Tema: arte románico espacio geográfico



Descargar 2,54 Mb.
Página2/9
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño2,54 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9


2).- EL MARCO CRONOLÓGICO:


Su delimitación ha sido y es una cuestión polémica, tanto a la hora de fijar el punto de arranque como su final. Se suele aceptar como época del románico la que abarca los siglos XI y una gran parte del XII, aunque en zonas rurales se prolongará hasta muy avanzado el siglo XIII.

Dentro de este amplio marco, se pueden distinguir tres etapas:




  1. Primer románico o protorrománico: fines del S. X al tercer tercio del XI.

  2. Románico pleno. Desde el tercer tercio del S. XI hasta mitad del XII.

  3. Románico tardío o tardo románico: desde la segunda mitad del XII, coincidente en muchos lugares con el protogótico.


3). -EL CONTEXTO HISTÓRICO
Pese a la fragmentación que existe en la época feudal, sin embargo cobra fuerza un elemento unitario de carácter espiritual: la existencia de un sentimiento religioso cristiano, muy presente en la vida cotidiana: las fiestas de los santos concordaban con la vida campesina o las ciudades tenían santos protectores. La dureza existencial era tremenda, la guerra, las invasiones, la brutalidad y el abuso señorial, el hambre, las epidemias..., causaban estragos. Los temores eran cotidianos. La imaginación popular poblaba el universo de fuerzas maléficas, dirigidas por el diablo. El mismo Dios inspiraba temor, la idea del “fin del mundo” y del “juicio final” que muchos creían próximos, obsesionaba a los espíritus y creaba al mismo tiempo un gran fervor religioso. Los cristianos buscaban, lógicamente, en la religión un refugio y un remedio a sus desgracias. El románico brotó casi al mismo tiempo en toda Europa, presentando una gran variedad de estilos regionales, pero todos ellos próximamente emparentados. Las causas de esta homogeneidad están en:


  • La unidad espiritual de Europa. El cristianismo se había difundido por todas partes y constituirá la base fundamental de la cultura medieval.

  • La expansión de la Orden de Cluny. Con la difusión de esta orden y sus monasterios se difundió también unas mismas soluciones técnicas y una determinada concepción estética.

  • Estabilidad. El retroceso de las invasiones (musulmanes, normandos,...) a que se habían visto sometidos favoreció el afán constructivo.

  • La reapertura de las rutas comerciales. Una de las grandes consecuencias de las Cruzadas fue la reactivación de la actividad comercial por el Mediterráneo

  • Reactivación de la artesanía y comercio urbano. A partir del S. XI las ciudades iniciarán una fase de resurgimiento que favoreció el proceso constructivo y que culminó durante el gótico.

  • El feudalismo. Siempre se ha considerado al románico como manifestación de la sociedad feudal. De esta manera se explica que no sea sólo un arte religioso, sino también aristocrático, expresión de los dos estamentos superiores de la sociedad feudal (oratores y bellatores) y de su mutua identificación. De ahí que las principales manifestaciones arquitectónicas sean el monasterio y el castillo.

El monasterio se situaba en el centro de las grandes posesiones agrícolas que tenían las órdenes monásticas. Desde el S. XI, sin embargo el renacimiento de la vida urbana permitió el levantamiento de las catedrales, que se convertirán en el símbolo de la ciudad. La relación entre el románico y la sociedad feudal es también evidente en las artes plásticas (escultura y pintura). Dichas manifestaciones artísticas surgen al amparo de la arquitectura y de una sociedad inculta en la que pocas personas saben leer y escribir. Estas artes enseñan mediante imágenes el contenido de la Biblia, la moral, etc...

La difusión homogénea de las formas artísticas se debió también, en parte, a la organización gremial. Los canteros se organizaban en grupos itinerantes que trabajaban a pie de obra y que se encontraban sometidos a una estricta normativa gremial. El rastro de estos talleres se ha podido seguir por las marcas que dejaban en los sillares que labraban (marcas de cantero).



4).- ARQUITECTURA ROMÁNICA

4.1.- Características constructivas: El lenguaje arquitectónico:



  • Material: piedra sillar trabajada con técnicas de cantería. Se rechazan los materiales livianos y el uso de la madera por considerarlos efímeros, poco duraderos.

  • Procedimientos constructivos:


Elementos sustentantes: Utiliza pilares de gran envergadura. Inicialmente son pilares cruciformes que van evolucionando hacia el pilar compuesto debido a la adhesión de columnas. Los muros son gruesos, con pocos vanos, y se presentan reforzados con contrafuertes o estribos. La columna, de inspiración clásica, se sigue utilizando y cobrará especial significado el capitel por ser uno de los marcos reservados para el programa iconográfico.



Arcos: habitualmente se utiliza el arco de medio punto de influencia romana que puede aparecer con el intradós doblado con una finalidad ornamental. Los arcos reciben, según su función, distintos nombres. Arcos fajones o perpiaños, formeros, torales,...

Bóvedas: Las cubiertas son de piedra, de ahí que requieran grandes soportes, y en función del lugar se utiliza un tipo de bóveda u otra: cañón, horno, arista, cúpula, de cuarto de horno,... El uso de esta bóveda semicilíndrica resuelve un problema como el de evitar los incendios, pero añade otro para los constructores de templos y monasterios: el arco de medio punto, empleado en la construcción ejerce una gran presión o empuje sobre los muros, llegando a agrietarlos o derrumbarlos. Para solucionar este problema recurrieron a diversos procedimientos, añadiendo a sus edificaciones:

  • Gruesos contrafuertes adosados al muro por el exterior.

  • Entre dos arcos de medio punto colocaron otros arcos intermedios, adosados a la bóveda, llamados arcos fajones.



1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal