Tecnicas para enseñar a pensar arthur L. Costa lawrence f. Lowery traduccion: luis gonzalez martinez introduccion



Descargar 356,99 Kb.
Página4/14
Fecha de conversión24.09.2017
Tamaño356,99 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

CAPITULO 3



LA UTILIZACION DE UN LEGUAJE ADECUADO PARA FACILITAR LOS PROCESOS DE PENSAMIENTO EN EL AULA.

Lenguaje y pensamiento están intimamente ligados. Muchos psic¢logos creen que el lenguaje es el componente más importante de la inteligencia. Vygotsky (1962), creía que la habilidad de pensar lingüísticamente es lo que distingue entre la cognición humana y animal. Piaget estaba igualmente convencido de la importancia del pensamiento, via lenguaje. Para él (1970), los niños aprenden a través del lenguaje egocéntrico para organizar el mundo externo e integrarlo con su auto concepto.

Si el lenguaje es central en el desarrollo cognitivo de los individuos, existen fuertes implicaciones para los maestros en las aulas, en el desarrollo intelectual de los estudiantes. Implica que si queremos desarrollar exitosamente programas y prácticas para enseñar a pensar, debemos desarrollar también un “lenguaje de lo cognitivo”. Los maestros deben aprender como introyectar y permear en el lenguaje común y diario en el aula, posibilidades y oportunidades para que los estudiantes entiendan el lenguaje del pensamiento, con el fin de que se facilite en ellos, el crecimiento cognitivo.

LA NATURALEZA LINGUISTICA DE LA INSTRUCCION.


Uno de los hallazgos m s significativos en la investigación contemporánea relacionada con las prácticas de las instrucciones, es que la enseñanza es un fenómeno predominantemente lingüístico. Feuerstein (1980) describe el papel interactivo del maestro como crucial en la experiencia de aprendizaje mediado, en el desarrollo cognitivo del niño. En las principales revisiones de las interacciones lingüísticas de los salones de clase. Green y Smith (1982), concluyen que el lenguaje es utilizado por los maestros para ENMARCAR la presentación del contenido, las tareas que los estudiantes tienen que realizar y las normas de conductas aceptables y no aceptables. Las palabras que utilizan los maestros , comunican a los alumnos qué‚ hacer, cuando hacerlo y cómo actuar en el proceso.

Condon (1968) señala que el etiquetar es una característica esencial del lenguaje, diciendo que cuando el maestro o el alumno etiquetan algo, crean una realidad que no existía para ellos antes de hacerlo.

Debido a la naturaleza e importancia del lenguaje, es esencial que los maestros examinen de cerca el lenguaje que utilizan en el aula, para ver si este propicia el pensar. Es preciso que busquemos oportunidades para integrar lenguaje y pensamiento y redefinir la terminología más reciente. Tales oportunidades ofrecen la oportunidad de inventar un nuevo lenguaje para situaciones específicas en el aula.

A continuación se describen siete reas que sirva de punto de partida para el desarrollo de un lenguaje adecuado al desarrollo del pensamiento.


1. PALABRAS QUE CONNOTAN EL PENSAR.

Los maestros con frecuencia hacen señalamientos para que los estudiantes piensen.

El término pensar es una vaga abstracción, que encubre un amplio rango de actividades mentales, lo que lo hace un concepto muy elusivo. Dos posibles razones por la que los alumnos fallan en involucrarse en estos procesos pueden ser.


  1. El vocabulario que se utiliza en el aula les es desconocido.




  1. Tal vez no sepan como representar o aplicar las habilidades específicas que el término implica.

Si los adultos hablaran con un lenguaje adecuado, utilizando etiquetas específicas para las habilidades de pensamiento que señalan y les dijeran a los estudiantes como realizar estas operaciones o habilidades, se lograría que los estudiantes, se sintieran más motivados a utilizarlas.



EN VEZ DE DECIR

DECIR

Veamos estas 2 fotografías

COMPAREMOS estas 2 fotos

¿ Qué piensas que sucedería si?

-

¿ Qué PREDICES que suceder ,si?



¿Cómo puedes agruparlos

¿ Cómo los CLASIFICARIAS ?

Trabajemos este problema

ANALICEMOS este problema.

¿Qué‚ piensas que sucedería, si?

¿ Que ESPECULAS que sucedería , si?

¿Cómo podrías explicar?

¿ Qué‚ HIPOTESIS tienes que explicar ?

¿ Cómo sabes que es cierto?

-¨¿ Qué EVIDENCIA tienes que apoye?

¿ Cómo usarías ‚ésto ?

-¿ Cómo podrías APLICAR‚ ésto ?

Conforme los alumnos escuchan estas etiquetas en el lenguaje diario y conforme experientan el proceso cognitivo que se da con estos términos, internalizarán las palabras y las utilizar no como parte de su propio vocabulario. De aqu´ se va generando inicialmente la conciencia metacognitiva, o sea, darse cuenta de los procesos de pensamiento personales.


2. LA DISCIPLINA.

Al disciplinar a los estudiantes, los maestros con frecuencia toman decisiones sobre que conductas propiciar y que conductas que hay que eliminar. Los maestros pueden hablar en forma adecuada, de modo tal, que logren que los estudiantes examinen y vean las consecuencias de su conducta y asi decidan lo que mas conviene hacer.



EN VEZ DE DECIR


DECIR


No hagas ruido

-El ruido que haces, nos distrae. Puedes trabajar de tal modo que no te oigamos.



Quítate de ahí....



-

Puedes buscar otro lugar.


Deja de interrumpir


-Le toca hablar a “X” ¨

¿ Que tenemos que hacer?.

Deja de correr.


¿ Para que tenemos reglamentado el caminar por los corredores ?.



El discutir con los esudiantes las conductas apropiadas, las reglas de la escuela y el salón de clase, facilita que el estudiante aprenda alternativas apropiadas. Con el tiempo los estudiantes construyen un marco sólido de conductas adecuadas a la cultura de la escuela y el salón de clases.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal