Roma y bizancio



Descargar 269,75 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión26.01.2017
Tamaño269,75 Kb.
  1   2   3   4
ROMA Y BIZANCIO

    1. La Roma monárquica

    2. El Imperio

    3. Los Derechos Romanos

    4. Derecho Privado Romano

    5. La compilación Justiniana

    6. La Edad Media

    7. El Derecho Medieval

    8. Los glosadores y postglosadores

    9. El Feudalismo

    10. La Francia Medieval

    11. El Derecho Español

    12. El Derecho Inglés

    13. El Renacimiento

    14. La Iglesia y el Derecho

DERECHO ROMANO III: DESDE LA REPÚBLICA A BIZANCIO


Abarca desde el 367 a.C con la promulgación de la Lex Liciniae Sextiae hasta el 27 a.C año en el que Augusto asume poderes excepcionales. El denominado Derecho Preclásico o republicano comprende no toda la Historia republicana que arranca del 509 ac y si tan solo los últimos siglos de la república concretamente desde el 367 a.C. fecha de la publicación de las leyes licinias que atribuyeron al pretor competencias jurisdiccionales hasta el 27 a.C. en el que Augusto asumiría poderes extraordinarios y se abriría un nuevo periodo Constitucional de la Historia de Roma. Hasta el S. III a.C. el colegio pontifical monopoliza el saber jurídico y sólo en un momento posterior de progresiva secularización del derecho la jurisprudencia pontifical fue dejando paso a los juristas laicos, que con su labor de interpretación trataron de explicar las normas procedentes de los antiguos mores maiorum, el Ius gentium y las XII tablas, que gozaron de una autoridad indiscutible siendo consultados respecto de cuales quiera temas, incluso de los no jurídicos.



Jurisprudencia Pontifical


Como ya indicamos hasta mediados del S. III a c. el saber jurídico estaba especialmente reservado al colegio pontifical si bien intervenían en la vida jurídica: el colegio de augures, los Fetiales que son los magistrados de esencial intervención en la declaración de la guerra, en los tratados de paz y los Decemviris sacris faciundi (los diez facultados para tratar o abordar las cosas sagradas) que procedentes de la base dirigente patricia garantizaban seguridad política y guiaban la vida religiosa. El colegio pontifical controlaba y dirigía la práctica jurídica, aconsejaba a particulares y magistrados, ofrecía reglas de conducta para evitar la ira de los dioses y en definitiva controlaba los ritos y formulas de los actos esenciales del ciudadano romano. Dentro de estos actos tenemos:


  • El culto de los sacra (cosas, objetos sagrados) con el acto jurídico de la obstentatio sacrorum (renuncia de los dioses familiares) para la entrada en una nueva familia.

  • La confarretio que es una forma de matrimonio

  • La legis actio sacramento que es la forma procesal para resolver los litigios entre particulares.

La jurisprudencia laica

La publicación de las XII Tablas en el 450 a.C. supuso ya un primer paso hacia la secularización del Derecho. Otros eslabones importantes del referido proceso lo constituyen la obra de Gneo Flavio escriba del Censor Apio Claudio a quien se atribuye el calendario judicial y las diversas formulas de las actiones con las que pretendió hacer accesible el Derecho a los estratos plebeyos más necesitados de asistencia procesal, así como una Lex Ogulnia del 300 a. C. que posibilito el acceso de los plebeyos a los mas altos cargos sacerdotales quedando eliminado el monopolio de los auspicia por los patricios.

A. Tiberio Coruneanio que es del S. III a. C. que fue el primer pontífice maximus plebeyo, se le atribuye la implantación de la educación judicial secularizada, porque fue él precisamente el que enseño Derecho públicamente por primera vez.

B. Otro representante de la jurisprudencia laica lo constituye el el S. II a.C. el cónsul y censor Sexto Elio Pato Cato, autor de un libro denominado tripartita donde expone un texto de las XII tablas, la Interpretatio y finalmente las actiones pertinentes.



DERECHO REPUBLICANO

C. En el S.I a. C. destacan como juristas Quinto Mucio Scevola quien pretendió aplicar al Ius Civile el método derivado de la dialéctico aristotélica y estoica, Servio Sulpicio Rufo que en sus Libri as Brutum comentaría los comentarios del edicto del pretor.


Las consultas a estos juristas laicos fueron públicas y gratuitas y en esencia fueron tres las actividades de los juristas:


  • Responderé que consistía en dar respuesta a cualquier tema planteado por parte de los particulares, magistrados o jueces.

  • Hagere que consistía en la adecuación de los esquemas procesales válidos y determinación de la norma aplicable al juicio.

  • Cavere precaverse, garantizar que indica la adopción por el jurista de los esquemas precisos para la conclusión de negocios entre particulares de modo que el cliente quede garantizado contra toda posible consecuencia no deseada.

Evolución del Ordenamiento. Ius lex

El Ius representa un modo de producción espontánea del Derecho integrado por normas tradicionales y antiguos principios del ordenamiento primitivo y estuvo fundado en época republicana sobre los mores (costumbres). La jurisprudencia pontifical primero, la jurisprudencia laica después es la que con su labor de interpretatio fue moldeando el Ius adaptándolo a los nuevas exigencias pudiendo afirmarse en éste sentido que la jurisprudencia fue fuente del Derecho y así del vocablo Ius a través de un proceso de secularización evoluciono de su primitivo valor religioso hasta llegar a significar el conjunto de normas fundamentales de convivencia entre los ciudadanos. Lex. Frente al Ius la Lex representa una norma mucho más definida y precisa y presupone la intervención de un legislador que dicta normas nuevas, las cuales podrían desarrollarse incluso al margen del Ius. En la época imperial se contrapondría el Ius que era una labor de la jurisprudencia y la Lex cuyo concepto que circunscrito a los censores imperiales.
Leges Publicae.

De entre las numerosas acepciones del término Lex podemos incluir la Lex venditionis que se refiere a las convenciones o contratos entre particulares o también la Lex Collegi relativa a los estatutos de las corporaciones profesionales. En concreto la Lex Publicae a partir del S IV a.C. se identificaría con la aprobación por los comicios de un acto normativo circunscribiéndose su concepto a las decisiones de las asambleas populares en ejercicio de su función legislativa con exclusión de sus decisiones en materia electoral y judicial. La primera manifestación de la lex en su sentido normativo, vinculante, la tenemos en los Leges Sacratae que son normas impuestas por la plebe con eficacia tan solo contra los patricios, eficacia esta fundada en la Consacratio religiosa del que los violase.


Partiendo del concepto de Lex Sacratae surgiría con posterioridad a fines del S. II ac la noción de Lex Publicae que era una ley laica que según Atenio Capiton, que es un jurista de fines de la Republica, es fruto de la Rogatio que era la propuesta del magistrado y del Iussum Populi o voluntad del pueblo. Partiendo de esta concepción la Lex publicae seria definible como la manifestación de la voluntad popular sobre la conveniencia de promulgar una determinada norma, norma esta que es puesta a votación por iniciativa del magistrado.
La lex represento en definitiva una manifestación de la soberanía popular y era preciso el consenso del pueblo para su aprobación, sin embargo el Derecho privado quedo al margen de la Lex (salvo en ocasiones en que fuera necesaria la reglamentación de algunas instituciones); tal es el caso de la Lex Atilia de Tutore Dando sobre el nombramiento de tutores asi como la Lex Curia Testamentaria sobre el testamento. Quedando casi circunscrita la regularización de la Lex a aspectos relacionados con la organización de la Civitas.


DERECHO PENAL EN LA REPÚBLICA

Sobre este particular se ha dudado incluso si existió o no un verdadero y propio Derecho Penal durante la 1 época Republicana dado el amplio arbitrio del magistrado que decide tanto la calificación de los hechos punibles como las penas correspondientes. Para Mommsen el fundamento del Derecho penal en la primera época republicana residía en el Coercitio que es definible como la facultad del magistrado de sancionar dentro de las Urbs con un sistema de medios aflictivos y corporales y patrimoniales a los que sometidos a su Imperium fueran responsables de un acto ilícito e inmediatamente después la reprensión penal que estaría también basada sobre la provocatio ad populum como apelación ante el tribunal popular contra la condena impuesta por el magistrado.


Para Kunkel la provocatio no represento nunca la impugnación de una sentencia magistral sino un límite al ejercicio de la coercitio al objeto de impedir que el magistrado pudiera condenar a muerte a un ciudadano sin haber tenido un proceso regular. Lo que si parece indudable en la evolución del Derecho penal romano es que de su primitivo carácter religioso que tiene su expresión en la conservatio del culpable, que tomaban la vida en del culpable venganza y que en ocasiones conllevo a la separación del reo de la comunidad, la reprensión penal fue secularizándose progresivamente.
Lo ilícito y norma penal

A partir de las XII tablas es posible establecer una distinción conceptual entre: hechos punibles de carácter privado o delitos privados que son los Delicta delitos y dentro de los delitos privados incluiremos el Hurto, los lesiones, la injuria, el daño injusto y estos delitos son perseguibles por el interesado a través de un proceso civil fundamentalmente dirigido a la reparación económica del mal causados. Su carácter privado reside en que son actos ilícitos que hacen directamente relación a la persona, de ahí que reaccionen directamente la propia persona.


En segundo lugar tenemos los hechos punibles de carácter público que son los crimina delitos de mayor gravedad, son delitos públicos perseguibles por órganos del Estado dotados de coercitio, se trataría aquí de hechos antisociales que lesionan los intereses de toda la comunidad. Dentro de los delitos públicos se incluye la perduellio que es el crimen de alta traición dirigido contra la estructura interna misma del Estado así como la proditio que es la traición cometida por el que incitare al extranjero contra Roma. También estaría el parricidium significa el homicidio o asesinato de cualquier ciudadano romana o bien atentando contra la patria delito en general de alta traición.
En relación a este delito se pasaría de una primitiva venganza privada atribuida a los parientes a un proceso comicial cuyo conocimiento e investigación correspondería a un órgano estatal que son los quaestores parricidi órgano colegiado formado por cuestores que a modo de tribunal juzgan los delitos de parricidio.
Legalidad y Coercitio

En el derecho penal moderno rige el principio de legalidad, es decir, que no se puede acusar a nadie de un delito que no este contemplado en las leyes penales ni infringir ninguna pena que no este comprendida en la legislación penal. En cambio en el Derecho penal primitivo se haya muy delimitado el principio de legalidad, por una parte por la notoria escasez de normas penales, el numero de delitos contemplados es muy escaso con unas figuras muy amplias en que caben numerosos hechos penales.


Por otra parte porque la facultad penal de los magistrados o coercitio es enormente discrecional sobre todo respecto de las penas menores tan solo respecto de penas gravísimas así la muerte o multa máxima conocía el límite de la provocatio. A fines de la Republica y sobre todo a partir de la época clásica 27 a.C. con la concesión a Augusto de poderes constitucionales es claro el esfuerzo de la jurisprudencia, esto es de la interpretación de los prudentes para aclarar y sistematizar la materia penal. También a mediados del S. II ac. Contribuyeron a la confirmación del principio de legalidad del Derecho penal romano numerosas leges introductoras de quaestiones tribunales permanentes para juzgar delitos concretos.

Culminando este proceso con los Senadoconsultos por cuya virtud el Senado aplicaba las penas previstas para un determinado delito a otros tipos penales diversos de los originados e inmediatamente después culminaba también el proceso con las constituciones imperiales.


Función de la pena

Desde el punto de vista material, la primera función de la pena es la venganza que en su concepción antigua no solamente satisface a los parientes de la victima sino incluso a la victima misma, recogiéndose así un aspecto fundamental de la pena, el cual es su carácter satisfactorio. También en los delitos contra la comunidad que se reprimen públicamente la pena tiene carácter satisfactorio eliminando a quien hubiera puesto en peligro la comunidad misma, para de Robertis en cambio, el fundamento de la pena reside no tanto en la venganza cuanto en la entrega del reo a la comunidad o al particular (vendidos) ofendidos.


Este autor parte respectivamente de la distinción entre pena pública que es la sacratio capitis que es el sacrificio de la persona cuando fuere la comunidad la ofendida que cumpla una función preventiva para salvaguardia y restauración de la paz de los dioses que ha sido turbada por el delito y pena privada que es la noxae deditio entrega para el castigo. Cuando fuere un particular el ofendido pena esta consistente en la entrega del culpable al ofendido no ya con la finalidad de venganza sino simplemente la entrega para evitar la represalia de los dioses sobre todo el grupo.
A partir de mediados del S. II a.C. con la introducción de las cuestiones perpetuae todas las penas quedan asociados a una norma y se confiere cada vez mayor relieve a la función preventiva e intimidatoria de la pena. A partir del principado que comienza el 27 a.C. con la comisión de poderes extraordinarios a Augusto las penas se endurecen, se destaca su función ejemplar y se diversifican según que el delito hubiese sido cometido por honestiones honorables y humiliores personas humildes de baja condición.
En textos tardíos la pena cumple también una función de pública disciplina a los fines de mantener el orden estatal y la paz social. Finalmente en la época del Bajo Imperio que comprende desde el 284 d.C. que sube al trono Diocleciano hasta el 565 en que muere el emperador Justiniano el Estado totalitario exige una represión aún mayor de ciertos tipos penales.
Quaestiones Perpetuae

En virtud de una serie de leyes especificas y durante el S. II a.C. se instauraron los llamados iudicia pública que son los juicios públicos en los que en contraposición a los procesos privados del ius civile cualquier ciudadano puede actuar como acusador en cuanto que representante del interés público de la comunidad. En estos juicios públicos la misma ley que contempla un delito determinado parece también un procedimiento específico para su persecución y sanción, proceso estos denominados quaestiones suridos inicialmente a propósito del crimen repetendarum. La quaestio de repetundis sancionó por vez primera hacia el 171 ac. Los abusos de poder cometido por los magistrados en las provincias españolas, en tal ocasión los españoles se quejaron ante el Senado del Expolio de que habían sido objeto por parte de varios gobernadores, al objeto de obtener la restitución de las ganancias patrimoniales ilícitamente obtenidas por los magistrados. A tal efecto el Senado ante la presidencia del pretor peregrino nombró para juzgar de los hechos un colegio de cinco recuperatores elegidos de entre los senadores. También de entre los senadores podían nombrar los acusadores a los patroni a fin de que les asistieran en el juicio.


A partir de la cuaestio repetendarum se fueron creando otros órganos de investigación y acusación llamados por ello quaestiones y que para Mommsen representa el paso del proceso penal comicial al proceso penal público ante jurados populares. En dichos procesos la sentencia del jurado por estar este desprovisto de Imperium no estaba sometida a provocatio. De este modo citar también:
Lex Cornelia de Maiestate que es del 81 a.C. y en ella la correspondiente quaestio del maiestate tipifica penalmente cualquier ofensa grave contra la dignidad del Estado. Lex Cornelia de Sicariis et Veneficis sobre bandas armadas o sobre sicario y envenenadores y aquí esta quaestio conoció de cualquier atentado contra la vida incluso de el parricidium o asesinato. Lex Licinia de Sodaliciis que reprimió el denominado crimen de las sociedades secretas consistente en los manejos ilícitos de algunas asociaciones para conseguir votos. En la última fase del proceso romano, al margen del proceso penal ordinario de las cuaestiones, la denominada cognitio extra ordinem conocería una serie de nuevos crimina delitos graves que son los crimina extraordinaria.
DERECHO CLÁSICO

La época comprende desde el 27 a.C. al 284 dC en que Diocleciano instauraría el Dominado.


Se caracteriza esta época por el decrecimiento de la Lex y de los Plebiscitos como fuente del Derecho y el surgimiento de otras tales como la interpretatio prudentium asi como las Constituciones principium y los senatus consulta. En esta época clásica se yuxtaponen el Ius vetus Derecho antiguo que es el conjunto normativo que venía desde antiguo interpretado a través de la labor jurisdiccional y el Ius normu producido por la cancillería imperial está constituido por leyes directamente propuestas por Augusto a sus sucesores o bien por otros magistrados inspirados por el princeps. La actividad legislativa de las Asambleas populares decaería totalmente en el mismo S. I d.C. como consecuencia de la asunción cada vez más por el emperador de la función de creación del Derecho, bien por sí mismo directamente o a través del Senado.
Senadoconsultas En la época del principado los senadoconsultos se convirtieron en el instrumento de la voluntad normativa del Princeps, frecuentemente respondía a un discurso del príncipe pronunciado en el Senado. Este discurso podía ser propuesto directamente por el emperador o por un magistrado a indicación suya, no obstante a finales del Principado decayó notablemente la actividad normativa del Senado afirmándose en el modo autoritario de la voluntad imperial como primera fuente del Derecho y la total preeminencia del emperador sobre el senado.
El Edicto del Pretor. Ius Honorarium

Durante la época republicana el pretor con su iurisdictio sin crear directamente Derecho sustancial, realizó una labor innovadora del ordenamiento romano y fundó el denominado ius honorarium que supuso la adaptación del Derecho romano a las exigencias de la época superando el tradicionalismo del ius civile, el pretor a través del edicto que publicaba al principio del año de su magistratura informaba de las normas procesales por las que se regiría, las cuales fueron definitivamente codificadas por Salvio Juliano en el denominado edictum perpetuum entre los años 134 y 137 dc. Durante el principado no obstante las intervenciones normativas imperiales determinaron el decaimiento del ius honorarium y el cese de la actividad innovadora pretoria.


Constituciones Imperiales

Con este nombre genérico se designa la actividad normativa imperial, esto es, las decisiones de los emperadores en temas generales y también jurídicos cuya obligatoriedad fue admitida en la convivencia general a partir de Augusto y sobre todo de Adriano. Los actos del emperador destinados a crear Derecho son clasificables:


- Según que contengan providencias de carácter general.

- Abstractos tales como los edictos o instrucciones.

- Los mandata o que contengan soluciones para decidir casos concretos como rescripta, epistulae y decreta.
Ius civile y Iurisprudencia (Jurisprudencia clásica)

En principio con los términos de Ius civile se designa el ordenamiento de la Civitas esto es de Roma y por tanto las instituciones propias de la ciudad, fue la jurisprudencia pontifical primero y laica después la que fue elaborando, sistematizando y adoptando el Ius Civile a las necesidades presentes. No obstante a diferencia de la época republicana en que los juristas podían libremente emitir responsa de las decisiones u opiniones, a partir de Augusto sólo aquellos juristas a quienes el emperador concedía el Ius respondendi estaban autorizados para crear Derecho y para interpretarlo.


Ius Gentium

Frente al Ius Civile, Derecho propio o privado de los romanos, el ius gentium es también Derecho positivo romano, representa un ius civile más abierto y progresivo no exclusivista ni personalista y llamado a regir solo entre romanos sino también entre romanos y extranjeros y en el que triunfa el principio de la libre forma contractual.


Ius Publicum

Ulpiano hacia fines del S. II d.C. propuso como caracteres distintos del Derecho público, esto es de las normas públicas frente al Derecho privado las siguientes:


- Las normas públicas son las relativas a la actividad organizada del Estado y proceden además de órganos estatales a diferencia de las normas del Derecho privado que producidas en el ámbito de las relaciones entre particulares están precisamente dirigidas a regular dichas relaciones.

- Frente a las normas públicas que predominantemente atienden al interés público las normas privadas atienden prioritariamente al interés privado o particular.



  • Finalmente el Derecho público es inderogable por partir de las normas del Derecho privado pero en realidad como afirmar Torrent no puede establecerse una distinción tajante y general porque el Derecho público y el Derecho privado solo representan dos posiciones en el estudio del Derecho.



Tránsito del Principado al Dominado

Podemos indicar como principales causas determinantes de la abolición del principado instaurado por Augusto y de la instauración del Dominado, monarquía absolutista iniciada por Diocleciano año 284 d.C. las siguientes:


- Barbarización o desnacionalización del ejército cuyo reclutamiento se verifica con provinciales fundamentalmente no con itálicos.

- Factores demográficos tales como la despoblación de Italia.

- Las invasiones de los pueblos germánicos.

- La crisis económica provocada por la guerra, invasión, la enorme presión fiscal, así como la caída de la producción esclavista favorecida por las manumisiones (liberación de la esclavitud) masivas y finalmente factores culturas religiosos, etc.


El dominado: Diocleciano, Constantino.

A partir del 284 d.C. el nuevo régimen político inaugurado determina la ruptura de toda ligazón con el Senado y la afirmación del principio de la Monarquía de Derecho Divino. Con Diocleciano empieza la época de decadencia muy especialmente en el campo del Derecho dando paso pronto al fenómeno llamado Derecho Vulgar En el campo del Derecho público una innovación importante debida a Diocleciano fue la llamada Tetrarquia, gobierno de cuatro personas, o división del imperio en las partes Occidental y Oriental reservándose para si mismo el gobierno de Oriente con capital en Nicomedia, y nombrando a Maximiliano con titulo de Augustus para la parte de Occidente con capital en Milán, ambos tenían el titulo de Augustus y por protestas, cada uno de estos emperadores nombró a su vez un lugarteniente, esto es un Caesar o sucesor, de este modo Diocleciano asoció a Galerio al poder y Maximiliano a Constancio Cloro.


Con posterioridad el emperador Constantino emperador en los años 506-537 d.C. llevaría la capital del imperio de Oriente a Constantinopla y consolidaría el régimen absoluto y la monarquía de Derecho Divino.

Cristianismo y Derecho Romano.

Constantino con el célebre Edicto de Milán del 313 d.C. dispuso la tolerancia del culto cristiano garantizando la libertad religiosa sin por ello abolir la religión anterior. A partir de este edicto quedaría inaugurado el denominado cesaropapismo caracterizado por la intervención del emperador en las cuestiones internas de la Iglesia y por la subordinación de ésta al poder político.  


 DERECHO POSCLÁSICO

En el Bajo Imperio, la cultura jurídica posclásica pierde calidad, los juristas se limitan a la fusión y simplificación del sistema de fuentes clásico, dentro de este podríamos incluir el ius civile, Ius Gentium y el Ius Honorarium y surgen las primeras compilaciones tanto de la Iura que son los escritos de los juristas clásicos tales como Gayo y Ulpiano, como de las leges que son las Constituciones Imperiales.


Derecho Vulgar

Para Ernst Levy el Derecho vulgar que esencialmente versó sobre materias de Derecho privado constituiría uno de los factores o elementos esenciales del denominado Derecho posclásico. Para Levy el Derecho vulgar representa un nuevo orden jurídico con su propia evolución si bien privado de tecnicismo y que obedece a la popularización del derecho en los distintos territorios. Incluir finalmente las denominadas romano - bárbaras dictadas por los jefes de las poblaciones de origen germánico y entre ellas citaremos la Lex romana visigothorum o Breviario de Alarico que fue publicada por Alarico II en el 506 y el Código de Eurico publicado en el 475.


BIZANCIO

Después de que en el año 476 dc. Odoacro jefe de las tropas mercenarias imperiales de Italia destituyera al último emperador de Occidente Rómulo Augusto y fuera elegido como rey por las tropas sublevadas, deja de existir el imperio de Occidente trasladándose el centro político y cultural del imperio a Oriente (Bizancio). Bizancio y en definitiva el Imperio Bizantino representa los herederos directos de la tradición romana.


Pensamiento político y actuación legislativa de Justiniano.

Para algunos autores Justiniano a de ser considerado como fundador del Cesaropapismo doctrina ésta tendente a la vinculación o sujeción de la Iglesia al Estado. Justiniano pretendió el establecimiento de una monarquía universal basada en un poder teocrático, el eje de su concepción política reside en el origen divino del poder político, el ejercicio del poder imperial significa al mismo tiempo el cumplimiento de un deber con Dios y con los súbditos. El Emperador es una especie de intermediario entre los hombres y Dios y es objeto de veneración.


La Compilación

La compilación justinianea que en la Edad Media será llamada Corpus Iuris Civilis comprende 4 partes distintas:

1.- Codex

2.- Digesto

3.- Instituciones

4.- Novelas


Codex representa una compilación comprensiva de los códigos gregoriano, hermogeniano y teodoriano fue publicado el 9 de Abril de 529 d.C. con la Constitutio Summa Republicae. Este código llamado Codex Vetus (Código Viejo) fue renovado 4 años después en el 534 d.C. Digesto el 16 de Diciembre del 533 dc. Justiniano mediante la Constitución bilingüe Tanta, publicó el digesto, quedando sancionado su vigencia legal a partir del 30 de Diciembre de 533 d.C.
El digesto constaba de 50 libros divididos en títulos y fragmentos y en ellos se incluyen no sólo los juristas dotados del Ius Reposdendi y los incluidos en la ley de Citas de Teodosio II (Papiniano, Paulo, Ulpiano, Modestino y Gayo) sino también algunas otras Instituciones fueron publicadas el 25 de noviembre de 533 d.C. por virtud de la Constitutis Imperatoria y están dirigidos a los jóvenes estudiantes de Derecho. Contienen fundamentalmente fragmentos de las instituciones de Gayo así como de otros juristas clásicos tales como Marciano, Florentino, Paulo y Ulpiano y de la nueva legislación del propio Justiniano.
Estas instituciones se encuentran divididas en 4 libros:

1.- Relativo a las personas.

2.- A la propiedad. 

3.- A la sucesión intestada y obligaciones contractuales.

4.- A las obligaciones derivadas del delito y a las acciones junto con un apéndice sobre los juicios públicos
Novelas Justiniano de los años 534 a 542 d.C. siguió publicando una serie de Constituciones que son las novelas en latín o en griego. Estas novelas no las conocemos a través de la corrección oficial y si tan sólo a través de compilaciones privadas una de las cuales la constituye el denominado Epitone Iuliani fechada alrededor del 555 y que representa un resumen latino de 122 constituciones.

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal