Universidad de los hemisferios facultad de artes y humanidades



Descargar 2,3 Mb.
Página1/17
Fecha de conversión07.02.2017
Tamaño2,3 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17
UNIVERSIDAD DE LOS HEMISFERIOS

FACULTAD DE ARTES Y HUMANIDADES

PSICOPEDAGOGÍA

PROYECTO DE FIN DE CARRERA

Desarrollo y evaluación de un programa de habilidades visomotrices en niños de 4 años.”



DIRECTORA: MELISSA ROMERO

ESTEFANÍA VILLACRESES

SEPTIEMBRE 2014

INDICE

  1. Título

  2. Objetivos

    1. Objetivo General

    2. Objetivos Específicos

  3. Justificación

  4. Marco Teórico

  5. Hipótesis

  6. Metodología

    1. Instrumento de Evaluación

    2. Programa de Habilidades Visomotrices

    3. Descripción de los grupos

  7. Análisis del Proceso de Intervención

  8. Análisis de Resultados del Proceso de Intervención.

    1. Resultados Promedio Grupo Prueba

    2. Análisis Resultados Grupo Prueba

    3. Resultados Promedio Grupo Control

    4. Análisis de Resultados Grupo Control

  9. Conclusiones y Recomendaciones

    1. Conclusiones

    2. Recomendaciones

  10. Bibliografía

  11. Anexos

    1. Anexo 1

    2. Anexo 2


1. TÍTULO

Desarrollo y evaluación de un programa de habilidades visomotrices en niños de 4 años.



2. OBJETIVOS

2.1 Objetivo General

  • Analizar y medir los resultados del desarrollo de las habilidades visoperceptivas, mediante la aplicación del Programa propuesto por Marianne Frostig.

2.2 Objetivos Específicos

  • Desarrollar un programa de estimulación visomotriz en niños de 4 años, evaluación de su proceso y resultados.

  • Comprobar la eficacia del Programa de estimulación de habilidades visomotrices en niños de 4 años.

  • Analizar el proceso más adecuado para realizar un programa de intervención visomotriz con niños de 4 años.

3. JUSTIFICACIÓN

La coordinación visomotora es esencial para el desarrollo y aprendizaje de los niños, especialmente en la educación inicial, ya que ésta tiene influencia directa sobre el desarrollo de la lecto-escritura en los años posteriores. Los niños logran a través de la manipulación y la ejercitación, formar el pensamiento y funciones más complejas. Por esta razón, es de suma importancia que se plantee, se evalúe y aplique un programa de estimulación de habilidades viso-motrices a niños de 4 años, para potenciar y mejorar su aprendizaje [Emi02].

La función visomotora, comprende la percepción visual de las formas, sus relaciones en el espacio, la orientación y la expresión motora de lo percibido. Frostig y Horne (1964), consideraron que la percepción es una función psicológica primordial que consiste en la interpretación e identificación de las impresiones sensoriales correlacionadas con otras experiencias. Como se puede evidenciar, la visomotricidad es un proceso complejo que lleva consigo varias funciones, por lo que trabajar en esta área beneficiará positivamente a los niños, especialmente a los de temprana edad [Mar80].

El aporte de este estudio en Psicopedagogía está orientado para prevenir, promocionar e intervenir en problemas de aprendizaje que puedan tener los niños. Por esta razón es muy importante que los profesionales sepan plantear estrategias para trabajar en las diferentes áreas de aprendizaje, potenciar las fortalezas y equilibrar las debilidades que se puedan encontrar. En este caso, trabajar en la estimulación de habilidades visomotrices a una edad temprana, ayudará para prevenir o disminuir posteriores problemas de aprendizaje. Éste es un tema que tiene gran necesidad de ser tratado e investigado por el bienestar del futuro de los niños y por el beneficio académico que implica.

Por último, esta investigación tiene gran probabilidad para llevarse a cabo debido a que se trabajará con un grupo de niños de 4 años que actualmente están cursando Educación Inicial en un colegio privado de la Ciudad de Quito. Para la realización de este programa, el investigador estará presente, trabajando y aportando a diario durante todo este proceso, por lo que el análisis de resultados será en base a datos y observación directa.

4. MARCO TEÓRICO

Para la aplicación del Programa de estimulación del área visomotriz en niños de cuatro años, es importante tomar en cuenta procesos y habilidades que se adquieren conforme a su desarrollo y evolución desde edades tempranas [Emi02].

Para desarrollar y llevar a cabo este proceso se toma en cuenta principalmente a la coordinación visomotora, como la destreza encargada de coordinar la visión con los movimientos del cuerpo. Ésta es fundamental cuando se lleve a cabo el proceso de pre escritura al momento de coordinar los movimientos necesarios para ejecutar una instrucción [Sus14].

Asimismo, Rigal afirma que los niños comienzan a desarrollar esta habilidad desde edades muy tempranas, la misma que consta de tres etapas que se llevan a cabo durante la vida de los niños de acuerdo a la etapa madurativa, estas son: [Rob06].



  1. Etapa de exploración visual activa y repetida

La primera etapa se da entre las 17 y 28 semanas después del nacimiento del niño. En esta etapa de exploración, el niño se mira y observa sus manos, mira un objeto fijamente e intenta cogerlo. Es en esta etapa donde inicia el aprendizaje de la coordinación visomotriz al coordinar el movimiento de la mano para alcanzar el objeto que lo sigue con su mirada [Rob06].

  1. Etapa de iniciación a la prensión y manipulación

La segunda etapa se da con la iniciación a la prensión y manipulación, este proceso se da entre las 28 y 40 semanas de vida del niño. En esta etapa se evidencia cómo el niño está adquiriendo el conocimiento del uso de su visión para guiar sus acciones. Este proceso consta en que el niño localice el juguete con sus ojos, se concentre fijamente en él sin perderlo de vista, y por último ejecuta un movimiento corporal para alcanzarlo. Como se puede ver es un proceso que parece ser simple, pero lleva consigo varias funciones complejas [Rob06].

  1. Etapa de refinamiento y precisión

La tercera y última etapa es la de refinamiento y precisión donde el niño explora y manipula los objetos con mayor precisión y planeación. Al proceso de interiorización y ejecución de una acción como respuesta a la percepción de un estímulo, se la denomina coordinación visomotora, la cual consiste en coordinar la visión con movimientos corporales o manuales [Rob06].

La madurez para el aprendizaje escolar es una función de la percepción y de la facultad de analizar e integrar lo que ha sido percibido. Por esta razón, se ha visto que es de suma importancia potenciar y estimular esta área mediante el programa de habilidades viso motrices en niños de cuatro años, etapa en la cual es importante trabajar debido a la etapa madurativa y de desarrollo en la que se encuentran [Ped].


Dentro del programa de estimulación visomotriz, es importante hacer referencia a la percepción visual de los niños ya que gracias a ésta, los niños son capaces de discriminar, reconocer e interpretar estímulos que son percibidos a través del campo visual, luego éstos se interiorizan y se ejecuta una acción como respuesta a dichos estímulos. Esta acción es prácticamente automática en la persona, sin embargo es necesaria para discriminar los estímulos que se encuentran en el ambiente. Cabe mencionar que la coordinación visomotriz es un elemento muy importante dentro de la precepción visual, para un adecuado desarrollo de los niños en la etapa de aprendizaje [Mab94].
La percepción visual, es la facultad de reconocer y discriminar los estímulos visuales y de interpretarlos asociándolos con experiencias anteriores. Por ende, no es simplemente la facultad de ver en forma correcta, ya que la interpretación de los estímulos visuales ocurre en el cerebro y no en los ojos. Esta facultad interviene en casi toda las acciones que los seres humanos ejecutan, su eficiencia ayuda al niño a aprender a leer, escribir, usar la ortografía, realizar operaciones aritméticas y a desarrollar las demás habilidades necesarias para tener éxito en la etapa escolar [Mar73].

Los niños que presentan retraso en su percepción visual tienen dificultad para reconocer objetos y sus relaciones en el espacio. Como percibe su mundo de manera distorsionada, es factible que se muestre torpe en las tareas cotidianas, deportes, etc. A pesar de tener una inteligencia normal, la deformación y confusión con la que percibe los símbolos visuales, dificulta mucho su aprendizaje escolar. Sin embargo, cabe recalcar que no todas las dificultades del aprendizaje se deben a discapacidades de percepción visual. También puede haber problemas de percepción auditiva, memoria, aprendizaje de símbolos o en la asociación de estímulos visuales y auditivos [Mar80].

La percepción presenta cinco facultades que influyen directamente en la capacidad de aprendizaje. Estas son: [Mar80].

Las cinco facultades de la percepción visual


  1. La coordinación visomotora, es la capacidad de coordinar la visión con alguna parte del cuerpo de forma rápida y precisa. Es la habilidad de coordinar la visión con los movimientos del cuerpo [Mar80].




  1. La percepción de figura-fondo, se refiere a la capacidad de percibir con más claridad lo que llama la atención dentro del campo perceptivo, esto quiere decir que se puede distinguir un objeto dentro de un entorno [Mar80].

Para comprender la percepción figura fondo y su importancia, es esencial recordar que se perciben más claramente aquellos objetos o cosas que llaman más la atención de la persona. El cerebro humano está organizado de tal manera que puede seleccionar de entre una masa de estímulos, un número limitado de ellos, los que llegan a ser el centro de atención. Estos estímulos seleccionados ya sean auditivos, olfatorios, táctiles o visuales forman la figura dentro del campo perceptual, mientras que la mayoría de los otros estímulos forman un campo vagamente percibido [Mar80].


En este sentido, la figura es la parte del campo de percepción que es el centro de atención del observador. Por esta razón, cuando centra la atención en algún objeto, el nuevo foco de atención se transforma en la figura, y lo que anteriormente fue la figura pasa a ser el fondo. Un objeto no puede ser percibido plenamente en su claridad y exactitud si no se lo percibe en relación a su fondo. Por esta razón cualquier niño que presente alguna deficiencia en la discriminación figura-fondo tiene como característica el ser desatento y desorganizado. Esto se da ya que centra su atención en cualquier estímulo por irrelevante que sea [Mab94] [WMa94].


  1. La constancia perceptual, es la función encargada de distinguir los objetos por sus propiedades, identificando de esta manera formas y objetos, independientemente del color, tamaño, forma o posición que adopten [Mar80].

La constancia perceptiva consta en la habilidad de percibir un objeto que posee propiedades que no varían a pesar de la variación que tiene el objeto ante los ojos de cada persona. Una persona con una adecuada constancia perceptiva, reconocerá un objeto visto desde diferentes ángulos, de esta manera reconocerá también su tamaño real sin importar la posición desde la cual lo este observando, así como también la brillantez y el color [Mab94][WMa94].




  1. La percepción de la posición en el espacio, es la capacidad para percibir un objeto en el mismo en relación al observador. Desde este punto, cabe decir que una persona es siempre el centro de su propio mundo y percibe todos los objetos en relación a sí mismo. Un niño que posea dificultades para percibir la posición en el espacio, tendrá limitaciones en muchos sentidos ya que el mundo perceptual estará distorsionado, sus movimientos serán poco controlados, y tendrá dificultad para comprender el significado de palabras que orienten posiciones en el espacio. De esta manera, un niño con problemas en esta área influirá según el grado de dificultad en el aprendizaje posterior de lectura y escritura [Mab94][WMa94].




  1. La percepción de las relaciones espaciales, hace referencia a la capacidad de percibir la posición de dos o más objetos en relación con el propio sujeto y unos respecto de los otros. Ésta tiene algunas similitudes con la percepción de figura fondo ya que las dos se basan en la percepción de las relaciones. La diferencia está en que la percepción de figura fondo divide el campo visual en dos partes (figura/fondo), mientras que la percepción de relaciones espaciales puede dividirse en cualquier número de partes que pueden ser vistos todos al mismo tiempo con igual foco de atención [Mar80].

Frostig y Home, afirman que la mayor parte del conocimiento de las personas se adquiere mediante la percepción visual, ya que cuando adquieren y potencian esta habilidad tienen un mejor rendimiento académico y una mejor capacidad de instaurar los conceptos aprendidos. Por esta razón, cualquier alteración del desarrollo de dicha percepción especialmente entre los cuatro y siete años, produce y genera deficiencias cognoscitivas que aumentarán las probabilidades de perturbación emocional y dificultades de aprendizaje, debido a que los procesos visomotores son requisitos esenciales para la formación de conceptos y del pensamiento abstracto en la etapa escolar. Por esta razón, es importante recalcar que en esta edad es donde más se puede contribuir, estimular e intervenir la misma para un adecuado desarrollo y aprendizaje [Mar80].


Condemarín afirma que un niño con problemas en la función perceptiva visomotriz, tiene dificultad para reconocer objetos, comprender la relación de los mismos con el espacio y, como el mundo para ellos se ve percibido en forma distorsionada, se les dificulta desenvolverse en el mismo, requiriendo así más esfuerzo por parte del sujeto. Debido a la dificultad de percepción, hay más probabilidad que el niño presente cierto nivel de torpeza para realizar ciertas tareas que involucren movimientos motrices complejos o simples, así como también percibirá los símbolos visuales distorsionados y confusos, provocando que su rendimiento escolar sea más deficiente, independientemente de su capacidad intelectual [Mab94].
Con esa finalidad, Vítor da Fonseca sostiene que el aprendizaje cognitivo se construye sobre el aprendizaje visomotor. De esta manera afirma que las dificultades en el aprendizaje de lectura, escritura, aritmética entre otros, se dan debido a un mal funcionamiento de la percepción visual. Por esta razón, se hace énfasis en la importancia de destacar el diagnóstico temprano de deficiencias en la percepción visual, para así buscar los medios y estrategias para ayudar a prevenir problemas de aprendizaje futuros [Vít98].
Para M. Frostig, el adecuado conocimiento del cuerpo de cada persona está compuesto y determinado por los siguientes elementos: [Mar73].

  1. Imagen corporal, hace referencia a la experiencia e impresión subjetiva de cada persona en relación a su propio cuerpo y sus sentimientos respecto a él [Mar73].

  2. Concepto corporal, se constituye al conocimiento intelectual que cada persona tiene de su propio cuerpo, se desarrolla más tarde que la imagen corporal y se da por medio de un aprendizaje consciente, donde el niño también aprende e interioriza las funciones que realizan las diferentes partes del cuerpo [Mar73].

  3. Esquema corporal, es la toma de conciencia global del cuerpo de la persona, permitiendo así el uso simultáneo de diferentes partes de él, así como también conservar su unidad en las múltiples acciones y movimientos que éste puede ejecutar [Mar73].

Frostig, hace énfasis en tres elementos que forman parte del adecuado conocimiento que el sujeto tiene sobre su cuerpo. Es un tema importante de mencionar ya que ella afirma que si uno de estos tres elementos está alterado o no desarrollado, se altera de igual manera la habilidad del niño para percibir la posición en el espacio, percibir las relaciones espaciales, y por ende también se verá afectada también la coordinación visomotriz [Mar73].


Hay que recalcar que a medida que el niño se desarrolla, éste llega a ser consciente de su propio cuerpo y logra así el adecuado conocimiento, control y manejo del mismo. La noción del esquema corporal de cada persona se debe a la sensación kinestésica que cada individuo tenga, la sensibilidad táctil, térmica, dolorosa y por sobre todo la percepción visual; darían en conjunto resultado a nivel de corteza cerebral la noción de su esquema corporal el cual será la base para su desarrollo [Mir96].
Aportes importantes dentro del área de Neurología, han relacionado la importancia de la noción de la percepción del propio cuerpo con funciones cerebrales, y por consiguiente con las tareas perceptivas, cognitivas y motoras de cada individuo. Por esta razón es necesario potenciar y estimular todas estas áreas en conjunto para un adecuado desempeño psicomotriz dentro del desarrollo del niño [Bár14].
Para poder realizar y desarrollar esta sistematización de experiencia, se utilizará el test de Marianne Frostig y el Programa de la misma autora para tener consistencia en los resultados y en el proceso de intervención sobre la visomotricidad. El mismo, explora cinco aspectos de la percepción visual que son relativamente independientes: Coordinación viso-motora, discriminación figura-fondo, constancia de formas, percepción de posiciones en el espacio y relaciones espaciales. El test está basado en ocho subpruebas que miden habilidades visomotoras así como visuales, está diseñado para usarlo con niños de 4 a 10 años de edad de aplicación individual, tiene confiabilidad y validez establecidas empíricamente. Éste consta del manual del método de evaluación de la percepción visual, el libro de figuras para la aplicación de la batería, el protocolo de respuestas donde se trabaja con cada una de las subpruebas y la forma de registro perfil/examinador [Don95].

5. HIPÓTESIS

El Programa de habilidades visomotrices propuesto por Marianne Frostig influye de manera positiva en el desarrollo perceptivo en niños de 4 años.



6. METODOLOGÍA

En esta investigación se realizará un estudio longitudinal y experimental. Para esto, se requerirá de un grupo control y un grupo prueba elegidos al azar conformado por 7 niños de 4 años cumplidos, escolarizados que asisten regularmente a una Institución privada localizada en el sector de Cumbayá. Con el fin de que el estudio sea más objetivo, los niños serán elegidos al azar una vez cumplidos 4 años.

Cabe recalcar que los 2 grupos se presentan en condiciones similares, la diferencia es que en el grupo prueba, se aplicará el Programa de habilidades Visomotrices mientras que al otro grupo no se aplicará ningún programa para luego comparar los resultados y diferencias.

Para obtener resultados objetivos, se tomará un Pre-test a los dos grupos, antes de la aplicación del programa al grupo prueba, y un Post-test después de la aplicación del mismo para comparar los resultados y eficacia sobre el grupo intervenido, a diferencia del grupo control al cual no se realizará ninguna intervención.

Para obtener datos sobre el desarrollo y desempeño tanto del grupo prueba como el grupo control, se tomará el test de evaluación de la percepción visual por Marianne Frostig, la misma autora para el desarrollo del programa de habilidades visomotrices.
6.1 Instrumento de Evaluación: Test de Frostig

Para esta propuesta de desarrollo y evaluación de un programa de habilidades visomotrices en niños de 4 años se tomó como instrumento de evaluación el Método de evaluación de la percepción visual de Frostig, Segunda Edición. (DTVP-2). Este test consta de una batería de 8 subpruebas que miden habilidades visomotoras y visuales diferentes aunque relacionadas entre sí. El DTVP-2 es la última versión de la histórica y popular batería de pruebas de Frostig et al. (1961,1964). Se describirán a continuación brevemente las 8 subpruebas que incluye el DTVP-2:



Subprueba 1

La primera subprueba consta en la evaluación de coordinación ojo-mano, donde se le solicita al niño que dibuje una línea continua entro de una banda ancha y recta. Cada vez los segmentos de las líneas se van acortando y haciendo más complejas.



Subprueba 2

La segunda subprueba evalúa la posición en el espacio, por lo que se le muestra al niño una figura como estímulo y se le indica que seleccione la figura exacta de una serie de figuras similares, pero a la vez diferentes.



Subprueba 3

La tercera consta en la copia de figuras, se le enseña al niño una figura simple como modelo y se le indica que la dibuje lo más similar posible en la hoja de cuadernillo de respuestas, estas van de simples a complejas.



Subprueba 4

La cuarta subprueba discrimina figura-fondo, en este ejercicio se muestran figuras estímulo al niño y se le indica que descubra tantas de ellas como pueda en una página donde se encuentran ocultas en un fondo confuso y complejo.



Subprueba 5

La quinta consta de relaciones espaciales, donde se muestra al niño una hilera de puntos espaciados de manera uniforme. Las líneas dibujadas conectan algunos puntos para formar un modelo. El niño debe intentar unir los mismos puntos y en la misma dirección que el ejemplo.



Subprueba 6

La sexta subprueba evalúa cierre visual, aquí se le muestra al niño una figura estímulo y se le indica que seleccione la figura exacta de una serie de figuras incompletas. Para completar la actividad, los niños tienen que llenar mentalmente lo que falta en las figuras de la serie.



Subprueba 7

La subprueba séptima consta en que se muestre al niño cuatro diseños geométricos diferentes, dos de los cuales tienen señales espaciales, así como también se les mostrará una página completamente llena con los cuatro diseños, ninguno de los cuales está marcado. Lo que tienen que hacer, es dibujar las señales en tantos diseños apropiados como sea posible en un tiempo establecido.



Subprueba 8

Y por último, la octava subprueba evalúa constancia y forma, donde se le muestra al niño una figura estímulo y se le pide que la encuentre en una serie de figuras. En la serie, la figura diferirá en tamaño, posición o sombreado y puede estar oculta en un fondo distractor.


6.2 Programa de Habilidades Visomotrices de Frostig

Por otro lado, aparte del instrumento de evaluación del test de Frostig se aplicará el Programa de desarrollo de habilidades viso-motrices para niños entre 4 a 10 años de la misma autora.

El programa para el desarrollo de la percepción visual, denominado “Figuras y Formas” es dirigido para niños entre 4 y 10 años por Marianne Frostig 1964, dividido en diferentes tomos de acuerdo a la etapa madurativa en la que éstos se encuentren. Este libro aborda, como objetivo central de su programa, la enseñanza de la percepción visual así como también es útil para prevenir o intervenir en disfunciones durante los primeros años escolares.

Con frecuencia se utilizan los libros de figuras y formas con fines preventivos, sin embargo es posible adaptar el programa al nivel de ejecución y al ritmo de cada escolar. La enseñanza perceptiva visual, ayuda a los niños a relacionarse con el mundo exterior que los rodea. A medida que aumentan la eficiencia perceptual y el lenguaje, se podrá insistir en la enseñanza de los procesos del pensamiento [Mar80].

La estructura del Programa de Frostig, se basa en la idea de que existen etapas definidas en el desarrollo del niño, durante las cuales se desarrollan diversas facultades. Desde el momento del nacimiento hasta una edad aproximada de 2 años, transcurre el periodo sensorio-motriz. Entre el 1 año y medio a los 3 y medio años transcurre el lapso de mayor adelanto del lenguaje. Entre los 3 años y medio hasta los 7 años y medio, es el periodo de progresos perceptuales más importantes. Al desarrollar la percepción, sucede la evolución máxima de los procesos más elevados del pensamiento después de los 7 años y medio [Mar73].

El logro de cada fase evolutiva se debe en gran medida a que se haya cumplido exitosamente la etapa anterior. Por esta razón, una percepción adecuada depende en parte del adecuado desarrollo sensorio-motriz. Además esta se desarrolla aun más, por el uso adecuado del lenguaje que acompaña dicha fase. De esta manera, el desarrollo de los procesos más elevados del pensamiento depende en gran parte de las habilidades perceptuales adquiridas. Se considera entonces a la enseñanza sensorio-motriz, como una educación fundamental y previa a la percepción, así como la enseñanza perceptual se considera importante en la formación de conceptos y de las tareas escolares. Por consiguiente, se ha incluido en este programa, un amplio plan de enseñanza sensorio-motriz, ya que sin ésta, los ejercicios propuestos no resultarían óptimamente efectivos [Mar80].

El lenguaje ejerce un importante papel para ayudar al niño a orientarse en su mundo, organizar sus experiencias, y desarrollar la capacidad de pensamiento abstracto, ya que aclara y estabiliza sus percepciones, les da un significado y desarrolla conceptos. Por esto, mediante la enseñanza perceptual visual con el libro de trabajo, el niño comprende naturalmente la enseñanza del lenguaje, ya que el alumno debe escuchar primero las indicaciones que proporciona el maestro, y a partir de esto lo traduce, le da un significado a lo que percibió auditivamente en un acto visomotor [Mar80].

El progreso adecuado de esta habilidad al igual que las facultades sensorio-motrices, del lenguaje y de los procesos más elevados del pensamiento, facilitará la adaptación inicial a la escuela y los primeros adelantos, responsable en gran medida del éxito del aprendizaje. El programa consta de cuatro partes: una guía para el maestro, y por separado tres cuadernos con dibujos para evaluación del alumno en los tres niveles: elemental, intermedio y adelantado. Los libros para el alumno presentan ejercicios de habilidad y destreza para las cinco zonas de la percepción visual: coordinación visual-motora, percepción de la figura-fondo, constancia perceptora, percepción de la posición y de las relaciones en el espacio. Cada uno está elaborado para lograr un acercamiento a la percepción visual óptima, así como también un programa de entrenamiento para el desarrollo adecuado para los niños en edades que cubran desde pre-escolar hasta tercer grado. La guía que está en el programa, ofrece al maestro instrucciones especificas de cómo usar y enseñar el programa a los niños [Mar80].

Las facultades perceptuales constituyen el punto central de este programa, ya que es frecuente que aparezcan disfunciones de la percepción en los primeros años escolares, y su estimulación es muy importante para el éxito del aprendizaje inicial [Mar80].

El programa de Figuras y Formas está concentrado en cinco facultades de percepción visual que aportan a un adecuado aprendizaje del niño: [Mar73].



  1. Coordinación visomotriz.

  2. Percepción de Figura-forma.

  3. Constancia Perceptual.

  4. Percepción de posición en el espacio.

  5. Percepción de las relaciones espaciales.

1. Coordinación visomotriz

La coordinación visomotriz, es la capacidad del individuo de coordinar la visión con los movimientos del cuerpo. Sin embargo, cabe recalcar que antes que los niños comiencen los ejercicios con lápiz y papel, se deberá primero trabajar en coordinación motriz general. Es decir, se deberá trabajar conjuntamente la coordinación muscular general y la fina para una adecuada fortaleza y control de los movimientos.

Para esto, se podrá trabajar con actividades de construcción y manipulativos, permitir y dirigir trazos con los dedos, colorear, moldear, enhebrar, entre otras. Es importante que todos los niños sean adecuadamente estimulados para que desarrollen habilidades visomotrices necesarias así como para potenciar la autonomía y la independencia, para esto es importante trabajar en ejercicios tales como abotonarse y desabotonarse el saco, abrir y cerrar los cierres, verter líquidos de un recipiente a otro, entre otros [Mar73].

2. Percepción de figura-fondo

Es importante mencionar que para que haya un mejor entendimiento de la percepción figura-fondo, los individuos perciben con mayor claridad aquellas cosas que más prestan atención. El cerebro humano está organizado de tal manera que sea capaz de seleccionar de entre un conjunto o grupo de estímulos que llegan ilimitadamente, concentrarse en los que más sean de su interés y seleccionarlos. Estos estímulos seleccionados, sean auditivos, visuales o táctiles, forman la figura en el campo perceptual de la persona. Así se evidencia como la figura es aquella parte del campo de percepción que constituye el centro de la atención del ser humano [Mar73].

Por esta razón el caso de los niños que presentan problemas o escasa discriminación de figura-fondo, característicamente aparecen como desatentos y desorganizados. Esto se debe a que saltan con frecuencia de un estimulo a otro sin centrar su atención en ninguno en especial [Mar73].

Por esta razón, el objetivo principal de los ejercicios de figura-fondo, es desarrollar la destreza del niño para enfocar su atención en los estímulos adecuados, capacidad que es esencial para cualquier acción o instrucción dirigida hacia un fin concreto, así como para el aprendizaje escolar en general.



3. Constancia perceptual

Hace referencia a la capacidad de percibir que un objeto posee propiedades invariables, como forma, posición y tamaño específicos, a pesar de la variabilidad de la imagen sobre la retina del ojo. La constancia del tamaño comprende la facultad de percibir y reconocer la dimensión real de un objeto en forma independiente de los factores que pueden cambiar su volumen aparente. La constancia del color comprende la capacidad de reconocer colores independientemente del fondo o condiciones de iluminación. Por esta razón, los ejercicios de constancia perceptual ayudan a los niños a desarrollar la habilidad de generalizar con respecto al material visual, aprenden a identificar formas geométricas sin importar su tamaño, color o posición así como también a reconocer objetos tridimensionales dibujados en un plano bidimensional y viceversa [Mar73].



4. Posición en el espacio

La percepción de la posición en el espacio hace referencia a la relación en el espacio de un objeto con el observador. El niño que presenta escasa percepción de la posición en el espacio hace que su mundo visual sea deformado. Es decir, no ve los objetos o símbolos escritos en la relación correcta con respecto a sí mismo. Por otro lado, sus movimientos son torpes y tiene dificultad para comprender el significado de ciertos términos que indiquen posición como arriba, abajo, derecho, atrás, entre otros. Presenta dificultad en comprender ciertas letras, palabras, números y figuras, ya que estos se le presentan distorsionados y por esta razón los confunde con facilidad y esto causa dificultad en el aprendizaje de la lectura, escritura, deletreo y aritmética [Mar73].



5. Relaciones espaciales

La percepción de las relaciones espaciales, es la capacidad de un observador de percibir la posición de dos o más objetos en relación a sí mismo y respecto de unos a otros. La diferencia entre las habilidades que intervienen en la percepción de figura-fondo y de relaciones espaciales, es que en la primera el campo visual está dividido en dos partes: una figura sobresaliente que llama más la atención y el fondo. Mientras que en la percepción de las relaciones espaciales, el observador puede centrar su atención a un sin número de partes diferentes, relacionadas unas con otras y todas reciben una atención similar [Mar73].



6.3 Descripción de los grupos

  • Grupo Prueba

Se conformó por 7 integrantes cumplidos 4 años de edad, elegidos al azar: 5 hombres y 2 mujeres. A este grupo se le aplicó el Programa de habilidades visomotrices por Marianne Frostig como programa de intervención. Este programa se realizó durante el año escolar en el aula de clase.

  • Grupo Control

Este grupo se presenta en condiciones similares al de prueba, sin embargo sobre este grupo no se manipularán variables ni se aplicará el programa. Este grupo da la pauta sobre el desempeño natural del grupo de esta edad sin influencia de proceso de intervención. De los siete integrantes de este grupo se seleccionaron al azar: 4 mujeres y 3 hombres.

La aplicación del test fue de forma individualizada, se evaluó en 2 sesiones para que así los chicos no se distraigan o se muestren cansados, ya que siempre es importante tomar en cuenta su edad para evaluar. Se les aplicó el test en el departamento de psicología del Colegio, por lo que era un área sin estímulos externos que pudieran distraer a los pacientes, y lo suficientemente amplio para que éstos se sientan cómodos.



7. ANÁLISIS DEL PROCESO DE INTERVENCIÓN

Para la realización de la intervención, se destinaron los días miércoles y jueves 45 minutos cada día. La misma se llevó a cabo mientras toda la clase iba a trabajar en “Centers”, es decir que cada mesa de trabajo estaba destinada para una actividad específica planificada por la profesora. Sin embargo con la ayuda de la misma, pudo ser posible que planifique acorde a la necesidad de intervención y asigne una mesa únicamente para la aplicación del programa de habilidades visomotrices y las demás iban cambiando de actividades según la necesidad y planificación. Los siete niños seleccionados para aplicar el programa iban rotando de mesas, es decir, trabajando tanto en lo planificado por la profesora así como también en el programa para que de esta manera no se atrasen en trabajos asignados según las unidades. Para esto, cada niño trabajó aproximadamente 2 a 3 hojas diarias en las actividades asignadas, dependiendo de la complejidad de los ejercicios. Sin embargo cuando éstos faltaban al Colegio tenían que igualarse o avanzar más hojas de trabajo para no atrasarse en relación a sus compañeros.

La aplicación de las evaluaciones y de este programa inició en el mes de Septiembre y se estimaba que para el mes de Marzo ya culmine el mismo, no obstante esto no se dio de esa manera. Debido a actividades planificadas por el colegio, navidad, vacaciones y ausencias no justificadas de los niños, este proceso de intervención se alargó. Al final el programa se terminó de aplicar a principios de Junio completando cada uno las 80 hojas de trabajo que contenía el programa.

Es importante mencionar la actitud de los niños frente la aplicación del programa. Al ser hojas de trabajo que incluían actividades de pintar, laberintos, sopa de figuras para discriminar figura-fondo, determinar semejanzas y diferencias de un dibujo, entre otros, se pudo evidenciar que disfrutaron trabajando en el programa, es más, los otros niños que no estaban seleccionados para ser aplicados el programa querían realizar las mismas actividades. Para darles gusto a todos, había momentos de los cuales se podía modificar ciertas actividades de una mesa para que otros niños no seleccionados para esta investigación, pudieran trabajar en el programa y divertirse aprendiendo de esta manera. Sin embargo esto no fue posible hacer tan seguido debido a las demandas académicas y seguimiento de curriculum que se debía alcanzar hasta finalizar el año.

En un principio se pretendió aplicar el programa a toda la clase, es decir a 17 niños y niñas como una actividad grupal, sin embargo debido a que todos no cumplían para ese entonces 4 años de edad, esto no fue posible ya que para el programa es requisito tener esa edad y los niños necesitaban de mucha ayuda por parte de la profesora y realmente se iba de las manos la aplicación de dicho programa. Por esta razón se planificó y organizó la intervención cuando los niños trabajaban en centers durante las primeras horas del día, para que así todos puedan rotar y trabajar en lo planificado sin distractibilidad alguna. Los niños se encontraban dedicados y concentrados en trabajar y realizar las actividades destinadas para cada center, por lo que la aplicación de dicho programa fue muy factible y posible con niños de esta edad.

A parte de la aplicación del programa para reforzar visomotricidad, dentro del curriculum existían actividades complementarias, se planificaba trabajar dos veces por semana el área motriz fina de los niños, por lo que se programaban las mesas de trabajo con diferentes materiales como pinzas, plastilina, crayones, brochas de pintura grande, esponjas, entre otros para fortalecer su mano y por ende sus trazos para una mejor y adecuada prensión posterior con los instrumentos gráficos. Sin embargo cabe mencionar que todas las profesoras de guardería planificaban estrategias y actividades semanales para potenciar y estimular esta área con diferentes materiales, lo cual no hace ninguna diferencia significativa con los otros niños evaluados sin la aplicación del programa (grupo control), únicamente complementa las actividades trabajadas en el programa con material concreto y manipulativo.



8. ANÁLISIS DE RESULTADOS DEL PROCESO DE INTERVENCIÓN

8.1 Resultados Promedio Grupo Prueba











Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal