Unidad 18: el resumen de textos escritos



Descargar 81,74 Kb.
Fecha de conversión05.08.2017
Tamaño81,74 Kb.
UNIDAD 18: EL RESUMEN DE TEXTOS ESCRITOS

El análisis del proceso involucrado en el acto



de resumir, nos ofrece una excelente oportunidad

para estudiar la relación entre lectura y escritura”.

VICTORIA CHOU HARE


La existencia de las macro estructuras es lo que

nos permite resumir el contenido de un texto :

producir otro de extensión menor que guarde

relaciones macro estructurales con el original”.
LOMAS, OSORO Y TUSÓN
La clave de la eficiencia en lectura es minimizar

la cantidad de información gráfica que nos es

necesaria para llegar al significado”.
KENNETH GOODMAN

¿Qué es un resumen? ¿Qué instrucciones hemos recibido para adelantar la tarea de resumir? ¿Cuáles son las relaciones del resumen con la lectura y la escritura? ¿Qué predomina en la actividad de resumir: la lectura o la escritura ?¿Cuáles son las características del resumen ? ¿Qué importancia tiene la comprensión en la elaboración de resúmenes? ¿La comprensión garantiza la capacidad de resumir? ¿Cómo pueden afectar las variables de persona, texto y tarea las estrategias de selección y condensación al resumir? ¿Un resumen mal elaborado implica necesariamente una deficiencia lectora? ¿De qué manera el nivel de conocimiento previo afecta los procesos de selección y condensación? ¿Qué incidencia tiene la longitud del texto que se va a resumir? ¿Existen textos más fáciles de resumir? ¿Identificar las macro estructuras textuales es suficiente para escribir buenos resúmenes? ¿Para resumir es necesario distinguir entre importante e interesante?


Vamos a intentar en este capítulo dar respuesta a todos estos interrogantes. Si los leemos con atención, podríamos llegar a concluir que elaborar un resumen es una actividad bastante compleja. Desde luego, esta conclusión sería contraria a una idea que se ha generalizado de lo que significa resumir: una labor tan sencilla, común y carente de exigencia que para llevarla a cabo sólo se requiere de intuición. Quizás las únicas instrucciones que hemos recibido para realizarla son:

  1. Expresen con sus propias palabras el contenido del texto leído.

  2. Reduzcan a x número de páginas la información del texto original, siendo fieles a su contenido.

  3. Manifiesten qué fue lo que más les llamó la atención en la lectura anterior.

Como vemos, la primera instrucción equipara la actividad del resumen con la recuperación libre del recuerdo del texto leído y supone que resumir sólo implica un cambio de registro (“con sus propias palabras”).


La instrucción b se fundamenta en la definición “un resumen es decir lo principal sin alterar el contenido”. En este caso, resumir es saber jerarquizar unas ideas y al mismo tiempo ser respetuosos de un material original (aunque todos sabemos que estas no son tareas fáciles).
La instrucción c, si bien parte del reconocimiento de que existen diferencias en la recepción y, por consiguiente, en la síntesis que se puede producir, sólo induce a una recuperación fragmentaria del texto, ya que no procura que los estudiantes se fundamenten en macro estructuras generales.
Recordemos que, desde la escuela, la gran mayoría de nuestros profesores, no sólo de español, nos ha pedido hacer resúmenes de los más variados textos, como si se tratara de una actividad espontánea y natural. “Todos (...) hemos odiado la escuela cuando nos obligaban a hacer resúmenes” Umberto Eco (1988).

Definiciones y procedimientos

Nuestra insistencia sobre las instrucciones que por lo general hemos recibido para realizar un resumen y sobre el concepto que tenemos del mismo, obedece a que, como lo afirma Victoria Chou Hare (1992:143), “la forma en que se piensa el resumen tiene (o debería tener) consecuencias directas para su enseñanza posterior”. Entonces, es de suma importancia que los docentes e investigadores de los procesos involucrados en la actividad de resumir estén conscientes de sus propias definiciones de resumen. ¿Esta definición implica recuerdo, esencia o algo intermedio? Detengámonos un momento en este asunto para hacer un corto recorrido.


Resumir es sintetizar, suelen repetir muchos textos y manuales de español. En el trabajo realizado por Gloria Rincón Bonilla1 con un grupo de maestros de Cali, el 50% relacionaba el resumen con la operación de reducir información para sintetizar y así lograr una de sus características: la brevedad. Algunas definiciones agregaban a la condición anterior otras propiedades: ser claro, jerarquizar la información y no alterar el contenido esencial. Pero ninguna definición dada por los maestros explicitaba más de dos características del resumen.

En el Marco teórico del programa de Español y Literatura de la educación colombiana, propuesto en la última reforma curricular (1987), se define el resumen como [...] una síntesis de alguna actividad, de un texto de lectura, de temas estudiados o de clases recibidas” (MEN, 1987:89). Una definición que, desde luego, le hace honor al Ministerio de Educación Nacional.


Si exploramos en su etimología, encontramos que resumir viene del latín resúmere, volver a empezar, tomar de nuevo: de la partícula intensiva re, de nuevo y súmere, tomar. Resumir es retomar, pero también seleccionar y elegir. Por lo tanto, “el criterio de relevancia es decisivo en la actividad de resumir. El hecho de retomar y de elegir algo, poniendo de relieve algunos aspectos, obliga a un procedimiento de reducción. Lo resumido tiene un carácter de condensación, es decir, no se trata de reproducir lo mismo o de crear un texto más extenso. Este efecto de contracción es lo más característico del resumen” (Tobón, 1995:11).
Resumir es reducir un texto respetando su sentido fundamental. Es la articulación consecutiva de las ideas esenciales de un texto que hemos leído” Marina Parra (1996: 146). Esta definición destaca los criterios de síntesis, brevedad, fidelidad, linealidad y selección de ideas importantes.

Para la lingüística textual 2 y para los trabajos psicolingüísticos de orientación cognitiva, la definición del resumen, los procedimientos que orientan su elaboración y sus relaciones con la lectura y la escritura, están vinculados con las nociones de macroestructura, microestructura, macro-reglas, esquemas del lector, selección de ideas importantes y condensación.


Pues bien, desde estas perspectivas teóricas vamos a tratar de responder no sólo ¿qué es un resumen? sino también ¿cuáles son las relaciones del resumen con la lectura y la escritura? y ¿qué predomina en la actividad de resumir: la lectura o la escritura?
Van Dijk (1980:232) define el resumen como “un tipo de discurso que proporciona (una variante personal) de una macroestructura (general) del discurso que resume”. Es decir, el resumen es un nuevo texto (T2) que incluye la macroestructura semántica de otro texto (T1). El resumen (T2) y la macroestructura guardan una estrecha relación, ya que ambos están referidos a la estructura global del significado de un texto base (T1). Por tanto, si el resumen es expresión de la macroestructura de un texto, entonces su ordenación es global y jerárquica, no necesariamente lineal.
Ahora la pregunta sería: ¿Qué procedimientos se utilizan para identificar la macroestructura semántica del texto base (T1) que permite la elaboración de un resumen (T2)? Van Dijk y Kintsch consideran que los lectores aplican mientras leen unas macro-reglas para realizar esa reducción de la información semántica: supresión, generalización y construcción.
La primera regla, supresión,3 nos permite eliminar la información accidental, irrelevante o redundante. O sea, que debemos suprimir los detalles, los ejemplos, las repeticiones y toda la información que resulte innecesaria para la construcción de la estructura global del significado del texto (la macroestructura). Pero el mismo Van Dijk reitera: “no se trata sólo de suprimir por suprimir, se trata también de integrar información en otra que sea más global”. He aquí la razón de la siguiente regla.
La segunda regla, generalización, nos proporciona criterios para reemplazar varios enunciados por una generalización simple (reunir información esencial en una categoría superordinada) o mediante una combinación o integración (empleo de categorías agrupadoras). Por ejemplo, en el caso de las enumeraciones empleamos palabras que designen el conjunto: Costa Rica, Guatemala, México, Nicaragua, El Salvador se generalizan en países centroamericanos. Veamos otro ejemplo : “ [...] constituye un conjunto de señales que indica el grupo al que uno pertenece, la edad, el sexo, el status y el rol social, y la personalidad del que las emite”.4 Aplicamos la regla de generalización: constituye un conjunto de señales que suministran diversas informaciones del individuo.
Finalmente, la regla de construcción nos permite reemplazar una secuencia de proposiciones por una proposición simple que contiene el sentido total de la secuencia. Es preciso anotar que esta regla, con sus contrapartes en la identificación implícita y explícita de ideas importantes, ha demostrado ser resistente a la enseñanza. Pero, asimismo, también es necesario destacar que esta regla, en particular, convierte la actividad de resumir en una tarea creativa. Tenemos suficientes razones para afirmar que están bastante equivocados quienes consideran el resumen como un simple parásito que se alimenta del texto base (T1), y cuya elaboración es totalmente ajena a la creatividad del sujeto que resume.
Ahora bien : la aplicación real de estas tres macro-reglas no es una labor mecánica ni sucesiva, puede ser variable, por supuesto dentro de ciertos límites. “Aunque las macro-reglas mismas tienen una naturaleza general y definen unos principios igualmente generales de reducción de información semántica, en la práctica no todo usuario de la lengua aplicará las reglas de la misma manera” Van Dijk (1980:52). Existen diversos factores que inciden en esa aplicación: la tarea, los intereses, el conocimiento previo del texto, las normas y valores del usuario, etc. Sin embargo, es bueno dejar bien claro que ni la enseñanza ni la aplicación real de las macrorreglas garantizan un éxito incondicional en la elaboración de resúmenes. El dominio de estas reglas no es en sí suficiente para escribir buenos resúmenes, y hacerlo no es, en absoluto, algo tan sencillo.
Basados en los procedimientos anteriores, vamos a definir el resumen como un proceso recursivo de selección y condensación de ideas importantes.

Relaciones del resumen con la lectura y la escritura
¿Qué predomina en la actividad de resumir: la lectura o la escritura?

Los lectores elaboran un resumen (T2) a partir de la identificación de la macro estructura de un texto base (T1). Mientras que los escritores producen un texto a partir de una macro estructura. En este sentido, ambos procesos implican construcción, pero es indudable que quienes resumen están mucho más restringidos en su labor que los escritores, ya que aquéllos sólo pueden recurrir al material que van a resumir.


Entre los investigadores del resumen, no existe un acuerdo en cuanto a si éste se produce durante la comprensión o después de ella. Un grupo considera que la construcción de la macro estructura se realiza durante la comprensión (Van Dijk y Kintsch están en este grupo). El otro, por el contrario, considera que la construcción de la macro estructura ocurre después de la comprensión (Brown, Day y Johnson pertenecen a este grupo). 5 Esta distinción es de suma importancia porque si aceptamos la primera posición —resumen durante la comprensión—, entonces tenemos que considerar la actividad de resumir como una tarea de lectura. En tanto que si aceptamos la segunda —resumen después de la comprensión— tenemos que considerar el resumen como una tarea de escritura.
Para Johnson y su grupo, la recuperación es meramente la precursora de dos actividades primarias de resumen: la selección de ideas importantes y su condensación.
La selección de ideas importantes implica determinar el valor relativo de las proposiciones que conforman un texto; requiere tomar decisiones sobre qué excluir y qué incluir.
Sin embargo, resumir no es sólo identificar y ordenar ideas importantes, sino también condensar estas ideas de una manera coherente, sobre todo en el momento de escribir el resumen. Quien resume está consciente de que debe respetar el material original, pero nunca puede ignorar la coherencia que requiere el nuevo texto que está construyendo. Johnson y sus colegas insisten en que la selección y la condensación de ideas importantes son cruciales en la actividad de resumir.6 La aplicación continua y deliberada de estas dos estrategias finalmente deberá llevarnos a la esencia del texto.
Características


  1. FIDELIDAD :

El resumen (T2), si bien implica transformaciones (supresión, condensación, construcción, brevedad), a pesar de todas las variables involucradas, tiene que guardar con el texto base (T1) una relación que preserve el contenido genuino esencial.


  1. OBJETIVIDAD :

Una recomendación que nosotros hacemos a profesores y estudiantes dedicados a la labor de resumir es que se esfuercen por evitar las intromisiones de la crítica o de la apreciación personal del texto base en sus resúmenes, lo que, de ninguna manera, riñe con la creatividad.


  1. UNIDAD y COHERENCIA :

Ya dijimos que el resumen es un nuevo texto (T2) que incluye la macro estructura semántica de otro texto (T1). Por lo tanto, un resumen reúne todas las condiciones propias de la textualidad: es un texto completo que contiene todas las ideas básicas necesarias, y las presenta interrelacionadas por medio de los diversos mecanismos de cohesión y de los signos de puntuación.


  1. BREVEDAD :

Los procedimientos de selección de ideas importantes y condensación conllevan a una reducción de la información, a una síntesis. Entonces, es lógico que el resumen (T2) sea de menor extensión que el texto base (T1).


  1. CREATIVIDAD Y ORIGINALIDAD :

Resumir es un proceso recursivo que no sólo implica identificar las ideas importantes y disponerlas en orden, sino que también exige una cuidadosa labor de condensación de esas ideas y de construcción de un texto coherente. Para condensar y construir texto, resulta indispensable la creatividad. La originalidad hace referencia a que el resumen no es una simple copia sino un procesamiento activo del texto base.

Variables que afectan el resumen
La conceptualización que hemos hecho del resumen como un proceso recursivo no nos permite delimitar con precisión cuando termina la lectura y cuando comienza la escritura. En realidad, el hecho de que un resumen se construya durante la lectura o después de ella depende de una amplia serie de factores, que mencionaremos a continuación.
Existen tres variables básicas que afectan la actividad de resumir:


  1. De persona :

Es indudable que quienes se dedican a la actividad de resumir tienen diversos puntos de vista acerca del carácter de esta tarea, diferentes niveles de habilidad para adelantarla y un mayor o menor conocimiento del contenido del texto que van a resumir. Es razonable concluir que cada uno de estos aspectos afecta la actividad de una manera diferente.


  1. El carácter de la tarea :

Muchos estudiantes no están conscientes de un aspecto clave del resumen: el papel de la importancia textual. En otras palabras: un gran número de estudiantes no identifica con claridad qué es lo que el texto base desarrolla como temática fundamental. Los alumnos tienden a confundir con demasiada frecuencia lo importante con lo interesante. Y cuando intentan centrar su atención en la noción de esencia, ésta se les convierte en algo indeterminado. Por esto, no es extraño que algunos estudiantes piensen que el material interesante es el que debe incluirse en el resumen. El punto de vista que se asume acerca de la naturaleza del resumen tiene consecuencias directas en el procesamiento de la información. Por consiguiente, “los estudiantes con representaciones inadecuadas o incorrectas de los resúmenes saltean comprensiblemente las arduas actividades de selección y condensación” Victoria Hare (1992: 132),


  1. Niveles de habilidad :

La capacidad para seleccionar las ideas importantes y condensarlas también presenta diferentes niveles entre quienes se dedican a elaborar resúmenes. Seleccionar las ideas importantes es quizás la operación que más dudas y temores produce en los estudiantes. Sin embargo, ella es la actividad central del resumen.
A la dificultad que representa seleccionar las ideas importantes, debemos agregar el desafío que plantea la condensación de las mismas. “Para condensar texto hace falta una aptitud de escritura adicional, lo cual lo hace doblemente difícil. En el acto de resumir un texto, a menudo se pierden los vínculos internos de coherencia y hay que recuperarlos mediante la reescritura para hacer que las ideas “encajen” bien nuevamente. Cuanto mayor es la condensación necesaria, mayor es el trabajo de escritura” Victoria Hare (1992:133).


  1. Conocimiento del contenido :

Es imposible negar que el conocimiento previo del contenido del texto base afecta en forma considerable las actividades de comprensión y resumen. Los procesos de selección y de condensación no se pueden llevar a cabo de manera adecuada cuando no se poseen los conocimientos previos indispensables o cuando no se tiene acceso a ellos.


  1. De texto :

Estas son las variables que han sido más estudiadas. Vamos a referirnos a tres de ellas:


  1. Longitud :

Podemos afirmar que los textos breves son, por lo general, más fáciles7 de resumir que los extensos. Las exigencias de comprensión, de procesamiento de la información y de selección de ideas importantes y de condensación aumentan cuando los textos son más largos. Por ejemplo, en el caso de los textos expositivos, si los textos son breves, buscamos la idea principal; pero si son extensos, buscamos una tesis.


  1. Género :

Partamos de la siguiente pregunta: ¿Cuáles textos son más fáciles de resumir: los expositivos, los argumentativos o los narrativos? Las investigaciones realizadas presentan cuatro razones para sustentar por qué los textos narrativos son, al parecer, los más fáciles de resumir. La primera: las estructuras narrativas son las más familiares para los estudiantes. La segunda: en las narraciones, las ideas importantes tienden a superponerse o a repetirse —lo que no sucede ni en las exposiciones ni en las argumentaciones—. La tercera: los textos expositivos y los argumentativos suelen ocuparse de conceptos más complejos o abstractos. Y la cuarta: la mayoría de los relatos poseen una estructura lineal muy organizada. Los textos con estructuras no lineales (causa - efecto, comparación y contraste, razonamiento analógico, etc.) presentan una construcción con un mayor grado de complejidad.


  1. Complejidad :

Las siguientes características nos permiten catalogar a determinados textos como de mayor complejidad : vocabulario poco frecuente, estructura compleja de las oraciones, altos niveles de abstracción, conceptos o ideas poco familiares, ausencia de indicadores adecuados (conectivos y claves semánticas) y una organización no lineal. Este tipo de textos convierten la actividad de resumir en una tarea ardua y complicada.


  1. De tarea :

Los investigadores han llegado a la conclusión de que estas variables afectan profundamente la operación de resumir. No obstante, sólo desde hace muy poco tiempo se les viene prestando atención. El acceso al texto, el propósito del resumen y las restricciones en su longitud son las variables de tarea que vamos a comentar.


  1. El acceso al texto :

Tener o no acceso al texto durante la elaboración de un resumen es una situación que, desde luego, produce sus consecuencias. “Cuando los estudiantes resumen de memoria, la calidad de su resumen se ve limitada por la calidad de la codificación original del texto” Victoria Hare (1992: 137). Ahora bien, tener acceso al texto mientras se está resumiendo presenta sus ventajas, pero también sus desventajas. Las ventajas: el estudiante es libre de regresar al texto cuantas veces sea necesario, tanto para profundizar en la comprensión como para evaluar con mayor detenimiento las ideas. Las desventajas: el estudiante se concentra en la supresión, se estimula el copiado y se relegan el procesamiento activo del texto y el papel del borrador o de la reescritura para mejorar el resumen.


  1. El propósito :

Es muy poco lo que sabemos sobre los efectos del propósito en la operación de resumir, aunque esta variable parece afectarla más que cualquier otra. Existe una distinción entre resúmenes basados en un lector (producidos para un auditorio) y resúmenes basados en un escritor (producidos para los propios autores). Casi todas las investigaciones que existen sobre el resumen se han concentrado en los primeros; aunque es probable que los resúmenes de escritor sean los más comunes y útiles de los dos. Al respecto, Umberto Eco (1985) anota: “El resumen tiene dos funciones, una para quien lo hace y otra para quien lo lee. Pienso que hacerlo es mucho más importante que leerlo. El arte del resumen es importante y muy útil, y se aprende haciendo muchos resúmenes. Hacer resúmenes enseña a condensar las ideas. En otras palabras, enseña a escribir”.


  1. La longitud :

Algunos investigadores del resumen (Brown, Day & Jones, Garner & McCaleb) consideran que no restringir su longitud facilita las exigencias de procesamiento de la información, y que, en cambio, la longitud restringida recarga las tareas de selección y condensación, lo que puede ir en detrimento del producto final. Está demostrado que cuando se le fija un margen estrecho a la longitud de un resumen, los alumnos con problemas de condensación optan simplemente por suprimir las ideas importantes en lugar de sintetizarlas. Nosotros consideramos que de acuerdo con la naturaleza y extensión del texto base, se pueden fijar restricciones moderadas y flexibles (por ejemplo, 2 ó 3 páginas para un texto argumentativo de 15).
Vamos a resumir
Sin lugar a dudas, resumir es una actividad compleja. La manera como se concibe el resumen tiene grandes implicaciones en su elaboración y en su enseñanza. El resumen se puede asumir como un proceso de lectura o como un proceso de escritura. Pero la línea divisoria entre ambos es bastante borrosa, puesto que el resumen es un proceso recursivo de selección y condensación de ideas importantes. Para realizar un resumen, es necesario tener en cuenta unos procedimientos básicos y unas reglas pragmáticas y retóricas. Además, existen unas variables de persona, texto y tarea que afectan la actividad de resumir. En conclusión, es mucho lo que aún necesitamos saber sobre las relaciones entre la lectura y la escritura en la tarea de construir resúmenes.

Nota final:
Es imprescindible que los requerimientos académicos de los profesores partan del conocimiento y del respeto de las características, los objetivos y las finalidades de cada uno de los tipos de trabajos escritos que suelen asignárseles a los estudiantes.

EJERCICIO

Realice un resumen del siguiente texto:


Entre los caracteres físicos que contribuyen más a hacer que una persona resulte atrayente (o repulsiva) hay algunos que son incontrolables a causa de su predeterminación (forma del cuerpo, estatura, color y contextura de los cabellos, regularidad y blancura de los dientes) o por su relación con hechos que son independientes de la voluntad de los sujetos a quienes afectan (diversos ataques a la integridad corporal por efecto de enfermedades, accidentes, etc.). Pero la mayor parte de los atributos físicos que definen nuestro aspecto son modificables voluntariamente. El cuerpo puede ser ensanchado o afinado mediante la combinación de formas y colores de la ropa, puede parecer más alto mediante el uso de tacones altos, puede parecer rejuvenecido mediante hábiles aplicaciones de tinturas o prótesis. En el siglo XX se lleva a cabo una considerable manipulación de nuestra apariencia. Lo que distingue a nuestra época de las anteriores no es tanto la diversidad de las intervenciones practicadas en el cuerpo, como su finalidad casi exclusivamente estética: una presentación (o representación) atractiva y halagadora de uno mismo está hoy tan recompensada y un aspecto poco agraciado es tan castigado socialmente que las metamorfosis corporales actuales están dedicadas casi exclusivamente al embellecimiento.
Las transformaciones del cuerpo son aloplásticas cuando se deben a objetos y materiales exteriores como las máscaras, vestidos y adornos o a artificios poco duraderos como el maquillaje, el peinado y las pinturas aplicadas al cuerpo. Estas modificaciones son las más frecuentes en nuestra cultura. En cambio, las transformaciones autoplásticas conciernen directamente al cuerpo. Fueron relativamente frecuentes en los pueblos primitivos; citemos las perforaciones (de orejas, nariz, labios, órganos genitales, dientes), en las que a veces se insertaban adornos de madera, de metal o de piedras preciosas; las deformaciones (de labios, orejas, senos, cráneo y cuello en África; de pies, en China) y las mutaciones (circuncisión, clitoridectomía). La circuncisión continúa practicándose, lo mismo que la perforación de las orejas femeninas (nuevamente de moda), pero la autoplastia del aspecto físico está hoy representada sobre todo por la cirugía estética.
¿Por qué semejantes transformaciones? El hombre trata por medios objetivos de modificar su imagen del cuerpo. Esas metamorfosis son ellas mismas fuente de placer, en virtud de un juego permanente de extensión y retracción del cuerpo, que nos permite triunfar de nuestros límites corporales y al mismo tiempo dominar los cambios que pueden amenazar a aquél. La modificación voluntaria del aspecto físico debe considerarse como una forma de comunicación no verbal que sirve como vehículo de diversas informaciones de uno mismo y constituye un conjunto de señales que indica el grupo al que uno pertenece, la edad, el sexo, el status y el rol social, y la personalidad del que las emite. De manera que el aspecto físico de un individuo puede transmitir simultáneamente diversos mensajes. Ese cuerpo “público” y, por lo tanto, destinado a la mirada de los demás probablemente sea un indicador de los sentimientos que el individuo experimenta respecto de su cuerpo y de sí mismo y también un indicador de los sentimientos e imágenes que desea suscitar en los demás.
Podemos comprobar que la belleza es valorada en la medida en que produce emociones positivas en los demás (placer estético y/o erótico), y que la fealdad genera reacciones inversas. El individuo enfermo o amputado probablemente sea asimilable al individuo poco agraciado por cuanto suscita reacciones emocionales desagradables, según ya señalamos; en estos casos no hay sólo rechazo sino sentimientos y actitudes ambivalentes (repulsión, disgusto, miedo, lástima, curiosidad...), que dan origen a una verdadera discriminación social. Por ejemplo, una falla corporal, sobre todo si es evidente, es un estigma que marca la identidad del portador. Una apariencia corporal que no se halle estéticamente de acuerdo con las normas culturales implica un rechazo brutal y global de la persona atípica, que dispone de pocas soluciones para sobrevivir a esa exclusión. El sujeto puede minimizar o negar su deformidad a fin de “normalizarse y compensar un pérdida dramática de identidad y correlativamente alcanzar una imagen aceptable de sí mismo.
Tomado de MAISONNEUVE, Jean y BRUCHON-SCHEITZER, Marilou. “Las Modificaciones de la Apariencia: ¿Destino o designio?” En: Modelos del Cuerpo y la Psicología Estética. Buenos Aires: Paidós, 1984. p.p. 48-49.
BIBLIOGRAFÍA


  1. ECO, Umberto. “Elogio del resumen”. Quimera, (51), Barcelona, 1985, p.p. 12 - 15.

  2. GREIMAS, A. J. Semántica estructural. Madrid: Gredos, 1971.

  3. ____________. En torno al sentido. Madrid: Fragua, 1973.

  4. HARE, Victoria Chou. “El resumen de textos” en: Conexiones entre lectura y escritura.

Aprendiendo de la investigación, de Judith Irwin y Mary Anne Doyle (comp.).

Buenos Aires: Aique, 1992, p.p. 123 - 146.



  1. KINTSCH, Walter y VAN DIJK, Teun A. “Comment on se rappelle et on résume des

histories” en : Languages, 40, p.p. 98 - 116.

  1. MEN. Marco teórico del programa de Español y Literatura de la educación colombiana.

1987

  1. PARRA, Marina. Cómo se produce el texto escrito. Teoría y práctica. Santafé de Bogotá:

Magisterio, 1996.

  1. RINCÓN BONILLA, Gloria. “Tarea: hacer un resumen. ¿Y los maestros saben hacerlo?” en: Entre la lectura y la escritura, de Guillermo Bustamante Zamudio y Fabio Jurado

Valencia (comp.). Santafé de Bogotá: Magisterio, 1997, p.p. 45 - 83.

  1. TOBÓN, Rogelio. El resumen. Teoría y práctica. Medellín: Grupo Impresor, 1995.

  2. VAN DIJK, Teun A. La ciencia del texto. Barcelona: Paidós, 1978.

  3. ______________. Estructuras y funciones del discurso. México: Siglo Veintiuno, 1980.

  4. ______________. Texto y contexto. Madrid: Cátedra, 1995.


http://www.google.com.co/search?hl=es&q=como+se+escribe+una+macroestructura&start=10&sa=N/29deoctubrede2009/11:35 a.m.


1 Tarea: hacer un resumen. ¿Y los maestros saben hacerlo?” (1997).

2 El modelo de la lingüística textual corresponde al propuesto por Kintsch y Van Dijk.

En la unidad 10: La lectura, ya habíamos hecho referencia a la lingüística textual, a estos dos autores y a los conceptos de macroestructura, microestructura y superestructura.



3 Day (1980) dividió en dos la regla de supresión: una regla para suprimir información innecesaria y o trivial y otra para la supresión de información redundante. También separó en dos la regla de la generalización: una para generalizar las listas de ítem y otra para generalizar las listas de acciones.

4 Jean Maisonneuve y Marilou Bruchon-Scheitzer, Las modificaciones de la apariencia: ¿destino o designio? en: Modelos del cuerpo y la psicología estética. Buenos Aires: Paidós, 1984, p.p. 48 - 49.


5 Pero en lo que todos los teóricos sí concuerdan es en que, cuando alguien resume, comienza su actividad comprendiendo las proposiciones individuales del texto y estableciendo las relaciones entre ellas, es decir, construyendo una micro estructura.

6 Johnson sugirió además que la comprensión no garantiza la capacidad de resumir; sólo garantiza la entrada a los procesos de selección y condensación.

7 Todos sabemos que lo fácil y lo difícil son nociones que obedecen a criterios bastante subjetivos. Sería mejor que no estableciéramos, por lo menos en este momento, esa relación automática entre lo fácil y aquello que estimula nuestra inercia.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal