TÉcnica sanguínea



Descargar 0,69 Mb.
Página2/4
Fecha de conversión08.01.2017
Tamaño0,69 Mb.
1   2   3   4

TÉCNICA CARBONCILLO
Existen dos tipos de carboncillos, el comprimido y el vegetal. El vegetal se hace con ramas que cerradas en bolsas privadas de oxigeno y dejadas al calor por algunos días se deterioran, llevado este material al horno se crean barras de carbón. El carboncillo comprimido es una mezcla de aglutinantes con pigmento negro proveniente del humo, este es el más frecuente en el mercado. Ambos crean un gran conjunto de negros pero el comprimido se caracteriza por ser más brillante que el vegetal. 

El  carboncillo es uno de los materiales de dibujo más antiguos, fue usado en la prehistoria para la pintura rupestre, también por los griegos y romanos, durante la edad Media y Renacimiento. 

Sin embargo es en los siglos XIX y XX el carboncillo adquiere mayor protagonismo, debido al aparecimiento de nuevos fijadores.

Las superficies dibujadas a carboncillo son muy vulnerables y de difícil preservación, esto hizo que el uso de este material fuera de carácter preparatorio, siendo particularmente utilizado para el aprendizaje de la técnica de dibujo y en composiciones preliminares a la pintura al fresco o a oleo una vez que se borra fácilmente y permite correcciones. Así como la sanguínea, este material gana relevancia en el siglo XV con el aparecimiento de fijadores, apareciendo en Venecia dibujos completamente a carboncillo.







Vestigios de pinturas prehistóricas a carboncillo y sanguínea Pintura al carboncillo

1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal