Procesamiento auditivo central



Descargar 22,11 Kb.
Fecha de conversión08.07.2017
Tamaño22,11 Kb.
PROCESAMIENTO AUDITIVO CENTRAL
El sistema auditivo contiene tres componentes:

Un componente conductivo (oído ext. y medio) que tiene la función de conducir el sonido del medio externo (aéreo) hacia el medio interno; un componente sensorial/perceptivo (cóclea) que tiene la función de transformar el impulso sonoro en impulso eléctrico el cual será transmitido para la corteza. El tercer componente es el neural, que tiene la función de recibir, analizar y programar la respuesta.

El componente neural no está listo al nacer, se forma a partir de las experiencias sonoras, principalmente durante los primeros dos años de vida, y es a partir de estas experiencias que el bebé aprende a oír.
Este componente neural está integrado por la vía auditiva hasta la corteza (algunos autores incluyen también al cuerpo calloso)

Este trayecto del recorrido del input auditivo es modificado en las distintas "estaciones " por las que pasa y ellas son "procesadores auditivos". Cada uno de estos procesadores tiene a su cargo células nerviosas que a su vez tienen interacciones complejas, el resultado de millones de decisiones hechas por estos centros procesadores constituye el procesamiento auditivo. Así una pérdida auditiva se refiere a una alteración en el sistema periférico que provoca una deficiencia en la recepción de los sonidos en cuanto a la detección de los sonidos, y un desorden de PAC implica un problema en el análisis/interpretación de los sonidos.


La corteza integra toda la información: el lóbulo temporal izquierdo es el que “oye” a través de la corteza auditiva primaria (gyrus de Heschl) que codifica los sonidos y de las áreas de asociación (Wernicke) que comprende el lenguaje, el lóbulo frontal es el que produce el habla, el lóbulo parietal recibe y procesa informaciones, el occipital "ve" y el cuerpo calloso envía información de un hemisferio hacia el otro. La función de la corteza auditiva en general es la de integrar los estímulos. El hemisferio izquierdo recibe información desde el oído derecho y sus características auditivas son la acentuación, extensión de las palabras, ritmo, aprendizaje verbal o sea el procesamiento del habla y del lenguaje. Es más analítico y concreto. El hemisferio derecho conectado directamente con la información que recibe el oído izquierdo, realiza el análisis del contenido afectivo-emocional del habla, los chistes, el doble sentido, realiza inferencias, reglas conversacionales, percepción musical, es más abstracto, y realiza el aprendizaje de informaciones no-verbales.
Cuando el estímulo verbal llega a las dos orejas simultáneamente, el que llega al oído opuesto al hemisferio dominante para él

lenguaje es reconocido más eficientemente, por eso cuando el hemisferio dominante es el izquierdo (99% de los diestros y 2/3 de los zurdos), la oreja derecha es más eficiente.

Las distintas habilidades auditivas envueltas en el P.A.C. son:

Atención selectiva: capacidad de seleccionar estímulos, permite reaccionar a un determinado estimulo auditivo e ignorar otro ruido de fondo.

Detección de sonido: Es la identificación de la presencia de un sonido, una sensación propia del individuo.

Discriminación Auditiva: Habilidad de detectar diferencias entre un sonido y otro.

Localización Sonora: Habilidad para detectar el lugar de origen de sonido, la fuente sonora (complejo olivar superior o bien colículo inferior.

Reconocimiento: Habilidad de identificar un sonido conocido o sea de darle significado a un evento acústico, este proceso es aprendido, por ej. Los bebes que con un mes de vida reconocen la voz de la mamá.

Comprensión: Capacidad de extraer/obtener el significado de la información auditiva, por ej. Comprender al oír el llanto de un bebe que tiene hambre.

Memoria: Proceso mediante el cual se almacena, se archiva información acústica para recuperarla cuando lo necesite.
Algunas de las características comportamentales que presentan los pacientes con desorden del procesamiento auditivo central (DPAC) son: dificultad para comprender conversaciones cuando hay varias personas hablando, habla mal, le va mal en la escuela, "oye cuando quiere”, "es vago para contestar" o "no presta atención", suelen ser las quejas más comunes de los padres.

Los niños con DPAC sólo comprenden aquello que les es hablado en un ambiente favorable, ya que presentan déficit en la discriminación auditiva de figura-fondo, atención auditiva pobre, limitaciones de memoria, habilidad reducida para información auditiva en secuencia, dificultad en asociar fonema + grafema y atraso en el desarrollo del lenguaje, no compatible con el nivel de inteligencia y de audición periférica, que generalmente están dentro de la normalidad, es por eso que las alteraciones en el procesamiento auditivo central preceden a las dificultades del lenguaje.

Personas con DPAC pueden tener antecedentes de otitis media en la infancia, ya que se considera este hecho un factor de riesgo para problemas de aprendizaje, lenguaje, habla y procesamiento auditivo, debido a que un efecto de esta patología puede ser la deprivación sensorial. La pérdida auditiva ocasionada por la otitis media (fluctuante) puede también alterar el proceso de memoria e intervenir en el proceso de maduración del SNC.
La evaluación del P.A.C. se realiza a partir de los 5 años, sin perdidas auditivas significativas (se evalúan hasta moderadas), sin deficiencia mental, ni atraso importante de habla y/o lenguaje, siempre y cuando el español sea su lengua materna. La evaluación del Procesamiento Auditivo Central consiste en una serie de tests:


  1. TLS (Test de Localización Sonora)



  1. TMSV (Test de Memoria Secuencial Verbal)




  1. TMSNV (Test de Memoria Secuencial No Verbal)




  1. Habla con Ruido ( evalúa la capacidad del paciente de discriminar los sonidos verbales en una situación de ruido)


  1. SSI-CCM y SSI-ICM.




  1. CES (Sonidos Ambientales Competitivos)




  1. SSW ( Prueba Dicótica)

Las pruebas que evalúan el Procesamiento Auditivo Central, no son empleadas en forma masiva a todos los pacientes que acuden a un examen audiológico. Estas pruebas son realizadas a:



  • Pacientes que acuden a una Institución, y refieren "escuchar poco y con dificultad en ambientes ruidosos". Se le realizan las pruebas audiológicas de rutina y los resultados se encuentran dentro del rango de normalidad Sin embargo, el paciente insiste en que "escucha mal". En esos casos, realizamos una evaluación del Procesamiento Auditivo Central, para evaluar el comportamiento auditivo del paciente más allá de la cóclea.

  • Padres que acuden con sus hijos, y refieren que los mismos "presentan dificultad para prestar atención", "que son niños muy inquietos", "parecen no escuchar bien", "tienen dificultades en la escuela", etc. Son niños que no presentan alteración en los estudios audiológicos cotidianos, y que se les realiza una evaluación auditiva central, para ver otras causantes de su comportamiento.


TRATAMIENTO



¿Qué se indica a estos pacientes en caso de resultar algún tipo de desorden de P.A.C.?

La terapia auditiva es un entrenamiento auditivo que se lleva a cabo dentro de la cabina, utilizando los mismos tests, se realizan diez sesiones y se reevalúa. Comprende variaciones de frecuencia, intensidad y tiempo de duración de los sonidos, en presencia y ausencia de ruido, etc.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal