Real decreto 937/2001, de 3 de agosto, por el que se modifica el real decreto 1345/1991, de 6 de septiembre, modificado por el real decreto 1390/1995, de 4 de agosto



Descargar 1,06 Mb.
Página1/17
Fecha de conversión23.03.2017
Tamaño1,06 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17
REAL DECRETO 937/2001, DE 3 DE AGOSTO, POR EL QUE SE MODIFICA EL REAL DECRETO 1345/1991, DE 6 DE SEPTIEMBRE, MODIFICADO POR EL REAL DECRETO 1390/1995, DE 4 DE AGOSTO, POR EL QUE SE ESTABLECE EL CURRÍCULO DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA.
El Real Decreto 1345/1991, de 6 de septiembre, modificado por el Real Decreto 1390/1995, de 4 de agosto, desarrolló para el ámbito de gestión directa del Ministerio de Educación y Ciencia el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria incluyendo las enseñanzas mínimas establecidas en el Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio, modificado por el Real Decreto 894/1995, de 2 de junio, tal como establece el artículo 4.° de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.

Durante los años de implantación anticipada, primero, y generalizada, después, de esta etapa educativa la experiencia ha mostrado la necesidad de dar mayor concreción a todos los currículos de las diferentes áreas y materias, de actualizarlos en los aspectos científico y didáctico, de reforzar los horarios de las enseñanzas instrumentales de Lengua Castellana y de Matemáticas, de introducir en el currículo del área de Tecnología contenidos de las tecnologías de la información y la comunicación, de posibilitar un mayor acercamiento del alumnado a la cultura grecolatina y de facilitar a quienes lo deseen conocimientos más sólidos en el ámbito de las Ciencias de la Naturaleza. Para ello el Gobierno ha aprobado el Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 1007/1991, de 14 de junio, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.

El presente Real Decreto tiene como objeto la aprobación del nuevo currículo de la Educación Secundaria Obligatoria para el ámbito de gestión directa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, tanto en el territorio nacional como en los centros acogidos al Real Decreto 1027/1993, de 25 de junio, que regula la acción educativa española en el exterior. En él se incluyen las enseñanzas mínimas establecidas en el Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre, y se favorecen cuantos aspectos curriculares han inspirado dicho Real Decreto.

En su virtud, a propuesta de la Ministra de Educación, Cultura y Deporte, con el dictamen del Consejo Escolar del Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 3 de agosto de 2001,


DISPONGO:
Artículo único. Modificación del Real Decreto 1345/1991, de 6 de septiembre, por el que se establece el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria.
El presente Real Decreto, de aplicación en el ámbito de gestión directa del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, modifica en los siguientes términos aquellos artículos y apartados del Real Decreto 1345/1991, de 6 de septiembre, modificado a su vez por el Real Decreto 1390/1995, de 4 de agosto, que quedan afectados por el Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria:
1.
"Artículo 4.°
Con el fin de desarrollar las capacidades a las que se refiere el artículo 19 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, los alumnos deberán alcanzar los siguientes objetivos a lo largo de la Educación Secundaria Obligatoria:
a) Comprender y crear mensajes orales y escritos en lengua castellana con propiedad, autonomía y creatividad, y reflexionar sobre los procesos implicados en el uso del lenguaje y la contribución de éste ala organización de los propios pensamientos.

b) Comprender y expresarse con propiedad en la lengua o lenguas extranjeras objeto de estudio.

c) Interpretar y utilizar con propiedad, autonomía y creatividad mensajes que utilicen códigos artísticos, científicos y técnicos, con el fin de enriquecer las competencias comunicativas y reflexionar sobre los procesos implicados en su uso.

d) Obtener y seleccionar información utilizando las fuentes apropiadas disponibles, tratarla de forma autónoma y crítica, con una finalidad previamente establecida y transmitirla de manera organizada e inteligible.

e) Elaborar estrategias de identificación y resolución de problemas en los diversos campos del conocimiento y la experiencia, mediante procedimientos intuitivos y de razonamiento lógico, contrastándolas y reflexionando sobre el proceso seguido.

f) Favorecer el conocimiento de la personalidad, los intereses y capacidades personales para facilitar la toma de decisiones y saber superar las dificultades.

g) Adquirir y desarrollar hábitos de respeto y disciplina como condición necesaria para una realización eficaz de las tareas educativas y desarrollar actitudes solidarias y tolerantes ante las diferencias sociales, religiosas, de género y de raza, superando prejuicios con espíritu crítico, abierto y democrático.

h) Conocer, respetar y valorar las creencias, actitudes y valores de nuestro acervo cultural y patrimonio histórico artístico.

i) Analizar y valorar los derechos y deberes de los ciudadanos para contribuir al bienestar común del entorno social.

j) Conocer las leyes básicas que rigen el funcionamiento de la naturaleza, valorar los avances científico-tecnológicos y su repercusión en el medio físico para contribuir a la conservación y mejora del medio ambiente.

k) Utilizar las tecnologías de la información y la comunicación en los procesos de enseñanza y aprendizaje.

I) Conocer y apreciar el patrimonio cultural y lingüístico de España, atendiendo a su diversidad pluricultural y plurilingüe.

m) Conocer el funcionamiento del cuerpo humano, servirse del ejercicio físico y valorar los hábitos de higiene y alimentación para mejorar la calidad de vida."
2.
"Artículo 5.°, apartado 2:
2. El currículo de la Educación Secundaria Obligatoria será el que se incluye en el anexo del presente Real Decreto."

3.
"Artículo 6.°


Las áreas y materias de la Educación Secundaria Obligatoria serán las siguientes:
1. Áreas obligatorias:
a) Ciencias de la Naturaleza.

b) Ciencias Sociales, Geografía e Historia.

c) Educación Física.

d) Educación Plástica y Visual.

e) Lengua Castellana y Literatura.

f) Lenguas Extranjeras.

g) Matemáticas.

h) Música.

i) Tecnología.
2. En lo referente alas enseñanzas de Religión, de Actividades de Estudio y de Sociedad, Cultura y Religión se estará a lo dispuesto en la normativa vigente.

3. Las áreas mencionadas en el apartado 1 de este artículo serán cursadas por los alumnos a lo largo de los dos ciclos de la etapa. No obstante, durante el cuarto año de la etapa los alumnos elegirán dos de entre las cuatro áreas siguientes:


a) Ciencias de la Naturaleza.

b) Educación Plástica y Visual.

c) Música.

d) Tecnología.


4. En los cursos 3.° y 4.° de la etapa, las enseñanzas del área de Ciencias de la Naturaleza se organizarán en dos materias diferenciadas: Biología y Geología, y Física y Química. En cada uno de los cursos su evaluación y calificación se realizarán por separado y ambas contarán en el 4.° curso como dos a los efectos de la elección a que se refiere el apartado anterior.

5. El área de Matemáticas, que será cursada por todos los alumnos, se organizará en el cuarto curso de la etapa en las dos variedades previstas en el anexo.

6. En el desarrollo del currículo será objeto de atención especial la formación en valores, tanto personales como sociales, que capacite para la convivencia democrática y fomente el respeto a los derechos humanos.

7. El bloque de contenidos denominado "La vida moral y la reflexión ética", incluido en el currículo de cuarto curso del área de Ciencias Sociales, Geografía e Historia, se organizará en el cuarto curso de la etapa como materia específica con la denominación de Ética. La evaluación de estas enseñanzas se verificará de forma independiente."


4.
"Artículo 7.°, apartado 2:
2. Con objeto de responder a las finalidades expuestas en el apartado anterior, la oferta de materias optativas de los centros, en cada curso y a lo largo de la etapa, deberá ser suficientemente diversa y equilibrada. Los centros ofrecerán, con carácter optativo para los alumnos, las enseñanzas de Segunda Lengua Extranjera en toda la etapa y las de Iniciación Profesional y de Cultura Clásica, en los cursos tercero y cuarto."
5.
"Artículo 8.°
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte establecerá los horarios semanales de las áreas y materias de la Educación Secundaria Obligatoria."
6.
"Artículo 9.°, apartado 3:
3. Los proyectos curriculares de etapa incluirán asimismo la distribución por cursos de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación, de conformidad con el currículo del anexo del presente Real Decreto."
Disposición adicional primera. Adaptación del currículo para los centros en el exterior.
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte podrá adaptar este currículo a las especiales necesidades de los centros en que se imparten enseñanzas de Educación Secundaria Obligatoria en el exterior.
Disposición adicional segunda. Adaptación para la educación de adultos.
De acuerdo con las exigencias de organización y metodología de la educación de adultos, tanto en la modalidad de educación presencial como en la de educación a distancia, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte podrá adaptar la organización de esta etapa a las características, condiciones y necesidades de la población adulta.
Disposición derogatoria única. Derogación normativa.
Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en el presente Real Decreto.
Disposición final primera. Aplicación del Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre.
Este Real Decreto se dicta en aplicación de lo previsto en la disposición final segunda del Real Decreto 3473/2000, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas de la Educación Secundaria Obligatoria.
Disposición final segunda. Habilitación para el desarrollo normativo.
El Ministro de Educación, Cultura y Deporte podrá dictar cuantas normas sean precisas para la aplicación y desarrollo de lo establecido en este Real Decreto.
Disposición final tercera. Entrada en vigor.
El presente Real Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el "Boletín Oficial del Estado" y su aplicación se efectuará de la siguiente forma: Desde el año académico 2001-2002, se aplicarán los horarios; desde el curso académico 2002-2003, se implantará la nueva ordenación de las enseñanzas en los cursos 1.° y 3.° de la Educación Secundaria Obligatoria, y en el año académico 2003-2004, en los cursos 2.° y 4.°
Dado en Palma de Mallorca a 3 de agosto de 2001.
JUAN CARLOS R.
La Ministra de Educación, Cultura y Deporte,

PILAR DEL CASTILLO VERA


ANEXO

CURRÍCULO DE LAS ÁREAS Y MATERIAS DE LA EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA


A) ÁREAS OBLIGATORIAS
a) Ciencias de la Naturaleza.

b) Ciencias Sociales, Geografía e Historia.

c) Educación Física.

d) Educación Plástica y Visual.

e) Lengua Castellana y Literatura.

f) Lenguas Extranjeras.

g) Matemáticas.

h) Música.

i) Tecnología.
B) MATERIAS OPTATIVAS
a) Cultura Clásica. b) Segunda Lengua Extranjera.
A) Áreas obligatorias
CIENCIAS DE LA NATURALEZA
Introducción

En la sociedad actual la ciencia es un instrumento indispensable para comprender el mundo que nos rodea y sus transformaciones, así como para desarrollar actitudes responsables sobre aspectos ligados ala vida y la salud, y los referentes a los recursos y al medio ambiente. Es por ello por lo que los conocimientos científicos se integran en el saber humanístico que debe formar parte de la cultura básica de todos los ciudadanos.

Los conocimientos sobre ciencias de la naturaleza, adquiridos por el alumnado en la educación primaria, deben ser afianzados y ampliados durante la etapa de secundaria obligatoria, incorporando también actividades prácticas, propias del trabajo del naturalista y de la física y química, enfocadas siempre ala búsqueda de explicaciones.

Los contenidos que se trabajan en esta área no deben estar orientados ala formación de biólogos, geólogos, físicos o químicos, sino a que el alumnado adquiera las bases propias de la cultura científica, haciendo especial énfasis en la unidad de los fenómenos que estructuran el mundo natural, en las leyes que los rigen y en la expresión matemática de esas leyes, obteniendo con ello una visión racional y global de nuestro entorno con la que puedan abordar los problemas actuales relacionados con la vida, la salud, el medio y las aplicaciones tecnológicas.

En el currículo que se plantea se han englobado en el área de las Ciencias de la Naturaleza las materias de Biología y Geología, y Física y Química en los dos primeros cursos de esta etapa, creando una unidad curricular y manteniendo así una aproximación de conjunto al conocimiento de los fenómenos naturales, integrando conceptos y subrayando las relaciones y conexiones entre ellos. Se pretende que el alumno descubra la existencia de marcos conceptuales y procedimientos de indagación comunes a los diferentes ámbitos del saber científico. En los dos últimos cursos, dada la madurez del alumno y su diversidad de intereses y aptitudes, se podrán separar las dos materias para profundizar los contenidos de un modo más especializado.

Los contenidos seleccionados en los diferentes cursos obedecen a un orden creciente de complejidad y, por tanto, van asociados a la madurez del alumnado al que van destinados. Las técnicas de trabajo que se introduzcan son aspectos del aprendizaje estrechamente relacionadas con los conceptos; entre ellas se deben incluir, en la medida en la que los recursos del centro lo permitan, la tecnología de la información y los medios audiovisuales como herramientas de trabajo. También se considera preciso desarrollar, de forma transversal a lo largo del currículo, el método científico de estudio de la naturaleza, así como las implicaciones que de él se infieren con la tecnología y sociedad.

Los bloques de contenidos que se refieren al primer ciclo se han secuenciado siguiendo un criterio de ciencia integrada. Por ello, se ha elegido como hilo conductor del primer curso la Tierra y las peculiaridades que le hacen diferente del resto de los planetas de su entorno, siendo el núcleo principal de estructuración de contenidos, la materia. En el segundo curso es la Energía el núcleo principal en torno al cual se estructuran los contenidos, eligiendo como hilo conductor a nuestro planeta como sistema material en el que fluye la energía, resaltando las distintas maneras de hacerlo en los diferentes subsistemas (corteza, atmósfera, ecosfera, etc.).

En el tercer curso de la Educación Secundaria Obligatoria, con el fin de profundizar en el estudio de aspectos concretos, se considera necesario separar el área de las Ciencias de la Naturaleza en las materias de Física y Química, y Biología y Geología. No obstante, los contenidos establecidos para las dos materias se podrían impartir también de forma globalizada.

Los bloques de contenidos de Física y Química que se establecen para los cursos tercero y cuarto, se han distribuido de forma asimétrica. Teniendo en consideración los conocimientos matemáticos que poseen los alumnos, en el tercer curso predominarán los contenidos de Química sobre los de Física, y en cuarto los de Física sobre los de Química, para lograr al final de la etapa un conocimiento homogéneo y adecuado de ambas materias.

El tratamiento dado a estas materias en el primer ciclo ha sido preferentemente cualitativo, haciendo más énfasis en aspectos visuales y generalistas, de tipo formativo, que en los aspectos formales y académicos con los que deben ser abordadas al final de la etapa, de acuerdo con las capacidades del alumnado.

En particular, en tercero se introduce de manera concreta el método y el trabajo científico. También se estudia la estructura de la materia macro y microscópicamente, como los principales elementos de la reactividad química. Se hace especial hincapié en la considerable repercusión que esta ciencia tiene en la sociedad actual. La física que se estudia en este nivel desarrolla conceptos energéticos, especialmente relacionados con la electricidad, por ser sencillos y con múltiples aplicaciones en el entorno del alumno.

En el cuarto curso se engloban en la parte de Física los conceptos y aplicaciones de fuerzas y movimientos, estudiándose además las energías mecánica, calorífica y ondulatoria. La Química aborda sobre todo los cambios químicos, así como una introducción de los compuestos del carbono.

La Biología y Geología en el tercer curso introducen un núcleo referente al conocimiento teórico y práctico de la materia mineral y otro, más amplio, de anatomía y fisiología humanas, relacionándolas con los modos de vida saludable. En cuarto se aborda con detalle la dinámica terrestre, haciendo énfasis en el paradigma de la Tectónica Global y se profundiza en aspectos de citología y ecología; asimismo, se introduce la genética mendeliana.

Para la realización de las programaciones didácticas, responsabilidad de los docentes, parece conveniente hacer algunas precisiones que deben ser entendidas como orientaciones metodológicas.

La planificación de la enseñanza es necesario realizarla teniendo en cuenta las relaciones, particularmente

importantes, que existen entre la materia de Biología y Geología con la de Física y Química. Por ello, en los cursos tercero y cuarto, en los que ambas disciplinas se impartan por separado, es imprescindible la coordinación entre los profesores de ambas materias.

Así mismo, es muy necesario el trabajo coordinado con los profesores de matemáticas, tecnología y geografía e historia.

En lo referente ala metodología, si partimos en el currículo de una concepción de la ciencia como una actividad en permanente construcción y revisión, es imprescindible un planteamiento que realce el papel activo del proceso de aprendizaje, lo que cambia el papel clásico del profesor y del alumno, ya que el primero no es estrictamente un mero transmisor de conocimientos elaborados, sino un agente que plantea interrogantes y sugiere actividades, mientras que el segundo, no es un receptor pasivo de información sino que debe participar activamente en su aprendizaje.

Los alumnos han de conocer y utilizar algunos métodos habituales en la actividad científica desarrollada en el proceso de investigación, y los profesores, tanto en los planteamientos teóricos como en las actividades prácticas, deberán reforzar los aspectos del método científico correspondientes a cada contenido.

La metodología deberá, por tanto, basarse en un correcto desarrollo de los contenidos, lo que precisa generar escenarios atractivos y motivadores que sitúen al alumno en cada uno de ellos. También requiere incluir diferentes situaciones puntuales de especial trascendencia científica, así como el perfil científico de los principales personajes que propiciaron la evolución y desarrollo de la Ciencia.

Desde la óptica de la orientación académica y profesional, intrínseca a esta etapa de enseñanza, las diferentes partes del programa son la ocasión para presentar brevemente los sectores de actividad ligados a los contenidos de enseñanza: Salud, sociales, técnicos, ingenieros, de la agricultura, investigadores, etc., y suscitar, también, vocaciones científicas.

Todo lo anterior debiera complementarse con lecturas divulgativas, que animaran a los alumnos a participar en debates que sobre temas científicos se pudieran organizar en clase. Esta actividad, debidamente estructurada, propicia el desarrollo de la expresión oral, del lenguaje científico, simple y preciso, y del rigor en el razonamiento, aparte del enriquecimiento cultural que supone la lectura.

La realización de actividades prácticas, adaptadas a cada nivel de enseñanza de la etapa, pondrá al alumno frente al desarrollo real del método científico, le proporcionará métodos de trabajo en equipo, le ayudará a enfrentarse con la problemática del quehacer científico y le motivará para el estudio. Las actividades prácticas deben permitir a todo alumno profundizar su formación metodológica, desarrollando el dominio de sus habilidades experimentales. Esta formación es indispensable a todos los jóvenes, cualquiera que vaya a ser su orientación futura, pues tendrá que ser aplicada en todos los campos del conocimiento, incluso en los que no son considerados habitualmente como científicos.

Por último, no hay que olvidar la inclusión, en la medida de lo posible, de todos aquellos aspectos que se relacionan con los grandes temas actuales que la ciencia está abordando, así como la utilización de las metodologías específicas que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ponen al servicio de alumnos y profesores, ampliando los horizontes del conocimiento y facilitando su concreción en el aula o el laboratorio.

Los criterios de evaluación que se establecen se corresponden con los bloques de contenidos que a continuación se indican. A ellos se han de añadir aquellos otros criterios que los profesores consideren oportunos, de acuerdo con el desarrollo de los contenidos, con las actividades prácticas y con los valores a los que pretendan dar prioridad.
Objetivos
1. Iniciar al alumno en el conocimiento y aplicación del método científico.

2. Comprender y expresar mensajes científicos utilizando el lenguaje oral y escrito con propiedad, así como interpretar diagramas, gráficas, tablas, expresiones matemáticas sencillas y otros modelos de representación.

3. Interpretar científicamente los principales fenómenos naturales, así como sus posibles aplicaciones tecnológicas, utilizando las leyes y conceptos de las Ciencias de la Naturaleza.

4. Participar de manera responsable en la planificación y realización de actividades científicas.

5. Utilizar deforma autónoma diferentes fuentes de información, incluidas las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, con el fin de evaluar su contenido y adoptar actitudes personales críticas sobre cuestiones científicas y tecnológicas.

6. Adquirir conocimientos sobre el funcionamiento del organismo humano para desarrollar y afianzar hábitos de cuidado y salud corporal y actitud crítica ante el consumo de drogas.

7. Aplicar los conocimientos adquiridos en las Ciencias de la Naturaleza para disfrutar del medio natural, valorándolo y participando en su conservación y mejora.

8. Reconocer y valorarlas aportaciones de la ciencia para la mejora de las condiciones de existencia de los seres humanos y apreciar la importancia de la formación científica.

9. Entender el conocimiento científico como algo integrado, que se compartimenta en distintas disciplinas para profundizar en los diferentes aspectos de la realidad.
Primer curso

Contenidos


I. La Tierra en el Universo.

1. El Universo, la Vía Láctea y el Sistema Solar. La observación del Universo: Planetas, estrellas y galaxias. Evolución histórica del conocimiento del Universo. La Vía Láctea y el Sistema Solar. Exploración del cielo nocturno: Constelaciones. Características físicas de la Tierra y de los otros componentes del Sistema Solar. Los movimientos de la Tierra: las estaciones, el día y la noche, los eclipses y las fases de la Luna. Diferentes tipos de calendarios. Las capas de la Tierra: Núcleo, manto, corteza, hidrosfera, atmósfera y biosfera.

2. La materia en el Universo. Propiedades generales de la materia universal: Dimensiones (superficie y volumen), masa y densidad. Unidades (S.I.). Determinación de masas y volúmenes. Estados de la materia: Propiedades específicas de sólidos, líquidos y gases. Atomos y moléculas. Elementos y compuestos. Símbolos químicos. El hidrógeno y el helio: Abundancia y propiedades. Sustancias puras y mezclas. Homogeneidad y heterogeneidad.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal