Ser es indefinible y por lo tanto con la mente jamás podríamos llegar a vivenciar a nuestro real Ser



Descargar 50,37 Kb.
Fecha de conversión25.04.2017
Tamaño50,37 Kb.
CLASE 9 : El Nivel del Ser


P



ara saber qué es realmente el Ser, es necesario encarnarlo, ya que el Ser es indefinible y por lo tanto con la mente jamás podríamos llegar a vivenciar a nuestro real Ser. Sin embargo, a nivel intelectual podemos darnos una ligera idea de lo que es el Ser dentro de nosotros. El Ser es el Ser, la razón de ser del Ser es el mismo Ser. El Ser es lo que siempre ha sido, y será. El Ser es nuestro Padre que está en secreto. El Ser es nuestro Íntimo. El Ser es Dios dentro del hombre. El Ser es el principio creador no creado, de donde emanamos por primera vez en la aurora de la creación y a donde debemos regresar con maestría, con auto-conciencia.

El absoluto es el Ser de todos los Seres. El es lo que es, lo que siempre ha sido y lo que siempre será. Él se expresa como movimiento y reposo abstracto absoluto. Él es la causa del Espíritu y de la materia pero no es ni uno ni la otra. El absoluto está más allá de la mente, ésta no puede comprenderlo por lo que nos toca intuir su naturaleza.

El absoluto está más allá de la vida condicionada. Más allá de lo que es relativo es el Real Ser (El) es el no Ser porque no guarda concordancia alguna con nuestros conceptos, pero es "El Real Ser".

Todo esto porque no lo comprendemos intelectualmente, para nosotros es como un No Ser aunque es el Real Ser del Ser.

Ser es mejor que existir y la razón de ser del Ser, es el mismo Ser.

En el absoluto está nuestra legítima existencia que es No Ser, un No Existir para la razón humana.

El Absoluto no es un Dios ni tampoco un individuo Divino o humano; sería absurdo dar forma a lo que no tiene forma; sería un despropósito intentar antropomorfizar (dar forma) al espacio.

Ciertamente el absoluto es Espacio Abstracto incondicionado y eterno, mucho más allá de los Dioses y de los hombres. El absoluto es Luz increada que no hace sombra por ninguna parte durante la noche profunda del gran Pralaya...

El absoluto está más allá del tiempo, del número, de la medida, del peso, de la casualidad, de la forma, del fuego, de la luz y de las tinieblas. Sin embargo, Él es el fuego y la Luz Increada.

En el interior de cada uno de nosotros, llevamos un Ser que nos instruye, que nos enseña, pero si nosotros no estamos dispuestos a aprender de Él, pasa la vida y sólo nos llevamos un manojo de experiencias adquiridas en la tierra.

El Ser interno de cada persona dispone de muchos sistemas para enseñarnos, si el Ser humano tuviera más entendimiento y observación en los dictados del corazón, encontraría la luz que le iluminaría el camino y la ayudaría a conocer la forma de encauzar su destino a través de la vertical.

Nuestro Ser interior dispone de una inteligencia y una intuición para que a través de ella interpretemos las enseñanzas y las corazonadas que vienen de adentro, el Ser enseña con mensajes simples y sencillos, con corazonadas; los hombres enseñan con lo que se ve, con lo que se oye.

La Escalera Maravillosa


Psicológicamente hablando, es la distancia, punto, escalón o peldaño en que nos encontramos, con respecto a nuestro Real Ser. Nuestro nivel de ser está determinado por el estado interior de nuestra conciencia. Para aclarar más, podemos imaginarnos una escalera con muchísimos peldaños, que se extienden de abajo hacia arriba verticalmente. Dichos peldaños representan en este caso los distintos niveles del Ser.

O sea, que en esta escalera maravillosa podemos encontrar todos los niveles del Ser. Al final de la escalera en el extremo superior se encuentra nuestro Real Ser, nosotros nos encontramos en algún escalón de estos. Debido a que cada persona es diferente en el aspecto moral, espiritual, psíquico, etc.., escalones abajo habrá gente peor que nosotros; escalones arriba se encontrarán personas mejores que nosotros.

Así como en nuestra sociedad existen diferentes niveles sociales, proletarios, clase media, clase alta, o ricos, gente de iglesia, de prostíbulo, de comercio, de campo, etc., etc., así también existen distintos niveles del Ser. Lo que internamente somos, espléndidos o mezquinos, generosos o tacaños, violentos o apacibles, castos o lujuriosos, borrachos o abstemios, homosexuales, drogadictos, codiciosos, envidiosos, orgullosos, perezosos, golosos, etc.., todo eso es lo que determina nuestro nivel del Ser.

Tenemos que anhelar un cambio verdadero, salir de esta rutina aburridora, de esta vida meramente mecánica.

Lo que primero debemos comprender con entera claridad es que cada no de nosotros ya sea burgués o proletario, acomodado o de clase media, rico o miserable, se encuentra realmente en tal o cual nivel de Ser. El nivel de Ser del borracho es diferente al del abstemio y el de la prostituta, muy distinto al de la doncella. Esto que estamos diciendo es irrefutable, irrebatible...

Al llegar a esta parte, nada perdemos con imaginarnos una escalera que se extiende de abajo hacia arriba, verticalmente y con muchísimos escalones...

Incuestionablemente en algún escalón de estos nos encontramos nosotros, escalones abajo habrá gente peor que nosotros; escalones arriba se encontrarán personas mejores que nosotros... En esta vertical extraordinaria, en esta escalera maravillosa, es claro que podemos encontrar todos los niveles de Ser... cada persona es diferente y esto nadie puede refutarlo.

Ahora no estamos hablando de caras feas, o bonitas, ni tampoco se trata de cuestión de edades. Hay gente joven y vieja, ancianos que ya están para morir y niños recién nacidos... La cuestión del tiempo y de los años; eso de nacer, crecer, desarrollarse, casarse, reproducirse, envejecer y morir, es exclusivo de la horizontal...

En la "Escalera Maravillosa", en la vertical el concepto tiempo no cabe. En los escalones de tal escala sólo podemos encontrar "Niveles de Ser"....

La esperanza mecánica de la gente no sirve para nada; creen que con el tiempo las cosas serán mejores; así pensaban nuestros abuelos y bisabuelos; los hechos precisamente han venido a demostrar lo contrario.

El "Nivel de Ser " es lo que cuenta y esto es Vertical; nos hallamos en un escalón pero podemos subir a otro escalón....

La Escalera Maravillosa de la que estamos hablando y que se refiere a los distintos "Niveles de Ser", ciertamente, nada tiene que ver con el tiempo lineal...

Un "Nivel de Ser" más alto está inmediatamente por encima de nosotros de instante en instante.... No está en ningún remoto futuro horizontal, sino aquí y ahora; dentro de nosotros mismos; en la vertical...

Es ostensible y cualquiera la puede comprender, que las dos líneas: horizontal y vertical, se encuentran de momento en momento en nuestro interior psicológico y forman cruz....

La personalidad se desarrolla y desenvuelve en la línea Horizontal de la vida. Nace y muere dentro de su tiempo lineal; es perecedera; no existe ningún mañana para la personalidad del muerto; no es el Ser....

Los Niveles del Ser; el Ser mismo, no es el tiempo, nada tiene que ver con la línea horizontal; se encuentra dentro de nosotros mismos.

Ahora, en la vertical... Resultaría manifiestamente absurdo buscar a nuestro propio Ser fuera de sí mismos...

No está de más sentar como corolario lo siguiente: Títulos, grados, ascensos, etc., en el mundo físico exterior, en modo alguno originarían exaltación auténtica, revaluación del Ser, paso a paso un escalón superior en los "Niveles del Ser".....

La Cruz Horizontal y Vertical


¿Quiénes somos?. ¿De dónde venimos?. ¿Para dónde vamos?. ¿Para qué vivimos?. ¿Por qué vivimos?......

Incuestionablemente el pobre animal intelectual equivocadamente llamado hombre, no sólo no sabe, sino además ni siquiera sabe que no sabe......

Lo peor de todo es la situación tan difícil y tan extraña en que nos encontramos, ignoramos el secreto de todas nuestras tragedias y sin embargo estamos convencidos de que lo sabemos todo...

Llévese un "Mamífero Racional", una persona de esas que en la vida presumen de influyentes, al centro del desierto del Sahara, déjesele allí lejos de cualquier Oasis y obsérvese desde una nave aérea todo lo que sucede... Los hechos hablarán por sí mismos; el "Humanoide Intelectual" aunque presuma de fuerte y se crea muy hombre, en el fondo resulta espantosamente débil.... El "Animal Racional" es tonto en un cien por ciento; piensa de sí mismo lo mejor; cree que puede desenvolverse maravillosamente mediante el Kindergarden, manuales de urbanidad, primarias, secundarias, bachillerato, universidad, el buen prestigio del papá, etc., etc... Desafortunadamente, tras de tantas letras y buenos modales, títulos y dinero, bien sabemos que cualquier dolor de estómago nos entristecen, y en el fondo continuamos siendo infelices y miserables...

Basta leer la Historia Universal para saber que somos los mismos bárbaros de antaño y que en vez de mejorar nos hemos vuelto peores.... Este siglo XX con toda su espectacularidad, guerras, prostitución, sodomía mundial, degeneración sexual, drogas, alcohol, crueldad exorbitante, perversidad extrema, monstruosidad, etc., etc., etc., es el espejo en que debemos mirarnos; no existe pues razón de peso como para jactarnos de haber llegado a una etapa superior de desarrollo....

Pensar que el tiempo significa progreso es absurdo, desgraciadamente los "Ignorantes Ilustrados" continúan embotellados en el dogma de la Evolución.... En todas las páginas negras de la "Negra Historia" hallamos siempre las mismas horrorosas crueldades, ambiciones, guerras....

Sin embargo nuestros contemporáneos "Super Civilizados " están todavía convencidos de que eso de la guerra es algo secundario, un accidente pasajero que nada tiene que ver con su tan cacareada "Civilización Moderna"....Ciertamente lo que importa es el modo de ser de cada persona; algunos sujetos serán borrachos, otros abstemios, aquellos honrados y estos otros, sinvergüenzas; de todo hay en la vida....

La masa es la suma de los individuos; lo que es el individuo es la masa, es el gobierno, etc.. La masa es pues la extensión del individuo; no es posible la transformación de las masas, de los pueblos, si el individuo, si cada persona, no se transforma....

Nadie puede negar que existen distintos niveles sociales; hay gente de iglesia y de prostíbulo; de comercio y de campo, etc., etc., etc...

Así también existen distintos Niveles del Ser. Lo que internamente somos: espléndidos o mezquinos, generosos o tacaños, violentos o apacibles, castos o lujuriosos, atrae las diversas circunstancias de la vida...

Un lujurioso atraerá siempre escenas, dramas y hasta tragedias de lascivia en las que se verá metido...

Un borracho atraerá a los borrachos y se verá metido siempre en bares y cantinas, eso es obvio...

¿Qué atraerá el usurero?, el egoísta?, ¿cuántos problemas?, ¿cárceles?, ¿desgracias?

Sin embargo la gente amargada, cansada de sufrir, tiene ganas de cambiar, voltear la página de su historia...¡Pobre gente! quieren cambiar y no saben cómo; no conocen el procedimiento, están metidas en un callejón sin salida. Lo que le sucedió ayer, le sucede hoy y le sucederá mañana; repiten siempre los mismos errores y no aprenden las lecciones de la vida ni a cañonazos.

Todas las cosas se repiten en su propia vida; dicen las mismas cosas, hacen las mismas cosas, lamentan las mismas cosas. Esta repetición aburridora de dramas, tragedias, y comedias, continuará mientras carguemos en nuestro interior los elementos indeseables, ira, codicia, lujuria, envidia, orgullo, pereza, gula, etc..

¿Cuál es nuestro nivel moral?, o mejor dijéramos, ¿Cuál es nuestro nivel de Ser?.

Mientras el nivel de Ser no cambie radicalmente, continuará la repetición de todas nuestras miserias, escenas, desgracias e infortunios.

En tanto un hombre prosiga con el error de creerse a sí mismo UNO, único, individual, es evidente que el cambio radical será algo más que imposible.

El hecho mismo que el trabajo esotérico comience con la rigurosa observación de sí mismo, nos está indicando una multiplicidad de factores psicológicos, yoes o elementos indeseables, que es urgente extirpar, erradicar de nuestro interior.

Incuestionablemente en modo alguno sería posible eliminar errores desconocidos, urge observar previamente aquello que queremos separar de nuestra psiquis.

Este tipo de trabajo no es externo, sino interno y quienes piensen que cualquier manual de urbanidad o sistema ético externo y superficial les pueda llevar al éxito, estarán de hecho equivocados.

Este trabajo es motivo más que suficiente como para demostrar que exige un esfuerzo personal y muy particular de cada uno de nosotros.

No es posible cambio alguno en nuestra psiquis, sin observación directa de todo este conjunto de factores subjetivos que llevamos dentro.

Hablando francamente y sin ambagues, aseveramos en forma enfática lo siguiente: ningún Ser humano podría hacer este trabajo por nosotros.

Dar por aceptado la multiplicidad de errores descartando la necesidad de estudio y observación directa, significa de hecho una evasiva o escapatoria, una huida de sí mismo, una forma de auto-engaño.

Admitir la pluralidad del "Yo" y evidenciarla de la observación rigurosa, son dos aspectos diferentes.

Alguien puede aceptar la doctrina de los muchos yoes sin haberlo jamás evidenciado; esto último sólo es posible auto-observándose cuidadosamente. Rehuir al trabajo de observación íntima, buscar el vacío, es signo inconfundible de degeneración.

Mientras un hombre sustente la ilusión de que siempre es uno la misma persona no puede cambiar, y es obvio que la finalidad de este trabajo es precisamente lograr un trabajo gradual en nuestra vida interior.

La transformación radical es una posibilidad definida que normalmente se pierde cuando no se trabaja sobre sí mismo.

El punto inicial del cambio radical permanece oculto mientras el hombre continúe creyéndose uno.

La severa observación de sí mismo sin escapatoria de ninguna especie nos permite verificar por sí mismo el crudo realismo de que no somos uno, sino "muchos".

En el mundo de las opiniones subjetivas diversas teorías seudo-esotéricas o seudo-ocultistas, sirven siempre de callejón para huir de sí mismo. Alguien podría decir: "Sé que no soy uno, sino muchos, la Gnosis me lo ha enseñado". Tal afirmación aunque fuese muy sincera si no existiese plena experiencia vivida sobre ese aspecto doctrinario, obviamente tal afirmación sería meramente externo y superficial.

Evidenciar, experimentar y comprender es lo fundamental, sólo así es posible trabajar conscientemente para lograr un cambio radical.

Afirmar una cosa y comprender es otra. Cuando alguien dice: "comprendo que no soy uno sino muchos", si su comprensión es verdaderamente palabrería insustancial de charla ambigua, esto indica, señala y acusa plena verificación de la doctrina de los muchos.

Conocimiento y comprensión son diferentes. El primero de estos es de la mente, el segundo del corazón.

Conocer la doctrina de los muchos yoes y comprenderla, es fundamental para todo cambio radical verdadero.

Cuando un hombre comienza a observarse detenidamente a sí mismo, desde el ángulo de que no es uno, sino muchos, obviamente ha iniciado un trabajo serio sobre su naturaleza interior.

Con justa razón podemos aseverar solemnemente que lo exterior es el reflejo de lo interior. Cuando uno cambia interiormente y tal cambio es radical, lo exterior, las circunstancias, la vida, cambian también.

He estado observando por este tiempo (1974), un grupo de gente que invadieron un terreno ajeno; aquí en México, tales gentes reciben el curioso calificativo de "paracaidistas". Son vecinos de la colonia campestre Churubusco, están muy cerca de mi casa, motivo por el cual he podido estudiarlos de cerca.

Ser pobres jamás puede ser delito, mas lo grave no está en eso, sino en su nivel de Ser.

Muchas veces he pensado en que si cualquier sujeto de esos, eliminara de su interior el odio, la ira, la lujuria, la embriaguez, la maledicencia, la crueldad, el egoísmo, la calumnia, la envidia, el amor propio, el orgullo, etc., etc., gustaría a otras personas, se asociaría por simple Ley de Afinidades Psicológicas con gente más refinada, más espiritual; esas nuevas relaciones serían definitivas para un cambio económico y social.

El plan divino es que nosotros vengamos a la escuela de la vida, a realizar un curso de auto-conciencia, sobre los conceptos del bien y del mal y luego regresar con maestría a nuestra casa paternal. Desgraciadamente en el camino fuimos atrapados por el Ego. Nuestro delito no es haber caído, ya que gracias a la caída Edénica conocimos el Bien y el Mal y por ende se nos abrieron las puertas de la maestría, trabajando sobre la Ley de los opuestos. Nuestra falta estuvo y está en haber persistido en el Mal, en no ponernos de pie.-

Práctica:


La concentración: Es fijar la atención en una sola cosa, es decir mantener la misma imagen en el terreno del pensamiento durante un tiempo determinado.

La concentración permite relajarse por completo, requiriendo para ello la atención necesaria, así como también, evita la dispersión del pensamiento, que es un obstáculo para la continuidad en los esfuerzos y propósitos.

La concentración para ser efectiva debe ser intensa y sostenida, en tal sentido la intensidad dela imagen está subordinada al tiempo durante el cual seamos capaces de conservar dichas imágenes en nuestra mente.

La concentración permite mantener los objetivos fijados de antemano, no permitiendo que se diluyan, así como también, reúne las energías alejando todos los pensamientos secundarios que perjudican todos los pensamientos directos.

Es posible cultivar la concentración en nuestra vida diaria, esto se logra pensando en lo que hacemos, aún cuando al principio tengamos bastante dificultad, por nuestra costumbre de hacer todo mecánico.

Desde el momento en que voluntariamente pensemos en lo que hacemos, se estará realizando un ejercicio de concentración.

CONCLUSION:

Dicen los sabios, que lo desconocido es lo nuevo de momento en momento. Por eso nosotros los Gnosticos estamos abocados a conocer en que Nivel de Ser nos encontramos , para de esa forma poder pasar a un nivel de Ser superior.

Querido lector: En que Nivel de Ser se encuentra usted en esta momento de su vida ? , No le gustaria elevar su Nivel de Ser ? , su ha respondido que si , que Si quiere elevar su Nivel de Ser, entonces esta en el camino correcto desde el punto de vista Gnstico, ya que nosotros queremos hombres y mujeres que se lancen a conocerse a si mismo y a luchar contra todos esos elementos que en nuestro interior cargamos, y que aprisionan al fluir armonioso y amoroso de nuestra conciencia, de nuestra esencia, y que cuando ella despierte y se liber a traves de nuestro trabajo interior sabemos que nuestra vida comenzara a dar vuelcos en poz de la libertad, la paz y el amor.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal