Programación Byme natural Science 1



Descargar 1,69 Mb.
Página1/17
Fecha de conversión04.10.2017
Tamaño1,69 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


Programación ByME Natural Science 1 Aragón




ByME Natural Science 1
Programación Aragón
Ciencias de la Naturaleza
Etapa Primaria: Curso 1º


ÍNDICE1

Nº página

1. Introducción.

4

2. Orientaciones metodológicas

8

3. Contribución de las competencias clave

11

4. Objetivos generales de etapa

13

5. Objetivos del área

14

6. Contenidos

15

7. Criterios de evaluación

16

8. Estándares de aprendizaje evaluables

17

9. Distribución de los estándares por unidades y perfiles competenciales

19

10. Incorporación de la educación en valores

23

11. Atención a la diversidad

25

12. Fomento de la lectura

26

13. Estructuras Lingüísticas

27

14. Aprendizaje cooperativo

33

15. La evaluación en nuestro proyecto educativo

39

16. Evaluación de la práctica docente

41

17. Metodología específica del proyecto ByME Natural Science 1


43

18. Materiales del proyecto ByME Natural Science 1

54

19. Medidas de atención al alumnado con necesidad específica de apoyo educativo

62

20. Utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación

63

21. Recursos didácticos y organizativos

65

22. Actividades complementarias

69

23. Unidades didácticas

70


1. Introducción
Las Ciencias de la Naturaleza nos ayudan a conocer el mundo en que vivimos, a comprender nuestro entorno y las aportaciones de los avances científicos y tecnológicos a nuestra vida diaria. A través de las ciencias de la naturaleza nos acercamos al trabajo científico y a su contribución al desarrollo, por lo que es necesario proporcionar a todo el alumno las bases de una formación científica que les ayude a desarrollar las competencias necesarias para desenvolverse en una realidad cambiante cada vez más científica y tecnológica.
El desarrollo de la ciencia y la actividad científica es una de las claves esenciales para entender la evolución de la Humanidad. En la actualidad, la ciencia es un instrumento indispensable para comprender el mundo que nos rodea y sus cambios, así como para desarrollar actitudes responsables sobre aspectos relacionados con los seres vivos, los recursos y el medioambiente. Por todo ello los conocimientos científicos se integran en el currículo básico de la Educación Primaria y deben formar parte de la educación de todo el alumno.
En el área de Ciencias de la Naturaleza, los contenidos se han organizado en cinco bloques y alrededor de estos conceptos: la actividad científica, los seres vivos, el ser humano y la salud, la materia y la energía, y la tecnología, los objetos y las máquinas. Se presenta un bloque de contenidos comunes, Iniciación a la actividad científica, en el que se incluyen los procedimientos, actitudes y valores relacionados con el resto de los bloques que, dado su carácter transversal, deben desarrollarse de una manera integrada.
Bloque I: Iniciación a la actividad científica. La importancia del desarrollo del pensamiento científico-técnico es cada día más fundamental para interpretar la información que se recibe, para tomar decisiones sobre cómo actuar en un mundo tan complejo. Varios conceptos son claves para comprender las diferentes dimensiones del ámbito científico-técnico. Algunas magnitudes físicas elementales, ciertas nociones ligadas a las sustancias o sus propiedades, así como a los cambios que soportan, se complementan con el tratamiento de las relaciones y efectos que pueden tener con la vida de las personas o en el medio ambiente. Para ello se necesitan estrategias que permitan la correcta observación, el planteamiento de preguntas, el desarrollo programado de sencillas indagaciones o investigaciones, la búsqueda concertada de unas mínimas conclusiones y la comunicación de resultados.
Bloque II: El ser humano y la salud. El estudio del propio cuerpo puede abordarse desde el conocimiento de la importancia que determinadas prácticas físicas o de estilo de vida tienen para la salud y de los riesgos de determinados hábitos individuales o sociales. En este caso, convendrá buscar una explicitación de ideas, actitudes y creencias personales para construir sobre ellas nuevos conocimientos. Las actitudes asociadas al mantenimiento de una vida saludable y a la consideración de la adecuada alimentación componen el objeto principal de atención de este aspecto de vida, que se complementará estableciendo un cierto paralelismo con los riesgos que para la salud del medio ambiente suponen determinadas actividades humanas. El uso responsable de los recursos naturales, la preservación del medio ambiente, el consumo racional y responsable de los productos y el fomento de una cultura de protección de la salud son indicadores relevantes para considerar una vida como saludable. Su estudio permitirá el análisis de la situación concreta, dirigido por el profesorado en los primeros cursos pero autónoma en el grupo de alumnos en los últimos, en donde muestren habilidades para desarrollar una actitud crítica, sean capaces de imaginar alternativas y proyecten pautas de actuación entre todos.
Bloque III: Los seres vivos. El tratamiento del bloque sobre los seres vivos puede orientarse desde el conocimiento de las múltiples formas de vida del entorno para llegar a apreciar la riqueza de la biodiversidad. Por ello se propone tanto la observación directa de los seres vivos como el conocimiento de la agricultura y de la ganadería, de cara al desarrollo de un comportamiento activo en la conservación y cuidado de plantas y animales.
Bloques IV y V: Materia y energía. La tecnología, objetos y máquinas. La investigación programada sobre cuestiones relevantes de la vida cotidiana relacionadas con el uso de los objetos, de máquinas y tecnologías da pie al conocimiento del funcionamiento de los medios, pero también aproxima a la valoración de nuestra dependencia de esos recursos. La realización de cuestionarios sobre la energía aporta las primeras aproximaciones de nuestros escolares al hecho común del uso energético y permite proyectar las medidas individuales y colectivas para mejorarlo.
A la hora de proponer los contenidos para cada uno de los cursos de la Educación Primaria se ha intentado una progresión: desde la constatación de un hecho concreto hasta su comprensión y búsqueda de relaciones; de la comunicación oral de experiencias hasta la búsqueda programada de información; de la apreciación de rasgos del municipio hasta la identificación de cuestiones relevantes en Aragón y España, de lo simple a lo complejo, de lo personal a lo colectivo, de lo próximo a lo lejano, de los hechos a las relaciones…

Algunos contenidos están relacionados con los de otras áreas, por lo que es preciso trabajar las relaciones existentes entre ellos.



ByME Natural Science 1 ha sido elaborado siguiendo las pautas mencionadas en los siguientes documentos:



  • Orden de 16 de junio de 2014, de la Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, por la que se aprueba el currículo de la Educación Primaria y se autoriza su aplicación en los centros docentes de la Comunidad Autónoma de Aragón




Los PRINCIPIOS GENERALES de la etapa de Educación Primaria son los siguientes:
1. La etapa de Educación Primaria constituye, junto con la Educación Secundaria Obligatoria y la Formación Profesional Básica, la educación básica y tiene carácter obligatorio y gratuito. La Educación Primaria comprende seis años académicos, que se cursarán ordinariamente entre los seis y los doce años de edad, y se organiza en áreas, que tendrán un carácter global e integrador.

2. Los alumnos se incorporarán, de forma ordinaria, a esta etapa en el año natural en que cumplan los seis años de edad.

3. La Educación Primaria debe facilitar a todos los alumnos los aprendizajes de la

expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad y hábitos de actividad física, higiene y salud, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de la personalidad de los alumnos y prepararlos para cursar con aprovechamiento la Educación Secundaria Obligatoria.

4. La acción educativa en esta etapa procurará la integración de las distintas experiencias y aprendizajes del alumnado y se adaptará a sus ritmos de trabajo. Asociado al carácter global de la etapa, se fomentará la interrelación de los elementos del currículo del área

y el trabajo interdisciplinar.


Así mismo, el Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria, define el currículo de la siguiente forma:
«El currículo estará integrado por los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa; las competencias, o capacidades para activar y aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, para lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos, los contenidos, o conjuntos de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias; la metodología didáctica, que comprende tanto la descripción de las prácticas docentes como la organización del trabajo de los docentes; los estándares y resultados de aprendizaje evaluables; y los criterios de evaluación del grado de adquisición de las competencias y del logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa.»

a) Currículo: regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas y etapas educativas.

b) Objetivos: referentes relativos a los logros que el alumno debe alcanzar al finalizar el proceso educativo, como resultado de las experiencias de enseñanza-aprendizaje intencionalmente planificadas a tal fin.

c) Competencias: capacidades para aplicar de forma integrada los contenidos propios de cada enseñanza y etapa educativa, con el fin de lograr la realización adecuada de actividades y la resolución eficaz de problemas complejos.

d) Contenidos: conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes que contribuyen al logro de los objetivos de cada enseñanza y etapa educativa y a la adquisición de competencias. Los contenidos se ordenan en asignaturas, que se clasifican en materias, ámbitos, áreas y módulos en función de las enseñanzas, las etapas educativas o los programas en que participe el alumnado.

e) Estándares de aprendizaje evaluables: especificaciones de los criterios de evaluación que permiten definir los resultados de aprendizaje, y que concretan lo que el alumno debe saber, comprender y saber hacer en cada asignatura; deben ser observables, medibles y evaluables y permitir graduar el rendimiento o logro alcanzado. Su diseño debe contribuir y facilitar el diseño de pruebas estandarizadas y comparables.

f) Criterios de evaluación: son el referente específico para evaluar el aprendizaje del alumnado. Describen aquello que se quiere valorar y que el alumnado debe lograr, tanto en conocimientos como en competencias; responden a lo que se pretende conseguir en cada asignatura.

g) Metodología didáctica: conjunto de estrategias, procedimientos y acciones organizadas y planificadas por el profesorado, de manera consciente y reflexiva, con la finalidad de posibilitar el aprendizaje del alumnado y el logro de los objetivos planteados.


2. Orientaciones metodológicas
Este currículo debe tener, en sí mismo, un componente de flexibilidad; de lo contrario, difícilmente podría concretarse para los distintos grupos de clase, centros, escuelas rurales, pueblos y ciudades de Aragón. Se ha formulado partiendo del desarrollo cognitivo y emocional en el que se encuentra el alumno de primaria, de la concreción de su pensamiento y de su paso hacia un pensamiento más abstracto al final de la etapa. Tres grandes aspectos dominan las percepciones del alumno: la forma en la que categorizan los elementos y las relaciones que los configuran, la explicación causal de los fenómenos y la consideración de la estabilidad del medio frente a la idea del cambio estructurado.

Por lo que se refiere al primer aspecto, suelen caracterizar los elementos y las relaciones dentro de un enfoque aditivo que acopia elementos, casos y fenómenos. Para superar esta situación, se habrán de utilizar estrategias adecuadas que, en el momento de poner en claro algún suceso, lleven al alumno a preguntarse el porqué de las cosas y no se centren en describir los hechos naturales simplemente por sus rasgos más sobresalientes. De forma progresiva, podría ver el medio desde otra posición más sistémica que contemple relaciones y valore también ámbitos más alejados de su realidad cotidiana.

En el segundo aspecto, hay que resaltar que el alumno utiliza con frecuencia argumentos sustentados en un pensamiento lineal y mecánico. Por eso explica hechos o delimita relaciones aplicando la variante mecánica, lineal y simple, ligada a la causa-efecto casi siempre con un sentido unidireccional. Al final de la etapa podría superar esa interpretación tan limitada que realiza del medio.

Respecto al tercer aspecto, la concepción estática asociada a la idea de orden, de equilibrio absoluto, lleva al alumno a reconocer solamente los cambios muy evidentes o próximos, que son más claramente perceptibles por su parte. La caracterización del medio natural como algo cambiante es una meta que se debe plantear para el alumno al final de esta etapa.

Conviene tener todo esto muy presente para evitar introducir en los procesos de enseñanza-aprendizaje contenidos que todavía no pueda comprender. Las diversas experiencias personales del alumno, su origen, su grado de autonomía, sus ritmos de trabajo, su actitud ante las tareas escolares y su disposición al esfuerzo confieren unas características especiales a cada uno de ellos. La atención a la diversidad obliga a planificar apoyos para favorecer el proceso de aprendizaje a quienes lo necesiten para utilizar estrategias adecuadas facilitadoras de los aprendizajes imprescindibles para su vida y para seguir aprendiendo. La metodología empleada debe permitir al alumno desarrollar todos sus talentos e inteligencias.

Si habitualmente los contenidos han venido siendo el referente fundamental en la programación docente del proceso de enseñanza-aprendizaje, actualmente, deberían ser los “medios” de los que hemos de valernos para conseguir los objetivos y los criterios de evaluación, con su desglose en los nuevos estándares de aprendizaje. Servirán y serán “el medio” para procurar conseguir en el alumno:



    • Avanzar en la adquisición de las ideas base del conocimiento científico con aprendizajes por recepción y por descubrimiento en función de las actividades.

    • Iniciarse en conocer y utilizar algunas estrategias y técnicas habituales en el método científico: la observación, la identificación y análisis de problemas, la recogida, organización y tratamiento de datos, la emisión de hipótesis, el diseño y desarrollo de la experimentación, la búsqueda de soluciones, la utilización de fuentes de información, incluyendo las proporcionadas por medios tecnológicos y la comunicación de los resultados obtenidos de forma oral y escrita, en papel y soporte digital.

    • Promover la curiosidad, el interés y el respeto hacia sí mismo y hacia los demás, hacia la naturaleza, hacia el trabajo propio de las ciencias experimentales y su carácter social, y la adopción de una actitud de colaboración en el trabajo en grupo. Frecuentemente el trabajo individual es necesario, pero en otras muchas ocasiones es el trabajo cooperativo la mejor manera de preparar los aprendizajes. La asunción de responsabilidades, el reparto de tareas, la ayuda mutua, la colaboración en proyectos comunes, etc., son solamente algunos ejemplos de las acciones que enriquecen el aprendizaje.

    • La motivación para aprender y la implicación de cada alumno en su propio proceso de aprendizaje, están muy ligadas a la relación que el estudiante establecerá entre los nuevos conocimientos y sus experiencias previas. Asimismo, existe una estrecha ligazón con la funcionalidad de los aprendizajes para que sean percibidos no solo como contenidos curriculares sino como saberes aplicables a situaciones reales, problemáticas o no, a las que dar respuesta. En ocasiones se habrá de recurrir a situaciones simuladas pero procurando siempre un contexto: familiar, escolar, local, autonómico…

El desarrollo eficaz de este currículo precisa un enfoque metodológico que facilite el diseño y la organización de situaciones reales de aprendizaje. Para ello sería importante, en primer lugar, comenzar con preguntas y la presentación de hechos y fenómenos familiares, accesibles, concretos y, siempre que sea posible, mediante actividades manipulativas.

En segundo lugar, sería conveniente trabajar con tareas abiertas y diversas insertas en contextos variados y con distintos niveles de dominio, procurando que todo el alumno tenga garantía de éxito y fomentando el trabajo en equipo y las actitudes de colaboración. En consecuencia, habrá que diseñar actividades y tareas competenciales prácticas que ofrezcan al alumno experiencias ricas en situaciones de participación, en las que puedan dar opiniones y asumir responsabilidades, plantearse y resolver preguntas. Estas tareas ponen en juego, acción y relación las inteligencias múltiples, los procesos cognitivos/mentales del alumno y los contenidos curriculares en un contexto lo más realista posible, favoreciendo así la aplicación de los saberes y posibilitando la evaluación objetiva de las competencias clave.

En tercer lugar, se involucraría al alumno proponiéndole guías para observar, recoger, clasificar y analizar datos, relacionando la información y formulando explicaciones y argumentos, con el objetivo de avanzar en la comprensión progresiva de su entorno.

Por último, resulta oportuno insistir en la importancia de la comunicación oral y escrita de los hallazgos e ideas para compartir y comprender las aportaciones de las demás personas.

El conocimiento se va construyendo a través de la apropiación de conceptos que permiten interpretar el mundo natural, así como mediante el acercamiento a determinados rasgos característicos del pensamiento científico: saber definir problemas, estimar soluciones posibles, elaborar estrategias, diseñar pequeñas investigaciones, analizar resultados y comunicarlos.

Dentro del abanico de tareas que se planteen para abordar los contenidos del área deben jugar un papel relevante las que incluyan el trabajo grupal y colaborativo. El alumno, a través de la interacción, puede exponer sus propias ideas, dudas y explicaciones, pero se hará necesario el respeto de los puntos de vista diferentes y la capacidad para reorganizar las ideas a partir de las aportaciones de las demás personas, generando nuevas ideas que mejoren las reflexiones anteriores. En el proceso de comprensión común, los miembros de un grupo deben informar a los demás sobre los procedimientos que están utilizando, argumentar acerca de los descubrimientos y valorar los avances de las tareas. El área favorece la creación de situaciones que proporcionan ambientes ricos, estimulantes y diferenciados, propicios para la vivencia de experiencias de aprendizaje integradoras, significativas, diversificadas y globalizadoras. El alumno tendrá muchas y variadas oportunidades para reunir, clasificar y catalogar, observar, tomar notas y hacer bosquejos; entrevistar, votar y encuestar; asimismo para usar lupas, microscopios, termómetros, ordenadores, cámaras y otros instrumentos comunes. Deberá medir, contar, hacer gráficas y calcular; explorar propiedades; plantar y cultivar, y observar de manera sistemática la conducta de los seres humanos y de otros animales. Todas estas experiencias y procesos permiten el descubriendo del mundo natural y la interacción con él y favorecen el acercamiento y comprensión de algunos avances de la ciencia.

Se debe impulsar la conversación, el debate y la exposición, como herramientas indispensables para estimular las ideas, opinar sobre ellas, compararlas y reconstruirlas. Asimismo propiciar situaciones donde el alumno formule preguntas, recoja e interprete datos, comunique resultados de sus observaciones y experiencias y elabore informes, facilitando el establecimiento de nuevas relaciones entre los conceptos, favoreciendo el planteamiento de otras preguntas y la búsqueda de nuevos datos. Además, mediante la lectura con textos propios del área el alumno podrá manejar informaciones diversas de modo que pueda establecer conexiones que le permitan reconstruir su visión de la realidad.

Las Tecnologías de la Información y la Comunicación deben utilizarse como recursos para el aprendizaje del área. Se debe iniciar al alumno en su uso para buscar información y para tratarla y presentarla, así como para realizar simulaciones interactivas y representar fenómenos de difícil realización experimental.

Los criterios y estándares de evaluación que se establecen suponen una formulación evaluable de las capacidades expresadas en los objetivos generales del área, asociadas a los contenidos y a las competencias que el alumno debe desarrollar como puede comprobarse en las tablas curriculares de cada curso donde quedan relacionados los distintos elementos del currículo.

La evaluación del alumno debe adquirir un papel relevante. Los referentes para la comprobación del grado de adquisición de las competencias y el logro de los objetivos serán los criterios de evaluación y estándares de aprendizaje evaluables. Debe comenzar con un diagnóstico genérico a comienzo del curso, que indague acerca de las capacidades del alumno en relación con esas competencias y objetivos, e incluya otras muchas actuaciones posteriores. Éstas han de ser sistemáticas y regulares, pues sirven no solamente para valorar aprendizajes, sino para modular la enseñanza, adaptar estrategias y regular tiempos adecuando y reorientando, si procede, el proceso de enseñanza-aprendizaje a las necesidades y exigencias de los niños tanto a nivel individual como grupo clase. Sin duda debe primar el carácter diagnóstico, formativo y continuo de la evaluación frente al sumativo y finalista, partiendo siempre de lo que los criterios de evaluación y nuevos estándares determinan, muchas veces referidos a un proceso de aprendizaje que permita resolver una tarea competencial práctica.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   17


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal