Tema: Hegel: Filosofía del derecho



Descargar 102,21 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión16.08.2017
Tamaño102,21 Kb.
1   2   3

¿Cuál es la primera propiedad? El cuerpo (§48); cuerpo deja de ser cuerpo cuando es mi cuerpo. El cuerpo se sustrae a su aburrimiento biológico –la cadencia de los jugos gástricos, etc.- cuando ya es mi cuerpo. Lo que dicen los médicos, que creo que no entienden bien ni siquiera lo que dicen, cuando dicen que no hay enfermedades sino enfermos. En realidad lo que hay es propietarios de cuerpos, cosa que no respetan jamás, cada vez menos con toda la parafernalia tecnológica de la medicina actual. De ahí la irracionalidad de la tortura, etc., porque en realidad está violentando a una persona, no un cuerpo.

Entonces, frente a esto, lo segundo para Hegel es ir contra la igualdad del entendimiento. El entendimiento no sabe pensar la igualdad más que en la forma de la abstracción, sin ver que la igualdad hay que construirla. La igualdad va a ser el resultado del proceso que desde el momento de la persona jurídica abstracta propietario etc., va a culminar en una estructura orgánica, y recién ahí se va a poder hablar de igualdad concreta; mientras que la igualdad de la que habla el entendimiento es la igualdad que se queda en el propietario como figura abstracta. El entendimiento dice: somos todos iguales porque somos todos propietarios; esa es una igualdad abstracta, esa no es válida. Válida es: somos todos propietarios, por ende, yo soy tal cosa, vos sos tal otra, vos tenés tales ingresos, yo tengo tales otros, pero todos conformamos un sistema orgánico, y en todo caso somos iguales en tanto que miembros diferentes y diversos dentro del todo.



Estudiante: ¿Cuál sería el acto fundamental por el cual el cuerpo humano deviene persona, qué es lo que hace a un cuerpo humano persona?

Profesor: Es un doble movimiento consistente en yo me pienso como cuerpo, y este es mi cuerpo.

Estudiante: ¿Eso podría ejercerse con el derecho de propiedad sobre los niños?

Profesor: Bueno, ahí interviene el problema de la educación.

Estudiante: ¿Y cómo reconozco a otro como persona?

Profesor: Vos te vas a topar con otro efectivamente en una historia. Entonces, por ejemplo, no sólo la persona habla, sino que habla con vos en una situación determinada, etc. LA piedra no habla, el animal tampoco. Vos trabajás junto a otra voluntad, mientras que con el animal que no habla lo hacés trabajar para vos. Ahora, no es un problema gnoseológico; desde el punto de vista gnoseológico alguien que en su apariencia exterior se parezca a vos, pero que no sea de cera ni de madera, pero a su vez, ¿cómo sabés? Hablando, pero a su vez que sea hablar y no un grabador... Pero no es un problema gnoseológico, es un problema histórico. En un estadio de la conciencia vos te reconocés sólo por el mismo idioma, por la pertenencia a la misma ciudad; y otro balbucea y vive en el desierto porque no vive dentro de los mismos mundos. Pero en otro momento histórico superior, a pesar de que viva fuera de tu mundo y a pesar de que vos no lo entiendas, lo reconocés como persona. Y bueno, ese es el espíritu del mundo.

Estudiante: ¿El único freno para la voluntad sobre alguien autoconciente es contractual?

Profesor: No, es ético. Si vos a ese otro ser lo estás considerando como no humano, no hay ningún problema. Si lo estás considerando como humano, pero que tiene algo que le impide serlo de modo pleno, tampoco hay ningún problema, es un ser humano.

Estudiante: Pasaríamos al problema de la esclavitud ahí.

Profesor: Porque es más humano tener un esclavo que dejar que se muera de hambre en el desierto, por supuesto. Es una relación más humano esclavizar a alguien que ignorarlo, no darse cuenta que no es una piedra. Frente a un esclavo –así es la lógica de Hegel- vos abrís un discurso de confrontación, de lucha, lo vas a educar.

Estudiante: Claro que a un esclavo se lo tomaba no para educarlo sino para utilizarlo.

Profesor: Está bien, pero Hegel dice que lo estás incorporando a un proceso de cultura. A la larga el espíritu del mundo avanza, aunque haya que pagar ese precio. Digo, yo no soy un amante de la cultura americana, pero uno podría decir que el nieto de un esclavo puede llegar a presidente de EE.UU. no lo rechacen, piénselo; Hegel diría que este es el espíritu del mundo, peor es que se hubiera quedado en Africa, diría Hegel. Una cosa es tomar la esclavitud, y otra cosa es entenderlo desde la perspectiva de alguien que entiende que hay un progreso de la humanidad. Entonces, desde un punto de vista es inaceptable, pero desde la perspectiva de un progreso de la humanidad, Hegel, Kant y todos ellos entendían que era un precio a pagar, Marx incluido. Ahora, uno puede rechazar este esquema, pero no entremos en eso; en su lógica es así. Dale un coscorrón a un nene porque es peor si no se lo das; tratalo como un inferior y entonces lo educás para ser superior, es esa lógica.

Estudiante: Pero eso sería desde una óptica europea.

Profesor: Pero perdoname, yo quiero explicar Hegel. No me hagas demorar en cosas que no tiene que ver con lo de Hegel porque si no no avanzamos más, te pido por favor. Después si queremos discutir qué es lo que yo pienso es otra cosa, pero para eswte clima cultural de la racionalidad moderna lean el Cándido de Voltaire, la autoironía, pero que no se sale de la lógica, donde lo malo es lo bueno; lo malo es el precio que hay que pagar para que se realice lo bueno. Y Hegel forma parte de esto. Podés no estar de acuerdo, pero tenés que romper esta lógica, y lo que quiero yo es romper esa lógica para entender qué es esta marcha del espíritu.

Siguiendo la terminología de la época, la fórmula que utiliza Hegel, fíjense el §53, la lógica de la propiedad:

Primer momento de inmediatez: la toma de posesión. Ante todo, estar ahí. Segundo momento, es el de la diferencia. ¿Cómo opera en la lógica de la propiedad la diferencia? La diferencia es lo negativo que la voluntad debe liquidar porque si no pierde libertad. ¿Cómo se liquida la negatividad que la voluntad tiene frente a sí mismo? Consumiendo, usando eso de lo cual se tomo posesión. Posesión, consumo, conciliación, ¿cuál es? Propiedad.

Estudiante: O sea, trabajo.

Profesor: Claro, después cuando entremos a la dialéctica del trabajo es lo mismo pero ya enriquecido de contenido. En el momento en que se es propietario de algo, se universaliza la posesión porque todos te reconocen como propietario. Si no, no sos propietario, estás en guerra con el otro. Pero al mismo tiempo se universaliza el uso, el consumo. ¿De qué manera? Vos podés vender tu propiedad. Podés consumirla no consumiéndola: la enajenación, la venta, alienation. En la literatura anglofrancesa del siglo XVIII la alienation, la alienación, es la venta. Si alguien leyó el Capital ahí Marx cita a los economistas.

Bueno, entonces vienen todos los distintos momentos de este juego dialéctico, los distintos parágrafos, §54, §55, etc. Cito solamente en este primer momento de la toma de posesión –el término alemán es besitz nahme, nahme de agarrar y besitz que es poseer, pero en castellano es lo mismo, es un estar, es un ponerse en, todavía falta para que sea propiedad; es el momento natural inmediato del devenir propietario. Pero fíjense al final de la observación al §57, la crítica al deber ser:



“únicamente con el conocimiento de que la idea de la libertad es sólo verdadera como estado se asegura que el espíritu objetivo, el contenido del derecho, no sea nuevamente reducido a su concepto subjetivo, y que, por lo tanto, no se vuelva a aprehender como un mero deber que el hombre no está determinado en y por sí a la esclavitud.”

Es decir, el pasaje de la mera subjetividad intelectualista, del mero deber a lo auténticamente ético va a tener un lugar distinto en el Estado. Hegel está anunciando: ojo que estoy diciendo lo mismo que ustedes pueden leer en Kant, en Pufendorf, en ciertos textos de Rousseau, pero no digo lo mismo, ya va a llegar el Estado; el anuncia esto. Y ahí en el agregado hay una cosa sobre la esclavitud, como diciendo: el problema no es entender la esclavitud como algo que deba ser anulado, sino reconocer la culpabilidad del esclavo, porque de esa manera lo estoy reconociendo como más humano. Él forma parte de esta dialéctica. Parece cínico, quizás lo sea, pero es coherente; no creo que lo sea, pero se puede pensar que sí. Que alguien sea esclavo radica en su propia voluntad. ¿En qué momento va a dejar de ser esclavo? Cuando revierte esa culpa en guerra. Lo otro, plantearlo como un deber ser es peor, la eliminación de la esclavitud, etc. en la historia está el movimiento de la cosa y no en un ideal abstracto.



Estudiante: Justamente porque la relación se plantea en términos de esclavitud, un animal no es esclavo.

Profesor: No, por supuesto. En la parte del uso aparece un primer anunció del problema del valor. Cuando veamos la sociedad civil quizás hablamos algo del valor. Las lecturas desde el marxismo de Hegel, sobre todo Lukacs, pero en general los marxistas que encuentran en Hegel un anticipo de Marx, llegan a verlo también en la teoría económica. Algo así como: si Smith y Ricardo son antecesores del planteo de Marx, Hegel, que lee y conoce Smith y habla del valor también. Es otro planteo, yo creo que no es una buena lectura. Por ahora lo salteo por un problema de tiempo.

Estudiante: ¿Eso en qué § está?

Profesor: En el §63. Aquí Hegel está trabajando la inevitable descualificación y cuantificación que acontece en la medida en que la lógica del uso lleva al intercambio. O sea, está leyendo el acto del intercambio desde su lógica. Si yo quiero cambiar mi producto A por tu producto B, en la línea de la economía clásica debo descualificarlos a ambos para identificarlos cuantitativamente, cosa que la economía postclásica rechaza que sea así. Esto es lo que dice Hegel en el §63. Lo mismo que el problema del signo, porque es claro, el valor pasa al dinero y del dinero, al hecho de ser signo, Hegel acá lo encara desde la perspectiva de que por detrás de todo signo está la voluntad; algo es signo porque detrás hay una voluntad.

Aquí también, en el §66 y sobre todo en el §67 está lo que ya en Kant está muy claro, que es la irracionalidad de una enajenación completa y plena del sí mismo como propiedad; dicho de una manera más simple, la génesis de un derecho de trabajo en el sentido de que se puede alquilar fuerza de trabajo por un tiempo limitado. Alquilar fuerza de trabajo 24 horas sobre 24 horas anula al otro como persona. Con la enajenación de todo mi tiempo completo de trabajo y de la totalidad de mi producción convertiría en propiedad de otro lo sustancial mismo; mi actividad es el ideal universal, mi personalidad; es decir, perdería mi personalidad. Esto ya está en Kant así.

En todo caso el problema del sacrificio del sí mismo no puede ser planteado en este nivel, sino a un nivel superior como ofrenda de la vida por la defensa del propio Estado, etc., pero es otro tema.

Ahora viene propietario, y el contrato es el paso siguiente como relación entre propietarios. Del contrato voy a marcar aquí exclusivamente lo que tiene que ver con la crítica al contractualismo. Les voy a leer la observación famosa al §75. Se puede criticar la teoría kantiana del matrimonio; Kant da una definición del matrimonio absolutamente carente de toda dimensión moral. Da una definición, Hegel diría, groseramente grosera del matrimonio. Lo define como contrato para el uso recíproco de órganos sexuales, con lo cual cierta crítica de Hegel no parece del todo desacertada. El filósofo del cielo estrellado define el matrimonio como un contrato para usar el órgano sexual del otro y que el otro use mi órgano sexual, y a Hegel le parece grosero esto. En Kant tiene que ver con la polémica con la Iglesia. En fin, la Filosofía del derecho de Kant es interesante: lo que dice del hijo natural, no es delito matarlo, etc. pero voy a lo que sigue:



“Del mismo modo, tampoco radica la naturaleza del estado en una relación contractual, se lo considere como un contrato de todos con todos o de todos con un príncipe o el gobierno.”

Cualquiera de las dos variantes de cómo se articule el origen contractualista –el origen no es histórico, es en términos de legitimación




1 Al comienzo de la clase, fuera del dictado del curso, el profesor había estado hablando sobre las jornadas de Nietzsche y había hecho referencia al régimen nazi. Esto no figura en le desgrabado porque explícitamente indicó que la clase comenzaba recién donde empieza este teórico.
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal