Recopilación de Ramiro Calle



Descargar 311,31 Kb.
Página1/10
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño311,31 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
101 CUENTOS

CLÁSICOS DE LA INDIA

LA TRADICIÓN DE UN LEGADO ESPIRITUAL

Recopilación de Ramiro Calle



Este libro fue pasado a formato Word para facilitar la difusión, y con el propósito de que así como usted lo recibió lo pueda hacer llegar a alguien más. HERNÁN




Para descargar de Internet: Biblioteca Nueva Era

Rosario – Argentina


Adherida al Directorio Promineo

FWD: www.promineo.gq.nu

ÍNDICE

SÓLO SE NECESITA MIEDO

¿AVISARÍAS A LOS PERSONAJES DE TU SUEÑO?

EL EREMITA ASTUTO

SÉ COMO UN MUERTO

UNA BROMA DEL MAESTRO

PUREZA DE CORAZÓN

LA NIÑA Y EL ACRÓBATA

SOY TÚ

LA ELOCUENCIA DEL SILENCIO



EL BARQUERO INCULTO

LAS PESCADORAS

NI TÚ NI YO SOMOS LOS MISMOS

EL COOLI DE CALCUTA

EL VIAJERO SEDIENTO

EL TIGRE QUE BALABA

LA LLAVE DE LA FELICIDAD

UNA INSENSATA BÚSQUEDA

UN PRESO SINGULAR

DE INSTANTE EN INSTANTE

EL ATOLLADERO

EL BRAHMÍN ASTUTO

EL PERRO ATERRADO Y LA PERCEPCIÓN ERRÓNEA

PLEITO A LA LUZ

LA VERDAD... ¿ES LA VERDAD?

EL HOMBRE ECUÁNIME

LA MADERA DE SÁNDALO

SI DAÑAS, ME DAÑAS

EL PEZ Y LA TORTUGA

UNA CAÑA DE BAMBÚ PARA EL MÁS TONTO

LA PALOMA Y LA ROSA

LOS BRAZALETES DE ORO

UN YOGUI AL BORDE DEL CAMINO

EL CONDUCTOR BORRACHO

CADA HOMBRE UNA DOCTRINA

EL MARIDO DESCONFIADO

LOS MONOS

UN ERMITAÑO EN LA CORTE

NASRUDÍN VISITA LA INDIA

IGNORANCIA

EL ANCIANO Y EL NIÑO

EL LIBERADO-VIVIENTE Y EL BUSCADOR

EL FALSO MAESTRO

SI HUBIERA TENIDO UN POCO MÁS DE TIEMPO

EL LORO QUE PIDE LIBERTAD

DOCE AÑOS DESPUÉS

EL CONTRABANDISTA

UN SANTUARIO MUY ESPECIAL

MEDICINA PARA CURAR EL ÉXTASIS

EL GURÚ FALAZ

LA IMPERTURBABILIDAD DEL BUDA

LAS DOS RANAS

LOS SUEÑOS DEL REY

LO ESENCIAL Y LO TRIVIAL

EL ASCETA Y LA PROSTITUTA

¿DÓNDE ESTÁ EL DÉCIMO HOMBRE?

ACTITUD DE RENUNCIA

DEPENDE DE QUIEN PROCEDA LA ORDEN

EL INCRÉDULO

LA OLLA DE BARRO

MÁS ALLÁ DE LAS DIFERENCIAS

EL PARIA SABIO

TODO LO QUE EXISTE ES DIOS

LOS DOS MÍSTICOS

LA DISPUTA

MI HIJO ESTÁ CONMIGO

LA TORTUGA Y LA ARGOLLA

CONOCERSE A UNO MISMO

LAS FANTASÍAS DE UNA ABEJA

LA NATURALEZA DE LA MENTE

LOS ERUDITOS

LA ACTITUD INTERIOR

DIEZ AÑOS DESPUÉS

EL PASTOR DISTRAÍDO

EL RECLUSO

LOS DOS AMIGOS

LOS DOS SADHUS

ANSIA


LOS ORFEBRES

EL ERMITAÑO Y EL BUSCADOR

LOS DESIGNIOS DEL KARMA

VIAJE AL CORAZÓN

EL ARTE DE LA OBSERVACIÓN

¿POR QUIÉN DEBO AFLIGIRME?

EL GRANO DE MOSTAZA

LA ENSEÑANZA DEL SABIO VEDANTÍN

¿Y QUIÉN TE ATA?

EL POBRE IGNORANTE

EL LADRÓN POLICÍA

EL DESENCANTO

EL PODER DEL MANTRA

SIGUE ADELANTE

¿HASTA CUÁNDO DORMIDO?

EL HOMBRE QUE SE DISFRAZÓ DE BAILARINA

OCHO ELEFANTES BLANCOS

UNA PARTÍCULA DE VERDAD

EL REY DE LOS MONOS

MAÑANA TE LO DIRÉ

LEALTAD

EL YOGUI TÁNTRICO



EL MENDICANTE GOLPEADO

LOS CIEGOS Y EL ELEFANTE


SÓLO SE NECESITA MIEDO

Había un rey de corazón puro y muy interesado por la búsqueda espiritual. A menudo se hacía visitar por yoguis y maestros místicos que pudieran proporcionarle prescripciones y métodos para su evolución interna. Le llegaron noticias de un asceta muy sospechoso y entonces decidió hacerlo llamar para ponerlo a prueba.

El asceta se presentó ante el monarca, y éste, sin demora, le dijo:

--¡O demuestras que eres un renunciante auténtico o te haré ahorcar!

El asceta dijo:

--Majestad, os juro y aseguro que tengo visiones muy extrañas y sobrenaturales. Veo un ave dorada en el cielo y demonios bajo la tierra.

!Ahora mismo los estoy viendo! ¡Sí, ahora mismo!

--¿Cómo es posible -inquirió el rey- que a través de estos espesos muros puedas ver lo que dices en el cielo y bajo tierra?

Y el asceta repuso:

--Sólo se necesita miedo.


*El Maestro dice: Caminar hacia la Verdad es más difícil que hacerlo por el filo de la navaja, por eso sólo algunos se comprometen con la Búsqueda.
¿AVISARÍAS A LOS PERSONAJES DE TU SUEÑO?
El discípulo se reunió con su mentor espiritual para indagar algunos aspectos de la Liberación y de aquellos que la alcanzan. Departieron durante horas. Por último, el discípulo le preguntó al maestro:

--¿Cómo es posible que un ser humano liberado pueda permanecer tan sereno a pesar de las terribles tragedias que padece la humanidad?

El mentor tomó entre las suyas las manos del perplejo discípulo, y le explicó:

--Tú estás durmiendo. Supóntelo.

Sueñas que vas en un barco con otros muchos pasajeros. De repente, el barco encalla y comienza a hundirse. Angustiado, te despiertas. Y la pregunta que yo te hago es: ¿Acaso te duermes rápidamente de nuevo para avisar a los personajes de tu sueño?
*El Maestro dice: El ser liberado es como una flor que no deja de exhalar su aroma y, suceda lo que suceda, no se marchita.

EL EREMITA ASTUTO

Era un eremita de muy avanzada edad. Sus cabellos eran blancos como la espuma, y su rostro aparecía surcado con las profundas arrugas de más de un siglo de vida. Pero su mente continuaba siendo sagaz y despierta y su cuerpo flexible como un lirio. Sometiéndose a toda suerte de disciplinas y austeridades, había obtenido un asombroso dominio sobre sus facultades y desarrollado portentosos poderes psíquicos. Pero, a pesar de ello, no había logrado debilitar su arrogante ego. La muerte no perdona a nadie, y cierto día, Yama, el Señor de la Muerte, envió a uno de sus emisarios para que atrapase al eremita y lo condujese a su reino. El ermitaño, con su desarrollado poder clarividente, intuyó las intenciones del emisario de la muerte y, experto en el arte de la ubicuidad, proyectó treinta y nueve formas idénticas a la suya. Cuando llegó el emisario de la muerte, contempló, estupefacto, cuarenta cuerpos iguales y, siéndole imposible detectar el cuerpo verdadero, no pudo apresar al astuto eremita y llevárselo consigo. Fracasado el emisario de la muerte, regresó junto a Yama y le expuso lo acontecido.

Yama, el poderoso Señor de la Muerte, se quedó pensativo durante unos instantes. Acercó sus labios al oído del emisario y le dio algunas instrucciones de gran precisión. Una sonrisa asomó en el rostro habitualmente circunspecto del emisario, que se puso seguidamente en marcha hacia donde habitaba el ermitaño. De nuevo, el eremita, con su tercer ojo altamente desarrollado y perceptivo, intuyó que se aproximaba el emisario. En unos instantes, reprodujo el truco al que ya había recurrido anteriormente y recreó treinta y nueve formas idénticas a la suya.

El emisario de la muerte se encontró con cuarenta formas iguales.

Siguiendo las instrucciones de Yama, exclamó:

--Muy bien, pero que muy bien.

!Qué gran proeza!

Y tras un breve silencio, agregó:

--Pero, indudablemente, hay un pequeño fallo.

Entonces el eremita, herido en su orgullo, se apresuró a preguntar:

--¿Cuál?

Y el emisario de la muerte pudo atrapar el cuerpo real del ermitaño y conducirlo sin demora a las tenebrosas esferas de la muerte.


*El Maestro dice: El ego abre el camino hacia la muerte y nos hace vivir de espaldas a la realidad del Ser. Sin ego, eres el que jamás has dejado de ser.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal