Tabla de contenido



Descargar 430,78 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño430,78 Kb.
  1   2   3   4   5

¿Si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado?

TABLA DE CONTENIDO

Pág.

FICHA TECNICA DE LA INVESTIGACION………………………………..…3

INTRODUCCION…………………………………………………...……….........5



  1. RESENA HISTORICA DE LA COSTUMBRE MERCANTIL……………..…....7

  2. JUSTIFICACION…………………………………………………………...............10

  3. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION……………………………….................11

  4. MARCO NORMATIVO….…………………………………………………….......12

    1. Elementos de la costumbre mercantil……………………………………….......13

      1. De tipo externo……………………………………………………….…..….....13

      2. De tipo interno………………………………………………………….…..…..14

    2. Clasificación de la costumbre mercantil……………………………….…..…...14

4.2.1 De acuerdo con su correspondencia con la ley………………….………......15

4.2.3 De acuerdo con su función…………………………………………….….........15

4.2.4 De acuerdo con su ámbito territorial de validez………………………..……15

4.3 Naturaleza de la recopilación de la costumbre mercantil……………….........16

4.3.1 Objeto de la recopilación……………………………………………….…........16

4.3.2 Carácter de la función…………………………………………………………..17

4.3.3 Alcance probatorio de las certificaciones sobre costumbre……….….........17

4.3.4 El contenido de la certificación…………………………………………..........18



    1. Otros conceptos de interés……………………………………………………...19

  1. METODOLOGIA………………………………………………………………......20

    1. Tipo de Investigación……………………………………………………….…….20

5.1.1 Investigación documental…………………………………………….……..20

5.1.2 Investigación descriptiva………………………………………………...….20



    1. Técnicas de Recolección de Información…………………………….……..21

    2. Formato de entrevista y encuesta……………………………………........…21

    3. Población y muestra……………………………………………………....…..22

  1. ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN………………………………………....23

6.1 Resultado de la entrevista dirigida……………………………………...…..23

Cuadro No. 1………………………………………………………………23

Cuadro No. 2………………………………………………………………24

Cuadro No. 3………………………………………………………………25

Cuadro No. 4………………………………………………………………26


  1. CONCLUSIONES……………………………………………………...………27

Anexos……………………………………………………………………..….....30

FICHA TECNICA

Título del Proyecto

Investigación sobre ¿Si se hace un pago antes de transcurrir 30 días, se entiende hecho de contado?


Nombre del Investigador

Juan Pablo González Ramírez

Documento

CC. 1.088.282.008 Pereira

Teléfono

3006220319- 3661727

Dirección electrónica

Juanpa-13@hotmail.com

Nombre de quienes desarrollaran el proyecto

Juan Pablo González Ramírez

Interventoría

Luz Piedad Arias Gil

Duración de la investigación

20 días

Objetivo de la investigación

Certificar como costumbre mercantil que “¿Si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado?


Conceptos claves

Costumbre mercantil ( importancia, clasificación, condiciones, funciones)
Normatividad de la costumbre mercantil
Crédito
Pago de contado

Técnicas de recolección de la información

Entrevistas dirigidas

Revisión documental



Resultado

No determinar cómo costumbre mercantil, que si se hace un pago antes de transcurrir 30 días, se entiende hecho de contado.

RESUMEN

La costumbre fuente tradicional y de cardinal importancia en la edad media, desempeña un papel importante en la disciplina de las relaciones jurídico mercantiles. En efecto el artículo 3 de código de comercio le reconoce su carácter de fuente formal. En la misma forma como lo hace el artículo 13 de la ley 153 de 1887 para todo el campo del derecho privado, pero a su vez su misma naturaleza impide exigir su pleno conocimiento, como si se exige de la ley ya que cuenta con un acto de alta trascendencia pública como es la promulgación. “Por ello ha sido encomendada a las cámaras de comercio del país la labor de recopilar y certificar las costumbres mercantiles para la certeza de su existencia en un juicio de valor”(1) ha sido objeto de estudio en el presente trabajo las costumbres mercantiles en cuanto que si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado para la cámara de comercio de Santa Rosa de Cabal.


Palabras Claves: Costumbre, crédito, pago de contado.
ABSTRACT

The custom, traditional source and of cardinal importance in the average age, plays an important role in the discipline of the legal mercantile relationships, in fact the article of the commerce code recognizes it’s integrity of conventional source, in the same way in witch the 13 article of the law 153 of 1887 does for all the fields of the private-right, however it’s same nature prevents as well the exigency of its total knowledge, as if it is demanded of the law since it counts on an act of high public importance as it is the promulgation. For that razon it has been entrusted to the country chambers of commerce not only to compile but to certify the mercantile customs for the certainty of existence in a valuable judgment. It has been object of study in the present job the mercantile customs in that if a payment is made before the expiration of 30 days is understood fact counted for the Chamber of Commerce Santa Rosa de Cabal.


Key Words: Custom, credit, cash payment.



  1. REVISTA DE DERECHO, Universidad del norte, N. 28: Págs. 348-363, 2007

INTRODUCCIÓN

Uno de los problemas que más ha interesado siempre a los operadores jurídicos es el que tiene que ver con los mecanismos o fuentes a través de los cuales emanan las normas jurídicas. Quienes tienen en el derecho un campo de estudio o trabajo, saben bien que las normas pueden crearse por diferentes mecanismos, algunos de ellos correspondientes a una creación formal del derecho –como sucede con el proceso legislativo–, otros correspondientes a una creación espontánea, que es precisamente lo que sucede con la costumbre como fuente del derecho.


En la costumbre no hay un órgano determinado que a través de un procedimiento establecido con anterioridad cree normas jurídicas, sino que es simplemente el resultado de una práctica social reiterada y aceptada por la generalidad, como se verá más adelante. El tema que aquí se ocupa es el de la costumbre en relación con su carácter trascendental en el área mercantil, más concretamente el de la tarea que corresponde llevar a cabo a las cámara de comercio en relación con dicha costumbre.

Por al anterior razón, la cámara de comercio de Santa Rosa de se interesa en indagar en sus respectivos ámbitos territoriales cuáles son las prácticas mercantiles que se vienen desarrollando en las distintas actividades comerciales, como es el caso de esta investigación. Dicha cámara ha venido desarrollando desde hace varios años una serie de proyectos de investigación en el sector turístico, hotelero, inmobiliario, económico, que tenían por finalidad identificar, verificar y recopilar costumbres mercantiles.

En cuanto a la temática de la investigación que se tratara a continuación se estructura de la siguiente manera: En primer lugar, se plantea la problemática del estudio y la metodología seleccionada para lograr los objetivos; en segundo lugar se resalta de manera especial la importancia del marco normativo y conceptual de la costumbre mercantil, y finalmente se dará respuesta en cuanto a si se declara como costumbre mercantil que: ¿si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado?.

.




  1. RESEÑA HISTORICA DE LA COSTUMBRE MERCANTIL

La Costumbre Mercantil aparece al lado de las corporaciones de mercaderes como un nuevo ordenamiento de expresión no escrita que vino a completarse con los estatutos de las asociaciones de comerciantes (corporaciones de comerciantes), cuya misión era regular las relaciones entre los profesionales asociados en defensa de sus intereses particulares y de la profesión en general. Los aportes del derecho no escrito (consuetudinario) y los del derecho escrito, consignados en los estatutos, pronto dieron contenido al nuevo ordenamiento jurídico.

En el desarrollo de esta etapa del derecho comercial, merecen mención especial las corporaciones de comerciantes o mercaderes (Curia Mercatorum). Durante la edad media, los profesionales de un mismo arte u oficio se asociaron para defender sus intereses y los de la respectiva profesión. Estas asociaciones constituyeron las llamadas corporaciones, que cumplían funciones de protección, de disciplina y, en pocos casos, como el de los comerciantes, de verdaderos tribunales ante los que se ventilaban diferencias no solo de tipo disciplinario, sino de derecho sustantivo.

La vinculación del comerciante a la corporación resultaba de la inscripción en el Liber Mercatorum y en virtud de ella se adquiría, ante el naciente ordenamiento la calidad de comerciante, la cual a su turno, determinaba el sometimiento a las normas mercantiles y a la jurisdicción de la corporación.

Las relaciones directas e indirectas que determinaban la inscripción, la constituyeron en la institución básica de este período. De acuerdo con ella, las demás instituciones giraron en torno a la persona del comerciante, fundando así un claro criterio subjetivo que informó todo el sistema.

En este período vale la pena resaltar que, de conformidad con sus estatutos y con las disposiciones del derecho consuetudinario, correspondió a las corporaciones resolver mediante procedimientos ágiles los litigios que a su conocimiento se presentaban, constituyendo así la denominada jurisdicción consular, independiente de la jurisdicción ordinaria estatal, siendo por ende la primera una jurisdicción donde se caracterizó un procedimiento sumario de carácter especial.

Así, el Estado se había limitado a recoger y sancionar las compilaciones de costumbres hechas por los Tribunales Consulares, siendo ello inicialmente, la única fuente formal del naciente derecho comercial. El terreno quedaba de este modo preparado gracias a la evolución de la jurisdicción de corporativa en comercial, para la transformación del derecho mercantil, que de un derecho de clase había de pasar a ser en su día un derecho especial caracterizado por la materia.

“En las costumbres se presenta en el origen de todas las legislaciones, precediéndolas como precede la palabra hablada a la palabra escrita”. (2)

Ésta importancia de la costumbre ha sido especialmente notoria en la formación del derecho comercial toda vez que los Códigos de Comercio fueron elaborados después de varios siglos de derecho simplemente consuetudinario y cuando la jurisprudencia de los tribunales consulares – elaborada a base de fallos dictados según las costumbres de los comerciantes mismos - y la doctrina de los primeros expositores del derecho comercial que tecnificó y sistematizó el derecho consuetudinario, las prácticas mercantiles ya habían divulgado y generalizado los más aptos mecanismos para regular con equidad y seguridad las actividades comerciales. Aunque en su forma escrita el derecho comercial ha perdido su primitivo empirismo y ha adquirido cierto formalismo que ha desplazado la costumbre a un lugar secundario, para cumplir una función meramente supletiva; cabe señalar que la costumbre prepara y abona la materia sobre la que luego actúa el legislador dotando de estabilidad, certeza y mayor generalidad los dictados primarios de la praxis social.

(2) WALDEMAR MARTINS FERREIRA, Instituicoes de direito comercial, livraría Freitas Bastos S.A., Río de Janeiro y Sao Paulo, t, l, 3ª ed. 1951, p 110.
A su vez, la obra legislativa aspira a convertirse en comportamiento repetido y uniforme; en pocas palabras, costumbre y ley son dos formas de ser del derecho.

“la exclusión de la costumbre, de ser ello posible, equivaldría a la deformación y empobrecimiento de la experiencia jurídica o a la supresión de una característica esencial de su dinámica”. (3)




  1. M.P EDUARDO CIFUENTES MUÑOZ. C. Const. Sent. C-486, oct. 28/93.



  1. JUSTIFICACION

En Colombia, ante la necesidad de probar, verificar, recopilar y certificar las costumbres mercantiles, el legislador de 1971 delego a las cámaras de comercio del país dos responsabilidades: por un lado, las cámaras deben recopilar las prácticas constitutivas de costumbre, y por el otro, certificar sobre la existencia de las recopiladas. Tienen entonces las cámaras de comercio un rol activo que desempeñar, en desarrollo del cual deben idearse algún método de conduzca a una recopilación idónea y eficaz, y otro de carácter pasivo, que se refleja en la función de certificación inherente a ellas. Les corresponde pues identificar una práctica, organizarla y sistematizarla de manera tal que forme un todo coherente que sea útil a quienes pretendan hacerla vale como una práctica jurídica reconocida que contribuya eficazmente a la evolución del derecho mismo.


Esta investigación se fundamentó en la función encomendada a las cámaras de comercio estipulada en el artículo 86 del estatuto mercantil; por lo tanto, la cámara de comercio de Santa Rosa de Cabal, pretende recopilar el uso y practica en la actividad comercial que no están reguladas en la ley y que son susceptibles de ser recopiladas y certificadas como costumbre mercantil.


  1. OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION

Objetivo principal:




  • Declarar o no como costumbre mercantil que “¿Si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado?”.

Objetivos secundarios:




  • Identificar si los propietarios de los establecimientos de comercio de Santa Rosa de Cabal, tienen la opción de crédito para sus clientes.

  • Identificar si la mayoría de los compradores en los establecimientos de comercio de Santa Rosa de Cabal, cancelan inmediatamente el valor del producto o utilizan más el sistema de crédito.

  • Determinar la naturaleza de las prácticas destinadas a ser recopiladas como costumbre mercantil de conformidad con las características de la ciudad.

  • Identificar las entidades o personas que serán objeto de la investigación a fin de obtener de éstas la información que eventualmente genere una práctica constitutiva de costumbre.

  • Evaluar las prácticas acopiadas dentro del trabajo de campo, a fin de determinar si reúnen las condiciones para constituirse en costumbre mercantil.

  • Reconocer una metodología de trabajo que sirva para emprender en el futuro actividades similares.

  • Recomendar la aprobación de la vigencia de las prácticas mercantiles con el propósito de recopilarlas y certificar acerca de su existencia, de conformidad con la ley.

  1. MARCO NORMATIVO

A continuación, las normas más importantes relacionadas con el tema que se ocupa, las cuales sin duda todos han tenido oportunidad de consultar alguna vez, bien como abogados o como comerciantes que buscan una respuesta en el Código de Comercio.


El Código de Comercio, en su Título Preliminar, art. 3º, establece que “la costumbre mercantil tendrá la misma autoridad que la ley comercial, siempre que no la contraríe manifiesta o tácitamente y que los hechos constitutivos de la misma sean públicos, uniformes y reiterados en el lugar donde hayan de cumplirse las prestaciones o surgido las relaciones que deban regularse por ella [...]”.
El art. 5º, por su parte, establece que la costumbre mercantil cumple con una función adicional, que es la de servir para determinar el sentido de las palabras o frases técnicas del comercio al momento de interpretar los actos y convenios mercantiles.
En otro artículo donde se regulan las funciones de las cámaras de comercio, el art. 86 del Estatuto Mercantil, se señala lo siguiente: “Las cámaras de comercio ejercerán las siguientes funciones: [...] 5. Recopilar las costumbres mercantiles de los lugares correspondientes a su jurisdicción y certificar sobre la existencia de las recopiladas [...]”.

De manera adicional, existen muchas otras normas del Código de Comercio que se refieren a la costumbre mercantil vigente para puntos específicos, en temas tan diversos como la representación (art. 842), reglas generales sobre el contrato (art. 871), compraventa (arts. 909, 912, 923, numeral 4º, y 935), suministro (art. 977), transporte (arts. 1002 y 1016), etc.


4.1 Elementos de la costumbre mercantil

De acuerdo con las normas citadas, con la teoría general del derecho y con lo importante que es la costumbre mercantil para el ejercicio de la actividad mercantil, cabe señalar como elementos constitutivos de esta fuente normativa, los siguientes:


4.1.1 De tipo externo

Este elemento consiste en la existencia de una práctica o conducta en una forma general, pública, reiterada y uniforme, en una época y dentro de una zona territorial determinada.

La generalidad se refiere al hecho de que la práctica o conducta debe hallarse lo suficientemente extendida dentro del grupo social concreto en el cual encuentra arraigo, no se trata de prácticas aisladas sino de comportamientos realizados por la mayoría de las personas que integran el grupo social.

• Por su parte, la publicidad se refiere a la necesidad de que la práctica o conducta respectiva se realice sin el más mínimo asomo o pretensión de clandestinidad, de tal manera que no sea objeto de ocultamiento alguno, las prácticas se pueden divulgar y por eso otras personas las conocen e inician con su práctica o implementación en sus metodologías de trabajo.

La reiteración es un elemento temporal referente a la extensión de la práctica en el tiempo vale decir que la costumbre no surge de manera instantánea sino que requiere una repetición de la práctica en el transcurso del tiempo.

La uniformidad, por su parte, se refiere al hecho de que la práctica es la misma en todos los casos, de tal suerte que presenta siempre un contenido idéntico y un mismo sentido.

Finalmente, debe tenerse presente que toda práctica social se desarrolla en un ámbito temporal y geográfico determinado, sobre los cuales habrá de indagarse –a efectos de su determinación– en la respectiva tarea de recopilación: ámbito territorial y tiempo desde el cual se desarrolla la práctica constitutiva de la costumbre. El ámbito territorial debe corresponder a la jurisdicción de la cámara de comercio que desarrolla el proceso de recopilación, distinguiendo en cada caso el municipio sobre el cual se realiza el estudio o investigación de la costumbre.
4.1.2 De tipo interno

Este elemento, designado comúnmente con la expresión latina opinio juris, es la conciencia existente en el grupo social respectivo sobre la obligatoriedad jurídica de la práctica constitutiva de la costumbre.

El elemento interno es el que diferencia las costumbres de los hábitos, que son una práctica reiterada pero sin conciencia de obligatoriedad. Traigamos a cuento un simpático ejemplo planteado por el jurista argentino Carlos Santiago Nino en su obra Introducción al análisis del derecho, en relación con el tema de diferenciar la costumbre del hábito: Bañarse regularmente es en la actualidad para los seres humanos una costumbre social; en cambio, bañarse por la mañana, aunque la gran mayoría de la gente lo hace, es sólo un hábito. Un comportamiento repetido

solo da origen a una norma cuando esa reiteración de actos se toma como guía para criticar a quienes no la siguen y para elogiar a quienes se ajustan a ella, lo cual ocurre con el bañarse con prudente regularidad, pero no con el hecho de hacerlo en determinadas horas. Así las cosas, solo la conciencia de obligatoriedad en el grupo social genera la costumbre, en la medida en que puedo derivar consecuencias de un comportamiento que está revestido con carácter de obligatoriedad, bien sea externa o interna, y que se torna vinculante de manera uniforme para el individuo y para el grupo social en general.


4.2 Clasificación de la costumbre mercantil

Dentro de las múltiples clasificaciones doctrinariamente esbozadas para la costumbre mercantil, se eligen tres que son de suprema importancia para el sistema jurídico, en este caso el colombiano, para este efecto se toma como referencia lo que se indica en el Código Civil y en la Ley 153 de 18876:


4.2.1 De acuerdo con su correspondencia con la ley

Se habla de costumbre praeter legem, costumbre secundum legem y costumbre contra legem. Las dos primeras modalidades de costumbre se caracterizan por su correspondencia con la ley.



Costumbre praeter legem es aquélla dotada de valor por las normas generales del ordenamiento, mientras que la costumbre secundum legem es aquélla a la cual se refiere una disposición particular, para un asunto también particular. Una y otra tienen plenos efectos de fuente formal de derecho en materia mercantil.

Costumbre contra legem es aquélla consistente en una práctica contraria a una disposición legal o reglamentaria imperativa existente. En cuanto esta modalidad de costumbre carece de todo valor normativo en la medida en que la ley lo prohíbe, como se acaba de ver, es por esta razón por lo que las cámaras de comercio deberán abstenerse de desarrollar procesos de investigación y recopilación en torno a asuntos que son objeto de regulaciones legales o reglamentarias imperativas.



4.2.3 De acuerdo con su función

Las costumbres también pueden clasificarse en normativas e interpretativas, dependiendo de la función que cumplen.

Es costumbre normativa aquélla que constituye una regla de derecho acorde con los lineamientos del artículo 3º del Código de Comercio y que resulta aplicable a falta de norma mercantil expresa; y es costumbre interpretativa aquélla cuya utilidad práctica consiste en dar el significado o sentido a una palabra o frase técnica del comercio, incluso sirve para dotar de contenido algunas disposiciones legales o contractuales.
4.2.4 De acuerdo con su ámbito territorial de validez

Se suele hablar aquí de costumbres de carácter local, nacional, internacional o extranjera, según la costumbre tenga vigencia en un conjunto de municipios, en todo el país, en un conjunto de países o simplemente en una nación diferente de esta. Normalmente en Colombia se habla de costumbres locales, que son las que se certifican en cada una de las cámaras de comercio del país; sin embargo, desde hace dos años Confecámaras está realizando un trabajo recopilador que pretende certificar costumbres de carácter nacional, el cual se viene llevando a cabo con la colaboración de todas las cámaras de comercio del país.


4.3 Naturaleza de la recopilación de la costumbre mercantil
4.3.1 Objeto de la recopilación

Recopilar”, de acuerdo con el Diccionario de la Lengua Española, es “juntar en compendio, recoger o unir diversas cosas. Según esto, se observa cómo puede ser un poco imprecisa esta definición en cuanto a lo que se necesita precisar respecto de la función que tienen las cámaras de comercio.

Sin embargo, esta definición puede ayudar a determinar qué debe entenderse por “recopilar”, tratándose de esta función legalmente asignada a las cámaras de comercio. Se puede decir que recopilar implica en primer lugar la realización de aquellas actividades que resulten necesarias para probar la existencia de una costumbre determinada.

En busca de precisar un poco más lo enunciado, podemos citar al profesor Enrique Gaviria Gutiérrez, quien, partiendo de la caracterización legal de la costumbre, se pregunta qué es exactamente lo que debe probarse cuando de establecer la existencia de la costumbre se trata.

Y al respecto expresa: “(...) Lo que ha de ser comprobado no es tanto la costumbre como los hechos constitutivos de la misma, con sus especiales características de uniformidad, publicidad, reiteración y vinculación a una época y zona territorial determinada.

Se trata, en consecuencia, de establecer el sustrato material del hábito social que se pretende invocar y aplicar como norma de Derecho; sólo que tal sustrato no tiene las condiciones de sencillez y seguridad de la ley escrita, pues en lugar de estar constituido por los documentos oficiales donde consta su expedición y promulgación, aparece integrado por una sucesión de hechos, cuyo acaecimiento debe distinguirse por varias y rigurosas características”.


4.3.2 Carácter de la función

La función de certificación de la costumbre mercantil por parte de las cámaras de comercio obedece a una función pública, para afirmar esto se han tenido en cuenta las siguientes razones:

• Se trata de una función atribuida por ministerio de la ley: de conformidad con lo preceptuado en el Código de Comercio, la certificación de la costumbre mercantil es un deber emanado del mismo estatuto legal, deber del que no pueden sustraerse debido al imperativo que establece el numeral 5 del art. 86 del Código de Comercio.

• Porque en la certificación de la costumbre y en su recopilación está de por medio el interés público: el interés de los comerciantes y en general el de todos los miembros de la sociedad en relación con el ordenamiento jurídico es el de la estabilidad y seguridad jurídica; así las cosas, el recopilar y certificar o no determinada costumbre debe estar en consonancia con los parámetros legales y metodológicos que permitan al destinatario de la norma tener seguridad y certeza en el sistema de fuentes y conjunto de normas que se le van a aplicar en un caso concreto. No cabe entonces la menor duda de que al estar en juego la seguridad jurídica del ordenamiento y de los destinatarios de las normas, la función atribuida a las cámaras de comercio en relación con la certificación de la costumbre es una función de carácter público.


4.3.3 Alcance probatorio de las certificaciones sobre costumbre

La función asignada a las cámaras de comercio es la de recopilar y, adicionalmente, certificar sobre la existencia de las costumbres mercantiles.

Todos sabemos que un documento es público, de acuerdo con el art. 251 del C.P.C., cuando ha sido otorgado por un funcionario público en ejercicio de su cargo o con su intervención. Por esta razón, los certificados expedidos por las cámaras de comercio son documentos de naturaleza privada, no documentos públicos, en la medida en que sus dependientes no son funcionarios públicos.

Como cualquier otro certificado expedido por una cámara de comercio, aquéllos que se expidan como resultado de un proceso de recopilación de la costumbre mercantil son documentos privados, con el valor probatorio propio de estos.

Una certificación sobre costumbre mercantil es un documento que puede perfectamente ser controvertido por las partes en el proceso, y adicionalmente debe ser analizado por el juez de acuerdo con el art. 187 del C.P.C., a cuyo tenor las pruebas deberán ser apreciadas en su conjunto, de acuerdo con las reglas de la sana crítica [...]. Sin embargo, es importante resaltar que cuando se expide una certificación basada en uno de los registros públicos (mercantil, proponentes o entidades sin ánimo de lucro), la cámara está dando fe pública de lo que consta en dicho registro, lo que no sucede cuando se expide una certificación sobre la costumbre mercantil ya que no existe un registro público de costumbres como tal, se trata simplemente del ejercicio investigativo que realiza cada cámara, de hecho, cada una tiene una metodología diferente para llevar a cabo esta actividad.
4.3.4 El contenido de la certificación

El certificado sobre la existencia de una costumbre que llegare a expedir una cámara de comercio debe ser lo más completo posible, debido a la función que cumple tanto en el ámbito legal como en el judicial. Dicha certificación debe contener como mínimo dos partes:

Una parte descriptiva, en la cual se deberán precisar las características generales de la recopilación:

Cuándo se realizó, cómo (metodología), dónde y entre quiénes (destinatarios).

• Una parte normativa, indicando el contenido de la práctica propiamente dicha, su ámbito de aplicación en cuanto a tiempo, lugar y sujetos, así como cualquier circunstancia o elemento.

4.4 Otros conceptos de interés
Según el diccionario de la real academia de la lengua española:
CRÉDITO

Es una manifestación en especie o en dinero donde la persona se compromete a devolver la cantidad solicitada en el tiempo o plazo definido según las condiciones establecidas para dicho préstamo más los intereses devengados, seguros y costos asociados si los hubiera. Se considerará crédito, el derecho que tiene una persona acreedora a recibir de otra deudora una cantidad en numerario entre otros. En general es el cambio de una riqueza presente por una futura, basado en la confianza y solvencia que se concede al deudor.


PAGO DE CONTADO
pagar en efectivo la totalidad de lo que vale el producto.

Compraventa de cualquier activo que implica la entrega simultánea del precio y del activo objeto del contrato. En las operaciones bursátiles, operativa contrapuesta a la compra a crédito.




  1. METODOLOGIA

El contexto sobre el cuál se desarrolló el estudio fue el sector comercial como actores principales los comerciantes, estableciéndose como espacio geográfico la Jurisdicción de la Cámara de Comercio de Santa Rosa de Cabal.

La cámara de comercio de Santa Rosa de Cabal identifico como tema a investigar: “¿Si se hace un pago antes de transcurrir 30 días se entiende hecho de contado?”, buscando determinar los requisitos de la costumbre: uniformidad, reiteración, obligatoriedad y publicidad, hecho constitutivo de una costumbre mercantil que permita ser certificada por esta cámara de comercio.

De acuerdo con estudios anteriores y otros estudios realizados por otras cámaras de comercio, se certifica cuando se encuentra una confirmación de la práctica en un porcentaje no inferior al 70%.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal