~u i~ medLw~ti~;uL ~~I~~' : f.'



Descargar 2,45 Mb.
Página1/21
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño2,45 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21



1,1

R '' ~u i~ medLw~ti~;,uL ~~I~~'":f.'; I P' IWIILPi~ S:IV;uI1N!@IIN'

Acn MIA ,t,

4 ail+ f ~— ~, :



"VI Ofue 7ratga ' qua/ ,rfi~ US mu AIE 'J ;QHN~fp'XPI ~i t1 BLo~t1$


Publicada por la
ARO XXX OCTUBRE-DICIEMBRE 1976 N9 135-136


FACULTAD DE CIENCIAS Y ARTES MUSICALES Y DE LA
REPRESENTACION

UNIVERSIDAD DE CHILE

RE VISTA

MUSICAL CHILENA

REDACCI6N: COMPAIVfA 1264 - CASULLA 2100
FACULTAD DE CIENCIAS Y ARTES MUSICALES Y DE LA

REPRESENTACI6N
UNIVERSIDAD DE CHILE

DECANO:
HERMINIA RACCACNI

DmEcroB:
Luis MERINO M.

SUBDIRECrORA:
MARfA ESTER GREBE V.

Aiio XXX Santiago de Chile, Octubre-Diciembre 1976 NQ 135-136

S U M A R I O
COLA,BORAN EN ESTE NUMERO 3

LUIS MERINO. Presencia de Joseph Haydn en Latinoamerica colonial y deci­monbnica: "Las Siete Ultimas Palabras de Cristo en la Cruz", y Dos Fuentes

en Chile 5

ORIN MOE. "Las Siete Ultimas Palabras", de Haydn: Un amilisis (Disefios mu‑

sicales Efr&n Capdevila) 22

RAQUEL BUSTOS. Enrique Soro (Disefios musicales de Efran Capdevila y Francisco Alvarez) 39

"Los Dias de Dios", Oratorio de Juan Orrego-Salas (Diseiios musicales de Eft-6n Capdevila) 100
CRONICA:

Conciertos de Verano 108

Funciones Educacionales de primavera 108

XXXV Temporada Oficial de la Orquesta Sinf6nica de la Universidad de Chile 110

Conciertos Sala Isidora Zegers 112 Temporada Docente Extensional del Departamento de ,Musica en la Sala Isidora

Zegers 113

V Temporada International de Conciertos 1976 119

XXII Temporada de la Orquesta Filarm6nica .Municipal 120

Temporada Musical 1976 de la Universidad TF cnica del Estado 12,2

Agrupacidn Musical Beethoven 123

El mundo occidental en el siglo XVILI 125

Conciertos de Camara a cargo de conjuntos y solistas chilenos 128

Grupo Camara Chile 130

"La Vida de Maria" 131

Recitales de artistas extranjeros 131 III Concurso Intemacional de EjecuciOn Musical de Viiia del Mar, Mencibn Violin 133

Opera 134

Ballet. Conjuntos ohilenos 135

Ballet. Conjuntos extranjeros 137

Conciertos en el norte y sur del pals 138

Noticias 142

Teatro 151 In Memoriam:

Jean Martinon 152

Juan Casanova Vicuna 152

Es propiedad.

Facultad de Cienctas y Artes Musicales y de la Representation

Universidad de Chile "Revista Musical Chilena" Inscripci6n Ne 45.453

Derechos reservados pare todos los paises

Impreso en Alfabeta Impresores Ltda., Lira 140

Santiago - Chile, I976

Colaboran en este ni mero
0 3 0


ReQua. Busies. Realiz6 sus estudios en la Universidad de Chile obteniendo, en 1971, el grado de Licenciado en Ciencias y Artes Musicales, con menci6n en Musicologia.

Se ha desempeiiado como profesora y Coordinadora de la Carrera de Pedagogia en Educaci6n Musical, del Departamento de Artes de la Facultad de Arte y Tecnologia de la Universidad de Chile, sede Valparaiso, y ademas fue Directora del Departamento.

Actualmente es profesora de Armenia, Historia de la Mi*sioa y Metodologia de la Investigaci6n Cientifica, del Departamento de Misica, de la Facultad de Ciencias y Artes Musicales y de la Representaci6n, de in Universidad de Chile, en Santiago.

On tc MoE. Actualmente profesor de la Universidad del Estado de Georgia. Obtuvo su doctorado en 1970, en la Universidad de California, en Santa Barbara, con la disertaci6n dirigida por Karl Geiringer, "Texture in the String Quartets of Haydn to 1787".

Ha editado: "Texture in Haydn's early Quartets", Music Review, 35 (1974): 4-22; "Structure in Haydn's The Seasons", The Haydn Yearbook, rx (1975), 340.48; "Debussy and Baudelaire: Harmonie du soar", Essays on Baudelaire in Honor of Lois B. Hyslop, ediei6n especial de Les bones feuilles, ry (1975), 122.48. Escrito en colaboraci6n con William B. Chappell; "The Significance of Hayd'n Opus 33", Haydn Festival and Confe­rence, 1975, editado por AMS Press, y "The Implied Model in Classical Music", en Current Musicology.



Ha presentado los siguientes trabajos: "Baudelaire's Harmonie du Soie and Debussy's Song", al congreso anual del University Center of Georgia Modem Language Associa­tion, en Atlanta, el 5 de noviembre de 1974, trabajo que cont6 con la colaboraci6n de William B. Chappell, y "The Significance of Haydn's Opus 33", leido en la: 1975 Haydn Conference and Festival, Washington D.C., el 9 de octubre de 1975.

Su conferencia sobre "Style and Performance Practice in Haydn's Nelson Mass" fue dictada en la reuni6n anual, del Georgia Chapter, de la American Choral Directors Association, el 28 de abril de 1973, en Carrolton.
Presencia de Joseph Haydn en Latinoamerica
Colonial y Decimononica: "Las Siete Ultimas
Palabras de Cristo en la Cruz" y
Dos Fuentes en Chile
5


por Luis Merino

INTRODUOC16N

De los compositores del Alto Clasicismo europeo, Joseph Haydn, tuvo gran resonancia en Espana, pals en el que primero se manifesto su amplia popu­laridad europea 1. El rey Carlos III y nobles como la Duquesa de Benavente y Duquesa de Osuna, Marla Josefa Alonso Pimentel demandaban, aprecia­ban su mnsica y la difundian en las Academias o conciertos privados madri­lenos, con un fervor que hist6ricamente se entronca con la actitud cosmo­polita de la realeza y nobleza espanola despues del ascenso al poder de la dinastfa de los Borbones 2. El conocimiento de Haydn por esta elite, se aprecia en el homenaje literario del famoso musico, fabulista y poeta Tomas de Iriarte (1750-1797), hombre de confianza de la Duquesa, quien certera­mente elogia su genialidad en el tratamiento estructural de la armonfa s:

Solo a tu n6men, Hayden prodigioso, Las Musas concedieron esta gracia

De ser tan nuevo siempre y tan copioso, Que la curiosidad nunca se sacia De tus obras mil veces repetidas. Antes serail los hombres insensibles Del canto a los hechizos apacibles, Que dexen de aplaudir las escogidas Clausulas, la expresi6n, y la nobleza De tu modulation, 6 la estraneza De tus doctas y harmonicas salidas.

I Karl Geiringer, Haydn: A Creative Life in Music, tercera edition (Berkeley: Univer­sity of California Press, 1968), p. 85.

2Cf. Rafael Mitjana, "La Musique en Espagne", Encyclopedia de la musique at diction­naire du conservatoire, editada por A. Lavignac, Partie 1, IV (Paris: C. Delagrave, 1914), pp. 2185-2187. Ver tambien Nicolas A. Solar Quintes, "Las relaciones de Haydn con la Casa de Benavente", Anuario Musical, II (1947), pp. 81-88.

a Tomas de Iriarte, La mtisica, cuarta edici6n (Burdeos: Pedro Beaume, 1809), canto V. pp. 117-118.

No fue, por lo tanto, una iniciativa individual aislada 1a comisi6n de una obra a Haydn por el famoso gaditano Dr. Jose Saluz de Santamaria, Marques de Valde Inigo, a traves del can6nigo Don Francisco Mic6n, para los ejer­cicios devooionales que durante Semana Santa tenian lugar en la Santa Cueva —construida en Cadiz, en 1756— y que conmemoraban la Pasi6n y las Siete Ultimas Palabras de Jesucristo 4. La obra de Haydn debe haberse tocado en la Santa Cueva durante la Semana Santa de 1876, teniendo un exito tat que al ano siguiente se publicaban en Viena tres versiones prepa­radas por el mismo Haydn, una para orquesta, otra para cuarteto de cuerdas, y una tercera para "clavicembalo o forte piano". La gran popularidad de la obra llev6 a Haydn a publicar, en 1801, una cuarta versi6n con partes vocales sobre un texto adaptado por Gottfried van Swieten.
Revista Musical Chilena / Luis Merino

0 6 °


En nuestro continente, la musica de Joseph Haydn es importante dentro de una evaluaci6n integral del quehacer musical latinoamericano en las pos­trimerfas del siglo xvm y durante el siglo xix. De todas sus obras, Las Siete Ultimas Palabras de Cristo en la Cruz tiene sin duda la m66s amplia dispersi6n en Latinoamerica, desde Mexico hasta Argentina por lo menos. Encontramos referencias a ediciones o copias manuscritas en Mexico, Brasil y Uruguay, y referencias solamente a presentaciones en Argentina y Venezuela. Esta lista en ningun caso es definitiva, pues podrfa ser ampliada considerablemente por la investigaci6n musicol6gica in situ.

Considerando esta importancia luso-hispanoamericana, es sorprendente que poco o nada se haya publicado en castellano, en forma de analisis musicol6-gicos sobre Las Siete Ultimas Palabras. Para paliar este vacio, Revista Musi­cal Chilena publica un analisis de la obra realizada por Orin Moe. El presen­te articulo tiene como objetivo complementar este an'alisis con una visi6n general de la presencia en Latinoamerica decimon6nica de Las Siete Ultimas Palabras, y la discusi6n de dos fuentes en Chile de musica de Haydn, de acuerdo a un metodo integral que considere tanto la presencia de la musica como los factores de indole socio-hist6rica que la condicionan.

"LIRE* SESTO" DE MARIA ANTONIA PALAQOS
La popularidad de Haydn en Espana explica su presencia en Latino­america durante la Colonia, con la difusi6n particularmente de su musica

4 Anthony van Hoboken, Joseph Haydn: Thematisch-bibliographisches Werkoerzeichnts (Mainz: B. Schott's Sbhne), I (Instramentalwerke, 1957), p. 845. De aqui en adelante este catilogo se abrevia "Hoboken".

de teclado 6. En Argentina se toca a Haydn en los salones portenos de la segunda mitad del siglo xviu y en Buenos Aires, Jose Antonio Ortiz (1784-1794), luthier y profesor de musica, posee una colecci6n usada posiblemente en la ensenanza6. Obras de Haydn se envian desde Viena a Caracas alrede­dor de 1789, donde reside Jose Francisco Velasquez (hijo), compositor y poseedor de obras sacras del maestro 7. En Ciudad de Mexico, sonatas de Haydn se presentaban en 1806 por el aclamado pianista Soto Carrillo, en las Academias de las Escuelas de Minas, para el deleite de sus ricos e ilustrados duenos 8. En Cuba, la musica de Haydn se toca en los salones en 1801, siendo difundida alrededor de 1810 por la pianista gaditana Dolores Espadero, ma­dre de Nicolas Ruiz Espadero, el pianista y compositor cubano discipulo de Louis Moreau Gottschalk 9.
Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Chilena

s 7 0


A este contexto pertenece el manuscrito, en poder del senor Guillermo Mar-chant, a quien agradezco su gentileza al permitirme consultarlo. La musica es para 6rgano, slave, piano y salterio. Tiene 98 folios pero parece estar in­completo, y lleva la siguiente inscripoi6n en la portada: "Libro Sesto" y mks abajo "Maria Antonia Palacios". Fue copiado entre 1780 y 1790 aproximada­mente, a juzgar por las fechas indicadas para algunas de las composiciones de Juan Capistrano Coley, quien escribi6 la mayoria de las obras contenidas en el manuscrito. En orden cronol6gico, sus composiciones con fecha son las siguientes:

5 Antes de 1800, Michael Haydn fue tanto o mas conocido que Joseph, por lo menos dentro del marco eclesiastico latinoamericano. La posesi6n solemne del arzobispo bogo­tano Baltazar Martinez Companion en 1791, -se vio realzada por una orquesta de alre­dedor de veinte instrumentistas tocando, entre otras cosas, una sinfonia de Michael Haydn. Cf. Robert Stevenson, "La musica colonial en Colombia", nascn, XVI/81-82 (ju­lio-diciembre, 1962), p. 167, y "The Bogota Music Archive", Journal of the American Musicological Society, XV/3 (etono, 1962), p. 303. El mismo investigador ha des­cubierto en Sucre una Misa de Michael Haydn con movimientos en fa y en re mayor. Ver Renaissance and Baroque Musical Sources in the Americas (Washington, D.C.: General Secretariat, Organization of American States, 1970), pp. 243-244. Esto. refleja, sin duda, la presencia de Michael Haydn en Espana, debida en gran medida a la popularidad de su hermano Joseph. En los documentos publicados por Solar Quintet, figura la compra en 40 decades de una Misa de Michael Haydn por la Condesa-Du­quesa de Benavente y Duquesa de Osuna, a waves de su representante en Viena. Ver Anuario Musical, 1I (1947), p. 85. Es bien conocida la comisi6n a - Miohael Haydn en 1796 de la Casa Real Espanola, para escribir una gran Misa, la famosa Missa Hispanica para doble corn, orquesta y 6rgano. Ver Die Musik in Geschichte and Gegenwart, V. c. 1937.

e Vicente Gesualdo, Historia de la musica en la. Argentina (Buenos Aires: Editorial Beta S.L.R., 1961), I (1536-1851), p. 109.



7 Juan Bautista Plaza, "Music in Caracas during the Colonial Period (1770-1811)", The Musical Quarterly, XXIX/2 (abril, 1943), p. 202.

8 Robert Stevenson, Music in Mexico: A Historical Survey [Nueva York: Thomas Y. Cro­well Company, 1952] (Reimpreso comp Apollo Edition, 1971), p. 180.

9 Alejo Carpentier, La musica en Cuba (Ciudad de Mexico: Fondo de Cultura Eames mica, 1946), pp. 82 y 120.

fol. 57 Sacris Solemnis de D.n Juan Coley 1783
Revista Musical Ohilena / Luis Merino

• 8 •


fols. 89-90 Sonata de D. Juan Coley Lemgueteria en Ambas [mans] 1786 Allo Vivo

fols. 82-85 Sonata con su Largo y Alegro de Coley Arlo 1787

fols. 7v-16 Nueve Divertimientos, Musicos para Organo Compuestos. por. D.n Juan Capistrano Coley 1789.

fols. 79-80° Sonata de Coley 1790 Allp

fols. 81-82 Sonata Ygual de Coley Registro de Lemgueteria 1790.
La frecuencia con que Coley aparece en el manuscrito, conjugada con su extrema simplicidad estilfstica, sugiere que sea un compositor local. Si bien la identificaci6n y concordancia de los compositores y las obras no es atin­gente a este artfculo (Samuel Claro proporciona un listado general de los compositores en p. 60 de la Historia de In M6s-Ica en Chile), cabe analizar la fuerte influencia hispinica del repertorio, manifestada en varios aspectos. En primer t6rmino, dos de las composiciones por lo menos fueron escritas por espafioles. Elias son las siguientes:
fols. 19•-22 Dos Sonatas Comp.ta' por D.n Juan de Lanbida, sacadas en Bilbao.

fols. 61v-77v Sey Sonatas, Organicas, para el Pianoforte, o slave com,• p.r D.n Vicente Joachfn Castillon. Profesor de este Instrumento en Madrid, Obra prim.ra Precio sey pesetas.
En segundo t6rmino, pare algunas obras se emplea el sistema de los ocho modos, siguiendo una antigua tradici6n hispanoamericana. En el "Libro Sesto" esto es m6s notable, por cuanto la clasificaci6n octomodal no s6lo habfa sido abandonada por los compositores instrumentales hispanoamericanos ya en la primera mitad del siglo xvn 10, sino que ella parecerfa estar contrapuesta con la musica escrita segun los c6nones de la segunda mitad del siglo xvi. Las obras clasificadas modalmente, son las siguientes:
Juego de Versos Sueltos, y Largos.
fols. 27-28" Primer tono

fols. 28"-30 Segundo tono de capilla

fols. 30"-32 Tercer tono fols. 32-34 Cuarto tono

10Ver Robert Stevenson, en iufcu, XXV1II/128 (octubre-diciembre, 1974), p. 98.

fols. 34-36 Quinto tono fols. 36-37v Sexto tono


Presencia de Joseph Haydn / Revista Musical Ohilena

a 9 e

fol. 37v Septimo tono sirben los Versos de 2.° de Capilla, para sahnos

fols. 37v-39v Octabo tono

Juego de Versos sueltos de Llorente

fols. 43v-44 Primer tono

fols. 44v-45 Segundo tono. y sirbe para 2.° y 3.° con lo Salmeado

fols. 45-45v Quarto tono fols. 46-46v Quinto tono fols. 46v-47v Sesto tono

fols. 47v-48v Semptimo [sic.] tono, Punto bajo

fols. 48v-49v Octabo tono

fols. 94v-96 Sonata 8.° tono

fols. 96-97 Minuet de 8.° tono con Seis Diferencfas

fol. 97v Sonata de Octabo tono


Las diferentes designaciones octomodales corresponden a tonalidades afines de la epoca de Haydn. Asf el primer tono es re menor. El segundo es sol menor en el "Juego de Versos sueltos, y Largos" y mi menor en el "Juego de Ver­sos sueltos de Llorente". El tercero es mi menor, mientras que la menor co­rresponde al cuarto tono, terminando en la t6nica en el "Juego" an6nimo y en la dominante (mi) en la obra de Llorente. Finalmente, do mayor co­rresponde al quinto tono, fa mayor al sexto, sol menor al septimo y sol ma­yor al octavo.

En tercer termino, la inclusion de musiea de Joseph Haydn es obviamente un reflejo de Espana. En los folios 16v-19 se copia el primer movimiento de la sonata en do mayor, correspondiente al Gruppe xvi, Nr. 35 del catalogo de Hoboken (I, p. 759). Esta obra se public6 por primera vez el ano 1780, a cargo de Artaria en Viena. Como el manuscrito se copiara entre 1780 y 1790, este movimiento Ileg6 a Chile muy posiblemente dentro de la d&cada si­guiente a su primera edici6n. Segun veremos posteriormente, algo similar sucede con otras obras en otros paises latinoamericanos.



LAS SIETE ULTIMAS PALABRAS EN LATINOAMERICA
La Iglesia Latinoamericana tiene un papel fundamental en la preservaci6n y difusi6n de otras obras de Joseph Haydn, en el perfodo comprendido entre los ultimos afios del siglo xvm y Ios comienzos de la irrupci6n oper'atica ita‑

liana despues de 1825. Entre ellas figura Las Siete Ultimas Palabras. Este papel esta indudablemente condicionado por Espana y se encuentra docu­mentado gracias a estudios archivales de investigadores latinoamericanos y norteamericanos, entre los que ocupa un lugar de gran importancia Robert Stevenson.
Revista Musical Chilena / Luis Merino

10 e


En el archivo de la Catedral de Ciudad de Mexico se conserva una copia de una edici6n temprana de la version orquestal de Las Siete Ultimas Pala-bras, bajo el titulo "Sette sonate, con un Yntroduzione, ed al Fine un Terre­moto", junto con dos Misas y un Himno de Haydn 11. Un manuscrito con la version para piano figura en el archivo de la Iglesia de San Francisco en Montevideo, y se discutira mas adelante. Pero el aprecio por esta obra, dentro del contexto eclesi6stico y musical latinoamericano del pasado siglo, no se mide solamente en terminos cuantitativos. Un bello ejemplo fue el de los funerales de las victimas de un devastador terremoto que asolara la region venezolana de Cumana, en 1853. La musica elegida fue Las Siete Ultimas Palabras, presentada por primera vez en la region 12.

Este suceso es comprensible si se repara en la gran aficiOn por Haydn que existiera en Venezuela desde la Colonia. Una vez que la mayor parte o la totalidad de la musica de Juan Manuel Olivares, Jose Angel Lamas, Caye­tano Carreno, Juan Jose Landaeta, Lino Gallardo y otros maestros coloniales se publique en ediciones musicol6gicas, sera posible justipreciar el plantea­miento de Juan Bautista Plaza, de que ellos "supieron asimilar el espfritu de la musica alemana del periodo, cuyos mas grandes exponentes eran Gluck, Haydn y Mozart". Los contemporaneos de Lino Gallardo lo galardonaron con el calificativo de "Haydn caraqueno", en un comentario publicado el 16 de agosto de 182014. Al igual que en otros paises latinoamericanos, la musica de Haydn pudo servir de inspiraci6n a compositores de la segunda mitad del siglo, gracias a que mlisicos, en su gran mayorfa aficionados, tocaron obras de camara y sinf6nica en conciertos publicos o en el seno de las casas de la ilustrada y rica clase media, come es la de Jose Antonio Mosquera, en Ca­racas 16.

El marco eclesiastico, combinado con el elemento aleman, es importante para la difusibn de Las Siete Ultimas Palabras en Argentina. Miembros de las sociedades musicales de la colectividad alemana residente tienen una in­gerencia decisiva en la presentaci6n, en 1859, de un "Coro con solos de `Las

"Stevenson, Renaissance and Baroque Musical Sources in the Americas, p. 152.

12 Jose Antonio Calcano, La Ciudad y su Musica (CrOnica Musical de Caracas) (Cara­cas: Conservatorio Teresa Carreno, 1968), p. 212.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal