Un modelo de centro ocupacional basado



Descargar 80,63 Kb.
Fecha de conversión13.09.2017
Tamaño80,63 Kb.
TEMA 10: EL EMPLEO: CENTROS OCUPACIONALES, CENTROS ESPECIFICOS DE EMPLEO, EMPLEO SEMIPROTEGIDO Y EMPLEO ORDINARIO (SEXTO TEXTO)

UN MODELO DE CENTRO OCUPACIONAL BASADO

EN LA DEFINICION DE LA A.A.M.R. (1992)
CASTRESANA, H. y HERNÁNDEZ, C.

Ampros


RESUMEN
Se expone el programa de formación de un Centro Ocupacional para personas adultas con retraso mental. El Centro, perteneciente a una Asociación
integrada en FEAPS (Confederación Española de Federaciones Asociaciones pro personas con retraso mental), está en un proceso continuo de mejora. innovación y búsqueda de calidad siguiendo las pautas que marca la nueva definición de retraso mental de la A.A.M.R. de 1.992, y, las indicaciones emanadas de] Congreso ‑FEAPS siglo =. celebrado en Toledo en Noviembre de 1.996.
PALABRAS CLAVE
Retraso mental, Formación Ocupacional. Empleo. Programas. Curriculum.
ABSTRACT
lt is reported the training program of a work shop for adult persons wiht
mental retardation. The Centre, belonging to an Asociation integrated in FEAPS

(Spanish Confederation of Asociations for persons with retardation). Is involved

in a continued process of improvement. innovation and searching of quality, y

following the guidelines which are defined by the new definition of mental retardation from The A.A.M.R. in 1.992 and the indication provided by the Congress “FEAPS XXI century”, celebrated in Toledo in November of 1.996.



INTRODUCCIÓN


El Centro Ocupacional de AMPROS‑Cantabria nació en 1.97 fruto de la necesidad de atender a las personas con retraso mental que habían terminado su escolaridad y no tenían a su alcance ninguna oferta de formación para el mundo del trabajo.
De este Centro Ocupacional surgió en el año 1.981 un Centro Especial de Empleo que con el curso de los años ha ido consolidándose hasta tener en la actualidad 156 trabajadores, todos ellos personas con R. M.
El Centro Ocupacional ha pasado por varias fases. adaptándose siempre a las corrientes que sobre el mundo del retraso mental estaban vigentes en ese momento en España.
En la actualidad, el modelo que queremos presentar esta fundamentado en dos soportes teóricos:
1. La concepción acerca de los Centros Ocupacionales de FEAPS (1.994)
2, La definición sobre Retraso Mental de la AAMR (1.992).
Pero sin olvidar el bagaje histórico y la experiencia acumulada por esta Asociación a lo largo de 20 años de implicación en el mundo de la formación y el trabajo de las personas con retraso mental.
En 1.995 iniciamos un proceso de mejora en nuestros métodos de trabajo que, a pesar de ocasionar un esfuerzo extra a los profesionales, ha traído un aire nuevo a nuestro Centro y un espíritu de búsqueda continua de la eficacia.
Ha sido preciso estar en situación de permanente alerta para intervenir según fueran las necesidades detectadas o expresadas por las personas atendidas en nuestro Centro. Y en el trasfondo de todo este trabajo está presente la mejora de su calidad de vida actual y futura.
Así elaboramos un modelo de Centro Ocupacional que fue publicado por la Escuela Libre Editorial a finales de 1.996 (Castresana, H., y Gutiérrez, J., 1996.)
Pues bien, el modelo que queremos presentar es el fruto del proceso de mejora continua en el que nos encontramos ahora, a finales de 1.998.
Entre las conclusiones alcanzadas, una de ellas es que para la persona con R.M. es mucho más fácil aprender las destrezas necesarias para realizar una tarea laboral concreta con eficacia que adquirir las habilidades de autonomía personal y relaciones sociales necesarias e imprescindibles para mantener un puesto d¿ trabajo.
Así pues consideramos que es también objetivo del Centro Ocupacional el que cada uno de los atendidos adquiera las destrezas y habilidades precisas para llevar una vida autónoma en el hogar, para utilizar correctamente los servicios de la comunidad y para saber tomar las decisiones precisas para mejorar su calidad de vida.
De las 10 áreas de Habilidades Adaptativas propuestas por la A.A.M.R.:
1 .‑ Comunicación.

2.- Autocuidado

3 ‑ Vida en el Hogar

4.- Habilidades Sociales

5.‑ Utilización de la Comunidad

6.- Autodirección

7.- Salud y Seguridad

8.- Académicas Funcionales

9.‑ Ocio y Tiempo libre

Hemos establecido como entornos de trabajo los siguientes: Trabajo, Comunidad. Vida diaria N‑ Ocio.


Estos cuatro entornos están conducidos por la AUTODIRECCIÓN: enseñar a elegir, tomar decisiones. cometer errores y corregirlos. etc.
El resto de las áreas entendemos que no son conductas que se deban trabajar a una hora determinada. (Comunicación. Autocuidado, Habilidades Sociales. Salud N Seguridad, Académico Funcionales) sino que son como aprendizajes transversales. que están presentes y mediatizando toda la actividad durante toda la jornada. Por ello se trabajan no como algo independiente, sino dentro de los cuatro entornos establecidos.
Por ello la comunicación que vamos a exponer es el resultado, por una parte, del desarrollo teórico sobre el que asienta toda la estructura del AREA OCUPACIONAL de AMPROS, y por otra, de nuestro trabajo diario con las personas con retraso mental en él atendidos. junto a ello la aplicación funcional de las innumerables implicaciones que trae consigo la <> definición de Retraso Mental de la AAMR (1.992).
Conviene aclarar, pues, que lo que se expone no es fruto de un diseño experimental de laboratorio. sino el resultado de lo que se entiende como un verdadero cambio paradigmático en la forma de considerar a la persona con Retraso Mental.
1. El. PROGRAMA DE FORMACIÓN OCUPACIONAL DE A.MPROS
INSERTAR GRÁFICO
-Localización: El programa de Formación Ocupacional que presentamos se está ejecutando en las instalaciones que la Asociación Cántabra Prominusválidos Psíquicos ‑AMPROS‑­tiene en San Román de la Llanilla. un barrio situado a 5 kms. de Santander capital.
Allí AMPROS tiene unos edificios v naves industriales dedicados a la atención de personas adultas con un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media y catalogados por los organismos competentes de la Administración como con deficiencia mental ligera, media y severa.
-Denominación: TalleresMontañeses, AMPROS ‑Centro Ocupacional-

-Dependiente de la Asociación Cántabra Pro‑Minusválidos Psíquicos, institución sin ánimo de lucro y declarada de Utilidad Pública.


-Infraestructura y recursos disponibles en el Centro de Santander:
800 m2 de nave industrial.

3 Salas de Actividades Complementarias.



1 Sala de Actividades Domésticas.
Elementos de carga. descarga. transporte N, movimiento de materiales (furgoneta, carretilla elevadora. traspaletas, etc.).
‑ Servicios Complementarios: El Centro cuenta con los servicios de transporte y comedor.
‑ Horario: De lunes a viernes. en horario de 9,30 a I¿i, y de 15 a 17.30 horas. Con una hora diaria para transporte y otra para comedor. Vacaciones: el mes de Agosto, la semana de Navidad y la Semana Santa,
‑ Organización: Aunque dependiendo de lo que esté establecido en los Programas Individuales, podemos decir con carácter general que el 80% del tiempo se dedica a Formación Ocupacional y el 20% a Actividades Complementarias (Ajuste Personal y Social).
‑ Diseño y desarrollo de la formación: El Centro Ocupacional tiene como objetivo general el propiciar. mediante una atención diurna de tipo habilitador integral, que las personas adultas con retraso mental en él atendidas adquieran las destrezas y habilidades necesarias para poder superar los obstáculos que la minusvalía les supone para alcanzar su integración social v laboral.
Por ello las actividades que desarrolla el C.O. tienden a favorecer la futura incorporación de los minusválidos al trabajo productivo, a desarrollar su autonomía personal y a procurar que sus atendidos accedan a una vida de relación social normalizada.
Así pues las actividades del Centro están organizadas en torno a:
1.‑ La realización de actividades de formación ocupacional del modo más parecido al régimen ordinario de trabajo.
2.‑ La aplicación simultánea. a los que realizan las tareas anteriormente descritas, de una serie de apoyos correctores de sus limitaciones funcionales, personales y sociales.
Teniendo en cuenta la personalidad de cada usuario y sus discapacidades, se elaboran Programas Individuales para cada una de las personas minusválidas atendidas en el Centro. Estos programas fijan las actuaciones y los tiempos dedicados a la Formación Ocupacional y a las Actividades Complementarias (Ajuste Personal y Social).
La Estructura del Centro Ocupacional en el área laboral, en cuanto a edificio. medios técnicos y materiales, responde a una configuración similar a la del trabajo normalizado.
En cuanto a los sistemas de Evaluaci0n. es importante resaltar que se evalúa a los usuarios cuando ingresan a fin de elaborar los programas individuales iniciales (evaluación inicial.) N‑ que además periódicamente se evalúa el desarrollo del programa individual de cada usuario, haciendo las adaptaciones pertinentes.
‑ Gratificaciones: Otro elemento importante a considerar en la Formación Ocupacional es el de las, gratificaciones. Éstas actúan como motivador y principal estímulo inmediato al minusválido que realiza Actividades Ocupacionales. No debemos olvidar que las propiedades que el factor económico tiene como reforzador son importantes. además de ser motivo de consideración social.
El hecho de aportar una cantidad de dinero. sea mucho o poco. a la economía familiar ganado con su esfuerzo, hace que la imagen que los demás tienen del minusválido como ser “pasivo”y “no participativo”, en la economía de nuestra sociedad, se dulcifique y que. sobre todo, el minusválido empiece a valorarse a si mismo y a mejorar su propia imagen y su autoestima.
Se distribuye en gratificaciones todo el resultante económico de la venta de los productos o servicios producidos por la actividad ocupacional. restando lo concerniente a materias primas. energía y transporte. El sistema de gratificaciones mensuales está regulado según unos criterios documentados en los que se valoran aspectos como producción. calidad, asistencia. conducta, etc.
‑ Población minusválida: Las personas adultas con retraso mental con las que se implementa el programa son 141. Todos ellos de edades comprendidas entre los 18 y 52 años. con una gran diversidad en el origen de su retraso mental N‑ con necesidades de apoyo intermitente, limitado y extenso en al menos dos de las áreas de conducta adaptativa que refiere la A.A.M.R..
Dividiéndolos respecto al sexo, nos encontramos con que 51 son mujeres el resto, 90. son hombres.
La media de edad de los atendidos es de 30 años. Correspondiéndose de
la siguiente manera: (Gráfico nº1)


Distribución por edades

36 a 42 años
18 a 22 años 43 a 52 años

23 a 32 años

El diagnóstico principal de todos ellos habla de retraso mental. pero junto a este hay. en algunos casos. problemas asociados tales como lesión cerebral o neurológica, parálisis cerebral, sordera. epilepsia. problema de salud. enfermedad mental, problemas de salud mental situacionales y problemas graves de visión.


En algunas ocasiones varios atendidos muestran problemas de conducta moderadamente graves.
El funcionamiento intelectual, de todos ellos es significativamente inferior a la media, habiendo sido diagnosticados con deficiencia mental por parte del Equipo de 'Valoración del INISERSO.
El instrumento llamado ICAP Inventario para la Planificación de Servicios y Programación Individual (Bruminks.1986), nos dio el Nivel de Servicio, es decir el grado de atención y supervisión que precisan las personas atendidas en el Centro. Los datos aportados son los siguientes.(Gráfico nº2)

Grado de atención que precisan
8 C,
70
50
50
40
30
20
10
0
intensa Periódica Limitada Poco frecuente
Profesionales que ejecutan el programa:
1. Personal técnico:
‑ Director Técnico del Arca Ocupacional (Lic. en Pedagogía)
‑ Coordinador de Act. Complem. del área ocupacional (Lic. en Psicología)
2. Personal de atención directa:
‑ Responsable de atención interna (jefe de Taller)

‑ encargados de formación laboral ( Profesionales de oficio)

‑ Encargados de Activid. Complementarias (Téc. Grado Medio)
3. Servicios de apoyo (compartidos con otros Centros de la Asociación):
‑ Departamento de Trabajo Social.
‑ Gestión y Administración.
‑ Equipo médico de empresa.
Objetivos previstos: Como ya hemos dicho en los apartados anteriores. estos programas tienen como objetivo el facilitar a los minusválidos los Servicios de Ajuste Personal y Social y Ocupacionales en orden a que puedan lograr la superación de las limitaciones funcionales que el retraso mental les ocasiona en las áreas de habilidades de adaptación consideradas imprescindible para un normal desarrollo de la persona adulta.
Los Servicios Ocupacionales son actividades o labores con las que se pretende que la persona adulta con retraso mental alcance una auténtica capacitación profesional a poco que sus aptitudes lo permitan. y, si éstas no lo permiten, se pretende que el minusválido adquiera y asuma el rol de persona adulta. se responsabilice de sus trabajos. se esfuerce por mejorar y pueda obtener con ese esfuerzo el estímulo de un resultado material satisfactorio. Por ello 19 organización de las secciones ocupacionales reproducen. dentro de lo posible, el esquema laboral normal.
Las Actividades Complementarias (Servicios de Ajuste Personal y Social), consisten en un conjunto de actividades dirigidos al minusválido con el objetivo de lograr una habilitación estructura! de la persona, un progreso en su autonomía personal y una mejor relación con el entorno natural y social
Tanto los Servicios de Ajuste Personal y Social como los de Ocupación. se adaptan a las necesidades personales de los usuarios. en un proceso totalmente dinámico v flexible, teniendo en cuenta que los programas que se realizan tienen como objetivo principal la mayor integración social y laboral de las personas adultas con retraso mental que intervienen en él.
Como ya hemos observado por la descripción anteriormente hecha de los usuarios del programa, la población atendida es muy variada en cuanto a edad y funcionamiento intelectual. Pero éstas no son las únicas variables que nos ha parecido imprescindible tener en cuenta. Hay otras limitaciones y capacidades que hay que hemos creído necesario considerar antes de establecer unos objetivos y una metodología de trabajo si queremos ser eficientes.

Partimos de la premisa de que en un Centro de las características del nuestro deben existir junto a objetivos y Programas Generales, otros objetivos y Programas Individuales que adapten esos objetivos generales a las peculiaridades de cada uno de los minusválidos


2. METODOLOGÍA E INSTRUMENTOS UTILIZADOS
Estudio Individual: Desde un primer momento vimos que era necesario, antes de elaborar el Programa Ocupacional, hacer un estudio individual de cada uno de los minusválidos que iban a participar en él. ya que solamente haciendo esto tendríamos la seguridad de que nuestro Programa iba a estar planificado a la medida de las necesidades de la población que atendíamos. (Gráfico nº3)
Grado de minusvalía ( NSERSO)

Pretendemos seguir las recomendaciones de la AAME (Asociación Americana de Retraso Mental) en su definición del Retraso Mental de 1992, en el sentido de que un diagnóstico válido de Retraso) Mental debe basarse en tres criterios:




  • Nivel de funcionamiento intelectual.

  • Nivel de habilidades adaptativas.

  • Edad cronológica de aparición.

Para determinar adecuadamente los niveles de habilidades adaptativas, de la persona. era necesario utilizar un instrumento adecuadamente normalizado estandarizado que permitiera establecer el perfil de habilidades adaptativas.

(destrezas y limitaciones) existentes en áreas representativas.
Para hacerlo utilizamos el I.C.A.P. (Bruininks y otros, 1986). (Gráfico nº4)


INSERTAR GRÁFICO

eL siguiente paso consistió en describir los puntos fuertes y débiles de cada una de las personas a lo largo de las cuatro destrezas contempladas (motora, sociales y comunicativas de la vida personal y de la vida en comunidad) y para ello utilizamos un “Listado­ de Habilidades de Auto-Ayuda Personal y Social”.


Después de pasar a todos los minusválidos los dos instrumentos anteriormente mencionados quedaron claras las diferencias existentes entre la población atendida en el Centro y tuvimos el perfil de cada uno de los atendidos.
Asi pues, si la población atendida tenia grandes diferencias entre sí. era evidente que los objetivos y los programas deberían de ser distintos. por lo cual comenzamos a preparar la última parte de este proceso que finalizaría con la elaboración de los Programas Individuales.
A partir de estos momentos establecimos. siguiendo las recomendaciones de la AAMR (1992). los cuatro niveles posibles de intensidad de los apoyos:
Intermitente. Limitado. Extenso v Generalizado
Tras este estudio individual, podíamos proceder a la elaboración de los Programas, Individuales atendiendo a las dos grandes áreas sobre las que tienen que girar los Programas Individuales de todo Centro Ocupacional:
‑ Programas de integración social y laboral a través de actividades Ocupacionales.
‑ Programas de integración social y laboral a través de actividades Complementarias o de Ajuste Personal y Social.
Agrupaciones . Una vez terminados los estudios individuales de los Minusválidos Psíquicos atendidos y establecidos los objetivos generales y los dos ejes sobre los que creemos que debe girar toda la actividad del Centro Ocupacional ‑Actividades Complementarias y Actividades Ocupacionales se procedió a agrupar a los minusválidos según sus aptitudes, sus carencias. sus necesidades y sus expectativas de futuro.
El objetivo de estas agrupaciones era el conjugar de la forma mas precisa las posibilidades reales del Centro. en cuanto a medios materiales y humanos, con las necesidades individuales, de las personas con retraso mental en él atendidos.
Nuestros recursos humanos y materiales no eran capaces de soportar el llevar a cabo 141 programas individuales de cada área pero sí se podía intentar el ejecutarlos haciendo pequeñas agrupaciones de 4, 6 o 10 sujetos dependiendo del área o actividad a programar.
Agrupaciones para Actividades Ocupacionales: Para agrupar a personas con minusvalías de cara a las, actividades Ocupacionales, no encontramos ningún instrumento que fuera de nuestra completa satisfacción. así que utilizando la documentación v publicaciones de que disponíamos. decidimos fabricárnoslo a la medida de las necesidades de nuestros usuarios, teniendo en cuenta los objetivos previstos y las circunstancias del tipo de labores que en esos momentos estábamos desarrollando en el Centro Ocupacional,
Como en el caso de los Servicios de Ajuste Personal y Social. procedimos en primer lugar a hacer una clasificación del personal minusválido pero atendiendo, en esta ocasión. a las capacidades
La clasificación la hicimos en función de dos índices y unos indicadores a los que llamamos complementos
CLASFIC. POR ACTI.. OCUPACIÓN

iniciación adaptación ocupación prelaboral

Nivel de actividad
Pero aunque esta forma de valoración nos permite evaluar a nuestros atendidos, necesitábamos una fórmula de seguimiento sencilla para que pudiéramos pasarla con cierta periodicidad a fin de poder detectar con prontitud cualquier proceso o avance significativo que precisara la intervención del encargado.
Con el propósito de añadir el listado de tareas al registro individual de cada minusválido desglosamos cada actividad ocupacional en el número de tareas distintas que componía cada una de ellas. Así nos salieron 5 tareas distintas.

Insertar Pg. Completa (pg. 498)


. (Gráfico n"6)


  1. Proporcionar oportunidades.

  2. Fomentar el bienestar.

  3. Promover la estabilidad.

Estas tres condiciones, como se señala en el libro «Retraso Mental. Definición, clasificación y sistemas de apoyo de la AAmR (1997) implican cinco características ambientales óptimas no sólo para tener en cuenta a la hora de evaluar sino también a la hora de intervenir: Presencia en la comunidad. Elecciones, Competencia, Respeto y Participación en la comunidad.


Teniendo en cuenta estas premisas ambientales N‑ desde la perspectiva de un modelo teórico interactivo, iniciamos una evaluación de nuestra población, examinando no sólo las variables personales (los Repertorios Básicos de Conducta. RBC), sino también las interacciones que los sujetos establecen con su macrosistema, es decir. el Centro Ocupacional. Todo ello con el objeto de identificar y determinar los entornos contextuales relevantes para nuestra población no desde una orientación descriptiva. sino fundamentalmente con objetivos de intervención.
Así pues, y en un intento de aplicar los anteriores conceptos en nuestra actuación con las personas de] Centro Ocupacional, establecimos necesidades inmediatas de modificación de entornos en su relación con el ‑comportamiento adaptativo social de nuestra población, aspecto éste que históricamente N, dentro del retraso mental. ha recibido casi nula atención (FernándezBallesteros. 1987).
En nuestro, caso. Dichos comportamientos adaptativos sociales, (los RBC) venían marcados, dentro de la relación conducta ‑ambiente, entre otros aspectos Por:
1. El dominio de la lecto‑escritura se sitúa en torno al 51% de la población actual. aspecto que limita el acceso a la información escrita y afecta a la capacidad de predicción y autorregulación de los usuarios.
2. El conocimiento y manejo de la medición horaria se sitúa en porcentajes parecidos al anterior punto. Este hecho repercute en la responsabilidad y la autoestima de la población (al trasladarse al encargado la obligación de avisar el cambio de actividad).
3. Los problemas de lenguaje oral funcional (22% aprox.) que presenta la población atendida en el Centro. limita los aspectos relacionados con el desarrollo social y la comunicación interpersonal. entendida ésta como ,,un proceso recíproco interpersonal de intercambio convencionalizado de significados en un contexto social (Tamarit, 1989).
Estos puntos débiles. trazados con línea gruesa y a nivel general están presentes con mayor o menor intensidad, en la población con la que trabajamos; pero más que trabas. las considerábamos (y aún hoy las seguimos considerando) retos. Teníamos que crear un sistema con dispositivos reguladores y estructurados del entorno en dos niveles básicos y simultáneos: espacial y temporal, desarrollando claves “universales” que estructuraran el espacio fisico y temporal hasta convertir el ambiente en un entorno que fuera funcional. ido y eficaz para cualquier persona. independientemente y/o además de sus puntos fuertes y débiles y además lo teníamos que hacer de manera ecológica, participante, flexible y generalizadora.
Para poder aumentar la comprensión N‑ el acceso a las claves de los diferentes elementos del entorno físico. personal y social, se vio la necesidad de diseñar los contextos de forma que se ajustasen más al nivel de desarrollo de las personas con las que trabajamos. Debíamos crear situaciones específicas donde la predicción y el autocontrol de lo que íbamos a hacer, ‑con quién lo íbamos a hacer v dónde‑, fuera determinante a la hora de conseguir éxito en nuestro trabajo. Diseñar situaciones en las que ellos pudieran elegir y planificar contando con su valiosa opinión de intereses y aficiones, situaciones en las que ellos mismos pudieran controlar el resultado acertado o erróneo de sus acciones para incidir en lo que es el objetivo último de nuestra intervención, “mejorarla calidad de las personas con RM”. Para ello se establecieron las adaptaciones en los entornos físicos del Centro.
Todas las adaptaciones de los diferentes entornos contextuales tuvieron un proceso lógico de Comprensión y asimilación por parte de las personas que trabajan en el Centro Ocupacional. De esos procesos de acomodación los profesionales sacamos nuestras propias conclusiones respecto a cómo podíamos ajustar aún más las claves diseñadas. eliminando algunas por sobresaturación y desarrollando otras que en un principio no habían sido siquiera objeto de nuestro análisis.
Todas estas cuestiones. por lo que hemos visto hasta ahora, afectan al funcionamiento general del Centro Ocupacional. a la adaptación de los entornos y a los sistemas de apoyo globales diseñados para intentar superar las barreras ,mentales, de nuestra población, para darles otros referentes más accesibles y funcionales para su desenvolvimiento diario.
Pero nos quedaba un problema que nos preocupaba aún más. Veámoslo.
La jornada de un2 persona que trabaja en el Centro Ocupacional está marcada por varios linos temporales (la hora del bocadillo, la comida. el final de la jornada). Estas claves temporales son accesibles para el 1 000/C de la población pero sin embargo son claves no válidas para la utilización en la otra gran área de actuación del Centro: las Actividades Complementarias. A lo largo de esa misma jornada, algunas personas deberán salir de su entorno de Formación Ocupacional (invariable y, el mismo siempre) y deberán desarrollar actividades relacionadas con la Formación Complementaria en un entorno contextual diferente (hemos establecido al menos dieciocho entornos diferentes). según qué encargado sea (recordemos que son tres) lógicamente según que tipo de programa se vaya a desarrollar (cuatro entornos y alrededor de ciento cincuenta objetivos operativos). Esta tríada de opciones, con todas sus variaciones posibles nos creaba un dilema fundamental: ¿cómo íbamos a hacer accesible a la población tal cantidad de información ¿cómo crear claves temporales tan significativas como las del entorno ocupacional?

(Gráfico7)

CONTENIDO DE LA FORMACIÓN

COM`PLEMENTARIA


TALLER
COMUNIDAD ENTORNOS VIDA DIARIA
OCIO

Para desarrollar la estructura dinámica y flexible con que cuenta el Centro Ocupacional en la actualidad. hubo que tener en cuenta muchos factores y primordialmente el condicionante human o, cuya ratio es 120/3 (atendidos/profesionales) en lo que a Actividades Complementarias se refiere.


Pues bien. una vez que han quedado establecidas las bases teóricas por un lado. es decir, los raíles fundamentales por donde queríamos caminar, (Y que ya han sido brevemente expuestos) y, contando con los siempre escasos recursos humanos. teníamos que diseñar una estructura articulada sobre la base de la mejora de la calidad de vida de las personas con retraso mental, dentro del macroentorno en el que hemos situado esta experiencia un Centro Ocupacional.
Dicha estructura nos tenía que permitir por un lacio. y como es lógico. abarcar al máximo número de personas atendidas diariamente. por otro. responder a las necesidades evidentes. particulares y variadas de cada uno de los usuarios del centro. y por último' permitirnos' flexibilizar nuestras actuaciones dependiendo de situaciones críticas que surgen con frecuencia: problemas de conducta. negativismo. falta de interés general. manifestaciones depresivas, etcétera.
Asimismo no podíamos permitirnos caer en el error de centrarnos en un número limitado de personas atendidas a lo largo de todo el año puesto que esto que esto supondría la ausencia de intervención con una parte importante de la población.
Por otro lado, y aún a riesgo de ser reiterativos tenemos definición de R.M. y la aplicación de dicha definición, que marca cuatro premisas esenciales. Nos interesa aquí recordar una de ellas: “4. Si se ofrecen los apoyos apropiados durante un periodo de tiempo prolongado, el funcionamiento en la vida de la persona con retraso mental generalmente mejorará”
Este era otro factor que nosotros considerábamos clave: periodo de tiempo prolongado. No podíamos caer en la tentación académica y artificial de trabajar con todas las personas un lapso de tiempo escaso y que ese hecho unicamente sirviese para completar su curriculum y poco más; preferíamos limitar nuestra intervención a costa de que ésta fuese más eficaz, alargando ese tiempo de adecuación y preservar esa cuarta premisa fundamental dentro de la nueva definición de R.M.
Con todos estos factores a tener en cuenta, establecimos varios grupos de intervención. cada uno con objetivos diferentes. que hemos denominado:
Grupos fijos, Entornos específicos \ Personas con necesidades de apoyo extensas N, generalizadas en algunas áreas adaptativas. A continuación pasamos a explicar en qué consiste y cómo se estructura cada uno de estos grupos de intervención.
A. Grupos Fijos.

Con la creación de estos grupos, pretendíamos:


1 . Sistematizar la participación en la Formación Complementaria de toda

la Población durante el año.


2. Incidir en las limitaciones adaptativas específicas de cada persona para

mejorar sus competencias.


3. Desarrollar y Potenciar las capacidades personales y adaptativas ya

adquiridas creando situaciones y ambientes propicios para ello.


Para conseguir estos objetivos:
A Se estableció un sistema de ROTACIÓN por el cual todas las personas a lo largo del año van pasando por la Formación Complementaria de forma sistemática.
B. Se crearon Cuatro grupos de seis personas (en total, veinticuatro personas). agrupadas en base a criterios de necesidades de apoyo parecidas dentro de las diferentes áreas de intervención.
C. Dichos grupos mantienen su formación complementaria durante un trimestre con lo que se nos exige establecer unos objetivos de intervención sumamente concretos y susceptibles de alcanzarse en este tiempo.
D. Estos cuatro grupos trabajan con los tres encargados de la Formación Complementaria en los diferentes entornos establecidos y dentro de cada contexto ambiental.
La razón por la cual decidimos que cada grupo pasara por los tres encargados. fue por la pluralidad y riqueza estimular que se crea al trabajar con diferentes personas: eso si, cada encargado se <>‑ en un entorno y este hecho constituyo una clave ambiental más que ayudó a mejorar la predicción de las personas con las que trabajamos. Aunque los objetivos sean reducidos (tres, cuatro aproximadamente) se interviene de forma global dentro de cada entorno para desarrollar una determinada labor \ a la búsqueda de resultados funcionales.

INSERAR GRÄFICO

B. Entornos Específicos


Simultáneamente a los grupos fijados se diseñaron otros grupos con necesidades de apoyo diferentes en alguna área concreta dentro de las diez áreas de adaptación o de inmediata intervención.
Los objetivos a perseguir dentro de estos entornos específicos difieren de los anteriores no los contenidos que pueden coincidir (p.e. informarse a través de la prensa escrita) sino en la forma de conseguirlos.
Así planteados las características de organización e intervención suponen que:


  1. El número de personas que conforman los grupos viene marcado como ya dijimos por las necesidades de apoyo de esas personas.

  2. La finalización de estos grupos está determinada por la consecución de los objetivos marcados independientemente del tiempo. Los objetivos pueden ser los mismos, no así el tiempo invertido.

  3. Cada encargado se especializará en llevar a cabo los programas en un entorno específico

C. Personas con Necesidades De Apoyo Extenso y Generalizado.


Igualmente se ha visto la necesidad de mejorar la calidad de vida de algunas personas concretas del Centro Ocupacional que por condicionantes externos y por sus propias características individuales no siguen el ritmo ni las condiciones impuestas por la mayoría. Podríamos resumir las características de este grupo en las siguientes:
1 ‑ Personas que llevan bastante tiempo en el Centro (15 años o más) desarrollando casi siempre la misma labor ocupacional.
2. Tienen Una inedia de edad en torno a los cuarenta años, en general con problemas fisicos añadidos que dificultan su movilidad y no les permite seguir los tiempos marcados dentro del ritmo diario del centro.
3. Suelen pasar “desapercibidos” no presentan problemas de conducta, no manifiestan habitualmente quejas tampoco demandan la realización de ninguna actividad diferente y están socialmente y emocionalmente bien adaptados al Centro.
Se trataba en suma. de crear un microentorno que funcionara dentro de la estructura del Centro Ocupacional pero con la variable «tiempo‑ adaptada y modificada a sus necesidades: menos tiempo de formación ocupacional. más tiempo de formación complementaria.
Los contenidos y las áreas de habilidades adaptativas. Un sistema de registro; “la Hoja de Seguimiento Socio-Laboral”

Una vez, establecidas las vigas maestras por donde iban a discurrir nuestros pasos parecía que todo estaba hecho o casi y decidimos casi porque si la nueva definición de retraso mental se constituye como un auténtico cambio paradigmático, es con el establecimiento y la concreción de las diez áreas de habilidades adaptativas con las que se logra una mayor clarificación y donde se nos indica qué caminos desarrollar en nuestra intervención.


Y no es que lo anterior no valiera. ni siquiera que hubiera que empezar de cero: se trataba (al menos así lo veíamos nosotros) de encajar, como en un puzzle, nuestras antiguas piezas con los modernos elementos que nos aportaba la nueva definición, La clave estaba en la estructura general de la definición: nuestro trabajo consistiría en desarrollar y fundir las diez áreas adaptativas dentro de los entornos contextuales que nosotros considerásemos significativos y relevantes para las personas que trabajan en el Centro Ocupacional, siguiendo la., directrices marcadas ya en otra parte de este artículo.
Para desarrollar dichos entornos. la idea era sencilla: coger un día cual(quiera en el Centro Ocupacional e intentar plasmarlo en diferentes áreas específicas, en los que a su vez se vieran reflejadas las diez áreas adaptativas de la nueva definición de RM.. de cara siempre a poder intervenir de forma directa y precisa en las necesidades de las diferentes personas. Al final liemos establecido como entorno,,, de trabajo los siguientes:
Comunidad, Trabajo.,Vida Diaria y Ocio. Estos cuatro entornos están conducido por la Autodirección (área que nos pareció especialmente relevante dentro del conjunto), tal y corno se la considera en el nuevo manual de la AAMR (1992). El resto de las áreas entendemos que no son conductas que se deban trabajar a una hora determinada (comunicación, autocuidado. habilidades sociales, salud y seguridad, habilidades académico‑funcionales) sino que son como aprendizajes transversales. que están presentes y mediatizando todas las actividades durante la jornada, Por ello se trabajan no como algo independiente, sino dentro de los cuatro entornos establecidos.
Por último necesitábamos un sistema de registro general que reflejase de forma sencilla las actuaciones desarrolladas. No es el momento de hablar de los diferentes sistemas de registro, pero algo que la experiencia nos había dado era que lo que es complicado de utilizar no se usa. El día a día nos demostraba que sistemas de registro perfectamente diseñados no se cumplimentaban porque el tiempo que llevaba rellenarlos era casi superior al tiempo de intervención. lo cual parecía un absurdo‑ Además, la cantidad de información que se perdía era demasiada, con la consiguiente sensación de frustración por parte de los trabajadores.
Queríamos lo que todos queremos: una herramienta sencilla de entender, no solo para nosotros sino para los padres y para las personas con las que trabajamos; una herramienta que nos dijera en cualquier momento qué se estaba haciendo con qué persona y qué resultados estábamos obteniendo una herramienta que nos indicase los progresos (o no) de un individuo tanto en el Arca Ocupacional como en el Arca de la Formación Complementaria.
De muchas reuniones fue saliendo lo que hoy llamamos HOJA DE REGISTRO SOCIO-LABORAL­. Esta herramienta de trabajo, ni mucho menos exacta y en permanente estado de cambio (dicen que es el estado de la perfección), se nos antoja útil y práctica Y funciona como un sistema de evaluación y a la vez de intervención.
Se distinguen dos grandes partes:
1. Formación Complementaria.
2. Formación Ocupacional.
Dentro de cada una de ellas, se establecen diferentes secciones Y, áreas específicas que entendemos engloban todo o casi todo lo que hacemos dentro y fuera del Centro Ocupacional. No es el momento de extendernos en su explicación ni desarrollo. pero baste decir que el sistema de evaluación y registro se realiza con carácter anual. si bien se completan registros semanales donde se reflejan las evoluciones en las diferentes competencias de los usuarios. Estas evaluaciones periódicas son las que a su vez se trasladan a la Hoja de Registro SocioLaboral, donde queda reflejado lo que se ha trabajado y lo que se trabajará en un futuro.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal