The Grounded Theory o la “Teoría Fundamentada en Datos” 1 Principios Básicos 1



Descargar 68,39 Kb.
Fecha de conversión27.02.2017
Tamaño68,39 Kb.



The Grounded Theory o la “Teoría Fundamentada en Datos” 1

1.Principios Básicos 1

1.1Construyendo “Bloques” 1

1.2El Proceso de Investigación 2

2.Tres Versiones 4

2.1El rol de la Inducción 4

2.2Descubrimiento versus Construcción 4

2.3Objetivismo versus Subjetivismo 4



3.Limitaciones 5

3.1El Problema de la Inducción o ¿qué “Fundamenta” la “Teoría Fundamentada”? 5

3.2¿Es apropiada para la Investigación Psicológica? 5

4.Tres Cuestiones Epistemológicas 5

4.1. ¿Qué tipo de conocimiento permite obtener el método de la Grounded Theory? 5

4.2 ¿Qué tipo de asunciones sobre el mundo hace la Grounded Theory? 6

4.3¿Qué rol concede al investigador la Grounded Theory en el proceso de investigación? 6



Diseño de una investigación cualitativa (capítulo 2) 7

Principios generales del diseño de una investigación cualitativa 7

Tipo de datos 7

Papel que desempeñan los participantes 7

Preguntas de investigación 8

Elegir la técnica adecuada 8

Entrevista semi-estructurada 8

Grupos de discusión 10

Calidad en la investigación cualitativa 11

¿Qué caracteriza una “buena” investigación cualitativa? 11

ventajas (oportunidades) y limitaciones de la investigación cualitativa 12



The Grounded Theory o la “Teoría Fundamentada en Datos”


Gonzalo Musitu

“Grounded Theory” (GT) es un método para la recogida y análisis de datos cualitativos que fue elaborado por los sociólogos Barney Glaser y Anselm Strauss y publicado en 1967 en su libro “The Discovery of Grounded Theory”. El principal cometido de la GT es el desarrollo de teorías “específicas del contexto” (context-specific theories) a partir de los datos que ofrece el propio contexto, es decir, a partir de la información que emerge de los datos recopilados por el investigador.



  1. Principios Básicos


La GT se fundamenta en una serie de principios básicos referentes a: (1) el análisis de los datos cualitativos, y (2) el propio proceso de la investigación.
    1. Construyendo “Bloques”


Para analizar los datos cualitativos, la GT propone, a grandes rasgos, que el investigador vaya identificando e integrando categorías de significado desde los propios datos. En este sentido, la GT es al mismo tiempo el proceso de identificación e integración de categorías (el método) y su producto (la teoría resultante).

Como método, la GT ofrece una guía sobre cómo identificar categorías y cómo establecer relaciones entre ellas.

Como teoría, es el producto final de este proceso; es decir, ofrece, un marco explicativo desde el que entender el objeto de estudio.

Veamos un poco más detalladamente qué quiere decir todo esto.


El primer paso para analizar los datos desde la GT es hacer categorías. Las categorías son agrupaciones de ‘casos’ (eventos, procesos…) que comparten características centrales. Pueden tener dos niveles de abstracción: (1) Nivel de abstracción bajo o categorías descriptivas (ejemplo: ansiedad, ira y temor pueden formar la categoría ‘emociones’), y (2) nivel de abstracción elevado o categorías analíticas (ejemplo: actividades como emborracharse, hacer deporte o escribir poesía pueden categorizarse como ‘huida’ si comparten la característica de ser actividades que el sujeto realiza para no pensar en el problema).

Nota importante: en la GT las categorías no tienen porqué ser excluyentes (como sí ocurre en el método de Análisis de Contenido).


Después de la categorización, el siguiente paso es la codificación de las categorías. El investigador debe identificar primero todas las categorías descriptivas posibles, para después comprobar si a partir de la combinación de varias de ellas se pueden establecer categorías analíticas de un nivel de abstracción mayor o bien hacer subcategorías.

Veamos un ejemplo: decíamos que la ansiedad, la ira y el temor podrían conformar la categoría ‘emoción’. Otros elementos de esta categoría podrían ser los celos o del odio. Sin embargo, si comparamos todos estos elementos de la ‘emoción’ vemos que es posible establecer también subcategorías de emoción, como aquellas que implican a un objeto (por ejemplo, los celos) y aquellas otras que no (por ejemplo, la ansiedad).

Lo ideal es que los nombres que se dé a las categorías se correspondan con palabras o frases utilizadas por los propios participantes del estudio (el investigador nunca debe establecer categorías ni nombrarlas a partir de formulaciones teóricas que conozca).
La comparación de categorías y el ‘juego’ entre ellas debe ser constante para asegurar que el investigador “rompe la información” en unidades de significado muy pequeñas. De este modo, será más fácil captar toda la complejidad y diversidad de información que ofrecen los datos. El objetivo final de comparar constantemente las categorías es que así se pueden “capturar” todas las relaciones posibles existentes entre ellas para la “teoría emergente”. Ahora bien, también hay que tener en cuenta que existirán “casos negativos” (negative cases), es decir, piezas de información que no encajarán en ninguna categoría. Estos datos no deben desecharse, ya que pueden añadir información que complete la “complejidad total” de la teoría final.

Idealmente, el proceso de análisis de los datos en la GT continúa hasta que se alcanza la saturación teórica, es decir, hasta que es imposible identificar nuevas categorías y hasta que dejan de ‘emerger’ nuevas variaciones de las categorías existentes.


Después de haber conseguido la saturación teórica, se llega al tercer paso: definir las categorías y justificar las etiquetas elegidas para ellas. Todo ello debería plasmarse en una ‘memoria’ que, al hablarnos de porqué son estas categorías las emergentes y de porqué son estos sus nombres, al mismo tiempo, proporcionará información sobre el proceso mismo de investigación seguido y sobre los hallazgos más substanciales del estudio. Las memorias pueden ser largas, cortas, concretas o abstractas, utilizar palabras o diagramas… Ahora bien, todas las memorias deben tener un título y además deben contener fragmentos de información original sobre la que se han ‘inspirado’.
    1. El Proceso de Investigación


La GT no proporciona al investigador una serie de pasos que deba seguir categóricamente, y que al seguirlos le guiarán en el camino que va desde la formulación de una pregunta de investigación hasta la recogida y análisis de los datos para, con todo ello, elaborar el informe final del estudio. En lugar de todo esto, la GT quiere que el investigador analice constantemente los primeros pasos de la investigación y que, si fuera necesario, cambie la dirección de la misma. En la GT ni siquiera la pregunta de investigación inicial es fija, sino que puede irse modificando (o incluso surgir) a lo largo del proceso de investigación.

Sin embargo, a pesar de que la GT no proporciona una “guía” al investigador, la autora del libro propone seguir los pasos que se detallan a continuación.



La pregunta de investigación. El investigador necesita formular una pregunta de investigación inicial para centrar la atención en el objeto de estudio concreto que quiere investigar. En la GT, esta pregunta de investigación inicial servirá para identificar el objeto de estudio a investigar, pero nunca para hacer asunciones sobre el mismo (según la autora, “esto es difícil, sino imposible de conseguir…”). Esta pregunta debe ser abierta (open-ended) y no debe poder responderse con un simple ‘sí’ o ´’no’. Finalmente, la GT recomienda que la pregunta de investigación oriente al investigador hacia la acción y el proceso, en lugar de hacia estados o condiciones (por ejemplo, “cómo sucede algo”, en lugar de “qué sucede”).
La recogida de datos. La GT es compatible con numerosas técnicas de recogida de datos, como la entrevista semi-estructurada, la observación participante, los grupos de discusión… Sin embargo, llegados a este punto es importante saber si vamos a realizar una ‘implementación’ completa o abreviada de la GT en nuestra investigación.

En la versión completa de la GT, el investigador recoge algunos datos, los explora estableciendo categorías iniciales abiertas, establece algunas conexiones entre ellas y después realiza una segunda recogida de datos. El investigador se mueve constantemente desde la recogida de datos al análisis de los mismos, conforme los datos le van guiando progresivamente hacia la “teoría emergente” de los mismos

En la versión abreviada de la GT, sin embargo, el investigador sólo trabaja con los primeros datos recogidos, con los originales. Este es el caso, por ejemplo, de la transcripción de entrevistas o de otros documentos.
El análisis de los datos. La codificación es el paso fundamental en el proceso de la GT. La codificación puede realizarse renglón a renglón, frase a frase, párrafo a párrafo, página a página, sección a sección, etc. Ahora bien, cuanto más pequeña sea la unidad de análisis, más categorías descriptivas surgirán del análisis inicial. Además, si codificamos los datos en unidades mayores, por ejemplo, por páginas, puede ser que información importante para el estudio pase desapercibida. Se sugiere, por tanto, (siempre que se cuente con tiempo suficiente para la investigación y sobre todo si se elige la versión abreviada de la GT) analizar los datos renglón a renglón (line-by-line).

Una vez tenemos localizadas todas las categorías descriptivas, hay que establecer conexiones entre ellas e integrarlas para formar categorías analíticas de orden superior. Algunos autores proponen organizar las categorías utilizando un “paradigma de codificación” (coding paradigm): el investigador organiza las categorías por importancia, de modo jerárquico, de manera que algunas de ellas se consideran como principales y otras como periféricas. Otros autores no están de acuerdo con el “coding paradigm” porque supone que el investigador emita valoraciones sobre las categorías…


El informe de investigación. Finalmente, se elabora el informe de investigación. En el informe de una investigación cualitativa debe explicar detalladamente cómo se ha recogido y analizado la información, qué se ha ‘encontrado’ y cuales son las implicaciones (teóricas y prácticas) de los resultados del estudio. Veamos más concretamente qué es lo que debe incluirse en el apartado de Resultados del informe de investigación.
La presentación de los resultados de una investigación que se ha basado en la GT debe organizarse en torno a las principales categorías identificadas. Puntos a tener en cuenta:


  1. Si hay una categoría principal que destaca sobre las demás (es la más importante en relación con nuestro objeto de estudio) y con la que el resto de categorías presentan algún tipo de relación, esto es lo primero que debe señalarse en el informe.

  2. Si no existe ninguna categoría especial que destaque sobre las demás, entonces deben analizarse una a una las principales categorías.

  3. Cada categoría debe ser presentada junto con sus subcategorías (si las tiene), definida y discutida.

  4. Después de haber presentado y discutido cada categoría individualmente, hay que dedicar una sección a examinar detalladamente la relación entre las categorías. A partir de este examen de las relaciones se formula la/s interpretación/es teórica/s del objeto de estudio.

  5. Es recomendable incluir una representación gráfica sobre las relaciones entre las categorías principales.
  1. Tres Versiones


Hay tres “versiones” de la GT que responden al debate que ha surgido en torno a tres cuestiones básicas: 1) qué papel juega la inducción en la GT, 2) si la GT descubre teorías a partir de los datos o más bien las construye y 3) si adopta una perspectiva objetiva o subjetiva.
    1. El rol de la Inducción


El método de la GT se elaboró para permitir el desarrollo de nuevas teorías contextualizadas que surgieran/emergieran directamente de los datos. Y surgió, precisamente, en contra del método que consiste en plantear hipótesis de partida que se basen en teorías existentes y aplicar esto a los datos.

La GT se diseñó para minimizar la influencia del investigador (de sus propias categorías de significado) sobre los datos a lo largo de todo el proceso de investigación. Sin embargo, con la inclusión del “paradigma de codificación”, por ejemplo, todo esto queda en entredicho, ya que lo que el investigador realiza en esta parte del análisis de los datos es determinar qué categorías (desde su punto de vista) son las más relevantes para la investigación (la importancia de unas categorías frente a otras “no surge de los propios datos”).


    1. Descubrimiento versus Construcción


La GT es definida en 1967 por sus autores como un método para “descubrir teorías a partir de los datos”. Este hecho implica que existe una realidad que está ‘ahí’ y que el investigador debe encontrar.

Sobre este aspecto, la principal crítica a la GT procede del Constructivismo Social. Desde esta perspectiva, se sostiene que ni las categorías ni las teorías surgen o emergen de los datos, así como que es imposible evitar la influencia del investigador, ya que éste reflejará sus creencias y representaciones del objeto a estudiar a lo largo de todo el proceso de investigación.

Charmaz (1990) presenta una versión que podríamos llamar “Social Constructionist Grounded Theory” que considera que las categorías y teorías son ‘construídas’ por el investigador. De acuerdo con esta versión de la GT, el investigador crea -no ‘descubre’- la organización, explicación y presentación de los datos. Por tanto, lo que se descubre en la GT son las ideas que tiene el investigador sobre los datos, una vez que ha interactuado con ellos. Esta perspectiva añade, además, que el conocimiento previo del investigador, su pregunta de investigación, el modo en que plantea el método, su bagaje como investigador (personal, filosófico, teórico, metodológico) influye, en última instancia, en los resultados finales de la investigación.

    1. Objetivismo versus Subjetivismo


Originalmente, la GT se formuló para analizar “objetivamente” procesos sociales (recordemos que fue elaborada por dos sociólogos). Sin embargo, cada vez se utiliza con más frecuencia en estudios que implican un acercamiento más cercano a los participantes (por ejemplo, entrevistas), por lo que en muchas ocasiones lo que el investigador realiza es analizar las experiencias subjetivas de los participantes.
  1. Limitaciones


Las principales limitaciones de la GT hacen referencia a sus raíces epistemológicas.
    1. El Problema de la Inducción o ¿qué “Fundamenta” la “Teoría Fundamentada”?


El principal propósito de la GT es “permitir que las teorías emerjan de los datos”, o en otras palabras, la GT trabaja con la inducción. Uno de los problemas de este enfoque es que le resta importancia al rol del investigador. Se asume que “los datos hablan por sí solos”, sin tener en cuenta que el investigador observa los datos desde una perspectiva concreta, la suya. Exactamente lo mismo que para la recogida de datos, ocurre para su análisis: el investigador necesariamente se dejará guiar por sus preguntas iniciales sobre el objeto de estudio.
La versión de la GT desde el constructivismo social es más flexible en este aspecto. En esta versión se reconoce que las categorías nunca podrán “capturar la esencia” de los datos, así como que simplemente no “emergen”, puesto que estas categorías no existen antes del proceso de categorización. En lugar de todo esto, lo que ocurre es que el investigador, durante el proceso de investigación, las “construye”.

Es importante señalar que esta versión de la GT está en sus comienzos, y que algunos la apoyan, pero otros dudan de que en realidad no sea “algo diferente a la GT” (ni siquiera una versión), debido a la existencia de unos supuestos de partida tan diferentes entre ellas.


    1. ¿Es apropiada para la Investigación Psicológica?


La GT fue elaborada por dos sociólogos para ayudar a explicar procesos sociales básicos. Sin embargo, cada vez más, la investigación psicológica la está incorporando en sus estudios como método de análisis de datos cualitativos. Ahora bien, ¿es adecuado su uso en psicología?. Veamos un ejemplo:
Si utilizamos la entrevista, después podemos transcribir la información y codificarla utilizando los principios de la GT. El resultado es un ‘mapa’ de conceptos y categorías utilizados por el entrevistado para describir su experiencia. Ese ‘mapa’ permite al investigador entender mejor “la estructura de la experiencia del entrevistado”, pero eso no es una teoría. Dicho de otro modo, el resultado de nuestro análisis será descriptivo pero no explicativo y, por tanto, a partir de él no podremos desarrollar una teoría.
  1. Tres Cuestiones Epistemológicas

4.1. ¿Qué tipo de conocimiento permite obtener el método de la Grounded Theory?


El tipo de conocimiento que la GT pretende obtener es un conocimiento libre de preconcepciones o imposiciones de significado por parte del investigador. A partir de la categorización y la teorización derivada de la misma, debe emerger una teoría contextualizada de los datos.

Sin embargo, cada vez más investigadores tienden a adoptar una visión más constructivista de la teoría.


4.2 ¿Qué tipo de asunciones sobre el mundo hace la Grounded Theory?


Los seguidores de la GT están interesados en estudiar el modo en que los humanos se desenvuelven en ciertas situaciones sociales y en cómo sus acciones contribuyen a esclarecer un proceso social. La GT asume que los eventos sociales son una realidad objetiva que el investigador debe observar y documentar. Sin embargo, la GT también asume que la realidad social “se negocia” con los actores humanos y que las interpretaciones de los participantes configuran los eventos sociales. Esto significa que “el mundo” que estudia la GT es mucho más que el producto de la participación y negociación humana con él.
    1. ¿Qué rol concede al investigador la Grounded Theory en el proceso de investigación?


En la GT el investigador es simplemente un observador/testigo (witness). La misión del investigador es observar cuidadosamente lo que ocurre, tomar notas detalladas, y preguntar a los participantes para entender qué están haciendo y porqué. El investigador en realidad lo que hace es aportar su habilidad para sistematizar y representar un esquema claro sobre el objeto de estudio, es decir, sobre la parte de la realidad que se ha seleccionado para ser investigada.

La versión de la GT desde el constructivismo social adopta una visión diferente a este respecto, y sostiene que el investigador es mucho más que un observador y que construye activamente un ‘conocimiento’ particular el objeto de estudio. Desde esta perspectiva se considera que la realidad social no se ‘captura’ sino que ella misma es una construcción social.



Diseño de una investigación cualitativa (capítulo 2)




Principios generales del diseño de una investigación cualitativa


En este punto nos vamos a centrar en dos puntos de interés, el tipo de datos y el papel que desempeñan los participantes del estudio.

Tipo de datos


Los datos que tomamos en una investigación cualitativa debe ser una descripción naturalista que refleje con la mayor exactitud posible las palabras y acciones de los participantes. Para ello, no se debe codificar, resumir, categorizar… o cualquier cosa que suponga una reducción de los datos que han sido tomados. Aunque estrictamente eso sea imposible.

Una cuestión importante derivada del tipo de datos propio de la investigación cualitativa es el tema de la validez, la fiabilidad y la representatividad.



    • Respecto de la validez (grado en que la investigación mide lo que se pretende medir), las técnicas cualitativas pueden presentar problemas con la validez. Sin embargo, existe una serie de precauciones en la obtención de los datos a tener en cuenta para asegurar la validez de los datos: 1)las técnicas de obtención de los datos permiten una mayor flexibilidad, la corrección de los conceptos previos que guían la investigación e incluso la obtención de feedback por parte de los participantes, lo que aumenta la validez de los datos; 2)los estudios cualitativos que se llevan a cabo en contextos naturales tienen una elevada validez ecológica, y 3) la reflexividad asegura el análisis y la continua revisión del trabajo.

    • En el caso de la fiabilidad, no suele ser una preocupación en la investigación cualitativa puesto la replicación en otras muestras no suele ser un objetivo de este tipo de investigación. Sin embargo, algunos investigadores señalan que las técnicas cualitativas si se aplican rigurosamente generan resultados fiables.

    • Finalmente, la representatividad tampoco representa un aspecto importante en la investigación cualitativa, puesto que no siempre es interés el generalizar los resultados de un estudio a otras poblaciones. Sin embargo, en ocasiones el interés radica en identificar qué grupos comparten la experiencia objeto de análisis y una vez se ha identificado esta población, se puede generalizar dentro de una cultura o sociedad. Además, las técnicas acumulativas (integrar los resultados de diversos trabajos relacionados en torno a un mismo tema) constituyen un intento para aumentar la representatividad del estudio.

Papel que desempeñan los participantes


Este depende de la técnica que se esté utilizando. En cualquier caso se debe aplicar las mismas consideraciones éticas que en la investigación cuantitativa.

Preguntas de investigación


Las preguntas de investigación, a diferencia de las hipótesis, exigen una respuesta que proporcione una descripción detallada del objeto de investigación y, cuando es posible, una explicación.

Características de las preguntas de investigación:



  • Identifican el proceso, el objeto o la entidad que se desea investigar

  • Sugiere una línea o dirección en la investigación sin predecir lo que podemos encontrar

  • Tienden a estar orientadas hacia el proceso: preguntan por el cómo en lugar de por el qué

  • Son siempre provisionales

  • Están abiertas a cambios durante el proceso de investigación

Las preguntas de investigación, además, determinan la validez de los resultados; una pregunta errónea o mal formulada socava la validez de los resultados.

Elegir la técnica adecuada


Una vez formuladas las preguntas de investigación, el investigador debe decidir el tipo de datos que desea y la técnica que va a utilizar para obtener los datos y analizarlos. Las técnicas más frecuentes son: entrevista semi-estructurada, observación participante, diarios y grupos de discusión.

Nos vamos a centrar en los dos que vamos a utilizar en el proyecto: entrevista semi-estructurada y grupos de discusión.


Entrevista semi-estructurada


Es la técnica más utilizada porque permite diferentes formas de analizar los datos, es compatible con diversos modelos de análisis (análisis del discurso, grounded theory, etc) y es fácil de desarrollar.

La entrevista semi-estructurada permite al investigador hablar sobre un aspecto concreto o una experiencia, que estará guiado por las preguntas de investigación. El investigador debe conseguir un equilibrio entre mantener el control de la entrevista y permitir al entrevistado que redefina el tema de investigación.



Aspectos que el investigador-entrevistador debe tener en cuenta:

    • El efecto de la identidad social en el investigador: género, nacionalidad, edad, clase social…

    • El medio en el que transcurre la entrevista. El investigador debe familiarizarse con el entorno cultural del entrevistado y el estatus que el entrevistador ocupa en este entorno.

    • Es conveniente saber qué significa esta entrevista para el entrevistado para entender completamente la contribución que realiza este último.

    • Ser consciente de la variabilidad lingüística, no sólo en el léxico sino en asegurarse de que el entrevistado entiende lo que el entrevistador quiere decir (y viceversa).

La entrevista semi-estructurada depende de la compenetración (rapport) existente entre entrevistador y entrevistado. La entrevista semi-estructurada combina aspectos de una entrevista formal con aspectos propios de una conversación informal, lo que ayuda al rápido establecimiento del rapport, pero también a que pueda desaparecer con facilidad.
La guía de una entrevista semi-estructurada:

    • Suele consistir en un pequeño número de preguntas abiertas

    • Se suele empezar por preguntas más públicas y generales para ir entrando en temas privados una vez se ha establecido el rapport.

    • Conviene considerar diferentes modos de formular la misma pregunta para que ésta resulte más clara al entrevistador

    • Se suelen añadir preguntas nuevas a raíz de los comentarios del entrevistador

    • modos de obtener una información detallada y comprehensiva del entrevistado:

      1. expresando ignorancia o ingenuidad

      2. preguntando por experiencias o sucesos que ilustren lo que se está diciendo

    • Se debe estar seguro de que las preguntas tienen significado para el entrevistado y que éste es el mismo.

Guía para formular diferentes tipos de preguntas (Spradley, 1979):

  1. Preguntas descriptivas. Proporcionan información general sobre “qué ocurrió”, etc. Suelen ser preguntas biográficas (¿En qué trabajas?), anécdotas (¿Qué sucedió aquel día?) o historias de vida (¿Cómo has acabado viviendo en Valencia?).

  2. Preguntas “estructurales”. Pretenden saber cómo el entrevistado organiza su conocimiento, establece categorías y estructuras o marcos que le permiten dar significado al mundo (¿Qué significa ser víctima inocente de un crimen? ¿Cómo decidiste hacerte el test del VIH?)

  3. Preguntas de contraste. Permite al entrevistador comparar eventos y experiencias. (¿Prefieres trabajar en el sector público o en el privado? ¿Preferirías informar sobre un crimen y correr el riesgo o quedarte callado y seguro? )

  4. Preguntas evaluativos. Permiten conocer los sentimientos y sensaciones que tiene el entrevistado hacia algo o alguien (¿Cómo te sientes –sobre un tema concreto-? O ¿Sentiste miedo cuando…?

Finalmente, la entrevista debe ser transcrita y se deben tomar notas durante la misma. Las notas no sustituyen la grabación de la entrevista. Por un lado tomar notas puede distraer al entrevistado, sin embargo, la grabación puede afectar al contenido. Por esta razón, es importante explicar por qué se graba la entrevista y cómo va a ser utilizada. En ocasiones se envía una copia de la grabación al entrevistado, para además obtener feedback.

En cuanto a las notas, éstas dependerán del interés de la investigación: si estamos interesados en la interacción entre entrevistador y entrevistado debemos transcribir las palabras y el modo en el que se dicen (pausas, entonación, interrupciones, columen…). Si estamos únicamente interesados en el contenido (como es el caso de la grounded theory) es suficiente con transcribir el contenido de lo que se dice y, por ejemplo, incluir las frases incompletas, risas, repeticiones, falsos inicios de frase…)

Grupos de discusión


El grupo de discusión es una entrevista grupal que considera la interacción entre los participantes como una fuente de información. Es una situación menos artificial que la entrevista, por lo que proporciona una mayor validez ecológica.

Esta técnica genera unos datos ricos para el investigador ya que los propios miembros del grupo comentan las contribuciones de los otros y responden a sus preguntas. Estos datos permiten conocer cómo se forman las actitudes en la entrevista, cómo construyen significados, justifican sus pensamientos y posicionamientos y son persuadidos por otros.

El investigador ejerce de moderador: presenta a los miembros del grupo, guía la interacción, presenta el tema del que se va a hablar y establece algunos límites en la discusión, así como el inicio y el final de la misma.

El número de participantes en el grupo de discusión no debe ser mayor de 6, de este modo todos los miembros del grupo pueden interactuar y se puede transcribir la entrevista.

En función de las preguntas de investigación, el grupo de discusión puede ser: 1) homogéneo o heterogéneo, 2) preexistente (por ejemplo un grupo de amigos o compañeros de trabajo, clase, etc.) o nuevo, y 3) ingenuo o con conocimientos sobre el tema.

Una última nota acerca de los grupos de discusión es que no son apropiados cuando las preguntas de investigación son especialmente sensibles o implican hablar sobre aspectos íntimos.


Calidad en la investigación cualitativa

¿Qué caracteriza una “buena” investigación cualitativa?


Henwood and Pidgeon (1992)1

Elliot, Fischer & Rennie (1999)

Importancia del ajuste. Las categorías analíticas creadas por el investigador deben ajustar bien. Para ello el investigador debe explicitar por qué el objeto de estudio ha sido etiquetado y categorizado de ese modo concreto

Se deben utilizar ejemplos que demuestren el procedimiento de recogida y análisis de datos seguido. Esto permite evaluar el ajuste de los datos y las interpretaciones del investigador (basarse en ejemplos)

Integración de la teoría. Las distintas unidades de análisis deben estar explicadas, relacionadas e integradas

Los análisis deben estar caracterizados por la coherencia y la integración (Coherencia)

Reflexividad. Debe especificarse el rol del investigador en la documentación de la investigación

Se debe ir más allá de los propios valores y asunciones y considerar interpretaciones alternativas (perspectiva propia)

Documentación. El investigador debe proporcionar información sobre lo que se ha hecho en todas las fases de la investigación




Revisión teórica y negación del análisis de casos. Se debe actualizar y modificar la teoría constantemente. Para ello, se deben explorar los casos que no ajustan, ya que éstos son los que generan nuevas perspectivas teóricas.




Sensibilidad a diferentes realidades.

Se debe comprobar si la interpretación del investigador tiene puntos en común con otras interpretaciones de los datos o con otros estudios del mismo tema que han utilizado otros métodos de análisis (credibilidad)

Transferencia. Para permitir explorar el alcance del estudio y su posibilidad de replicación en otros contextos, el investigador debe informar de todas las características del contexto en el que se ha llevado a cabo la investigación

Descripción de los participantes, sus vidas y circunstancias para evaluar la aplicación y relevancia de los datos (Situating the sample)




Tareas generales versus específicas. Es necesario clarificar las tareas. Si la investigación busca un conocimiento general de un problema, se debe asegurar que el estudio abarca un rango apropiado de casos. Si el objetivo es analizar un aspecto concreto, se debe analizar de forma sistemática y comprehensiva




Lectores.El material debe ser presentado de modo que estimule a los lectores.



ventajas (oportunidades) y limitaciones de la investigación cualitativa


La investigación cualitativa proporciona una oportunidad para:

    • Investigar significados

    • Facilita la generación de modelos que ayudan al entendimiento de un problema o de aquello que se pretende investigar

    • Presta atención a los casos excepcionales para comprender con mayor amplitud aquello que se está analizando

    • El proceso no está prefijado por lo que es más fácil identificar aspectos a mejorar de la investigación

    • La investigación tiene a ser holística y explicativa en lugar de predictiva y reduccionista

No obstante, también tiene varias limitaciones:

    • No permite identificar leyes generales ni hablar de causa y efecto

    • No permite hablar de tendencias, regularidades o aspectos de generalización porque la muestra es muy pequeña.

    • No es posible controlar tantas variables como en el caso de las investigaciones de carácter cuantitativo.

1 Henwood, K., & Pidgeon, N. F. (1992). Qualitative research and psychological theorising. British Journal of Psychology, 83, 215-219.

Elliot, R., Fischer, C. T., & Rennie, D. I. (1999). Evolving guidelines for publication of qualitative research studies in psychology and related fields. British Journal for Clinical Psychology, 38, 215-219.




La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal