Resumen la segunda mitad del siglo XIX: marco histórico y cultural. Características de la novela realista y naturalista



Descargar 21,36 Kb.
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño21,36 Kb.

Página de


PAEG LITERATURA 14. RESUMEN

LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XIX: MARCO HISTÓRICO Y CULTURAL. CARACTERÍSTICAS DE LA NOVELA REALISTA Y NATURALISTA



  1. Marco histórico y cultural



    1. La sociedad burguesa de la segunda mitad del XIX

A partir de 1850 se acentúa la crisis del régimen monárquico de Isabel II, acosado por los carlistas, los pronunciamientos militares y los primeros atisbos de un clima revolucionario. La crisis desemboca en la Revolución de 1868, que derrocó a la Monarquía y dio lugar, tras el reinado de Amadeo de Saboya, a la Primera República. Tras apenas un año de régimen republicano, en 1875 se produce la Restauración, que eleva al trono a Alfonso XII, tras cuyo fallecimiento ejerció la regencia su madre, la reina María Cristina, hasta finales de siglo.

Durante el periodo de la Restauración se implanta el sistema de alternancia en el poder de los partidos conservador y progresista, lo que da lugar a la atonía política, el fraude electoral, la corrupción y el caciquismo. En esta etapa, la burguesía es la clase dominante. Ideológicamente, está cerca de las posiciones liberales, aunque escindida en una facción conservadora y otra progresista. Frente a ella se encuentra un amplio sector reaccionario y tradicionalista, representado por la nobleza, el clero y los seguidores del carlismo. Además, surgen en esta época la conciencia obrera y los primeros brotes de las ideologías revolucionarias radicales: marxismo, socialismo y anarquismo.



    1. El realismo, imagen de la vida

En la segunda mitad del siglo XIX el movimiento romántico da paso a la estética del Realismo: depuración de los elementos más idealistas del Romanticismo para dar paso a un análisis detallado y crítico de la realidad y a una visión objetiva del mundo.

El Realismo, surgido en Francia en la primera mitad del siglo, aparece en España hacia 1870 y tiene su apogeo en la década de los ochenta. Los autores españoles toman como modelos a los principales novelistas europeos del movimiento (Balzac, Stendhal, Flaubert, Dickens, Toslstoi, Dostoievsky), pero también incorporan la literatura “realista española”: Cervantes, la picaresca, la prosa costumbrista romántica, los artículos de Larra.

Como movimiento cultural, el Realismo será un reflejo de la realidad contemporánea y un espejo de las costumbres, influido por las nuevas aspiraciones de la sociedad burguesa y por el espíritu racionalista y experimental de las nuevas ideas científico-filosóficas: el positivismo de Compte, el método experimental y la teoría de la evolución de las especies de Darwin. Su espíritu práctico, su visión objetiva de la realidad y su valoración de lo concreto frente a lo abstracto triunfan frente al subjetivismo y la fantasía romántica.

Según su ideología, los realistas españoles adoptaron dos posturas: los tradicionalistas, que procuraban enmascarar e idealizar los aspectos más desagradables de la sociedad, y los progresistas, que recurrían a la denuncia y a las críticas sociales



El apogeo del Realismo tiene lugar a partir de 1868. Es la época de los grandes novelistas españoles: José María de Pereda, Juan Valera y Benito Pérez Galdós...A partir de 1880 se produce la evolución de la novela realista, que se tiñe de naturalismo, con una visión más cruda de la realidad y unos protagonistas condicionados por el medio social en el que viven, que les termina conduciendo a la degradación y el fracaso vital. Así ocurre en algunas novelas de Pérez Galdós, de Emilia Pardo Bazán y sobre todo de Leopoldo Alas Clarín.

  1. Características de la novela realista y naturalista



    1. Características de la novela realista



  • El Realismo es un movimiento literario burgués, impregnado de espíritu práctico y de afanes de renovación y progreso.

  • Descripción rigurosa de la realidad basada en la observación y en la documentación.

  • Ubicación próxima de los hechos: el novelista se centra en el aquí y el ahora.

  • Frecuente propósito de crítica social y política

  • Idea de un arte útil: la novela debe contribuir a la reforma o el cambio de la sociedad.

  • Estilo sencillo y sobrio.

  • El relato se centra en la realidad contemporánea.

  • Asimismo, los protagonistas de las novelas no son héroes o personajes idealizados, sino seres vulgares, extraídos de la realidad cotidiana.

  • Mayor interés en el análisis y explicación del comportamiento de los personajes.

  • Se le otorga importancia a la figura femenina y a lo colectivo: el ambiente adquiere a veces la dimensión de un personaje.

  • Existe un afán de objetividad, preocupación por la verosimilitud y el realismo.

  • Objetividad también en el relato de los acontecimientos.

  • Narrador omnisciente.

  • Cobran gran importancia el estilo indirecto libre y los diálogos.

  • A pesar del afán objetivo, el narrador a veces se introduce en la narración y orienta al lector sobre ciertos aspectos.

  • Estructuras sencillas y cerradas.

  • El tratamiento del tiempo suele ser lineal, a semejanza del tiempo de la realidad. No obstante, se recurre a veces a la analepsis (flashback) o retroceso.

  • Detallismo y minuciosidad en las descripciones.

  • Afán realista en el tratamiento del lenguaje y el estilo literario.

  • Propósito moral, social o político. Por eso proliferan las novelas de tesis.

  • Los temas reflejan los problemas creados por el marco de la sociedad contemporánea.

  • Los personajes responden a seres reales.

  • El protagonista puede ser individual o colectivo.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal