Trabajo Práctico Final: Taller de reflexión artística II diosas primitivas



Descargar 395,37 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión20.03.2017
Tamaño395,37 Kb.
  1   2   3

Trabajo Práctico Final: Taller de reflexión artística II

Diosas primitivas:

Una mirada hacia el pasado desde el presente

¿Como los hombres de la prehistoria sabían que dentro de la arcilla, piedra o marfil estaban escondidas las estatuillas de las Venus de la fertilidad del periodo prehistórico?.

Como decía Galeano:

“Un buen día la alcaldía le encargó un gran caballo para una plaza de la ciudad. Un camión trajo al taller el bloque gigante de granito. El escultor empezó a trabajarlo, subió a una escalera, a golpes de martillo y cincel. Los niños lo miraban hacer. 
Entonces los niños partieron de vacaciones, rumbo a las montañas o el mar. Cuando regresaron, el escultor les mostró el caballo terminado. Y uno de los niños, con ojos muy abiertos, le preguntó: 

-Pero... ¿Cómo sabías que adentro de aquella piedra había un caballo?”

A Gabriela Berutti, la artista entrevistada por mí, le gusta mucho este texto. Ella piensa que la arcilla es una caja de sorpresas, un material con el cual ella puede volcar sus ideas y generar un objeto que desee. Así mismo es para nosotros sorprendente poder encontrar dentro de las cuevas las estatuillas modeladas por los hombres primitivos, que de alguna manera nos muestra la imagen de la mujer en esa época.

Y en el caso de Gabriela, ella genera un molde de una mujer a su manera, buscando para ella lo que es la imagen de mujer sacando ideas de sus recuerdos, experiencias vividas y sentimientos, transmitirlo desde el cerebro a sus manos, y a través de éstas trabaja y modela la arcilla.



Prehistoria

Estudios antropológicos nos dicen que las comunidades de nuestros antepasados dependieron de la triple función de las mujeres como procreadoras, organizadoras y productoras. Las pruebas arqueológicas evidencian que el primer Dios generador/controlador (hace unos treinta mil años) fue concebido y reconocido como mujer durante más de 20 mil años, y que no hubo más divinidad que la Gran Diosa. Es por eso, que la figura femenina del arte paleolítico temprano se representaba desnuda, con atributos sexuales exagerados, obesa (como símbolo de fecundidad) y con el rostro desdibujado. A pesar de ser el mismo periodo, en la última fase del Paleolítico europeo se observa una evolución de la figura femenina. Como se aprecia en la estatuilla, las mujeres aparecen estilizadas, con rostro y rasgos menos exagerados. Ambas esculturas son de piedra o marfil, encontradas desde Liberia hasta Francia.



Durante el periodo Mesolítico la figura humana se volvió el eje central de la pintura; en donde se representaban además figuras con extraordinario valor narrativo e intenso dinamismo vital. Repetidas veces se representan las luchas entre distintos bandos de arqueros, movidas y dinámicas escenas de caza, carreras de arqueros, danzas y escenas relacionadas con la agricultura y ganadería. Entre las manifestaciones más impresionantes se halla la de Cogul (Lérida), que representa una ceremonia en la cual un grupo de mujeres danzan con faldas alrededor de un hombre. Como se aprecia en esta pintura, la figura femenina no representa la fecundidad a través de vientres abultados u obesidad, sino a través de senos exageradamente grandes; el cuerpo está vestido y no presenta formas naturales, más bien conceptuales.
Imagen 1: “El Cogul”, Las Garrigas.

El arte del periodo Neolítico se considera abstracto. Los seres naturales se convierten en meros símbolos que fijan la idea, el concepto; la figura humana se reduce a la ejecución de dos o tres trazos geométricos, generalmente se transforma en una línea vertical con círculos que representan las extremidades, o en un triángulo con dos puntos para indicar los ojos. La siguiente figura pretende demostrar esta evolución en la concepción y los trazos, sin embargo, no se encontraron imágenes propias de mujer.



Venus paleolítica

Son estatuillas que se han encontrado en Francia, Inglaterra, Italia, Alemania, países del Este y Rusia, incluida Siberia. Actualmente el número de Venus paleolíticas es de unas doscientos cincuenta.  

En Europa, la mayoría son de bulto redondo. En general, las representaciones del Oeste y centro de Europa se reducen a figuras femeninas desnudas, a veces con un esbozo de vestimenta, como en el caso de la Venus de Lespugue (alta Garona), que tiene cubiertas parcialmente las nalgas, una serie de estrías paralelas y verticales cuya interpretación ha sido muy discutida, quizá sea alguna representación esquemática de alguna prenda de vestir, una faldilla de lienzo trenzado. Por el contrario, las de Asia y Este de Europa están frecuentemente vestidas, o al menos cubiertas. El adorno de cabeza se indica en algunas ocasiones, tal como sucede en la Venus de Brassempuy (Francia) y en la austriaca de Willendorf; en esta última se aprecian restos de pintura. Los rasgos del rostro no están marcados por regla general, aunque en alguna (Brassempuy, p. ej.), se sugieren de un modo impersonal e indefinido.


Imagen 2: “Venus Lespungue”


Características generales:

Son esculturas de bulto redondo (exentas, no como parte fija de un conjunto), aunque a veces se las ha encontrado aplicadas en relieve o bajo relieves sobre superficies rocosas. Las Venus de bulto redondo forman parte de lo que se denomina "arte mobiliario", o "arte mueble", ya que se trata de piezas de dimensiones reducidas y se pueden transportar con facilidad. Éstas, habitualmente, miden entre los 3 y 22 centímetros, y están concebidas para caber en la palma de una mano; por lo que se cree que tienen su origen en colgantes o amuletos que aquellos antepasados más remotos llevaban para protegerse, o bien como parte de sus rituales cotidianos.
Imagen 3: “Venus de Willendorf”

Las Venus prehistóricas son especialmente características debido a las proporciones con que se las representa. Por lo general, sus atributos sexuales están muy enfatizados, con senos, vientre, nalgas y caderas abultados exageradamente. Por otra parte, a medida que fueron evolucionando, las Venus se vieron sometidas a un proceso de esquematización, cosa que actuaba en detrimento de los otros rasgos del cuerpo, en especial el rostro, que con frecuencia aparece tan sólo esbozado, o simplemente no existe.

En el Este de Europa y en la URSS se observa una tendencia a la esquematización de las figuras y a la abstracción de los rasgos. En Ucrania, se han descubierto algunas de formas muy esquematizadas y decoradas con geometrismos incisos. En los numerosos hallazgos del yacimiento de Malta, en la región siberiana del lago Baikal, aparecen estatuillas con rasgos bastante esquemáticos, aún en las de más acusado naturalismo. En estas de tipo naturalista, el sexo se indica en varias, pero los rasgos sexuales femeninos se exageran menos que en las Venus paleolíticas del Occidente y centro de Europa. También en Malta se han encontrado otras estatuillas, cuyas características anatómicas esenciales quedan reducidas al mínimo; falta en algunas la representación de los miembros inferiores, y su cuello es exageradamente largo, con una tipología en general bastante similar a la del Próximo Oriente y Mediterráneo.

Las Venus son objetos conectados con el estilo de vida y las creencias de las comunidades humanas prehistóricas. En este contexto, la fertilidad era un elemento fundamental, ya que su función era la de ser madres, y perpetuar la vida en un mundo lleno de hostilidades para el hombre.



Las diversas teorías de los arqueólogos:

  • Asépticas muñecas utilizadas como elementos de intercambio.

  • Símbolo del ideal de mujer paleolítica que operaría a modo de “trofeo” prehistórico realizado por y para hombres.

  • Autorretratos, figurillas hechas por y para mujeres.

  • Representan a las mujeres y se dan como prendas de matrimonio sin que importara su identidad, como sugiere la ausencia del rostro.

  • Encarnan a una diosa de la fertilidad, la gran madre, en una sociedad donde las mujeres asumían el poder.

  • Arte doméstico.

  • Sus morfologías diversas reflejan su función vital y parecen indicar que los artistas han querido llamar la atención sobre el papel engendrador o sexual de la mujer.

  • La mujer pudo haber sido la primera religión de los hombres, y la primera divinidad fue la diosa madre.


Eva

Este es el nombre de la serie de relieves de mujeres que realizó Gabriela Berutti, una ceramista muy apasionada por lo que hace. Le gusta trabajar con materiales “primitivos”, con los cuales ella se identifica. La arcilla es la primera cerámica elaborada por los seres humanos. En ese material ella siente que puede volcar y representar bien sus ideas.



La arcilla es un material interesante de difícil manejo, uno tiene que saber calcular bien el tiempo y las medidas exactas de cada material, es un elemento que trabaja con los cuatro elementos: la tierra (de donde se saca la materia prima y pigmentos de la arcilla), el agua (mezclándolo con los elementos que la componen adquiere plasticidad), el fuego (le da sonoridad y dureza), aire (la seca).
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal