Tema el arte medieval. El arte islamico



Descargar 397,18 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión18.07.2017
Tamaño397,18 Kb.
  1   2   3   4



TEMA 5. EL ARTE MEDIEVAL. EL ARTE ISLAMICO.

INTRODUCCIÓN

- La civilización islámica surge cuando Mahoma predica en Arabia, desde principios del siglo VII, su nueva religión, influida por la cristiana y judía, junto a ancestrales prácticas de las tribus árabes. El Profeta unificó a los pueblos de la Península de Arabia y fundó un Estado teocrático, que tras su muerte se extendió por toda Arabia, Siria, Persia y Egipto.



- Con la Dinastía Omeya (661-750) las conquistas musulmanas fueron hacia occidente, llegando hasta la Península Ibérica. En esta etapa se estabilizaron las fronteras musulmanas clásicas, donde se asentará su civilización y su arte, influenciado principalmente por el bizantino.

- En la época del Califato Abbasí (750-945) las fronteras políticas ya no coinciden con las religiosas, independizándose muchas regiones. La capital se traslada de Damasco a Bagdad y la influencia persa crece de forma notable.

- La evolución política posterior trajo la preponderancia de las dinastías turcas, lo que tendrá profundas incidencias en el ámbito cultural islámico al traer consigo influencias tártaras, indias y chinas.

Este arte se desarrollará entre los siglos VII al XXI, localizándose, sobre todo, en los continentes asiático y africano. Su extensión geográfica llegará desde la península Ibérica hasta la India.

El arte islámico está condicionado por la religión que lo originó, el Islam. Así, para cumplir con la oración fue preciso construir un nuevo edificio, la mezquita; para enseñar teología se edificaron escuelas residencias llamadas madrasas; también fueron necesarios objetos relacionados con la liturgia, como púlpitos para dirigir la oración, vasos rituales para celebrar el final del ayuno, alfombras sobre las que los fieles pudieran rezar en las mezquitas, etc., con lo que las artes industriales (textil, cerámica, cristal, marfil y trabajo de los metales) alcanzaron un alto nivel de calidad.

Con la religión islámica se creó también una nueva organización política en la que los poderes religiosos y políticos eran asumidos por la misma persona, el califa. Para él se construyeron palacios fortificados inspirados en construcciones romanas y persas, con sala de audiencia, zona de residencia, talleres reales, espacios para albergar a las guarniciones militares, mezquitas, etc., que se convirtieron en auténticas ciudades palacios.



  1. LA ARQUITECTURA.

Es la primera manifestación artística. La escultura y la pintura apenas se desarrollarán debido a la prohibición islámica de representar imágenes.

1.1. CARACTERES GENERALES DE LA ARQUITECTURA

- En su expansión los musulmanes irán adoptando las formas artísticas romanas, cristianas, bizantinas, persas, coptas, visigodas... vigentes en las tierras conquistadas, creando un arte plenamente oriental. Los edificios suelen tener poca altura, inscritos en volúmenes cúbicos, realizados en ladrillo o mampostería más que en piedra, con el yeso y la madera utilizados de forma general. Además, se cuida la armonía con el paisaje.

- Las columnas y pilares, al principio aprovechados de edificios anteriores y luego ya originales, son delgados, ya que soportan techumbres ligeras. Destaca el empleo de cúpulas y bóvedas, siendo abundantes las bóvedas de crucería, pero sin que los nervios se crucen por el centro, las gallonadas, las de mocárabes, las caladas... pese a ello la techumbre más utilizada en el Islam es la de madera. La cúpula suele ser de pequeñas dimensiones y tiene un carácter decorativo más que constructivo.

Utilizan una variada tipología de arcos: por herencia del arte visigodo adoptan el arco de herradura, en ocasiones apuntado, siendo característica la alternancia de dovelas de distinto color; a partir del siglo X se generalizan los arcos lobulados y polilobulados; y desde el XIV los de medio punto peraltados y angrelados (con muescas en el intradós) y los de mocárabes.

- La decoración se sitúa casi exclusivamente en el interior, donde es extraordinariamente rica, con temas vegetales, geométricos y epigráficos. En el exterior sólo se cuidan las portadas y las cúpulas.

-Materiales variados, generalmente pobres tendiendo a elegir el que predomina en el lugar, aunque el que más emplean es el ladrillo, también trabajan de manera destacada la madera, la mampostería o el azulejo policromado para zócalos o pavimentos. Para materiales decorativos utilizan el yeso y la escayola, como veremos por ejemplo en los techos de mocárabes de la Alambra.

Sus edificios más destacados son: mezquitas, palacios, mausoleos, zocos baños...

1.2. LA MEZQUITA:

Es el principal edificio. En esencia se trata de una sala hipóstila organizada en naves, cerrada al exterior, y con una zona abierta, el patio de las abluciones. La sencillez de este esquema se debe a un concepto fundamental de la religión islámica: Alá no tiene casa, no recibe culto en un lugar concreto, por lo que la mezquita no es un templo propiamente dicho, no es un espacio sagrado, sino una casa de oración. En Roma, Grecia y Egipto Dios vive en el templo (a través de su estatua), y en el arte cristiano Dios se manifiesta, a través de la Eucaristía, en el templo.

Las proporciones de una mezquita, adaptadas pues a su función, son humanas.

También en sus patios se imparte la enseñanza y la justicia. Unidos a ellas suele haber hospitales y hospicios.

La mezquita de tipo sirio, inspirada en la de Damasco; se impondrá en todo el mundo islámico. Este tipo de mezquita consta de:



  • Un patio de entrada rectangular o cuadrangular, el SAHN, con una fuente para las abluciones, SABIL, el sahn suele estar rodeado de un pasillo porticado.

  • La sala de oración, el HARAM, lugar sagrado, esta sala esta cubierta y es rectangular, con columnas o pilares, (sala hipóstila con arquerías sustentadas por columnas), y la disposición de sus naves puede ser paralela o perpendicular al muro de referencia del edificio llamado QUIBLAH, orientado hacia la ciudad santa de La Meca. En él se coloca una pequeña capilla, el MIHRAB, en la que se guarda el Corán y arena del desierto, se considera el lugar más sagrado de la mezquita. La zona o lugar de honor de la mezquita está delante del Mihrab, y se llama MAXURA o MAQSURA, espacio cerrado por celosías u otros elementos, reservado al califa o a las autoridades. A un lado hay un púlpito con una escalera llamado MIMBAR, desde el que el imán pronuncia el sermón y dirige la oración.

  • Desde una torre, el ALMINAR o MINARETE, adosada o cercana al patio, se llama a la oración cinco veces al día, por el almuédano o muecín. Esta torre es cuadrada en todo el mundo islámico menos en Persia que es cilíndrica. Está formada por cuerpos superpuestos.


* El patio ("sahn"), rodeado de arquerías.

* La torre ("alminar" o "minarete"), junto a la puerta de acceso al patio.

* La fuente para abluciones ("sabil"), generalmente bajo un templete.

* La gran sala de oración ("haram"), dividida en numerosas naves.

* El muro orientado hacia La Meca ("qibla").

* El nicho o lugar santo en el centro de la qibla ("mihrab").

* El recinto cercado para el califa o imán ("maxura").

* El púlpito ("minbar").

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal