Temoa, un Catálogo de Recursos Educativos Abiertos para Ambientes Virtuales: Iniciativa en uso del Tecnológico de Monterrey



Descargar 132,57 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión16.08.2017
Tamaño132,57 Kb.
  1   2
TEMOA, un Catálogo de Recursos Educativos Abiertos para Ambientes Virtuales: Iniciativa en uso del Tecnológico de Monterrey

Mtra. Rosalba Pérez Santiago, Mtra. Susana Ramírez; Dr. Fernando J. Mortera-Gutiérrez (roseladybug_61@hotmail.com), (sramirezg@itesm.mx), (fmortera@itesm.mx)

Tecnológico de Monterrey (ITESM), Universidad Virtual (UV),

Escuela de Graduados en Educación (EGE)


Área Temática: Modelos, Recursos Tecnológicos y Mecanismos de Gestión del Conocimiento en Educación y Formación

Resumen: El propósito de la ponencia es presentar un estudio que analiza el impacto que ha tenido el proyecto de indexación de Recursos Educativos Abiertos (REA), llamado: TEMOA (antes Knowledge Hub) del Tecnológico de Monterrey, a partir de los resultados obtenidos por la tesis de investigación, titulada: “TEMOA, un catálogo de Recursos Educativos Abiertos para uso en ambientes virtuales: El caso del Tecnológico de Monterrey”. Desde su aparición en 2009, hasta nuestros días, este catálogo en línea y disponible en el Internet (http://www.TEMOA.info/es) ha clasificado e indexado una gran cantidad de Recursos Educativos Abiertos para todos los niveles educativos (desde preescolar hasta posgrado), conformando así, un importante acervo, que por su contenido y extensión es accesible para el público educativo en general a nivel mundial. La intención de la investigación fue analizar la dimensión educativa y de diseminación de información que tiene este portal de consulta, particularmente estudiar su impacto educativo. Los recursos en el TEMOA fortalecen y enriquecen el aprendizaje en ambientes virtuales, gracias a las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC), que permiten la promoción y el acceso a una mejor educación, para así combatir la brecha digital.
Palabras clave: 1. Ambientes Virtuales de Aprendizaje, 2. Recursos Educativos Abiertos (REA), 3. Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC), 4.Materiales Instruccionales Digitalizados.
Introducción:

TEMOA (vocablo náhuatl que significa “buscar, investigar, indagar”) (antes conocido como Knowledge HUB) (http://www.TEMOA.info/es) es una iniciativa creada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) (Tecnológico de Monterrey), que trata de hacer más accesible y rápida la localización de recursos educativos abiertos digitales a las comunidades educativas a nivel mundial, y particularmente de Latinoamérica, donde tiene más presencia e influencia, para que desde un entorno virtual, alumnos y estudiantes puedan encontrar las mejores propuestas didácticas y materiales educativos digitalizados como apoyo de sus procesos de enseñanza y aprendizaje. Con el propósito de coadyuvar al desarrollo del potencial humano como detonante del progreso de los diversos países. Auxiliándose así de los avances tecnológicos, para distribuir a través de la Internet un sinnúmero de recursos educativos diversificados por su origen y creación; lo que hace posible encontrar en este portal de recursos educativos abiertos, desde textos, videos, música, y juegos, hasta aplicaciones muy sofisticadas, como software, etc., cuyos fines son netamente educativos.
El acceso a los recursos del TEMOA permite desarrollar habilidades que agilizan el manejo de la información para el apoyo en la adquisición de conocimiento muchas veces poco accesible por otros medios. Este proyecto ha documentado e indexado una gran colección de recursos abiertos, con el propósito de auxiliar y los procesos de enseñanza y aprendizaje de sus potenciales usuarios.
Esta iniciativa del Tecnológico de Monterrey sustenta su creación en un movimiento mundial (open Access) tendiente a compartir contenidos pedagógicos, que reclama libertad y equidad de acceso al conocimiento, dentro de una concepción participativa y socialmente responsable del proceso educativo, teniendo como punta de lanza los llamados Recursos Educativos Abiertos o REA, por sus siglas en español (Schmidt, 2007).
Los REA son materiales digitales accesibles, de contenidos educativos en diferentes presentaciones, como son texto, sonido y vídeo, que van dirigidos a profesores y estudiantes para su uso y reutilización en la enseñanza, el aprendizaje y la investigación, disponibles en la World Wide Web (WWW) con licencia libre o con escasas restricciones de uso (López, 2006).
Los recursos educativos indexados en el catálogo TEMOA, posibilitan la distribución y uso de sus contenidos con la intención de cooperar en procesos de innovación de tipo participativo, así como tener acceso abierto al conocimiento existente; sustentándose en la idea de compartir el saber de manera accesible para beneficio de la sociedad en general a través del Internet y particularmente en la modalidad de educación a distancia. Ofrecer un bien público como éste ha sido siempre uno de los principios objetivos de las instituciones de educación superior, que resaltan su compromiso e importancia en la mejora de la sociedad en general (Schmidt, 2007).
El principio que rige a los creadores de los REA es otorgar libertad a cualquiera para usar sus materiales, modificarlos, traducirlos o mejorarlos, así como compartirlos con otros, permitiendo que el espíritu del software gratuito y el de código abierto (open access) se extiendan hasta la producción de contenidos, obras culturales y recursos educativos (Schmidt, 2007).
Schmidt (2007), asegura que el concepto subyacente a los REA se origina en el intercambio que siempre han tenido los profesores al compartir de forma constante sus materiales con otros colegas, dando lugar a la colaboración abierta y las revisiones por pares. Lo novedoso de esta propuesta radica en la facilidad con la que dichos recursos pueden generarse gracias a la tecnología digital, la viabilidad de distribuirlos a audiencias masivas a través de la WWW y la seguridad legal que las licencias gratuitas y de contenido abierto proporcionan a los autores y los usuarios.
Muchos interesados en esta propuesta, han conformado el Open Courseware Consortium, una red de instituciones educativas con más de 150 miembros en todo el mundo, que ha publicado y puesto al acceso libre unos 4.200 cursos para aumentar la producción y el uso de programas educativos abiertos en el ámbito internacional, dimensionando a los REA como un fenómeno de tendencia global (Schmidt, 2007).
En este contexto surge TEMOA, en un momento en que se percibe un creciente número de repositorios de objetos de aprendizaje (OA), multitud de recursos educativos abiertos y el aumento en forma cualitativa y cuantitativa de software educativo libre, gracias al trabajo de organismos como la UNESCO y la OCDE que los apoyan en función del análisis de su alcance, propósito, contenidos y modelos de financiación (López 2006).
Sin embargo, a diferencia de otros proyectos del mismo orden, la iniciativa TEMOA no puede ser considerada como un repositorio en sí mismo, pues no guarda los recursos digitales a los que permite el acceso, funciona como un catálogo indexado de REA, que a través de fichas electrónicas provenientes de múltiples y variadas fuentes adscritas al Open Course Ware los hace disponible de manera rápida y segura. Todos estos REA catalogados se encuentran comprometidos con las políticas de libre acceso, por lo cual ponen a disposición de lectores y consultores, un sinnúmero de recursos de este tipo, con la facilidad de que puedan ser modificados o adaptados. La única restricción que establecen es dar el crédito de autoría a su creador, haciendo posible el catálogo indexado TEMOA.

Revisión de la literatura: Entornos virtuales de aprendizaje

La oportunidad que los medios tecnológicos brindan a la educación en el mejoramiento de sus procesos, ha dado lugar al nacimiento de modalidades de aprendizaje que en un pasado no muy lejano nadie hubiera contemplado. Así, en la actualidad es factible formarse o capacitarse casi en cualquier lugar y en el momento en que se desee, pues las barreras geográficas y temporales de las que habla Cabero (2007) se han derribado gracias a la utilización de aulas virtuales que proveen de información a sus usuarios, con la intención de desarrollar en ellos procesos cognitivos que los lleven a la consolidación de un aprendizaje sólido y por demás significativo.


La tendencia a considerar al alumno como el protagonista del hecho educativo, ha llevado a los especialistas a desarrollar modelos basados en las tecnologías de información para la enseñanza, surgiendo así diversas propuestas educativas tecnologizadas, ejemplos de ello son el E-learning, Blended learning y Mobile-learning, que por sus características de trabajo han creado lo que ha dado en llamarse entornos virtuales de aprendizaje, conformando espacios de acceso restringido, que han sido diseñados para que las personas que a ellos acceden, desarrollen procesos de incorporación de habilidades y saberes mediante sistemas telemáticos (Aguirre y Manasia, 2009).
Los entornos virtuales favorecen la creación y mantenimiento de comunidades de aprendizaje para compartir opiniones, experiencias y conocimientos de forma sincrónica o asíncrona con sus compañeros o profesores. Esta es una de las grandes ventajas que ofrecen dichos espacios de aprendizaje, ya que tutores, alumnos y administradores tienen la facilidad de comunicarse en cualquier momento, estableciendo una red de comunicación que potencia el aprendizaje, la cooperación, la creación de propuestas, etc., todo ello con resultados altamente positivos. De las características más destacables de los entornos virtuales puede considerarse su versatilidad, ya que no sólo permiten la formación sino la información, interrelación, comunicación y gestión de datos, lo cual ha originado la creación de una serie de recursos tecnológicos didácticos, tales como los blogs, wikis, webquest y podcast.
El aprendizaje electrónico, al hacer uso de las tecnologías de Internet provee un amplio espectro de soluciones que permiten un mejor acceso al conocimiento, dando al estudiante la oportunidad de construir su propio aprendizaje con el auxilio de diversas herramientas y distintos elementos que apoyan el desarrollo de habilidades y competencias tan solicitadas en nuestro tiempo: las competencias tecnológicas.
Entre las herramientas más utilizadas para los ambientes virtuales de aprendizaje o e-learning se encuentran los Sistemas de Administración de Aprendizaje o LMS (Learning Management Systems), conocidos como plataformas de aprendizaje, un software basado en un servidor Web que brinda información de los procesos administrativos y de seguimiento que se requieren para efectuar tanto la enseñanza como el aprendizaje, facilitando el control de la información (Comezaña y García 2005). Y es precisamente en estos principios en los que se sustenta la creación, distribución y difusión de los REA catalogados por TEMOA.
Los soportes que permiten la creación de entornos virtuales propicios para el aprendizaje, actualmente se definen como el arquetipo tecnológico que da sustento eficaz a las diversas propuestas de teleformación ya señaladas, con lo cual el aprendizaje deja a un lado las formas convencionales y fomenta la inclusión educativa. Asimismo hacen que el aprendizaje opere desde dos perspectivas: generando nuevos umbrales de representación cognitiva al influir en las oportunidades de aquellos que interactúan con tales instrumentos, e influir en sus marcos de pensamiento, constituyéndose en componentes tácticos de actividad mental que orientan a las estrategias de aprendizaje, gracias a lo cual se atiende la teoría sociocultural del aprendizaje, puesto que se añade un plus al proceso al apoyar la formación y la inteligencia de forma paralela.(Suárez, 2004).

Los entornos virtuales de aprendizaje por definición, “constituyen un sistema de acción que basa su particularidad en una intención educativa y en una forma específica para lograrlo a través de recursos infovirtuales. Esto es, orientan una forma de actuación educativa dentro de unos márgenes tecnológicos” (Suárez, 2004 p. 68). El rasgo novedoso que los caracteriza es

El acceso a la información y a la comunicación de un modo original, brindando nuevas oportunidades de acción gracias a la digitalización -dimensión técnica- y a la estructura hipertextual -dimensión expresiva- que se intenta relacionar con el aprendizaje -dimensión pedagógica- en los entornos virtuales de aprendizaje. Este aspecto, la imbricación dinámica de las dimensiones expresiva, técnica y pedagógica, constituyen aspectos necesarios en la caracterización estructural de un entorno virtual de aprendizaje (Suárez, 2002, p. 37).

Según Suárez (2004), estos nuevos espacios educativos, permiten que el patrimonio cultural se digitalice y distribuya a cualquier parte del mundo a velocidades instantáneas, permitiendo el intercambio de información y el establecimiento de una comunicación que supera considerablemente las dificultades de ubicación y tiempo de una forma por demás eficiente.

Dada su dimensión expresiva, los entornos virtuales de aprendizaje, a través de su complexión hipertextual ponen al alcance de sus usuarios, nuevos lenguajes para organizar el proceso de aprendizaje. “…la información adquiere una representación diferente a la forma secuencial o lineal de presentación a la que se estaba acostumbrado con otras tecnologías, como en el libro o el vídeo, por ejemplo. Esta representación otorga, por tanto, nuevos referentes de maniobra educativa, como a su vez, de reorganización de diversos tipos de información” (García, Tejedor 1996, p. 193) [que por sus características se agrupa y clasifica en diferentes rubros, siendo susceptible de compartirse a través de repositorios o catálogos indexados, como TEMOA].

Cabe señalar que estos entornos no sólo representan una propuesta moderna de aprendizaje, son auténticas formas de acción “que invitan a un proceder particular de exploración, organización y de gestión de la información, como de comunicación e interacción, que estimularían a su vez en los alumnos, la creación de un nuevo conjunto de estrategias conceptuales para el aprendizaje” (Suárez, 2004, p.70). [Son herramientas que poseen una gran capacidad para modificar el entorno y la acción educativa]. Los elementos básicos que los caracterizan se fundamentan en “un sistema de actividad colaborativa, la presencia de zonas de desarrollo próximo identificadas por los diferentes niveles de competencia de cada uno de los sujetos participantes, el concepto de interacción y la idea de contextualización” (García y Martín, 2002, p. 75).

Con la incorporación de las TIC al proceso educativo, la creación de entornos virtuales de aprendizaje exige dimensionar sus propósitos, alcances y posibles contribuciones, al respecto la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en su documento sobre los Estándares de Competencia en TIC para docentes refiere:

[…] preparar estudiantes, ciudadanos y trabajadores capaces de comprender las nuevas tecnologías tanto para apoyar el desarrollo social, como para mejorar la productividad económica […] Esto supone una definición más amplia de la alfabetización tal como la contempla el DNUA (Decenio de las Naciones Unidas de la Alfabetización), es decir, una alfabetización tecnológica (TIC) que comprende la adquisición de conocimientos básicos sobre los medios tecnológicos de comunicación más recientes e innovadores (UNESCO,2008, p. 8).

De esta propuesta se deriva destacar las líneas que aportan conocimientos al aprendizaje virtual, considerando seis ejes fundamentales:


  1. el desarrollo de tecnología educativa, 

  2. el empleo de las TIC en el proceso educativo, 

  3. el impacto de las plataformas tecnológicas en la educación,

  4. la influencia de Internet en los procesos educativos, 

  5. los modelos y modalidades de educación a distancia, y

  6. el fenómeno de la virtualización educativa (Edel, 2009).

Estos ejes conllevan a dimensionar la contribución de lo virtual en la innovación de la labor educativa y valorar su impacto en los procesos de enseñanza y aprendizaje, generando así, conocimiento sobre el empleo y la contribución de los recursos digitales, lo cual permitirá sistematizar el desarrollo de habilidades de los estudiantes y conocer cómo responden a través de sus modelos educativos con las exigencias de un mercado laboral globalizado y con la reducción de brechas de la inclusión digital, en este sentido uno de los principales desafíos será dimensionar que los entornos virtuales de aprendizaje son recursos digitales cuyo empleo deliberado permite la gestión del conocimiento, el desarrollo de competencias informáticas e informacionales, así como la contribución socialmente aceptable (Peña, 2009 p. 58).

Recursos Educativos Abiertos (REA)

“El concepto de REA se asocia habitualmente con contenidos abiertos que se comparten en repositorios públicos” (Sicilia, 2007, p.1). El término surge en el Fórum de la UNESCO sobre el impacto del material educativo abierto en la Educación Superior en el 2002, haciendo referencia a elementos en formato digital que se ofrecen gratuitamente y de manera abierta a educadores, estudiantes y autodidactas; para su uso y re-uso en los procesos de enseñanza, aprendizaje e investigación.
Al referirse a material, se contemplan artefactos de muy diversa naturaleza aunque típicamente se consideran recursos educativos en formatos web que incluyen texto, imágenes y ejercicios, aunque también implican documentos con directrices sobre cómo enseñar una determinada materia o incluso conjuntos de datos sobre la evaluación y funcionamiento de experiencias educativas pasadas. Al respecto, Sánchez (2002) comenta que en esta categoría se puede contemplar un artículo, un concepto, un ejercicio, un video, una fotografía, un examen, etc., ya que un recurso educativo es más que un archivo del tipo multimedia, es una estructura de componentes básicos de conocimiento que se denomina objetos de aprendizaje.
Para Laaser, Schwarz, Rodrigues, Bories y Fachin, (2009) el propósito de los REA es proporcionar un acceso digital abierto, de alta calidad en materiales educativos a través de la Internet. Esta iniciativa involucrada a nivel mundial en el movimiento Open Educational Resources, es una forma en que la educación a distancia puede apoyar la igualdad de acceso a la educación por la apertura y disposición de los recursos con que cuenta y que permite su consulta, utilización y adaptación por parte de cualquier comunidad de usuarios con fines educativos y no comerciales.
Los autores antes citados comentan que, el acceso abierto, en la literatura, significa el acceso libre a través de la Web, a cualquier material depositado en un servidor determinado, permitiendo que cualquier usuario pueda leerlo, archivarlo, copiarlo, distribuirlo o imprimirlo; utilizarlo en la investigación, o simplemente proporcionar enlaces. Esto con la posibilidad de indexación y organización de datos en el software, plataformas y repositorios, sin más barreras financieras, legales o técnicas que las inherentes al acceso a la Web. Las únicas restricciones en la reproducción y distribución, son las que se refieren al derecho de autor, respetando la integridad de la obra disponible y su referencia.

Características de los REA


Los REA tuvieron su evolución a partir de los años noventa, y surgen como iniciativa de las comunidades virtuales que utilizaban plataformas abiertas para hacer accesible cualquier tipo de trabajo: artículo, imagen, audio y vídeo. Se presentan en formatos que permiten su reproducción, constituyéndose en archivos compartidos que pueden ser libremente re-utilizados, posibilitando la autoría colectiva.
Para Allert; Richter y Nejdl, (2002) los objetos de aprendizaje (OA) no están necesariamente ligados a modelos o paradigmas de educación, pero se encuentran disponibles para atender una demanda puntual específica. Generalmente son registrados y perfeccionados para determinado público o sector. Por ejemplo, una simple videoconferencia, dependiendo de su utilización, puede ser considerada como objeto de aprendizaje en la medida que exista su direccionamiento específico e interacción entre docentes y alumnos.
Según la propuesta de Laaser et al. (2009) para que esos objetos puedan ser accesibles y utilizados por todos, es necesario que presenten algunas características:


  1. Reusabilidad. Para poder ser modificados y usados en varias situaciones;

  2. Accesibilidad. Ya que pueden ser indexados y recuperados conforme las necesidades de los usuarios;

  3. Interoperabilidad. Son manejados en una variedad de hardwares, soportes de información y herramientas; y finalmente,

  4. Longevidad. Al mantener sus características, son sujetos a los mismos cambios en distintas versiones de softwares y plug-ins.

De acuerdo a Sánchez (2004), los objetos de aprendizaje se pueden clasificar atendiendo los siguientes aspectos:




  • Estructura. Pueden ser básicos y estructurados.

  • Tipo de estructura. Se clasifican en arborescencias, redes y lineales.

  • Componentes. Son recursos digitalizados como texto, video, artículo, página web, etc.

  • Caracterización pedagógica y técnica del objeto. Están basados en el estándar IMS (Instruccional Management System).

  • La granularidad. El objeto se hace variable pero puede ser compartido y reutilizado por objetos estructurados.

Estas características están íntimamente relacionadas con el software abierto como fuente abierta de consulta, lo cual implica que los usuarios tienen acceso al código fuente, pudiendo examinar, alterar, ampliar y modificar un programa, o sus partes para aplicaciones de interés personal o institucional. El principal objetivo es que “un software continué siempre abierto y disponible para un número cada vez mayor de desarrolladores y usuarios de modo que mientras sea mayor el número de personas que lo utilice, más serán las contribuciones sobre el uso de ese software” (Kon, 2001, p. 3).


Antecedentes, crecimiento, desarrollo e impacto de TEMOA
La historia de vida del catálogo TEMOA es relativamente corta, pues su nacimiento se remonta al año 2007, sin embargo se ha caracterizado por un desarrollado acelerado, tanto que ha sorprendido a instituciones de gran talla, como la Universidad de Yale y el Tecnológico de Massachusetts (MIT), quienes poseen grandes repositorios educativos y que han reconocido en TEMOA un gran aporte a la educación virtual (Pérez, 2010).
El catálogo provee un sistema de colaboración e intercambio de recursos de aprendizaje entre organismos, instituciones y universidades de diferentes países, facilitando la búsqueda, descubrimiento, acceso y adopción de sus recursos digitales para apoyar a educadores en la mejora de sus cursos y práctica docente. Cabe señalar que todos los recursos educativos indizados en TEMOA están sujetos a una licencia y condiciones de uso que establece cada uno de los proveedores, por lo que el tipo de licencia y uso puede variar en cada recurso educativo (Esparza, 2009).
Las cifras que se manejan en este portal, conducen a observar que del 2009 a la fecha, el catálogo ha aumentado su volumen significativamente, pues de los 8,855 recursos indizados en ese momento, se ha pasado a 22,531, que traducido en porcentajes representa un crecimiento del 154% (datos obtenidos en septiembre de 2010 a través de entrevista realizada al Ing. Emilio Esparza Duque, director del proyecto TEMOA en el Centro para la Innovación en Tecnología y Educación del Tecnológico de Monterrey ). Esto gracias al modelo de administración y distribución de los contenidos que se maneja, el cual facilita el acceso, la búsqueda y la adopción de recursos útiles para mejorar los procesos educativos de profesores y alumnos que los utilicen.
Los niveles educativos beneficiados con estos materiales abarcan desde primaria y secundaria en el nivel básico, así como bachillerato, profesional y posgrado, en el nivel medio y medio superior. Actualmente (en el año 2011) se puede acceder a todos estos recursos de una manera simple, abierta y gratuita, basta con que el usuario se encuentre conectado a internet a través de un equipo de cómputo y logre tener acceso al portal por medio de la dirección URL http://www.TEMOA.info/es.
El campo disciplinar de los recursos del catálogo TEMOA es amplio, ya que actualmente abarca 29 áreas académicas, con asignaturas tales como: Arte, Arquitectura, Negocios, Economía, Ingeniería y Ciencias Aplicadas, Ciencias de la Salud, Historia, Arqueología, Periodismo y Comunicaciones, Lengua y Literatura en diversos idiomas. Leyes, Política, Música, Danza, Drama, Filosofía, Religión. Ciencias Naturales y Ciencias Sociales entre otras.
Gracias a la participación de los usuarios, quienes otorgan una calificación a los recursos consultados, éstos se incrementan continuamente, por lo que el sistema de administración que se maneja a través de fichas, ha facilitado la consulta y el acceso a los REA, ya sea por área disciplinar, por curso, por tema, por estatus (auditados, catalogados o sugeridos) o por tipo de recurso educativo; que pueden ser documentos, imagen, actividades de aprendizaje, conferencias, páginas web, congresos, entrevistas, etc. Si se quiere consultar por tipo de formato, es posible encontrar textos digitalizados, páginas web, software, multimedios, video o audio, software e imágenes, todos ellos susceptibles de ser votados, razón por la que permanecen en el catálogo.
Otra forma de consultar los REA del catálogo es por jerarquía o granularidad, lo que lleva a encontrarlos por elemento, por curso o por módulo de contenido. También, se localizan por la compatibilidad con el teléfono celular, catalogados dentro de las categorías de Windows Mobile, Symbian, iPhone OS y Blackberry, finalmente, quien consulta el portal puede navegar para encontrarlos por tipo de usuario, esto es: alumno, diseñador instruccional o profesor; por idioma, ya sea español, chino-cantonés, inglés o francés y por nivel educativo de audiencia, considerando académicos desde preescolar hasta posgrado o de educación continua a nivel básico, técnico y avanzado (TEMOA, 2008).
Todos los recursos de TEMOA están destinados a utilizarse para el aprendizaje y son susceptibles de enriquecerse a través de cada ficha que los identifica, ya que en ella se pueden insertar comentarios y/o críticas sobre los contenidos, el diseño o cualquier otro aspecto sobre el que el usuario desee proponer. Esta cooperación es fundamental para el mejoramiento, pero también existe la oportunidad de participar o compartir temas y cursos, los cuales son auditados por los expertos de Innov@TE, para confirmar si reúnen las características que les permitan ser adoptados en el catálogo (Mortera, 2008)
Este proceso de revisión continua permite mantener y mejorar tanto la producción como la distribución de los recursos que se encuentran en el portal del catálogo TEMOA, lo que influye positivamente en el desarrollo de las comunidades de aprendizaje que se encuentran inmersas en el sistema del Tecnológico de Monterrey, ya que cuentan con innumerables recursos que les apoyan en sus procesos de formación desde una perspectiva virtual, procurando el desarrollo de habilidades, destrezas y competencias.
Por otra parte, los usos que los docentes dan a los materiales que obtienen de TEMOA, se relacionan con los propósitos de aprendizaje, así hay docentes que los aplican como reforzadores de contenidos y otros que los utilizan para el diseño o elaboración de proyectos, utilizando plataformas de tipo LMS (Learning Management System) para llevar a cabo las actividades derivadas de los recursos, o las planeadas por el profesor para alcanzar los propósitos de su planeación curricular, fomentando en los alumnos el desarrollo de competencias cognitivas, tecnológicas e instrumentales (Pérez, 2010).
Se puede argumentar que los recursos se aplican para transmitir de una manera ágil y novedosa, los contenidos curriculares; asimismo se utilizan como apoyos didácticos que permiten variar los estímulos para despertar el interés de los estudiantes. Por otra parte, se usan como referencias que proveen información auxiliar en la clarificación de las dudas de los estudiantes, derivadas del manejo de los contenidos en clase. También se contemplan como elementos que fomentan el autoestudio y facilitan el acceso a herramientas virtuales que provocan el razonamiento y la deducción (Pérez, 2010).
Los beneficios que obtienen profesores y estudiantes al hacer uso de los REA del catálogo son variados, destacando que ambos se benefician del acceso a materiales novedosos, de buena calidad, multidisciplinarios, atractivos, que se actualizan constantemente y son susceptibles de modificarse gracias a su característica de libre acceso. En muchos casos están avalados por autoridades en la materia o instituciones de gran reconocimiento y prestigio, lo cual los hace sumamente confiables, ya que son el resultado de la vasta experiencia de muchos profesores en el mundo, que los han diseñado con una adecuada metodología de enseñanza que permite transmitir los contenidos de la mejor manera (Pérez, 2010).
Otro beneficio que brindan es que son adaptables a los cursos en los que se utilizan, lo que da lugar a innovar las clases, coadyuvando así a tener actividades didácticas más interesantes por la riqueza de ideas que se presentan en los espacios de aprendizaje donde se aplican. Aunado a esto, se observa que clarifican a través de representaciones gráficas, los contenidos de la clase, que en ocasiones parten de conceptos muy abstractos, llevando en algunos casos a la interacción del alumno con simuladores virtuales, que le permiten hacer más vívido el aprendizaje.
En cuanto al desarrollo de habilidades, los estudiantes encuentran en los REA del catálogo, una oportunidad de ampliar su formación y enriquecer el auto estudio de los temas, ya que los materiales consultados proveen sugerencias de temas para abundar en la información y hacer los cursos más completos, debido a que TEMOA amplía las opciones de materiales a usar, dando como resultado mayor participación, motivación y atención, que los conduce a su utilización y convierte el trabajo de diseño y planeación de los profesores en una tarea más ágil (Pérez, 2010).
Por lo que se refiere al impacto que la utilización de los REA indizados en el catálogo ha alcanzado sobre los procesos instruccionales, el análisis conlleva a plantear que éstos inciden favorablemente en el diseño, producción, desarrollo (implementación) y evaluación de los cursos tanto para los docentes como para los alumnos, ya que los materiales que utilizan son atractivos, bien elaborados, agradables, útiles, novedosos y muy completos (Pérez, 2010).
Alumnos y profesores, acostumbrados a los recursos, encuentran que son bastante amigables y sencillos en su acceso, lo cual ofrece la oportunidad de mejorar sus competencias, a la vez que permiten cumplir con el propósito para el que han sido creados, y que es lograr un mejoramiento en los procesos de enseñanza y aprendizaje, que se vuelven más dinámicos y significativos, por lo que se puede afirmar que no existe margen de duda en cuanto a los beneficios de carácter instruccional que proporciona la utilización de los recursos provistos por TEMOA (Pérez, 2010).
Se observa que de acuerdo a la literatura consultada, así como la opinión del experto del equipo Innov@TE que participó en la puesta en marcha de esta iniciativa, en el sentido de la sostenibilidad de este tipo de recursos, TEMOA es un proyecto que surge en un modelo de financiación institucional, en el que el uso de sus materiales no implica costo alguno para el consumidor, ni suscripción forzosa, ya que es de fácil acceso para cualquiera que tenga una computadora y conexión a Internet.
Comparado con otros proyectos, a TEMOA se le puede considerar como una propuesta con amplias posibilidades de permanencia a largo plazo en el ambiente de los REA, lo que fortalece su rasgo de sostenibilidad, ya que aunado a la financiación, los recursos a que tiene acceso cumplen con características de calidad al ser provistos por instituciones prestigiosas que se encuentran inscritas al Open Course Ware.
Por su tamaño también se le puede considerar sostenible, ya que debido a su acelerado crecimiento se ha incrementado su acervo de forma por demás deseable, lo que ha sorprendido a propios y extraños. Asimismo, y de acuerdo a la literatura, se le puede considerar un proyecto sostenible por el nivel de integración de sus usuarios en el proceso de producción, pues ha involucrado a los docentes de la institución, en la selección, creación o adaptación de REA para la conformación del catálogo, lo cual le da una característica de productor-consumidor (Pérez, 2010).
Por lo que se refiere al aspecto técnico, el acceso y facilidad de uso del catálogo es importante en el sentido sostenible, ya que posee las herramientas necesarias para brindar una navegación, búsqueda y extracción de datos muy sencilla, lo cual cumple con las exigencias derivadas de los debates llevados a cabo en la UNESCO, en los que se ha sugerido la utilización de un Sistema Global Index, con el fin de ayudar a los usuarios a encontrar los materiales de forma simple. Éstos deben ser de un alto nivel de calidad por su confiabilidad, para lo cual requiere de un grupo que se dé a la tarea de auditarlos para su adopción, que en el caso que nos ha ocupado, está representado por el equipo de Innov@TE, que forma parte de la institución (Mortera, 2008).
Finalmente, en relación al contenido, un rasgo más de sostenibilidad, el catálogo TEMOA ofrece materiales de excelente calidad, teniendo planeado seguir incorporando recursos del mismo nivel y de libre acceso para que posibiliten el apoyo de los procesos de enseñanza y aprendizaje de sus usuarios. Por ello, los materiales provienen también de otras instituciones, empresas o bibliotecas, las cuales brindan acceso a sus contenidos mediante una licencia de uso establecida con características de acceso libre y gratuito con la finalidad de garantizar que el catálogo contenga recursos abiertos.
No se debe olvidar que los contenidos también son enriquecidos por la cooperación de los usuarios, sin embargo, por el momento, existe una restricción establecida para cooperar en la conformación del catálogo: es necesario que los interesados en este aspecto sean docentes de la comunidad TEC, para permitirles participar en la creación de temas y cursos, o diseñar actividades y contenidos de aprendizaje que coadyuven al logro de los propósitos centrales del funcionamiento de este catálogo indexado de REA.
Gracias a que el catálogo tiene un buen número de recursos de educación básica (primaria y secundaria), también es probable que se pueda obtener financiamiento por parte del Gobierno Mexicano a través de la Secretaría de Educación Pública, en vista que en 2009 se realizó una prueba piloto con algunas escuelas de este sector y los resultados fueron tan satisfactorios que se abrieron la posibilidad de ofrecer a instituciones que no cuentan con los recursos o la infraestructura necesaria para mantener o implementar un sistema de LMS (learning management system) el servicio, que en conjunto con otras herramientas de libre uso en internet, pueden ofrecerles una alternativa para satisfacer esta necesidad (Pérez, 2010).
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal