Tema la evolucióN. El origen del hombre la evolución y los mecanismos del proceso evolutivo



Descargar 82,44 Kb.
Fecha de conversión21.08.2017
Tamaño82,44 Kb.

TEMA 4. LA EVOLUCIÓN. EL ORIGEN DEL HOMBRE

1.- LA EVOLUCIÓN Y LOS MECANISMOS DEL PROCESO EVOLUTIVO





    1. la noción de evolución

    2. evolucionismo versus fijismo

    3. teorías de la evolución

  1. Lamarck

  2. Darwin

  3. Teoría sintética

    1. implicaciones filosóficas de la evolución

    1. Crisis de creencias

    2. El sentido de la evolución

    3. La extensión del evolucionismo a otras disciplinas


2.- EL ORIGEN DEL HOMBRE
2.1 proceso de Hominización

1. Principales pasos del proceso evolutivo del hombre

  1. Cambios morfológicos y fisiológicos

2.2 proceso de Humanización

1.- LA EVOLUCIÓN Y LOS MECANISMOS DEL PROCESO EVOLUTIVO





    1. la noción de evolución

Se considera evolución al hecho de que las especies de seres vivos se han ido transformando a lo largo del tiempo hasta dar lugar a las especies que conocemos en la actualidad.




    1. evolucionismo versus fijismo

Hasta el siglo XIX se creía el Fijismo: las especies actuales no han evolucionado con el paso del tiempo. Y ello debido sobre todo, al idea de la inmutabilidad de las especies defendida por los grandes filósofos griegos Platón y Aristóteles. Por la coincidencia con la doctrina cristiana reflejada en el génesis sobre la creación (creacionismo). Lo curioso es que el fijismo también sea defendido en el siglo XVIII por eminentes científicos como Linneo y Cuvier, para los cuales las especies son invariables y fijas desde su creación. Ellos hablan de Catastrofismo o de la Hipótesis de las creaciones sucesivas para explicar los restos fósiles de especies supuestamente extinguidas.


1.3 teorías de la evolución
1. lamarck (1744-1829). Filosofía zoológica
Según Lamarck las modificaciones de los organismos vivos son producidas bajo la influencia del medio ambiente a consecuencia del uso y desuso de los órganos. Modificaciones que se heredan, que se transmiten a la descendencia, dando lugar con el tiempo a nuevas especies.

Dos mecanismos pues, explican la evolución:



  1. Uso y desuso de los órganos. El uso desarrolla los órganos y el desuso los atrofia.

  2. Herencia de los caracteres adquiridos.

Para Lamarck hay un finalismo en la naturaleza; el curso de la evolución desde que surgió por generación espontánea persigue la progresiva complejización de los seres.




2. darwin (1809-1882) El origen de las especies


El mecanismo que explica la evolución es la selección natural.

Están son los principios fundamentales:



  1. Las poblaciones aumentan más que los alimentos ( Malthus).

  2. Pero las poblaciones se mantienen estables. Luego, se produce una lucha por la supervivencia, como consecuencia de la cual, sobreviven, de entre todos los individuos, los que mejor se adaptan al medio, los más aptos, los mejor dotados (los que tienen variaciones favorables).

  3. Los individuos más débiles son eliminados y los más fuertes ( los que mejor se adaptan) sobreviven y transmiten sus variaciones a sus descendientes.

  4. La suma de pequeñas variaciones ventajosas a lo largo de grandes periodos de tiempo, determina la variedad de especies que conocemos.

Por tanto, según Darwin, no es el medio el que crea las variaciones, o la voluntad de los individuos, sino que las variaciones ya están en un principio. EL medio lo que hace es seleccionarlas.

Frente a Lamarck, tampoco ve Darwin una finalidad clara en la evolución.

3. teoría sintética (Neodarwinismo)

La Teoría sintética el principio de la selección natural y los descubrimientos de Genética (Huxley, Mayr, Simpson).

Darwin se deja preguntas sin contestar: ¿Por qué surgen las variaciones? ¿ Por qué unas se heredan y otras no?.

Hay que distinguir entre modificaciones: transformaciones no hereditarias en los organismos, y mutaciones: alteraciones en los genes de una especie hereditarias (producidas por radiaciones, agentes químicos, etc).

Dos principios:


  1. Los caracteres de los organismos experimentan variaciones hereditarias en sus caracteres por efecto de mutaciones.

  2. La naturaleza selecciona a los individuos cuyos genes les hacen los más aptos de cara a la adaptación.

La mutación ocasiona al azar las variaciones y la selección natural dirige el curso de la evolución eliminando las variaciones no adaptativas.


ACTIVIDAD 1


Busca información sobre la Teoría de las Ideas de Platón.

ACTIVIDAD 2

Identifica la teoría de la evolución que se evidencia en cada ejemplo:


  1. Algunas aves que pasaron a vivir en el agua desarrollaron membranas interdigitales y las patas se inclinaron hacia atrás como resultado de la necesidad de nadar y de la ejercitación sostenida de este órgano. Con el tiempo estas caracteráiticas adquiridas fueron transmitiéndose.

  2. En un tipo de reptil que no poseía coraza protectora ocurrieron sucesivas mutaciones que dieron lugar a la formación de nuevas especies hacia originar las tortugas.

  3. En una población de gatos salvajes, los atigrados (genotipo BB o Bb) son más ágiles que los de color uniforme (bb) por lo que tienen mayores probabilidades de sobrevivir y reproducirse. En consecuencia, de generación a generación se incrementa el alelo B en esta población, la que con el tiempo pasa a ser parcticamente toda atigrada.

  4. En una especie de animales, con cuellos y patas relativamente cortos, que se alimentan de las hojas bajas de los árboles, hay algunos animales que presentan el cuello y las patas lasrgas y robustas. Al escasear el alimento de las hojas bajas de los árboles, los animales que tienen las características más favorables predominaron y, con el tiempo, se originó una especie con el cuello y las patas más largas como las jirafas actuales.

ACTIVIDAD 3


Explica la ceguera de los topos, primero desde un punto de vista lamarckista, después desde uno darwinista, y finalmente desde la teoría sintética.

1.4. implicaciones filosóficas de la evolución.



a) El evolucionismo y la crisis de creencias

El significado de la teoría de la evolución no es sólo científico, sino también cultural. No es una teoría más, junto a otras, teorías científicas, sino una teoría que pone en crisis muchas de las creencias y presupuestos que han vertebrado la cultura occidental. Fundamentalmente va a repercutir en el modo de ver el universo y de situar al ser humano en él.

La teoría evolutiva de Darwin se emparenta con el heliocentrismo de Copérnico y la teoría de la personalidad de Freud. Los tres suponen un duro golpe al narcisismo del ser humano, que se creía dueño y señor de la "creación"; cuestionan las pretensiones humanas de superioridad sobre el resto de la naturaleza, así como el sentimiento de dominio asociado a tales pretensiones.

El ser humano ya no ocupa un lugar central en el universo, pues la Tierra ha dejado de ser considerada el centro del universo para ser vista como un planeta más (ésta es la lección de Copérnico); pero el hombre ya no es centro ni siquiera de sí mismo, de su propia conciencia, pues está dominado por impulsos que no puede controlar y de los que tampoco es consciente (es la enseñanza de Freud); y tampoco es distinto del resto de los animales, pues procede de ellos y es uno más en la naturaleza (es la lección que nos enseña Darwin).

El evolucionismo supone, por tanto, un cuestionamiento radical y profundo de nuestro tradicional antropocentrismo, que nos lleva a una nueva forma de vernos a nosotros mismos: el hombre es una especie animal y la vida humana es, en su nivel más radical, vida biológica. Desde estas ideas se podrá abordar de ahora en adelante todo lo humano. Ahora bien, esto no significa que haya que reducir todo lo humano a lo biológico. Es muy diferente decir, y ésa es la gran lección de Darwin, que el ser humano está arraigado en la vida biológica que decir que sólo es vida biológica ya ella se reduce.

b) El sentido de la evolución

Independientemente de que la evolución suponga un progreso o no, ésta plantea preguntas filosóficas sobre su sentido: ¿ Por qué ha ocurrido? ¿ Por qué de este modo y no de otro?. En relación a este tema, hay dos posturas enfrentadas: finalismo y mecanicismo.

Un representante destacado del finalismo es P. T. De Chardin, para quien el proceso evolutivo tiene su origen en una realidad trascentente, la cual, dota a dicho proceso de un sentido, una dirección, una finalidad: la aparición del ser humano (principio antrópico).

Por otra parte, autores como J. Monod defienden una postura mecanicista al afirmar, que el proceso evolutivo se explica exclusivamente por factores internos y que, en último término, es resultado de azar y la necesidad.


c) La extensión del evolucionismo a otras disciplinas

La teoría de la evolución muy pronto se intento aplicar a otros ámbitos, como por ejemplo, el ámbito de lo social. Surge así, a finales del siglo XIX, el llamado darwinismo social defendido por autores como H. Spencer, que pretende explicar el funcionamiento de la sociedad utilizando conceptos como el de “lucha por la supervivencia” y “la supervivencia de los más aptos”. Esta teoría, en el fondo, resultó ser una justificación ideológica del modelo de sociedad capitalista, del libre mercado y de la libre competencia.

En las últimas décadas ha aparecido la Sociobiología, fundada E.O.Wilson, cuyo objetivo es mostrar las determinaciones genéticas (biológicas) de todos los comportamientos sociales. Aunque algunos de sus planteamientos tienen un enorme interés, resultan en ocasiones reduccionistas e incluso absurdos.

En conclusión, y recogiendo lo expuesto anteriormente, el evolucionismo:

-implica una crisis de creencias, al poner en cuestión la primacía del hombre sobre el resto de las especies.

-se extiende a otras disciplinas, dando lugar a teorías sociales o modelos de explicación del conocimiento.

-sigue dejando interrogantes abiertos acerca de su sentido y, sobre todo, su razón de ser.

ACTIVIDAD 4

“Darwin, con sus ideas, rompió el rígido esquema teleológico [finalista] del Mundo imperante en el siglo XIX, en tres puntos fundamentales. En primer lugar, la idea de la selección natural chocó frontalmente con la doctrina teológica protestante de la Providencia Divina (...). ¿ Quién era Darwin para suplantar al Dios hacedor de todo por unas fuerzas que escapan a su poder y a las que denomina “selección natural” (...)?. En segundo lugar, la darwiniana visión cambiante, 'evolutiva', de las especies chocó con la idea de la creación instantánea de todo a partir de la nada (...). Y, en tercer lugar, lo que es más escandaloso: el origen animal del hombre por la evolución de los primates. ¿Dónde queda la dignidad del hombre como rey y cumbre de lo creado? ”.



L. SEQUEIROS: Raíces de la humanidad. ¿evoluci6n o creación? Madrid. Fe y Secularidad/Sal Terrae.

CUESTIONES:

1.- Según el texto, ¿qúe tres principios fundamentales se vinieron abajo con la teoría de la evolución de Darwin?


2.- ¿Por qué crees tú que la defensa del origen natural del hombre implica atentar contra la su dignidad?

ACTIVIDAD 5



¿Azar o necesidad?

“Ahora bien, que la evolución sea imprevisible. ¿quiere decir que está gobernada por el ciego azar, que no hay leyes, que todo es caos, que nada se puede explicar? ¿Es razonable admitir que el desorden (el no-orden) haya producido tanta maravilla biológica? ¿Puede el ruido dar lugar por casualidad a una sinfonía ?”.



J.L. ARSUAGA e I. MARTÍNEZ: La especie elegida. Madrid, Temas de Hoy.

CUESTIONES:

1.- ¿ Qué problemática plantea el texto ?

2.- ¿Qué solución te atreverías dar tú a este problema?

2.- EL ORIGEN DEL HOMBRE

Somos animales, esto es, organismos pluricelulares complejos con capacidad para movernos por nosotros mismos y que obtenemos la energía que necesitamos para seguir viviendo a partir de otros organismos y nutrientes.


Con nuestros parientes vivos más próximos, los primates, a cuyo orden pertenecemos, compartimos casi todo el material genético, manos y pies característicos, los ojos coordinados estereoscópicamente, número reducido de crías por parto, prolongación del periodo de inmadurez, conducta social compleja, y cerebro e inteligencia superior a la de los demás mamíferos.

Dentro del orden de los primates, los humanos actuales somos la única especie superviviente de la familia de los homínidos, que tiene unas características propias que la diferencian de las otras familias de primates.


2.1 proceso de hominización

Al proceso de constitución de la especie humana se conoce con el nombre de proceso de hominización.



1. Principales pasos del proceso evolutivo

Todo parece indicar que el proceso de surgimiento del ser humano no es, como se ha contado tradicionalmente, una sucesión lineal de especies, donde unas proceden de las otras. La realidad es mucho más compleja. Más bien podría representarse como un árbol con muchas ramas, la mayoría de las cuales se han secado y han muerto, y sólo una, el Homo sapiens, ha llegado hasta nuestros días.

Nuestro recorrido se inicia a partir del momento en que un homínido se separa de la línea que daría lugar al chimpancé y al gorila. Los homínidos más antiguos conocidos hasta la fecha han sido encontrados en África y bautizados con el hombre de Ardiphitecus ramidus. Tienen, aproximadamente, 4,4 millones de años. Se ha sugerido que eran bípedos y caminaban como humanos, pero esto aún es hipotético.

Del siguiente millón de años son los fósiles etíopes y tanzanos de la especie llamada Australopithecus afarensis. Estos homínidos fueron perfectamente bípedos. El tamaño de su cerebro habría alcanzado los 450 centímetros cúbicos.

Entre hace tres y 1,5 millones de años, el registro fósil recoge una multiplicación de formas de homínidos procedentes del afarensis. Por una parte están los Parantropus, que desarrollaron un impresionante aparato masticador para procesar alimentos vegetales muy energéticos y duros. La segunda línea está representada por una única especie, Australopithecus africanus, cuyos fósiles tienen entre tres millones y dos millones de años.

Los restos más antiguos del Homo habilis (a medio camino entre los australopitécidos y el género Homo) datan de hace 2,3 millones de años. Quizá descendieran del Australopithecus africanus. El Homo habilis había experimentado cierta expansión del cerebro (capacidad craneal de 600 a 700 cm3) y alguna reducción del aparato masticador, y fabricaba rudimentarios utensilios de piedra. Éstos le abrieron el camino hacia las proteínas animales o al tuétano de los huesos, inaccesibles de otro modo, o les ayudaban a procesar la parte más dura de su alimento vegetal. A partir del Homo habilis surgieron el Homo ergaster y el Homo erectus. El Homo erectus apareció hace 1,5 millones de años aproximadamente. Tenía entre 900 y 1.100 cm3 de capacidad craneal. Usaba el fuego y fabricaba una mayor variedad de instrumentos de piedra,

Los primeros especímenes del género Homo llegaron a Asia hace más de un millón de años, ya Europa occidental hace, al menos, 800.000 años, como atestiguan los fósiles humanos hallados en Sierra de Atapuerca (Burgos).

Los descubrimientos del equipo científico español que ha trabajado en Burgos están permitiendo clarificar las raíces hasta ahora desconocidas de los neandertales, que vivieron en Europa desde hace 100.000 años hasta hace 30.000, y del hombre actual. Han bautizado provisionalmente una nueva especie, Homo antecessor cuya datación les da una antigüedad de unos 780.000 años, que sería el antepasado común de ambas especies. A partir de este antepasado se produjo una evolución en Europa, primero hacia pre-neandertales, con una antigüedad máxima de 300.000 años, y después hacia los neandertales. La forma del cráneo de los neandertales no es totalmente moderna, pero su capacidad cerebral es comparable o mayor a la del hombre actual. Se sabe que utilizaban el fuego y que enterraban a sus muertos de acuerdo con ritos religiosos. Eran cazadores y recolectores y disponían de una gran cantidad de útiles y herramientas de piedra. Ciertas diferencias morfológicas, como el cráneo más corto y arqueado, aparecieron hace unos 50.000 años con el hombre de Cromagnon. También el hombre de Cromagnon superó al hombre contemporáneo en cuanto al tamaño de su cerebro (1.550-1.650 cm3). Mientras tanto, en África, el Homo antecessor evolucionó hacia lo que sería mucho después el Homo sapiens actual, que saldría de ese continente y sustituiría en todo el mundo a las especies existentes has- ta hace algo más de 25.000 años. Hace unos 10.000 años el hombre pasó del estado de cazador al más evolucionado de agricultor.



2. Cambios morfológicos y fisiológicos

Las características del proceso de hominización, aunque se estudien separadamente para su mejor comprensión, están en estrecha interrelación y constituyen un complejo entramado, que la presión selectiva fue configurando en alguna especie de prehomínidos para su mejor adaptación al medio, y, por consiguiente, para su supervivencia.

Las características más significativas del proceso de hominización son las siguientes:

-El bipedismo, o posición erecta permanente, supuso una serie de modificaciones anatómicas relacionadas con la posición vertical:

a) El cráneo, al no tener que estar sujeto por un fuerte paquete muscular para su sustentación, sufre significativas transformaciones (aumenta de tamaño y se abomba), Las mandíbulas se reducen de tamaño y pierden su prominencia hacia afuera (prognatismo), Sobresale la frente y la barbilla, así como la nariz. Se reducen los arcos supraciliares. El arco dentario se redondea, perdiendo la acusada forma de U que tienen en los prehomínidos, y los dientes quedan alineados y disminuyen de tamaño, permitiendo todo ello una mayor movilidad de la lengua, factor que posibilitará, junto al perfeccionamiento de los otros órganos fonadores, la emisión de sonidos y el lenguaje. Y, por último, el cambio de posición del agujero occipital, que se sitúa en un plano horizontal respecto de la base cerebral, y no inclinado en un plano más o menos oblicuo de atrás hacia adelante.


b) La columna vertebral está ligeramente curvada, en una especie de doble S. Esta forma permite mantener el equilibrio corporal y soportar el peso de la cabeza.
c) La pelvis humana es ancha y corta en relación con la de los primates, más larga y estrecha. La estructura de la pelvis humana recibe el peso del cuerpo y lo descarga sobre las piernas.
d) Las extremidades inferiores se alargan y se especializan para la sustentación del peso corporal y para la marcha. El pie, en el que el dedo gordo deja de ser oponible y se alarga y alinea con los demás dedos, limita su función a la sustentación ya la marcha.

Una consecuencia relevante de la posición bípeda en el ser humano es el considerable aumento del campo visual. El sentido de la vista, que en los primates va adquiriendo un papel predominante sobre los demás sentidos, llega a ser en la especie humana un perfeccionadísimo sistema de información.


-La liberación de las manos de su anterior función locomotora permite que se transformen en instrumentos de prensión y manipulación.

La mano humana, con un pulgar perfectamente oponible a los demás dedos, que pueden efectuar movimientos de flexión y extensión, en estrecha asociación con el sistema nervioso central, se convierte en un perfecto órgano para construir y manejar con perfecta precisión todo tipo de útiles o herramientas.


-El aumento del tamaño y de la complejidad del cerebro constituye uno de los rasgos básicos de la hominización.

No se debe olvidar que, en el proceso evolutivo, el tejido nervioso es el órgano especializado en el procesamiento de la información recogida a través de los estímulos externos e internos y el centro director de las respuestas que se dan a esos estímulos.

El volumen cerebral del ser humano es bastante mayor que el de los demás homínidos. La corteza cerebral, a través de un complicado sistema de fisuración y de circunvoluciones, aumenta considerablemente su superficie y complejidad.

El funcionamiento de este complejo sistema cerebral desempeña un papel esencial en:

-la inhibición de impulsos primitivos de agresividad y sexualidad, que posibilitan la constitución de grupos sociales;

-la aparición del lenguaje como instrumento fundamental de la comunicación humana;

-la aparición de la conducta racional y el pensamiento abstracto;

-la precisión y control de los movimientos corporales, sobre todo los de la mano, lo que permitirá la construcción de útiles y herramientas.


-El nacimiento inmaduro de los fetos del género Homo es una característica de especial relieve en el proceso de hominización.

La adquisición del bipedismo y la posición erecta como forma habitual de locomoción dificultaron el parto a las hembras de la especie humana: la estructura de la pelvis estrechó la abertura del canal de nacimiento, lo que puso en peligro sus vidas y la supervivencia de la especie. Las mutaciones gen éticas, que posibilitaron la expulsión del feto antes de su maduración definitiva, resolvieron el problema.

El nacimiento inmaduro de las crías del ser humano abrió la posibilidad de una larga crianza y, por tanto, de un prolongado aprendizaje, que se realiza en la fase decisiva de adquisición del lenguaje y de endoculturación, y de forma simultánea a la maduración del sistema nervioso.
2.2 Proceso de humanización

Todas estas transformaciones anatómicas y fisiológicas posibiltan otras que afectan a las formas de vida y de comportamiento de los individuos y que suponen un desarrollo cultural. Al proceso de adquisición y perfeccionamiento de estas transformaciones se conoce como proceso de humanización. Las más importantes son las siguientes:




  • Capacidad técnica: fabricación y utilización de útiles.

La posibilidad de crear útiles artificiales, herramientas, y con la producción, utilización y conservación de estos útiles comienza propiamente la cultura humana.

Usando los útiles artificiales, el hombre se va a relacionar con el mundo con más posibilidades que todos los demás seres vivos.




  • Lenguaje simbólico.

El hombre adquiere el lenguaje como instrumento básico de comunicación. Éste tiene un carácter simbólico, lo cual le permite distanciarse de realidad y representársela mentalmente como un mundo dotado de sentido.

Además, es también un poderoso instrumento de transmisión cultural, en el sentido de que permite al hombre transmitir la experiencia, conocimientos y habilidades acumulados a las nuevas generaciones.




  • Organización social.

El hombre tiende a vivir en agrupaciones sociales cada vez más complejas, en las cuales aprende todo lo que tiene que aprender, se desarrolla y se realiza como ser humano. Se puede decir, que la sociedad es el medio propio del ser humano.




  • Autoconciencia.

El ser humano es autoconsciente, y esto no quiere decir sólo que se da cuenta de las cosas que hay a su alrededor sino que también se da cuenta de sí mismo y de todo lo que le ocurre. El hombre siente, desea, piensa… pero también, al mismo tiempo, se da cuenta de que siente, de que desea, de que piensa. La primeras representaciones artísticas así como las practicas religiosas parecen tener relación con este rasgo específico.

Las aportaciones culturales que el ser humano va consiguiendo actúan también como factor de presión selectiva (el medio, para la evolución humana, ya no será solo el medio físico-natural, sino también el medio sociocultural, de tal modo que su éxito para la supervivencia acentuará la aparición y selección de las variaciones que las favorecen, y la perfección de estas variantes posibilitará el perfeccionamiento de esas u otras creaciones culturales. Los procesos de hominización y humanización no son sucesivos, sino simultáneos y entre ellos se da una relación de influencia mutua.

HOMINIZACIÓN <----------------------------> HUMANIZACIÓN



ACTIVIDAD 5
"El Homo sapiens surgió hace al menos unos 50.000 años, y carecemos de la más mínima evidencia de mejora genética alguna desde entonces. Sospecho que el Cromagnon medio, adecuadamente educado, podría haber manejado computadoras junto con nuestros mejores especialistas (si sirve de algo, tenían un cerebro ligeramente mayor que el nuestro). Todo lo que hemos logrado, para bien o para mal, es resultado de la evolución cultural y lo hemos logrado a un ritmo inigualado por órdenes enteros de magnitud en toda la historia anterior de la vida. Los geólogos no pueden medir unos cuantos cientos o miles de años en el contexto de la historia en nuestro planeta. Y, aun así, en ese milimicrosegundo hemos transformado la faz de nuestro planeta a través de la influencia de un invento biológico no alterado (la consciencia). De tal vez un centenar de miles de personas armadas de hachas, a más de cuatro mil millones con bombas, cohetes, ciudades, televisores y computadoras, y todo eso sin ningún cambio genético sustancial.

La evolución cultural ha progresado a un ritmo al que los procesos darwinianos no pueden ni aproximarse. La evolución darwiniana continúa en el Homo sapiens, pero a un ritmo tan lento que prácticamente carece ya de impacto en nuestra historia. Este punto de inflexión en la historia de la Tierra ha sido alcanzado porque, finalmente, se han liberado sobre el planeta procesos lamarckianos. La evolución cultural humana, en marcada oposición a nuestra historia biológica, es de carácter lamarckiano.

Lo que aprendemos en una generación lo trasmitimos directamente por medio de la enseñanza y la escritura. Los caracteres adquiridos son heredados en la tecnología y la cultura. La evolución lamarckiana es rápida y acumulativa. Explica la diferencia cardinal entre nuestro antiguo mecanismo de cambio, puramente biológico, y nuestra actual enloquecedora aceleración hacia algo nuevo y liberador, o hacia el abismo."

(S. J. Gould. El pulgar del panda)

CUESTIONES

1.-En el texto se habla de procesos lamarkianos y de procesos darwinianos, ¿qué se entiende por cada uno de ellos?; resúmelos en no más de cuatro renglones cada posición.

2.-Al finalizar el texto se afirma que: el progreso cultural nos puede llevar hacia algo nuevo liberador, o hacia el abismo; ¿qué significa esta expresión? En tu opinión, ¿hacia dónde nos lleva de hecho el progreso cultural? Razona la respuesta haciendo referencias concretas que avalen tu posición.

3.-¿Existe alguna posibilidad de dirigir el progreso cultural hacia un sitio o hacia otro? ¿Cuál? Explícalo de forma razonada.







La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal