Título original: Sight of Proteus Protcns Unbound



Descargar 2,61 Mb.
Página1/27
Fecha de conversión30.08.2017
Tamaño2,61 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27






Título original: Sight of Proteus Protcns Unbound

Traducción: De Sight of Proteus: Carlos Gardini

De Proteus Unbound'. Rafael Marín Trechera

I.3 edición: julio 1996

De Sight of Proteus © 1978 by Charles Sheffield

De Proteas Unhound © 1988'by Charles Sheffield

Ediciones B, S.A., 1996

Bailen 84 - 08009 Barcelona (España)

Prmted m Spain ISBN: 84-406-6480-X Depósito legal: B. 24.359-1996

Impreso por PURESA, S.A. Girona, 139 -08203 Sabadell

Todos los derechos reservados. Bajo las sanciones establecidas en las leyes, queda rigurosamente prohibida, sin autorización escrita de los titulares del copyright, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento, comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, así como la distribución de ejemplares mediante alquiler o préstamo públicos.


PRESENTACIÓN


PROTEO es el sexto libro de Charles Sheffield que publicamos. Y no será el último.

Ya he mencionado en presentaciones anteriores que estoy completamente de acuerdo con la que hoy es una opinión generalizada: la obra de Charles Sheffield representa la mejor continuación posible de la ciencia ficción más clásica, esa que supo llegar con mayor facilidad al gran público y que está magistralmente representada por la obra de Isaac Asimov, Arthur C. Clarke y Robert A. Heinlein. Un grupo de autores al que, ajuicio de muchos comentaristas y expertos, cabe incorporar a Charles Sheffield.

Tal y como señala Analog, la prestigiosa revista que suele considerarse la depositaría de las esencias de la ciencia ficción más clásica:

Charles Sheffield es uno de nuestros destacados escritores de ciencia ficción hard. A veces extiende sus alas con tal amplitud que puede ser comparado a soñadores cósmicos como Stapledon. Más a menudo se acomoda confortablemente en la misma estantería que Clarke, Asimov y Heinlein.

Juicio que coincide con otras calificaciones surgidas casi al inicio de la carrera narrativa de Sheffield: «Uno de los talentos más imaginativos y apasionantes que han aparecido en la ciencia ficción en los últimos años» (Publishers Weekly); o con la comparación, de nuevo, con los autores más famosos de la historia de la ciencia ficción, ya que Sheffield ha sido considerado: «El Asimov o Clarke del futuro» (Noumenon); o en formulación más reciente: «Charles Sheffield es considerado el nuevo Arthur C. Clarke... si hay alguien capaz de hacer un trabajo mejor, quisiéramos conocerle» (Washington Post Book World).

Como ya han podido comprobar nuestros lectores, Sheffield es capaz de narrar con un ritmo endiablado aventuras sin cuento, en el marco de una tecnología futurista, fruto de una imaginación que resulta, a la vez, desbordada por su capacidad especulativa y contenida por su voluntad de adecuación a aquello que la ciencia nos permite imaginar.

Si la ciencia ficción es especulación y sentido de la maravilla, la obra de Sheffield podría ser el paradigma más adecuado para la ciencia ficción de finales de siglo. Una ciencia ficción que, sin renegar de sus orígenes, los supera y mejora.

Pero ocurre que Sheffield, además de ser un autor con muchas ideas y con una gran capacidad para difundirlas con amenidad, es también un autor terriblemente prolífico. Tras el breve paréntesis creativo que le supuso actuar como presidente de la Science Fiction Writers of America (Asociación Norteamericana de Escritores de Ciencia Ficción) entre 1984 y 1986, Sheffield ha llegado a publicar más de quince títulos en los últimos diez años. Y debo decir que, en mi papel de editor, tengo graves problemas para seleccionar cuáles publicar en NOVA ciencia ficción.

BROTHERS OF dragons (1992) obtuvo el premio John W. Campbell Memorial en 1993 y algunos de sus relatos (después recogidos en interesantes antologías mixtas de relatos y artículos de divulgación científica), «Georgia on my mind» (1993) por ejemplo, han obtenido premios de gran prestigio en la ciencia ficción, como el Nébula. Ésa podía haber sido una elección (y, no habiéndolo sido hasta ahora, lo será posiblemente en el futuro), pero...

Todos los «peros» tienen, o deberían tener, su explicación.

Ya desde los lejanos tiempos en que publicamos LA CAZA DE NlMROD (1986) en la antigua colección de bolsillo Libro Amigo de Ediciones B, me interesé por la primera de las novelas de Charles Sheffield: ASCENSO DE PROTEO (1978).

Reconozco que debe ser algo parecido a un vicio. Cuando una novela de un autor, hasta el momento desconocido, me interesa y sorprende, siento la necesidad de leer otras novelas suyas, en particular aquellas con las que empezó. Tal vez imagino que en ellas encontraré las primeras raíces y los objetivos del escritor.

En el caso de Sheffield, aun habiendo contratado los derechos de ASCENSO DE PROTEO (de la que hablaremos más adelante), la retuve ante la «necesidad», sentida como lector, de compartir con otros mi admiración ante una obra como ENTRE LOS LATIDOS DE LA NOCHE (1985, NOVA ciencia ficción, núm. 4). Después me incliné por presentar a los lectores españoles unas obras en las cuales esa comparación de Sheffield con Clarke, que los expertos difundían, se hacía del todo manifiesta.

Hay tres ejemplos claros de esa analogía Sheffield-Clarke:

El primero es LA TELARAÑA ENTRE LOS MUNDOS (1979, NOVA ciencia ficción, núm. 21) donde Sheffield desarrolla la idea del ascensor espacial que Clarke utiliza también en una novela publicada, curiosamente, el mismo año 1979.

El segundo es LAS CRÓNICAS DE McANDREW (1983, NOVA ciencia ficción, núm. 34) donde aparece la misma «propulsión cuántica» que utiliza Clarke en otra de sus novelas publicadas, eso sí, tres años después de esta obra de Sheffield.

Y el tercero es el inicio de la majestuosa saga del Universo Heredado en MAREA ESTIVAL (1990, NOVA ciencia ficción, núm. 58) que, en mi opinión, no tiene nada que envidiar a la mítica Encuentro con Rama de Clarke a la que, a mi entender, supera en capacidad de racionalización de ese sentido de la maravilla que caracteriza a la buena ciencia ficción.

Por todo ello, ASCENSO DE PROTEO no llegaba a publicarse en una colección cargada de numerosos títulos disponibles y limitada al hecho de tener que publicar sólo unos diez de ellos al año.

Cuando tuve que volver a negociar con el agente literario español de Sheffield para mantener los derechos de una novela que me gustaba y que teníamos incluso ya traducida, la existencia de PROTEO DESENCADENADO (aparecida en 1988) me sugirió la idea de este volumen doble que hoy presentamos, donde se incluyen las que, en 1994, eran las dos únicas novelas de la serie de la Agencia del Control de Formas dirigida por Behrooz Wolf.

Algo parecido debió pensar el mismo Sheffield cuando afínales de 1994 publicó las dos novelas ya citadas en un único volumen con el título PROTEUS combined. Debo decir que me sentí incluso orgulloso de mi decisión (al fin y al cabo había coincidido con el autor de la obra...). Eso sí, he querido mantener el título que yo había decidido: PROTEO, que me parecía más acertado para España, donde no se había publicado ninguna de los dos novelas.

El problema es que yo no sabía que la nueva atención que Sheffield dedicó a sus novelas de 1978 y 1988 le había impulsado también a continuarlas. En 1995 apareció PROTEOS IN THE UNDERWORLD, una novela que no necesariamente cierra la serie. Y el futuro sigue abierto ya que la apuesta de Sheffield en torno al cambio de formas y ala misteriosa tecnología, joviana ha crecido, eso sí, siguiendo líneas que se encuentran ya claramente marcadas en la primera novela de la serie que es, a la vez, la primera del autor: ASCENSO DE PROTEO. Por todo ello, tras este primer acercamiento a la serie de PROTEO, es casi seguro que acaben apareciendo nuevas novelas de Charles Sheffield en NOVA ciencia ficción, cuando nuestra apretada planificación lo permita...

Como ya se ha dicho, este PROTEO recoge las dos primeras novelas protagonizadas por Behrooz Wolf. Se trata, en cierta forma, de novelas de aventuras espaciales en las que, como siempre ocurre en la obra de Sheffield, abundan las especulaciones sobre la tecnología que nos depara el futuro.

En este caso se centra en la posibilidad del cambio de formas. En el siglo XXII, la combinación de una biorealimentación potenciada por ordenador con unas nuevas técnicas de quimioterapia ha permitido al ser humano no sólo curarse (eliminando la profesión médica), sino también alterar a voluntad la propia forma física. La alteración física, sin embargo, presenta aspectos oscuros y la Agencia de Control de Formas que dirige Behrooz Wolf tiene la misión de impedir que formas ilegales o peligrosas se difundan.

Mientras investiga proyectos de apariencia siniestra,, 'Wolf encuentra pistas que le conducen al mensaje legado hace millones de años por una especie extraterrestre. Más tarde, la recurrente imagen mental de un misterioso Bailarín le llevará a enfrentarse con los rebeldes que, desde el espado exterior, se oponen al poder de la Tierra. Razones más que suficientes para replantear lo que significa ser humano, precisamente en una época en la cual los humanos pueden adquirir cualquier forma, física y cuando el nuevo Test de Humanidad es esencial para identificar a los miembros de la propia especie.

A mime parece que el tono y la intención de las dos novelas recogidas en este volumen son distintos y, también, complementarios. ASCENSO DE PROTEO es, como ya se ha indicado, la primera novela de Sheffield y refleja algunas de sus primeras intenciones. Hay en la temática del cambio de formas (y en la del sueño tratada con detalle en ENTRE LOS LATIDOS DE LA NOCHE) una especulación sobre las futuras alteraciones tecnológicas de aspectos concretos de nuestra realidad actual: la forma en la serie de Proteo que hoy iniciamos, y el sueño en la sugerente ENTRE LOS LATIDOS DE LA NOCHE (1985, NOVA ciencia ficción, núm. 4).

En muchas ocasiones Sheffield intenta decirnos que, con el tiempo, la tecnología nos permitirá trascender nuestras propias limitaciones fisiológicas. Tal vez en la misma senda por la cual, hoy, la esperanza de vida en los países avanzados es francamente alta comparada con la que resultaba posible hace tan sólo un par de siglos (un periodo de tiempo francamente breve si uno contempla toda la historia de la especie humana sobre el planeta).

Mientras PROTEO DESENCADENADO es, esencialmente, una buena aventura espacial en la cual Sheffield detalla algo más el proceso del cambio de formas que sostiene la serie, ASCENSO DE PROTEO marca para mí el sentido final de este conjunto de novelas y, también, de los objetivos de Sheffield al escribir narrativa de ciencia ficción.

Ya desde mi primera lectura de ASCENSO DE PROTEO (y llevo tres...), el personaje de Robert Capman me pareció de gran importancia, algo así como el equivalente de Hari Seldon, el mítico eje de referencia de la serie de la Fundación de Asimov. Robert Capman y la tecnología joviana, que aparecen en la primera novela, de esta serie, son, posiblemente, la versión de Sheffield de los recursos clásicos que han utilizado autores como Asimov (un personaje que está en la base de todo y que actúa de referencia última como Seldon o Capman) y Clarke (una tecnología desconocida y, por ello, misteriosa como la de Rama, los jovianos o los ignotos constructores de la serie del Universo Heredado de Sheffield). Como era de esperar, Capman volverá a la serie en PROTEUS IN THE UNDERWORLD y, tal vez, en futuras novelas.

Pero el lector no debería llevarse a engaño. El carácter de serie que estoy confiriendo a estas novelas no elimina su condición de narraciones separadas e individualizadas. La serie de Proteo no ha sido concebida como una única narración en varios volúmenes. Cada una de las novelas resulta completa y cerrada en sí misma. El único eje que hasta ahora las unifica es la tecnología del cambio deformas y el protagonismo central y explícito de Behrooz Wolf.

ASCENSO DE PROTEO se publicó en 1978 y, al parecer, durante casi diez años, Sheffield no le prestó la menor atención. En 1988 apareció PROTEO DESENCADENADO, que recoge la participación de un Behrooz Wolf más cansado y humanizado, pero la nueva novela parecía abandonar algunos de los elementos que a mime habían llamado la atención en ASCENSO DE PROTEO. Siete años más tarde, en 1995, PROTEUS IN THE UNDERWORLD recupera esos elementos (Capman y la tecnología joviana) y, aunque no voy a hablar aquí de esta última novela, creo que deja, la puerta abierta a nuevas especulaciones en torno al cambio de formas y a cómo un «condicional contrafáctico» [en la expresión tan querida por Agustín Jaureguizar] podría cambiar la vida del ser humano: eliminación de la medicina, problemas para saber quién es un ser humano, el Test de Humanidad, etc.

Todos los elementos citados reafirman el interés de esta obra de Charles Sheffield quien, no hay que olvidarlo, se comporta como un verdadero maestro al narrar escenas de acción. El conjunto ofrece casi la garantía de una diversión inteligente, como es usual en la mejor ciencia ficción. Una razón más para asociar el nombre de Sheffield a los de Asimov, Clarke o Heinlein.

Para finalizar, un comentario sobre la traducción. Unir dos novelas en un solo volumen cuando una de ellas está ya traducida supone no pocos problemas. Rafael Marín Trechera se ha prestado a leer la traducción existente de ASCENSO DE PROTEO, realizada años ha por Carlos Gardini, y, teniendo en cuenta lo leído, emprender con estilo y vocabulario similares la traducción de PROTEO DESENCADENADO. En sus notas, Rafael me recordaba que hay en este volumen muchas citas de Shakespeare (las repetidas citas del «Bardo» inmortal son un vicio del protagonista) y, también, que no dejara de mencionar que el diminutivo del protagonista «Bey Wolf» se pronuncia casi igual que el nombre de Beowulf, el héroe mítico de las sagas. Hecho.

Y nada más. Si ASCENSO DE PROTEO resulta brillante por sus ideas, PROTEO DESENCADENADO es absorbente por su ritmo y aventuras. Un ejemplo del por qué, a finales de siglo, la comparación habitual entre Clarke y Sheffield resulta, en opinión de algunos, injusta con Sheffield, quien parece claramente capaz de superar al maestro Clarke, si es que no lo ha conseguido ya.

MIQUEL BARCELÓ


A Raquel, Tom, Adam, Jenny, Daniel,
y la gran pequeña Emma


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal