Relaciones sintácticas: sujeto y predicado



Descargar 470 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión14.03.2017
Tamaño470 Kb.
  1   2   3   4

Aldadis.net La revista de educación

Septiembre de 2006 <> Número 10

Depósito Legal: AL-61_2004

ISSN: 1697-8005

Relaciones sintácticas: sujeto y predicado.


Antonio Navarro Sánchez.


  1. SINTAXIS

    1. Introducción

    2. Categorías funcionales y categorías formales

    3. Tipos de relaciones sintácticas

    4. Construcciones sintácticas

4.1. Sintagmas endocéntricos

4.2. Sintagmas exocéntricos

4.3. Sintagmas adjuntos


  1. SUJETO Y PREDICADO. DEFINICIÓN Y RELACIONES

    1. Sujeto

    2. Predicado

    3. Relaciones sintácticas entre ellos




  1. CATEGORÍAS FORMALES QUE PUEDEN DESEMPEÑAR LA FUNCIÓN DE SUJETO

  2. EL PREDICADO: NÚCLEO Y COMPLEMENTOS

    1. Tipos de predicados

      1. Predicado nominal. El atributo.

        • Núcleo del predicado nominal

        • Diferencias entre SER y ESTAR

      2. Predicado verbal.

        • Complementos argumentales del verbo: directo, indirecto, suplemento y agente.

        • Complementos no argumentales del verbo: predicativo, circunstancial y dativo.

  3. COMPONENTES PERIFÉRICOS DE LA ORACIÓN

  4. ORACIONES IMPERSONALES



  1. SINTAXIS


Los lingüistas contemporáneos parecen estar de acuerdo en que, dentro del campo de estudio de la lingüística, pertenece a la sintaxis “el examen de la manera en que las unidades lingüísticas dotadas de sentido se combinan en la cadena hablada para formar enunciados”.

Si nos preguntamos qué es la sintaxis, encontraremos dos respuestas fundamentales:

J. MAROUZEAU [Lexique de la terminologie linguistique, París, 19613] afirma que la sintaxis es el “estudio de los procedimientos gramaticales por los que las palabras de una oración se vinculan las unas a las otras, de manera que expresan las relaciones establecidas entre las nociones”.

A. MARTINET [La lingüística. Guía alfabética, Barcelona, Anagrama, 1972] nos da la siguiente definición de Denise François: (El objeto de la sintaxis es) “expresar mediante qué elementos las relaciones que existen entre los elementos de una experiencia pueden marcarse en una sucesión de unidades lingüísticas, de manera que el receptor del mensaje pueda reconstruir esta experiencia”.


Ambas definiciones son funcionalistas, ya que insisten en la posibilidad para el receptor de reconstruir la experiencia que constituye el objeto de la comunicación.

A ellas puede oponerse una definición más formalista, según la cual la sintaxis sería “el estudio de las combinaciones de las unidades significativas de una lengua”.

Sin embargo, a esta definición hay que ponerle una restricción: la sintaxis no opera con unidades léxicas particulares, sino con clases de esas unidades.
La interpretación funcional no excluye un examen de las compatibilidades de las clases de unidades significativas: estudiar la manera en que se marcan en la cadena hablada las relaciones entre elementos de la experiencia implica que se establezca cuáles son las unidades que pueden coexistir y en qué formas coexisten. En otras palabras, la sintaxis puede abarcar el estudio de la compatibilidad semántica, y por lo tanto de la aceptabilidad, de una secuencia de unidades que forman un enunciado:

Comió un bocadillo de queso.” / * “Bebió un bocadillo de queso.”



CATEGORÍAS FUNCIONALES Y CATEGORÍAS FORMALES


Llamamos categorías funcionales a aquellas categorías gramaticales que si son sustituidas por otras cambian la estructura de un enunciado. Ejemplo:

María está enferma. / María está en Madrid.

Atributo CCL

“Atributo” es una categoría funcional: su eliminación o su sustitución por otra categoría provocan que una oración deje de ser atributiva.
Categorías formales son todas aquellas formas que pueden presentar en la cadena hablada las categorías funcionales. En el caso del atributo: SN, SADJ, SPREP, SADV o PROPOSICIÓN SUBORDINADA.

Las categorías funcionales se denominan también invariantes y las formales variantes.

Este sentido en el que hemos definido “función” y “funcional” es el que le dio la lingüística funcional, que se practicó en el Círculo de Praga (Martinet), para el que “un elemento es pertinente (= funcional) en relación con la comunicación”.

TIPOS DE RELACIONES SINTÁCTICAS
El término “función” puede entenderse también como “relación de dependencia”. Este es el sentido que tiene para la Escuela de Copenhage. L. Hjelmslev, miembro de esta escuela, define una lengua como “unidad de dependencias internas”. Distingue tres tipos de FUNCIONES (DEPENDENCIAS O RELACIONES)1:

a) Relación de determinación, dependencia unilateral o rección. Se da cuando un elemento exige a otro y no al revés. El elemento que exige se llama constante y el exigido variable:



He llamado a Juan.

Constante Variable

b) Relación de interdependencia o dependencia bilateral. Se da entre elementos que en una estructura concreta son constantes:

Si hubieras venido habríamos ido al cine.

Constante Constante

c) Relación de constelación o independencia. Relación que mantienen entre sí dos elementos variables:



Crisis económica y política.

Variable Variable



TIPOS DE CONSTRUCCIONES SINTÁCTICAS
Las funciones entre las que se establecen relaciones sintácticas están representadas en el enunciado por SINTAGMAS (categorías formales) que pueden presentar las siguientes estructuras:

Sintagmas endocéntricos

Son aquellos en los que aparece un núcleo, portador de la función de todo el sintagma. En ellos pueden darse tres relaciones:

a) Coordinación: entre dos o más núcleos o adyacentes. Puede darse por yuxtaposición, coordinación copulativa o disyuntiva: Pedro,Juan (y Juan)(o Juan) han venido.

La adversativa y la consecutiva ilativa pueden darse entre sólo dos núcleos: Está callado pero sonriente. Está callado, por tanto triste.



b) Subordinación: entre el núcleo y los modificadores que lo delimitan. Esta relación puede marcarse por la concordancia, por enlaces preposicionales, etc.: El niño mayor de la vecina.

c) Aposición: es una expansión del núcleo que añade una información suplementaria cuando aquel ya está bien delimitado. Puede ser explicativa (supone otra forma de mencionar el núcleo) o especificativa (impone una restricción significativa al núcleo): Los profesores, educadores y enseñantes / los profesores educadores y enseñantes
Sintagmas exocéntricos

Son construcciones de dos constituyentes interdependientes:



a) Subordinante-término: un amigo como tú

b) Sujeto-predicado: Corren malos tiempos.
Sintagmas adjuntivos

No son endocéntricos ni exocéntricos. Son los vocativos, interjecciones y construcciones parentéticas.





Antes de definir “sujeto” y “predicado”, funciones básicas de la oración, hemos de delimitar el concepto mismo de oración.

 Tradicionalmente, se ha definido la oración con un criterio lógico-semántico:

* ‘Unión de palabras con sentido completo’ (criterio semántico)

* ‘Expresión de un pensamiento’ (criterio lógico)

* ‘Expresión de un juicio lógico, o sea, la manifestación oral del acto del entendimiento, en virtud del cual afirmamos una cosa de otra’ –Esbozo-

En estudios propiamente lingüísticos, sin embargo, no nos encontramos con estas definiciones, sino con otras que se basan en criterios intralingüísticos. La primera distinción básica que llevan a cabo todos los estudiosos actuales es la de ENUNCIADO / ORACIÓN. Nos comunicamos mediante enunciados, que son palabras o conjuntos de palabras que presentan las siguientes características:


  • Están delimitados por pausas mayores.

  • Tienen capacidad comunicativa por sí mismos, ya sea en una situación dada o bien dentro de un texto.

  • Presentan una curva de entonación determinada.

  • Son sintácticamente autosuficientes.

Un enunciado puede tener estructura ORACIONAL o NO ORACIONAL. Y tiene estructura oracional si consta de un sujeto y un predicado.

Se impone por tanto ahora definir estos dos elementos de la oración:

* Tradicionalmente se ha definido el SUJETO bien como la “persona o cosa de la que se dice algo” (lo que hoy conocemos como TEMA) o bien “persona o cosa que realiza la acción expresada por el verbo” (lo que se entiende como AGENTE).

Sin embargo, la realidad de los hechos lingüísticos nos dice que no siempre coinciden sujeto y tema ni sujeto y agente: La carta, creo que no la he enviado. (Yo)  Sujeto implícito

Tema

Juan recibió una bofetada de Andrés.



Sujeto Agente

Por tanto, hemos de definir el sujeto, como toda función, por su relación con el resto de las unidades que integran los actos de habla. Así, el sujeto es uno de los dos elementos esenciales (constituyentes inmediatos según la gramática generativa) de la oración, que se caracteriza por su relación de CONCORDANCIA CON EL NÚCLEO DEL PREDICADO: “Tus deseos son órdenes para mí.”

Plural 3ªp. p.

(Ni 1ª ni 2ª p.)

(En el caso de que más de un sintagma concuerde con el verbo en número y persona, si el sentido no desambiguar la función, recurrimos al orden: el sintagma que preceda al verbo será el sujeto: “Tres lobos mataron cinco perros”

Sujeto


* En consonancia con las tradicionales definiciones de sujeto, el PREDICADO se ha definido también como aquello que se dice del sujeto (lo que conocemos como REMA) o bien como la acción realizada por el sujeto. Nosotros la definiremos como aquella función básica de la oración cuyo núcleo es un verbo.

Emilio Alarcos defiende que el único constituyente imprescindible de la oración es el predicado. Por lo tanto, el núcleo del predicado es a su vez el núcleo de la oración. Todos los demás elementos, incluyendo al sujeto, son adyacentes de ese núcleo. Pero en ese núcleo debe incluirse la noción básica de predicación que se debe dar en toda oración (algo de lo que se habla y algo que se dice de ello). Por eso, sólo pueden ser núcleos de una oración verbos en forma personal, ya que en el morfema de persona se alude al sujeto gramatical, ya sea el hablante, el oyente o algo ajeno a ambos.



Relaciones entre sujeto y predicado

Entre el sujeto y el predicado pueden darse relaciones como AGENTE-ACCIÓN, TEMA-REMA... Pero estas relaciones no pueden hacerse extensivas a todos lo sujetos y los predicados. La única relación común a todos ellos es la CONCORDANCIA en los morfemas de persona y número ( a veces también de género en oraciones atributivas y pasivas ).

Pero esta concordancia se interpreta de distintas maneras:

- Para Manuel Seco, por ejemplo, el número, la persona (y a veces el género) del sujeto determinan los del verbo. Por lo tanto, el predicado viene determinado o regido por el sujeto.

- Según Alarcos, el núcleo del predicado es el núcleo de la oración: el sujeto gramatical va implícito en la desinencia verbal, y a veces se explicita para aportar más información.

- Para autores como Gómez Torrego, la relación entre sujeto y predicado es de INTERDEPENDENCIA. Esta es la explicación más seguida.




              1. CATEGORÍAS FORMALES QUE PUEDEN DESEMPEÑAR LA FUNCIÓN DE SUJETO

La función gramatical de SUJETO pueden desempeñarla las siguientes categorías formales:

1.Un grupo o sintagma nominal (GN, SN). Es la forma más frecuente que puede adoptar. (Recordemos que la gramática generativa considera sinónimos SUJETO y SN: O -> SN + SV / O -> S + P). Este GN o SN puede constar de los siguientes elementos:

Preposicional (siempre especificativo)

Adjetivo Explicativo o

(art) (det) (det) N (ady) (ady) (ady) (ady) Sustantivo Especificativo Expl.

Adjetiva

Proposición subordinada Esp.

(u Oración transpuesta) Sustantiva
Ejemplos (siguiendo el cuadro):

Juan


El novio

El otro profesor

Los cuatro últimos hermanos

El hermano de Ana

Su hermano mayor

Su hermano Javier

El alumno del que te hablé

El hecho de que te hable


(En un SN todos los constituyentes son prescindibles, salvo el núcleo, que puede ser: un sustantivo, un pronombre, un infinitivo o bien un adjetivo o cualquier otra categoría formal sustantivada)

2. Pronombre personal tónico: Él te lo dirá.

3. Pronombre relativo, interrogativo o exclamativo: Quien bien te quiere te hará feliz. ¿Quién ha venido?¡Qué ocurre!

4. Oración transpuesta: Quien bien te quiere te hará feliz. Que no hable me preocupa.

5. Un infinitivo: Fumar provoca cáncer.

6. Cualquier palabra o secuencia sustantivada: Lo barato es caro. El qué dirán no me importa. El ayer no cuenta. El olé llenó la plaza.

(En estos últimos casos, para que el sujeto cumpla el requisito de su concordancia con el verbo es necesaria la conmutación de la secuencia por un pronombre tónico. Ejemplo: El qué dirán no me importa. Eso no me importa. Esas cosas no me importan.)

IV. EL PREDICADO: NÚCLEO Y COMPLEMENTOS

El predicado siempre presenta la forma de sintagma verbal (SN) o grupo verbal (GV). Por ello, siempre su núcleo es un verbo.

El verbo ha sido definido a lo largo de la historia desde distintos puntos de vista:


  • Andrés Bello lo define como “una clase de palabras que significan el atributo de la proposición, indicando juntamente la persona y el número del sujeto, el tiempo y el modo del atributo”.

  • La Real Academia en el Esbozo lo define como “la parte de la oración que designa estado, acción o pasión, casi siempre con expresión de tiempo y persona”. (La Academia dice “casi siempre” porque incluye dentro de la conjugación al infinitivo, el gerundio y el participio, formas que Andrés Bello llama derivados verbales.)

  • César hernández alonso centra su definición en esta capacidad de expresar tiempo: para él el verbo “sintetiza en una sola palabra el fenómeno lingüístico, la representación de un proceso o acontecimiento, la deixis, la comunicación, enmarcándolo todo en el tiempo”. (Encierra en el término “proceso” lo que Alcina y Blecua desarrollan como “estado, acción o pasión”.)

  • Por último, Alarcos define el verbo desde el punto de vista estrictamente funcional: “Se llama verbo a una clase de palabras que funcionan como núcleo de la oración, y que, en consecuencia, son susceptibles de aparecer representándola sin necesidad de otras unidades(...)”.

*Como signo lingüístico, el verbo consta de una BASE, portadora de la noción léxica, y FORMANTES, que aportan significados gramaticales (DESINENCIAS). Ejemplo:

cantamos
cant- -amos

‘cantar’ ‘1ª persona’

‘plural’

‘presente’ o ‘pretérito perfecto simple’

‘indicativo’

‘voz activa’

Como cualquier otro sintagma, el SV puede estar representado únicamente por su núcleo o bien aparecer modificado por complementos, que equivalen a lo que en otros sintagmas se denominan modificadores. De entre las múltiples variantes que puede presentar un sintagma verbal, vamos a citar las estructuras básicas. Para ello seguiremos a César Hernández Alonso. Él habla de "GRUPO VERBAL" como centro básico del sintagma verbal. Para él, existen dos posibles estructuras para el sintagma verbal en nuestra lengua:


  • V + SN : Come pan. / Es listo. / Piensa en mí. ( ESTRUCTURAS TRANSITIVAS O ATRIBUTIVAS )

  • V: Trabajas mucho. ( ESTRUCTURAS INTRANSITIVAS )

La primera es analítica y la segunda sintética. En aquella se desglosan el proceso (acción, estado, etc.) y el término u objeto en dos unidades; y en la segunda se funden ambos en una sola unidad.
Del SN ( C.D. ) depende que una oración sea transitiva o no. Como bien señala Alarcos, la transitividad no es cosa del verbo, sino de la oración. En principio todos los verbos tienen las dos posibilidades de construcción. El hecho de que algunos hayan quedado adscritos a una de las dos estructuras se debe a variantes de norma o circunstancias históricas.


LOS COMPLEMENTOS DEL NÚCLEO
Como afirma José-Álvaro Porto Dapena, " es evidente que los que vienen denominándose tradicionalmente "complementos verbales" son en realidad bastante heterogéneos, y, desde luego, no se agotan ni mucho menos con los también tradicionales complementos directo, indirecto, circunstancial y predicativo."

Porto Dapena plantea por qué los tratados gramaticales no incluyen dentro de los complementos propiamente verbales al complemento agente de las pasivas. Por otra parte, afirma que el predicativo no es un complemento exclusivo del verbo, sino también del sujeto. Finalmente, bajo la denominación de "circunstancial" se engloban una serie de complementos muy diferentes, tanto por su contenido semántico como por su verdadera función sintáctica.

A continuación desarrollaremos un cuadro sinóptico que hace el citado autor, clasificando los complementos de la oración:

C Directo

Integrable

O Indirecto

Argumental

M No Suplemento

Integrable C. Agente

P

Nuclear



L Dativo ético, simpatético...

Integrable

E

No

M argumental



No Predicativo

E integrable Aditamento

CIRC.

N Marginal


T
O


Complementos nucleares / marginales
Nucleares: son susceptibles de focalización, es decir, de aparecer en construcción enfática:

Vi a tu padre > A tu padre fue a quien vi.
Marginales: se refieren a toda la oración ( sujeto y predicado ), no sólo al predicado. No es posible con ellos una construcción enfática:

Afortunadamente, Carlos curó muy pronto de su enfermedad. / *Afortunadamente fue como Carlos curó de su enfermedad.

Al referirse a toda la oración, ofrece la posibilidad de parafrasearse así:



Es una fortuna que Carlos haya curado pronto de su enfermedad.

Complementos argumentales o regidos / no argumentales
No todos los complementos nucleares afectan del mismo modo al verbo: algunos vienen exigidos por él, condicionados por su semántica. Son los llamados argumentales o regidos:

Lavé el coche esta mañana.

Serían las "casillas vacías" [ "participantes" (Molina Redondo), "actantes" (Tesnière), etc. ] que necesitan ser cubiertas en el uso normal de un verbo. Por ejemplo, el verbo "meter" necesita dos complementos argumentales: [ una cosa ] y [ dentro de otra ]. No obstante, no siempre se rellenan todas las casillas vacías, ya que el contexto permite sobreentenderlas.

Todo complemento obligatorio es regido, aunque no todo complemento regido tiene que ser obligatorio.
Otros complementos nada tienen que ver con las características léxicas del verbo. Se trata de los complementos no argumentales:

Residen en Vigo todo el año.


Complementos integrables y no integrables
Integrables: pueden pertenecer al mismo grupo acentual del verbo mediante un elemento clítico ( lo, la, los, las, le, les, me, te, se, nos, os ). Los no integrables no ofrecen esta posibilidad.



    1. Tipos de predicados

A. Predicado nominal. El atributo.


Según la clasificación de Porto Dapena, el atributo sería un complemento nuclear, argumental e integrable. Aparece con los verbos SER y ESTAR.
El sintagma verbal puede tener, según la gramática tradicional, dos estructuras fundamentales: atributiva y predicativa. Emilio Alarcos basa sus diferencias en la capacidad de sustituir en todas las atributivas el atributo por "lo", cosa que en las predicativas ocurre sólo con el complemento directo masculino singular:

Luis es arquitecto. (Lo es)

Luis cuida a su perro. (Lo cuida) / He escrito a Carmen. (*Lo he escrito)
El término atributivas ha sustituido al término copulativas, utilizado por la gramática tradicional. En esta gramática predominaba a veces el criterio logicista, que la llevó a utilizar el término copulativo: el verbo copulativo sería un enlace entre el sujeto y el atributo. Ese verbo no tendría la función predicativa de otros verbos; el verdadero núcleo del predicado sería el atributo, de ahí el término predicado nominal / verbal.

Gramáticos posteriores, como Samuel Gili Gaya, siguen los mismos planteamientos, pero otra terminología: oración atributiva (/copulativa) y atributo (/predicado nominal).

R. Navas ( Ser y estar. Estudio sobre el sistema atributivo el español, Universidad de Salamanca, 1963 ) lleva a cabo algunas aportaciones:

- La fundamental es emplear una metodología lingüística, rechazando criterios logicistas.

- Otra aportación es el rechazo del concepto de "verbo copulativo". Se da cuenta de que "ser" y "estar" son verbos plenos, no meras cópulas: al cambiarlos por otro verbo, varía el significado.

- Rechaza la teoría tradicional según la cual con la predicación se expresa proceso y con la atribución estados o cualidades: Pedro duerme expresa estado. / Sus cabellos se vuelven blancos ( tradicionalmente atributiva ) expresa proceso.



Sistema atributivo en español

Navas deslinda tres valores que pueden tener los valores que los verbos ser y estar:

- Valor atributivo.

- Valor predicativo ( El concierto será a las siete. )

- Valor auxiliar en la voz pasiva.


Según la Gramática Tradicional, SER expresa CUALIDADES PERMANENTES y ESTAR se refiere a CUALIDADES TRANSITORIAS.

Estos verbos en otras lenguas son uno solo. En español se han intentado deslindar sus usos:


  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal