Prevalencia de anticuerpos anti-hiv



Descargar 60,62 Kb.
Fecha de conversión05.08.2017
Tamaño60,62 Kb.

PREVALENCIA DE ANTICUERPOS ANTI-HIV

EN “NIÑOS DE CALLE” - EN SAO PAULO, BRASIL


B. Lebensztajn*, M. Frajman**, M. Shadid***, M. Dietzch Kosin*

M. Shitcovsky*, A.M. de Oliveira Machado* y J.J. de Brito*





RESUMEN



La prevalencia de anticuerpos anti-HIV fue estu­diada en el suero de 82 niños que pertenecen al programa médico social de “niños de calle” de la Escola Paulista de Medicina. Como contro­les se estudiaron 47 niños de Sao Paulo (Brasil) y 45 niños de Costa Rica, apareados por sexo y edad pero sin las características médico socia­les de los niños de calle.

Cinco de los sujetos de estudio (4 varones y 1 mujer) presentaron anticuerpos detectados por los métodos de ELISA y Western-blot reflejando una prevalencia de 6.09% que, comparada a la prevalencia general de la población costarri­cense (0.025%) nos lleva a considerar a los “ni­ños de calle” un grupo de alto riesgo en Brasil (se desconoce la prevalencia en este país). [Rev. Cost. Cienc. Méd. 1987; 8(1): 11-13].


INTRODUCCION

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) es un grupo de enfermedades altamente letales, que consiste de infecciones oportunistas y/o neoplasias asociadas a una inmunodeficien­cia celular adquirida a expensas de una disminu­ción selectiva de linfocitos T cooperadores (4). El SIDA es prevalente en hombres homosexua­les, drogadictos de drogas intravenosas, compa­ñeros sexuales de los anteriores, hijos de muje­res infectadas y receptores de productos san­guíneos contaminados (5).

Prácticamente todos los pacientes con SIDA en sus diversas expresiones clínicas y un número importante de personas de los grupos de alto riesgo son portadores del virus (HIV) y son se­ropositivos para la presencia de anticuerpos anti-HIV (9).

* Departamento de Medicina Preventiva, Escola Pau­lista

de Medicina, Sao Paulo, Brasil.

** Unidad de Imnunología, Instituto Costarricense de

Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (IN­

CIENSA), Apdo. No. 4, Tres Ríos - Costa Rica.

*** Ministerio de Salud Pública, Costa Rica.
Las pautas de la OMS para control del SIDA aconsejan no utilizar el tamizaje de anticuerpos en poblaciones abiertas, por el alto porcentaje de falsos positivos en estas poblaciones, ade­más de la inutilidad práctica de este procedi­miento en la prevención de la enfermedad (11). Sin embargo, es importante su utilización en bancos de sangre, para prevenir la transmisión de productos sanguíneos contaminados, así como el estudio en poblaciones a riesgo en cier­tas regiones geográficas para conocer la preva­lencia de infección por HIV en estos grupos.

En este trabajo reportamos la prevalencia de anticuerpos anti-HIV en un grupo de “niños de calle” de Sao Paulo, Brasil que se caracteriza por no tener lugar fijo de morada, no estudian ni trabajan, sobreviven por limosnas, pequeños hurtos y algunos se prostituyen (inician su vida sexual a muy temprana edad).




MATERIAL Y METODOS

Se tomó muestras de 82 niños de Sao Paulo, cuyas edades variaron de 9 a 17 años, contro­lados por el programa “niños de rua” de la Escola Paulista de Medicina; las muestras fueron con­geladas hasta su análisis.

El grupo control estuvo compuesto por 47 niños de Sao Paulo y 45 de Costa Rica, apareados por sexo y edad, y que no poseían ni los hábitos sexuales ni de drogadicción del grupo estudiado. A todos los sujetos estudiados se les practicó examen físico completo, y exámenes de labora­torio que incluyeron hemograma completo, prue­bas de función hepática, análisis de fenol en orina (se reportan únicamente los resultados fuera del rango normal).

Para la detección de anticuerpos anti-HIV, se utilizó la prueba comercial Abbott HTLV III EIA como descrito anteriormente (4). Como prueba confirmatoria se utilizó el método Western-blot (9), buscando la presencia de anticuerpos dirigi­dos contra los antígenos p24 y p41.


11






RESULTADOS
De los sujetos estudiados, los niños de los gru­pos control no presentaron evidencia patológica alguna, ni clínica ni de laboratorio. Cabe recalcar que 68.5 por ciento de los “niños de calle” presentaron hepatomegalia (> 1 cm bajo reborde costal derecho), con alteraciones de la bilirrubina en apenas un 3.4 por ciento y en las transaminasas en 5.4 por ciento; sin em­bargo no hubo expresión clínica de estos fenó­menos. Consideramos que pueden deberse a hepatotoxicidad por las drogas que estos niños consumen [Cuadro 1 (7)].

Por otro lado, ninguno de ellos presentaba evi­dencia clínica o de laboratorio de infecciones oportunistas de cualquier tipo de inmunodefi­ciencia.



Los resultados de la determinación de anticuer­pos anti-HIV se encuentran resumidos en el cua­dro 2.



DISCUSION

La prevalencia de seropositividad entre los miembros de grupos de alto riesgo es controver­sial y requiere una interpretación cuidadosa. A pesar de que existen evidencias bastante fuer­tes que sugieren que el HIV es el agente causal del SIDA (11). Es muy probable que la enferme­dad no se desarrollará en la gran mayoría de los sujetos seropositivos (3). El período de latencia prolongado de la infección viral y el papel, cada vez más claro, de cofactores para determi­nar la expresión de la enfermedad, hacen de esta posibilidad (esto es, el no desarrollo de SIDA) no sólo una casualidad sino, una alterna­tiva alcanzable con el proceso de prevención de estos cofactores, por ejemplo, con el uso de preservativos para impedir, por un lado, otras enfermedades de transmisión sexual así como el efecto inmunosupresor del semen (1).

El proyecto “niños de calle” empezó en 1985 como un intento para controlar el problema so­cial y médico de estos adolescentes y preadoles­centes, por parte del Departamento de Medicina Preventiva de la Escola Paulista de Medicina, en Sao Paulo.

Estos “niños” sobreviven de pequeños hurtos, limosnas y eventualmente se prostituyen; ade­más utilizan drogas intravenosas, así que pue­den ser considerados como un grupo de riesgo para infectarse por HIV (6).

Brasil es en la actualidad el país latinoamericano con el mayor número de pacientes con SIDA y específicamente Sao Paulo es la ciudad que más pacientes ha reportado (8). Siguen siendo deficientes los sistemas de control de la infec­ción por HIV en Sao Paulo y todavía no todos los bancos de sangre realizan tamizaje de las sangres antes de transfusiones (8).

Con base en la alta incidencia de casos seropo­sitivos en este grupo, se refleja la importancia de este trabajo en la posibilidad de proceder al proceso de educación para prevenir la disemina­ción del HIV, así como para tomar los cuidados para impedir procesos adyuvantes que inducen a inmunosupresión con la consecuente apari­ción de la enfermedad.

La ausencia de casos seropositivos en los gru­pos controles usados permite inferir que en el caso de Costa Rica, a pesar de la baja condición social de los “niños” estudiados y que varios también se prostituyen, la enfermedad no está diseminada en este grupo.

No existe una relación directa entre prevalencia de anticuerpos y aparición de la enfermedad en poblaciones a riesgo, este hecho tal vez se deba


12


a predisposición genética (10). Por ejemplo, los hemofílicos de Inglaterra a pesar de tener una alta incidencia de seropositividad, tienen una muy baja prevalencia de enfermedad (2), al contrario que en Costa Rica donde la prevalencia de SIDA entre los hemofílicos es muy alta (5). Razones semejantes pueden explicarla baja incidencia de falsos positivos en los “niños” brasileños, ya que 5 de los 7 casos positivos fueron confirmados por Western-blot.

El conocimiento limitado en cuanto al significado clínico (no en cuanto al epidemiológico) de la seropositividad en personas no enfermas significa que deben tomarse cuidados extremos al momento de reportar estos resultados, así hasta que el espectro a la respuesta del hospedero al HIV esté dilucidado, las conclusiones sobre la presencia de anticuerpos a este retrovirus son muy limitadas.

Los estudios en otras poblaciones a riesgo en Brasil permitirán entender mejor la diseminación del HIV en este país y su desarrollo comparativo con países de baja incidencia como es el caso de Costa Rica.





ABSTRACT



Serum samples from 82 “children of the streets” of Sao Paulo, Brasil were tested for the presence of antibodies to HIV virus, the probable etiological agent of acquired immune deficiency syn­drome (AIDS). At the time of the study none of the individuals tested, included the matched controls (47 from Sao Paulo and 45 from Costa Rica) had symptoms indicative of AIDS or related ­disorders. Viral antibodies were assayed by ELISA and positive results were tested for confirmation by Western blot.

The prevalence of confirmed anti-HlV antibodies in the “children of the streets” was 6.09% (4 male and 1 female) and at the control groups was 0%.

Therefore we conclude that this social group must be included as high risk group in Brasil.

BIBLIOGRAFIA





  1. Archer, D.L. Enteric infections and other cofactors in AIDS. Today 6(10): 292-295, 1985.




  1. Brunet, J. B. Update: Acquired Immunodeficiency Syndrome - Europe. CDC. MMWR 34(2): 21-31, 1985.




  1. Curran, J.W. The epidemiology of AIDS: Current status and future prospects. Science 220(4730): 1352-1358.




  1. Fauci, A.S. lmmunologic abnormalities in the Ac­quired immune Deficiency Syndrome. Clin. Res. 33(5): 491 -499, 1985.




  1. Frajman, M.; González, L.; Salom, I., Fonseca, J.; Cordero, R. Cellular lmmune Functions in Patients with Hemophilia. Clin. Res. 33(3): 762, 1985.




  1. Goedert, J.J. Three-year incidence of AIDS in five cohorts of HTLV-III infected risk group members. Science 231: 992-995, 1986.




  1. Lebensztajn, B. Informe preliminar del programa “Niños de Calle”. Escola Paulista de Medicina, 1987.




  1. Mendes, N. El SIDA en Brasil, comunicación en el I Congreso de la ALAI Argentina, 1987.




  1. Mortimer, P.P. Which anti-HTLV ll/LAV assays for screening and confirmatory testing? Lancet 8460: 873-877, 1985.




  1. Peterman, T. Epidemiology of the Acquired Immunodeficiency Syndrome (AIDS). Epidemiology Reviews 7:1-22, 1985.




  1. Pautas de la OPS en relación con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida. Bol. Of. Sanit. Panam. 101(4): 385-396, 1986.

13




La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal