Un estudio sobre la recepción de los personajes femeninos de Las Tres Mellizas1



Descargar 0,76 Mb.
Página2/3
Fecha de conversión04.10.2017
Tamaño0,76 Mb.
1   2   3

Fig. 2: Breve resumen visual de Las Tres Mellizas. Del cuento a la televisión
Antes de dar paso al estudio de la recepción de Las Tres Mellizas nos gustaría concluir este apartado con dos reflexiones. Actualmente, Las Tres Mellizas gozan de una extensa, continuada e incesante producción en soporte libro, colecciones, DVD, página web, juegos educativos, etc. En definitiva, un merchandising que ha contribuido a crear un producto mediático como resultado del trabajo creativo de todo el equipo que trabaja en Cromosoma y en las editoriales. A este mercado, tenemos que añadirle cuantiosas actividades, premios y producciones que se han realizado además de lo que se ha comentado. En la nota (5) facilitamos un listado cronológico de algunos hechos representativos que han contribuido a fortalecer y crear lo que nos atrevemos a calificar como “marca” de Las Tres Mellizas que intrínsecamente vende un producto de calidad. Sustentamos este argumento en Lluch (2007) cuando habla de la transformación de un autor o de un relato (refiriéndose a la literatura juvenil) en una marca, en un icono cultural o mediático. Pensamos que podemos adaptar esta misma idea al caso de Las Tres Mellizas, ya que forman parte del “consumo cultural” en el que están inmersos los niños y niñas. Consumo que, en opinión de Corea (2004), sirve como forma de cohesión ante el exceso informativo con el convivimos.
La segunda reflexión que nos gustaría hacer antes de pasar al siguiente apartado tiene que ver con las diferentes actividades sociales y educativas en las que Las Tres Mellizas han tenido un papel fundamental para transmitir información, valores, modelos y actitudes a la población infantil de Cataluña. Por citar algún ejemplo pensamos en su aportación para explicar el año Gaudí, su aparición en el Forum de las Culturas de Barcelona, y la reciente distribución del documental “Catalonia, tierra de todos. Las Tres Mellizas en la Cataluña Real” para presentar Cataluña a los niños y niñas recién llegados. Bajo este telón de fondo, afirmamos que Las Tres Mellizas se han convertido en narradoras oficiales catalanas y transmisoras culturales porque su recepción e impacto en los niños y niñas se considera positivo por los roles y cualidades que presentan. Sin embargo, desde un punto de vista educativo, es fundamental realizar un análisis crítico de los personajes y de la marca en cuestión.

3. La recepción de Las Tres Mellizas
Uno de los objetivos que nos marcamos al iniciar el estudio sobre la representación de modelos femeninos en Las Tres Mellizas era llegar a contrastar los resultados hallados en la investigación bibliográfica y teórica previa con la opinión de niños y niñas de Cataluña. Nuestro sueño hubiera sido obtener datos de niños y niñas de diferentes comunidades autónomas, e incluso países diferentes; pero la realidad de nuestra situación profesional y personal nos ha condicionado a restringir la muestra seleccionada a ciento setenta encuestados de Barcelona y su área metropolitana. Una descripción más detallada de la investigación que hemos diseñado y llevado a cabo para obtener datos sobre la recepción de estos tres personajes mediáticos femeninos se describe en los apartados siguientes.
3.1. El cuestionario de la investigación
La tipología de investigación que mejor encajaba con la información que deseábamos encontrar era una metodología selectiva para la obtención de los datos a partir de la elaboración de un cuestionario con catorce preguntas pensadas para discentes que acaban de finalizar el ciclo inicial de educación primaria.
A finales del mes de junio diseñamos el cuestionario y aprovechamos para establecer contacto con centros educativos y maestros que quisieran colaborar para pasar los cuestionarios a sus alumnos. Debemos agradecer públicamente la excelente participación y colaboración que hemos mantenido con las siete escuelas, el profesorado y el alumnado con el que hemos trabajado. Asimismo, todos han cumplido a la perfección los protocolos que diseñamos para la ocasión con el fin de conseguir la máxima fiabilidad en la recogida de datos. Para la elección de la muestra tuvimos en cuenta diferentes variables, como por ejemplo que estuvieran representados niños y niñas de diferentes ciudades y poblaciones cercanas a Barcelona, así como de diferentes niveles sociales y barrios para obtener una descripción lo más amplia posible, a pesar de las limitaciones. En la figura 3 se ven los centros codificados y el número de informantes que han participado de cada uno de ellos, hasta obtener una muestra equitativa de 85 niños y niñas, respondiendo a otra variable importante dentro de la investigación. Gracias a todos ellos, y a su buena predisposición, podemos presentar los resultados obtenidos y seguir avanzando en la investigación.


Frame3
Fig. 3: Porcentaje de participación de los siete centros escolares de educación primaria

Los motivos principales por los que finalmente nos inclinamos a escoger informantes que acababan de iniciar tercero de primaria, entre siete y ochos años de edad, son los siguientes. En primer lugar, porque en este nivel educativo dominan la lectoescritura y son autónomos en este sentido; en segundo lugar, porque tienen un nivel madurativo que les permite realizar abstracciones y conexiones fáciles a la hora de contestar preguntas; y en tercer lugar, porque en esta franja de edad los niños y niñas emplean unas estrategias diferentes a las de los jóvenes y adultos para responder ante los mensajes de los medios de comunicación y diferenciar realidad de ficción (Strasburger y Wilson, 2002:31). A pesar de las ventajas, éramos conscientes de los inconvenientes que existían en esta edad. Sabíamos de entrada que para algunos niños y niñas Las Tres Mellizas les quedan lejos y no son objeto de su interés actual, tal y como hemos constatado en algunos resultados obtenidos en el vaciado de los datos del cuestionario, sobre todo por parte de los niños. Al final, asumimos el riesgo y optamos por recoger los datos en esta franja de edad.


Al segundo día de haber iniciado las clases en el curso actual, pasamos una prueba piloto a un grupo de 30 niños y niñas de tercero de primaria para ver cómo funcionaba el cuestionario. Durante el proceso nos percatamos de la necesidad de introducir algún cambio para mejorar la comprensión y concretar alguna pregunta. Una vez modificada la primera versión llegamos al cuestionario final que han contestado todos los encuestados (véase el cuestionario y el resumen de los resultados en el apéndice I).
El cuestionario lo elaboramos en base a cuatro núcleos conceptuales que aparecen en la tabla 1 y que, a la vez, responden a las preguntas de investigación que nos planteamos. Damos por supuesto que todos los niños y niñas encuestados sabían quienes eran Las Tres Mellizas, aunque variara el grado de conocimiento que tenían sobre ellas. En la columna de la derecha hemos incluido las preguntas correspondientes a cada núcleo conceptual, que alternan entre una tipología abierta y cerrada de respuestas. Una © al inicio indica pregunta cerrada y una (A) pregunta abierta. El diseño de las preguntas del cuestionario se fundamenta en toda la bibliografía consultada en el trabajo previo de Prats y Ambròs (2008), especialmente en los dos estudios realizados por la Association Européenne Du Côte Des Filles (1998).



Núcleos conceptuales

Preguntas del cuestionario

I Cuentos
Descubrir la tipología de cuentos preferidos por los niños y niñas y ver si conocen los cuentos de LTM.


(A) 1.Escribe tu cuento preferido del mundo fantástico de todos los cuentos que conozcas.

© 2. ¿Has leído algún cuento de Las Tres Mellizas?


II Dibujos animados
Descubrir cuáles son los dibujos animados preferidos por los niños y niñas en general.


(A) 3. ¿Cuáles son los dibujos animados que más te gustan? Escribe dos títulos.

(A) 4. ¿Por qué te gustan estos dibujos animados?



III Las Tres Mellizas
Descubrir el grado de conocimiento que los niños y niñas tienen de cada una de las Mellizas, la identificación con ellas y la relación intertextual con otros personajes de cuentos y dibujos animados. Comparar el conocimiento de las cualidades de Las Tres Mellizas con las de la Bruja Aburrida.


© 5. Señala la frecuencia semanal con la que miras dibujos de Las Tres Mellizas.

(A) 6. Escribe el título de uno o dos capítulos de Las Tres Mellizas que te guste mucho.

© 7. Ana, Teresa y Helena son unas mellizas muy divertidas. Lee estas palabras y escoge las que mejor expliquen como es cada niña. Puedes repetir palabras (golosa, mandona, tímida, atrevida, juguetona, simpática, lista y enamoradiza).

© 8. Si puedas elegir ser una de Las Tres Mellizas, ¿cuál escogerías?

© 9. La Bruja Aburrida es un personaje que aparece con Las Tres Mellizas. Subraya las palabras que expliquen cómo es esta bruja (mala, buena, medio mala y medio buena, aburrida, mágica, divertida y tímida).

(A) 10. Di a qué otros personajes de cuentos, dibujos animados, películas, etc. te recuerda cada melliza y la Bruja Aburrida por las cosas que hacen o las que dicen.

(A) 14. Y para terminar. Si tuvieras la magia de la Bruja Aburrida, ¿qué cambiarías de Las Tres Mellizas?




IV Merchandising del

producto mediático


Constatar el consumo del merchandising que generan Las Tres Mellizas en nuestro país y el conocimiento de la página web.


© 11. ¿Tienes algún producto de Las Tres Mellizas, como por ejemplo ropa, carpetas, mochillas, juegos de ordenador, etc.? (Sí, no)

© 12. ¿Quién te lo ha regalado? (Padres, familiares, amigos, otros).

© 13. ¿Te has conectado alguna vez a la página web de Las Tres Mellizas? (Sí, no)





Tabla 1: Núcleos conceptuales y preguntas del cuestionario de la investigación


3.2. Vaciado y análisis de los datos
El vaciado de los ciento setenta cuestionarios se ha realizado a partir de la creación de una hoja de cálculo de Excel en la que se recogían todos los datos previamente codificados según pertenecían a una respuesta abierta o cerrada. En el caso de las preguntes cerradas ha sido simple, en cambio, para las seis preguntas abiertas el vaciado y la codificación ha sido mucho más laboriosa y entretenida porque hemos establecido una serie de respuestas cerradas para cada pregunta. Siguiendo los consejos de Anguera (1994), optamos por realizar una categorización personal de todas las preguntas abiertas después de leer y releer todos los cuestionarios varias veces. En el cuestionario del apéndice hemos incluido las respuestas cerradas más representativas para codificar las respuestas abiertas. Sorprende la creatividad de los niños en algunas respuestas, como por ejemplo en la pregunta cuatro y la catorce, que rompieron nuestras expectativas iniciales.
En el cuestionario del apéndice puede observarse que la presentación de los resultados obtenidos está dividida según el sexo de los informantes, ya que como afirman Strasburger y Wilson (2002:13) “Research consistently shows sex differences among children too”, tanto a nivel cognitivo como madurativo y educacional. Para ser consecuentes con las conclusiones halladas en Prats y Ambròs (2008), nos pareció oportuno diferenciar la procedencia de los datos para analizarlos desde diferentes puntos de vista: el masculino y el femenino. El sexo de los informantes, en esta investigación, incide directamente en la opinión y recepción de algunas preguntas, sobre todo las del tercer núcleo conceptual.
El análisis de los datos recogidos se ha realizado a partir de la comparación de proporciones (6) para describir las diferencias entre los niños y las niñas. En el cuestionario del apéndice I, al lado del total de las respuestas de los niños y las niñas hemos añadido la columna que indica la comparación de proporciones. Las siglas empleadas para comprender los resultados es la siguiente: la “S” indica que la diferencia entre sexos es significativa; las siglas “MS” indican que la diferencia de sexos es muy significativa; y “—“ quiere decir que no existen diferencias entre niños y niñas.
A continuación describiremos los resultados hallados en las preguntas del cuestionario en relación a los cuatro núcleos conceptuales definidos. En el primero de todos, los cuentos preferidos de los niños y niñas, ambos sexos han respondido que sus preferidos son los cuentos de literatura infantil. Sobre este punto nos gustaría comentar que un 63,53% de los niños y niñas han leído algún cuento de Las Tres Mellizas y son las niñas las que más lo han hecho marcando una diferencia muy significativa respecto de los niños. Los cuentos de obra folclórica y los que provienen de dibujos animados o películas ocupan los siguientes puestos en la clasificación y gozan, además, de diferencias significativas entre ambos sexos.
Obtener información sobre las preferencias de los dibujos animados de los niños y niñas es una información relevante que nos facilita ver si Las Tres Mellizas están dentro de este grupo o no. Tal y como muestran los resultados de la tercera pregunta, las respuestas fueron muy variadas y tuvimos que establecer bastantes subcategorías para poder codificar todas las respuestas obtenidas. De entrada, es fácil observar que Las Tres Mellizas no son sus preferidas, ya que tanto los niños como las niñas han citado programas que forman parte del canal digital privado. Consideramos oportuno englobarlos bajo un solo título porque no todos los niños y niñas tienen acceso a este canal de pago. Algunos de los más citados fueron: Disney Channel, Rantaro, Naruto, etc.
Los dibujos animados emitidos por canales públicos y privados exentos de pago que más gustan a niños y niñas por igual son Los Simpsons (7) en primer lugar, seguidos casi por igual de Doraemon, Shin Chan, Inuyasha y Pokemon, el último que cuenta con una diferencia muy significativa entre niñas y niños. Es curioso observar el dato de que un 75% de los dibujos animados citados son de procedencia japonesa y que a excepción de Inuyasha, el resto son emitidos por cadenas privadas de televisión libres de pago. La información obtenida nos ha sorprendido un poco porque analizando la programación infantil de todas las cadenas españolas vimos que la que ofrecía una programación más amplia era la cadena catalana TV3 y K33, a la que pertenece Inuyasha.
Tanto niñas como niños han coincidido en afirmar que los dibujos les gustan porque les hacen reír y son divertidos, motivos que coincide con dos de las funciones iniciales de la televisión: entretener y divertir a los telespectadores. Una vez comentados los resultados sobre los cuentos y dibujos animados preferidos de los niños y niñas, entraremos de pleno en el tercer núcleo conceptual, Las Tres Mellizas.
Después de haber visto la amplia oferta de dibujos animados para los niños y niñas españoles, sin olvidar los DVD y otras procedencias de materiales audiovisuales, un 64,7% de los informantes, sin diferencia de sexo, afirman que ven dibujos de Las Tres Mellizas semanalmente, frente al 35,4% que nunca las miran. Es relevante la diferencia muy significativa entre niños y niñas que nunca los miran. Esta misma diferencia se percibe a la hora de no haber contestado la pregunta sexta, que pedía escribir el título de algún capítulo preferido de la serie. En algunos casos puede justificarse porque no recordaban bien el título, vacilaban y lo dejaron en blanco. En otros casos vimos que no era de su interés y no quisieron contestar, como reflejan los datos. En este sentido, los niños y niñas sabían que eran libres de contestar las preguntas del cuestionario. Dentro de los capítulos más citados, vemos que Las Tres Mellizas y King Kong es en el que han coincidido niños y niñas casi por igual, seguido de otros capítulos que marcan alguna diferencia significativa de sexo entre la Sirenita y el Taller Gaudí.
En Prats y Ambròs (2008) clasificamos los 104 DVD de la serie en cinco categorías para ver el tema sobre el que Las Tres Mellizas habían realizado más reescrituras. Los datos obtenidos fueron que casi la mitad de la producción, un 46% pertenecía a la obra folclórica. Es curioso ver que el capítulo elegido, King Kong, pertenezca a otra categoría, libros informativos, con solo una presencia del 7,7%. Hemos analizado el capítulo con detenimiento y hemos visto que rompe bastante con la estructura típica de las historias de Las Tres Mellizas porque la acción y la atracción mediática que provoca la llegada de King Kong a Barcelona, donde reside Copito de Nieve, es frenética.
Las Tres Mellizas, a pesar de actuar siempre en equipo y ser protagonistas y coprotagonistas en todas las series, tienen unas características individuales. Cada niña tiene unas actitudes y cualidades que sobresalen y la diferencian del resto. Esta cuestión es la que preguntamos a los niños y niñas en la séptima pregunta del cuestionario a partir de una lista de adjetivos que tenían que atribuir libremente a cada niña. Antes de pasar a comentar más detalladamente los resultados hallados, es preciso puntualizar que los niños muestran diferencias muy significativas respecto de las niñas por no haber contestado la pregunta, rozando la abstención en un 23% de media. Como cada informante podía escoger y repetir los adjetivos que quisiera para cada niña, en la tabla de resultados hemos incluido solamente los atributos más elegidos. Según la opinión de los niños y niñas Ana es romántica, atrevida y simpática. Teresa es lista, atrevida y tímida. En este personaje hallamos una contradicción de cualidades que tanto afirman niños como niñas. Es cierto que coinciden con un atributo principal, “lista”, pero con diferencias muy significativas entre ambos sexos. Este personaje no lo tienen bien identificado. Finalmente, Helena, que tiene una cualidad muy marcada, ser golosa, ha sido bien catalogada por los niños y niñas, que coinciden en afirmar que así es, además de juguetona y simpática.
A la hora de identificarse con una de Las Tres Mellizas, queda claro que un 75% de los niños encuestados no quiere ser ninguna de ellas, quizás porque están acostumbrados a encontrarse con niños listos protagonistas y traviesos que aparecen en otros dibujos animados, en anuncios, en cuentos, etc. En cambio, la mayoría de las niñas han elegido a Ana, la romántica, seguida de Helena y Teresa. Como puede apreciarse en el resumen de resultados de la pregunta, las diferencias entre las respuestas de niños y niñas son muy significativas. Este dato corrobora que algunos niños todavía mantienen los estereotipos masculinos en el rol de protagonistas. Por otro lado, este hecho no ocurre a la hora de subrayar las actitudes que definen la Bruja Aburrida. Este personaje emblemático de la serie es “mágico, aburrido y medio bueno y medio malo” según la opinión generalizada y acertada de niños y niñas. El modelo presentado de bruja coincide más con las brujas de los cuentos y los dibujos animados.
La pregunta diez es una de las más difíciles del cuestionario, a la vez que nos aporta información interesante. En el protocolo diseñado para pasar los cuestionarios anticipamos esta duda a los docentes colaboradores para facilitar la recogida de información. Inspirados en la afirmación de Buckingham (2003:57) de que “la intertextualidad se ha convertido en una de las características dominantes de los medios contemporáneos: reiteradamente los textos se refieren a otros textos, o echan mano de ellos, con frecuencia de forma irónica” decidimos comprobar cuál es la relación que los niños y niñas establecen entre Las Tres Mellizas y otros personajes femeninos y masculinos de los cuentos y la televisión que les rodea. La codificación de esta pregunta fue entretenida y costosa por la gran diversidad de respuestas dadas. Pensamos que una buena manera de poder obtener una información más global sería a partir de las cinco subcategorías realizadas.
El grado de abstracción que requería la pregunta se ha notado ante el 55,9% de informantes que deciden no contestarla. A pesar de ello, hemos notado dos constantes que se mantienen en los que han respondido. La primera de ellas es que, a excepción de la Bruja Aburrida, la mayoría de niños y niñas relacionan a Las Tres Mellizas con personajes cercanos y conocidos sin haber diferencias significativas entre sexos. La segunda constante, que esta vez incluye a la Bruja Aburrida, es que las niñas siempre han relacionado a cada melliza con personajes femeninos de dibujos animados, televisión o películas, mientras que los niños lo han hecho con personajes masculinos de dibujos animados, televisión o películas. En estas respuestas vemos de forma clara como la identificación de los personajes con el sexo de procedencia se ha mantenido para los cuatro personajes femeninos.
La última pregunta que cierra el núcleo de Las Tres Mellizas tenía la finalidad de descubrir qué es lo que gustaba o disgustaba más de las hermanas. Otra vez observamos que los niños han mostrado un elevado desinterés en responder la pregunta correctamente porque añadieron expresiones groseras o infantiles, actitud muy diferente en las niñas. Las tres cosas que un número bastante parecido de niñas han respondido que cambiarían es: en primer lugar “nada”, todo les parece bien; en segundo lugar, la ropa o el color de la ropa; y en tercer lugar, el pelo y la cara. Estos atributos son muy infantiles y describen un prototipo de niña de cinco años de edad, aspecto comentado en Prats y Ambròs (2008). Para cerrar este apartado querríamos aportar un dato interesante. Un 21% de los niños que respondieron la pregunta dijeron textualmente que lo que cambiarían de Las Tres Mellizas es que “fueran niños o apareciera alguno”, actitud de desagrado que se complementa con el 33,3% que contestaron tonterías.
El merchandising del producto mediático es el último bloque conceptual de análisis con el que vamos a cerrar la descripción de los resultados. El 59% del total de participantes tienen algún producto de Las Tres Mellizas, con una diferencia muy significativa según el sexo. Las niñas son las que poseen más porque sus padres o familiares se lo han regalado. Solamente un 27% del total se han conectado alguna vez a la página web.

4. Conclusiones
Una vez comentados los resultados hallados en el estudio finalizaremos con las conclusiones de la investigación para responder la pregunta de investigación principal ¿cuál es la recepción de los personajes mediáticos de Las Tres Mellizas? Antes de proceder a la explicación es obligado decir que las conclusiones que expondremos deben tomarse con mucha cautela y entenderse dentro del contexto explicado. En ningún momento pretenden extrapolar generalizaciones sobre el tema.
Los niños y niñas que hemos encuestado coinciden a la hora de señalar que los cuentos de literatura infantil, que han tenido mucho éxito y producción durante estas últimas décadas, son sus preferidos. A la hora de elegir sus dibujos animados favoritos y justificar su elección tampoco hemos observado diferencias entre sexos. La mayoría de los informantes prefieren los dibujos animados del canal digital de pago. En segundo lugar, los dibujos preferidos por ambos sexos son Los Simpsons, a pesar de que no sean apropiados por su edad debido a la temática e ironía que caracteriza a la serie. Este resultado nos hace pensar en el hecho de que cada vez los niños y niñas eligen libremente sus programas y el concepto de “infancia” está cambiando, como han expuesto Tapscott (1998), Buckingham (2003), Strasburger & Wilson (2002), ya que parafraseando a Corea (2004), los niños han dejado de ser ineptos a educar para devenir consumidores a conquistar.
Las Tres Mellizas son vistas semanalmente por un 64,7% de los encuestados y el capítulo preferido por igualdad de ambos sexos es Las Tres Mellizas y King Kong, que es bastante diferente del resto. La atribución de cualidades a las hermanas mellizas cuenta con diferencias significativas de sexo, sobre todo porque algunos niños no contestan la pregunta. Los niños y niñas han identificado un atributo correcto de cada melliza -Ana es romántica, Teresa es mandona y Helena golosa- a pesar de que hay algunas vacilaciones y no hayamos encontrado ningún atributo común a todas ellas, como por ejemplo listas, divertidas, juguetonas, etc., cualidades que rompen con el modelo de niña de la literatura infantil tradicional. En este caso podemos afirmar que la recepción de algunas de las cualidades del nuevo modelo de niña que presentan las Tres Mellizas es ligeramente más apreciado por las niñas que por los niños, quienes no quieren identificarse con ninguna de ellas. Las diferencias entre la identificación de niños y niñas con los personajes de Las Tres Mellizas son muy significativas en todos los casos.
Las vacilaciones ante la elección de las cualidades de Las Tres Mellizas desparecen cuando hablamos de la Bruja Aburrida. La mayoría de niños y niñas tienen claros sus atributos, sin embargo, a la hora de relacionarla con personajes de otros textos, las niñas lo hacen con personajes femeninos mediáticos y los niños con personajes masculinos mediáticos. Este dato que nos ha sorprendido porque tradicionalmente y mediaticamente vemos más brujas que brujos.
La intertextualidad de cada personaje de Las Tres Mellizas con otros personajes del mundo literario y mediático masculino y femenino confirma que las relaciones se establecen mayoritariamente en el plano mediático y no el literario, como indican los datos. Además, se establece una asociación directa entre el sexo del informante y el sexo del personaje citado, es decir, las niñas citan mayoritariamente personajes femeninos y los niños masculinos. Es obvio que tanto las mentes virtuales (Monereo, 2005) de los niños y las niñas se conectan con las pantallas del mundo audiovisual y mediático, entiendo las pantallas como nodos informativos interactivos (Corea 2004:115). En esta sociedad de la información (Castells, 2003), Corea insiste en el hecho de que el sujeto ya no es una inscripción localizable, sino otro nodo de conexión a la red informativa.
Las niñas son las que principalmente han percibido de forma negativa los rasgos de infantilización que sufrieron Las Tres Mellizas cuando se creó la serie de dibujos animados en 1994 (Prats y Ambròs, 2008): la ropa y su color, el pelo y la cara. El boom audiovisual que sufrió la serie en la década de los noventa se consolidó gracias al variado merchandising que se creó. Actualmente, continúa funcionando, aunque quizás haya disminuido un poco. Las niñas son las que más lo consumen. Lo que sí está claro es que Las Tres Mellizas se han convertido en una marca.
La conclusión final a la que podemos llegar después de este estudio es que el cambio de rol y de género de Las Tres Mellizas argumentado en el trabajo anterior no es recibido de la misma forma por los niños y niñas encuestados, sino que el sexo del informante determina diferencias significativas entre las respuestas dadas. Algunos niños muestran cierto desagrado ante el sexo de las protagonistas, actitud que nos indica que no han interiorizado el cambio de rol y cualidades que representan Las Mellizas. De hecho, no podemos olvidar que los estereotipos masculinos continúan presentes en anuncios publicitarios, dibujos animados, películas, actitudes dentro del núcleo familiar, obra folclórica, etc. Además, contamos todavía con muy poca literatura infantil que muestre a las niñas como protagonistas listas, divertidas, audaces, etc. En cambio, las coincidencias entre cuentos preferidos y dibujos animados es la misma por ambos sexos.
Las pantallas se han convertido en agentes sociales educadores para la ciudadanía, más concretamente para los niños y niñas. Palabras, imágenes y sonidos todavía no respetan la igualdad de género. Consecuentemente, se precisan más esfuerzos para mejorar la igualdad de género en contexto infantil. Además, las escuelas españolas y el gobierno deben introducir de forma eficaz la educación en medios en las escuelas de primaria y secundaria (Ambròs, 2006:166) con una finalidad de análisis crítico y comunicativo. Existen proyectos europeos consolidados (por ejemplo las Políticas de Educación en Medios de la Unión Europea, y la Carta Europea para la Educación en Medios) que defienden la incorporación de la educación en medios dentro del currículo (Fedorov, 2008:19). Instituciones y asociaciones cívicas (8) trabajan en esta misma línea, ya que “El mundo educativo debe reflexionar sobre la cultura audiovisual y elaborar una estrategia que lleve el análisis crítico del hecho individual a los pupitres” (Ambròs y Breu, 2007:29). En definitiva, los profesionales de la educación tenemos que continuar trabajando para conseguir la integración de las pantallas y la narración mediática en las aulas, y la equidad entre hombres y mujeres ocupando los mismos roles.


NOTAS
(1) Pensemos por ejemplo en algunos anuncios publicitarios que han sido multados y retirados del mercado (el último de Dolce & Gabanna, por citar alguno).

(2) Para una información más detallada véase la página web:



1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal