Unesco la Habana



Descargar 71,84 Kb.
Fecha de conversión14.05.2017
Tamaño71,84 Kb.

- -








UNESCO La Habana

Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe

Oficina de Representación para Cuba, República Dominicana y Aruba












DISCURSO DE FRÉDÉRIC VACHERON EN LA PRESENTACIÓN DEL NÚMERO 15 DEL ANUARIO ORALIDAD.
HOTEL FLORIDA

23 DE JUNIO DE 2008




Distinguidos asistentes:


Permítanme, dirigirme a Uds. en nombre del Director de nuestra Oficina el Sr. Herman Van-Hooff quien pide excusa por no estar presente en este acto.
En su nombre hago extensivo un saludo a los excelentísimos Embajadores y en especial al cuerpo diplomático.
Autoridades presentes, colaboradores y lectores del anuario Oralidad
Señoras y Señores Invitados.
Quisiera agradecer en nombre de la UNESCO a las numerosas instituciones y personalidades que nos apoyaron en empeño de esta publicación.
Hoy asistimos al lanzamiento de la revista en su edición 15 y como toda fiesta de quince ORALIDAD se viste de largo.

Tenemos el privilegio de que el consejo editorial de edición sea presidido por el laureado poeta, escritor, antropólogo, Presidente de la Fundación Fernando Ortiz y ahora Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, a quien prefiero decir de corazón; el amigo y más, el Dr. Miguel Barnet.


Hace 20 años en 1988 financiada y lanzada por la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe de la UNESCO, vio la luz el primer número de la Revista Oralidad. Este fue un marco para promover y reflejar el diálogo entre las culturas reflexionar sobre los desafíos que enfrenta en la era de la globalización.
La propia permanencia de Oralidad en el tiempo, le ha permitido ser testigo de la creciente importancia de la temática que trata, contribuyendo a concientizar sobre la importancia del rescate de la tradición Oral de América Latina y el Caribe y promover buenas prácticas de salvaguarda apoyadas por la Organización o sus socios.
Prestigiosos investigadores; renombrados intelectuales y escritores de la región y del mundo rubrican sus artículos, que abarcan diversos temas relativos al rico patrimonio oral e inmaterial latinoamericano y caribeño.
La revista, ha comenzado en los últimos años a profundizar aun más el nuevo concepto de patrimonio inmaterial adoptado desde 2003.

Las Directivas Operacionales de la Convención de 2003 para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial fueron examinadas la pasada semana por la Asamblea General de los Estados Partes en la Convención en la reunión de París y ello permite a la convención de entrar en una dimensión funcional.


Por otra parte, como conocen, la Convención de 2005 sobre la protección y la promoción de la diversidad de las expresiones culturales, entró en vigor el 18 de marzo de 2007.
La Convención de 2005 junto con la de 1972, relativa a la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, y la de 2003, son los tres pilares de la protección y promoción de la diversidad creativa.
La multiculturalidad del Caribe y América Latina precisa de una atención especial.
Amigos, la cultura no es estática ni unívoca, es una experiencia dinámica y plural. Sólo así, el patrimonio cultural puede representar un recurso sostenible para los pueblos, regenerarse y difundirse.
Como dice Aimée Cesaire que falleció durante el proceso de edición: “…si la mundialización que se nos propone desembocara en un monólogo reductor, ello crearía una civilización condenada a marchitarse.”
“Creo en la importancia del intercambio. Y el intercambio sólo puede realizarse sobre la base de la estima recíproca.”

Desde el Consejo editorial de la Revista encabezado por el amigo Barnet, damos nuevamente las gracias a los autores que en cada edición nos acompañan y recordamos a los colaboradores de este número, la importancia de su contribución. Con ellos vamos especialmente engrosando la red ORALIDAD.


El presente número es prueba del reconocimiento y la importancia de la diversidad cultural en todos sus aspectos. Celebramos además este año uno de los aspectos mas importante de la diversidad que es la diversidad lingüística. La revista abre sus páginas con el mensaje del Director General de la UNESCO donde se proclamó el 2008 como el año internacional de los idiomas.
En este número encontrarán además el sistema indígena de conocimiento por demás valioso e insustituible como componente del desarrollo sostenible. Ofrece otras visiones sobre el papel de la oralidad y el arte andino.
De Perú pasando por Guatemala y Cuba y llegando a México evocando las fiestas indígenas del día de los muertos hasta los Guloyas en Dominicana, en ambos casos reconocidos como obras maestras por la UNESCO.
El elemento asiático presente en esta gran mezcolanza cultural también es reflejado en esta edición quinceañera.
Como es tradición en nuestra revista, tras una interesante sesión de noticias y reseñas cierra el número con textos normativos de mayor relevancia. Encontrarán en esta edición la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. La reciente adopción de esta declaración es el resultado de una larga lucha de los pueblos indígenas por el reconocimiento de sus derechos y en particular de sus derechos culturales y de gozar de un desarrollo con identidad.
Sobre esta edición 15, y desde la hondura del pensamiento de un poeta e investigador Don Miguel Barnet y la destacada profesora Ana Mayda Álvarez, Directora en el Ministerio de Cultura, quien ayudó a coordinar y escribió ella misma uno de los artículos del excelente libro Lenguas y tradiciones orales de la Amazonía ¿Diversidad en peligro?, deseo decirle nuevamente gracias!
Ahora deseo aprovechar la ocasión para, anunciarles que este encuentro será mi última actividad como Funcionario de la UNESCO en la Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe en La Habana.
Como dice Oscar Wilde: Dios siempre nos castiga, atendiendo nuestros votos. Hice el voto de ir a Uruguay por lógica de promoción y ahora Dios me castiga con el dolor de dejar Cuba.
Mi expresa emoción y agradecimiento a todos Ustedes: funcionarios y expertos de las instituciones cubanas, estimados miembros del cuerpo diplomático y queridos colegas de la Oficina Regional de la UNESCO por su inestimable ayuda.

Gracias, pues, una vez más, a todos, por su apoyo y ánimos, y por haber sido tan benevolentes.


Por la fuerza integradora de la cultura cubana que deja huella a quien se adentra con cariño en ella, me llevo conmigo un pedacito de la Isla, un pedacito de cubanía.
A lo mejor para mí, era antes un concepto complejo y abstracto pero hoy lo siento como muy concreto y obvio: de lo espiritual con “Aché” hasta lo cotidiano con sabor a mamey, todo recordará Cuba, donde esté.
Pero sin lugar a dudas quien mejor ha definido a los cubanos fue Don Fernando Ortiz:
“… pocos países habrá como el cubano, donde en un espacio tan reducido, en un tiempo tan breve y en concurrencias inmigratorias tan constantes y caudalosas, se hayan cruzado razas más dispares y donde sus brazos amorosos hayan sido más frecuentes, más complejos, más tolerados y mas augúrales de una paz universal de las sangres; no de una llamada “raza cósmica”, que es pura paradoja, sino de una posible, deseable y futura desracialización de la humanidad”

Muchas gracias







La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal