Revista de Ciencias Sociales Nº 30 Primer Semestre 2013



Descargar 2,65 Mb.
Página5/6
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño2,65 Mb.
1   2   3   4   5   6

Imagen 1: Organización de los conglomerados territoriales asociados en la Provincia de Bolonia y de las distintas comunas pertenecientes a cada conglomerado 2010

(Fuente: Provincia de Bolonia, www.provincia.bologna.it/probo/Engine/RAServePG.php/P/255810010606/T/Territorio)

El conglomerado Terre di Pianura es una asociación derivada de distintas comunas, entre las que se encuentran Baricella, Minerbio, Granarolo dell’Emilia y Budrio, a la cual hemos añadido Molinella y Malalbergo, por un criterio geográfico, como muestra la imagen.

Se puede observar que en Terre di Pianura, para el periodo 2008-2010, existe un crecimiento exponencial de la población inmigrante residente (gráfico 5). Los nuevos inmigrados que se agregan año a año superan en cifras absolutas a los agregados el año anterior. El saldo es positivo y notorio. Si comparamos este suceso en otros conglomerados dentro de la misma provincia (gráfico 6 y 7), veremos una diferencia notoria entre el crecimiento progresivo y el sostenido.



En efecto, aunque los gráficos no evidencian esto de manera detallada, considerando dos conglomerados como Valle dell’Idice y Savena dell’Idice, la tendencia es hacia una leve disminución en la agregación de nuevos extranjeros. En Valle dell’Idice, se pasa de 295 (2008-2009) a 270 (2009-2010), y en Savena dell’Idice de 244 (2008-2009) a 108 (2009-2010)0 de nuevos agregados. Aunque existen nuevos extranjeros que se agregan, el crecimiento no es progresivo y en aumento, como sucede en Terre di Pianura (gráfico 5).



Ante esto, se puede inferir que el conglomerado territorial Terre di Pianura es uno de los pocos que, junto al de Bolonia, presenta un saldo exponencial positivo de agregación de nuevos inmigrantes. Dentro del periodo 2008-2009, se registra una diferencia de 422 nuevos agregados, mientras que entre el año 2009-2010, la cifra aumenta, siendo una diferencia positiva de 488 nuevos residentes extranjeros (gráfico 5).



Ciertamente, no se puede esperar un saldo positivo año a año en todos los conglomerados, pero la variabilidad y el crecimiento sostenido nos señala que el dinamismo residencial en el comportamiento del inmigrado es un hecho a evaluar. Posiblemente, el movimiento experimentado por este en un rango de 5 años, sea trasladando su residencia entre niveles tan pequeños, como puede ser al interior de un conglomerado territorial de comunas, o bien, desplazándose de comunas a ciudades más grandes, o de comunas a otras ciudades europeas. Los sistemas y flujos de inmigración se vuelven cada vez más dinámicos y masivos, siendo imposible determinar o identificar tendencias estables de movilidad.

Ampliando la mirada longitudinal en el tiempo en 6 años (2005-2010), podemos observar cuál es el comportamiento que ostentan las pequeñas ciudades en su evolución, desde que son pequeños asentamientos con una baja residencia de inmigrantes, hasta tener una característica más consistente como pequeña ciudad, es decir, llegar a la cota de 1000 personas. Sin lugar a dudas, desde el 2005 al 2010, se experimenta un crecimiento progresivo exponencial y acelerado en el asentamiento de inmigrantes de todo el conglomerado territorial Terre di Pianura (gráfico 8).

Si vemos la evolución desde el año 2005, notaremos que existe una cierta homogeneidad en la forma de albergar inmigrantes dentro del conglomerado Terre di Pianura (gráfico 9), que se distingue solo en dicho cohorte de tiempo. Hasta el 2006, la cantidad de extranjeros residente en cada comuna es similar, luego desde esta fecha en adelante, se presenta una evolución singular de cada comuna de manera progresiva, con rasgos de autonomía. Así, desde el año 2007 a 2010, además del crecimiento acelerado, vislumbramos un modo de albergar a población foránea que es dinámico, ya que cada comuna deja de ser homogénea al conglomerado de referencia (Terre di Pianura). Su evolución es heterogénea para cada comuna, como un asentamiento subjetivo que comienza a presentar características propias en su modo de acoger a nuevos residentes inmigrantes (gráfico 9).



Así lo verifica la comuna de Minerbio, que respecto a Baricella y a las demás comunas del conglomerado, se separa en su comportamiento progresivo (gráfico 9). Esto es totalmente distinto en un comienzo (año 2004), cuando los pequeños asentamientos albergan por primera vez un número mínimo de inmigrantes (entre 300 y 400 para el 2005) e inician su fase evolutiva.



Si comparamos una comuna como Baricella, respecto a dos comunas del mismo conglomerado territorial, reafirmaremos la idea de que cada comuna tiende a la diferencia y al despliegue del resto, como si cada pequeña ciudad tuviera un comportamiento heterogéneo y autónomo en cuanto a la acogida y circulación de inmigrantes.

Analizando a Baricella y Minerbio en el año 2005, ambas comunas se presentan como pequeños asentamientos, sin un número significativo en la recepción de población inmigrada. La tendencia es hacia la homogeneidad, donde la similitud inicial entre ambos territorios es un hecho replicable en conjunto a las demás comunas de Terre di Pianura. La diferencia de arribo de inmigrantes residentes entre ambas comunas para el 2005 era tan solo de 50 personas. En cambio, para el 2010 este suceso se incrementa casi el doble (gráfico 10), dejando entrever que el crecimiento de acogida de inmigrantes genera un proceso de heterogeneidad entre las pequeñas ciudades. Baricella y Minerbio dejan de parecerse entre sí, y por consecuencia cada comuna comienza a desglosarse autónomamente respecto del conglomerado territorial en la acogida de inmigrantes.

En menor medida, lo mismo podemos apreciar al observar la evolución entre Baricella y Malalbergo. Para el año 2005 (gráfico 11), Malalbergo superaba en acogida de inmigrantes a Baricella. Observando su progresión hacia el año 2010, se muestra una diferenciación, pero además el hecho de que Baricella supera a Malalbergo en cantidad de inmigrados.

Apreciamos en la actualidad una tendencia a diferenciarse, y una expresión heterogénea entre cada pequeña ciudad, que en el pasado tendía más bien a parecerse, por la misma influencia que el conglomerado (Terre di Pianura”) ejercía sobre el resto de las comunas de pertenencia.

Anteriormente, este conglomerado se caracterizaba por mantener una homogeneidad al interior de su población, donde cada pequeña ciudad formaba parte del todo en cuanto a la similitud entre sí. En la actualidad esto cambia, ya que observamos cómo cada comuna se encamina hacia la disgregación y heterogeneidad interna respecto del conjunto territorial, producto, evidentemente, de la misma dinámica expansiva y múltiple que ejercen los circuitos de inmigrantes internacionales.





Por lo visto, el comportamiento de los nuevos flujos migratorios para la realidad italiana, tienden a descentralizar los típicos puntos de referencia (de llegada, acogida y desenvolvimiento) del inmigrante, que en algún momento se caracterizó por una identificación más estable referida a la capital regional o provincial.

Observando el modo de interacción que tiene este proceso de asentamiento en uno de los conglomerados territoriales, descubrimos que el curso de los flujos migratorios tiene un aspecto mucho más complejo de lo que pareciera ser, sobre todo desde un enfoque longitudinal. La dinámica de acogida y residencia del inmigrante, se extiende aceleradamente a través de las distintas pequeñas comunas, modificando la estructura poblacional de cada una de estas y, por consecuencia, de la naturaleza de dicho conglomerado territorial (Terre di Pianura).

A mayor dinamismo e incremento en las pequeñas ciudades al interior conglomerado territorial, obtenemos un mayor desenvolvimiento heterogéneo de cada asentamiento en particular. La acogida del inmigrante y crecimiento poblacional de pequeñas comunas, implica una mayor singularidad del fenómeno para cada pequeño territorio, por consecuencia una heterogeneidad y diferenciación respecto al resto de las comunas, y una formación identitaria propia, autónoma, y en definición al interior de estas.

El conglomerado, al volverse internamente heterogéneo, y las comunas, al volverse autónomas en su proceso de acogida y residencia del foráneo, producen una interrogante sobre la naturaleza y legitimidad del conglomerado, como entidad territorial administrativa válida para el conjunto. Además, existe una invitación a la revisión programática obligada en cada una de las pequeñas comunas, las cuales también se transforman en conjunto con el inmigrado. De este modo, se posicionan como nuevas comunas y asentamientos territoriales globales, donde inmigrado y autóctono producen en conjunto un nuevo territorio.

El crecimiento acelerado a baja escala territorial, puede estar asociado longitudinalmente a la conformación autónoma de nuevos territorios, los que pueden estar dando nacimiento a nuevos territorios globales0.

Junto a esto, la misma heterogeneidad interna de cada conglomerado territorial, y el proceso autónomo que reflejaría en el futuro cada comuna, hace pensar sobre el dinamismo acelerado de la movilidad de la población inmigrada, y una eventual interacción en la transferencia de la residencia del inmigrante dentro del conglomerado, entre los distintos conglomerados provinciales, y por qué no, entre comunas del sistema europeo. Esta interacción hace del sistema de inmigrantes internacionales de Europa un sistema complejo, donde ciudades medias y pequeñas tendrían un rol protagónico.

1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal