René descartes: extracto de parte I



Descargar 44,71 Kb.
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño44,71 Kb.

RENÉ DESCARTES: EXTRACTO DE PARTE I


“ACERCA DE LAS PASIONES EN GENERAL, E INCIDENTALMENTE ACERCA DE LA NATURALEZA ENTERA DEL HOMBRE”, DE LAS PASIONES DEL ALMA

Articulo 1: Que lo que es una pasión con respecto a un sujeto es siempre una acción en algún otro respecto.
Articulo 2: Que para entender las Pasiones del alma necesitamos distinguir entre las funciones de ésta y las del cuerpo.
Articulo 3: Que debe seguirse las reglas para llegar a este fin.
Articulo 4: Que el calor y el movimiento de nuestros miembros proceden de nuestro cuerpo y los pensamientos del alma.
Articulo 5: Que es un error creer que el alma imparte movimientos y calor al cuerpo.
Articulo 6: ¿Cuál es la diferencia entre un cuerpo vivo y un cuerpo muerto?
Articulo 7: Breve explicación de las partes del cuerpo y algunas de sus funciones.
Articulo 8: ¿Cuál es el principio de todas esas funciones?
Articulo 9: ¿Cómo tiene lugar el movimiento del corazón?
Articulo 10: ¿Cómo se produce los espíritus animales en el cuerpo?
Articulo 11: Cómo tienen lugar los movimientos de los músculos.
Articulo 12: ¿Cómo actúan los objetos fuera de nosotros en los órganos de los sentidos?

Articulo 13: Que esta acción de los objetos afuera de nosotros puede guiar a los espíritus hacia los músculos de diversas maneras.


Articulo 14: Que la diversidad que existe entre los espíritus también puede diversificar su curso.
Articulo 15: ¿Cuáles son las causas de su diversidad?
Articulo 16: Como todos los miembros pueden moverse por los objetos de los sentidos y por los espíritus sin ninguna ayuda del alma.
Articulo 17: ¿Cuáles son las funciones del alma?
Articulo 18: Acerca de la volición
Articulo 19: Acerca de las percepciones.
Articulo 20: Acerca de la imaginación y otros pensamientos que forman el alma.
Articulo 21: Acerca de las imaginaciones que tienen como causa solo al cuerpo.
Articulo 22: Acerca de la diferencia que existe entre las otras percepciones.
Articulo 23: Acerca de las percepciones que referimos a objetos fuera de nosotros.
Articulo 24: Acerca de las percepciones que referimos al cuerpo.
Articulo 25: Acerca de las percepciones referimos al alma.
Articulo 26: Que las imaginaciones que dependen solo de los movimientos fortuitos de los espíritus pueden ser pasiones tan ciertamente como las percepciones que dependen de los nervios.
Articulo 27: La definición de las pasiones del alma.

RENÉ DESCARTES: EXTRACTO DE PARTE I

“ACERCA DE LAS PASIONES EN GENERAL, E INCIDENTALMENTE ACERCA DE LA NATURALEZA ENTERA DEL HOMBRE”, DE LAS PASIONES DEL ALMA. (1649)
Articulo 1: Que lo que es una pasión con respecto a un sujeto es siempre una acción en algún otro respecto.
Las pasiones son sentimientos internos, no es posible ser observables, son diferentes con respecto al sujeto que las siente.

La acción y la pasión son ambas una única cosa, pero la pasión seria el sujeto y la acción sería lo que ocurre.


Articulo 2: Que para entender las pasiones del alma necesitamos distinguir entre las funciones de éstas y las funciones del cuerpo.
Tiene una visión dualista, en la que el alma y el cuerpo están unidas, pero sin embargo, se pueden atribuir cualidades diferentes a ambas.
Articulo 3: Que debe de seguirse la regla para llegar a este fin.
Todo lo que se encuentra en nuestra experiencia y que vemos debe atribuirse solamente al cuerpo, mientras que lo que sentimos lo atribuimos al alma.
Articulo 4: Que el calor y el movimiento de nuestros miembros proceden de nuestro cuerpo y de los pensamientos del alma.
El cuerpo no piensa, por lo tanto, nuestros pensamientos pertenecen al alma, así que todos los movimientos restantes y el calor que están en nosotros deben pertenecer al cuerpo.
Articulo 5: Que es un error creer que el alma imparte movimientos y calor al cuerpo.
Descartes critica la opinión que la gente tienen de las pasiones, la gente cree que el calor y los movimientos pertenecen al alma, así que el alma desaparece, después se iría el calor y los movimientos; por lo que seria lo contrario, según Descartes el calor y los movimientos tendrían que terminar para que el alma desaparezca.
Articulo 6: ¿Cuál es la diferencia entre un cuerpo vivo y un cuerpo muerto?.
La muerte no ocurre a causa de la falta del alma sino porque se desintegra una de las partes principales del cuerpo, Descartes lo asemeja a éste como a una máquina en movimiento, así que cuando el cuerpo muere la máquina deja de funcionar.
Artículo 7: Breve explicación de las partes del cuerpo y algunas de sus funciones.
Descartes tiene una misión mecanicista del cuerpo, el cual posee movimientos de los músculos así como todos los sentidos dependen de los nervios, que son pequeños filamentos que vienen del cerebro y contienen aires muy finos llamados espíritus animales.
Artículo 8: ¿Cuál es el principio de todas esas funciones?.

En éste artículo, Descartes nos comenta, que mientras que nosotros vivimos hay un calor continuo en nuestro corazón, y que éste es el que hace que se produzcan nuestros movimientos.




Artículo 9: ¿Cómo tiene lugar el movimiento del corazón?

El corazón posee dos cámaras: La derecha, hacia la vena arterial, y la de la izquierda, hacia la gran arteria; después de ésta distribución la sangre entra en la cámara derecha del corazón desde la vena cava y la izquierda por la arteria venosa; pues en las aperturas de estos cuatro vasos existen pequeñas membranas que impiden que la sangre entre en el corazón por los dos últimos y que salga de allí excepto los dos primeros; la sangre nueva se rarifica produciéndose el impulso responsable de los movimientos de la sangre pasando por la arterias y venas.


Artículo 10: ¿Cómo se producen los espíritus animales en el cerebro?.
La sangre que sale del corazón por la gran arteria fluye en línea directa al cerebro, aunque existen ramificaciones que distribuye la sangre por todo el cuerpo, siendo éstas los espíritus animales.
Artículo 11: Como tienen lugar los movimientos de los músculos:
Los músculos se contraen y los opuestos se extienden, esto hace que un número mayor de espíritus lleguen hacia él desde el cerebro, dejando a un músculo con rapidez y pasándose al otro, al cual entra y se hincha, se contrae, y tiran del miembro al que esta adherido. Hay muy pocos espíritus animales que vienen del cerebro hacia los músculos, pero siempre están ahí, éstos tienen incluso un poco más de fuerza que hacen que se abran todas las aberturas, por este medio todos los espíritus que están en los músculos se reúnen y uno de ellos hinchándolo y contrayéndolo mientras que el otro se extiende y se relaja.
Artículo 12: ¿Cómo actúan los objetos fuera de nosotros en los órganos de los sentidos?

Artículo 13: Que esta acción de los sujetos afuera de nosotros pueda guiar los espíritus hacia los músculos de diversas maneras.

Artículo 14: Que la diversidad que existe entre los espíritus también pueden diversificar su curso.

La otra causa que sirve para guiar a los espíritus animales hacia los músculos en diferentes formas, es la desigual agitación de éstos espíritus y la diversidad de sus partes.


Artículo 15: ¿Cuáles son las causas de su diversidad?.
La desigualdad de los espíritus puede originarse en diversas disposiciones del corazón, hígado, estómago, bazo, y todas las demás partes que contribuyen a su producción.

En esta conexión existen nervios dispuestos en la parte superior del corazón, que sirven para ampliar y contraer las aberturas de sus cavidades, así que al extenderse la sangre producen espíritus de diversas disposiciones. La sangre es expulsada hacia el corazón debido a que los nervios y músculos la presionan o agitan más, y esta se extiende de forma diferente en el corazón produciéndose espíritus que tienen diferentes cualidades.


Artículo 16: Como todos los miembros pueden moverse por los objetos de los sentidos y por los espíritus sin ninguna ayuda del alma.
Nuestro cuerpo, cuando algunos poros del cerebro se abre más de lo acostumbrado, cambia algo en el movimientos de los espíritus y hace que éstos sean conducidos hacia los músculos que sirven para mover el cuerpo de la manera en que éste se mueve comúnmente. Todos los movimientos que hacemos sin que intervenga nuestra voluntad dependen de la disposición de nuestros miembros y el curso que los espíritus siguen por el cerebro, nervios y músculos.
Articulo 17: ¿Cuáles son las funciones del alma?
Al alma se le atribuyen los pensamientos, que son dos: los primeros, son las acciones del alma; los otros son sus pasiones. Las acciones son nuestras voliciones, que vienen de nuestra alma; por otra parte, el conocimiento que encontramos de nosotros puede llamarse pasiones, ya que no es nuestra alma quien las hace como son.

Articulo 18: Acerca de la volición

Son de dos tipos: las primeras, son acciones del alma que tienen su fin en el alma misma; las otras, son acciones que tienen su fin en nuestro cuerpo.


Articulo 19: Acerca de las percepciones
Son de dos clases; la primera tiene al alma como causa; la otra al cuerpo. Aquellas que tienen al alma como causa son las percepciones de nuestras voliciones, y de todas las imaginaciones y otros pensamientos que depende de ellas. Con respecto a nuestra alma querer algo es una acción, también puede decirse que percibir qué quiere es una pasión dentro de ella. No obstante, debido a que esta percepción y esta volición en realidad son una sola cosa no se le llama pasión sino acción.

Articulo 20: Acerca de la imaginación y otros pensamientos que forman el alma.
El alma puede imaginarse cosas abstractas, que no existen; las podemos percibir dependiendo de la voluntad que tengamos. Es por ello por lo que son consideradas acciones
Articulo 21: Acerca de las imaginaciones que tienen como causa solo al cuerpo.
Algunas de las percepciones dependen de los nervios mientras que otras no dependen, y que se llaman imaginaciones. Surgen porque los espíritus, agitados de diversas maneras, toman su camino al azar a través de algunos de sus poros. Las ilusiones son imaginaciones de nuestro pensamiento, estas imaginaciones son pasiones del alma, aunque no son tan notorias y determinadas como las percepciones, para que las podamos distinguir es necesario considerar las diferencias entre estas.

Articulo 22: Acerca de la diferencia que existe entre las otras percepciones.


Algunas percepciones del alma proceden de los nervios, mientras que otras no, existiendo una diferencia entre ellos, algunas de ellas las referimos a algunos objetos fuera de nosotros, en nuestro sentido, otros a nuestros cuerpos o algunas de sus partes, y por último otras a nuestra alma.
Articulo 23: Acerca de las percepciones que referimos a objetos fuera de nosotros.
Los objetos de nuestros sentidos, son causados por dichos objetos; produciéndose movimientos en los sentidos externos y también en el cerebro por medio de los nervios, los cuales hace que los sienta el alma.
Articulo 24: Acerca de las percepciones que referimos al cuerpo.
Las percepciones que referimos al cuerpo o a algunas de sus partes son aquellas que tenemos de nuestros apetitos naturales, a los que pueden agregarse otras afecciones que sentimos en nuestros miembros y no como objetos fuera de nosotros, que podemos sentir por mediación de los nervios.
Articulo 25: Acerca de las percepciones que referimos al alma.
A lo que Descartes hace mención en este fragmento son a las pasiones del alma que son aquellas cuyos efectos se siente en el alma misma; como por ejemplo: las sensaciones de alegría, enojo, etc. Y otras como estas, que son suscitadas en nosotros por objetos que mueven a nuestros nervio, y en ocasiones también por otras causas.

Articulo 26: Que las imaginaciones que dependen solo de los movimientos fortuitos de los espiritus pueden ser pasiones tan ciertamente como las percepciones que dependen de los nervios.


Las impresiones que están en el cerebro, a través de los nervios son más vividas y definidas, que aquellas que suscitan los espíritus, estas últimas son como las sombras de las primeras, y es tan similar a la cosa que representa, que uno puede ser engañado. En cambio, uno no puede ser engañado en relación con las pasiones, ya que éstas son tan cercanas e intimas del alma, que es imposible que las sintamos sin que sea como lo que realmente se siente. Cuando estamos dormidos, con frecuencia imaginamos con tanta fuerza que pensamos que las vemos ante nosotros, o las sentimos dentro de nuestro cuerpo. Por lo tanto, no podemos sentirnos triste por ninguna otra pasión, a menos que sea cierto que el alma tenga esa pasión dentro de sí misma.
Articulo 27: La definición de las pasiones del alma.
Las percepciones, sensaciones o excitaciones del alma que se refieren a ellas en particular, y que son causadas como mantenidas y reforzadas por algún movimiento de los espíritus.






La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal