Teoría Sociológica Introducción: Definición



Descargar 226,4 Kb.
Página3/4
Fecha de conversión16.08.2017
Tamaño226,4 Kb.
1   2   3   4

Lo Normal y lo Patológico

  • Durkheim la discusión acerca del lugar de los fines y los valores de la ciencia.

  • Considera a la ciencia como una herramienta básica para indicarle al hombre el camino a seguir.

  • Con criterio racionalista se propone establecer la distinción entre lo normal y lo patológico en el ámbito de la sociología, apelando a la ayuda de la biología.

  • Establece una analogía biológica entre los conceptos de salud y enfermedad de los cuerpos y los de salud y enfermedad de una sociedad.

  • Tanto para las sociedades como para los individuos, la salud es buena y la enfermedad es lo malo que debe ser evitado”.

  • En los fenómenos sociales, la ciencia debe encontrar un criterio objetivo que discrimine en los hechos mismos lo sano (normal) de lo enfermo (patológico).

  • El método que encuentra es el de la definición del tipo medio de hecho social.

  • Construye el concepto de tipo medio, que define como “el ser esquemático que se constituiría reuniendo en la misma totalidad, en una especie de individualidad abstracta, los caracteres más frecuentes en la especie, con sus formas más frecuentes”.

  • En la construcción del tipo medio social se seleccionan los rasgos exteriores de los fenómenos bajo estudio, sobre la base de la observación empírica.

  • Se analiza, por ejemplo, con cuánta frecuencia o con cuánta excepcionalidad se presentan esos fenómenos en una especie social determinada y en un momento dado de su desarrollo.

  • Los tipos medios pueden establecerse recurriendo al análisis de los hechos decisivos o cruciales como índices.

  • Pero también hay que tener en cuenta que lo que es patológico para un grupo puede no serlo para otro.

  • Luego, un hecho social “sólo puede llamarse normal para una especie social determinada en relación con una fase igualmente determinada de su desarrollo”.

  • Es decir que no se puede establecer de manera general y abstracta si un hecho es normal o patológico.

  • Hay que situarlo en el contexto de la totalidad de los elementos que cada tipo social contienen en cada fase o etapa. Y en ese marco decidir sobre su ajuste o no al tipo social correspondiente.

  • Determinada clases de hechos pueden ser tenidos por normales en una fase y patológicos en otra. Luego estos estados no pueden ser definidos como tales de una vez y para siempre.

  • Por lo tanto a las causas de lo normal y lo patológico no hay que buscarlas fuera del organismo de que se trate.

  • Así, llamará normales a los fenómenos que se encuadran dentro del tipo medio y patológicos a los restantes.

  • Para distinguir unos de otros debemos tener en cuenta: la GENERALIDAD (establecer por la observación que el hecho es general), y la UTILIDAD, es decir buscar en la historia del hecho las condiciones que han determinado esta generalidad y constatar si esas condiciones se continúan dando (hecho normal) o si han cambiado (hecho no normal).

  • Básicamente existen tres reglas para establecer la normalidad de fenómenos:

    • un hecho social es normal, respecto a un tipo social dado, a una fase dada de su desarrollo, cuando está presente en la media sociedad de esa especie en la fase correspondiente de su evolución.

    • uno puede verificar los resultados del método, mostrando que la generalidad del fenómeno está limitada a las condiciones generales de la vida colectiva del tipo social consideradas.

    • esta comprobación es necesaria cuando el hecho en cuestión ocurre en una especie social que no ha alcanzado el curso pleno de su evolución.

  • Por ejemplo, el crimen es normal porque ninguna sociedad está exenta de él.

  • Si la conciencia colectiva de una sociedad es fuerte, designará ciertos actos como delictivos. Lo que confiere el carácter delictivo de un acto no es su calidad intrínseca, sino la definición que la conciencia colectiva asigna a él.


Los Tipos Sociales

  • Morfología social: rama de la sociología “consagrada a la constitución y clasificación” de los tipos sociales o especies sociales.

  • Esta noción se ubica como término medio entre dos concepciones tradicionales de los estudios sobre la vida colectiva: el nominalismo de los historiadores (lo singular, lo peculiar) y el realismo de los filósofos (leyes generales que dominan todo el desarrollo histórico).

  • Aparentemente para la construcción de diversos tipos sociales debería desarrollarse una enorme tarea de examen de hechos individuales. Esta tarea sería ineludible.

  • Sin embargo, según Durkheim existen hechos decisivos y cruciales con los cuales se pueden construir tipos o géneros sin necesidad de hacer un inventario de todos los caracteres que les estarían subordinados.

  • Tales principios se seleccionan sobre la base de que “la naturaleza de una totalidad depende de la naturaleza de los elementos que lo componen, de su número y de su modo de combinación”.

  • De estas cuestiones, relevantes para la constitución de tipos o especies, debe ocuparse la morfología social.

  • Los elementos centrales de esas totalidades son las unidades más simples y que por lo tanto, no son divisibles ni presentan traza de segmentación anterior.

  • Referido al ámbito social, se trata de sociedades simples: toda sociedad está formada por sociedades más simples que ella.

  • Luego, resulta de una enorme importancia conocer la sociedad más simple que jamás haya existido, porque será la base de cualquier clasificación y por tanto, un hecho decisivo o crucial de enorme significación.

  • A su modo de ver, esta sociedad más simple es la horda (es la base natural de toda clasificación)

  • Horda: comunidad nómada con elementales vínculos sociales.

  • La yuxtaposición de hordas que conservan sus rasgos constitutivos originales se denomina clan.

  • El elemento básico es la horda, que resulta una sociedad de segmento único.

  • Los tipos sociales fundamentales y su desenvolvimiento posterior resultan del modo de combinarse la horda consigo misma.

  • Esta combinación da origen a sociedades nuevas, las que a su vez pueden producir combinaciones nuevas.

  • De la combinación de las sociedades simples (como la horda), surgen sociedades nuevas que a su vez pueden volver a combinarse de tal manera de constituir, por ejemplo, sociedades polisegmentarias simples, simplemente compuestas, etc.

  • Un rasgo de suma importancia resulta del hecho de que los segmentos más simples que están subsumidos en unidades mayores pueden quedar en mayor o menor grado absorbidos en el conjunto de la nueva totalidad.

  • Es decir, puede ser que algunos segmentos conserven cierta vida local o que sean absorbidos en al vida general. A esta capacidad de unirse o de compenetrarse de los distintos segmentos, Durkheim la llama coalescencia (propiedad de las cosas de unirse o fundirse)

  • El mayor o menor grado de coalescencia tendrá, entonces también, un impacto significativo sobre las características del tipo.

  • La morfología social debería ocuparse de desarrollar este campo. Durkheim solo llegó a estos enunciados.

Medio Social Interno y Cambio Social

  • Durkheim considera que “los hechos de la morfología social son de la misma naturaleza que los fenómenos fisiológicos”, y por lo tanto, se hace evidente la fuerte influencia de la ciencias naturales en su pensamiento, en concordancia con sus principios positivistas.

  • En este contexto, la noción de medio social interno aparece como “el primer origen de todo proceso social de alguna importancia”.

  • El medio social interno es “el conjunto determinado que a través de su reunión forman los elementos de toda índole que entren en la composición de una sociedad”. Distingue entre ellos, las cosas de las personas.

  • Las cosas, representadas por lo material, pero también por las materializaciones de prácticas sociales anteriores (el derecho, las costumbres, etc.). Las personas son el “factor activo” de la sociedad.

  • Luego, el origen de todo proceso social (su dinámica) deberá buscarse en la constitución del medio social interno.

  • Distingue entre densidad material (infraestructura física de una sociedad) y densidad dinámica o moral (grado de cohesión social entre los segmentos integrantes de la sociedad).

  • Las transformaciones en el medio interno social conducen a cambios en la sociedad, con independencia de las causas puntuales de esas transformaciones.

  • Aunque no teoriza abiertamente el cambio social, referencia que la combinación /asociación de segmentos simples conduce a sociedades complejas.

  • En esta formulación se está postulando una idea sobre cambio social.

  • También tiene una concepción evolucionista del cambio social (idea de progreso de la Ilustración).

  • El medio social interno es la sede de la causalidad y el cambio. Pero no necesariamente imponen un sello definitivo al presente.

  • Esto es así porque, entre el pasado (y sus influencias) y lo actual se interpone el medio social interno que coloca condiciones concomitantes

  • Es decir condiciones capaces de producir algo distinto de lo que viene del pasado.

  • También señala que, los progresos de todo tipo realizados en cualquier momento histórico, abren posibilidades de nuevos progresos.

  • Pero no los predeterminan. Solo son un punto de partida.

  • Concluye que existe una tendencia interna que impulsa a la humanidad a “superarse”

  • Esta “fuerza motriz” no es un hecho dado sino una mera postulación.

  • De este modo advierte, que no tiene entidad la presunción que “las cosas seguirán un ritmo evolutivo en el mismo sentido que traen del pasado”

  • Los sentimientos colectivos de la sociedad se simbolizan mediante rituales religiosos o seculares, representaciones sociales ligadas a los estados afectivos del grupo.

  • Estos símbolos (bandera, himno nacional, canciones populares, tradiciones, creencias religiosas) cimentan la cohesión del grupo al estimular lo colectivo y quebrar la individualidad.

  • Todas las sociedades sienten cada tanto la necesidad de reafirmar sus valores e ideas colectivos que le proporcionan sustento y unidad por medio de ceremonias que, aunque de carácter secular, no difieren por su naturaleza, de las religiosas

  • De ese modo, visualiza la experiencia religiosa como una forma general de experiencia social.

  • Los hechos sociales son externos al individuo en tanto todo individuo nace en una sociedad ya organizada, que afecta su personalidad, siendo el individuo un elemento más de la estructura.

  • Los hechos de la vida social tienen vida propia, independiente de sus manifestaciones individuales; la sociedad es el sustrato de la moral colectiva; la sociedad regula la vida social por medio de esa moral,

  • La moral en su dimensión de fuerza coercitiva social se impone a la supremacía individual, pues sólo la sociedad está en condiciones de desempeñar este papel moderador de las apetencias individuales de sus miembros.

  • La coerción moral es un atributo de la sociedad, porque ella es el único poder moral superior al individuo, cuya superioridad éste acepta.

  • La acción humana así percibida aparece como algo condicionado permanentemente por el entorno social y desde esta perspectiva no puede ser estudiada ni explicada por referencias a motivos individuales.

  • En términos generales aún las categorías más internas de nuestro pensamiento se derivan y proceden de la experiencia social y sólo en sociedad podemos llegar a concebirlas.

  • En “La división del trabajo en la sociedad” intenta describir y explicar algunos cambios estructurales que se estaban produciendo en la cultura de su tiempo, muchos de ellos aun derivados de significado oscuro de la revolución industrial iniciada casi un siglo antes.

  • En ese texto introdujo el concepto de anomia, fenómeno producido por las etapas de cambio acelerado que consiste en una virtual quiebra de los comportamientos humanos tradicionales y reconocidos que, a su vez, produce un crecimiento considerable de la incertidumbre general.


Unidad 5: Weber

Realidad y Teoría

  • Su posición epistemológica está alejada de la matriz cientificista newtoniana y de la de los filósofos de la Ilustración.

  • Descree que en el campo social pueda postularse la existencia de una estructura unívoca de la realidad, regida por leyes que pueden ser descubiertas por la razón.

  • Sostendrá que la realidad social se presenta con características de infinita. Mientras que el espíritu humano –la razón- es, por el contrario, finito.

  • Esta posición implica negar los fundamentos del paradigma racional-iluminista.

  • Tanto en Durkheim, como en parte de Marx, es posible encontrar teorías que postulan que la realidad es de una determinada manera y que los casos particulares deben explicarse con lineamientos contenidos en teorizaciones sustantivas generales.

  • Weber se ubica en las antípodas (la razón tiene límites insuperables).

  • Si la realidad es infinita y la mente humana finita, solo se puede comprender aquella a condición de recortarla y convertirla en limitada,

  • ¿Con que criterio producir el recorte? : Sobre la base de los juicios de valor del investigador.

  • Producido el recorte debe procederse con rigurosidad científica (precisión, sistematicidad, respeto empírico, consistencia lógica, etc.)

  • Este recorte implica lo que denomina condicionalidad del saber.

  • Luego, si se modifica el criterio del recorte, se modifica lo producido.

  • Aunque es un historicista (los hechos de la vida social son únicos, irrepetibles, singulares) cree que la realidad social presenta regularidades y que estas son relevantes.

  • Coincide con Marx y Durkheim en el papel determinante que juega la obligatoriedad humana de organizarse para proveer los recursos con los que atender sus necesidades.

  • Pero sostiene que el hecho que regularidades de este tipo existan, no significa que exista una estructura unívoca de la realidad regida por leyes.

  • Esto significa simplemente que un hecho se repite. Como son también, hechos repetidos la producción, la oferta, la demanda, etc.

  • Así, ubica una teoría tipológica sobre la realidad social.

  • No es una teoría sustantiva. No postula leyes fundamentales ni tiene pretensión explicativa.

  • La teoría de la acción weberiana es una teoría tipológica desarrollada en términos de probabilidad y no de conexión causal.

  • Luego, se produce la elaboración de conceptos-tipo, a partir de regularidades observables.

  • Weber considera que no es posible teorizar sustantivamente sobre lo social.

  • La teorización tipológica, no obstante, tiene cosas favorables para ofrecer: fija conceptos de manera unívoca, evita repeticiones de lenguaje, orienta búsquedas, señala cuál puede ser eventualmente el camino de una indagación sobre lo real, ayuda a ordenar el flujo de la información empírica, etc.

  • Los componentes de este tipo de teorización son los tipos ideales, esto es, conceptos abstractos y en este sentido ideales en los que se fija algunos significados.

  • No son la realidad sino construcciones nominales que posibilitan un acercamiento a ésta.

  • Son por tanto un medio, un recurso para poner en marcha un proceso de conocimiento, no un fin en sí mismos.

  • Las más importante de las regularidades observables, que considera significativa en el sentido de “merecedoras de ser conocidas” y por lo tanto motivo de recorte y de teorización tipológica es la acción social, al punto que la convierte en el objeto central de la sociología.

La Acción Social

  • Para Weber el objeto de la sociología es la acción social.

  • Según su modo de ver, el inevitable desajuste entre, las necesidades humanas (físicas y espirituales) con unos recursos que siempre resultan escasos, torna ineludible la acción social.

  • Este desacople es lo que convoca a la asociación entre los hombres, a la planificación y al trabajo, y a la lucha contra la naturaleza.

  • Así, la acción social se presenta como un hecho repetido, cuyo motivo es la satisfacción de las necesidades.

  • Acción es toda conducta a la que el o los actores enlazan un sentido sujetivo, por ejemplo, pescar por diversión. Mientras que acción social es una acción cuyo sentido está referido a la conducta de otros, orientándose por ésta en su desarrollo, por ejemplo, pescar para vender.

  • En el segundo caso el sentido de la acción está ligado con el comportamiento de otros.

  • El sentido, a su vez, puede ser entendido de dos maneras según cuál sea la clase de sujeto que se tome en consideración:

    • Puede estar referido a un sujeto existente, históricamente dado, o a uno construido como promedio (aproximado) a una masa de casos.

    • Puede referirse a actores construidos de modo típico ideal ubicados en un cuadro también definido por la misma vía.

  • Conforme a la primera manera puede intentar caracterizarse, por ejemplo, el sentido de la acción de un candidato a presidente en campaña electoral.

  • Asimismo, puede atribuírsele sentido, como promedio o de forma aproximadamente común, al voto de quienes deciden votar por él.

  • Conforme a la segunda manera, puede imaginarse de modo estrictamente típico-ideal cuál es el sentido de la acción, por ejemplo, de los cuadros directivos de empresas transnacionales, en el marco de un sistema económico también definido de manera típico-ideal. Podría ser el caso de los directivos de grandes empresas en la época de la globalización.

  • Luego, la acción siempre posee un sentido o motivo.

  • Weber define el motivo como “la conexión de sentido que para el actor o el observador aparece como el fundamento significativo de una conducta.”

  • La acción social, entonces, se orienta por las acciones de los otros. Por eso es social: tiene el accionar de los otros como referencia.

  • Pero tiene también un fundamento motivacional, un sentido para el actor.

  • Desde este último punto de vista, es decir, mirando desde el fundamento que da forma al sentido, acción y acción social son lo mismo.

  • Con el objeto de favorecer el abordaje del análisis de la acción social, Weber ha construido cuatro tipos ideales.

    • Racional con arreglo a fines

    • Racional con arreglo a valores

    • Afectiva

    • Tradicional

  • Reconoce que rara vez la acción social concreta, desarrollada por actores de carne y hueso, está fundada exclusivamente en alguno de estos tipos.

  • Pero confía en que resulten útiles para ordenar el flujo caótico de los acontecimientos y para organizar una aproximación sistemática que favorezca su estudio.

  • La acción social se presenta como una regularidad empírica, como un hecho repetido, cuyo motivo es la satisfacción de necesidades.

  • Acción social con arreglo a fines: el individuo toma en cuenta las consecuencias de utilizar cierto medio para llegar a un fin. Si hay varios (medios), los pondera entre sí para evaluar el mejor y sus consecuencias. Ejemplo: la moda

  • Acción racional con arreglo a valores: el ideal pasa por encima de todo, el fin es un valor en sí mismo. Es el caso de actuar por deber y honor, sin importar los medios y fines. Sin la referencia a ese valor, tal vez no podríamos encontrarle sentido.

  • Acción afectiva: es la acción que se orienta por los estados sentimentales y las pasiones de una persona, amor, odio, venganza, etc. Con esta acción estamos ante el mínimo de racionalidad.

  • Acción tradicional: es el proceder llevado a cabo por la costumbre y el hábito. Se la define como una oscura reacción a los estímulos habituales. No hay en ella una elección de medio a fin, si no que se rige por un patrón costumbrista. El actor no se interroga sobre la efectividad del medio. Ej.: Rituales

  • La acción afectiva como la tradicional han sido las típicas en la historia, siendo la racional con arreglo a fines propia del mundo moderno.

  • La acción social es la piedra fundamental de la teorización tipológica de Weber.

  • Es un concepto base que se desdobla de diversas maneras.

  • Un desdoblamiento importante es el que alcanza en el tipo llamado relación social.

  • Es una forma de acción social, pero específica: alude a la conducta de varios que se toman recíprocamente en referencia.

  • Luego, la relación social exige un mínimo de recíproca bilateralidad.

  • También el concepto de relación social se desdobla en diversas direcciones.

  • Es el sustrato de los conceptos de orden y validez que a su vez concurren a especificar el concepto de legitimidad.

  • Es también el fundamento de los conceptos de sociedad, de comunidad y de asociación.

Poder, Dominación y Estado

  • Weber relaciona los distintos tipos ideales de acción social con los tipos de dominación y de administración del poder.

  • Otorga un lugar destacado a estas cuestiones, lo que lleva implícito que dichos fenómenos sean considerados “merecedores de ser conocidos”

  • Define al “poder” como la probabilidad de imponer la propia voluntad, dentro de una relación social, aun contra toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esa probabilidad.

  • Y define a la “dominación” como la probabilidad de encontrar obediencia a un mandato de determinado contenido entre personas dadas.

  • Nos encontramos siempre dentro del terreno de la acción social y bajo la égida de clases de acción social del tipo relación social.

  • En el caso del poder, lo menciona explícitamente; en el de la dominación es obvio que si hay un mandato y ocurre una obediencia hay comportamientos recíprocamente referidos.

  • El concepto de poder es sociológicamente amorfo”. De donde se desprende que entiende que, a los efectos de la sociología, el análisis del poder es menos relevante que el de al dominación.

  • A su modo de ver, la del poder es una dimensión escasa en relieves y matices, sensiblemente menos rica que la de la dominación.

  • Esta, en cambio, como tiende siempre contener “un mínimo de voluntad de obediencia, o sea, un interés en obedecer”, le parece una problemática mucho más significativa.

  • Este mínimo de voluntad de obediencia remite a la problemática de la legitimidad, que está en el centro de la cuestión de la dominación.

  • Weber no pierde de vista que la obediencia puede ser el resultado de diversos motivos: interés económico, costumbre, conveniencias de diverso origen, etc.

  • Pero tampoco se le escapa que un grado de conformidad está regularmente presente en las relaciones de domino.

  • En consecuencia, “ninguna dominación se contenta voluntariamente con tener como probabilidades de su persistencia solo motivos puramente materiales….." Todas procuran despertar y fomentar la creencia en su legitimidad “.

  • Una dominación es legítima cuando tiende a ser aceptada y mantenida.

  • Los motivos de esa aceptación pueden ser de distinta naturaleza; el elemento central y definitorio de los tipos ideales de dominación legítima es el fundamento sobre el que se basa su legitimidad.

  • La legitimación es el motivo que explica por qué determinado número de personas obedece las órdenes de alguien, confiriéndole el poder.

  • La aceptación justificada del poder es llamada legitimación. Así, la autoridad es legítima cuando es aceptada.

  • Pero si la autoridad produce poder, entonces el poder conduce a la dominación.

  • Dominación significa que la voluntad manifiesta del “dominador” influye la conducta de los otros, los “dominados”, de tal forma que el contenido de “la orden”, por sí misma, se transforma en norma de conducta (obediencia) para los subordinados.

  • La dominación es entonces una relación de poder en la cual el gobernante (dominador) cree tener derecho de ejercer el poder, y el gobernado (dominado) considera que es su obligación obedecer.

  • Debe entenderse por "dominación” la probabilidad de encontrar obediencia dentro de un grupo determinado para mandatos específicos (o para toda clase de mandatos).

  • No es, por tanto, toda especie de probabilidad de ejercer "poder" o "influjo" sobre otros hombres.

  • En el caso concreto esta dominación ("autoridad"), en el sentido indicado, puede descansar en los más diversos motivos de sumisión: desde la habituación inconsciente hasta lo que son consideraciones puramente racionales con arreglo a fines.

  • Un determinado mínimo de voluntad de obediencia, o sea de interés (externo o interno) en obedecer, es esencial en toda relación auténtica de autoridad.

  • No toda dominación se sirve del medio económico. Tampoco tiene toda dominación fines económicos.

  • Pero toda dominación sobre una pluralidad de hombres requiere de un modo normal, un cuadro administrativo; es decir, la probabilidad, de que se dará una actividad, dirigida a la ejecución de sus ordenaciones y mandatos concretos, por parte de un grupo de hombres cuya obediencia se espera.

  • Este cuadro administrativo puede estar ligado a la obediencia de su señor (o señores) por la costumbre, de un modo puramente afectivo, por intereses materiales o por motivos ideales (con arreglo a valores).

  • La naturaleza de estos motivos determina en gran medida el tipo de dominación.

  • Motivos puramente materiales y racionales con arreglo a fines como vínculo entre el imperante y su cuadro implican aquí, como en todas partes, una relación relativamente frágil.

  • Por regla general se le añaden otros motivos: afectivos o racionales con arreglo a valores. En casos fuera de lo normal pueden éstos ser los decisivos.

  • En lo cotidiano domina la costumbre y con ella intereses materiales, utilitarios, tanto en ésta como en cualquiera otra relación.

  • Pero la costumbre y la situación de intereses, no menos que los motivos puramente afectivos y de valor (racionales con arreglo a valores), no pueden representar los fundamentos en que la dominación confía. Normalmente se les añade otro factor: la creencia en la legitimidad.

  • Todos los tipos de dominación procuran despertar y fomentar la creencia en su "legitimidad".

  • Por eso, parece adecuado distinguir las clases de dominación según sus pretensiones típicas de legitimidad. Para ello es conveniente partir de relaciones modernas y conocidas.

  • Existen tres tipos puros de dominación legítima según el fundamento primario de su legitimidad:

    • Racional /legal

    • Tradicional

    • Carismática

  • De carácter racional-legal: que descansa en la creencia en la legalidad de ordenaciones estatuidas y de los derechos de mando de los llamados por esas ordenaciones a ejercer la autoridad (autoridad legal).

  • La obediencia es hacia las normas y no hacia las personas. Rige un orden impersonal con normas legalmente estatuidas.

  • De carácter tradicional: la obediencia es hacia las persona del señor llamado por tradición a ejercer el mando.

  • Su legitimidad descansa en la santidad de ordenaciones y poderes de mando heredados de tiempos lejanos, "desde tiempo inmemorial", creyéndose en ella en méritos de esa santidad.

  • El señor o los señores están determinados en virtud de reglas tradicionalmente recibidas.

  • El soberano no es un "superior", sino un señor personal, su cuadro administrativo no está constituido por "funcionarios" sino por "servidores", los dominados son "súbditos".

  • Las relaciones del cuadro administrativo para con el soberano no se determinan por el deber objetivo del cargo, sino por la fidelidad personal del servidor.

  • De carácter carismático: es de naturaleza específicamente extraordinaria y fuera de lo cotidiano.

  • La obediencia es hacia el caudillo en el que se confía en mérito de la fe, la revelación, la heroicidad.

  • Debe entenderse por "carisma" la cualidad, que pasa por extraordinaria de una personalidad, por cuya virtud se la considera en posesión de fuerzas sobrenaturales o sobrehumanas.

  • El modo como habría de valorarse "objetivamente" la cualidad en cuestión, sea desde un punto de vista ético, estético u otro cualquiera, es cosa del todo indiferente en lo que atañe a nuestro concepto, pues lo que importa es cómo se valora "por los dominados" carismáticos, por los "adeptos".

  • Prototipos carismáticos: Héroes, Profetas y Salvadores.

  • Normalmente, entre el mandante y los que obedecen se interpone un cuadro administrativo, que obviamente está al servicio del mandatario.

  • La dominación racional se vale de un aparato burocrático compuesto por funcionarios individuales que son personas libres que se deben exclusivamente a su cargo.

  • Tienen una estructura administrativa con ordenamiento jerárquico, poseen competencias rigurosamente delimitadas, trabajan bajo contrato y perciben un sueldo en dinero.

  • Hay una clara separación entre recursos administrativos y recursos propios. Existe vigilancia administrativa de sus actos.

  • Para Weber, «la burocracia es la organización eficiente por excelencia», la organización llamada a resolver racional y eficientemente los problemas de la sociedad y, por extensión, de las empresas.

  • La dominación tradicional puede desarrollarse con o sin cuadro administrativo.

  • En caso de que sí exista cuadro administrativo, el mismo puede estar reclutado de modo tradicional o por la vía de un reclutamiento extrapatrimonial.

  • En el primer caso, por parentesco (linaje), pertenencia al funcionariado doméstico, esclavitud, etc.

  • En el segundo, por relaciones personales de confianza (favoritos) o por pacto de fidelidad (vasallaje) entre las formas más importantes.

  • La dominación carismática presenta un cuadro administrativo errático o impreciso.

  • El profeta reconoce discípulos, el señor de la guerra posee lugartenientes y el jefe en general suele tener un séquito, etc.

  • No hay allí ni jerarquía, ni carrera, ni competencia alguna. Tampoco reglamento ni preceptos jurídicos abstractos.

  • La dominación carismática es “específicamente irracional en el sentido de su extrañeza a toda regla”.

  • En el plano de lo real, toda relación social en la que hay jefe o soberano implica una situación de dominación.

  • Reconoce que es posible encontrar relaciones de dominio en diversos ámbitos: escuela, familia, ejército, partidos políticos, gobierno y empresa.

  • Su interés personal se centra en el campo de la política en general.

  • Prestó especial atención y convirtió en objeto “merecedor de ser conocido” al Estado.

  • Señala que “el Estado es aquella comunidad humana que en el interior de un determinado territorio –el concepto de territorio es esencial- reclama para sí (con éxito) el monopolio de la coacción física legítima”.

  • Aquí destaca la cuestión de la coacción: la asociación política que se denomina Estado desempeña una serie muy diversa de actividades, al punto de que es difícil mencionar alguna tarea que no haya tomado alguna vez en sus manos.

  • Es una relación de dominio de un grupo de individuos sobre otro grupo mayor, basando esa dominación en una coacción legitima.

  • Explicita que es una asociación que involucra una relación de dominio, esto es una forma particular de dominación.

  • El concepto de asociación implica el de orden. Luego se da por sentada la existencia de una estructura normativa.

  • Esta dominación se basa en un ordenamiento legal, establecido y/o aceptado por los integrantes de la sociedad.

  • Weber considera que en Occidente es el único lugar donde se desarrolló una idea de Estado racional, conjunción de derecho racional y burocracia profesional.

  • Según su visión existen lazos estrechos entre el desarrollo del Estado moderno (racional) y el desarrollo del capitalismo

  • El mundo conoció diferente tipos de organizaciones políticas (partidos) que aspiraban a obtener el poder, pero solo occidente pudo organizar esto desde una óptica racional.

  • Esto quiere decir, que por más partidos políticos que existieran, sólo el mundo occidental conoció la representación de los habitantes de una sociedad a través de sus parlamentos.

  • También logró la organización de la “dominación”, que significa la existencia de un Estado a través del establecimiento de la Constitución y de ella toda la normativa necesaria destinada a regular las relaciones de los habitantes de un país.

  • Define a toda asociación política como una asociación de dominación que funciona en un ámbito geográfico determinado y cuya existencia y validez estén garantizadas por la amenaza y aplicación de la fuerza física por parte de su cuadro administrativo.

  • Para Weber, si bien la violencia no es el único medio a disposición del Estado, es su medio específico. Pero se trata de una violencia legalizada.

  • En la dominación de tipo racional, la legalidad de la violencia como medio específico del Estado descansa en la existencia de un cuadro administrativo encargado de aplicar y controlar la normativa jurídica del aparato estatal.

  • Para que esta asociación de dominación adquiera carácter institucional, debe ser un instituto político de acción continuada que haya logrado monopolizar dentro de un territorio geográfico delimitado la violencia física legítima como medio de dominación.

  • La legitimidad del Estado moderno no se basa en los fines que persigue sino en que el gobierno representa al pueblo.

  • Las características fundamentales del Estado racional moderno son tres:

  • Poseer un orden jurídico y administrativo que sea acatado por todos los ciudadanos (nativos y extranjeros)

  • Constituir una suprapotestad normativa que se impone a las potestades individuales (carácter monopólico del Estado)

  • Ser un instituto racional con sentido de empresa continuada.

  • Para Weber (en discrepancia con Marx) el capitalismo era un exponente de las tendencias hacia una progresiva racionalización económica.

  • Consideró que la crítica marxista carecía de fundamento científico

  • Las clases sociales y el conflicto de clases las consideró no solamente en términos económicos sino considerando factores ideológicos, culturales, de prestigios social, de poder político, etc.

  • La autoridad y el poder político obedecen a una lógica que influye en lo económicos. Diferenció los ámbitos del poder político y el económico.
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal