Rasgos de personalidad en deportistas campeones nacionales mexicanos



Descargar 365,59 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión11.10.2017
Tamaño365,59 Kb.
  1   2   3
Trabajo publicado en www.ilustrados.com

La mayor Comunidad de difusión del conocimiento



RASGOS DE PERSONALIDAD EN DEPORTISTAS

CAMPEONES NACIONALES MEXICANOS
Claudia García Bautista

rafa8209@hotmail.com

México D.F. a 20 de Abril del 2005



Índice


  1. Resumen……………………………………………………………………………………………… 3




  1. Introducción………………………………………………………………………………………… 4




  1. Planteamiento del Problema…………………………………………………………………… 6

    1. Descripción del tema

    2. Planteamiento del problema

    3. Objetivos

    4. Justificación del tema

    5. Limitaciones del estudio




  1. Marco Teórico……………………………………………………………………………………….. 8

    1. ¿Qué es la psicología del deporte?

    2. ¿Qué hace un psicólogo del deporte?

    3. ¿Para qué sirve la psicología del deporte?

    4. Motivación

    5. Ansiedad

    6. Personalidad




  1. Método…………………………………………………………………………………………………. 26

    1. Hipótesis

    2. Variables

    3. Sujetos

    4. Instrumento

    5. Procedimiento

    6. Prueba de Hipótesis




  1. Resultados…………………………………………………………………………………………….. 30

    1. Tabla de correlación entre disciplina deportiva y factores de personalidad

    2. Tabla de correlación entre deporte de equipo o individual y factores de personalidad

    3. Tabla de estadísticos de contraste

    4. Gráfica de tendencias de rasgos de personalidad




  1. Discusiones……………………………………………………………………………………………. 34




  1. Referencias……………………………………………………………………………………………. 36

  1. Resumen

Existe una cierta tendencia de los atletas a tener una personalidad parecida o a tener rasgos de personalidad en común. Los rasgos de personalidad que tienen los atletas campeones son confianza en sí mismos, autosuficiencia, inteligencia, estabilidad emocional, dominancia y astucia. El presente estudio tratara de definir si existe un perfil de personalidad común en los campeones nacionales mexicanos utilizando el test de personalidad de Cattell, el 16PF (1976). La muestra se conformara por 10 campeones nacionales de diferentes disciplinas entre los 20 y los 34 años, de ambos sexos.

Descriptores: Deporte, deportista, personalidad, perfil, campeón.

II. Introducción

El éxito o el fracaso de un deportista depende de varios factores como la motivación, la ansiedad, la presión y los rasgos de personalidad, todos ellos ligados entre sí.


Los atletas orientados al logro prefieren situaciones de tarea con dificultad intermedia, a diferencia de los deportistas con niveles bajos de motivación de logro, que preferirán niveles o muy altos o muy bajos de dificultad de la tarea (Marrero, Martín-Albo y Nuñez, 1999 citados por González-Carballido, 2001); muestran inclinación a obtener un resultado significativo, a mejorar y perfeccionar las tareas (Gill, 1986, citado Por González-Carballido, 2001). En los deportistas motivados de manera predominantemente intrínseca, el motivo se deriva de la propia práctica deportiva. Los atletas participan en los entrenamientos y competencias por el placer que proporciona la actividad deportiva en sí misma. El deportista se centra en la satisfacción personal por la actividad, sin buscar de manera especial beneficios externos. Los atletas con motivaciones intrínsecas disfrutan el hecho de sentirse competentes y con control sobre la actividad que enfrentan. Esta motivación es responsable de la iniciación y la persistencia de la conducta. Por otro lado, la motivación extrínseca se deriva de las consecuencias y beneficios de la práctica deportiva(González-Carballido, 2001).
La ansiedad de estado es una forma transitoria de aprehensión que varía en intensidad, la que es proporcional a la fuerza de lo que evoca el miedo (Spielberger, 1972, citado en LeUnes and Nation, 1996).
El practicar algún deporte incluye competir, y esto puede producir ansiedad. La falta de certeza del resultado hace un juego o una competencia interesante, pero también hace que produzca ansiedad. Por último la suerte puede ser otro factor que produce ansiedad (Tutko y Tosi, 1976).
Lo que un atleta piensa de un evento amenazante puede determinar tanto el nivel de incomodidad como el curso de acción para aliviar la tensión. Pueden ser causa de una debilitación emocional que puede llegar a requerir una intervención psicológica (LeUnes and Nation, 1996).
Algunas de las presiones sociales hacia el deportista tienen que ver con el concepto que la sociedad tiene de él, en el que el deportista ganador es idolatrado. Por otro lado una fuente personal de presión puede ser el miedo a una mal desempeño y por lo tanto miedo a hacer el ridículo o el miedo a tener un muy buen desempeño, el miedo al éxito, ya que éste los hace estar aún más presionados.
Hay ciertas características de la personalidad que se han relacionado con el éxito en lo que a deporte se refiere. Esto no significa que se le de menos importancia a las habilidades físicas o al talento, pero los rasgos de personalidad pueden hacer la diferencia si dos atletas tienen igual talento o habilidades físicas (Fisher, 1976).
El inventario de personalidad 16PF de Cattell ha sido ampliamente utilizado tanto en entrenadores como en atletas. Cofer y Johnson (1960, citados por Fisher, 1976) concluyeron que existía evidencia adecuada para respaldar que el atleta excepcional puede ser descrito como una “raza especial”. Investigaciones recientes nos muestran evidencia estadística que, aunque los deportistas sobresalientes muestran rasgos en común, también se puede hacer una diferencia entre los practicantes de diferentes deportes y los deportistas individuales y los de equipo.

Kroll y Peterson (1965, citados por Fisher, 1976) encontraron que los atletas de equipos ganadores mostraron ser más aventureros y atrevidos, valientes y astutos, plácidos y con confianza en sí mismos, autosuficientes, controlados y con mayor capacidad de abstracción mental.


Por otro lado, Heusner (1952, citado por Fisher, 1976) encontró que los campeones olímpicos solían ser más estables emocionalmente, dominantes, valientes y astutos, desinhibidos y abiertos, plácidos y con confianza en sí mismos, y autosuficientes.
En este estudio se pretende descubrir si existe un perfil de personalidad común en los atletas campeones nacionales mexicanos utilizando el test de personalidad de Cattell, el 16PF. Además se intenta definir si los rasgos de personalidad varían de deporte a deporte y de práctica individual a práctica en equipo.

III. Planteamiento del problema

Definición del Tema

La psicología del deporte ha ido creciendo y a través de los años se ha ido definiendo como el àrea que se interesa por los atletas y su comportamiento, por la adquisición de conocimiento acerca de las masas, terapia y rehabilitación a través de la actividad física, la adquisición de habilidades motrices, dinámicas de grupos de juego, preparación, imagen corporal, personalidad, habilidades físicas, y fenomenología del movimiento. Una de las tres áreas en las que entra un psicólogo del deporte es la investigación. Ésta no sólo nos ayuda a adquirir mayor conocimiento de ciertos fenómenos, sino también nos ayuda a mejorar utilizando estos conocimientos obtenidos.
Planteamiento del problema

El presente estudio trata de hacer una comparación de los rasgos de personalidad que tienen atletas campeones (como confianza en sí mismos, autosuficiencia, tranquilidad, inteligencia, estabilidad emocional, dominancia y astucia) con los rasgos de personalidad de los atletas mexicanos, utilizando el test de personalidad de Cattell, el 16PF.

¿Existen diferencias significativas en el perfil de personalidad de los deportistas campeones nacionales mexicanos?
Objetivo

1. Objetivos específicos:

2.1 Si este perfil de personalidad coincide con los rasgos de personalidad que en el pasado, que se habían establecido que poseían los atletas exitosos.

2.2. Si existe alguna relación entre la disciplina deportiva que se realiza y los rasgos de personalidad.


Justificación del tema

Es divulgar a mis colegas todo lo fértil que es la producción en otros lados de deportistas exitosos. Promover el deporte como actividad social, puede ser objeto de análisis y posteriormente de racionalización. Pero para proceder al análisis de la realidad deportiva de un país es necesario partir de un concepto lo más delimitado posible del deporte.

Es precisamente, el establecimiento de una teoría lo que falta. Con el llamado de que todo importantísimo esfuerzo para beneficio del deporte se viene abajo, por carecer de una seria base teórica.

Su parte más positiva radica, en primer lugar, en el objetivo de elaborar una planificación de la política que haya de seguirse. En segundo lugar, en la invitación que, para acertar en esa política, plantea hacia una prospección de la realidad sociológica del deporte.

.

Limitaciones del estudio

Las limitaciones de este estudio tiene que ver con la reducida muestra de deportistas y la poca variedad de deportes que dicha muestra realiza. Para encontrar un perfil de personalidad del deportista mexicano es recomendable que se realice un estudio con una muestra más amplia y que se hagan comparaciones entre deportistas mexicanos sobresalientes y no sobresalientes.

“Enséñame a alguien con corazón y yo te enseño a un ganador”

Anónimo citado por Nideffer (1976)
IV. Marco Teórico

¿Qué es la Psicología del deporte?
La psicología del deporte ha ido creciendo y a través de los años se le ha ido definiendo de diferentes maneras. Una de las primeras definiciones que surgieron, fue la de Morgan (1972), que dice que la psicología del deporte es el estudio de las bases psicológicas de la actividad física. De una manera más completa Sleet (1972, citado Por González-Carballido, 2001). nos indica que la psicología del deporte no está limitada sólo al estudio de los atletas y de su comportamiento, sino que también se interesa por la adquisición de conocimiento acerca de las masas, terapia y rehabilitación a través de la actividad física, la adquisición de habilidades motrices, dinámicas de grupos de juego, preparación, imagen corporal, personalidad, habilidades físicas, y fenomenología del movimiento (LeUnes and Nation, 1996).

¿Qué hace un psicólogo del deporte?
En cuanto a qué debe hacer un psicólogo del deporte varios profesionales del Comité Olímpico de Estados Unidos en 1983 identificaron tres grandes áreas en las que puede entrar un psicólogo del deporte:


  • Clínica: consiste en ayudar a los atletas que están pasando por un fuerte problema emocional (depresión, anorexia, o pánico) y en donde la intervención continúa por una mayor cantidad de tiempo; intervención en crisis; ayudar al deportista a lograr sus metas, a lidiar con el éxito repentino y con sus compañeros deportistas.

  • Educativa: consiste en ayudar a los atletas a desarrollar las habilidades psicológicas necesarias para tener un rendimiento óptimo dentro del deporte; enfatiza en dar a los atletas la información que les va a ayudar a mejorar su participación dentro de un deporte determinado que generalmente se da en grupo.

  • Investigación: está como un componente separado de los otros dos, aunque es igualmente importante en sí mismo y ayuda a las otras dos áreas. (LeUnes and Nation, 1996).

¿Para qué sirve la psicología del deporte?
“El entrenador no puede hacerle de psicólogo porque son funciones opuestas; el entrenador carga al deportista de presión, esfuerzo y exigencias, mientras que el psicólogo tiene la misión de descargarle todo el peso para que se relaje” Ivan Klemetiev (citado por Jodra, 2000)

Todavía no se valora suficiente que los factores psicológicos pueden afectar el rendimiento. Se piensa que el rendimiento se consigue sólo con entrenamientos duros y mucho sacrificio. Desde luego, la preparación es muy importante, lo más importante, pero este concepto también debe incluir la preparación de variables psicológicas. (Jodra, 2000).

La inversión de mucho tiempo de trabajo no garantiza por sí sola el éxito deportivo, mientras que el deportista no esté entrenado para rendir bajo presión. Y no sólo eso, la preparación debe ser global. El entrenamiento deportivo debe incluir la parte psicológica cuyo objetivo fundamental consiste en elaborar planes de acción para que el deportista pueda controlar sus pensamientos, emociones y conductas, tanto antes, como después del entrenamiento y de la competición (Jodra, 2000). El problema de la falta de importancia que los entrenadores atribuyen a los aspectos psicológicos es que, aunque hablan de ello, muchas veces ignoran por completo estos factores durante el entrenamiento, se piensa que se están tomando en cuenta todos los factores importantes para que el atleta tenga un mayor desempeño y no es así (Jodra, 2000).

Para un atleta es muy importante poder integrar el funcionamiento del cuerpo y la mente para obtener un mejor resultado en la actividad que desempeña. Según las filosofías orientales la integración del cuerpo con la mente significa estar en armonía. Es importante señalar que un proceso mental puede inhibir drásticamente una función física, pero que un buen estado físico también tiene un efecto positivo en el funcionamiento mental (Nideffer, 1976, citado en LeUnes and Nation, 1996).

Existen razones lógicas que explican la dificultad que los atletas tienen para funcionar de manera integrada. El proceso educacional por el que pasan la mayoría no está diseñado para que aprendan a integrar su funcionamiento. El entrenador promedio anima a sus equipos antes de un juego o una competencia, pero aún así la mayor parte del entrenamiento está enfocada al condicionamiento y habilidades físicas (Nideffer, 1976, citado en LeUnes and Nation, 1996).
Dentro de la psicología existen algunos principios conductuales que se aplican al deporte. Algunos de estos principios o teorías son el condicionamiento clásico y operante y la teoría cognitiva del aprendizaje. Por ejemplo algunas técnicas de preparación incluyen la aplicación de principios de aprendizaje como reforzamiento diferencial, moldeamiento, castigo y reforzamiento para entrenar a sus atletas o competidores y la teoría cognitiva del aprendizaje incluye el estudio de los aspectos mentales del comportamiento y recientemente la psicología del deporte la ha utilizado en lo que se relaciona con la mejoría de las técnicas de tratamiento y la intervención y la mejoría del desempeño.

Las ejecuciones plenas consisten en esos momentos mágicos en los que un atleta lo pone todo, tanto física como mentalmente. La ejecución resulta excepcional, pareciendo trascender niveles de realización ordinarios. Competitivamente estas ejecuciones resultan a menudo de una mejoría personal. Son el umbral último, el momento estremecedor en el que el atleta y el entrenador trabajan para la consecución del éxito. Por desgracia, resultan relativamente poco frecuentes y tal y como aseveran algunos atletas, involuntarias (Williams, 1991).

En primer lugar, resulta necesario asumir que la ejecución plena es una consecuencia de factores de tipo tanto físico como mental. No podemos separar la mente del cuerpo. Podemos estimar que una condición previa a las ejecuciones óptimas es un cierto nivel de condicionamiento y dominio de las tareas físicas implicadas en la ejecución. Durante muchas décadas, la comunidad científicas del atletismo y del deporte ha sido partidaria de la ampliación de los programas de entrenamiento físico. Obviamente, cuanto mayores sean los niveles de ejecución y condicionamiento físico, más control potencial poseerá el atleta sobre sí mismo y sobre su ejecución. Situándonos en este marco de mínimos físicos, uno debe darse cuenta de que la ejecución plena es relativa (contingente con cada nivel actual de habilidad de cada atleta). De esta manera el propósito de aumentar la cantidad de ejecuciones plenas, debe ser igualmente relevante para los entrenadores o psicólogos del deporte, que trabajan como atletas menos hábiles en deportes nuevos, como para los entrenadores y psicólogos del deporte que trabajan con atletas profesionales o aficionados de élite (Williams, 1991).

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal