~u i~ medLw~ti~;uL ~~I~~' : f.'



Descargar 2,45 Mb.
Página2/21
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño2,45 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21

13 Plaza, "Music in Caracas during the Colonial Period", p. 203.

14 Calcaiio, La Ciudad y an Musica, p. 163.



15lbid., p. 325.

Ultimas Palabras del Redentor' ", en el Templo Alem£n de Buenos Aires y de la obra completa en la iglesia del Salvador, en 188218. Ellos forman parte de los numerosos elementos extranjeros que se instalan en Argentina con posterioridad a la Independencia, cobrando particular fuerza despu6s de 1850, cuando se inician las grandes inmigraciones que imprimirfan un sello carac­terfstico a su poblaci6n. La interacci6n de estos elementos extranjeros con elementos nacionales, configuraria un excelente nivel musical en Buenos Aires, donde ya en 1820 las Sinfonfas de Haydn se interpretaban en teatros 17, mientras que la obertura del oratorio Il ritorno di Tobia, se toc6 en 1822, en los conciertos de la Academia de Musica, fundada por el profesor italiano Virgilio Rebaglio 18, y, a partir de 1875, la Sociedad del Cuarteto difunde su musica de camara 19
Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Chilena

° 11


Graciaa al elemento aleman, se difunden otras obras de Haydn en Buenos Aires, entre las que el oratorio La Creaci6n ocupa un lugar de particular im­portancia. Este se estren6 en Julio de 1845, por coros de aficionados alema­nes, solistas y una "excelente" orquesta, con tanto 6xito que el concierto se repiti6 en agosto 20. La prensa de la 6poca calific6 el estreno como "una im­presi6n inolvidable", la que ademas fue duradera, pues en 1883 se volvi6 a interpretar, repiti6ndose una vez mas en 1865, acompaiiado por una orquesta de cien musicos 21. La popularidad de este oratorio en Buenos Aires refleja su gran importancia en paises de habla alemana desde fines del siglo xvrn 22. La colectividad inglesa tambi6n contribuy6 a difundirlo con la presentaci6n de fragmentos en 1832, en la Capilla St. John de Buenos Aires 28. Ia impor­tancia del elemento anglo-germano se hace patente tambi6n en otros paises latinoamericanos durante el siglo xix. En Chile, este elemento hace posible el estreno de La Creaci6n y Las Estaciones, ademas de oratorios de otros compositores, segun se very posteriormente.

En Brasil se conservan valiosas ediciones tempranas de Las Siete Ultimas Palabras: la versi6n para piano impresa por Pleyel en 1801 y la versi6n vocal original, publicada por Breitkopf & Hartel el mismo. afio. Ambas estan en la Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro, incluidas en un total de no menos de veinte ediciones tempranas de Haydn, entre las que se cuentan otras joyas, como la edici6n original de Las Estaciones, publicada por Breitkopf & Hartel, ademas de la versi6n para piano de Sigismund Neukomm, publi‑

16 Gesualdo, Historia de la miisica en to Argentina, II (1852-1900), pp. 183 y 190. 171bid., I, p. 220.

16 Ibid., p. 239.

19 Ibid., II, p. 179 ss.

20 Ibid., I, p. 413.

211bid., II, pp. 184 y 187.

zz Geiringer, Haydn, p. 381.

za Gesualdo, op. cit., I, pp. 233 y 288.

cada por Artaria en 1802 y la primera edici6n francesa impresa por Erard en 180124. Muchas de elks formaron parte de la famosa y rica biblioteca que Joao VI trajera consigo en 1808, y que dejara en Brasil a su retomo a Lisboa, en 1821, para transformarse en la base de 1a actual Biblioteca Na­tional.
Revista Musical Ghilena / Luis Merino

12 *

Comparado con el resto de Latinoamerica, esto trasunta una notable di­ferencia numerica y cualitativa, la que a su vez refleja la primacia de Brasil, no solamente en lo que ataiie al cultivo, difusi6n e influencia de la musica de Haydn, sino que tambien en el quehacer musical del continente latino­americano durante el siglo .sax, cuando residen en Rio de Janeiro empera­dores de gran poder y cultura que fomentaron grandemente las artes y el saber. Esta primacia es bien conocida gracias a los estudios de Luis Heitor Correa de Azevedo, Cleofe Person de Mattos, Renato Almeida, Francisco Curt Lange, Robert Stevenson y otros, y se manifiesta en hechos como los siguientes.

Brasil es uno de los primeros passes latinoamericanos en difundir cuarte­tos de Haydn. Hacia fines del siglo xvm, ellos eran frecuentemente ejecuta­dos en Minas Gerais, donde Francisco Curt Lange ha descubierto copias realizadas en 1794, junto a otras ediciones de gran valor, como la primera publicaci6n parisina de Ios cuartetos de Wolfgang A. Mozart dedicados a Haydn 25. El quehacer musical de la regi6n de Minas Gerais se apoya en una clase media de afluentes ingresos gracias a la mineria, tal como en las Aca­demias de las Escuelas de Minas, en Ciudad de Mexico.

En el ambiente de alto nivel artistico de Rio de Janeiro, permanece el compositor austriaco Sigismund Neukomm, desde 1816 hasta 1821. Discipulo directo de Joseph Haydn, su presencia en la capital brasileiia fue indudable­mente estimulada por esta monarqufa culta, autoritaria e influyente, con conexiones europeas, y contribuy6 al conocimiento y al cultivo de la musica de su maestro. Junto a Jose Mauricio Nunes Garcia, prepara en 1820 lo que hubiera sido el estreno latinoamericano del oratorio La CreaciOn 26. Si bien no se lleve a cabo 22, Jose Mauricio habia dirigido el ail() anterior el estreno latinoamericano del Requiem, de Mozart en la Iglesia de la Natividad. Segun



24 Sobre una lista de estas ediciones ver Stevenson, Renaissance and Baroque Musical Sources in the Americas, pp. 282-283.

25 Francisco Curt Lange, "La musica en Minas Gerais: Un informe preliminar", Bole-tin Latino-Americano de Mtisica, VI (abril, 1946), p. 415. Ver p. 431 por un facsimile de la portada del cuarteto de Mozart.

26 Luis Heitor Correa de Azevedo, "Sigismund Neukomm, an Austrian Composer in the New World", The Musical Quarterly, XLV/4 (octubre, 1959), p. 476.

27 Cleofe Person de Mattos, Catblogo tematico das otras do padre Jose Mauricio Nunes Garcia (Rio de Janeiro: Ministerio da Educacao e Cultura, Conslho Federal de Cul­tura, 1970), p. 369, nota 13.



Neukomm, "La ejecuci6n de esta obra maestra de Mozart no dej6 nada que desear... todos los talentos se juntaron para contribuir al exito" 28. Gracias a su influencia se publica en Brasil ese mismo aflo, y por primera vez en Latinoamerica, un libro dedicado a Haydn. Se trata de la Noticia historica da vida e das obras de Jose Haydn, traduceion al portugues de la Notice historique sur la vie et les oeuvres de Joseph Haydn, de Joaquim Le Breton, jefe de la mision artistica que D. Joao VI trajera a Rio de Janeiro 123. El con­tacto con Neukomm, y en general el sofisticado ambiente del Brasil imperial, permite que Jose Mauricio sea uno de los compositores latinoamericanos del siglo xrx con mds profundos conocimientos de la musica de Haydn. La Creation y el famoso Stahat Mater, formaban parte indispensable del "reper­torio cantado em aula" por sus alumnos S0. Su Compendio de Musica e Methodo de Pianoforte, completado en 1821, contiene "Ligoes", algunas de las cuales son obras de Haydn 31. Sus dos salmos inspirados en motivos de La Creaci6n, compuestos ese mismo afro y correspondientes a los nnmeros 78 y 79 del excelente cat'logo preparado por Cleofe Person de Mattos 32, constituyen los tinicos equivalentes latinoamericanos conocidos de las Messen nach Motiven aus den Oratorien catalogadas por Hoboken, muchas de Ias cuales se basan en La Creation 8s,
Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Ohilena

a 13 *


Este primacla se manifiesta tambien en la interconexi6n luso-brasilefla con Uruguay, la que es un factor importante para la presencia de Joseph Haydn en ese pals. En el archivo de la iglesia de San Francisco en Montevideo, se conserve un manuscrito con la version para piano de Las Siete Ultimas Pala-bras, con titulo en portugues 84, y que podria ser una copia de la edicien de 1801 preservada en la Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro, junto a una "Misa Imperial" de autor "desconocido", obras de Jose Mauricio y de otros compositores brasileiios 86. El interes por la mtisica de Haydn en Brasil con‑

23 Correa de Azevedo, "Sigismund Neukomm", p. 478.

29 Sobre detalles bibliogrkficos, ver Luis Heitor Correa de Azevedo con la colaboracinn de Cleofe Person de Mattos y de Mercedes de Moura Reis, Bibliograffa Musical Brasi­leira (1820-1950) (Rio de Janeiro: Ministerio da Educagao e Sande, Institute Nacional do Livro, 1952), p. 154, item 293. En p. 151 hay un facsimile de la portada.

so Cf. Person de Mattos, Catdlogo temdtico des ohms do padre Jose Mauricio Nunes Garcia, p. 26, o Francisco Curt Lange, "Estudios Brasilerios (Mauricianas) I: Manus­critos de la Biblioteca Nacional de Rio de Janeiro", Revista de Estudios Musicales, 1/3 (abril, 1950), p. 179.

31 Person de :Mattos, Catdlogo terndtico das obras do padre Jose Mauricio Nunes Garcia, p. 335.



32 Ibid., pp. 121-122. Cf. Stevenson, Renaissance and Baroque Musical Sources in the Americas, p. 304.

33 Hoboken, II (Vokalwerke, 1971), pp. 125-127.

34 Sobre un facsimile de la portada del manuscrito ver Lauro Ayestaran, La mtslca en el Uruguay (Montevideo: Servicio Oficial de Difusion Radio Electrica, 1953), p. 121, fig. 25.

35 Sobre un catalogo del archivo, ver ibid., pp. 125-128.

tinua durante el siglo xnc, en instituciones como la Sociedade de Concertos Clessicos, en Rfo de Janeiro, o el Club Haydn en Sao Paulo, ambas fundadas en 1883, las que junto con otras presentan obras sinfbnicas y de camara 3e. En el presente siglo, Brasil se destaca, en Latinoamerica, por la publication de no menos de tres estudios sobre Haydn escritos por investigadores brasi­lenos 37.
Revista Musical Chilena / Luis Merino

° 14 *


LA BmLIOTECA MUSICAL DE ISIDORA ZEGERS

En el transcurso del siglo xlx, la mtisica de Haydn es divulgada en Chile, tal como en Cuba, Colombia, Peru y otros paises latinoamericanos. Cuba, pafs que sigue ligado a Espana durante este periodo, mantuvo un gran apre­do por Haydn, segiin lo demuestran las calificadas investigaciones de Alejo Carpentier. Sus obras son usadas por maestros como Juan Path (1759-1845), como material de estudio S8, y sus sinfonfas, segun Carpentier, tienen influen­cia en Antonio Raffelin (1796-1845), uno de los primeros compositores latino­americanos en cultivar este galena, junto con el argentino Juan Pedro Es­naola 39. Tal como en muchos otros paises latinoamericanos, el interes por Haydn sigue vivo en Cuba durante la segunda mitad del siglo, gracias a figu­ras como Manuel Saumell40, o agrupaciones como la Sociedad de Miisica Cl£sica, fundada en 1866, por Seraffn Ramirez 41, autor del informativo libro La Habana Artfstica, publicado en 1891.

Los estudios de Ignacio Perdomo Escobar demuestran, que en Colombia, el conocimiento de Haydn se acrecienta durante el siglo xrx, gracias a perso­nalidades como Juan Antonio de Velasco, e instituciones como la Sociedad Filarmenica, activa en Bogota antra 1846 y 1857, que preseritara algunas de sus sinfonias 42, y la Sociedad Lirica fundada en 1848 por Jose Joaquin Gua­rfn, cuyo objetivo principal era "el estudio de la musica sagrada y la ejecu­cibn de ella en las iglesias". Para conmemorar su primer aniversario, la So­ciedad Lfrica presentb en Bogota la Misa Imperial de Haydn, recibida con comentarios de prensa como el siguiente "El estilo alto y severo de la

33 Renato Almeida, Hist6ria de Musica Brasileira, segunda edition (Rio de Janeiro: F. Briguiet & Comp., 1942), pp. 390-391.



37 Correa de Azevedo, Bibliografia Musical Brasileira, p. 154, item 294 (Joao S. Ro­drigues), 295 (Pedro Sinzig) y 296.

3s Carpentier, La musica en Cuba, p. 131.

39 Ibid., pp. 134-135.

40Edgardo Martin, Panorama Hist6rico de la Musica en Cuba (La Habana: Cuadernos CEU, Universidad de La Habana, 1971), p. 48.

41lbid., co. 45.

42 Jose Ignacio Perdomo Escobar, Historia de la musica en Colombia, tercera edition (Bogota: Editorial ABC, 1963), p. 80.

musica sagrada de Haydn no se conoce ni se produce sino en musics en cuyo coraz6n vibre cada una de las notas del sublime maestro y comprendan el pensamiento que ellas encierran" 43.
Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Chilena

* 15 °


En Peru, Ios estudios de Rodolfo Barbacci indican, que obras sinf6nicas y de ckmara escritas por Joseph Haydn, se ejecutan en Lima por lo menos desde la acacia de 1830. En 1839, Luis Te6filo Planel, violinista uruguayo, dirigia la Sinfonia de "despedida", titulada Las tinieblas del celebre M. Haydn, donde "cada musico va apagando sucesivamente su vela y saliendose fuera de la orquesta hasta que quedan dos profesores solos que concluyen quedando como anuncian a los niiios del Limbo" 44, y en 1867 el violinista Juan J. White, ejecuta en Lima con otros musicos, el famoso Cuarteto del Emperador 46. Obviamente el conocimiento de Haydn en Peru se remontaba a mucho antes, segun lo demuestra la densa Filosofia Elemental de la Mu­sica, de Jose Bernardo Alzedo, compositor peruano que habia retornado al Peru despues de trabajar por casi cuarenta aflos en la Catedral de Santiago de Chile. La biografia de Alzedo (1788-1878), que encabeza el tratado, afir­ma que despues de estudiar con el agustino fray Cipriano de Aguilar y el dominico fray Pascual Nieves, "Se dedic6 al estudio de Haydn y de Mozart: oia con atencion las misas de estos y otros maestros, y sun componia ya pequeflos nwtetes" 4a. Mks aim, el conocimiento que Alzedo tuvo de Haydn no se circunscribfa solamente a su musica, sino que tambien a su position en la historia de la musica 47:

"Examinando el curso de la Miisica, desde Palestrina, regulador del bkrbaro contrapunto g6tico, hasta Haydn, y desde este hasta Rossini, heroe de nuestro siglo, hallaremos una serie de estilos sucesivamente progresivos, en los que la influencia contemporknea ha sido preva­leciente en todas direcciones; pero tambien que al travel de sus pro­gresos ha sido inseparable la persecution reclamando lo pasado".

Como maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Chile, entre 1848 y 1864, y como cantor entre 1835 y 1848, Alzedo tuvo un ambiente mks que propicio para profundizar su conocimiento de Haydn, pues desde comienzos de siglo la Catedral habia sido un foco poderoso de irradiation de su musica.

44Ibid., pp. 85-86.

44 Rodolfo Barbacci, "Apuntes para un Diccionario BiogrSfico Musical Peruano", Fenix, VI (1949), p. 486.



45Ibid., p. 509.

4e Jose Bernardo Alzedo, Filosofia Elemental de la Mesita (Lima: Imprenta Liberal, 1889), p. IV.

47 Ibid., p. 52.

En sus Recuerdos de treinta anos (1810-1840), Jose Zapiola escribe que en las primeras dos decadas del siglo "la orquesta de la Catedral, pues no habia otra, contaba de oche instrumentos, incluso el 6rgano, tres votes i el Maestro de Capilla. Cuando funcionaba fuera de esta iglesia, se anunciaba esta no­vedad con gran jubilo de los devotos i aficionados... El repertorio de musi­ca de ent6nces no pasaba de dieziseis o veinte sinfonias de Stamis, de Haydn i de Pleyel. Con esto habia lo suficiente para el servicio de la Catedral, de las otras iglesias i del teatro cuanda [sic] lo habia"46. Actualmente el ar­chivo de la Catedral preserva 21 sinfonias y 4 Misas. Una de ellas, la Sinfo­nia N.o 85 ("La Reine") lleva la indicaci6n "Lansa Maestro de Capilla de la Catedral", lo que sugiere su use hasta mediados de siglo por lo menos 49.


Revista Musical Chilena / Luis Merino

* 16 a

Al aporte de la Catedral se debe agregar la contribuci6n de aficionados, como Carlos Dreweteke, quien llegara a Santiago en 1819, y cuyos consejos Jose Zapiola recuerda con tanta gratitud en sus Recuerdos, o Juan Cris6stomo Lafinur, pianista aficionado, quien arribara a Chile en 1822 80. Tanto o mils importante es el aporte de Lsidora Zegers, quien liege a Chile en 1823, cons­tituyendose en "la personalidad cumbre del arte musical chileno", segun Eugenio Pereira Salas, quien agrega que "su maravillosa biblioteca musical, que se conserva hoy dia en el Conservatorio Nacional de Musica y que con­tiene mas de 300 ediciones originales, encuadernada con gran lujo, sirvi6 enormemente a todos los artistas gracias a su generoso espiritu" 51. Para Jorge Urrutia Blondel, Premio Nacional de Arte 1976, su biblioteca es "acaso una de las mejores de tipo privado en Latino-America", durante el siglo pasado 82. Ella contiene principalmente Operas francesas e italianas en boga en esos momentos, pero incluye tambien algunas obras de Haydn que hasta ahora no habian sido comentadas en estudios musicolOgicos. Estas obras est'an em­pastadas en un solo volumen y son vocales en su totalidad, lo que resulta muy explicable, pues su dueiia era cantante. Las ediciones son francesas, in­glesas y alemanas. Con toda probabilidad las primeras provienen de su estada en Paris, mientras que las inglesas pueden haber Ilegado a su bi­blioteca a traves de su primer marido, el ingles Guillermo Tupper, muerto



45 Jose Zapiola, Recuerdos de treinta anos (1810-1840) (Santiago: Imprenta Victoria,

1881), pp. 83 y 68.

45 Cf. Stevenson, Renaissance and Baroque Musical Sources in the Americas, pp. 333-334, y Samuel Clare, Catalogo del archive musical de la Catedral de Santiago de Chile (Santiago: Editorial del Institute de Extensi6n Musical, Universidad de Chile,

1974), pp. 42.44.

55 Zapiola, Recuerdos de treinta anos, pp. 89-70 y p. 74.

51 Eugenio Pereira Salas, Los Origenes del Arte Musical en Chile (Santiago: Imprenta

Universitaria, 1941), p. 101.

52 Samuel Clare y Jorge Urrutia Blondel, Historia de la Mica en Chile (Santiago, Editorial Orbe, 1973), p. 113.



en 1830, y Ias alemanas posiblemente con su segundo marido, Jorge Huneeus Lippman, nacido en Bremen, en 1801.
Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Ohilena

° 17 °


Sea como fuere, esta coleccion tiene un gran valor en dos sentidos. En primer termino, ninguna de las obras de Haydn parece haber tenido una difusion amplia en Latinoamerica durante el pasado siglo, tal vez con la exception de Las Estaciones (pp. 1-194 del volumen), de la que Isidora Zegers poseia una edition alemana temprana, cuyos detalles bibliograficos son los siguientes:
Die Jahreszeiten (Les Saisons) von J. Haydn Clavierauszug von Ferd. Ries. Bei N. Simrock in Bonn. PNr. 212 [18021. Cf. Hoboken, II, p. 60.

Las restantes obras no solamente tienen una difusi6n latinoamericana mas restringida o inexistente, sino que en algunos casos la edition misma tiene un gran valor para la bibliografia de ediciones tempranas de Haydn. Este es el caso de la cantata Ariadne auf Naxos en paginas 195-214 del volumen. La edition fue publicada en Paris, en los primeros veinte aiios del siglo XIX, sin embargo, no esta consignada en la section correspondiente del catalogo tematico de Hoboken. Los detalles bibliograficos son los siguientes:

Ariane a Naxos. Cantate pour voix seule avec Accompt. de Piano, composee PAR le oelebre J. Haydn. Paris: Chez Mme V.ve Launer. Texto en frances e italiano. PNr. 3170. Cf. Hoboken, II, pp. 296-299.

Algo parecido acaece con la canci6n "Forgive me" en p. 380, que es una adaptation con texto ingles, del lied NQ 19 de "24 Lieder von verschie­denen Dichtern", compuestos entre 1781 y 1784. El texto original esta en aleman y es de poeta desconocido. La adaptation Ileva el siguiente titulo:

SONG, 'Forgive me', COMPOSED, TO GERMAN WORDS, BY HAYDN, AND NEVER BEFORE PUBLISHED IN ENGLAND (The English words by P. L. Courtier).



El poema se inicia con el verso "Forgive me if I do not trust Those eyes of tender blue"!; y no figura entre las adaptaciones inglesas catalogadas en Hoboken, II, pp. 245-253.

Las restantes obras de Haydn preservadas en la biblioteca de Isidora Zegers, son canciones con acompaiiamiento de teclado, impresas en In­glaterra, pero que, tal como en el caso de "Forgive me", carecen de pie de imprenta y fecha de impresi6n, debido aparentemente al proceso de empas­te. Para mayor facilidad se han ordenado cronol6gicamente de acuerdo al cat6logo de Hoboken:
p. 369 La cavatina "I1 pensier sta. negli oggetti" de la opera "L'Anima

del Filosofo (Orfeo ed Euridice)", compuesta en 1791. Cf. Hobo-ken, II, p. 426. La linea vocal esta transpuesta a una octava superior en relaci6n a la versi6n original.
Revista :Musical Chilena / Luis Merino

e 18 e


Las "Sechs englische Kanzonetten" compuestas antes de 1794. Cf. Hoboken, II, pp. 253-254.

p. 335 "The Mermaid's Song"

p. 319 "Recollection"

p. 380 "A Pastoral Song" (My mother bids)

p. 327 "Despair"

p. 436 "Pleasing Pain"

p. 350 "Fidelity"

Cuatro de las "Sechs englische Kanzonetten" compuestas entre 1794 y 1795. Cf. Hoboken, II, p. 259.

p. 331 "The Wanderer"

p. 309 "Sympathy" (traducci6n de Metastasio)

p. 407 "She Never Told her Love" (Shakespeare)

p. 396 "Piercing Eyes"

p. 339 "0 Tuneful Voice". Cf. Hoboken, II, p. 268.

El volumen contiene tambien las dos siguientes canciones de Sigismund, Neukomm, con textos en ingl6s:

p. 424 SONG, ORIGINALLY SET TO GERMAN WORDS BY THE CHEVALIER NEU

KoMM. The English Words, `To a Nightingale at Mid-day', by
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal