Síntesis de las actividades del Taller sobre Comercio Justo


Los impactos del comercio justo



Descargar 181,05 Kb.
Página6/10
Fecha de conversión01.08.2017
Tamaño181,05 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

3.4 Los impactos del comercio justo


El impacto del comercio justo sobre las condiciones de vida de los productores está poco documentado. Mientras que determinadas organizaciones de productores son muy conocidas por el éxito que tienen, por lo general las organizaciones no conocen bien el impacto del comercio justo más allá del impacto económico, fácilmente cuantificable. La medida de los impactos sociales, económicos y medioambientales del comercio justo es tanto más importante cuanto que el comercio justo no constituye un fin en sí. Es, más bien, un medio para alcanzar determinados objetivos.

Si el comercio justo quiere realmente plantearse como una alternativa de comercio sostenible, el movimiento tiene, principalmente, que llevar a cabo una reflexión sobre los impactos medioambientales del comercio de productos justos. Dado que se trata de un comercio internacional, el comercio justo engendra necesariamente más contaminación y embalaje relacionados con el transporte. El Taller plantea la cuestión de saber si está justificado importar productos justos en países en los que esos productos se producen localmente o, también, en los que existen productos de sustitución. Y aquí, podemos pensar en productos justos tales como, por ejemplo, las flores frescas cortadas que se transportarían en avión, la miel que puede ser producida localmente en el país importador también por pequeños productores o el zumo de naranja importado en Alemania cuando este país produce zumo de casis cuyo contenido en vitamina C es comparable. Los impactos medioambientales del comercio justo internacional dan coherencia al desarrollo de canales de venta locales o regionales de productos justos. Corolariamente, se puede plantear la cuestión de saber si ese tipo de estrategias que limitan el desarrollo de canales de venta de productos justos no tendrían como consecuencia, sin embargo, encerrar a los países productores dentro del rol de productores de cultivos de renta y de productos primarios.


3.5 Desigualdades y comercio justo


En la sección sobre la certificación, hemos subrayado el hecho de que la certificación y sus normas, a veces difíciles de cumplir para los productores, podían constituir barreras de acceso para los pequeños productores. Mientras que África es el continente más marginado por el comercio internacional, en el sistema de comercio justo, los productores africanos son también los menos numerosos con respecto a los de los demás continentes (2005-3). Las organizaciones de productores del Sur reclaman desde hace tiempo una mayor participación en el funcionamiento de las instituciones de comercio justo. Asimismo, a menudo se deplora que las normas justas sean dictadas por el Norte para países del Sur, o que los productores del Sur estén sometidos a las exigencias de los consumidores del Norte. Aquí, la cuestión es saber en qué el comercio justo favorece realmente la igualdad de oportunidades para todos, ya sea en cuanto a la entrada de nuevos productores en el canal de venta, en cuanto al funcionamiento de sus instituciones o, de forma más amplia, en cuanto al modelo comercial internacional que propone.

3.6 Comunicación, circulación de la información e información a los consumidores


Mientras que el comercio justo se define como una asociación comercial basada en la transparencia, todos los actores, principalmente los grupos de productores, no tienen un acceso igual a la información. La comunicación y la circulación de la información entre productores, distribuidores y consumidores en base a una verdadera reciprocidad están consideradas desde los principios de la reflexión del Taller como un reto estratégico que ha de perseguir el comercio justo. Todos los actores directamente interesados tienen que participar en la reflexión sobre el comercio justo, y no solamente los especialistas o los investigadores. Asimismo, la participación de los actores del Sur en las instancias superiores es esencial para el desarrollo del movimiento de comercio justo. Este último punto es una reivindicación recurrente de las organizaciones de productores del Sur.

La información al consumidor es un reto muy importante para el desarrollo del movimiento del comercio justo. Tanto el incremento de las ventas de productos justos como la reivindicación de un sistema comercial más justo pasan por la acción de unos consumidores críticos y responsables. El movimiento tiene que seguir desplegando sus esfuerzos no sólo en cuanto a la sensibilización de los consumidores, sino de forma más amplia, el Taller estima que el movimiento del comercio justo se ha de asociar con el del consumo ético o responsable.


3.7 Sinergias con otras iniciativas o movimientos


Al comercio justo le convendría desarrollar sinergias con otras iniciativas de comercio alternativo, especialmente el comercio ético, el movimiento cooperativo, la agricultura sostenida comunitariamente y la agricultura biológica. El Taller estima que el movimiento del comercio justo se ha de asociar con el del comercio ético ya que se trata de iniciativas complementarias que tienen como objetivo reequilibrar y hacer transparentes las relaciones comerciales entre productores del Sur y consumidores del Norte (2002-1). El comercio justo y el comercio ético se concentran principalmente en las relaciones comerciales Norte-Sur a raíz de la comprobación de que dichas relaciones comerciales son las más desiguales. La responsabilidad social de la empresa es un punto central del comercio ético, cuya finalidad es el cumplimiento de unas normas sociales y medioambientales basadas principalmente en las de la Organización Internacional del Trabajo. El comercio justo y el comercio ético han sido reconocidos por contribuir al desarrollo sostenible en lo referido al menos a tres elementos fundamentales: la prosecución de la internalización de los costes sociales y medioambientales de la producción, la asociación entre productores y consumidores sobre la cual se basan (esto es aplicable sobre todo al comercio justo) y la integración de la ética y de la sostenibilidad (2002-1). Ahora bien, los vínculos entre ambas prácticas son todavía muy tenues, tal como lo han observado los participantes del Taller en el marco de talleres dedicados a este tema en el FSM 2005.

El movimiento cooperativo tiene una larga tradición en materia de organización alternativa de la producción y aunque el comercio justo retoma en parte los principios cooperativos, pocos son los vínculos que existen de hecho entre ambos movimientos8. A título de ejemplo, en Quebec se está asistiendo a la aparición de nuevas formas de intercambio entre cooperativas del Sur y cooperativas del Norte dentro del marco de asociaciones de intercooperación.

La agricultura sostenida comunitariamente, la cual establece nuevas formas de solidaridad entre la ciudad y el campo a escala local, puede ser considerada como la vertiente local del comercio justo. La asociación entre productores y consumidores es aquí mucho más evidente dado que los consumidores pagan por adelantado las cestas de verduras que obtendrán en la temporada de las cosechas, compartiendo así los riesgos asociados a la producción.

Por último la agricultura biológica es otro ejemplo de una práctica a menudo asociada al comercio justo. Este movimiento y el del comercio justo tienen muchos que compartir, ya sea en materia de distribución en cuanto se refiere a la certificación, para la cual el movimiento biológico posee mayor experiencia o ya en cuanto al contenido de las normas.





1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal