Proyecto de trabajo de grado Maestría en estudios culturales



Descargar 128,12 Kb.
Fecha de conversión21.01.2017
Tamaño128,12 Kb.

Proyecto de trabajo de grado

Maestría en estudios culturales

Eduardo Restrepo




Componentes
Aunque existen diversos modelos de los componentes de un proyecto de investigación, para los propósitos de nuestro curso el proyecto debe tener los siguientes componentes:
1. Titulo

2. Introducción

3. Antecedentes

4. Justificación

5. Planteamiento del Problema

6. Objetivos

General

Específicos



7. Marco teórico

8. Diseño metodológico

9. Cronograma de actividades

10. Referencias citadas



Descripción de los componentes

Título

En general, el título del proyecto es directo y preciso. Con sólo leer el titulo, cualquier lector debe tener una clara idea del tema de investigación. Cuando dicho tema involucra un lugar o un periodo específicos, éstos deben aparecer en el título. Algunos autores prefieren introducir un título metafórico con el propósito de seducir los lectores o de darle una especie de ‘carácter’ a su proyecto. En caso tal, se hace necesario un subtítulo, el cual clarifica el tema de investigación


Introducción

Convencionalmente, la introducción da cuenta de una manera general del qué, del cómo, del dónde y del cuándo de la investigación. En este sentido, la introducción ofrece una visión panorámica de lo que otros apartes del proyecto elaborarán con más detenimiento. La introducción es, entonces, una suerte de resumen del proyecto. El propósito es que un lector cualquiera pueda tener una idea general del proyecto a partir de la introducción. Se debe considerar, entonces, que la introducción debe tener una contundencia y la mayor claridad posible en la presentación del proyecto. Es clave evitar las notas al pie de página y detalles que puedan producir confusión en los lectores. Para ampliar, matizar, complejizar está el cuerpo del proyecto.


Antecedentes

Como su nombre lo indica, en los antecedentes se realiza un balance de los estudios previos que son relevantes para la pregunta de investigación. En los antecedentes se hace una revisión bibliográfica del estado del arte de los estudios existentes relacionados con la pregunta. Es muy importante el criterio de pertinencia de los materiales que hacen parte del estado del arte de una pregunta concreta. Obviamente, hacen parte aquellos estudios que se han hecho en el mismo lugar o en una temática análoga en otros lugares. No obstante, debe tenerse en cuenta que los antecedentes no son una sucesión de resúmenes de estos estudios en abstracto, sino una explicita interlocución con los mismos. Unos adecuados antecedentes, son los que clasifican y discuten los aportes, pero también los limites, de los estudios previos a la luz de la pregunta de investigación propia.



Justificación

En la justificación se elabora una argumentación sobre la pertinencia de la problemática seleccionada para un trabajo de grado en estudios culturales. Debe tenerse presente que los estudios culturales constituyen una práctica intelectual y política, por lo que la justificación tiene que reflexionar sobre cómo el proyecto contempla estos dos aspectos del campo de los estudios culturales. No solamente producción de conocimiento, sino también intervención. Esto implica tener claridad sobre la especificidad de los estudios culturales, sobre sus alcances como una teorización desde lo concreto con una particular modalidad de voluntad política. Por tanto, para escribir una contundente justificación, para orientar un trabajo en el campo de los estudios culturales, es fundamental tener claridad sobre el para qué y el cómo de los estudios culturales.



Planteamiento del problema

El planteamiento del problema se elabora en torno a la pregunta de investigación. Es en el planteamiento del problema donde debe ser formulada dicha pregunta. Formular la pregunta significa ofrecerle al lector los aspectos geográficos, históricos, económicos, sociales y culturales desde los cuales cobra sentido la pregunta de investigación. La formulación de la pregunta es la columna vertebral del proyecto. Esta formulación debe ser precisa, transparente y directa. Por tanto, cada uno de los términos y categorías utilizados en la pregunta serán objeto de elaboración en los objetivos, el marco teórico y la metodología respectivamente. Es crucial que, además de pertinente para el campo de los estudios culturales, la pregunta sea contestable y viable. Una pregunta contestable es aquella que, dado un encuadre metodológico especifico, se pueden acceder a la información necesaria para responderla. La viabilidad de la pregunta apunta más a las condiciones institucionales, presupuéstales, sociales y políticas que hacen posible o no contar el trabajo de campo, el acceso a las fuentes, el despliegue de las intervenciones requeridas.



Objetivos

Las metas o propósitos del trabajo de grado constituyen los objetivos. Los objetivos siempre empiezan con un verbo en infinitivo (identificar, examinar, describir, indagar, etc.) y son concisos y realizables. Podrían fácilmente ser transformados en resultados esperados y encontrar en el diseño metodológico y en el cronograma de actividades sus respectivas correspondencias. Convencionalmente, un proyecto de trabajo de grado cuenta con un objetivo general y unos específicos. El objetivo general es uno ya que no sólo debe estar en consonancia con la pregunta de investigación, sino que también da cuenta de ella. Los objetivos específicos se desprenden lógica y temáticamente del objetivo general. Es vital para la consistencia del proyecto que los objetivos específicos no sean más abarcadores que el objetivo general ni, mucho menos, que apunten a propósitos diferentes o antagónicos del objetivo general.



Marco teórico

El marco teórico da cuenta no sólo de cada una de las categorías de análisis que constituyen la pregunta de investigación, sino también de las relaciones teóricas que se establecen entre ellas. Por lo tanto, el marco teórico no pretende simplemente invocar un autor o una ‘escuela’ en la cual se inscribe la investigación/intervención. No se dice nada afirmando que la investigación sigue los planteamientos de Foucault, Deleuze o de Hall, o que se inscribe dentro del postestructuralismo o la teoría de la performatividad. Menos aun, el marco teórico se limita a una lista de definiciones de términos, a una especie de glosario que operaría como sumatoria de definiciones de conceptos. Es crucial elaborar las categorías de análisis sin desconocer la amplia literatura existente sobre las mismas, pero apropiándoselas y adaptándolas a la pregunta propia. El marco teórico es el resultado de una amplia investigación bibliográfica en la cual se identifican los rasgos relevantes de las genealogías de los conceptos utilizados, así como las inflexiones que se introducen en el proyecto por los particulares vínculos con las otras categorías que definen la pregunta de investigación. Aunque no se puede ignorar las elaboraciones precedentes desarrolladas por otros autores sobre las categorías de análisis que constituyen la pregunta de investigación, la idea de la teoría en estudios culturales no es la de una violenta o mecánica aplicación de modelos teóricos definidos de antemano. Es una teorización desde lo concreto y orientada a lo mundanal, una teorización que supone un ‘forcejeo con los ángeles’ (para usar la acertada metáfora de Hall). De ahí que el marco teórico del proyecto requiere ser escrito con este tono y concepción de la teoría.



Diseño metodológico

La metodología no es un listado de técnicas ni de metodologías, sino que explica el proceso de investigación tal como se lo ha concebido. En este diseño es muy importante no quedarse en generalidades sino aterrizar la investigación a cómo, cuándo, por cuanto tiempo, bajo qué condiciones y con qué implicaciones se instrumentalizarán unas técnicas y metodologías. La metodología debe ser clara y especifica, elaborando detalladamente cómo se espera producir los ‘datos’ requeridos para responder a la pregunta de investigación.



Cronograma de actividades

El cronograma ordena en el tiempo las actividades relevantes para el desarrollo de la investigación. El grueso de estas actividades se desprende de la metodología. En general, el cronograma de actividades es presentado como una tabla con dos columnas: una donde se desagregan las actividades y la otra donde se localizan en el tiempo (el cual se puede presentar por meses o semanas, dependiendo del detalle del cronograma).





Actividades


Ene

Feb

Mar

Abr

May

Jun

Jul

Ago

Sep

Oct.

Nov

Dic






































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































































Referencias citadas

En el sistema de paréntesis únicamente deben aparecer en la bibliografía las referencias citadas en el texto. Igualmente, toda referencia citada en el texto debe aparecer en la bibliografía. No se emplean abreviaturas como Op. cit., loc.cit, Ibid, etc. Las referencias en el texto siempre van entre paréntesis, con el apellido del autor y el año. Siempre se ha de escribir el apellido del autor citado cuantas veces sea necesario. Excepción a esta norma será únicamente la abreviatura et al., para referirse a más de tres autores, una vez nombrado el autor principal. Ejemplo: (Pardo et al. 2002). Si se está haciendo referencia a una cita textual, debe incluirse siempre el número de la página de la cual se transcribe la cita. Ejemplo: (Fuya 1998: 237). Si se está haciendo referencia a un concepto o a una idea global de otro autor, basta con citar el autor y el año. Ejemplo: (Alvarez 2001). Para citas textuales de más de cuatro líneas se emplearán las comillas ("), deben centrarse, separarse del texto principal y reducir el espacio entre las líneas y/o el tamaño de los caracteres.


En la bibliografía al final se seguirán los siguientes criterios:

-Libro de un solo autor:

Apellido, Nombre. Año. Titulo (en cursiva). Ciudad: Editorial.

Dyer, Richard. 1997. White. Nueve York: Routledge.

-Libro de dos autores:

Apellido, Nombre y Nombre Apellido. Año. Titulo (en cursiva). Ciudad: Editorial.

-Libro de tres autores:

Apellido, Nombre; Nombre Apellido y Nombre Apellido. Año. Titulo (en cursiva).

Ciudad: Editorial.

-Libro de más de tres autores:

Apellido, Nombre et al (en cursiva). Año. Titulo (en cursiva). Ciudad: Editorial.

Baud, Michiel et al. 1996. Etnicidad como Estrategia en América Latina y el Caribe. Quito: Ediciones Abya-Yala.

-Artículo de revista:

Apellido, Nombre. Año. Titulo. Nombre de la Revista (en cursiva). Volumen

(Numero): pagina de comienzo- pagina final.

Stavenhagen, Rodolfo. 1984. Notas sobre la cuestión étnica. Estudios sociológicos.

12 (4): 18-45.

-Capítulo en libro colectivo:

Apellido, Nombre. Año. “Titulo entre comillas” En: Nombre Apellido (ed.), Titulo

del libro en cursiva, pp xx-xx. Ciudad: Editorial.

Devalle, Susana. 1989. “Etnicidad: discurso, metáforas, realidades” En: Ana María

Alonso (ed.), La diversidad prohibida: resistencia etnica y poder de Estado.

México: Siglo XXI.


-Entrevistas. La cita se hace como nota al pie, anotando el nombre del entrevistado, el lugar y la fecha de la entrevista.
-Páginas web. La cita se hace también cono nota al pie de página, indicando la dirección de la página web referida y entre paréntesis y la fecha. Por ejemplo: www.unc.edu (consultada
21/02/2010).

Recomendaciones para escribir un pésimo proyecto
De lo expuesto anteriormente se pueden derivar una serie de recomendaciones para escribir un pésimo proyecto.
1. El título debe confundir al lector. No haga ninguna referencia explícita a la problemática del proyecto, ni al lugar o al periodo que cubre. Que sea lo más largo posible, con palabras rebuscadas. No deje de cometer errores de ortografía y de gramática en el título.
2. En la portada olvide colocar su nombre, el hecho de que es un proyecto de investigación inscrito en el programa e institución definido. Utilice diferentes tipos de letras y tamaños, unas en mayúscula sostenida y otras en minúscula.
3. No escriba introducción o, si lo hace, empiece a hablar de diferentes cosas al tiempo. Trate de que el lector quede lo más confundido posible sobre aspectos básicos de su trabajo, de forma tal que no pueda ni siquiera adivinar cuál es la temática, ni cuándo y cómo se realizará el estudio. Sea lo más críptico posible, apiñe notas al pie de página con todos los detalles y digresiones posibles.
4. El lector tiene que saber todo lo que usted sabe sobre la investigación/intervención que pretende realizar. Por eso, no utilice el planteamiento del problema para que el lector comprenda los alcances y sentido de su pregunta de investigación. Al contrario, escriba desordenadamente y sin ninguna línea de argumentación sobre aspectos que a usted le interesan, y mientras menos relación tengan con su pregunta de investigación es mucho mejor. Incluya en el planteamiento del problema partes de lo que debería de ir en otros componentes del proyecto como en los antecedentes, el marco teórico o la metodología.
5. Para la justificación recuerde que los estudios culturales son lo mismo que estudios sobre la cultura y que, dada su pluralidad, cualquier cosa cabe. Lo del proyecto político y la intervención son calenturas mamertas ya que lo verdaderamente importante es el conocimiento objetivo o un ejercicio de ensimismamiento. Solo dedíquese a decir que el tema del proyecto es muy importante y que eso lo hace pertinente. O mejor aún, que sobre el tema no existen trabajos previos, lo que hace automáticamente pertinente el proyecto planteado (ahh!! y no se tome el trabajo siquiera de buscar por Google ya que debemos asumir que estamos como en el primer día de la creación).
6. Cerciórese de que los objetivos no sean realizables ni que se deriven de la pregunta de investigación. Es muy importante que los objetivos específicos sean más abarcadores que el objetivo general y que apunten en cualquier dirección: mejor si implicarían investigaciones/intervenciones diferentes a la del proyecto que propone. También es muy importante que no estén claros, que se redacten en forma de pregunta o incluso que hayan varios en un mismo objetivo. Y lo más importante, que no tenga nada que ver con estudios culturales…
7. Para armar los antecedentes, no investigue qué se ha hecho en la temática de trabajo. Si no encuentra un libro en el catalogo de la biblioteca de la Javeriana que claramente refiera al tema, asuma que usted es la primera persona en el mundo que está trabajando sobre eso. Busque no más de media hora en la internet y sólo limítese al primer o segundo pantallazo con las palabras que deberían aparecer y solo en español. Ni se le ocurra buscar en inglés y mucho menos consultarle a los expertos en el campo. Pero si por casualidad encuentra algo, haga una ficha resumen como las que hacía en el colegio y simplemente péguelas una detrás de otra. Bajo ninguna circunstancia ponga a conversar esos materiales con su pregunta de investigación… Ahh!, y descalifique todo, todos han sido menos inteligentes que usted, sobre todo aquellos que están más alejados de las corrientes con las que está más familiarizado.
8. Utilice el marco teórico para descrestar al lector. Que le quede muy claro al lector que usted ha leído gente muy importante, por lo cual utilice palabras y expresiones de estos autores. No es realmente importante si usted sabe de lo qué está hablando o si se ha tomado el tiempo de comprender esos autores. Trate de confundir al lector con un lenguaje rebuscado. Verifique que sus párrafos no hagan sentido. Ni se le ocurra que en el marco teórico se elaboren las categorías de su pregunta de investigación y menos intente establecer la relación entre ellas. Si tiene la infortuna de referirse a ellas, que sea como un listado de términos y definiciones. No profundice en las tradiciones y autores en los que operan, simplemente desconózcalos o, mejor aún, cubra su ignorancia con la invención de un término extraño y seductor (una buena opción es recurrir a palabras en otro idioma como el inglés o el griego, pero también puede ser útil la fusión de varias palabras o los guiones para separar una demasiado común).
9. En la metodología no vaya a cometer el gran error de hablar de su propia investigación, de cómo se realizará está y en qué sentido se utilizarán las diferentes técnicas de investigación. Dedíquese a escribir del análisis del discurso o de la etnografía en abstracto. Hable pestes de las metodologías de las disciplinas que no conoce. Haga una apología a la transdisciplinariedad de los estudios culturales sin siquiera tomarse la molestia de reflexionar sobre esto: piense que ‘trans’ significa superación del trabajo disciplinar y que la sumatoria implica mayor complejidad. Que quede claro que estudios culturales no deben hacer un trabajo metodológicamente riguroso, ya que las metodologías son cárceles que las disciplinas se inventaron para reproducir su miopía. Eso de los datos, del archivo o del terreno son escaramuzas positivistas que no están a la altura de la grandeza de las geniales elucubraciones de los ungidos por los estudios culturales. Al final, haga un listado de las técnicas de investigación que cree que podrían hacer parte de su investigación. Ponga de todo: desde grupos focales a encuestas… no importa si su pregunta realmente las requiere.
10. Utilice diferentes formas de citar al tiempo. No sea sistemático con eso. Cerciórese que los apellidos de los autores estén mal escritos, que las referencias hechas en el texto no aparezcan al final en la bibliografía. Para que el lector sepa lo mucho que ha leído, haga un impresionante listado de muchas páginas al final en la bibliografía de libros y artículos (ojala algunos de ellos en diferentes idiomas, sin prestar atención si ya han sido traducidos).
11. En su cronograma de actividades sea escueto y general. Por ejemplo, colocar actividades como ‘análisis de la información’ o ‘escritura’ son dos buenas opciones, sobre todo si cubren grandes periodos de tiempo. No puede haber coherencia entre el diseño metodológico y el cronograma de actividades. Así, debe cerciorarse que en el cronograma de actividades haya actividades que no se deriven del diseño metodológico y, en la medida de lo posible, que lo contradigan en temporalidades o en técnicas de investigación requeridas.
12. Finalmente, un par de recomendaciones transversales. El proyecto tiene que quedar muy mal escrito. Además de los errores de ortografía y gramaticales de rigor, el que el lector no pueda entender los párrafos y que entre estos no hayan una línea argumentativa es clave. Para esto, la recomendación infalible es no revisar lo que uno escribe. Ojalá se escriba sobre el tiempo, el mismo día que tenga que entregar el texto. La última recomendación: ante las ventajas de la época del internet, uno debe copiar párrafos o pasajes completos en el proyecto sin hacer referencias ni utilizar comillas. Unos cuantos plagios a lo largo del proyecto ayuda bastante para lograr un muy mal proyecto.



——



La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal