Representación de estructuras argumentativas mediante el análisis de redes sociales



Descargar 231,61 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión12.01.2017
Tamaño231,61 Kb.
1   2   3

Ilustración 2. Grafo 1. Red de topoi

b) Criterios de análisis

Más allá de la secuencialidad de la narración, la observación de esta estructura discursiva nos permite mostrar su forma a simple vista: este discurso parte del mundo laboral (gracias a éste se obtiene más independencia y se aprende a relacionarse con otros), fluye por el ocio (se sale, se conoce gente) y desemboca en el ámbito doméstico (una empieza a salir por ahí... y termina casándose). Ahora bien, la utilidad de este instrumento está no en fragmentos tan pequeños sino en la potencialidad de tener una red global de todo un texto, dónde estas relaciones se solapan con otras. Es por ello que para analizar estructuras más complejas se ha utilizado el álgebra de redes sociales, y concretamente tres indicadores básicos que definen distintas centralidades en la red discursiva (basadas en Freeman, 1979):



Grado nodal. Al ser un gráfico dirigido se puede distinguir entre grado nodal de salida y grado nodal de entrada; ambos indicadores muestran los elementos que aparecen en mayor medida en el discurso, sea como emisores o receptores.

Grado de accesibilidad. La accesibilidad de un nodo se refiere al grado en que éste puede acceder (o ser accedido, dependiendo que sea de entrada o de salida) a los otros nodos de la red6. Así, en el ejemplo anterior, los dos nodos que más directamente pueden acceder al resto de la red (esto es, accesibilidad de salida) son los relacionados con la actividad laboral y, por lo tanto, podríamos decir que la actividad laboral es el motor o lo generador de todo aquello que es narrado. En cuanto a la accesibilidad de entrada, el nodo “casarse” es el que más fácilmente es accedido por todo el resto de la red: se situaría aquí como un nodo finalista, como un punto de llegada de todo el discurso.

Grado de intermediación: Indica nodos estratégicos, porque se sitúan uniendo distintos subconjuntos, y en el ejemplo mencionado corresponden también al ámbito relacional, que se situaría aquí como mediador entre la actividad laboral y el ámbito doméstico.

Para cada una de las entrevistas analizadas se seleccionaron los nodos con valores más altos en cada indicador y se realizó una proyección gráfica de las relaciones existentes entre estos nodos, obteniéndose lo que denominamos "grafo de centralidades": se trata de un grafo con un número relativamente pequeño de nodos, que aunque pueda parecer escueto con relación a todo el discurso, es un resultado que no viene impuesto por un sistema de categorías previo, sino que corresponde al núcleo argumentativo resultante de la identificación de topoi en el discurso y de su análisis mediante ARS.



c) Síntesis de resultados

Se muestran, a nivel descriptivo, dos grafos de centralidades, correspondientes a trayectorias de género clásicas (masculinas y femeninas). Son grafos muy reducidos respecto al trabajo original con la finalidad de facilitar la exposición, pero en ellos se ven los principales ejes de los discursos:





Color: Nodos azules: ámbito laboral; Nodos verdes: ámbito de formación; Nodos rojos, ámbito doméstico; Nodos amarillos: otros.

Grosor: Representa la intensidad de relación tópica, medida por su frecuencia de aparición

Estilo: Las líneas discontínuas indican relación negativa.

Ilustración 3. Grafo 2. Trayectoria de centralidad productiva

El Grafo 2 pertenece a un obrero industrial de 28 años, residiendo con sus padres pero con horizonte de emancipación cercano. Como principales elementos a destacar:

1) En primer lugar, el papel central que juegan los nodos referidos al ámbito laboral: tienen un alto grado nodal y una alta accesibilidad de entrada, lo que refleja la importancia dada a estos aspectos. Especialmente relevante en este contexto es la experiencia laboral para adquirir conocimientos, permanecer en la empresa y promocionar.

2) Un segundo elemento que incide en el empleo son los estudios universitarios, que tiene una alta accesibilidad de salida y una alta intermediación. Sobre los estudios universitarios es importante destacar dos cosas:



  • En primer lugar, que quién está hablando es un perfil de trabajador que en muchos casos ha hecho cursos de formación en la empresa pero que no tiene estudios universitarios y que, a la hora de destacar la incidencia de la formación en el empleo, destaca la que mayoritariamente no tiene: los estudios universitarios. Esto tiene su lógica, y es que el filtro que establece la empresa estudiada para el acceso a puestos cualificados es el de estudios universitarios, mientras que la formación interna en la empresa no garantiza, en términos generales, ni la permanencia ni la mejora laboral.

  • En segundo lugar, la disyuntiva que se establece entre los estudios universitarios y la experiencia laboral (es decir, la idea de que "me encontré en un momento de mi vida en el que tenía que decidir si quería trabajar o quería estudiar").

3) Finalmente, es importante también destacar los factores a los que se atribuye la no posesión de una formación universitaria. Por una parte se recurre al topos del ciclo de vida (se estudia cuando se es joven, característica que el participante no se autoatribuye, a pesar de tener 28 años). Y por otra parte se introduce la idea de los condicionantes externos: la disponibilidad de dinero interviene en el hecho de poder o no poder estudiar. Estos dos nodos tiene la accesibilidad de salida más alta de toda la red, es decir, actúan como principios argumentativos que condicionan el resto del discurso y, por lo tanto, son los que explican en última instancia las posiciones laborales de las personas entrevistadas (siempre desde su punto de vista). Esto es importante sobretodo desde el momento que la persona que basa su discurso en este esquema tópico carece de estudios universitarios, y por lo tanto apunta a los factores mediante los cuales justifican la no posesión de los mismos. De esta forma, los estudios universitarios, que desde el punto de vista de estos discursos es importante en el mercado de trabajo, resultan una inversión demasiado costosa. Con lo cual, el uso del topos "a más formación, más empleo" se reproduce en el discurso cotidiano de trabajadores/as descualificados/as, pero no tiene una traducción práctica directa, sino que es básicamente un recurso discursivo para legitimar la propia descualificación laboral, hasta el punto que incluso un entrevistado lo expresa en una frase muy gráfica: "ahora ya no me puedo arreglar".


1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal