Rosaura Zapata Cano



Descargar 0,54 Mb.
Página1/2
Fecha de conversión21.07.2017
Tamaño0,54 Mb.
  1   2

Jardín de Niños “Rosaura Zapata Cano”



Areli Itzel Flores Bocanegra

Mtra. Olga Rodríguez

2° “B”




Hombres

Mujeres

Total

Ext. Inicial

19

12

31

Bajas

2

0

2

Altas

1

0

1

Existencia

18

12

30



Croquis del salón

A continuación se harán algunas especificaciones del salón de clases, veremos cuál es el contexto en el cual los niños se encuentran trabajando y detectaremos si el ambiente es el adecuado para llevar a cabo la jornada de trabajo.


  • Descripción del salón

Observación

Respuesta

Material de Construcción

Cemento, tiene revestimiento como de plástico.

Cuanto mide

6 x 4 m2

Cuantas mesas

8 mesas

Cuantas sillas

26 sillas

Como está organizado

Se encuentran 4 bloques conformado por dos mesas y 6 sillas, los materiales de ensamble se encuentran al fondo del salón, junto con los libros del rincón. El escritorio se encuentra en la parte central como se observa en el croquis anterior.

Cuenta con pizarrón

Si, el aula cuenta con dos pintarrones

Escritorio para la educadora

Sí.

Cuenta con material didáctico

Sí, pero es muy escaso, solo cuenta con dos cubetas de 25 piezas de bloques de ensamble, un bote de changuitos, una charola con material de ensamble en forma de estrella

Cuantas ventanas

6 ventanas

Cuantas lámparas

4 lámparas

Todas con vidrios

Todas contaban con vidrios

Estas son algunas características que tomamos en cuenta para poder detectar si el ambiente escolar es el adecuado para el trabajo con los niños, sabemos que todo se basará en las necesidades esenciales del niño, y por supuesto no podemos dejar de lado la organización del salón de clases, ya que es el lugar donde el niño pasara la mayor parte del tiempo, teniendo así que realizar como nos dice Marisa del Carmen (1995) , un ambiente acogedor, cálido, seguro, con un clima que posibilite la comunicación, que despierte el interés del niño porque al ingresar al jardín, el niño se encuentra en una transición donde dejara el mundo familiar y se adentrara a un ambiente nuevo regido por elementos desconocidos para él.

Por esta razón es de suma importancia que nuestro espacio satisfaga las necesidades de nuestros alumnos, ¿pero en si cuales son las necesidades y como las podemos cubrir como docentes? Existen diferentes tipos de necesidades una de estas son las físicas (aire, luz, sol, alimentación) las cuales podemos dar cuenta que si se cubren en el 90% pues el salón como se observa en la tabla anterior, cuenta con 6 ventanas las cuales suministran aire, y sol abundantes, con respecto a la alimentación, veremos más adelante que se trata de seguir un menú el cual suprime a las grasas y comida chatarra.

Por otra parte se nos habla que un salón de clases debe de contar con suficiente cantidad y variedad de material, el cual estimule la creatividad del niño, en el caso del salón de 2° “B” escasea el material básico dentro del salón, por ejemplo material de ensamble, ya que si la maestra trabajara con el que se encuentra disponible, no alcanzaría a cubrir a los 27 niños que asisten, aparte de que solo hay 3 diferentes tipos de material. Lo que sí parece correcto es la accesibilidad hacia los niños, puesto que no tienen que recurrir al profesor para que puedan tomar los materiales, refiriéndose a que se encuentran a la altura adecuada del niño, y no es complicado cogerlo. Marisa del Carmen (1995)

Para finalizar con este apartado, comentare que el rol del padre de familia es fundamental para que un salón de clases tenga o cubra las necesidades de sus hijos, ya que en este caso en específico, los padres de familia han suministrado a la educadora, material didáctico, material visual, hojas, colores, pintura, libros etc. Aunque por las condiciones del contexto sea aún más difícil aportar, ellos realizan el esfuerzo, viéndose el interés que tienen porque sus hijos se encuentren en el preescolar.



  • Características de los niños.

Grupo: 2° “B”

CARACTERÍSTICAS

DESCRIPCIÓN

Total de alumnos

30 alumnos

Edades en promedio

4 a 5 años

Actitud al entrar

Algunos niños entran con sueño, hambre, o felices, estos entran con sus padres hasta el salón, algunos hasta son sentados por ellos.

Actitud al salir

Inquietos.

Forma de organización

En 4 mesas

Como se localizan en el salón

La profesora coloco sus nombres en cada mesa, tratando de separar a los niños que se pelean, a los que trabajan, etc. Diversificando los lugares de trabajo.

Nombre: Olga Rodríguez Landa

Edad: 32 años

Preparación académica: Psicología Educativa

Años de servicio: 6 años

Años en la institución: Interinato.

Hora de entrada: 8:30

Hora de salida: 1:30
14 de marzo del 2011

Al inicio de nuestra primera sesión de observación, obtuvimos nota de lo que las profesoras realizan al llegar a la institución, en el caso de la profesora titular del grupo de 2° “B”, su primer acción fue dirigirse hacia la dirección, con motivo de firmar su hora de entrada en un promedio de 8:35 am. Enseguida se dirigió al salón de clases a conformar el plan de trabajo que ya se había mostrado, sin embargo fue muy cortó el tiempo, ya que la profesora tenía que arreglar un problema con una madre de familia, este problema consistía en que al niño se le iba a dar de baja puesto que llevaba dos semanas sin ir a la escuela y no se había entregado justificantes alguno.

En un tiempo estimado de las 8:55 abrieron el portón de la institución y comenzaron a ingresar los niños con los padres de familia, muy curioso dato es que algunos padres entran hasta el salón de clases para sentar a sus hijos en sus respectivos lugares, bien nos decía Descombe (1985) el aula no es del todo cerrada, no se puede aislar por completo de los padres. Es muy notable en esta situación, pues los padres introducen a los niños, incluso ocurrió el caso de que la madre le estaba dando de desayunar a su hijo (Nery Geovanny) dentro del salón, mientras la educadora solucionaba el problema antes mencionado, y situaciones de incertidumbre con respecto al vestuario de los niños para el festival del día 18 de marzo, con lo cual la profesora no tiene el control total, sino que los padres juegan un papel importante en el desarrollo de las sesiones de clase, pues hasta que decidieron retirarse comenzaron las actividades.

Durante la hora de entrada los niños permanecieron sentados; alrededor de las 9:20 cuando los padres por fin abandonaron el jardín, la maestra comenzó su sesión de clases diciendo “Buenos días”, algunos niños contestaron, otros seguían desayunando, o simplemente no contestaron, enseguida la Ma. Pregunto ‘¿traen su cuaderno chiquito?, déjenlo en el escritorio’.

A continuación los alumnos fueron a dejar su cuaderno en el escritorio, después la profesora les comenzó a decir que si sabían que día era, y que se hacia ese día en especial, unos 10 niños desatinaban, sin embargo otros contestaron correctamente, en este tipo de ejercicios al niño se le está estimulando el desarrollo cognitivo, ya que es capaz de producir una respuesta a partir de sus experiencias, al igual se le está produciendo un aprendizaje significativo pues relaciona los eventos que subsecuentemente se presentan creando una imagen, la cual se estimulara durante la estancia del niño teniendo una interpretación cognitiva del sucesos, con esto igual podríamos estar diciendo que el niño va construyendo un conocimiento de temporalidad cualitativa con respecto a las actividades que se suscitan dentro del jardín. Contreras (1998)

Al salir a ceremonia, los niños se ubicaron formados en el lugar que les corresponde, no todos se quedaban atentos a la ceremonia, tres niños se sentaron en el piso, aun cuando la profesora les indicaba que se levantaran y saludaran a la bandera, en promedio la mitad del alumnado aún no tiene bien definido la lateralidad, esto también fue comprobado con un diagnostico que realice a solo 5 niños, sin embargo aún es aceptable estos errores pues su lateralidad se va definiendo en una edad promedio de 7 años según Contreras Onofre (1998).

Al finalizar la ceremonia los niños se dirigieron al salón de clases, dejándome a cargo el control del grupo, entramos al salón y cada quien tomo asiento en su mesa, comencé realizándoles la pregunta “¿Cómo están, quien tiene hambre?” los niños comenzaron:

Manuel: yo comí yogurt.

Kaisa: mi etana mi tito mi tatita (mi hermana me quito mi salchicha)

Brayan: yo ya.

Alfredo: Si, ya quiero comer…

Yo simplemente los escuchaba, y les respondí que yo sí, que ya tenía hambre… En seguida les pregunte que si se sabían la canción de la tía Mónica, contestaron que sí, algunos con su voz, otros moviendo la cabeza, y otros simplemente se reían, posteriormente comenzamos a cantarla, detectando a solo 5 niños, y preguntándoles las partes del cuerpo.

Minutos más tarde la profesora entro, interrumpiendo mi actividad y diciéndoles que iban a ensayar el baile para el festival, pues ya era su turno de salir al patio. Los niños se dirigieron rápidamente hacia la puerta a formarse para bailar. La profesora comenzó a situarlos en los lugares correspondientes, coloco la música y los niños empezaron con su coreografía, aprovechando para realizar el registro del desarrollo motor de los niños de preescolar. En esta actividad se tardaron 10 minutos, pues los niños no realizaban los movimientos correspondientes.

Al ingresar al salón, la profesora les dio la indicación de sacar su libreta blanca, pues terminarían de realizar una actividad, la cual consistía en colocar 3 recortes de medios de comunicación, pero antes de esto iban a escoger a los ayudantes de la semana; para la maestra es importante escoger a 3 niños durante la semana pues ellos ayudaran a repartir el material, y serán los encargados de realizar tareas específicas, la profesora comento que con esto ella motiva a los niños, un decir seria que ellos pueden ser útiles al momento de trabajar, incluso que son indispensables dentro del salón de clases, para la educadora esto es muy importante al momento de impartir una educación, posiblemente se vea reflejado en los niños al aprender a ser, pues su actitud y su autoestima cambiaran. Jack Delors (1996).

Al finalizar la actividad de los recortes la maestra les señalo que dejaran su libreta debajo del árbol lector, sin antes realizar preguntas, sobre el tema de los medios de comunicación.

A su culminación los niños fueron a lavarse las manos, pues ya iba a ser hora de comer, los alumnos que terminaban de asearse se dirigían al aula para sacar su recipiente donde las señoras de la cocina les dejarían su alimento, el menú del día fue sopa de lengüita, tortitas de pollo, gelatina y agua de sabor. Dentro del salón solo 5 niños no comían este menú, ellos traían alimentos de casa, lo único que no se admitía eran, galletas, juegos, frutsi, mucho menos comida chatarra.

Terminando el receso se prosiguió a realizar la activación física, en la cual una profesora es la encargada de realizarla con todos los alumnos de la escuela se les coloco varias canciones donde seguían movimientos, algunos niños no querían hacer la actividad, de hecho uno les da la indicación y ellos se rehúsan, por mi parte les pregunte que porque no realizaban los ejercicios, y me contestaron que porque no querían.

Cuando entramos al aula, continúe con mi evaluación, la cual consistía en que me realizaran un dibujo de ellos mismos, solos, con familia, con un animal, etc. Para que así pudiera tomar nota de si tienen idea de lo que es su esquema corporal. Lo que me pude percatar es que preguntan a los mayores si su trabajo está bien hecho, o simplemente exaltan sus logros, expresándolo con gestos, (sonrisas) aun a esta edad la comunicación a través de gestos es concebida, son simplemente un complemento a la gramática simplificada que los niños utilizan. De Villiers (1984)

Con esta actividad se dio por terminado la jornada de clases.

En un principio mencionaba que el rol del padre es de suma importancia, pues al comienzo del día fue el que manejo el tiempo de la profesora, pues ella no podía empezar su sesión, provocando que tuviera menos tiempo para aplicar algunas actividades que ya se tenían planeadas, vemos que esto sucedió en los días siguientes, provocando una situación imprevisible como nos lo comentaba Jaume.



15 de marzo del 2011

Durante la segunda jornada vemos como vuelve a ocurrir la misma situación en la entrada, los padres son los que controlan el tiempo de la maestra. En esta ocasión salieron a las 9:10 am. Que tan conveniente es que en la escuela se creen aulas cerradas como nos comenta Descombe, (1985) o también Tonucci, (1996) donde nos maneja un modelo tradicionalista, donde no se acepta que se introduzca lo más mínimo del medio exterior, definiéndolo como una escuela de puertas cerradas. Creo que sería sumamente complejo, porque simplemente la escuela es un mecanismo de aprendizaje, todo lo que se pueda aprender de esta será para un uso en la vida cotidiana, y viceversa, no se pueden excluir las dos partes, si bien el niño aprende basándose en experiencias se necesita de un medio fuera del jardín, para poder obtenerlas y crear un mayor bagaje.

Al momento de iniciar la jornada escolar los niños se muestran atentos, con atentos me refiero a que la maestra se encuentra dando indicaciones y los niños la siguen al pie de la letra, con un orden, se muestran con un nivel bajo de energía a comparación de un día anterior después de la comida.

La siguiente actividad que la maestra manejo fue el repaso de los números en inglés, en caso específico el número 6, la profesora coloco el número en el pizarrón y en sus cuadernos con el nombre correspondiente. Les dijo que siguieran la figura con su dedo, igual que ella lo hacía en el pizarrón, ayudándose de una canción:

Este dedito saltarín,

Este dedito saltarín,

Baja y baja hasta el fin.

Con esto vemos que la maestra está utilizando una educación tradicionalista, ya que les dice a los niños como es el método, o una forma en determinada para realizar la actividad. Tonucci (1996). Aunque en este comentario podríamos notar un poco de contradicción, puesto que la maestra hace empleo de herramientas como la música para ayudar a los niños a entender la lección, no siendo tan monótono el aprendizaje. Al igual podemos notar que se utiliza la imitación como un mecanismo para el aprendizaje del niño, donde el niño construirá un esquema a partir de su experiencia.

Al finalizar la actividad de recorrer el número 6 con su dedo, la maestra comisiono a los tres niños que se encontraban como ayudantes a repartir el papel lustre color naranja, y Resistol, les dio la indicación que colocaran los papeles de acuerdo a como se había recorrido el dedo. Durante la actividad se observó que algunos niños acaparan el material, no lo prestan, o simplemente no entiende la necesidad que sus compañeros están expresando, con esto podríamos enjuiciar a los niños de envidiosos, pero simplemente los niños aún se encuentra en la etapa del egocentrismo donde aún no son capaces de tomar el lugar, opiniones, y puntos de vista de sus compañeros. Bassedas (1998). Pero no con ello vamos a permitir que ocurra este tipo de incidentes, se puede ir trabajando con ellos, poniendo atención a casos con mayor reincidencia.

Cuando se concluyó con la actividad la maestra hizo la recuperación de la tarea, la cual consistía en una investigación de las partes de la flor. Los niños eran los encargados de explicar lo que sus padres a su vez les habían comentado sobre este tema. Los niños al momento de explicar, cambian repentinamente el eje de la exposición, comentando que a ellos les gustan las flores, o que su mama compro flores para alguna persona, simplemente se trata de hacer referencia a algún interés del niño, pero sin dejar de lado el tema principal.

Dio la hora de comer, y con esto los niños fueron a lavarse las manos, al término, las señoras pasaron a repartir la comida (en tomatadas, frijoles, naranja y agua) Observe un caso concreto, el de Kaisa, ya había notado que su habla es “infantil”, sin embargo no se había realizado la observación como tal, pero bueno con Kaisa, se nota un problema en el desarrollo fonológico, ya que su habla se basa en el borbolleo, es decir su tono es de bebe, Garton (1991). Se le pregunto a la madre que si era hija única, obtuvimos una negación, sin embargo la niña es la más pequeña después de 3 hermanos, por lo tanto es la más “consentida” en palabras de su madre, con esto podemos ver que el contexto y la estimulación que se le presente a una persona será de importancia pues actuara como facilitador de la adquisición del lenguaje, De Villiers (1984), por lo tanto si a Kaisa no se le corrige la gramática que utiliza, y dejan los padres que se exprese de manera incorrecta, ella no avanzara en el proceso de desenvolvimiento del lenguaje. Esto es un fragmento pequeño de lo que Kaisa menciono.1

Kaisa: Maeta, mi pillito (señala a Wendy)

(Maestra, me pellizco)

Kaisa: mi etana mi tito mi tatita (mi hermana me quito mi salchicha)

Kaisa: mi totaton ti mueve. (Mi corazón se mueve)

Areli: Tu torta que?

Kaisa: Nooo. Mi totaton ti mueve. (Aumenta el volumen)

Areli: Dilo con calma y fuerte.

Kaisa: mi todazon si mueve

Areli: Aaah! Tu corazón se mueve

Kaisa: shi.

Terminadas las actividades de activación física y el receso, los niños fueron a lavarse las manos para poder seguir con el trabajo en clase, la profesora les inculca hábitos de higiene, cuando un niño tose, ella le indica la manera correcta, en el caso de que el niño tenga escurrimiento nasal, les indica que se limpien y como lo deben de realizar, por otro lado los niños necesitan más de estas reglas, inclusive reglas para evitar la contaminación, hago mención a esto, porque los niños al limpiar su nariz suelen dejar los papeles tirados en el piso, al igual que algunos de ellos avientan el material, como hojas, envases, etc.

Sería bueno buscar estrategias para reforzar esta competencia en los niños. Buscar que participen en acciones de salud social, de prevención del ambiente y del cuidado de los recursos naturales de su entorno, al igual que preservar la salud. PEP 2004

La siguiente actividad residía en que tenía que colorear una flor, después de esto ellos tenían que colocar plastilina rosa y verde según las partes de la flor. Esta actividad estuvo a mi cargo, puedo decir que la experiencia es crucial, pues los niños siempre se encuentran a la expectativa, aparte de que al niño se le tiene que explicar de acuerdo a su entendimiento, en este caso yo les mostraba en general lo que se tenía que realizar, les fui explicando paso a paso, primero coloreamos la flor (pétalos) de color rosa, cuando la mayoría finalizaba, seguimos con el tallo, siempre indicándoles y recordándoles que no se salieran del dibujo, al tener la flor iluminada por completo, les brinde un pedazo de plastilina, y desde el centro del salón les mostraba lo que tenían que hacer con ella, los niños enseguida comenzaron a trabajar la plastilina, mientras yo recorría las mesas, ayudando a los niños que se les dificultaba el trabajo.

La jornada escolar estaba por terminar, los padres iban llegando y se llevaban a sus hijos, se veía una motivación por parte de los padres, pues felicitaban a sus hijos por el trabajo que habían realizado.

16 de marzo de 2011

En el tercer día de práctica, solo se realizó una actividad ya que se estuvo ensayando el baile que los niños iban a presentan para su festival, por otro lado ya se había planeado tener una sesión con los niños y el teatro de papel, se les pidió una almohada para que se pudieran sentar en el piso, y narrar un cuento de Bob Esponja, sin embargo no se puedo llevar a cabo, Bien nos decía Cela Jeume (1997) no siempre se va a seguir al pie de la letra una planeación, es común que ocurran situaciones que no tengamos previstas y que por lo tanto se cambien las actividades improvisando situaciones que nos ayuden a dar respuesta a las necesidades que surgen en el día a día.



Se observa durante el último día de jornada que la energía de los niños aumenta después de la comida, siendo en el receso un lugar lleno de movilidad, exaltación. Al regreso del receso, los niños se muestran activos.
La profesora comenzó con la actividad planeada, la cual era abrir un clavel para que cada niño observara las partes de la flor, al abrirla cada niño pegaría las diferentes partes de la flor en una hoja y la actividad se daba por concluida, sin embargo, los niños se mostraron apáticos al realizar la actividad, incluso algunos ya no tomaban en cuenta a la profesora titular poniéndose a sacar el material didáctico , el cual no se les había prestado, y poniendo en desorden a los niños que se encontraban trabajando.
Dentro de la actividad, algunos niños si cumplían con lo planeado, pero 6 o 7 niños, se encontraban jugando sin hacer caso alguno, aparte de que realizaban ruido en exceso, esto hacia que otros niños se desconcentraran en el trabajo, entorpeciendo la enseñanza y obstaculizando los procesos de aprendizaje. Descombe (1985) No con esto se quiere decir que el alumno tenga que permanecer todo el tiempo en silencio, pues cada uno tiene esa necesidad de comunicarse, sin embargo si debemos de moderar aquellas actitudes que vemos que salen de control. Y así brindar a nuestros alumnos una condición adecuada para el aprendizaje. La profesora y yo al concluir la jornada escolar comentamos y evaluamos la actividad que se había propuesto, ella me decía que en ocasiones uno tiene que ser innovador proponiendo nuevos métodos o diferentes situaciones didácticas las cuales salgan de lo cotidiano, en este caso era diseccionar una flor y descubrir que es lo que se encuentra dentro de una flor, sin embargo en ocasiones no se satisfacen las necesidades de los niños, como había ocurrido con esta actividad.
Al comparar las actividades del día anterior con este último se notó que los niños se inclinan por actividades más manuales, con esto nos damos cuenta de que aún se encuentran en la etapa sensorio-motor y están a punto de pasar a la pre-operacional. Se llegó a la conclusión que la actividad es atractiva, pero no es para niños de 4 a 5 años, posiblemente sea más productiva en actividades de educación primaria.
Con esto se lleva uno aprendizajes, aunque la actividad haya sido un total fracaso.
Diagnostico
En el transcurso de la práctica, aplique una actividad2 la cual consistía en que por medio de una canción me dijeran cuales eran las partes de su cuerpo y en donde se localizaban, con esto evaluaría su esquema corporal. El complemento de esta actividad era realizar un dibujo de su cuerpo.
Pero para poder detectar si en verdad evaluamos un conocimiento del esquema corporal, nos remitiremos a Robert Rigal (2006) donde maneja el esquema corporal en 4 situaciones, el primero “El cuerpo conocido” donde el niño nombra y señala las diferentes partes principales del cuerpo sobre sí mismo. El segundo “El cuerpo vivido” que es la movilización de una o varias partes del cuerpo. La tercera “El cuerpo orientado” Muestra los lados izquierdos o derecho. Y para finalizar el cuarto aspecto “El cuerpo representado” El dibujo de un monigote.
Para evaluar estas dos actividades realice un cuadro que contiene gradiantes, y situaciones específicas. A continuación se expondrá la tabla de evaluación.

Propósito.

Iniciarse en la aceptación de sus características corporales expresándose a través de diversas formas, contribuyendo así la construcción de su imagen corporal.



Propósito logrado: 2

Propósito semilogrado: 1

Propósito no logrado: 0


Nombres

Reconoce y diferencia partes del cuerpo

Reconoce lateralidad

Dibuja esquema corporal en primer intento

Identifica palabra cuerpo

Identifica palabra cabeza

Participa activamente en las actividades

Total


Brayan

2

0

1

2

2

2

9

Manuel

1

1

1

1

2

1

7

Kaisa

2

1

1

2

2

2

11

Nery

2

2

2

2

2

1

11

Ximena

2

2

2

2

2

2

12

Total

9

6

7

9

10

8



  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal