Tema 2: desarrollo cognitivo en la adolescencia



Descargar 70,91 Kb.
Fecha de conversión23.01.2017
Tamaño70,91 Kb.
TEMA 2: DESARROLLO COGNITIVO EN LA ADOLESCENCIA.
Introducción.

  1. Modelo de procesamiento de la información.

    1. Capacidad de procesamiento.

    2. Base de conocimientos.

    3. Autorregulación cognitiva.

    4. Desarrollo en la adolescencia.

  2. El modelo piagetiano.

    1. Visión general de la teoría.

    2. Las operaciones concretas y las operaciones formales.

    3. Variaciones individuales durante la adolescencia.

  3. Comparación entre el modelo de procesamiento de la información y el de Piaget.

  4. Capacidades del pensamiento adolescente.

    1. Desde el modelo de Piaget: pensar sobre posibilidades, hipótesis, en el futuro, sobre ideas y pensamiento innovador.

    2. Desde el modelo de procesamiento de la información: pensamiento basado en la experiencia, memoria a corto y largo plazo, atención, procesamiento estratégico y toma de decisiones.

  5. Cognición social.

  6. Resumen de las ideas principales del tema.



Introducción

La idea principal que vamos a exponer en este tema no es otra que la fuerte implicación e importancia que la cognición tiene durante la evolución humana. La cognición puede definirse como la manera en que pensamos sobre las cosas y las conocemos. El proceso cognitivo incluye prestar atención a estímulos concretos, recordar experiencias vividas, solucionar problemas y comprender el mundo físico y social.



1. Modelo de procesamiento de la información.

El procesamiento de la información es la actividad cognitiva que emplean los individuos cuando enfrentan tareas de la vida cotidiana. En general, esta perspectiva examina el flujo de información procedente de varios inputs (vista, oído, tacto, etc.)mediante el sistema en que este es atendido, transformado en un código significativo, comparado con otras informaciones almacenadas en la memoria y finalmente emitido (output) como respuesta o como memorización para un uso posterior. El procesamiento de la información incluye la resolución de problemas, la toma de decisiones, la organización de actividades y el afrontamiento de situaciones cotidianas.


El procesamiento de la información es una faceta importante del funcionamiento cognitivo. Se cree que consta de dos partes: los aspectos estructurales del cerebro, de base neurológica, y los aspectos funcionales, que dependen de factores externos como el entrenamiento, la familiaridad, las estrategias aprendidas, los métodos de enseñanza, etc. En cuanto a la influencia de unos y otros aspectos, Keating (1990) llegó a la conclusión de que la maduración cerebral no está claramente relacionada con un aumento de las capacidades cognitivas durante la adolescencia y sostuvo que con los datos disponibles no se avala la idea de que los educadores deban esperar al desarrollo del cerebro antes de someter a los alumnos a retos cognitivos.

En lugar de ello, los aspectos funcionales, en especial el funcionamiento cognitivo en las áreas de competencia del individuo y el crecimiento de la información en dominios específicos del conocimiento, aumentan claramente durante la adolescencia, y por ello, mejoran la capacidad para procesar información relevante sobre los temas en que se tiene competencia. La competencia se refiere al conocimiento sistemático en el que alguna estructura organizadora subyacente proporciona claves para la percepción, el procedimiento y la respuesta, p.e. la mecánica del automóvil, el ajedrez, las matemáticas, la música, etc. Tal y como se ha dado a entender, la competencia se desarrolla en alguna especialidad. A esta especialidad o área de contenidos de especialización nos referimos como el dominio de una competencia o del conocimiento.


El sistema de procesamiento de la información consiste en varios componentes interactuantes como la capacidad de procesamiento, la base de conocimientos y la autorregulación cognitiva (Keating, 1990). La capacidad básica de procesamiento de información consiste en atender, percibir y comprender los diferentes inputs sensoriales. Las áreas de menor o mayor conocimiento se procesan de forma distinta, siendo más probable que en las que se tiene un mayor conocimiento se ejecuten de forma automática. Los procesos autorreguladores supervisan todo el proceso y son capaces de pensar sobre el pensamiento y así regularlo cuando sea necesario. Estos tres procesos son comparables con los tres componentes del enfoque triárquico de Sternberg sobre la inteligencia humana: componentes de de ejecución, componentes adquisición de conocimiento y metacomponentes.
1.1. Capacidad de procesamiento.

Podemos considerar la capacidad de procesamiento en función de aspectos estructurales (neurológicos) y funcionales (aprendidos). Dado que no existen pruebas claras de que en la adolescencia se originen progresos en los aspectos estructurales del procesamiento cognitivo, centraremos nuestra atención en los aspectos funcionales que se desarrollan durante la misma. En estos cambios se incluye un aumento de la eficacia y las destrezas a partir del aprendizaje y la experiencia. Es decir, muchas tareas se vuelven automáticas, de modo que cuando se presenta un problema el adolescente puede recordar la forma de resolverlo debido a experiencias anteriores. Esto también pone de manifiesto la capacidad del adolescente de reconocer problemas similares y por lo tanto, de reconocer que factores son pertinentes para la solución y cuales no son pertinentes y por tanto, no deben ser tenidos en cuenta.


Según Sternberg (1988) el componente de procesamiento incluye cinco destrezas bien diferenciadas:

  1. Codificación: identificación de los atributos que son pertinentes para lograr la solución.

  2. Inferencia: descubrimiento de las relaciones entre objetos, p.e. amarillo – limón.

  3. Mapas conceptuales: identificación de una relación entre dos relaciones, p.e. amarillo–limón y verde-lima.

  4. Aplicación: generación o elección de la respuesta correcta, p.e. el amarillo es al limón como _________ es a la ciruela.

  5. Justificación: elección de que opción genera la mejor solución.

Las habilidades de procesamiento de información también implican un aumento de la capacidad de memoria, de tal modo que hay más información disponible a la que recurrir cuando se buscan estrategias para la resolución de un problema. No obstante, el desarrollo de una capacidad de procesamiento más potente no está intrínsecamente ligado a la edad o al período adolescente, sino que los individuos pueden desarrollar estas capacidades a partir del interés, la experiencia, la enseñanza, etc.




1.2. Base de conocimientos.

Cuando un individuo adquiere un mayor conocimiento en un dominio concreto descubre una diversidad de “atajos intelectuales” que le permiten que su pensamiento se vuelva más automático en el área en cuestión. Sin embargo, este proceso no conduce necesariamente a mejores destrezas para resolver problemas. En lugar de ello, puede provocar que el individuo saque conclusiones precipitadas y que pasen por alto información relevante pero inesperada. Es por esto que, en algunos casos, el aumento de conocimiento pueda originar respuestas automáticas que son incorrectas o estereotipadas.


La adquisición de conocimientos conlleva tres tipos de ejecución: 1) codificación selectiva: clasificación de información relevante e irrelevante; 2) combinación selectiva: vinculación de elementos no relacionados, o previamente no relacionados; 3) comparación selectiva: descubrimiento de una relación no obvia entre información nueva y vieja.

1.3. Autorregulación cognitiva.

El tercer componente del procesamiento de la información es la capacidad del individuo para pensar sobre sus pensamientos. La metacognición es cognición sobre cognición: conlleva control, reflexión y crítica de los pensamientos propios. Sternberg (1988) describió la relación entre metacomponentes (autorregulación), componentes de ejecución (capacidad de procesamiento) y componentes de adquisición (base de conocimientos) como un proceso de feedback. Es decir, los metacomponentes trabajan de manera integrada junto con los componentes de adquisición y ejecución, y su interacción da lugar a la adaptación al contexto.


1.4. Desarrollo en la adolescencia.

El enfoque que hemos visto nos permite abordar la complejidad del pensamiento humano y de la resolución de problemas. El modelo compuesto por las tres partes presentadas resume los componentes clave de la cognición. En general, las capacidades de procesamiento de la información crecen a distintos ritmos y en distintos dominios de conocimientos según el talento, la experiencia y la preparación del individuo. Por otra parte, algunos individuos quizás hayan desarrollado un nivel elevado de destrezas en uno o dos, pero no en los tres componentes. Por ello, pueden observarse variaciones en las destrezas de adquisición de conocimientos, de ejecución y de metacognición entre individuos de la misma edad, y en los dominios de conocimiento o competencia de cada individuo. Los cambios sugeridos por este modelo no se han estudiado de una perspectiva evolutiva, por lo que no es posible vincularlos a un periodo de edad precisa como la adolescencia. Sin embargo, Keating estableció cuatro logros clave que sugieren que la adolescencia es un periodo crucial en el desarrollo del pensamiento: 1) aumento de la automaticidad y capacidad funcional; 2) mayor conocimiento en una diversidad de dominios; 3) gama más amplia y mejor uso de estrategias para aplicar o adquirir conocimiento; 4) reconocimiento de la relatividad.



Capacidades biológicas

Experiencia

Estímulos ambientales



  1. Proceso de registro:

    • Sensaciones.

    • Percepciones.

    • Atención Selectiva.




  1. Proceso de representación:

    • Integración de datos en la base de conocimiento.

    • Aplicación de las reglas de decisión.

    • Feedback al registro.

    • Interpretación.




  1. Búsqueda de respuestas:

    • Creación de alternativas.

    • Aplicación de reglas de respuesta.




  1. Proceso de decisión de respuesta

    • Representación de las consecuencias.

    • Evaluación de los efectos previsibles.

    • Feedback a la creación de alternativas.

    • Selección de respuesta.




  1. Implementación de respuestas:

    • Uso de protocolos.

    • Verificación de la implementación.

    • Auto-regulación.






respuesta


Modelo de Procesamiento de la Información Social de Dodge (1986)

2. El modelo piagetiano.

Piaget estudió las diferencias cualitativas de la inteligencia en niños de diversas edades y observó el modo en que se desarrollan las capacidades cognitivas a medida que los niños crecen. Este enfoque es muy diferente del planteamiento cuantitativo que se centra en las diferencias entre niños de la misma edad, como en los estudios de CI. Piaget no concedió demasiada importancia a la edad cronológica de los niños porque los niños difieren en la edad a la que alcanzan los diversos períodos de desarrollo. En lugar de ello, subrayó la secuencia invariante de los períodos, según la cual se llega a cada período por un orden, nunca se omite ninguno y ninguno tiene lugar en un orden que no le corresponde.




    1. Visión general de la teoría.

Piaget subrayó las estructuras lógicas o cualidades organizativas que definen cada período del desarrollo cognitivo. Describió dos procesos generales que están implicados en la progresión de cada estructura lógica a la siguiente. La asimilación conlleva la incorporación de la experiencia a las estructuras mentales existentes. La acomodación implica la modificación de estas estructuras como resultado de la experiencia. Esta integración y modificación tiene lugar en una sucesión de fases que es la misma en todos los niños, si bien pueden variar la edad en que se alcanzan. Piaget estableció cuatro períodos en el desarrollo cognitivo:

  • Inteligencia Sensoriomotora: inteligencia de acción, consistente en seis fases que comienzan con la ejercitación de los reflejos al nacer y finaliza con la comprensión de la permanencia del objeto (aproximadamente a los 2 años).

  • Pensamiento Preoperacional: empieza con la aparición del pensamiento mediante la utilización de símbolos mentales. Difiere del pensamiento adulto y es un período de organización y preparación para operaciones concretas (aproximadamente entre los 2 y 7 años).

  • Operaciones Concretas: pensamiento lógico y sistemático sobre actividades y objetos físicos y concretos (aproximadamente entre los 7 y los 11 años).

  • Operaciones Formales: capacidad para pensar sobre el pensamiento y otras ideas abstractas e hipotéticas (empieza más o menos a los 11 años).

Según Piaget, existen cuatro factores generales involucrados en esta secuencia progresiva del desarrollo cognitivo: 1) La maduración del sistema nervioso que crea oportunidades para el crecimiento mental, pero no basta para provocarlo. 2) El ejercicio, a través del entrenamiento físico y la experiencia mental, implica al niño activamente en el desarrollo de la comprensión del mundo externo. 3) La interacción social y la enseñanza, que son necesarias pero insuficientes en sí mismas para dar lugar al desarrollo cognitivo. 4) Un proceso interno de autorregulación, conocido como equilibración, funciona como una especie de feedback de ajuste activo a nueva información.




    1. Las operaciones concretas y las operaciones formales.

El término operación se refiere a aquellas acciones que una persona ejecuta mentalmente y que forman un sistema coherente y reversible. Por ejemplo, se consideran operaciones la combinación mental de dos clases en una clase supraordenada (padres y madres, son “padres”).

En la fase de operaciones concretas el niño es capaz de ejecutar una gran variedad de operaciones sobre objetos físicamente presentes, sobre pensamientos sobre dichos objetos y sobre los resultados de la experiencia anterior con el mundo físico. En esta fase las operaciones se denominan concretas porque implican objetos, no implican hipótesis o razonamientos acerca de posibilidades o del futuro. La mayoría de los adolescentes pueden utilizar operaciones concretas con facilidad y normalmente confían en ellas para resolver los problemas cotidianos.


El período de operaciones formales implica un grado de equilibrio incluso superior al que se alcanza en las operaciones concretas. Este nivel de equilibrio permite que el pensamiento sea eficaz y flexible incluso cuando afrontan ideas abstractas e hipotéticas. El adolescente que utiliza un pensamiento operacional formal puede imaginar las posibilidades de una situación y compensar mentalmente los cambios de la realidad. Puede pensar sobre objetos no presentes, el futuro, posibilidades e hipótesis que no son concretas ni reales. Es capaz de pensar en ideas abstractas en las que no cree o de sacar conclusiones de cosas que sólo son posibles. Las operaciones formales representan la capacidad mental de realizar operaciones lógicas sobre las ejecutadas en el período concreto.


    1. Variaciones individuales durante la adolescencia.

Existe un aspecto curioso: no todos los adolescentes, ni siquiera los adultos, parecen alcanzar las fases más avanzadas de las operaciones formales. Algunos autores llegaron a la conclusión de que un porcentaje bastante elevado de individuos con inteligencia normal y de un origen social medio, ni en la adolescencia ni en la edad adulta parecen funcionar en la fase de operaciones formales. Este hallazgo plantea el problema de por qué algunos adolescentes sí alcanzan (o utilizan) las operaciones formales y otros no. Piaget, sugirió que podía ser una cuestión de interés y capacidad. Algunas personas tal vez usen las operaciones formales en su área de competencia y no en otras competencias en las que no manifiesta el mismo dominio.
Se llega entonces a la conclusión de que en los adolescentes existe una diversidad de ejecución cuando resuelven problemas cognitivos. Algunos, normalmente los más jóvenes, están consolidando su capacidad para utilizar operaciones concretas; otros usan las operaciones concretas en formas más sofisticadas, centrando su atención en hechos e informaciones concretas. Algunos adolescentes más mayores pueden estar empezando la difícil construcción de adaptaciones operacionales formales, especialmente en áreas de su competencia o donde el entorno exige claramente pensamientos abstractos.



  1. Comparación entre el modelo de procesamiento de la información y el de Piaget.

Una diferencia importante entre el procesamiento de la información y la teoría de Piaget está en que en el primer enfoque no existen forzosamente fases y el desarrollo puede proseguir a diferentes ritmos en diferentes dominios de conocimiento. Es decir, aunque hay más información y conocimiento específico del dominio entre la infancia y la adolescencia, el cambio depende tanto de las experiencias, oportunidades y destrezas como del desarrollo por sí mismo. Así, mientras la teoría de Piaget es evolutiva y está generalmente relacionada con la edad, la teoría del procesamiento de la información no es esencialmente una teoría evolutiva.
Sin embargo, entre estas dos perspectivas del desarrollo cognitivo existen algunos conceptos paralelos. Por ejemplo, tanto los componentes estructurales como los funcionales del procesamiento de la información pueden aumentar con el tiempo. Por otro lado, un mayor nivel de conocimiento y competencia en los dominios de la experiencia puede conducir a un progreso cognitivo mientras se llenan los vacíos de comprensión; en el plano de las operaciones concretas, este concepto se corresponde con la idea de Piaget de equilibración.

Así mismo, en el modelo de procesamiento de la información pueden considerarse los conceptos de asimilación y acomodación, tal como los describió Piaget. La asimilación sería el proceso por el cual la información relevante para la mejora de una competencia entra como input en el sistema y se almacena para su posterior uso. La acomodación implicaría la reestructuración de la forma de pensar del individuo, lo que en procesamiento de la información puede expresarse como un cambio de paradigma.

Además, el concepto de dominios de competencia quizá explique por qué no todos los adolescentes utilizan el estadio de las operaciones formales. Aquellos adolescentes que tienen una mayor competencia en algunos dominios específicos serán capaces de confiar en respuestas automáticas, conocer la información que hay que buscar, y la memoria de experiencias anteriores relevantes para resolver el problema. Las tareas fáciles para algunos adolescentes debido a sus antecedentes culturales o experienciales pueden ser nuevas y difíciles para otros de igual capacidad cognitiva porque las tareas que forman parte del dominio de competencia de los individuos del primer grupo, pero no de los del segundo.



  1. Capacidades del pensamiento adolescente.

Flavell (1985) señaló que los cambios relacionados con la edad en la adolescencia pueden deberse a diversos factores. El pensamiento cualitativo y mayores destrezas matemáticas permiten a los adolescentes enfocar problemas desde una óptica distinta de la propia de los niños más pequeños. Asimismo, en la adolescencia se alcanzan mayores destrezas en las capacidades que Sternberg denominó procesos de orden superior, tales como el sentido de lo que significa pensar con eficacia o no, y la capacidad de pensar sobre el pensamiento. Además, las competencias específicas del adolescente se incrementan y se aplican con más seguridad a tareas relevantes.



    1. Desde el modelo de Piaget: pensar sobre posibilidades, hipótesis, en el futuro, sobre ideas y pensamiento innovador.


Pensar sobre posibilidades.

Piaget indicó que el adolescente es capaz de pensar en ideas y cosas que están presentes de manera concreta, de establecer conexiones entre varias alternativas posibles e incluso de pensar sobre algo imposible (partícula de masa infinita, agujero negro, raíz cuadrada de -1).

Los adolescentes no siempre piensan de modo abstracto ya que dedican buena parte del tiempo a resolver problemas concretos y cotidianos. Lo importante es que son capaces de pensar en posibilidades de un modo distinto del utilizado normalmente por los niños más pequeños, una capacidad que, según sostenía Piaget estos últimos no tienen.
Pensar sobre hipótesis.

La capacidad de desarrollar hipótesis y de verificarlas está estrechamente relacionada con la de pensar sobre posibilidades. Esta destreza o capacidad cognitiva implica descartar hipótesis que resulten ser incorrectas, la aceptación de las hipótesis confirmadas y el desarrollo de hipótesis adicionales que hay que verificar. Proporciona a los adolescentes la capacidad de hacer predicciones, de actuar en función de estas y de modificar sus expectativas basándose en pruebas empíricas. Todo esto no supone que los adolescentes procedan realmente de este modo en su vida personal y social, ni siquiera la mayor parte del tiempo. Lo importante es que estas capacidades cognitivas les conceden la posibilidad de aplicar estas destrezas a una amplia diversidad de áreas vitales.


Pensar en el futuro

La planificación incluye la capacidad cognitiva de pensar en todos los casos necesarios y estudiarlos a fondo, secuencialmente y de modo abstracto, antes de iniciar la tarea para conseguir el objetivo final del éxito en su realización. La capacidad de planificación puede también ser importante para comprender una amplia gama de conductas adolescentes.


Pensar sobre ideas

La capacidad de pensar sobre el pensamiento también caracteriza las destrezas cognitivas de los adolescentes. Por ejemplo, en éstos se advierte a menudo la introspección, o pensamientos sobre las ideas o sentimientos propios. Otro aspecto de esta capacidad de pensar sobre ideas es la creciente destreza de los adolescentes en encontrar formas de mejorar las técnicas de estudio, la memoria y la capacidad de resolver problemas. Esta metacognición o capacidad de pensar sobre la cognición y conciencia del conocimiento, aumenta con la edad durante la adolescencia y también se vuelve más sofisticada.


Pensamiento innovador

Tan pronto la capacidad de pensamiento de los adolescentes se ha liberado de la realidad concreta y es capaz de considerar todo tipo de posibilidades abstractas, su esfera de acción aumenta enormemente con respecto a la amplitud de temas pensados. Superados ya los límites de las cosas tal como son, el adolescente puede poner en entredicho la realidad y el modo en que se han considerado anteriormente las cuestiones sociales, físicas y emocionales. Así pueden evaluarse, poner en duda y debatirse los asuntos políticos, las creencias religiosas, los temas morales, etc.




    1. Desde el modelo de procesamiento de la información: pensamiento basado en la experiencia, memoria a corto y largo plazo, atención, procesamiento estratégico y toma de decisiones.

Pensamiento basado en la experiencia

Como consecuencia de tener más experiencia y destrezas en dominios seleccionados, los adolescentes son capaces de resolver problemas similares a los que han afrontado previamente en estos dominios. Lo cual se convierte en una ventaja proporcionada por la experiencia, es decir, la experiencia proporciona diferentes estrategias para resolver problemas.


Memoria: A corto plazo y a largo plazo

El recuerdo de información supone la recuperación de la información que ha sido almacenada después de haber sido percibida y codificada. Se considera que la información que acaba de recibirse como input está en la memoria a corto plazo. Si se mantiene y manipula (agrupación, reglas mnemotécnicas, etc.) la información, esta entra en la memoria a largo plazo, donde puede ser evocada posteriormente. La memoria a largo plazo es el almacenamiento de la información que se recuerda al cabo de unos minutos. También incluye una memoria remota, en la que la información se ha repetido tan concienzudamente que es muy difícil de olvidar.


Atención

Imaginemos que estamos escuchando una grabación con dos mensajes hablados diferentes, uno en cada oreja de forma simultánea. Si se dan instrucciones de escuchar sólo un mensaje y repetirlo en voz alta, se recuerda muy poco de aquel al que no se ha prestado atención. Por lo general, los niños mayores y los adultos son más capaces que los pequeños de prestar atención pese a que haya voces en competencia. Sin embargo, la atención dividida puede afectar al almacenamiento de la información al dificultar la repetición o la manipulación de la información en la memoria a corto plazo.

Durante la adolescencia la memoria, el aprendizaje y la inteligencia afectan a la atención y a la capacidad para ignorar información no relevante.

Procesamiento estratégico

Por lo general, se da por supuesto que las personas tienen una capacidad limitada para procesar información, y cuanto más compleja es la tarea, más capacidad precisa. Para compensar esta limitación pueden darse una gran variedad de estrategias establecidos para poder realizar el procesamiento de dicha información: la atención selectiva, procesamiento automático, procesamiento dividido, etc.


Toma de decisiones

En la cognición cotidiana, el procesamiento estratégico se utiliza para tomar decisiones. Las decisiones complejas implican más información, mayor uso de recursos estratégicos del individuo y se aprovechan la experiencia pasada y la memoria. Sin embargo, a menudo la experiencia pasada y la memoria pueden dar lugar a una toma de decisiones incorrecta. La capacidad de tomar decisiones aumenta en la adolescencia, si bien dependerá mucho de la cuestión concreta a la que se enfrente el adolescente.




  1. Cognición social.

Somos seres sociales, con lo que debemos interactuar con otras personas. Es más probable que estas interacciones sean mejores si sabemos lo que nuestros interlocutores sociales piensan o sienten y podamos predecir cómo se comportarán.

El desarrollo del conocimiento de los adolescentes sobre otras personas, las descripciones de las características de los demás y las inferencias sociales que se extraen acerca de los pensamientos y sentimientos ajenos, constituye el área más grande de la investigación congnitiva social (Shaffer, 2002).



Para estudiar el desarrollo de las habilidades para considerar el punto de vista del otro, Selman (1976) pidió que los menores comentasen sobre varios dilemas interpersonales y dedujo varias etapas en el desarrollo de la perspectiva del otro. Vemos el ejemplo de Holly, una niña de 8 años a la que le gusta subirse a los árboles, para conocer las etapas por las que pasamos antes de que entendamos que la adopción de perspectivas de terceras personas puede verse influida por uno o más sistemas de valores sociales.


  1. Resumen de las ideas principales del tema.

  1. El procesamiento de la información es la actividad cognitiva que emplean los individuos cuando enfrentan tareas de la vida cotidiana. Se cree que consta de dos partes: aspectos estructurales y aspectos funcionales. Y de tres componentes: capacidad de procesamiento, base de conocimientos y autorregulación cognitiva.

  2. Según Sternberg el componente de procesamiento incluye cinco destrezas: codificación, inferencia, mapas conceptuales, aplicación y justificación.

  3. La adquisición de (base de) conocimientos implica tres tipos de ejecución: codificación selectiva, combinación selectiva y comparación selectiva.

  4. La autorregulación cognitiva o metacognición es la cognición de la cognición y conlleva control, reflexión y crítica de los pensamientos propios.

  5. Las capacidades de procesamiento de la información se desarrollan a distintos ritmos y en distintos dominios de conocimientos en función de cada individuo.

  6. Los logros clave en la adolescencia son: aumento de la automaticidad y capacidad funcional; mayor conocimiento de una diversidad de dominios; gama más amplia y mejor uso de estrategias para aplicar o adquirir conocimientos; reconocimiento de la relatividad.

  7. Piaget estableció una serie de estadios evolutivos que se desarrollan según un orden establecido e invariante: inteligencia sensoriomotora, pensamiento preoperacional, operaciones concretas y operaciones formales. Siendo las dos últimas las comunes a la adolescencia.

  8. Los dos procesos generales que están implicados en la progresión de un estadio a otro son la asimilación y la acomodación.

  9. En la fase de operaciones concretas el niño es capaz de realizar una gran variedad de operaciones pero siempre sobre objetos presentes.

  10. En la fase de las operaciones formales los adolescentes son capaces de pensar en ideas abstractas, de imaginas hipótesis y pensar sobre objetos no presentes.

  11. La diferencia más importante entre la teoría del procesamiento de la información y la de Piaget, es que en está última existen forzosamente fases y el desarrollo se relaciona con la edad, mientras que en la primera no.

  12. El aumento del dominio en ciertas competencias y su mejora señaladas en la teoría de procesamiento de la información se puede asimilar al concepto de equilibración de la teoría de Piaget.

  13. Las capacidades del pensamiento adolescente según el modelo de Piaget son: pensar sobre posibilidades, pensar sobre hipótesis, pensar en el futuro, pensar sobre ideas y pensamiento innovador.

  14. Las capacidades del pensamiento adolescente según la teoría del procesamiento de la información son: pensamiento basado en la experiencia, utilización de la memoria corto y largo plazo, desarrollo de la atención, procesamiento estratégico y desarrollo en la toma de decisiones.

  15. La adopción de perspectivas de terceras personas puede verse influida por uno o más sistemas de valores sociales.







La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal