Tema lógica jurídica



Descargar 40,94 Kb.
Fecha de conversión24.09.2017
Tamaño40,94 Kb.
TEMA

3. LÓGICA JURÍDICA
3.1. El uso de la lógica deductiva en el razonamiento judicial y sus límites.

Determinar los hechos es fundamental para resolver una disputa legal –pero luego de que los hechos se han establecido, hay que explicar la regla legal apropiada ante un juzgado, y se debe extraer entonces alguna conclusión de índole práctica. La regla legal, cuidadosamente formulada, es una premisa del argumento deductivo y el enunciado de los hechos con su relación con esa regla es la segunda premisa.


El resultado de aplicar la regla de los hechos conducirá a la sentencia. Si en un juicio civil el demandado se encuentra responsable de causar cierto daño al demandante, deberá compensar adecuadamente a la parte ofendida; si el acusado se encuentra culpable en un juicio penal, se le debe imponer un castigo apropiado. La estructura total del argumento central es clara en cualquiera de los dos casos: es un argumento deductivo que consiste de una regla junto con los hechos del caso como premisas y la sentencia del tribunal como conclusión.
Frecuentemente, este proceso deductivo encuentra ciertos obstáculos. En el proceso, los hechos se establecen y la ley se aplica a ellos. Pero hay muchas bases posibles para apelar a la decisión del jurado ante un tribunal de competencia superior. Los hechos mismos, de los cuales se proporcionan una explicación en el registro del juicio, normalmente no serán un asunto sujeto a apelación; las apelaciones usualmente conciernen a la forma en que se han encontrado esos hechos o a las reglas que se deben aplicar a ellos. Pero decidir sobre la regla que se aplica correctamente a un conjunto dado de hechos puede ser un tema arduo y sujeto a controversia.

La aplicación a un tribunal superior normalmente se basa en la pretensión de que alguna regla ha sido aplicada impropiamente o que la regla incorrecta se ha aplicado de cualquier forma. La regla en cuestión puede ser procesal o sustantiva.

Las reglas procesadas son fundamentales en la ley, porque la confianza en todo el sistema judicial requiere que los pasos para alcanzar una decisión sean adecuados a cada una de las partes en conflicto; a ellas se debe dar una oportunidad igual de presentar su caso, normalmente con ayuda de un asesor legal. Los reclamos deben ser manejados por las autoridades propias, en la forma apropiada, usando los estándares adecuados. La evidencia presentada debe ser relevante y se debe proporcionar la misma oportunidad de presentarla a las dos partes.
Aun el hecho de “comparecer” o presentarse ante el tribunal, por la relación que se tenga con el caso en discusión, puede ser crítico respecto al uso apropiado del sistema judicial y puede ser objeto de desacuerdos y controversias. Lo que las personas comunes perciben como “tecnicismos legales” suelen ser importantes cuestiones procesales que determinan si se ha hecho justicia o no. Una larga experiencia ha mostrado que para ser justo, un sistema legal requiere de cuidadosas distinciones procesales y de elaboradas reglas procesales.
No toda circunstancia factual se puede anticipar dado las reglas se escribieron y se pueden aplicar leyes diferentes; dependiendo de las circunstancias que se enfaticen. O diferentes autoridades (tribunales o legislaturas) pueden haber promulgado reglas diferentes y en conflicto entre si que se pueden pretender que gobiernan la cuestión que se discute. Y aun si hay acuerdo sobre la regla aplicable, su lenguaje puede ser vago o algunos términos pueden resultar demasiado amplios o ambiguos o pueden usarse comúnmente de diferentes maneras.
3.2. Algunos casos de uso de la lógica deductiva.

Si partimos entonces de que una de las tareas de la ciencia del derecho es la descripción y sistematización de las normas jurídicas, así como exhibir las propiedades fundamentales del sistema, entonces la lógica que resulta adecuada para estas cuestiones es justo la lógica formal. Una lógica formal que abarca desde una teoría de la definición, pasando por la suspensión de la ambigüedad de los términos jurídicos, así como la reducción de la vaguedad de estos hasta llegar a la aplicación al derecho de técnicas lógicas del cálculo proposicional, cálculo cuantificacional, cálculo de clases, etc., para detectar y superar contradicciones, así como para llevar a cabo el análisis de la completitud de los sistemas jurídicos.

Pero, sin negar la importancia de la sistematización en el derecho, cabe resaltar también el valor que tienen las funciones tanto legislativas como jurisdiccionales para la ciencia jurídica. Y por ello mismo cabe la pregunta de si ¿en estos ámbitos la lógica jurídica que está presente, es también una lógica formal?
Me parece que la respuesta es sí, pero que dicha lógica es insuficiente. Veamos cómo es esto. Efectivamente, la lógica formal juega también un papel importante en el discurso legislativo y jurisdiccional.
Ya que respecto a la formulación de leyes que realiza el poder legislativo, es necesario que  dicho trabajo esté acorde con ciertos principios lógicos; que las formulaciones normativas sean claras, no ambiguas y en la medida de lo posible que se reduzca la vaguedad de los términos que se emplean.
“En cuanto a la actividad jurisdiccional, y en particular en la aplicación de las normas jurídicas a casos concretos prima facie, podemos aceptar lo que algunos juristas sostienen, que el juez lleva a cabo un razonamiento deductivo. Un ejemplo este tipo de razonamiento jurídico sería el siguiente:
Todos los encubridores profesionales deben ser penados con privación de libertad de 10 años.

El acusado A es un encubridor profesional.

El acusado A debe ser penado con privación de libertad de hasta 10 años.
De acuerdo con el ejemplo, el juez parte de una norma jurídica, toma luego los hechos del caso y posteriormente llega a su resolución por un puro proceso deductivo.

Si bien es cierto que para los casos rutinarios o también llamados en la literatura jurídica  casos fáciles, el juez realiza un trabajo de subsunción, no obstante, en los casos difíciles y, que son los que interesan a la teoría jurídica, el procedimiento deductivo resulta insuficiente.


Incluso hay corrientes teóricas del derecho como la jurisprudencia de intereses que basadas en las afirmaciones como la del juez Marmolejo y del juez Aguilar, llegan a sostener que “[e]l juez [...]toma sus decisiones de forma irracional –o, por lo menos, irracional- y posteriormente las somete a un proceso de racionalización. La decisión, por tanto, no se basa en la lógica, sino en los impulsos del juez determinados por factores políticos, económicos y sociales, y, sobre todo, por su propia idiosincrasia” (http://www.filosoficas.unam.mx/~Tdl/02-2/021003ulloa.htm )
3.2.1. Normas derivadas.

Las normas derivadas son aquellas que a raíz de una norma establecida, van cubriendo de acuerdo a la materia deficiencias que se puedan presentar en alguna ley, como por ejemplo:


Cuando existiendo una figura jurídica en un ordenamiento legal, ésta no se encuentra regulada en forma clara y precisa, sino que es necesario acudir a otro cuerpo de leyes para determinar sus particularidades.

Por ello, la referencia a leyes supletorias es la determinación de las fuentes a las cuales una Ley acudirá para deducir sus principios y subsanar sus omisiones. la supletoriedad expresa debe considerarse en los términos que la legislación lo establece; de esta manera, la supletoriedad en la legislación es una cuestión de aplicación para dar debida coherencia al sistema jurídico.


El mecanismo de supletoriedad se observa generalmente de leyes de contenido especializados con relación a leyes de contenido general. El carácter supletorio de la Ley resulta, en consecuencia, una integración, y reenvío de una Ley especializada a otros textos legislativos generales que fijen los principios aplicables a la regulación de la Ley suplida; lo que implica un principio de economía e integración legislativas para evitar la reiteración de tales principios por una parte, así como la posibilidad de consagración de los preceptos especiales en la Ley suplida.
3.2.2. El llamado “silogismo judicial”.

El silogismo es lograr una relación coherente entre el aspecto formal y la norma; es decir adecuar unos hechos a la descripción abstracta que hay en la norma por lo tanto este tipo de razonamiento servirá efectivamente para garantizar la solidez en la argumentación que el abogado o cualquier operador del derecho presente para sustentar su posición, sin perder de vista que lo que se evalúa es la corrección de la conclusión a partir de la estructura lógica de sus premisas de base.

El Silogismo se compone de dos premisas y una conclusión derivada de aquéllas. Se dice que la conclusión es válida si las premisas lo son, pero desde un punto de vista formal. No importa aquí la corrección o verdad material de las premisas, sino simplemente que la conclusión se derive de ellas.
Las premisas de la inferencia del silogismo jurídico requieren, una vez determinadas, la verificación de su estructura lógica. Así, surge la necesidad de analizar si la estructura de la premisa mayor de carácter normativo se ajusta a la forma supuesto-consecuencia; y si de otro lado la premisa menor corresponde efectivamente a un caso especial del supuesto de hecho general contenido en la premisa mayor, en la norma vigente.
Realizada dicha constatación y si encontramos para ambos casos respuestas afirmativas, llegaremos a una conclusión que será lógicamente válida, es decir que responderá positivamente a un análisis de coherencia lógica al ser consecuencia de la subsunción de ambas premisas.
“Ejemplos de silogismos judiciales son:

1. PREMISA MAYOR

El divorcio en el matrimonio católico solo podrá ser demandado por el cónyuge que no haya dado lugar a los hechos que lo motivan.



PREMISA MENOR

Juan y carolina se encuentran casados hace cuatro años por la iglesia católica, Juan solicita por intermedio de apoderado judicial ante un Juez de la Republica el divorcio por la supuesta infidelidad de Carolina, causal que es comprobada por la parte demandante.



CONCLUSION

El Juez con base en las pruebas aportadas por el apoderado Judicial de Juan dicta sentencia de fondo en la que decreta el divorcio de Juan y Carolina.



2. PREMISA MAYOR

Contrato o convención es un acto por el cual una parte se obliga para con otra a dar, hacer o no hacer alguna cosa. Cada parte puede ser de una o de muchas personas.



PREMISA MENOR

Ricardo y Luis constituyen un contrato en el cual Ricardo se compromete con Luis a entrégale un bien inmueble en la ciudad de Cartago, a su vez Luis se compromete con Ricardo a pagarle una determinada suma de dinero por dicho bien. Ricardo demanda ante un Juez de la Republica la resolución de dicho contrato y la correspondiente indemnización por los daños causados por Luís a causa de su incumplimiento.



CONCLUSION.

El Juez con base en las pruebas aportadas por Ricardo, decreta la resolución del contrato y condena a Luís a pagar los daños y perjuicios causados al demandante.”

( http://estudiemosderecho.blogspot.mx/2009/02/silogismo-juridico.html )
3.3. Los límites de la lógica deductiva.

Aunque la lógica debe ser respetada, su satisfacción no es condición suficiente para que el razonamiento sea jurídicamente correcto, sino que sólo es una condición necesaria.


No admite equivocación, simplemente postula que una conclusión es válida si se deriva de las premisas de base.
Sirve de apoyo a la interpretación y aplicación de hechos a la norma, permitiendo  realizar un esquema lógico y formal, sobre unos acontecimientos y su resultado.
Podemos concluir, que este tipo de interpretación lógica y formal nos da la clave para entender el valor y al mismo tiempo los límites del razonamiento lógico en el campo jurídico.
3.4. Razonamientos deductivos en la argumentación jurídica.

“Las argumentaciones sobre todo las que consisten en los antecedentes de una iniciativa de leyes o reglas jurídicas, deben ser sometidas a la teoría de la argumentación jurídica, ya que los debates y discusiones llevadas a cabo de manera previa a la propuesta legislativa, son los que sustenta la propuesta misma. Por otro lado, no debe pasar desapercibido que una decisión judicial en ocasiones puede partir de bases ideológicas, sociales, etcétera, y otra muy distinta es que parta con base a preceptos jurídicos, por tanto, atendiendo a nuestra naturaleza de Estado de Derecho, los jueces deben justificarlas” (http://www.tfjfa.gob.mx/investigaciones/pdf/laargumentacionjuridicaalaluz.pdf).


Un argumento es similar a un conjunto de fases, las cuales principalmente establecen el progreso del argumento desde el enunciado inicial acerca de un problema sobre el que no se ha llegado a un acuerdo hasta la presentación final de la conclusión.
Hablar de argumento es un indicio de la existencia de un problema, donde la validez de los argumentos que presentemos ha de ser finalmente establecida o refutada, generando así la conclusión o resolución de la discrepancia. Como en los ejemplos que dimos en temas anteriores.
UNIDAD IV: LÓGICA Y DERECHO

OBJETIVO DE LA UNIDAD: Identificar el uso de la argumentación válida  y practicarla en el contexto y ámbito del Derecho.



4. LÓGICA Y DERECHO
4.1. Lógica y el derecho.

La lógica como ciencia constituye el instrumento formal básico y más importante para el estudio, análisis e interpretación de las normas que constituyen la columna vertebral del derecho actual, como también la lógica implica la única garantía de una debido proceso para lograr una buena y correcta sentencia procesal para crear jurisprudencia con las mejores ejecutorias que equivalen a leyes buenas dadas por los legisladores de la más alta calidad intelectual que favorece a las mayoría; para convivir en paz y tranquilidad.


También trata de dilucidar y sistematizar conceptos filosóficos que se emplean en la ciencia del derecho, tales como los hechos jurídicos, los principios, axiomas, paradojas, falacias, antinomias jurídicas, procesos, procedibilidad, preclusión, sistema social , causalidad, motivación, azar, hechos fortuitos, irresistibilidad, posibilidad, imposibilidad jurídica, verdad, criterio, opinión, prueba, carga de la prueba, inversión de la carga de la prueba, reinversión de la carga de la prueba, la analogía jurídica, la casación, el control de logicidad procesal, confirmación, revocación, explicación jurídica, etc.
Igualmente, ayuda a resolver problemas científico – filosóficos en el derecho; tales como la concepción de la vida, el aborto, la eutanasia, el mundo consciente y subconsciente de los abogados, fiscales y jueces; el criterio de conciencia para juzgar, la sana crítica y el uso de las mejores técnicas e instrumentos sofisticados.
Asimismo, reconstruir teorías científicas de manera axiomática para el derecho; a fin de poner al descubierto sus supuestos filosóficos.
Participar en las discusiones sobre la naturaleza y el valor de la ciencia pura y aplicada del derecho, ayudando a aclarar las ideas al respecto e incluso a elaborar lineamientos de política jurídica para el mejor gobierno de los estados del mundo.
Siempre servir de modelo, de paradigma o arquetipo a otras ramas y subrayas de la filosofía del derecho y/o de la lógica jurídica; especialmente en la ética, la moral de los hombre de leyes; refinando y cambiando su conducta, su comportamiento en la forma positiva y acorde a las virtudes y buenas costumbre; tratando de lograr la mejor sociedad justa en bien general de la humanidad.
4.2. La argumentación y sus variedades.
La argumentación es una variedad discursiva con la cual se pretende defender una opinión y persuadir de ella a un receptor mediante pruebas y razonamientos, que están en relación con diferentes: la lógica (leyes del razonamiento humano), la dialéctica (procedimientos que se ponen en juego para probar o refutar algo) y la retórica (uso de recursos lingüísticos con el fin de persuadir movilizando resortes no racionales, como son los afectos, las emociones, las sugestiones).
Tipos de argumentos

a) Según su capacidad persuasiva.

        La pertinencia: Los argumentos pertinentes están relacionados con la tesis o la refuerzan.

        La validez: Conducen a la conclusión deseada. En caso contrario, son argumentos falaces.

        La fuerza argumentativa: Depende de la facilidad con que se rebaten. Se distinguen argumentos débiles y argumentos sólidos. Si no puede ser rebatido es un argumento irrefutable.



b) Según su función

Argumentos de apoyo a la tesis propia.

Concesiones o ideas de la tesis contraria que se admiten provisionalmente.

Refutaciones o argumentos con los que se rebate total o parcialmente la tesis contraria.

Contraargumentos que invalidan los argumentos contrarios a la tesis o las concesiones que el propio autor ha admitido previamente.
c) Según su contenido: El contenido de los argumentos se basa en los tópicos: los diferentes valores en que se basa un argumento para establecer su fuerza argumentativa. Son muy variados:
        Lo existente es preferible a lo no existente

        Lo útil y beneficioso es preferible a lo inútil: lo no perjudicial es preferible a lo perjudicial .

        Lo moral y ético es preferible a lo inmoral.

        La cantidad es preferible a la calidad.

        La calidad es preferible a la cantidad

        Lo bello es preferible a lo feo

        Lo tradicional es más valioso que lo reciente

        Lo novedoso y reciente es más valioso que lo antiguo

        Lo agradable es preferible a lo desagradable
d) Según su finalidad: Las finalidades básicas que tiene una argumentación son la demostración y persuasión. Para la primera se utilizan los argumentos racionales, que se fundamentan en los hechos. Para la segunda se utilizan los argumentos afectivos.
Argumentos racionales:

            La argumentación lógica se basa en las relaciones causa-efecto, concreto-abstracto, condición-resultado, concreto-abstracto, individual-general.

                El silogismo: es un razonamiento que consta de dos premisas y de una conclusión que se deduce necesariamente de ellas.

                El ejemplo

                El uso del sentido común y el uso de refranes y máximas

                El argumento de autoridad

            La argumentación analógica se basa en las relaciones de semejanza.

                La comparación

                La metáfora

Argumentos afectivos

La diferencia con los anteriores radica en el uso del lenguaje: se buscan los valores expresivos, mediante el empleo de recursos estilísticos. Predominan los valores connotativos, al igual que en los textos literarios. El uso de la argumentación afectiva está condicionado por el tipo de texto. Es inadecuada en textos científicos, pero aparece con frecuencia en textos humanísticos.


4.3. Las normas jurídicas y sus clases.

La norma jurídica es una regla dirigida a la ordenación del comportamiento humano prescrita por una autoridad cuyo incumplimiento puede llevar aparejado una sanción. Generalmente, impone deberes y confiere derechos.


Las normas jurídicas son de diferentes clases tomando en cuenta lo siguiente:

  1. Según el lugar que ocupan en el ordenamiento:

  • Normas primarias: Son aquellas que ocupan el vértice del ordenamiento (constitución)

  • Normas secundarias: Son aquellas que deben su validez a otra norma superior.

  1. Según la autoridad que las dicta:

  • Leyes en sentido estricto: Las dictadas por el poder legislativo

  • Decretos: dictados por el ejecutivo

  • Normas generales: Son aquellas que se dirigen a todos los sujetos de una clase.

  • Normas particulares: Se dirigen a un sujeto determinado.

  1. Según el contenido:

  • Normas abstractas: Se refieren a una categoría de acciones o a una acción concreta

  • Normas concretas: Acción específica

  1. Según la función:

  • Normas definitorias: Son aquellas que definen un concepto

  • Normas interpretativas: Realizan una función de adaptación a la realidad social

  • Normas de conducta: Son aquellas que regulan lo que se debe hacer

  • Normas de organización: Son aquellas que establecen los órganos de producción y aplicación de las normas

  • Normas imperativas: Otorgan potestades, que posibilitan el hacer o no hacer una cosa

  • Normas sancionadoras: Establecen una sanción.

  1. Según el ámbito espacial

  • Normas internacionales: Tienen licencia en más de un estado

  • Normas estatales: Que son de aplicación en el territorio del estado

  • Normas locales: Son aquellos que tienen aplicación en un estado.


Referencias Bibliográficas

ALVARADO GONZALEZ, Marco Antonio, “Lógica Jurídica”, Ed. Red Tercer Milenio, México 2012.

WITKER VELÁSQUEZ Jorge, “Metodología Jurídica”, Mc Graw Hill, México 2002.

GARCÍA MÁYNEZ, Eduardo, “Introducción a la Lógica Jurídica”, Colofón, México 1993.


Referencias Electrónicas

https://es.wikipedia.org/wiki/Ciencia

http://es.wikipedia.org/wiki/Teoria

http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A9todo

http://es.wikipedia.org/wiki/T%C3%A9cnica

http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_cient%C3%ADfica

http://www.lizardo-carvajal.com/blog/la-demostracion-en-la-investigacion-y-la-ciencia/

http://es.wikipedia.org/wiki/Razonamiento

http://sncedj.ijf.cjf.gob.mx/Doctos/IntrFuncionJuris/RedaccionJud/Docs/3.2.%20Argumento%20demostrativo.pdf

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/7/3016/5.pdf

http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/7/3016/5.pdf

http://es.wikipedia.org/wiki/Paralogismo

http://logica-simbolica.globered.com/

http://www.ampa-stjhuelva.org/Centro/Filosofia/Lgica%20proposicional.pdf



http://www.filosoficas.unam.mx/~Tdl/02-2/021003ulloa.htm

http://estudiemosderecho.blogspot.mx/2009/02/silogismo-juridico.html


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal