Seminario Básico Cómo Estudiar la Biblia Clase 9: Estructura y Paralelismo



Descargar 190,94 Kb.
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño190,94 Kb.



Seminario Básico

Cómo Estudiar la Biblia

Clase 9: Estructura y Paralelismo



_______________________________________________________

La semana pasada discutimos el valor de mirar la Escritura a la vista del propósito del autor y su contexto- viendo el valor de leer pasajes más largos en lugar de versículos aislados. El día de hoy, vamos a conversar sobre otras dos importantes herramientas interpretativas, la estructura y el paralelismo, los cuales están diseñados para ayudarte a separar secciones más largas de la Escritura para ayudarte a entender mejor su significado. Comencemos con la estructura.




  1. I. Estructura



Basándonos en la idea del contexto de la semana pasada, queremos hacernos dos preguntas cuando tratamos de entender la estructura de un pasaje:


      1. ¿Ha dividido el autor su material en secciones?

      2. ¿De qué manera encajan esas secciones?

Esa primera pregunta es clave. No todas las secciones de la Escritura tienen una estructura general para ellas. Pero cuando un libro aparece organizado en un patrón u orden particular, es importante que entendamos cuál es esa estructura. De esa manera podemos ver más claramente lo que el autor está tratando de hacer en cada punto del libro.


Ahora, la estructura puede estar al nivel de libro o en un nivel inferior. Para tener un ejemplo de la estructura al nivel de un libro, vayamos al libro de Daniel. Le daremos la vuelta al libro desde afuera para que veas lo que está haciendo. Comienza en el capítulo 1. El libro empieza con la nación yendo al exilio. Vuelve ahora al capítulo 9. Ahora, han pasado setenta años y es tiempo de que la nación regrese del exilio. De vuelta al capítulo 2. Es un sueño de Nabucodonosor sobre cuatro reinos diferentes. Capítulos 7-8. Los sueños de Daniel acerca de cuatro reinos distintos. Capítulo 3: Sadrac, Mesac y Abed-nego enfrentan una muerte segura porque se rehusaron a adorar al rey— ¡y Dios los rescata! Capítulo 6: Daniel enfrenta una muerte segura por oponerse a orar al rey— ¡y Dios lo salva! Capítulo 4: Nabucodonosor es advertido por Dios y luego juzgado. Capítulo 5: Baltasar es advertido por Dios y luego juzgado. Y justo en el medio, entre los capítulos 4 y 5, se encuentra la declaración más excepcional del libro. Nabucodonosor, quien había conquistado al puedo de Dios y lo había llevado al exilio, confiesa esto en el 4:34-35
34Mas al fin del tiempo yo Nabucodonosor alcé mis ojos al cielo, y mi razón me fue devuelta; y bendije al Altísimo, y alabé y glorifiqué al que vive para siempre, cuyo dominio es sempiterno, y su reino por todas las edades.
35 Todos los habitantes de la tierra son considerados como nada; y él hace según su voluntad en el ejército del cielo, y en los habitantes de la tierra, y no hay quien detenga su mano, y le diga: ¿Qué haces?
¿No es eso increíble? Incluso el hombre que destruyó el templo ahora está inclinando su rodilla al más grande Rey.
Entonces, ¿crees que podrías apreciar Daniel si no vieras este patrón? Por supuesto. Pero claramente Daniel ensambló su material en un patrón particular. Y podemos entender mejor su propósito para el libro si también observamos el patrón.
O, para la estructura en un nivel inferior en un texto, vayamos a Isaías 40. ¿Ves cómo él abre el versículo 3? «Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios». Luego en el versículo 6: «Voz que decía: Da voces. Y yo respondí: ¿Qué tengo que decir a voces?». Después en el versículo 9: «levanta fuertemente tu voz, anunciadora de Jerusalén». Tres voces diferentes. Tres secciones diferentes. Claramente, si estás estudiando Isaías 40, necesitas tratar a cada sección introducida por una «voz» diferente como un todo. Y luego averigua cómo estas tres secciones encajan en el contexto de Isaías 40. No es como que estuvieras pecando si no lo haces. Pero el uso repetido de esa palabra debería indicarte que Isaías tiene la intención de que leas este capítulo con una estructura particular en mente.
Y algunas veces, el no ver la estructura puede dejarte perdiendo el punto. Tomemos 1 Corintios 13 como un ejemplo. «El amor es sufrido, es benigno…» ¿Cuántos de ustedes han escuchado que lo han leído en una boda? [Votación a mano alzada] Es un buen pasaje de bodas. Pero en realidad no se refiere principalmente a esa clase de amor.
Cuando lees 1 Corintios, ves que Pablo ha dividido la carta en base a los temas que los corintios le habían preguntado. Y la palabra clave que divide estas secciones es «En cuanto a…» Por ejemplo, 12:1 dice «En cuanto a los dones espirituales, hermanos, quiero que entiendan bien este asunto». Ese es el texto que introduce esta sección, que va desde el capítulo 12 al 14. Así que, estas palabras sobre el amor en realidad se encuentran en el contexto de los dones espirituales en la iglesia. Ahora, eso cambia un poco cómo leemos esto, ¿no es así?
Encontrando la Estructura
De acuerdo. Entonces ¿cómo encuentro la estructura así? Me alegra que lo hayas preguntado. Mira en tu folleto y verás algunos consejos para ayudarte a hacer esto.


  1. Busca palabras repetidas (como en Isaías 40 o en 1 Corintios) o temas reiterados (como en Daniel). En un momento, me pasearé por los tipos más comunes de estructuras en la Biblia que estas palabras repetidas o temas probablemente separen al texto.

Ejemplo: Ve conmigo en la Biblia al capítulo 1 de Juan, versículos 19-51. Probablemente sus biblias han dividido correctamente las secciones. ¿Qué frase usa Juan para indicar que está comenzando una nueva sección? A: Él usa la frase, «el siguiente día» para iniciar una nueva sección en los versículos 29, 35 y 43.


¿De qué manera el notar estas repeticiones te ayuda a entender Juan 1:19-51?
Repeticiones así, son la pista más clara de que hay algo estructural ocurriendo en un texto.


  1. En las narrativas, busca cambios de escenarios. Pretende ser el director de una película o un guionista y pregúntate, «¿necesitó la acción cambiar de escenarios aquí? Si no, ¿por qué el autor me movió a algo distinto?» Llegaremos a un ejemplo de esto en unos minutos.




  1. En los diálogos, puedes a menudo dividir el texto en función de quién esté hablando. Por ejemplo, en Job importa inmensamente si es Job el que habla, o es Dios, o alguno de los amigos de Job. Como lo hemos hablado hace unas semanas.




  1. En algunas partes la estructura que se utiliza es la estructura de un argumento legal. Malaquías es un buen ejemplo de esto, al igual que lo es la carta de Pablo a los Romanos. Abran sus biblias al inicio de Romanos. En Romanos 1 y 2, Pablo establece que todos están bajo la ira de Dios por causa de su pecado, para los gentiles en el capítulo 1 y los judíos en el capítulo 2, antes de comenzar su argumento sobre el don gratuito de la salvación en Cristo para aquellos que creen, en el capítulo 3.

Así que, si ves una progresión lógica de pensamiento, como en Romanos, bien puede ser que esa lógica esté estructurada como un argumento—y harías bien en trazar ese argumento.


Por cierto, encontrarán que los párrafos, divisiones de capítulos y de versículos en sus biblias son generalmente útiles. Pero algunas veces no lo son. Ten presente que ellos no son inspirados por Dios. A menudo, puede servir de ayuda imprimir la sección de la Escritura que necesites de algún sitio como www.biblegateway.com para que puedas leerlo sin divisiones de versículos, párrafos o capítulos.
Usando la Estructura
Una vez que hayas separado tu pasaje en subdivisiones, basadas ya sea, en escenarios, o argumentos, o temas, es útil dar a cada sección un título resumen. Esto te obliga a pensar sobre cuál es el punto principal de cada subdivisión y anotarlos. No sientas que debes estar atado a tu primer pensamiento, siempre puedes cambiarlo luego.
Después de que hayas resumido en unas pocas oraciones sobre lo que trata cada sección, el próximo paso es ver de qué manera encaja cada parte. Como dijimos antes, en una carta, las secciones pueden ser argumentos construidos uno sobre el otro, o en el caso de una narrativa, las secciones pueden contrastar o complementarse la una a la otra.
En el camino, podrías encontrar que has comenzado a esbozar tu sección de la Escritura. Con frecuencia, puede ser útil continuar y terminar tu bosquejo. Esbozar un capítulo o incluso un libro entero puede ser una gran forma para seguir una corriente de pensamiento y ver cómo la estructura revela el significado.
Otra cosa que puede ayudar es memorizar un pasaje de la Escritura. Cuando lo memorizas, es más probable que notes patrones de repetición de temas y palabras que den evidencia de la estructura— al menos al nivel del capítulo. Y es más probable que veas cómo el autor utiliza la estructura para lograr su propósito.
Ver cómo el autor ha estructurado lo que está diciendo nos ayudará a ver la gran idea de todo el pasaje.
Ejercicio de clase: Juan 18:12-27
Así que, miremos un ejemplo y veamos si podemos identificar la estructura del autor. Vayan a sus biblias a Juan 18:12-27.
Mientras leemos esto, intenta marcar las divisiones entre las escenas.

Entonces la compañía de soldados, el tribuno y los alguaciles de los judíos, prendieron a Jesús y le ataron, y le llevaron primeramente a Anás; porque era suegro de Caifás, que era sumo sacerdote aquel año.  Era Caifás el que había dado el consejo a los judíos, de que convenía que un solo hombre muriese por el pueblo. ||


Y seguían a Jesús Simón Pedro y otro discípulo. Y este discípulo era conocido del sumo sacerdote, y entró con Jesús al patio del sumo sacerdote; mas Pedro estaba fuera, a la puerta. Salió, pues, el discípulo que era conocido del sumo sacerdote, y habló a la portera, e hizo entrar a Pedro. Entonces la criada portera dijo a Pedro: ¿No eres tú también de los discípulos de este hombre? Dijo él: No lo soy.  Y estaban en pie los siervos y los alguaciles que habían encendido un fuego; porque hacía frío, y se calentaban; y también con ellos estaba Pedro en pie, calentándose. ||
 Y el sumo sacerdote preguntó a Jesús acerca de sus discípulos y de su doctrina. Jesús le respondió: Yo públicamente he hablado al mundo; siempre he enseñado en la sinagoga y en el templo, donde se reúnen todos los judíos, y nada he hablado en oculto. ¿Por qué me preguntas a mí? Pregunta a los que han oído, qué les haya yo hablado; he aquí, ellos saben lo que yo he dicho. Cuando Jesús hubo dicho esto, uno de los alguaciles, que estaba allí, le dio una bofetada, diciendo: ¿Así respondes al sumo sacerdote? Jesús le respondió: Si he hablado mal, testifica en qué está el mal; y si bien, ¿por qué me golpeas?  Anás entonces le envió atado a Caifás, el sumo sacerdote. ||
Estaba, pues, Pedro en pie, calentándose. Y le dijeron: ¿No eres tú de sus discípulos? El negó, y dijo: No lo soy. Uno de los siervos del sumo sacerdote, pariente de aquel a quien Pedro había cortado la oreja, le dijo: ¿No te vi yo en el huerto con él?  Negó Pedro otra vez; y en seguida cantó el gallo.
¿Dónde están las divisiones?
¿Por qué crees que Juan cambia de allá para acá? ¿Qué punto crees que está haciendo?
-La cámara cambia entre Jesús y Pedro.
¿Qué opinas de la conducta de Pedro aquí?
Algunos tipos comunes de estructura en la Biblia
Inclusiones
Avancemos y observemos una técnica estructural común usada en la Biblia que llamaremos «inclusiones». Esto es cuando la misma frase aparece al inicio y final de una sección.
Ve el ejemplo del libro de Romanos en tu folleto: Romanos 1:5 dice, «y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre».
Romanos 16:26 dice «… pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe».
Además de la simetría, estas inclusiones indican que todo lo intermedio pertenece entre sí y está conectado.
Abran sus Biblias a Mateo 5:3-10 para ver una inclusión en un pasaje más pequeño
Bienaventurados los pobres en espíritu,

porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran, 

porque ellos recibirán consolación.

Bienaventurados los mansos, 

porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia,

porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos,

porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los de limpio corazón, 

porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores,

porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, 

porque de ellos es el reino de los cielos.


Las inclusiones, «reino de los cielos», nos muestran que esta lista de atributos, mansos, pobres en espíritu, etc., no sólo describen «gente buena» en lo abstracto sino que describen gente del reino, ¡aquellos que son ciudadanos del reino de los cielos!
Vayamos a otro patrón estructural…
Quiasmos
La escritura hebrea a menudo usa estructuras literarias para ayudarnos a identificar el punto principal o clímax de un pasaje. Muchos de nosotros estamos acostumbrados al punto principal que viene al final de la historia, pero en hebreo, a menudo colocan el punto principal justo en el medio y luego lo rodean con pares simétricos alrededor de la idea central. Esto es llamado un Quiasmo (Quias-mo). ¿Cuál es el ejemplo que ya les he dado en la clase de hoy de una estructura quiástica?

[Daniel]


Miremos otro ejemplo. Verás que ya he diagramado Génesis 11 en tu folleto. ¿Puede alguien darme un ejemplo de temas pares en estos versículos? ¿Otro?
Tenía entonces toda la tierra

una sola lengua y unas mismas palabras…

Hallaron una llanura {en Sinar} y se establecieron allí.

Se dijeron unos a otros: «Vamos hagamos ladrillos…»

Luego dijeron: «Vamos, edifiquémonos una ciudad

y una torre...»

Pero Jehová descendió

Para ver la ciudad y la torre que los hombres

edificaban

Y dijo Jehová, «Ahora, pues, descendamos,

y confundamos…»

Fue llamada {Babel} —porque allí

Jehová [confundió el lenguaje]

de toda la tierra

Habiendo identificado los pares, ¿puede alguien identificar cuál es la declaración central?
Respuesta: «Pero Jehová descendió»
Este es el punto decisivo en la historia. El escritor usa la estructura para enfatizar el punto principal de Dios interviniendo en el gran acto de pecado del pueblo.


  1. II. Paralelos

Vimos un poco acerca de los paralelos cuando miramos el género de la poesía.


En lugar de usar rimas como la poesía a la que muchos de nosotros estamos acostumbrados, la poesía hebrea utiliza paralelos.
Ejemplo: Salmo 24:1-2
1De Jehová es la tierra y su plenitud;

El mundo, y los que en él habitan.

2Porque él la fundó sobre los mares,

y la afirmó sobre los ríos.


¿Puedes ver cómo las dos mitades de cada verso se ponen en paralelo? Lo mismo es dicho dos veces. Este es un ejemplo de paralelismo sinónimo.
Hay otras variaciones de paralelismo.
Una es el paralelismo antitético donde la segunda mitad del verso da la perspectiva opuesta a la primera mitad. Ve el ejemplo de Proverbios 29:11 en tu folleto:
«El necio da rienda suelta a toda su ira,
Mas el sabio al fin la sosiega».
Otra es el paralelismo quiástico (quiás-ti-co) donde la segunda mitad del verso expresa lo mismo que la primera mitad pero cambia el orden de las palabras. Ve el ejemplo del Salmo 124:4-5 en tu folleto:
«Hubiera pasado el torrente

sobre nuestra alma;


hubieran entonces pasado sobre nuestra alma
las aguas impetuosas».

Observa cómo «nuestra alma» en realidad está envuelta visualmente por «el torrente» y las «aguas impetuosas», que es exactamente el punto de los versos. Estos son difíciles de ver en español ya que el orden de las palabras en español es diferente al hebreo.


El Paralelismo nos muestra el significado
El Paralelismo es buena poesía, pero también nos ayuda a comprender el significado del pasaje. Por un lado, puede darte dos oportunidades de entender algo. Si no entiendes la primera frase, quizá entenderás su paralelo.
Ejemplo: Isaías 55:6
« ¡Buscad a Jehová mientras puede ser hallado,
llamadle en tanto que está cercano!»
Si sólo lees la primera oración, quizá te preguntes qué quiere decir Isaías con «Buscad a Jehová», sin embargo el verso lo explica a medida que continua: «llamadle en tanto que está cercano».
«Buscad a Jehová» es paralelo de «llamadle», entonces, ¿cómo buscamos a Dios?

Llamándolo, muy probablemente en oración. Así, el paralelismo nos ayuda a entender el significado.


Ejemplo: Juan 6:54 y Juan 6:40 (folleto)
A qué se refiere Juan 6:54 con, «El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna». ¿Está hablando de la cena del Señor o del canibalismo?
Bueno, un versículo anterior (40), allí en tu folleto, nos ayuda a entenderlo. El inicio del versículo 40 dice, «Y ésta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo y cree en él, tenga vida eterna». Ambos versículos terminan con «yo lo resucitaré en el día postrero», mostrándonos que las frases introductorias son paralelos. Por tanto, «comer mi carne y mi sangre» es una manera metafórica de decir, «ve al Hijo y cree en él».
Ejemplo: 2 Ti. 2:13 en el contexto de 11-13
Lee 2 Timoteo 2:13 en el reverso de tu folleto. ¿Qué crees que significa?
«Si fuéremos infieles, él permanece fiel;
Él no puede negarse a sí mismo».
Te daré dos opciones:



  1. Aún cuando fuéremos infieles, Dios permanecerá fiel a nosotros.


(2) Ten cuidado de ser infiel, porque si lo eres, Dios permanecerá fiel a su propio carácter y te dará la espalda a ti que eres infiel.
Alza tu mano si crees que es la opción 1. Alza tu mano si crees que es la opción 2.
Veamos nuestro pasaje en contexto, por favor vayan en sus biblias a 2 Timoteo, capítulo 2.
Contexto: 2 Ti. 2:11-13
1Si somos muertos con él,   2  también viviremos con él. 3 Si sufrimos,   4   también reinaremos con él. 5Si le negáremos,   6   él también nos negará. 6Si fuéremos infieles,   7   él permanecerá fiel (a su carácter), 8 Él no puede negarse a sí mismo.
Así que, basados en los paralelos, ¿cuál opción es la correcta?
Lejos de sugerir que la infidelidad por nuestra parte no importa, Pablo advierte que tiene grandes consecuencias. Cuando Pablo dice «infieles», él no se refiera a una fe débil. Llegamos a entender lo que «infieles» significa al mirar su paralelo. ¿Qué es paralelo de «infieles»?
A: «negarlo»
Así, lo que Pablo está diciendo es que si rechazamos a Jesús, si negamos al mesías de Dios, Él nos negará – porque al negar a Jesús, ¡estamos rechazando a la misma fuente de salvación y perdón!
Esa es una forma en la que el paralelismo puede transmitir el significado. La segunda es que una declaración puede ampliar la otra. Mira al final del Salmo 62.
11 Una vez habló Dios;
Dos veces he oído esto:
Que de Dios es el poder,


12 Y tuya, oh Señor, es la misericordia;
Porque tú pagas a cada uno conforme a su obra.
 
Dios ha hablado una cosa pero yo he escuchado dos cosas. ¿Necesito revisar mi audición? No. Este es otro ejemplo de paralelismo. Pero esta vez la única cosa que Dios ha hablado está en paralelo con dos cosas que yo he escuchado. Porque esto es paralelismo, los dos se refieren a la misma cosa. Que Dios es poderoso y que él es amoroso. De muchas formas, esta es la respuesta más profunda de la Biblia al problema del mal. ¿Cómo puede ser Dios bueno y estar en control si este mundo está tan corrompido? Tendemos a poner su poder y su gran amor uno contra el otro. Pero este pasaje nos dice, que aunque los percibimos como dos diferentes—y aparentemente contradictorios aspectos de Dios—ellos emergen de la unidad de su carácter. «Una vez habló Dios» Desde su perspectiva hay una unidad perfecta de todo lo que él hace. Y para él, ni siquiera hay apariencia de conflicto entre su poder y su amor. Lo cual es profundamente reconfortante para nosotros.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal