Provincia del Chaco Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología



Descargar 463,36 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión21.08.2017
Tamaño463,36 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Provincia del Chaco

Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología

Dirección General de Niveles y Modalidades



Dirección de Nivel Secundario







3º DOCUMENTO DE ACOMPAÑAMIENTO A LA FORMACIÓN EN SERVICIO



2012

MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA


MINISTERIO DE EDUCACIÓN, CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA
Prof. Francisco Romero
SUBSECRETARÍA DE EDUCACIÓN
Prof. Daniel Farías
DIRECCIÓN GENERAL DE NIVELES Y MODALIDADES
Prof. Artemia S. de Bosco
DIRECCIÓN DE NIVEL SECUNDARIO
Prof. Sonia Soto
ÍNDICE

E
4
l conocimiento escolar y el curriculum


5



El curriculum inclusivo


6



La transposición didáctica


8



Matemática


27



Construcción de Ciudadanía


33



Ciencias Sociales


40



Ciencias Naturales


48



Educación Tecnológica


53



Educación Física


58



Educación Artística


65



Lengua


73



Lenguas Extranjeras


83



Bibliografía General

EL CONOCIMIENTO ESCOLAR Y EL CURRICULUM

La Formación Docente en Servicio de carácter Institucional pretende dar valor a los conocimientos desarrollados en la práctica, reconociendo al docente como productor de conocimientos.

Este tipo de formación es un proceso permanente, ya que no se trata de contar con un “momento” para trabajar o pensar sobre el quehacer docente, sino que debería constituirse en parte de una labor cotidiana que promueva la reflexión sobre la acción pedagógica, su impacto en el aula, en los modos de enseñar y en los aprendizajes que se logran.

Reflexionar de manera permanente y crítica exige la búsqueda constante de la calidad educativa, así mismo, de una actitud abierta al diálogo y los cambios.

La participación de los miembros de la comunidad educativa en el diseño, construcción y puesta en acción del Proyecto Escolar Comunitario es un factor determinante para lograr la mejora pedagógica. Esto exige fundamentalmente un profundo compromiso para observar, analizar roles, aplicar dinámicas de grupo, técnicas de organización y manejo de tiempo, utilizando herramientas, que favorezcan la mejora y el cambio (investigación, círculos, etc.).

Desde esta perspectiva, es la escuela quién debe generar los espacios que propicien estas actividades, favoreciendo la planificación de la enseñanza, desde una perspectiva crítica, donde el currículum es construido a partir de la interacción colectiva de los saberes docentes, los estudiantes y la comunidad. No es un documento cerrado y estático, sino abierto y dialógico, capaz de reconocer el carácter político de la educación y el compromiso institucional.

En este proceso la escuela se transforma en un espacio formativo para el docente, donde aún los aspectos más comunes o cotidianos se presentan como una posibilidad para la reflexión y los aprendizajes. Los docentes se convierten en agentes activos de su propia formación y constructores de conocimientos, capaces de asumir un protagonismo en la definición de las necesidades y problemas que se presentan en la práctica, así como de abordar estrategias de acción para enfrentar problemas.

La construcción de conocimiento es una actividad intelectual que implica una reflexión sobre la naturaleza de los hechos y los supuestos que se generan en torno al él.

Un Proyecto Escolar Comunitario implica la construcción de un conocimiento con otros y la participación real de todos los actores involucrados.

Reflexionar sobre la manera en que se construye el conocimiento es una actividad filosófica denominada “Epistemología”.

La reflexión “epistemológica” no sólo no remite a los fundamentos que dan origen a las ciencias en general, o las disciplinas que hoy se enseñan en las escuelas secundarias, sino que señala y pone de manifiesto las teorías pedagógicas que subyacen a las prácticas de enseñanza en un momento y tiempo determinado.

Es en este sentido que lo epistemológico pone en relieve y le da sentido a las disputas que se presentan en el campo del saber al momento de construir los diseños curriculares.

Asumir la revisión curricular implica poner en discusión los criterios metodológicos, la selección, jerarquización y la legitimación de contenidos que se dan en la enseñanza desde una perspectiva crítica y que apuntan hacia el logro de los aprendizajes significativos y relevantes.
EL CURRICULUM INCLUSIVO

Una concepción igualitaria de la educación debiera proponerse trastrocar esa estratificación haciendo desaparecer divisiones que se reflejan tanto en el sistema escolar cuanto en la organización del currículo” (Alicia Camilloni, 2006)


Un currículum inclusivo implica una relación directa del conocimiento con el contexto y un compromiso con la acción social de la educación.

Esta postura nos obliga a reconocer la compleja realidad donde se producen los procesos de enseñanza y los de aprendizaje y a pensar en un curriculum que tenga en cuenta el carácter situado de los procesos educativos, a reconocer lo multi, pluri, inter, transdiciplinar y transversal de los fenómenos y las incertidumbres que se desprenden de entender la complejidad de la realidad.

El paradigma de la complejidad constituye una forma de situarse en el mundo que ofrece nuevas formas de sentir, pensar y actuar que orientan al conocimiento de la realidad y a la adquisición de criterios para posicionarse y cambiarla. Supone una opción ideológica orientada de valores, pensamientos y acciones” (Pujol. 2002)
Una reflexión importante como punto de partida será entonces comprender lo que significa enseñar y aprender:

  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal