Reporte de consulta



Descargar 86,59 Kb.
Fecha de conversión11.10.2017
Tamaño86,59 Kb.

SALA DE CASACIÓN CIVIL
TUTELA
REPORTE DE CONSULTA



RELEVANTE
SALA DE CASACIÓN CIVIL Y AGRARIA

ID

:

516889

M. PONENTE

:

MARGARITA CABELLO BLANCO

NÚMERO DE PROCESO

:

T 2000122140022016-00174-01

NÚMERO DE PROVIDENCIA

:

STC15304-2016

PROCEDENCIA

:

Tribunal Superior Sala Civil - Familia - Laboral de Valledupar

CLASE DE ACTUACIÓN

:

ACCIÓN DE TUTELA - SEGUNDA INSTANCIA

TIPO DE PROVIDENCIA

:

SENTENCIA

FECHA

:

26/10/2016

DECISIÓN

:

REVOCA CONCEDE TUTELA

ACCIONADO

:

JUZGADO TERCERO CIVIL DEL CIRCUITO DE VALLEDUPAR

ACCIONANTE

:

JORGE MARTÍN BARROS LAGOS

FUENTE FORMAL

:

Código General del Proceso art. 322








ASUNTO:

PROBLEMA JURÍDICO ¿Se vulnera el debido proceso del accionante al rechazar de plano el recurso de apelación contra la sentencia proferida en audiencia de fallo, por no haber sido sustentada en la misma diligencia?





TEMA: ACCIÓN DE TUTELA CONTRA PROVIDENCIA JUDICIAL - Procedencia excepcional ante vía de hecho
ACCIÓN DE TUTELA CONTRA PROVIDENCIA JUDICIAL - Requisitos generales y específicos de procedencia: reiteración
Tesis:

«La reiterada jurisprudencia ha sostenido, en línea de principio, que este amparo no es la senda idónea para censurar decisiones de índole judicial; sólo, excepcionalmente, puede acudirse a esa herramienta, en los casos en los que el funcionario adopte alguna determinación "con ostensible desviación del sendero normado, sin ecuanimidad y apoyado en el capricho o en la subjetividad, a tal punto que estructure ‘vía de hecho’", y bajo los supuestos de que el afectado concurra dentro de un término razonable a formular la queja, y de que «no disponga de medios ordinarios y efectivos para lograrlo» (ver entre otras, CSJ STC, 3 mar. 2011, rad. 00329-00).


El concepto de vía de hecho fue fruto de una evolución pretoriana por parte de la Corte Constitucional, en razón de la necesidad de que todo el ordenamiento jurídico debe respetar los derechos fundamentales como base de la noción de "Estado Social de Derecho" y la disposición contemplada en el artículo 4 de la Carta Política. Así hoy, bajo la aceptación de la probabilidad que sentencias judiciales desconozcan prerrogativas esenciales, se admite por excepción la posibilidad de amparar esa afectación siempre y cuando se cumplan los siguientes presupuestos: l. Generales: "a) Que la cuestión que se discuta resulte de evidente relevancia constitucional; b) Que se hayan agotado todos los medios ordinarios y extraordinarios de defensa judicial al alcance de la persona afectada, salvo que se trate de evitar la consumación de un perjuicio iusfundamental irremediable; c) Que se cumpla el requisito de la inmediatez; d) Cuando se trate de una irregularidad procesal; e) Que la parte actora identifique de manera razonable tanto los hechos que generaron la vulneración como los derechos vulnerados y que hubiere alegado tal vulneración en el proceso judicial siempre que esto hubiere sido posible y f) Que no se trate de sentencia de tutela» y, 2. Especiales: «a) Defecto orgánico; b) Defecto procedimental absoluto; c) Defecto fáctico; d) Defecto material o sustantivo; e) Error inducido; f) Decisión sin motivación; g) Desconocimiento del precedente y h) Violación directa de la constitución" (C-590/2005, reiterada, entre otras, SU-913/2009 y T-125/2012). »
ACCIÓN DE TUTELA CONTRA PROVIDENCIA JUDICIAL - Flexibilización del principio de subsidiariedad cuando la decisión cuestionada pone en peligro los atributos básicos
ACCIÓN DE TUTELA CONTRA PROVIDENCIA JUDICIAL - Procedencia excepcional de la acción - Flexibilización del principio de subsidiariedad: prevalencia del derecho sustancial sobre el formal
Tesis:

«Sería del caso confirmar el fallo impugnado, por falta de cumplimiento del principio de subsidiariedad, en tanto que el quejoso no interpuso el recurso de reposición contra el auto de 19 de julio del año en curso que rechazó de plano la alzada, si no fuera porque de la actuación censurada refulge palmaria la vulneración de los derechos fundamentales afectando garantías de rango superior, como el debido proceso y defensa, entre otros, por lo que se obviará ese presupuesto general de procedibilidad y se estudiará de fondo la solicitud de amparo constitucional.


La Corte al ocuparse de asuntos que guardan simetría con el aquí abordado, ha sostenido que:
[…] existen circunstancias verdaderamente excepcionales que, puntual y casuísticamente verificadas, posibilitan que sólo y únicamente cuando la decisión cuestionada encierra, per se, una anomalía en grado tal que el yerro enrostrado luzca bajo cualquier óptica inadmisible, por causa de producir de manera desmesurada un menoscabo y «peligro para los atributos básicos», es posible la extraordinaria intervención del juez de amparo, no obstante la negligencia desplegada, por quien depreca el resguardo, al abandonar las vías legales con que cuenta para remediar sus males directamente en el proceso (CSJ, STC, 4 feb. 2014, rad. 00088-00, reiterada en STC11491-2015, 28 ago, 2015, rad. 00059-02).
En igual sentido, la Sala ha dicho que:
[…] Se impone entonces proteger los derechos reclamados por la parte accionante, en aras de garantizar la prevalencia del derecho sustancial sobre el procesal. No soslaya la Corte que si bien no se utilizaron las herramientas que se tuvieron al alcance para impugnar las decisiones que ahora cuestiona, habida cuenta que no se interpuso recurso de reposición frente a ellas, “tal abandono no tiene la suficiente trascendencia para denegar el amparo por esta razón, si se tiene en cuenta que el Estado en cabeza de los Jueces de la República deben y pueden en ejercicio de su plena autonomía que le otorga la Ley y la Constitución, realizar sin ninguna clase de cortapisas los actos preparatorios a efectos de llevar a cabo la venta forzada” (sentencia de 2 de octubre de 2012, exp. 00328-01) (CSJ STC, 12 Oct. 2012, rad. 01545, reiterada en STC11491-2015, 28 ago, 2015, rad. 00059-02). »

DERECHO PROCESAL - Recurso de apelación contra la sentencia - Oportunidad y requisitos para interponer, precisar los reparos concretos que se hacen a la decisión y sustentar el recurso: reseña jurisprudencial de los criterios sostenidos en las sentencias de tutela STC10557 y STC13078 de 2016
DERECHO PROCESAL - Recurso de apelación contra la sentencia- Oportunidad y requisitos para interponer, precisar los reparos concretos que se hacen a la decisión y sustentar el recurso – Fija criterio: recoge la postura sostenida en la sentencia de tutela STC13078 – 2016 y, en las restantes que la contraríen
Tesis:

«En relación con la «oportunidad y requisitos» que contempla el citado artículo para el ejercicio de la alzada, la Sala precisó en la sentencia STC10557-2016 de 3 de agosto de 2016, radicado 2016-00608-01, que:


[E]n tratándose de la impugnación de sentencias, como es del caso que nos ocupa, la citada norma contempla dos momentos, a saber: i) la interposición del citado medio de defensa, y ii) la formulación de los reparos concretos que el recurrente le hace a la decisión, “sobre los cuales versará la sustentación que hará ante el superior”.
4.5.1.- Con relación a la “formulación del recurso” la norma establece las oportunidades, dependiendo de si la determinación controvertida se profirió en audiencia, o por fuera de ella; así, para el primer caso, “deberá interponerse en forma verbal inmediatamente después de pronunciada”, y para el segundo, “deberá interponerse ante el juez que la dictó, en el acto de su notificación personal o por escrito dentro de los tres (3) días siguientes a su notificación por estado”.
4.5.2.- Respecto al momento en que el memorialista debe “precisar de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión, sobre los cuales versará la sustentación que hará ante el superior”, la ley hace la misma diferenciación dependiendo de si tal resolución se dictó en forma oral o escrita.
Así, determina que si la providencia “se profirió en audiencia”, el interesado podrá cumplir la referida carga i) bien “al momento de interponer el recurso” o ii) “dentro de los tres (3) días siguientes a su finalización”. Empero, de haberse emitido «por fuera de audiencia”, deberá hacerlo “dentro de los tres (3) días siguientes a […] la notificación”.
En esa misma providencia destacó, respecto a la remisión del expediente o de su copias por parte del a quo al superior a fin de desatar la alzada, que "el canon 324 ibíd., establece que “[e]n el caso de sentencias, el envío se hará una vez presentado el escrito al que se refiere el numeral 3° del artículo 322”", y resaltó que «en la sustentación que de dicho medio defensa debe realizarse ante el ad quem, para lo cual “el juez convocará a audiencia”, el apelante “deberá sujetar su alegación a desarrollar los argumentos expuestos ante el juez de primera instancia” (art. 327 ib.).
5.1.2.- No obstante lo dicho, posteriormente en el fallo STC13078-2016 de 15 de septiembre de 2016 rad. 2016-00608-01, la Sala sostuvo en relación con el momento que la ley establece para "precisar de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión, sobre los cuales versará la sustentación que hará ante el superior», en los casos que la sentencia se «profiere en audiencia", que:
[C]omo acertadamente lo observó el juez de conocimiento, al no haber el apelante precisado siquiera sucintamente dentro de la diligencia los motivos de su desconcierto frente a lo decidido de fondo, tal y como lo prevé el inciso 2º del numeral 3º del canon 322 del C.G. del P. […], lo procedente era tal y como ocurrió, declararlo desierto al momento de estudiar sobre su admisibilidad, se insiste, por no haber sido sustentado de manera oportuna (se resaltó).
5.1.3.- Ahora bien, ante la evidente contradicción que al respecto ofrecen las citadas providencias, la Sala entra a estudiar nuevamente el tema y, atendiendo el contenido de la norma adjetiva en comento, precisa que:
Respecto a la formulación -o interposición- del recurso de apelación contra sentencias, el artículo 322 del Código General del Proceso contempla que (i) si la resolución materia de inconformidad se profirió en audiencia, "deberá interponerse en forma verbal inmediatamente después de pronunciada"; en tanto que, (ii) si se emitió por fuera de ella, "deberá interponerse ante el juez que la dictó, en el acto de su notificación personal o por escrito dentro delos tres (3) días siguientes a su notificación por estado".
b) En relación con la procedencia, si la providencia se dicta "en audiencia", el juez resolverá "al finalizar la audiencia inicial o la de instrucción y juzgamiento, según corresponda, así no hayan sido sustentados los recursos".
c) Frente al momento en que el recurrente debe "precisar de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión, sobre los cuales versará la sustentación que hará ante el superior", la norma establece que:
- Si la sentencia se "profiere en audiencia", podrá cumplir dicha carga, (i) «al momento de interponer el recurso» o, (ii) "dentro de los tres (3) días siguientes a su finalización".
- Si se emite «por fuera de audiencia», le corresponderá efectuar el señalado acto procesal i) "dentro de los tres (3) días siguientes a […] la notificación» "
d) Se declarará desierto el medio vertical "cuando no se precisen los reparos a la sentencia apelada".
Conforme a la anterior interpretación, surge imprescindible señalar que la Sala recoge la postura inserta en relación con el tema en el fallo STC13078-2016 de 15 de septiembre de 2016, así como todas las demás que le sean contrarias. »

DERECHO PROCESAL - Recurso de apelación contra la sentencia: alcance y finalidad de la expresión «precisar de manera breve los reparos concretos que le hace a la decisión» - Diferencia con la sustentación del recurso
Tesis:

«Ahora bien, frente a la exigencia de «precisar de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión, sobre los cuales versará la sustentación que hará ante el superior», prevista en el artículo 322 del C. G. del P., la Corte puntualizó que:


[…] en relación con el primero de esos adjetivos, igualmente utilizado en el numeral 3º de la regla 374 del anterior plexo adjetivo, esto es, el Código de Procedimiento Civil, ha dicho que él mismo impone que esa manifestación sea “perceptible por la inteligencia sin duda ni confusión”, “exacta” y “rigurosa”(csj sc de 15 de septiembre de 1994).

Ahora, para el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, “concreto” es, entre otras acepciones, lo “preciso, determinado, sin vaguedad”, que se opone a “lo abstracto y general”.


En ese orden, cuando el legislador, en la norma aquí comentada -inciso 2, numeral 3 del artículo 322 del C.G.P.- le asigna al apelante el deber de “precisar, de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión”, le exige expresar de manera “exacta” y “rigurosa”, esto es, “sin duda, ni confusión”, ni vaguedad, ni generalidad, las censuras realizadas a la sentencia origen de su reproche, inconformidades que luego habrá de sustentar ante el superior (sublineado propio; CSJ, STC7511-2016, 9 jun. 2016 rad. 01472-00).
Nótese que, conforme lo acotó la Sala en la jurisprudencia antes invocada, para cumplir la exigencia de "precisar, de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión”, resulta suficiente que el interesado en oportunidad delimite con concreción los motivos de desacuerdo frente a la sentencia origen de su reproche.
En todo caso, la labor de «precisar de manera breve, los reparos concretos que le hace a la decisión… ", que debe hacerse ante el juez de conocimiento, no puede confundirse con la "sustentación" del recurso, porque, conforme lo establece el canon 322 citado en precedencia, dicho laborío deberá hacerse es "ante el superior" (ver aparte final inc. 2 núm. 3º del precitado artículo y el 327 del C. G. del P.).
Destaca la Corte que, la exigencia de la norma busca garantizarle el derecho de defensa a la contraparte, pues al permitirle que esta conozca de manera puntual y oportuna el tema frente al que ha de versar la alzada, con ello le permite que en tal sentido pueda estructurar su defensa; es decir, evita que el recurrente llegue a exponer ante el ad quem, temas diferentes que resultarían sorpresivos para sus oponentes, porque este actuar imprevisto conllevaría a la transgresión de sus garantías fundamentales. »

DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Proceso de pertenencia - Vulneración: defecto procedimental absoluto al no seguir el procedimiento establecido para el recurso de apelación de sentencias
DERECHO AL DEBIDO PROCESO - Proceso de pertenencia: vulneración del derecho a la defensa y del principio de la doble instancia al rechazar de plano el recurso de apelación por no haber sido sustentado en la audiencia de fallo
Tesis:

«(...) el juez acusado declaró «desierto» el medio de defensa porque consideró que "el recurso no está bien sustentado [sic]"; argumento que no resulta válido para negarse a conceder la alzada, puesto que, de un lado el recurrente debía surtir dicho laborío ante el ad quem y no en esa instancia y, de otro, dado que en la audiencia el a quo debe resolver sobre la procedencia de la alzada, porque la oportunidad para declarar «desierto el recurso de apelación» se presenta, únicamente cuando ha vencido en silencio el término legal que el inconforme tenía para «precisar los reparos a la sentencia apelada», esto es dentro de los "tres (3) días siguientes la finalización de la audiencia".


Al efecto, encuentra la Corte que la manifestación de inconformidad -reparos concretos- del apelante radicó en la ausencia de medios demostrativos que den soporte a la resolución criticada; declaración esta que cumple las exigencias anotadas en tanto que "delimitó de manera clara y comprensible el motivo de desacuerdo", por lo que, no podía afirmarse que no atendió la carga procesal que la ley le imponía.
Pero además de lo anterior, tampoco puede desconocerse que el quejoso dentro del lapso de los tres (3) días siguientes a la finalización de la audiencia allegó oportunamente al despacho encartado escrito "a fin de sustentar [sic] el recurso de apelación, interpuesto contra la sentencia dictada por ese despacho judicial en fecha junio 30 de 2016", que no fue analizado, en el que manifestó que "[e]n el presente fallo, objeto de apelación el señor juez tercero civil del circuito de Valledupar no tuvo en cuenta las abundantes pruebas aportadas a este proceso, […], dentro de su oportunidad procesal; como pruebas testimoniales, rendidas ante ese despacho por los señores maría cecilia muegues lago, dilaima cuadro alvear y el de fernando neira campis. En el mismo sentido omitió valorar la prueba de confesión rendida por una de las demandadas conocidas, nancy esther barros lago - como tampoco valoro el dictamen pericial existente dentro del proceso de la referencia, mucho menos […], valoró la inspección judicial practicada al inmueble ubicado en la carrera 12 No 13 C - 22 del barrio obrero de Valledupar, practicada por este mismo funcionario en su oportunidad. En igual sentido […], ignoró la prueba documental aportada en su oportunidad legal […]. El cual se demuestra la explotación económica del bien inmueble objeto de usucapir por jorge martin barros lago. Honorables magistrados, se observa en la sentencia objeto de apelación que de manera manifiesta aparece irrazonable la valoración probatoria hecha por el señor juez tercero civil del circuito de Valledupar, sin motivo serio, a la realidad probatoria objetiva que muestra el proceso, el cual se desvió irregular y arbitrario, en el ejercicio de la actividad jurisdiccional, se torna en una vía de hecho susceptible de control de constitucionalidad» (f. 106 cuad. 1).
Así las cosas, de lo transcrito se desprende que el fallador cuestionado, omitió examinar el contenido del escrito presentado por el accionante dentro de los tres (3) días siguientes a la finalización de la audiencia, esto es, tempestivamente, pese a que la ley lo facultaba, itérase, para exponer los señalados reparos en ese lapso.
5.3.- Por supuesto, tal proceder se constituye en "defecto procedimental absoluto" en tanto la señalada autoridad no observó el procedimiento establecido para el trámite del recurso de apelación de sentencias (artículos 322 y 324 del C.G. del P.), lo que condujo, sin hesitación alguna, al quebranto de sus derechos al "debido proceso" y "defensa", pues conllevó a cercenarle la «segunda instancia», por lo que esa situación excepcional no puede tenerse por subsanada por el silencio las partes, por cuanto en verdad resulta palmaria, desproporcionada e inadmisible.
6.- Por lo tanto, se impone, por encima de toda consideración, procurar la salvaguarda de las garantías denunciadas, en especial al debido proceso, defensa y doble instancia, por lo que se revocará la decisión del tribunal a quo y, con tal fin, se invalidará la providencia de 19 de julio de 2016, que decidió "[rechazar] de plano el recurso de apelación", y, se le ordenará al juzgado enjuiciado que se pronuncie nuevamente sobre el cumplimiento de las exigencias normativas en relación con el recurso de alzada, ateniendo los parámetros plasmados en esta providencia. »

JURISPRUDENCIA RELACIONADA: Rad: STC10557-2016 Rad: STC13078-2016


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal