Por: wisberto navarro salcedo universidad surcolombiana facultad de educaci



Descargar 0,52 Mb.
Página1/7
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño0,52 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7
EPISTEMOLOGÍA

POR: WISBERTO NAVARRO SALCEDO

UNIVERSIDAD SURCOLOMBIANA

FACULTAD DE EDUCACIÓN

DEPARTAMENTO DE PSICOPEDAGOGÍA

PROGRAMA DE FORMACION PEDAGOGICA PARA PROFESIONALES

DEL DEPARTAMENTO DEL HUILA EN EJERCICIO DOCENTE

ÍNDICE


• PRESENTACIÓN............................................................................... 3

• OBJETIVOS GENERALES.............................................................. 3

• IMPORTANCIA DE LA EPISTEMOLOGÍA..................................... 4

• OBJETO DE LA EPISTEMOLOGÍA............................................... 4


• UNIDAD I.............................................................................................6

LA MODERNIDAD: LA FILOSOFÍA Y EL DESARROLLO

DE LA CIENCIA.............................................................................7

DESCARTES................................................................................8

EMPIRISMO................................................................................ .9

KANT............................................................................................10

HEGEL.........................................................................................15

MARX...........................................................................................19

POSITIVISMO..............................................................................21

POSITIVISMO LÓGICO (NEO-POSITIVISMO)...........................22

FENOMENOLOGÍA.....................................................................24

LOS PARADIGMAS Y LAS REVOLUCIONES

CIENTÍFICAS...............................................................................27

LA PERSPECTIVA EPISTEMOLÓGICA

DE HABERMAS...........................................................................34

FUNDAMENTOS DE LA TEORÍA CRÍTICA DE

LAS CIENCIAS.............................................................................38
• UNIDAD II...........................................................................................40

FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS DE LAS

CIENCIAS EMPÍRICO-ANALÍTICAS............................................40

ESQUEMA DE LA LÓGICA DE LAS CIENCIAS

EMPÍRICO-ANALÍTICAS.............................................................42

• UNIDAD III.........................................................................................43

FUNDAMENTOS EPISTEMOLÓGICOS DE LAS

CIENCIAS HISTÓRICO-HERMENÉUTICAS.............................43


• UNIDAD IV......................................................................................49

FUNDAMENTOS EPISTEMÓLOGICOS DE LAS

CIENCIAS CRÍTICO-SOCIALES...............................................49

TEORÍA CRÍTICA DE LA EDUCACIÓN.................................. 51
• UNIDAD V.......................................................................................59

TEORÍA DE LA ACCIÓN COMUNICATIVA........................... 59

ALGUNOS ELEMENTOS DE LA TEORÍA DE LA

ACCIÓN COMUNICATIVA.......................................................60

LA PRAGMÁTICA UNIVERSAL...............................................60

.............................

UNIDAD VI……………………………………………………………62

PENSAMIENTO LATINOAMERICANO Y REGIONAL

• BIBLIOGRAFÍA.............................................................................71

PRESENTACIÓN



El texto contiene una serie de lecturas que permiten comprender los
aspectos más significativos en el debate contemporáneo sobre el conocimiento científico, para los cursos universitarios de investigación, a niveles de pregrado y postgrado.

Comienza con unas referencias, muy breves, a la filosofía de la modernidad y de la posmodernidad, que ubican a la epistemología como una reflexión eminentemente filosófica. Le sigue una exposición de la Teoría Crítica de la Ciencia, complementada con autores que profundizan esta propuesta.

Finalmente se presenta el cambio paradigmático de Habermas, de la Teoría Crítica a la Teoría de la Acción Comunicativa.

Finaliza con una invitación a construir un pensamiento que interprete la realidad de nuestra América.

OBJETIVOS GENERALES

- Reflexionar a partir de diversos elementos filosóficos y epistemológicos sobre la importancia de adquirir una mirada compleja del mundo para tener una comprensión más elaborada y holística de este, con el fin de formar un profesional consciente del contexto en que se desenvuelve y de su responsabilidad social con su profesión.

- Precisar la importancia de la filosofía en el quehacer científico a través de la reflexión epistemológica.

- Distinguir algunos elementos básicos entre la filosofía de la modernidad y la filosofía de la posmodernidad.

- Señalar los aspectos fundamentales de la teoría crítica de las ciencias (Escuela de Frankfurt).

- Precisar por qué la ciencia requiere de una epistemología para el desarrollo y la exposición de su trabajo investigativo.

- Señalar la problemática en torno a los diferentes conceptos de la ciencia.

- Precisar los distintos modelos de investigación y el tipo de interés presente en cada uno de ellos.

- Propiciar la discusión y la aplicación de los aspectos epistemológicos tratados en la fundamentación de los futuros proyectos de investigación.

- Precisar los aspectos fundamentales de la teoría de la acción comunicativa.

. Señalar algunas características del pensamiento Latinoamericano

IMPORTANCIA DE LA EPISTEMOLOGÍA



Por epistemología se entiende aquí una reflexión crítica sobre las
condiciones que hacen posible el conocimiento científico. En este sentido, un estudio como éste intenta resolver la necesidad de un espacio teórico-reflexivo que permita analizar la génesis, los presupuestos, las pretensiones de objetividad, la validez, y la finalidad del conocimiento. Sólo a partir de esta tematización, adquieren sentido el análisis de las estrategias investigativas mediante las cuales se diseña y se ejecuta un proyecto de investigación científica.

El interés por la formación investigativa de profesionales de diversas disciplinas del conocimiento, tiene sus raíces en la necesidad de encontrar soluciones conjuntas a muchos problemas que desbordan las posibilidades de cada profesional de forma aislada.

La investigación actual requiere recurrir a los conocimientos y métodos propios de varias disciplinas, y los esfuerzos mancomunados de los científicos especializados en las ciencias naturales y en las ciencias sociales.

Desde este punto de vista la investigación ha dejado de ser patrimonio de una persona, para convertirse en una herramienta indispensable por parte de las comunidades académicas, para construir las respuestas que demanda una realidad en constante cambio.

OBJETO DE LA EPISTEMOLOGÍA

La epistemología es un saber de naturaleza reflexiva que pretende aclarar los fundamentos del conocimiento científico. De ahí que se ubique dentro del área de la investigación en los currículos de los programas de pregrado y postgrado de las universidades.

La investigación científica tiene dos componentes: uno epistemológico y otro metodológico. En el primero, se tratan los elementos conceptuales, teóricos, y en el segundo los elementos instrumentales, sin reducirlos a este aspecto solamente.

La metodología es fundamentalmente una reflexión sobre el método, no es el paquete de muchos métodos, ni un manual de procedimientos únicamente. Es un interrogarse constantemente sobre los métodos. Esto significa que no es una actividad simplemente instrumental (lo cual se logra leyendo unos manuales sobre metodología), sino un planteamiento crítico sobre los métodos de investigación.

Lo anterior sugiere que un curso de metodología requiera uno de epistemología, porque los problemas de la investigación científica no son solo de tipo instrumental, son, además, problemas conceptuales. Es el sujeto epistémico quien define el método y produce conocimiento de la manera más “eficiente” posible, es decir: objetivo, válido, verdadero.

La epistemología es un saber filosófico que ha profundizado su objeto de estudio, (el conocimiento científico), a medida que comprende más sobre las ciencias, sobre la historia, la sociología, la sicología, y los aspectos lingüísticos y formales de esas ciencias.

“En alguna forma se podría decir que la epistemología comienza con la filosofía griega, y que los diálogos de Platón plantean ya muchos problemas sobre la epistemología actual. Pero, en ese tiempo, la “episteme”, “la ciencia”, se consideraba más como aquella parte de la filosofía que con más seguridad se deducía de los primeros principios, o sea precisamente aquello que hoy no consideramos científico.

Así mismo muchas reflexiones de Aristóteles, múltiples cuestiones tratadas por la escolástica medieval, en especial por Tomás de Aquino y por los nominalistas ingleses, podrían considerarse con alguna validez como epistemológicas. Pero de hecho no había aún en ese tiempo las ciencias naturales dignas de ese nombre, y por eso no puede asegurarse que se había pasado del ámbito de la gnoseología al de la epistemología propiamente tal. Aun las meditaciones de Descartes están todavía en el umbral de lo epistemológico. Es el surgimiento de la física newtoniana el que pone en marcha la reflexión propiamente epistemológica, que se ve retada a explicar el éxito de la mecánica racional, convertida en modelo ideal del saber moderno”1.

Sin embargo, es Kant quien aborda las preguntas propiamente epistemológicas. Su revolución copernicana en el conocimiento es una metáfora con que se alude al cambio radical de perspectiva que plantea. La revolución de Kant es similar a la que hizo Copérnico, quien supone que es el espectador el que gira en lugar de las estrellas.

Kant cree que solo podemos tener un verdadero conocimiento de las cosas -un conocimiento universal y necesario- si el objeto depende del pensamiento para ser conocido, y no a la inversa. Este planteamiento permite reconocer el papel activo del sujeto cognoscente en la investigación científica. Desde esta reflexión epistemológica se, considera que el conocimiento es un producto de la actividad humana y, por lo tanto no se descubre, se produce.

La epistemología como actividad crítica y reflexiva trata de aclarar preguntas y problemas que acompañan un proceso investigativo por lo menos en tres niveles:

1. GÉNESIS DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO. Trata de comprender cómo la producción del conocimiento científico tiene un origen ideológico.

2. LÓGICA DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO. La epistemología trata de aclarar los distintos procedimientos lógicos y metodológicos que caracterizan la investigación científica. En cuanto a las estructuras lógicas trata de fundamentar la objetividad, la validez y la “verdad” del conocimiento científico.

3. FINALIDAD DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO. Trata de reconocer cómo la investigación científica es formadora del ser humano hacia una vida mejor. En este sentido, la reflexión epistemológica está estrechamente ligada con lo ético y lo político.

UNIDAD I

LA MODERNIDAD: LA FILOSOFÍA Y EL

DESARROLLO DE LA CIENCIA
Objetivos

- Identificar las posiciones del racionalismo y el empirismo.

- Apreciar el valor del aporte kantiano al pensamiento filosófico.

- Identificar la estructura lógica del sistema de Hegel.

- Identificar los principios fundamentales de la concepción marxista de la realidad.

- Comprender los principios básicos del positivismo.

- Comprender los fundamentos de la fenomenología.

- Adquirir habilidad para el manejo de conceptos fundamentales de filosofía.

- Precisar los conceptos de paradigmas y revolución científica.

- Comprender los aspectos fundamentales de la teoría crítica de las ciencias.

- Distinguir algunos aspectos de la filosofía de la posmodernidad.

AUTOEVALUACION

Antes de emprender el desarrollo de la unidad I, le sugerimos resolver las preguntas enunciadas a continuación y las cuales orientaran la reflexión posterior.


  1. ¿Cuál es, a su juicio, la importancia de la epistemología para el proceso de formación de investigadores científicos en general e investigadores en pedagogía en particular?

  2. ¿Qué conocimientos epistemológicos ha construido a través de de su vida profesional?

  3. ¿En que consiste la revolución copernicana de Kant en el conocimiento?

  4. ¿Qué es el objetivismo en el conocimiento y cual es , a su juicio, la mejor manera de superarlo?

  5. ¿En que medida la experiencia cotidiana y la ideología condicionan la producción del conocimiento científico?

  6. Evalùe el aporte especifico que tiene la reflexión acerca de los intereses del conocimiento para el trabajo de investigación en ciencias naturales y en ciencias sociales?

UNIDAD I

LA MODERNIDAD: LA FILOSOFÍA Y EL

DESARROLLO DE LA CIENCIA
INTRODUCCIÓN

La ciencia y la filosofía modernas surgieron debido al cambio radical de perspectiva y sensibilidad que se origino en y a partir del renacimiento. Este cambio se manifestó, no solo, con importantes transformaciones artísticas, sino también con la modificación de las relaciones económicas basadas en la expansión del comercio.

El saber escolástico que fundamentó el desarrollo cultural de la Edad Media entró en crisis con la aparición de fenómenos como: el renacimiento, la reforma protestante, el descubrimiento de América, la creación del comercio mundial, el surgimiento del capitalismo, la ciencia experimental, entre otros.

La aceptación acrítica de la autoridad, el dogmatismo, la falta de observación y experimentación sistematizada, la especulación, la memorización, la generalización apresurada y el abuso en el uso de los silogismos características del método escolástico se convirtieron en su debilidad e imposibilitaron la fundamentación teórica del nuevo tipo de saber que surge entre los siglos XVI y XVII.

Los “sabios” del renacimiento produjeron cambios cruciales dentro del mundo del pensamiento y desarrollaron un nuevo método para adquirir conocimiento, a diferencia de los pensadores medievales, que se dedicaban generalmente a la lectura de textos tradicionales especialmente de San Agustín (354-430) y Santo Tomás (1225-1274). Los primeros científicos dieron importancia a la observación y a la elaboración de hipótesis para explicar los fenómenos de la realidad. Se empezó a observar los cuerpos celestes con una nueva actitud: descubrir las leyes y los principios que describen sus movimientos. El mundo dejó de verse como creación divina para convertirse en naturaleza que se rige por sus propias leyes.

Para hacer más exactas las observaciones se inventaron varios instrumentos científicos: el microscopio compuesto, se construyó en 1590. En 1608 se inventó el telescopio. El empleo de instrumentos e hipótesis permitió llegar a nuevos conocimientos.

Galileo (1564-1642) descubrió los satélites de Júpiter y Leeuwenhoek, los protozoos y las bacterias. Copérnico(1473-1543) formuló una nueva hipótesis sobre la rotación de la tierra alrededor del sol; Harvey descubrió la circulación de la sangre. Gilbert escribió una obra importante sobre el magneto y Boyle formuló su famosa ley sobre la relación entre la temperatura, el volumen y la presión de los gases. Newton (1642-1727) y Leibniz (1646-1716) contribuyeron al progreso de la matemática que junto con el método de la observación pasaron a partir de esa época a ser los aspectos distintivos de la ciencia moderna.

Pero la ciencia requería una fundamentación filosófica y con ese propósito surgen el empirismo y el racionalismo cuyas reflexiones inician los planteamientos de la filosofía moderna sobre la ciencia. Recorrer este camino significa acercarse a filósofos clásicos como Descartes, Hume, Kant, Hegel, Marx, Comte, Husserl, autores indispensables para reflexionar sobre la ciencia moderna y que, además, dan bases para comprender la perspectiva de la teoría crítica de la ciencia.

DESCARTES
UNA APROXIMACIÓN A SU PROPUESTA METODOLÓGICA
La desconfianza en el método escolástico, los ataques del humanismo renacentista contra la filosofía aristotélica, la reforma protestante; la aparición de una ciencia de nuevo tipo...muestran una sociedad y unos tiempos que han perdido sus bases conceptuales y han caído en el escepticismo. De ahí que las nuevas propuestas para conocer la realidad tengan una importancia que transciende su época y sus creadores. Descartes (1596-1650) es uno de esos innovadores.

Descartes acomete la crítica de esa situación y como filósofo, dirige sus dardos contra el método escolástico. En su famoso discurso pone en cuestión todas las ciencias y las seudo-ciencias. Entre ellas la misma filosofía, la lógica y la matemática. Pero es indudable que no se queda ahí. Critica el conocimiento existente, pero busca el verdadero. Su duda es solo un recurso previo, no caracteriza en esencia sus ideas, no es sino un método para establecer la verdad.

En su método, (evidencia, análisis, síntesis, prueba), es importante destacar el primer paso, es decir, el considerar solo como verdadero lo claro y distinto para la razón. Esta idea debilita un modo de concebir la verdad a partir de la construcción de silogismos y el principio de autoridad, y abre la posibilidad de la autonomía del sujeto como constructor de verdad trasladando el problema del conocimiento a un plano diferente.

A partir del autor citado el hombre debe examinar su potencialidad para captar la realidad. Ya no habrá nada pre-determinado, nada definitivamente legitimado, la realidad del hombre y del mundo se convierte en un asunto público, entregado a su propia responsabilidad.

A pesar de que en Descartes persisten algunos elementos de la metafísica tradicional como Dios y el alma, lo importante es que contrapone al método tradicional de autoridad, propio de la escolástica, el planteamiento de que todos los hombres poseen virtualmente la capacidad para comprender por su propia razón, éstos y otros asuntos.

Con dichos planteamientos, Descartes comienza a minar las bases de la legitimidad del orden establecido y fundamentado en la interpretación trascendental o religiosa del mundo y la sociedad. Su desconfianza frente a los sentidos es sacrílega, constituye una denuncia del abuso de la religión en la interpretación de la realidad de los hombres, ya no es evidente que el mundo sigue un orden natural fundamentado en el telos aristotélico.

De lo expuesto anteriormente se puede concluir que con Descartes se inicia la sociedad moderna, en la cual la razón humana se desarrolla públicamente. Con ella y en ella, la sociedad se observa a sí misma, se constata y se vigila.
PIENSO LUEGO EXISTO”
“...y viendo que esta verdad: pienso luego existo era tan firme y tan segura que nadie podría quebrantar su evidencia, la recibí sin escrúpulo alguno como el primer principio de la filosofía que buscaba” 2.

Descartes llega a esta frase, pilar de su filosofía, como producto de su método. Plantea que ni los datos de las sensaciones, ni el fruto de su pensamiento ofrecen un saber verdadero. Las ilusiones de los sentidos hacen dudoso el testimonio de las sensaciones, como los errores del razonar hacen dudosas las conclusiones de la razón. Por consiguiente hay que empezar por una duda radical de todo.

Sin embargo, para Descartes, por general que esa duda sea, hay algo en el proceso del conocer que no es posible dudar de manera alguna. Critica el conocimiento existente, pero busca el verdadero conocimiento. Su duda es sólo un recurso previo, no caracteriza esencialmente su filosofía, no es sino un método para conocer la verdad.

Su ideal era llegar a un sistema de pensamiento cuyos diferentes principios fueran verdaderos y estuvieran relacionados mutuamente de manera tan clara que permitiera a la mente pasar con facilidad de un principio a nuevos conocimientos.

Es en la matemática que descubre algo fundamental sobre el funcionamiento de la mente humana. Le interesa específicamente la capacidad de la mente para aprender directa y claramente ciertas verdades básicas. El razonamiento matemático muestra que el hombre es capaz de descubrir lo que no conoce, partiendo de manera ordenada de lo que conoce. Si es posible descubrir los valores matemáticos de ciertos términos (como los grados de un ángulo) partiendo del conocimiento de otros términos (por ejemplo, la longitud de los lados y los grados de otros ángulos del triángulo). ¿Por qué no utilizar el mismo razonamiento en otros terrenos, entre ellos la filosofía?

Descartes estaba convencido de la posibilidad de hacerlo ya que para él este método (el matemático) contenía los rudimentos primarios de la razón, de donde podían extraerse “las verdades de cualquier campo que fuera”. Para él todas las ciencias no son sino diferentes modos de utilizar la misma facultades de razonamiento y el mismo método. En todos los casos se trata de emplear ordenadamente la intuición y la deducción.

Para Descartes, como antes se indica, la duda es un recurso previo para establecer la verdad. Pero la duda se detiene ante el hecho de que la duda existe. Se puede dudar de la existencia de todo menos de que la duda existe. Ahora bien, la duda es un acto de pensar. Por cuanto uno duda uno piensa. Por ello la existencia de la duda, plantea Descartes, muestra de modo cierto la existencia del pensamiento. Es posible que un genio maligno lo esté engañando, que le haga creer que tenga cuerpo cuando en realidad no lo tiene. Pero, continúa, el genio maligno no puede estar engañando algo que no existe, luego: ¡el existe!.

La proposición cogito ergo sum, esto es, pienso luego existo, constituye la base sobre la que se puede erigir el edificio de la verdad. Descartes no piensa que el pensar engendra el ser, sino que cree que la existencia del pensamiento es más indudable y cierta que la existencia del cuerpo. Es una frase de tipo gnoseológico, no ontológico, es decir, no muestra el pensar como característica del ser sino como característica del conocimiento del ser.

EMPIRISMO
EL INNATISMO DE LAS IDEAS: UN PUNTO DE DIVERGENCIA ENTRE LOCKE Y LEIBNIZ
Después de la escolástica medieval surgen propuestas gnoseológicas de nuevo tipo. Bacon (1561-1626) y Descartes señalan rupturas importantes que dan lugar a seguidores como Locke (1632-1704) y Leibniz (1646-1716) respectivamente, que controvierten en ciertas cuestiones a sus maestros y, además continúan la polémica del racionalismo y el empirismo.

El propósito de esta parte es referirnos a un solo aspecto de dicha controversia: el innatismo de las ideas. Inaceptables para Locke y aceptado de una manera peculiar para Leibniz.

El combate contra la escolástica iniciando por Galileo, Bacon y Hobbes destacó a primer plano, como ya se ha indicado, la cuestión del método del conocimiento, tema al cual dedica Locke su obra principal: “Ensayo sobre el entendimiento humano”.

El tratado de Locke comienza con una crítica a la doctrina cartesiana de las ideas innatas, (el pensamiento de Dios, los principios lógicos, el concepto de substancia y de causa, de extensión y de número), y establece que en la mente del hombre no hay tales ideas. El punto de partida del autor citado consiste: primero, en negar que en nuestra alma haya alguna idea innata; segundo, en preguntarse:¿ cuál es el origen de las ideas? Si no hay en el alma ninguna idea innata; si el alma es semejante a una “tábula rasa” en la cual nada está escrito y todo viene a ser escrito posteriormente por la experiencia; si no hay ideas innatas el problema que se plantea es el de cúal sea el origen de las ideas.

Locke distingue la experiencia externa y la experiencia interna y a tono con ello señala dos fuentes de experiencia (empíricas) de nuestras ideas: la primera de sensación; la segunda de reflexión.

Las ideas de la sensación surgen mediante la acción sobre nuestro sentido de las cosas que se encuentran fuera de nosotros. Las ideas de reflexión surgen cuando nuestra mente examina los estados internos y la actividad del espíritu. Las ideas adquiridas por ambos canales –de sensación y de reflexión- no son más que el material para el conocimiento, pero no el conocimiento mismo. Para lograr éste es necesario someter ese material a cierta reelaboración.

Locke expone en su ensayo, los anteriores planteamientos, que a pesar de las concesiones al racionalismo, se ha considerado un texto propagador de las ideas empiristas.

Leibniz resuelve oponer a Locke su propia doctrina, para lo cual escribe el: “Nuevo ensayo sobre el entendimiento humano”, en el que expone ideas lockianas y critica consecutivamente las fundamentales de ellas. Acepta de Locke el origen experimental del conocimiento, menos de las verdades generales y necesarias que tendrían fuente apriorística en el entendimiento mismo.

En su gnoseología trata Leibniz de superar los fallos del empirismo, así como la forma cartesiana del racionalismo. Acepta la proposición de la teoría empírica del conocimiento, según la cual para éste son imprescindibles los sentidos, y está de acuerdo con los filósofos que sostienen que nada hay en el intelecto que no estuviera antes en las sensaciones. Pero la experiencia y las sensaciones no pueden aclarar lo principal en el conocimiento: la necesidad y la universalidad de ciertas verdades. Ni la generalización de los datos de la experiencia, ni la inducción pueden ser la fuente de esas verdades. La universalidad y la necesidad son patrimonio del intelecto y no de los sentidos. Por ello, de acuerdo con la célebre fórmula del empirismo, afirma que nada hay en el intelecto que no estuviera en las sensaciones, pero agrega que ello rige para todo “salvo para el intelecto mismo”.

En contra de Descartes, Leibniz admite la existencia de ciertas ideas innatas, pero rechaza la forma exageradamente racionalista de ésta proposición. No piensa que las ideas innatas han sido insertas en nuestro intelecto en forma cabal y desde toda la eternidad, sino que son predisposiciones del intelecto, posibilidades que aún hay que realizar, por ello, según Leibniz, la mente humana no se parece a una “tábula rasa”, sino más bien a un bloque de mármol cuyas vetas perfilan una figura que el escultor podrá alumbrar.


Como última posibilidad el innatismo significa ideas que todos los hombres poseen necesarias y universalmente. Por ello, el innatismo es parte central de la polémica entre racionalismo y empirismo. Refiriéndose al sistema de Locke, Leibniz, plantea con razón: “El suyo tiene más afinidad con el de Aristóteles y el mío con el de Platón... Las diferencias que nos separan no son en verdad de poca monta. Se trata de averiguar si, como piensa Aristóteles y el autor del tratado, el alma está absolutamente vacía como un papel en el cual no se ha escrito nada (tabula rasa), y de si todo lo que en ella se graba procede de los sentidos y de la experiencia, o si, por el contrario, el alma contiene originariamente las razones iniciales de diferentes conceptos y doctrinas, que solo con ocasión de los objetos exteriores se despiertan como yo lo creo, con Platón y los escolásticos” 3.
El innatismo que elabora Leibniz es potencial. Posibilidades de aprehender el mundo, de pensarlo en determinada forma. La misma capacidad de conocerlo estaría prestándose a ser algo innato, pues el hombre sabe el mundo de determinada manera. “En éste sentido, las ideas y las verdades son innatas en nosotros como inclinaciones, disposiciones o facultades naturales; pero no como actividades, si bien dichas facultades van siempre acompañadas de ciertas y correspondientes actividades imperceptibles” 4.
KANT

  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal