmente o localizado culturalmente, a la vez que libera las prácticas del ver de todo acto mimético, las eleva gracias a la interpretación. Lejos queda un sociologismo centrado en lo positivista y empírico y atrás quedan también visiones de un estricto perceptualismo [Gua03].

La visualidad hoy en día, está manifestada de diversas maneras, en parte gracias a las facilidades tecnológicas que tenemos en la actualidad, los padres pueden filmar a sus hijos, ya sea bailando en una representación escolar o montando por primera vez una bicicleta en el patio de su casa, sin nada más que la cámara de su celular. La representación visual se manifiesta en el hecho de que ahora la imagen es más nítida, con un mejor audio, y con la posibilidad de almacenarla en un computador de manera más sencilla.

Dentro de la visualidad que se maneja hoy en día, nos damos cuenta de que ciertos aspectos culturales han cambiado, ya sea por el cambio del entorno o ciudad en que vivimos, la vestimenta o incluso la manera de hablar, son detalles que conforman una cultura más de consumo y apegada a lo material. Por ejemplo, los niños que ya no juegan más con coches de madera, sino que ahora prefieren los videojuegos o jugar a través de su celular. En sí, son aspectos que influyen en la manera de contar historias, porque sin esperárselo nos damos cuenta de la transformación sufrida por las generaciones anteriores, cuyas actividades de distracción y de ocio eran muy diferentes a las que tenemos ahora.


    1. Relato en el video casero


El video casero o doméstico nace como una forma de registrar en video momentos y puntos clave de la vida de una persona o familia a modo de película. Esta puede ser grabada en todo tipo de formato y veinte años atrás lo que se utilizaba eran casetes Video 8, Beta o VHS, formatos ahora ya obsoletos con la llegada del video digital o DVD y que antes eran la única manera de capturar esos valiosos momentos. Según Odin:

Por cine doméstico entiendo una película (o un video) realizados por un miembro de una familia a propósito de personajes, acontecimientos u objetos ligados de una u otra manera a la historia de esa familia, y de uso preferente por los miembros de esa misma familia[Odi10].

Esto quiere decir que los protagonistas son los miembros de la misma familia que están siendo filmados de igual manera por alguien de la familia, ya sea el padre, la madre o alguien muy allegado a ellos. Otra característica es que el video casero no posee una trama continua, sino más bien se compone por la unión de fragmentos de una situación por la que pasa una familia en ese momento. De acuerdo a Odin:

El cine doméstico no cuenta una historia: desgrana fragmentos de acciones. Los planos de larga duración que encontramos ahora gracias al video no cambian nada en este sentido: que un plano dure más minutos no significa que se convierta en más narrativo: haca falta todavía que esté construido sobre el modo narrativo y especialmente que su final remita su comienzo [Odi10].

Estos cortes abruptos pueden ser considerados incluso como una manera primitiva de edición, en la cual un plano general de la familia muy bien arreglada en la iglesia, puede pasar de repente a un primer plano de la madre con su hijo mientras este está siendo bautizado. Casi sin querer le está dando una narratividad a la historia y hace que el espectador pueda darse cuenta de que ahí sucede algo, es el bautizo del hijo pequeño de una familia, la cual se encuentra en la iglesia y están todos muy bien arreglados (Imagen 1).


Imagen 1:“Bautizo Ricardo”

Fuente: Archivos de la Familia Rivera-Abad

Existen también videos caseros que muestran varias situaciones que sucedieron en un mismo día y que no necesariamente van de una misma línea narrativa, ya que en algunos se puede mostrar a una familia que está de paseo por un bosque y de repente un salto y ahora se encuentran nadando en un río. Nadie sabe lo que pasó en ese lapso pero la narración del video está hecha de esa manera (Imagen 2).

Imagen 2: “Paseo a la Cascada-río”

Fuente: Archivos de la Familia Rodríguez-Abad

El video doméstico ofrece una serie de momentos indeterminados que van encadenados unos con otros y que dejan al espectador un tanto aturdido en cuanto a lo que está pasando. Cabe resaltar que la manera en la que los padres filmaban era simplemente presionando el botón de REC y Pausa cada vez que deseaban grabar o en su defecto detener la grabación, es así como está acción se repetía cada vez que sucedía algo interesante y que merecía ser grabado. Como lo afirma Odin: “El video, con su posibilidad de imprimir la fecha y la hora de la imagen, eliminar la ambigüedad a ese nivel, pero la información es puramente designativa: el tiempo se indica pero no se exprime”[Odi10]. Según esto, aunque es posible asignarle una fecha y hora exacta a los eventos registrados, la información quedará de fondo y es esta la que no se podrá mostrar en su totalidad.

Otro de los puntos a recalcar es que en el video casero, sus protagonistas están acostumbrados a ver hacia la cámara y a responder ante esta. Es por eso que en casi todos, la misma persona que filma es la que narra lo que sucede en ese momento y al mismo tiempo la que se encarga de hacer preguntas para que sus personajes se sientan en la obligación de responder mirando a la cámara, como una especie de entrevista. A esto Odin complementa:

Una de las primeras cosas que aprende un actor de cine es que no debe mirar a la cámara. Los teóricos han explicado el porqué de esta prohibición: mirar a la cámara es denunciar la filmación y comprometer así la creencia en la existencia del mundo representado. El cine doméstico multiplica las miradas a cámara o, más exactamente, las miradas a quien maneja la cámara [Odi10].

Se dice que las películas caseras solo muestran a las familias en sus mejores momentos y que es imposible encontrarse con peleas o ver a la familia atravesando por momentos difíciles. Como lo dice Odin:

El cine doméstico borra todo aquello que pudiera ser realmente íntimo y privado: es raro encontrar en películas familiares escenas de peleas, personas en los aseos o haciendo el amor. Al final, recreando los acontecimientos vividos en el marco de una proyección de cine doméstico, los miembros de la familia tienden a incrementar al máximo su placer presente, introduciendo en la diégesis que construyen todo aquello que les hubiera gustado encontrar en lo que vivieron [Odi10].

Sin embargo, pensamos que al exponer a las personas a revelar su vida privada frente a una cámara, les estamos obligando a que saquen su lado vulnerable y puedan incluso sentirse amenazadas, lo cual lleva a una provocación y finalmente a estas escenas de llanto y berrinche atípicas de video casero. Por ejemplo, tenemos a una niña el día de su cumpleaños, la cual no se encuentra contenta porque el pastel escogido no era el que ella quería y para alegrarla su madre la sacan a bailar, todo esto mientras esta siendo filmada por el padre. Ella no responde bien frente a la invitación a bailar y se comienza a sentir amenazada por la cámara que la sigue a cada instante y como consecuencia se pone a llorar y a gritarle a su padre para que no la filme más. Igual la grabación queda registrada y esto es más que suficiente para comprobar que la niña no la pasó tan bien el día de su cumpleaños.

      1. El video casero en la actualidad


Se puede afirmar que el video casero también ha ido avanzando junto con la tecnología, ya que cada vez es más común que los videos sean filmados en cámaras de alta definición de teléfonos como iphones y otros smartphones, más que con una cámara profesional de video, las cuales triplican su costo y muchas veces se puede obtener una calidad en la imagen igual de buena que con un celular de alta tecnología. Además, los celulares son mucho más accesibles al consumidor y lo ayudan a no perderse tan preciados momentos en la vida de sus familiares.

Es claro ver la evolución en el video registro, comenzando desde los casetes ¾ Umatic, pasando por el formato VHS, Betamax, Video 8, Dvcam, Mini Dv, para finalmente llegar a la tarjeta SD, en la que el material es netamente digital. Atrás quedaron los viejos casetes, que a parte de ocupar espacio, corrían el riesgo de verse afectada la cinta por el calor, el tiempo y las constantes rebobinadas, lo que podía provocar un desfase en el tracking, experimentando saltos abruptos en la imagen o hasta perder el audio original. Con la tarjeta SD por su parte, el video es pasado directamente al computador y podrá ser reproducido cuantas veces se quiera, además de que el material prevalecerá intacto y sin daños en el registro, obviamente sacando los respectivos respaldos para nunca perder tan valiosa información.

En la actualidad, y gracias a la ayuda de Internet, las personas, en su mayoría, usuarios de YouTube, han optado por subir a la web sus propios videos hechos de manera casera. YouTube, al ser una plataforma de video gratuita, permite a sus usuarios cargar videos en HD (High Definition) en su sitio web y además les da la posibilidad de que sean contabilizadas el número de visitas que obtengan cada uno sus videos, que estos sean calificados, compartidos e incluso comentados por otros usuarios. Todo con la finalidad de que el video cuente con el mayor número de visitas posible y que pueda ser visto en todo el mundo.

Tal vez, como una manera de desafiar a las formas tradicionales del registro en video, las nuevas generaciones han utilizado esta herramienta, para subir videos, muchos grabados desde cámara de celular y que no necesariamente, cuentan con técnicas avanzadas de filmación, ni de edición, pero aun así podemos considerarlo como el futuro de los videos caseros. Al respecto:

Está claro que los videos, sobre todo los caseros, que se ponen en YouTube no siempre son productos elaborados en el sentido profesional; lo que prevalece es el registro y la edición rápida; por ello decimos que en YouTube hay mucho de subjetividad, de experimentación, de iniciativas, que incluso ponen en debate los viejos géneros y las maneras clásicas de filmar. Empero lo más importante es lo que la actividad involucra: su hechura y lo que muestra supone una etnomirada [Rod10].

Pero avanzando un poco más con la idea del YouTube, estos videos, de igual manera, buscan registrar momentos importantes, así como también rostros, palabras y anécdotas que puedan salir de un simple evento familiar o tan sólo con filmar las ocurrencias que habla un niño pequeño de 4 años. Tal y como se nos explica a continuación:

Las personas tienen métodos particulares, etnométodos o procedimientos para vivir la vida cotidiana. Esto es posible de observar en los videos, si se considera que estos traducen los comportamientos propios de las personas cuando se trata de registros audiovisuales cuya intención no es la técnica sino propiamente la captación de momentos personales o grupales[Rod10].

Sin duda alguna, esta nueva modalidad cumple con el objetivo inicial de registrar e historizar la vida de las personas. Ya en formato digital, el autor decide si lo guarda para su archivo personal o lo sube a la plataforma de YouTube, ya sea de forma profesional o amateur, la verdad es que el video casero en la actualidad sigue siendo parte de nuestras vidas y de nuestros momentos personales y familiares más importantes.


    1. Historización o memoria familiar


Los padres siempre han tenido la necesidad de guardar y conservar recuerdos de cuando sus hijos eran pequeños; éstos podían ser simples objetos que les recuerda a la etapa de recién nacidos o incluso fotos, cartas, juguetes y porqué no videos casero. Para quienes hayan tenido la oportunidad de registrar el rostro y las voces de sus hijos en los momentos más importantes de sus vidas, como bautizos, cumpleaños, viajes, paseos, etc., éstos se ven mantenidos a través de los tiempos gracias a la tecnología del videocasete y que hoy muy pocos han tenido la oportunidad de rescatarlos.

Aquí es donde surge el deseo de los padres por documentarla historia de sus hijos, partiendo por puntos claves como el nacimiento, la infancia y la adolescencia. Cada etapa de sus vidas se muestra como un momento único e irrepetible que los padres sienten que deben aprovecharlos al máximo y haciendo uso de la herramienta audiovisual, es la única manera en la que pueden captar las expresiones o acciones precisas que ocurrieron en un determinado momento y que se creían guardadas en la memoria a modo de recuerdos. Gestos, caras, voces son registradas para siempre gracias al video registro, cosa que no se puede lograr a con la fotografía. En este contexto:

La imagen familiar se ha ido convirtiendo con el tiempo en una importante huella mnemónica en la que se cimientan los recuerdos familiares y personales, pero en la que últimamente también se apoyan las memorias colectivas e incluso históricas [MarcadorDePosición1].

Pardo se está refiriendo precisamente a la huella que van dejando los hijos en determinados puntos de sus vidas y que se los puede revivir gracias a la imagen o en este caso al video casero, el cual además cumple con la función de apelar a la memoria familiar y a su historia como tal.

Conforme los hijos crecen van cambiando, tanto su forma de ser, gustos, amistades y tendencias y esto es algo que se evidencia claramente en el video casero. Una niña tímida de 7 años puede pasar a convertirse en una hermosa señorita de 12, mucho más segura y con bastantes amigos. O, así mismo, un pequeño niño de 6 años que disfruta mucho jugar al fútbol, se ve 10 años más tarde con intereses totalmente diferentes como los videojuegos y la música. Y es precisamente ese salto el que más sorprende a los padres, a quienes les resulta poco el tiempo que comparten con ellos si cada día crecen más y más y van dejando de ser unos niños.

Los padres arman verdaderos archivos históricos de sus hijos, desde su primer mechón de cabello, pasando por las manualidades hechas en el preescolar, hasta sus juguetes y ropa favorita. En cuanto a los videos, las familias que tuvieron la suerte de poseer una filmadora, aún guardan en cajas los casetes, ya sean en VHS, Beta o Video8 y cada uno con su respectiva etiqueta en la que se lee una pequeña descripción de lo que se verá a continuación. Sin embargo, no todas las familias han logrado conservarlos con el tiempo, algunos incluso fueron extraviados o hasta dañados al ser la cinta un material tan delicado.

Y son precisamente estos casetes el único material audiovisual existente que tienen los padres para reavivar el recuerdo de sus hijos y aunque en muchos casos estos videos no posee una estructura narrativa definida, poseen la capacidad traer a la actualidad experiencias ya vividas años atrás y que son fácilmente recordadas gracias a la bondad del video. Odin nos indica entonces:

El cine doméstico no tiene necesidad de producir una estructura narrativa ni una construcción coherente, porque estas preexisten en la memoria de los participantes. Todo lo que se pide en el filme es reavivar los recuerdos, para permitir a las familias revivir juntos los acontecimientos ya vividos. En general, ver una película doméstica en familia es también trabajar para reconstruir juntos la historia de la familia [Odi10].

La memoria cumple un papel importante, en cuanto a la recordación de los hechos que va acumulando una persona durante toda su vida, tal como lo explica Pardo a continuación: “La memoria vendría a ser una facultad, una capacidad y, al hablarnos de ‘exposición de hechos’, se le estaría otorgando un carácter de narratividad. Frente a todo esto, el recuerdo se define como algo mucho más concreto y puntual” [MarcadorDePosición1]. Y es precisamente la memoria la encargada de traer al presente aquellos detalles y momentos que marcaron la historia a modo de recuerdos.

Pero como dice Van Alphen:“La memoria, por el contrario, está fundamentalmente conectada con el presente: es una y otra vez actualizada en el presente, y solo aquellos recuerdos que son significativos en el presente pueden ser activados”[Van09]. Esto se refiere a que existen ciertos detalles que pueden estar conectados a hechos o acciones en el pasado, pero que son pensados en el presente a modo de recuerdos. Ahí es donde radica el poder de la memoria, la cual siempre estará ahí pero en un modo pasivo y que solo será activada si se entra en contacto con algo que relacione un recuerdo con otro.

Podemos hablar también de la memoria reciente y la memoria a largo plazo. Cuando se tiene contacto con personas mayores ya en etapa senil, uno se puede dar cuenta que en ellos la memoria reciente ya no es muy utilizada y que más bien es la memoria adquirida ya hace muchos años atrás la que persiste. Un anciano es capaz de recordar sonidos como el llanto de su hijo cuando era bebé o la voz de su madre despidiéndose en sus últimos momentos de vida. A que voy con todo esto, a que si una persona es capaz de recordar todos esos detalles ya en la última etapa de su vida, es porque la memoria es como una joya que se mantiene intacta con el pasar de los años y que aguarda en la mente, esperando a que se le saque brillo y pueda volver a relucir ciertos vestigios o indicios de los recuerdos más escondidos. Calle nos dice:

Yo voy a hablar de la memoria llamada a largo plazo, la cual almacena cosas que ocurrieron hace mucho tiempo, funciona como una gran biblioteca donde se almacenan montones de libros durante mucho tiempo, como por ejemplo la infancia. Cuando procesamos la información, le damos significado, y la información considerada importante se transfiere a este tipo de memoria”[Cal08].

Cabe resaltar que el significado que le demos a algo no siempre va a ser el mismo para todos y que ahí es donde influye bastante las experiencias y vivencias personales de cada uno. Un collar puede que para una niña represente la estrecha relación que tenía con su madre ya fallecida y que para otro simplemente sea un objeto decorativo:

Entonces la memoria construye nuevas percepciones de igual manera que crea acciones nuevas, y es precisamente el desdoblamiento de la imagen que se percibe, la que se convierte en vehículo de la memoria, proyectando la imagen que en consecuencia provoca recuerdos[Rod12].

Todo depende del significado que le atribuyamos a algo, la autora habla de un desdoblamiento de la imagen, en la que un simple objeto puede viajar años atrás y conectarse con algo parecido, que lo traiga de nuevo al presente a manera de recuerdo.

Es por esto, que mediante el video casero, encontramos la manera de mantener vivir el recuerdo; de cierta manera plasmarlo por siempre en una cinta o en el caso de la fotografía en una imagen en papel y así acudir a este cada vez que se quiera revivir momentos agradables que ya son parte del pasado, pero que aun siguen vivos en el registro visual:“El cine, la imagen, la fotografía, de hecho son medios o herramientas de inmortalización. Lo que se quiere es vencer al tiempo, derrotarlo, a sabiendas que envejecemos y nos vamos apagando”[Rod05].

Algo propio del video casero y que no nos proporciona la fotografía, es la gracia de poder ver y escuchar a las personas que forman parte ya de nuestro pasado; como si para ellos nunca hubiese transcurrido el tiempo:

Cada imagen es una especie de momento que sigue viviendo. Esto se radicaliza con el cine, a diferencia de la fotografía. En ésta última todo está congelado, quieto, robado al tiempo que sigue su curso; en el cine casero lo mágico está en el hecho de que no obstante el tiempo real transcurre, hay un tiempo otro, el mítico que pervive, que siempre se vuelve actual. Entonces, aparecen las personas, nos hablan, nos miran, nos hacen gestos, caminan y nos enseñan a caminar y nos damos cuenta que como ellos hay mucho que caminar[Rod05].

Dentro de un video existen diversos códigos que muchos no son capaces de descubrir a simple vista. Esta es precisamente la riqueza de crear historias mediante el video registro, ya que se pueden crear distintas interpretaciones de un mismo hecho; lo que para unos va a significar una cosa, para otros significará algo totalmente diferente. Todo dependerá de quien lo vea y que cuanto sabe acerca de la persona o familia que se muestra en el video.

La verdad es que la mente humana es tan amplia, que podemos imaginarnos cantidades de cosas; incluso llegar al punto de crear pequeñas tramas o hasta un posible final para el video en cuestión. Uno puede deducir cosas porque la relación entre dos hermanos, que han vivido toda su vida juntos, aun no logran llevarse bien. Tan solo al observar sus constantes peleas en las reuniones familiares y que fueron captadas mediante el video doméstico, cualquier persona ajena a la familia o incluso allegada, puede encontrar la prueba del inicio de tanta disputa.

Ciertamente, la memoria familiar es un tesoro que puede ser guardado e inmortalizado ya sea en video o en fotografías y siempre mantendrá la misma esencia con la que fue capturada en un principio; y aunque esto no es más que un respaldo físico, la verdadera experiencia ya fue registrada en la mente humana y puede regresar cada vez que se requiera mediante el recuerdo, lo cual es algo muy poderoso y que sobrevivirá al tiempo.




  1. Compartir con tus amigos:
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal