Textos empíricos y textos formales



Descargar 22,88 Kb.
Fecha de conversión07.02.2017
Tamaño22,88 Kb.
Colegio Familia de Nazareth

Sector: Filosofía y Psicología

Nivel: IV Medio

Tema Nº 1


Textos empíricos y textos formales

Aprendizaje esperados:


1.- Diferenciar los textos formales de los textos empíricos.

2.- Reconocer la existencia de diferentes ámbitos para la reflexión.

3.- Reconocer elementos característicos de los textos filosóficos.
Los textos que leemos son representación escrita de contenidos de experiencia. Sin embargo, difieren en la forma o estilo en que son presentados al lector. Por otra parte, la experiencia es tan vasta y multifacética que se hace muy difícil precisar cuales el ámbito específico de esta. Así, diversas experiencias tienden a traducirse en textos más apropiados que otros. Por ejemplo, el texto poético revela una experiencia muy diferente que el texto legal.
Enfoquemos la atención en el término “experiencia” - ¿Acaso tiene un solo significado? Por ejemplo:

  • Los espejismos y los trucos de magia son también experiencias visuales.

  • En la fiesta de las codornices tuve una mala experiencia.

  • Se ofrece trabajo de supervisor de bodegas. Los postulantes deben acreditar dos años de experiencia.

  • Los cinco sentidos son la primera fuente de experiencias de los seres humanos.

  • La poesía de Teresa de Ávila y Juan de la cruz tuvo su origen en sus experiencias místicas.

Por consiguiente, tenemos experiencia de que podemos hablar de distintas maneras acerca de la experiencia. ¿Cuál será el elemento común a todas ellas? ¿No será la referencia al hecho de darse cuenta de estar pasando por algo o que algo pase por uno, pero en último término es algo referido por oposición al yo que lo vive. Es decir, es el yo quien experimenta.


Desde muy antiguo, los griegos denominaron la experiencia con el término empeiria y la concibieron como la relación sensorial del cuerpo con el mundo circundante. En otros términos a lo que vemos, olemos, oímos, tocamos y gustamos a través de nuestros sentidos. Hablar pues de la experiencia tuvo en ellos esta connotación, sensible por oposición a otra forma o manera de relacionarse con el mundo: el pensamiento.
Volviendo a lo anterior, los contenidos de los textos son presentados de diversas formas o estilos. La forma es asociada a una configuración o estructura, es decir, la organización. Por ejemplo, entre los textos literarios los hay poéticos, dramáticos, narrativos. Examinemos brevemente el alcance del concepto de lo formal aplicado a textos


  • La lógica, la aritmética, la ortografía y la geometría son saberes formales.

  • El ajedrez y las damas son juegos formales.

  • El básquetbol y el fútbol, a pesar de estar gobernados por reglas no son juegos formales.

Entonces, ¿cuál es el sentido de lo formal en el ámbito de la filosofía? ¿Se trata de un juego, una mera forma de exposición,? La dirección apunta a la organización de las palabras en un sentido lógico por el cual se han de respetar ciertas reglas que operan en el ámbito del pensamiento abstracto.

Sabemos que en filosofía la pregunta es un momento crítico para el proceso de la reflexión. En resumen, intentaremos aplicar las distinciones de los términos experiencia en el sentido original (empeiría), aplicado a las preguntas y los textos por oposición al término de lo formal aplicados en la misma dirección. En otros términos; hay preguntas y textos formales como también hay preguntas y textos empíricos.
En el siguiente ejercicio veremos como se aclara esta forma de comparación: Determinar si las siguientes preguntas son de carácter “empírico” o “formal”.


  1. ¿Puede una persona casada ser soltera?

  2. ¿Puede una persona tener el mismo número de abuelos que de bisabuelos?

  3. ¿Cuántos objetos hay cerrados sobre mi pupitre?

  4. ¿tengo hambre?

  5. ¿Está lloviendo en este momento sobre el patio del colegio?

  6. ¿De qué color es la tapa de mi cuaderno de Filosofía?

  7. ¿Cuántos grados suman los tres interiores de un triángulo?

Examinemos ahora los siguientes párrafos de texto:


1) Problematizar:

Una problemática es un problema preciso planteado por el tema. Debe servir para: a) Centrar la reflexión sobre un problema preciso, si es superada por la globalidad del tema, será demasiado vasta. B) Mantener el hilo conductor para la reflexión, para permitirle constituir un plan pertinente. La formulación de una problemática, o problematización, es la verdadera dificultad del ensayo o la disertación filosófica o científica, es lo que determínale valor del trabajo. Justamente, en este aspecto no se puede pensar en economizar. No hay ensayo o disertación sin la exposición clara, definida y “decisiva” de un problema. En efecto, la razón para que el problema intitule nuestro ensayo es el de permitir al autor (tú) y al lector (el profesor u otra persona) acceder al centro del problema con claridad.

2) ...Los hechos de los que se acusa a Sepúlveda ocurrieron en agosto pasado, cuando él –dolido por una supuesta infidelidad de Sandoval – quemó en la cara interior del muslo izquierdo a su pareja con un alicate previamente expuesto al fuego. Por esta acción la víctima sufrió quemaduras...

GUÍA DE ACTIVIDADES – RESPONDER EN EL CUADERNO

1.- Seleccione las preguntas que para responderlas exigen un razonamiento lógico.

2.- Seleccione las preguntas que se dirigen directamente a la experiencia.

3.- Establezca la diferencia formal de los textos 1 y 2. ¿Cuál es empírico y cuál es formal.



Vocabulario

  1. Textos empíricos: Describen hechos, informan antecedentes.

  2. Textos filosóficos: Proponen explicaciones racionales, facilitan la discusión y exigen la reflexión.

  3. Textos formales: Describen procedimientos organizando determinadas acciones que se definen y organizan en un sistema.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal