Plano ágora



Descargar 215 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión06.04.2017
Tamaño215 Kb.
  1   2
La HELIEA era el gran tribunal judicial de Atenas.Fué el lugar en donde se juzgó a Sócrates. Conocía de todos los asuntos que no fueran de homicidio ni implicaran delitos de los funcionarios del estado (estos eran enjuiciados por la Bulé). Los delitos muy graves contra el Estado los juzgaba la Asamblea popular. En cuanto al homicidio, la principal audiencia criminal era el Areópago, ante el que comparecían los acusados de homicidio premeditado (consumado o no), así como los de incendio provocado que pusiera en peligro vidas. El Areópago estaba facultado para imponer la pena de muerte por asesinato, o el destierro con confiscación de bienes en los casos de delitos menores.

Plano ágora


El Pécile ocupaba una ubicación privilegiada en el linde septentrional del ágora, orientado a la Vía Panatenaica y a la Acrópolis. Brindaba protección contra el viento norte y el sol de mediodía en verano, y recogía la mayor parte del sol invernal. Se erigió al poco tiempo de la retirada de los persas. Tenía por fachada una columnata dórica simple, mientras que en su interior una fila de columnas jónicas soportaban la cubierta. Este soportal debe su nombre (poikile significa pintado) a la serie de obras colgadas en las paredes,ejecutadas sobre grandes paneles de madera por los tres grandes pintores atenienses del momento, Polignoto, Micón y Paneno. Representaban los principales hechos de armas de Atenas.

Plano ágora


Estoa de Zeus. Unos 40 años despues de la construcción del Pécile se construye en el ágora otra Estoa dedicada, en este caso, a Zeus Eleuterio (defensor de la libertad y la integridad del pueblo) y que estaba situada al lado de la Estoa real.

Plano ágora


Las Estoas (En este caso se trata de la Estoa sur) formaban una parte esencial del ágora ateniense. Bajo sus soportales, y, trás sus columnatas, se reunían los amigos a conversar, se cerraban tratos comerciales y se transmitían ideas filosóficas. No se puede olvidar que el nombre de los estoicos provenía precisamente de ahí.

Plano ágora


Las Estoas (En este caso se trata de la Estoa Real) formaban una parte esencial del ágora ateniense. Bajo sus soportales, y, trás sus columnatas se reunían los amigos a conversar, se cerraban tratos comerciales y se transmitían ideas filosóficas. No se puede olvidar que el nombre de los estoicos provenía precisamente de ahí.

Plano ágora


El Templo de Hefesto, situado en la colina Kolonos Agoraios, dominaba los principales edificios públicos del ágora ateniense.

Plano ágora


La colina Kolonos Agoraios era algo más baja que la Acrópolis y estába situada al oeste del ágora. En ella se encontraba situada el Templo de Hefesto.

Plano ágora



El altar de los 12 dioses se encontraba situado en el recinto situado delante de la Estoa de Zeus y la Estoa real. La Vía Panatenaica pasaba junto a ellos hacia las puertas del Dipilon y Sacra.
El Monumento de los Heróes Epónimos fue erigido en honor de los heróes que dieron su nombre a las diez tribus establecidas por Clístenes en el 508-7 antes de Cristo. En la base del monumento, bajo el heróe correspondiende, se colocaban avisos destinados a los miembros de esa tribu. Tambien se ponían anuncios de carácter más general. El Monumento se encontraba enfrente a la Heliea.
Aunque los tribunales principales de Atenas eran la Heliea, la Asamblea popular y el Consejo del Areópago, existían otros muchos TRIBUNALES. Por ejemplo, en el Paladion se juzgaba el homicidio involuntario. La pena máxima que podía imponer este tribunal era el destierro. Tambien existía un tribunal que procesaba a ciudadanos que, encontrándose en el exilio por haber cometido un homicidio involuntario, cometían un asesinato en primer grado. El juicio se celebraba junto al mar; el acusado se defendía desde una barca. Existía tambien un tribunal religioso que se reunía en el exterior del Pritaneo. Se encargaba de purificar al Estado por delitos cometidos en la ciudad por autores desconocidos. Lo prisidía el arconte-rey y la sentencia condenatoria recaía sobre un animal, o sobre el objeto causante de la muerte, y lo arrojaban al exilio.
El ÁGORA ateniense era el centro político, comercial y judicial de Atenas. Aquí estaban los puestos de los comerciantes, pero tambien los edificios públicos y los tribunales. Tambien era la sede de las Stoas o soportales, lugares de reunión y discusión filosófica. En las guerras contra los persas éstos destruyeron casi la mayor parte de los edificios del agora. Pero tales edificios eran esenciales para los atenienses, de ahí que comenzaran su restauración. Así, por ejemplo, el Buleterion (boulé), que era la sede en se reunía el Consejo de los 500 fue reparado inmediatamente y funcionó durante 60 años, hasta que se construyó uno nuevo. Tambien se restauró la Estoa real, en la esquina noroeste del ágora. Lo mismo se hizo con el gran tribunal popular (Heliea) situado al lado de la Stoa Sur y con la Ennea Krounos (fuente de los 9 caños). Pero tambien se construyeron edificios nuevos, como sucedió con el Pécile que acabaría por convertirse en la Estoa más famosa. Todavía 40 años más tarde se construiría la Stoa dedicada al Zeus Eleuterio.

La Acrópolis de Atenas



El Partenón es un templo dórico dedicado a Atenea Parthenos, diosa griega de la sabiduría, situado en el lugar más destacado de la Acrópolis de Atenas. Se construyó en el siglo V antes de Cristo, a partir de los proyectos de los arquitectos Ictinos y Calícrates, aunque su concepción suele relacionarse con el escultor Fidias. Los especialistas consideran que el Partenón es uno de los edificios más importantes de la historia y la obra culminante de la arquitectura griega.El arte giego había heredado mucho de civilizaciones anteriores, especialmente de Egipto, y su evolución coincidió con el cambiante espíritu de cada época. En la edad de oro de Atenas alcanzó tan elevado grado de perfección que desde entonces el mundo lo ha considerado como paradigma y lo ha calificado como clásico.asta levantar la mirada desde cualquier punto de Atenas para ver la majestuosidad de la Acrópolis. El Partenón y sus monumentos recuerdan la grandeza de un pueblo que irradió su cultura por todo el mundo occidental.

Acrópolis (Akropolis): En las ciudades antiguas, recinto fortificado en un lugar elevado, refugio de la población en caso de peligro y en el que, generalmente, se hallaban los santuarios de las divinidades protectoras de la ciudad. En griego significa "ciudad santa". Entre las más famosas, cuyos restos se conservan, cabe citar la de Pérgamo, magnífico ejemplar helenístico (siglo III a. C.) y, sobre todo, la de Atenas. en la colina donde ésta se asienta, quedan vestigios prehelénicos y de la acrópolis arcaica de los siglos VII-VI a. C., como el templo de Hecatómpedon. Arrasada por las guerra Médicas, Pericles decidió su reconstrucción (segunda mitad del siglo V a. C.), que dirigió Fidias con la colaboración de numerosos arquitectos y escultores. Así se alzaron el Partenón, obra cumbre del arte griego (dórico), el Erecteión (Jónico), el pequeño y armonioso templo de Niké Áptera (jónico) y los Propileos, especie de pórticos unidos (dórico el exterior y jónico e interior). A los pies de la Acrópolis, en tiempos helenísticos y romanos, fueron levantados, aprovechando las condiciones naturales del terreno y con decoración arquitectónica fija, los teatros de Dioniso, epidauro y Megalópolis. También el odeón (teatro destinado a audiciones musicales) de Herodes Ático. La ocupación turca causó estragos irreparables. Con ocasión de las luchas por la independencia griega, Lord Elgin la despojó de la mayor parte de sus relieves, que hoy se exhiben en el British Museum de Londres. Desde finales del siglo XIX se llevan a cabo campañas de excavación y restauración de la acrópolis ateteniense, que han logrado rescatar el más admirable conjunto artístico de la Grecia clásica.

Atenas: Ciudad de la antigua Grecia, capital del actual nomo de Ática y, desde 1835, de la Grecia independiente. La Gran Atenas tiene unos 5 millones de habitantes. Centro administrativo, fabril e intelectual. Universidad.

Atenas fue durante la antigüedad un foco principalísimo de las ciencias y las artes. Alcanzó su máximo esplendor en el siglo V a. C., época en que dominaba todo el Mediterráneo. Sucumbió a la dominación romana (146 a. C.) y posteriormente fue conquistada por los godos, los hérulos y Alarico (396). Los almogávares la integraron en la Corona de Aragón, para volver a dominio bizantino en 1838. Perteneció al imperio turco desde 1458.

Cáucaso: Sistema montañoso que se extiende de SE. a NO. entre el mar Caspio y el mar Negro. Es una de las cordilleras mayores del mundo y forma el límite tradicional entre Europa y Asia. Es de origen terciario y está compuesta por granitos, esquistos y gneis. El núcleo central o Gran Cáucaso, comprendido entre Bakú y Sotchi, tiene una longitud de 1000 km. y en él se hallan los puntos culminantes del sistema, en los antiguos volcanes de Elbruz, con 5633 m. y el kazabek, con 5043 m. El Pequeño Cáucaso, paralelo al anterior y separado por el valle del Jura, alcanza su altitud máxima de 4095 m. en el Alaghez. El subsuelo es rico en minerales, petróleo, hierro, manganeso, bauxita, plomo, cinc y plata. Abundan los bosques. La región está poblada por antiguas comunidades integradas por tipos étnicos característicos, que han perdurado hasta hoy pegados a sus ancestrales costumbres. Queda comprendido en su totalidad dentro de la antigua URSS.

Creta: Isla griega del Mediterráneo, situada al sur del Peloponeso y del mar de Creta. Extensión: 8.331 km.2; población: 502.165 hab. aprox. Capital, Jania (La Canea) Cereales, vid, olivo, agrios, tabaco; ganado ovino y cabrío; industria alimentaria; fabricación de alfombras.

En esta isla se desarrollaron, muchos siglos antes de Cxristo, importantísimas culturas que la arqueología moderna ha ido descubriendo. hacia el segundo milenio se originó la cultura minoica, cuyo foco fue Knosos; los cretenses ejercieron la talasocracia (supremacía marítima o poderío naval de un Estado sobre los restantes) en todo el Mediterráneo hasta que, en el 1400 a. C., llegaron a la isla los aqueos. Posteriormente fue provincia del Imperio romano, sarracena, bizantina y veneciana. En 1645-1669 fue reconquistada por los turcos, hasta que en 1908 la isla declaró su anexión a Grecia. La antigua historia de Creta es aún poco conocida, pero lo suficiente como para percatarse de la considerable importancia que tuvo. Durante mucho tiempo los escritos conservados no habían podido ser descifrados, fue a partir de 1953 y gracias a los trabajos de Ventris cuando el alfabeto cretense más reciente pudo interpretarse.

Arte: Del 4000 al 1200 a. C. se desarrolló la cultura cretense o minoica. Entre 2000 y 1700 a. C. se edificaron los palacios de Cnosos, Faistos y Mallia, y se configuró la cerámica Kamares. Entre 1700-1400 a. C. se crean los palacetes de Hagia Triada y el de Gournia, y la pintura al fresco alcanza su máximo esplendor. A partir del 1400 a. C. entra en una fase de deecadencia hasta ser absorbida por Micenas.

Delfos: Antigua ciudad de Grecia, emplazamiento del famoso oráculo del dios Apolo, situada en la ladera suroccidental del monte Parnaso, en la región de Fócida, a 9,5 km del golfo de Corinto. Considerada por los antiguos griegos el centro de la tierra, Delfos fue sede del oráculo de la diosa de la tierra Gaya. Según la leyenda, Apolo derrotó a la monstruosa serpiente Pitón, que custodiaba a Gaya y la expulsó del santuario, el cual después compartió con el dios Dionisio. Los sacerdotes délficos desarrollaron un complicado ritual, centrado en la sacerdotisa principal llamada Pitia. Sus manifestaciones eran consideradas las palabras de Apolo y el oráculo era consultado tanto por ciudadanos particulares como por oficiales públicos. El camino sagrado al templo estaba alineado con ricas casas construidas con las ofrendas dadas por las ciudades estado griegas.

La ciudad de Delfos, que en un principio era una dependencia de la ciudad focense de Crisa, más tarde se unió a la Anfictionía, que tenía como uno de sus objetivos proteger el templo de Apolo en Delfos, el cual patrocinó los juegos píticos (de Pitia). Cuando Fócida exigió tributo a los peregrinos del oráculo, la Liga Anfictiónica destruyó Crisa en la primera Guerra Sagrada (595 a.C.). En el 480 a.C. fracasó un ataque persa a Delfos debido a un terremoto atribuido a Apolo. Los focenses (habitantes de Fócida), que se habían apoderado de nuevo de Delfos y de sus tesoros en el 356 a.C., fueron derrotados en el 346 a.C. por el rey Filipo II de Macedonia en la tercera Guerra Sagrada. Hacia finales de ese mismo siglo, la Liga Etolia controló Delfos. La riqueza de la ciudad la convirtió en objetivo de sucesivos ataques, incluida la incursión de los celtas el 279 a.C. Tras la conquista romana de Grecia y sobre todo con la expansión del cristianismo, Delfos decayó. La mayoría de su arte y tesoros fueron confiscados por los romanos, en particular por el emperador Nerón, quien se llevó 500 estatuas. Sin embargo, el oráculo continuó hasta el 390 d.C., año en que lo cerró el emperador Teodosio I. La ciudad fue finalmente ocupada por la ciudad de Kastri. En 1891 Kastri fue trasladada, el enclave recibió el nombre de Dhirfis (Delfos) y en 1892 comenzaron las excavaciones del emplazamiento. Los descubrimientos incluyen templos, el gran altar, un estadio, los muros de la antigua ciudad y edificios considerados ofrendas con inscripciones de himnos a Apolo. El emplazamiento contiene más de cuatro mil inscripciones que proporcionan una valiosa información sobre la antigua Grecia.

Delos: Grupo del archipiélago griego de las cícladas en el mar Egeo. Los forman dos islas: Delos Megalé de 17 km.2 y Delos Mikra, de 5 km.2. La mitología griega situó en Delos Mikra el nacimiento de Apolo y de Artemisa, por lo que la isla se convirtió en uno de los principales lugares de culto de ambas divinidades. En su honor, todos los años, al acercarse la primavera, tenían lugar grandes fiestas, que congregaban a numerosos peregrinos venidos, principalmente, de ls ciudades jonias. Desde 477 a. C. fue sede de la confederación promovida por Atenas, cuyo tesoro custodió hasta 454 a. C. (V CONFEDERACIÓN ATENIENSE o LIGA DE DELOS). Ese mismo año hubo de someterse a la soberanía de Atenas, de la que no logró liberarse hasta 314 a. C. Algún tiempo después, gracias a un activo comercio con todos los países ribereños del Mediterráneo, se abrió para ella un largo periodo de esplendor. En 166 a. C. Roma la conquistó, para cederla poco más tarde a Atenas, a condición de que hiciese franco su puerto. Desde esos años hasta las primeras décadas del siglo I a. C. canalizó buena parte del tráfico de esclavos entre Oriente e Italia. Durante la primera guerra entre Roma y Mitrídates VI del Ponto (88-85 a. C.) los saqueos y destrucciones infligidos a la isla por los dos bandos en contienda pusieron fin a su prosperidad.

Tiene un inmenso conjunto de ruinas: santuarios, gimnasio, estadio, palestras y ágoras. Restos del templo de Apolo, de Artemisa y del santuario de los Toros. En el monte cinto se hallan los restos del santuario de Serapis, de los Cabiros, de Hera y en la misma cumbre las ruinas de los templos de Zeus y de Atenea. Alrededor del teatro existen algunas casas pavimentadas con mosaicos, modelos de viviendas de la época helenística. El Museo de Atenas conserva numerosas obras de arte procedentes de Delos: estatuas femeninas y masculinas, como la Artemisa de Nikandré, la Niké alada de Arquermo y la copia del Diadúmeno.

Esparta: Ciudad de Grecia, capital del nomo (departamento) de Laconia, unos 13000 habitantes. Ciudad estado de la antigua Grecia, en el Peloponeso. Era la ciudad más importante del Peloponeso durante la antigüedad, situada en la orilla derecha del río Eurotas, a 32,5 km. del mar, en las laderas del monte Taigeto.

La antigua ciudad, incluso en sus días más prósperos, sólo era un grupo de cinco pueblos con casas simples y algunos edificios públicos. Los pasos que conducían al valle del Eurotas se defendían con facilidad y Esparta no tuvo murallas hasta finales del siglo IV a.C. Los habitantes de Esparta estaban divididos en ilotas (esclavos), quienes realizaban todos los trabajos agrícolas; periecos, una clase sometida de hombres libres pero sin derechos políticos, que principalmente eran comerciantes; y los ciudadanos espartanos (homoioi o iguales), la clase gobernante política y militar, descendientes de los dorios que invadieron la zona en el 1100 a.C.

La base de la grandeza espartana se atribuyó a la legislación de Licurgo, pero lo más probable es que fuera resultado de las reformas introducidas hacia el 600 a.C. En el siglo VII a.C., la vida en Esparta era similar a la de otras ciudades griegas, florecieron el arte y la lírica. Desde el siglo VI a.C. en adelante los espartanos acrecentaron su austeridad y rigidez militar, de forma que toda su disciplina estaba dirigida a la guerra. Así, no se permitía que un niño con defectos físicos sobreviviera; los niños comenzaban su instrucción militar a la edad de siete años y entraban en filas a los veinte. Aunque podían casarse, estaban obligados a vivir en los cuarteles hasta los treinta años; desde los veinte años hasta los sesenta, todos los espartanos tenían que servir como hoplitas (soldados de a pie) y comer en la fiditia (comedor público).

Las primeras luchas de Esparta fueron contra Mesenia, en el suroeste del Peloponeso, y Argos, una ciudad localizada en el noreste de dicha península. La primera guerra contra Mesenia terminó hacia el 668 a.C. con la derrota de los dorios, la mayoría de los cuales fueron reducidos a la calidad de ilotas. Por lo general, vencieron a los descendientes de los aqueos y a los dorios de Argos en las guerras que mantuvieron con ellos. Con su disciplina severa, se convirtieron en una nación de guerreros decididos y osados, capaces de un patriotismo abnegado, como demostraron los 300 héroes de las Termópilas, cuando en ese desfiladero perecieron las tropas del rey espartano Leónidas I enfrentadas a los persas (480 a.C.), pero incapaces de adoptar un programa político y económico sensato, debido a la peculiar configuración autoritaria y poco representativa de la sociedad y el poder político espartano, todo ello agravado por el siempre presente enfrentamiento con las sucesivas revueltas de los ilotas.

La guerra del Peloponeso, iniciada en el 431 a.C., transformó la rivalidad latente entre Atenas y Esparta en conflicto abierto. La derrota de Atenas en el 404 a.C., condujo a la consolidación de la hegemonía espartana sobre los estados griegos, pero los ejércitos de Tebas, a las órdenes de Epaminondas, privaron en el 371 a.C. a Esparta de su poder y de sus adquisiciones territoriales, reduciendo su territorio a las fronteras originales. Más tarde, Esparta se convirtió en parte de la provincia romana de Acaya y parece ser que prosperó durante los primeros siglos del Imperio romano. Los visigodos, dirigidos por su rey Alarico I, destruyeron la ciudad en el 396 d.C.

Estige: La Estige es un río del mundo subterráneo; según Hesíodo, fue hija del Océano y Tetis. En la Gigantomaquia, Estige junto con sus hijos (Zelos, Niqui, Cratos y Bia) ayudaron a los dioses del Olimpo y especialmente a Zeus para conseguir la victoria.

Por esta ayuda inestimable fue recompensada por Zeus con el honor de que los dioses prestasen juramento en su nombre. Es más, cuando un dios iba a prestar juramento por las aguas de Estige, Zeus mandaba a Iris que trajera del río del mismo nombre un cántaro lleno de aquellas aguas sagradas hasta el mismísimo Olimpo. Estige es también el nombre de una fuente en Arcadia, que tiene muchas cualidades benéficas.

Gortina: Antigua ciudad de Creta situada en la llanura de Messara. Las excavaciones han proporcionado abundantes ruinas de teatros, ninfeos, termas y templos.

Grecia (Ellas): Este de europa meridional; República parlamentaria; situada entre Albania, ex-Yugoslavia, Bulgaria y Turquía. Bañado por el mar Jónico al oeste, por el Mediterráneo al Sur y por el mar Egeo al Este. Comprende un sector de la península Balcánica, la gran isla de Creta, las islas Jónicas (Corfú, Cefalonia, Zante) y las islas del mar Egeo (cíclada y Esóradas).

Es un país muy montañoso, destaca entre sus alineaciones la cordillera del Pinto (altura máxima Smolikas, 2637 m.), que se prolonga al Sur con las cadenas del peloponeso. Ríos cortos y torrenciales. Clima mediterráneo, costas muy recortadas.

País en vías de desarrollo, tiene un 34% de su población activa empleada en la agricultura. El capítulo ganadero se resiente del desequilibrio entre el ganado vacuno y unas cabañas ovina y caprina mucho más nutridas. Un aprovechamiento forestal es el de la resina. La pesca constituye una riqueza importante. Del subsuelo se extrae una gama de productos variados (lignito, hierro y piritas, cinc, plomo, bauxita, etc.). La industria, poco desarrollada, se basa en los ramos textil, de cuero y alimentario. En los últimos años han surgido grandes plantas siderometalúrgicas, químicas y refinadoras del petróleo.

Hay minorías búlgaras, macedonias, turcas y armenias. Los griegos propiamente dichos representan alrededor del 97 %. Lengua: el griego. Religión: cristiana ortodoxa, grupos musulmanes (la minoría búlgara). Capital: Atenas. Ciudades importantes: Salónica, Patrás, Candia, Larisa. Población: 10.451.000 Superficie: 131.944 Km2.

Historia Antigua: Los primeros vestigios prehistóricos remontan al peleolítico. La esplendorosa civilización helénica, que puso los cimientos de la occidental, estuvo precedida por la cicládica, en las islas del Egeo, la cretense o minoica en Creta y la micénica en la parte continental (invasión de los aqueos, s. XV a. C.). A mediados del siglo XII a. C., tuvieron lugar las invasiones dorias. El país se fraccionó en ciudades-estado utónomas e independientes (polis -polis), cuya evoluciòn reflejó las cambiantes relaciones de fuerza entre los grupos sociales. Pronto despuntaron Atenas, donde triunfó desde el siglo VI a. C. la democracia, y Esparta, militarista y oligárquica. Estas polis griegas olvidaron sus diferencias para hacer frente en el siglo V a. C. a un enemigo común, los persas, en las guerras médicas. Tras ellas, Atenas se convirtió a dirección de Pericles en el centro intelectual y político del mundo helenico. El inevitable conflicto hegemónico con Esparta se dirimió en la guerra del Peloponeso (431-104 a. C.), resuelta a favor de los espartanos. Pero contra ellos se levantó poco después un movimiento dirigido por Tebas, ciudad que pese a sus exitos militares no supo consolidar tampoco su primacía. En el siglo IV a. C. la polis clásica se derrumbó y Grecia cayó bajo la dominación de la monarquía macedónica. Las conquistas de Alejandro Magno expandieron el helenismo hasta los confines del antiguo imperio persa (en el Indo) y en Egipto. En el año 146 a. C. el territorio griego pasó a poder de Roma, y cuando el imperio romano quedó dividido, se le incluyó en el ámbito de Bizancio.

Arte y literatura antiguas: A las civilizaciones prehelínicas (cretense, micénica) siguió una decadencia artística larga de unos tres siglos, hasta la aparición del estilo geomético (900-750 a. C.), considerado como el inicio del período arcaico (900-480 a. C.). La arquitectura se afianzó a partir del siglo VII a. C. con el florecimiento del estilo dórico y posteriormente del jónico. Un tercer estilo, el corintio, se afirmó en el período llamado clásico (480-323 a. C.). Se levantaron entonces grandes edificios civiles (teatros, palestras), pero sobresaliendo ante todo la consturcción del Partenón ateniense, célebre por su friso, y el Pórtico de las Cariátides. la escultura rompió el esquematismo anterior y alcanzó la armonia perfecta entre las distintas proporciones del cuerpo humano. En la pléyade de artistas destacaron Fidias, Mirón y Plicleto, los dos exaltadores del desnudo femenino, Prasíteles y Escopas, y los pintores Apeles y Lisipo. El período helenístico (323-30 a. C.) representó la consolidación de las conquistas artísticas anteriores, con un denominador común de eclecticismo. La primera obra maestra literaria de la Grecia clásica es la de Homero (siglo VIII a. C.), el cual suscitó numerosos epígonos con los poemas épicos de la Ilíada y la Odisea. En la poesía religiosa destacaron hesíodo, Calímaco y Píndaro; en la lírica, Safo. El gran género literario fue la tragedia, llevada a sus cimas por Esquilo, Sófocles y Eurípides. La comedia culminó con Aristófanes y, ya en el período helenístico, con Menandro.

Icaria: La isla de Icaria tuvo su nombre por Ícaro. Es una hermos isla del Egeo Oriental y Septentrional. Fue habitada por los jónicos a finales del siglo IX a.C.

Ida: Monte de Grecia, en la isla de Creta. Altitud: 2456 m. Según la leyenda allí fue criado Zeus por las ninfas.

Micenas: Antigua ciudad situada en la llanura de la Argólida, en Grecia, que dio su nombre a la cultura (micénica) que se desarrolló en el continente griego durante la edad del bronce. Las ruinas de la ciudad están cerca de la actual localidad de Micenas. Otros centros importantes de la cultura micénica fueron Tirinto y Pilos. Homero llamó aqueos a los micénicos en la Iliada y la Odisea, quienes es posible que se identificaran con los pueblos que llegaron a Grecia hacia el 2000 a.C., como parte de la migración indoeuropea. Su lengua, un antiguo dialecto griego, se reproducía en una escritura conocida como lineal B. Hacia el 1400 a.C. parece ser que Micenas conquistó Cnosos, en Creta, para convertirse en el centro de la civilización del Egeo. Hacia el 1200 a.C. los micénicos, al parecer bajo el rey Agamenón, de la casa de Atreo, eran unos de los principales participantes en la guerra de Troya, cuya duración y amplitud sin duda exageró Homero en la Iliada. Poco después, la supremacía de Micenas llegó a su fin, quizá debido a la rivalidad interestatal agravada con la invasión, en el siglo XII a.C., de otro pueblo griego, los dorios, procedentes del norte. La ciudad, aunque más tarde habitada de nuevo, no recuperó su antiguo esplendor. Hacia el 468 a.C. los habitantes de Argos sitiaron y destruyeron la ciudad, que no volvió a ser reconstruida.

Las ruinas de Micenas incluyen las ciclópeas, poderosas murallas llamadas así porque se creyó que las habían construido los gigantes epónimos; la famosa Puerta de los Leones y las tumbas excavadas entre 1876 y 1878 por el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann, y que por error se identificaron con el tesoro de Atreo y la tumba de Clitemnestra.

Olimpo: El Olimpo, el monte griego más alto situado en Macedonia, era el lugar donde vivían los dioses de Olimpo y antes que nada donde estaba el trono de Zeus. Según Homero, en aquella morada divina en los aposentos de los dioses tomaban lugar escenas realmente únicas. Ser recibido, o aún más, permanecer algún tiempo en el Olimpo era un gran honor incluso para los dioses. El semidiós Hércules fue recibido allí como muestra de la alta consideración de los dioses a su persona.

Oráculo: Respuesta en forma de consejo o de profecía que, especialmente durante la antigüedad griega y romana, daba una deidad después de que le fuera formulada alguna consulta; también, por extensión, el lugar en el que el pueblo consultaba a sus deidades. En el antiguo mundo griego había muchos de esos lugares, los más destacados de los cuales se hallaban en Delfos, Dídimo (en la costa de Asia Menor), Dódona (en Epiro) y Olimpia. La respuesta del dios se podía obtener de diversas formas; en Delfos a través de una sacerdotisa en trance; en Dódona a través de la interpretación de las señales que producía el tintineo de una caldera golpeada por una cadena que se movía con el viento, o mediante el sacrificio de animales.

El Oráculo de Zeus era el más antiguo de los oráculos griegos, y estaba en Dodona. Se estableció así: dos palomas negras emprendieron el vuelo en Tebas, Egipto. Una voló hasta Dodona, en Epiro, se posó en un bosque de robles y proclamó en lenguaje humano, a los habitantes de aquella provincia, que debían establecer allí un oráculo dedicado a Zeus. La otra paloma voló hasta el templo de Júpiter Amón en el oasis libio y dio allí un mensaje similar.

El Oráculo de Apolo era el más famoso de Grecia, y estaba situado en Delfos. Se venía observando desde hacía mucho que las cabras que pastaban en el Parnaso sufrían convulsiones cuando se acercaban a una hendidura que se abría en la ladera de la montaña. Esto se debía a ciertos vapores que se desprendían de la caverna y cuyos efectos experimentó cierto pastor sobre sí mismo. Al inhalar este aire enrarecido el pastor se vio igual de afectado que el ganado, y como los habitantes de Delfos no sabían a qué se debía realmente, creyeron que era por intervención divina y construyeron el oráculo. La sacerdotisa o Pitonisa, se sentaba en un trípode que estaba situado encima de la hendidura, respiraba el aire y lo que decía era interpretado por los sacerdotes.

El Oráculo de Trofonio estaba en Lebadea, Beocia. Trofonio y Agamedes eran hermanos y unos arquitectos muy notables, que construyeron el templo de Apolo en Delfos y un edificio para el tesoro del rey Hyrieus. Colocaron en el muro de este edificio una piedra que se movía de tal forma que la podían sacar todas las noches y robar el tesoro de ese rey. El rey puso una trampa para atrapar a los ladrones y en ella cayó Agamedes. Como Trofonio no quería que se supiese quién era el ladrón, ya que luego darían con él, le cortó la cabeza a su hermano y se la llevó para que el rey sólo descubriese el cuerpo. Se dice que Trofonio fue tragado por la tierra. En una ocasión hubo una gran sequía y el dios de Delfos envió a los beocios a Lebadea en ayuda de Trofonio. Llegaron allí, pero no había ningún oráculo, así que lo hicieron sobre una grieta que les habían mostrado unas abejas. Las personas que se acercaban a consultar el oráculo debían hacer antes de entrar unas ceremonias. Para entrar tenían que ir por un pasadizo estrecho y tenía que ser de noche. Para salir debían salir andando de espaldas y cuando reaparecía la persona tenía un aspecto melancólico y abatido. Por eso cuando alguien está desalentado se dice que parece venir del oráculo de Trofonio.

El Oráculo de Esculapio estaba en Epidauro. Allí acudían los enfermos que esperaban recobrar su salud durmiendo en el templo. Las serpientes estaban consagradas a Esculapio, probablemente por la superstición según la cual estos animales recuperan su juventud cuando cambian la piel.

El Oráculo de Apis estaba en Menfis. El toro sagrado Apis respondía a aquellos que lo consultaban aceptando o rechazando lo que le ofrecían. Si el toro se negaba a comer de la mano del que le preguntaba, se consideraba como un signo desfavorable y todo lo contrario cuando aceptaba la comida.

Se cree que los oráculos paganos dejaron de contestar (según los antiguos escritores cristianos) cuando nació Cristo y ya no volvió a oírseles después de esa fecha.

Peloponeso: Península del Sur de Grecia, bañada por el jónico y el Egeo; 21379 km2, 1.012.500 habitantes aprox. (datos de 1990), capital: Patrías; ciudad principal: Kalamata. Relieve accidentado (Taigeto, 2407 m.). Ríos: Eurotas y Alfeiós. Cereales, vid, olivos. Ovinos, caprinos. Industria alimentaria, textil, manufacturera, tabaquera, de la construcción. Fue ocupada por jonios, aqueos y dorios. Éstos últimos fundaron Esparta (siglo IX a. C.).

Sidón: Antigua ciudad portuaria de Fenicia que ocupaba el lugar en el que se halla situada la actual Sayda (Líbano). Según Herodoto fue fundada antes del 2750 a. C. y constituyó una de las principales bases navales de los faraones egipcios hasta que fue invadida por los Pueblos del Mar (siglo XIII a. C.) y los filisteos (1100-1090 a. C.). Hacia el siglo X comenzó a perder importancia en favor de Tiro. Sublevada contra Asiria a la muerte de Senaquerib, fue conquistada por Asaradón en el 676 a. C. Fue la capital de la satrapía de Fenicia con los aqueménidas. Sublevada de nuevo contra Artajerjes III, fue incendiada en 334 a. C. Recibió favorablemente a Alejandro Magno y le proporcionó naves para el asedio de tiro. Convertida posteriormente en colonia romana, fue una de las primeras sedes episcopales del cristianismo. En el siglo VII fue tomada por los musulmanes. Conquistada por los cruzados, volvió a poder de Saladino para ser reconquistada en 1197 y comprada por los Caballeros Templarios en 1200.

El cabo Sounio: El cabo Sounio, el extemo sur de ática es mencionado en las obras de Homero. Desde este cabo el rey Egeo miraba ansiosamente el mar esperando la buena noticia de la victoria de Teseo, hecho que desde luego no llegó a ver realizado ya que murió antes.

En Sounio, en el siglo VI a.C. fue construido un Templo que fue consagrado a Poseidón, y cuyos restos arquitectónicos existen hasta nuestros días.

Troya: Antigua ciudad de Asia Menor, cerca del Egeo, a 2 km. del río Menderez, en los Dardanelos. Las excavaciones realizadas por Schiliemann en 1871 revelaron la existencia de nueve ciudades, dispuestas en un espesor de 50 m. cuyo origen se remonta desde fines del Neolítico (3000 a. C.). Los restos más recientes corresponden a la época de los romanos.

Heinrich Schliemann inició las excavaciones que desenterraron las verdaderas murallas de piedra y las almenas de una antigua ciudad en el montículo denominado Hissarlik (‘lugar de fortalezas’), a unos 6,5 km del mar Egeo y equidistante de los Dardanelos. En el montículo de Hissarlik, se determinaron los siguientes asentamientos: Troya I, primer asentamiento con una muralla construida con piedras pequeñas y pizarra, fechado hacia el 3000 a.C.; Troya II, fortaleza prehistórica, con fuertes terraplenes de defensa, un palacio y casas, que databa del siglo III a.C.; Troya III, IV y V, villas prehistóricas construidas sucesivamente sobre las ruinas de Troya II durante el periodo transcurrido entre el 2300 y el 2000 a.C.; Troya VI, una fortaleza, que abarcaba una zona más amplia que cualquier asentamiento precedente, con grandes murallas, torres, puertas y casas que databa del 1900 al 1300 a.C.; Troya VII a, reconstrucción de Troya VI, construida después de que la ciudad fuera destruida por un terremoto; Troya VII b y VIII, villas griegas, casas sencillas de piedra, fechada desde el 1100 a.C. hasta el siglo I a.C. aproximadamente, y Troya IX, la acrópolis de la ciudad grecorromana de Ilión, o Nueva Ilión, con un templo dedicado a Atenea, edificios públicos y un gran teatro, y que existió desde el siglo I a.C. hasta aproximadamente el 500 d.C.

Guerra de Troya: Expedición que, según las leyendas griegas, emprendieron los aqueos en el siglo XII a. C., para vengar el rapto de Helena por Paris, hijo de Príamo, rey de Troya. El sitio de Troya duró diez años, al cabo de los cuales una treta de Ulises permitió a los aqueos tomar la ciudad. La Ilíada relata esta guerra.

En Grecia, aseguran que la restauración de la Acrópolis tardará 15 años

Los expertos explican que la contaminación ambiental provocó un daño muy grande. El Partenón es uno de los edificios que requerirá más cuidado para su preservación.

ATENAS


En Atenas, cuna de la civilización Occidental, yacen los restos de la ciudad estado más emblemática de la cultura griega: Acrópolis. Su restauración, iniciada más de treinta años atrás, ahora deberá postergarse por quince más, según informó ayer el equipo de arqueólogos y arquitectos que están a cargo de la obra.

La razón por la que los tiempos de reconstrucción de la "Ciudad Alta" (significado de la palabra Acrópolis en griego) debieron estirarse reside en el daño colateral que la contaminación atmosférica ocasionó sobre las construcciones. Amenaza que se sumó a la erosión esperable que producen el viento, el agua y el paso del hombre a lo largo del tiempo.

"Para nuestra sorpresa, durante los trabajos de restauración nos dimos cuenta de que los daños ocasionados por restauraciones anteriores eran mayores de los que estimábamos hasta el momento", apuntó la arqueóloga Fani Malouhou a la prensa.

Y es que Acrópolis fue construida durante la segunda mitad del siglo V a.C; hace más de 2.400 años. El objetivo de su emplazamiento sobre una meseta escarpada de piedra caliza ubicada a 156 metros sobre el nivel del mar, fue crear una ciudad singular donde albergar a los dioses, a las deidades naturales y aprovechar su altura para aspectos de corte estratégico-militar.

De esta forma, desde el lugar más alto de Atenas, los ojos de los antiguos habitantes de Acrópolis vieron elevarse el Palacio Municipal y los edificios reli giosos más importantes. Para la organización y planificación urbana griega, el establecimiento de esta ciudad fue considerado un acto religioso.

La elección de su emplazamiento también fue deseo de la visión militar porque desde esa altura era posible transformar la ciudad en una ciudadela amurrallada. Y de hecho los cálculos funcionaron al dedillo ya que los habitantes griegos del campo encontraron refugio en Acrópolis cuando debían escabullirse de sus enemigos. Y fue deseado por las autoridades religiosas por tratarse de un lugar de un espíritu natural ideal: colinas completamente imbuidas de un halo de misterio rodeado por bosquecillos, manantiales, cañadas y cuevas. Un espacio único para cultivar el espíritu de los dioses.

Con el pasar del tiempo en Acrópolis, ciudad protegida por la diosa de la guerra de la antigua Grecia Palas Atenea, sólo sobrevivieron algunos de sus edificios. Entre aquellos cuyos restos se conservaron se encuentra una de las construcciones más famosas del mundo: El Partenón (447-438 a.C). Templo consagrado a Atenea, construído con base a piedras y mármoles del monte Pendéli.

Y es hoy precisamente el Partenón uno de los focos de atención del equipo de arqueólogos y arquitectos a cargo de la restauración. En tal sentido Malouhou señaló que la contaminación "obliga a ser especialmente cuidadosos; sobre todo con los trabajos de saneamiento del Partenón".

Al parecer el principal obstáculo que los arqueólogos enfrentan en El Partenón es la sustitución de las viejas barras de hierro de sus columnas por otras de Titanio: "El hierro está oxidado y amenaza con hacer estallar la columna", enfatizó Malouhou. Un hecho que se suma a otra de las preocupaciones de los arqueólogos y arquitectos que trabajan en la vieja polis de Palas Atenea: no saben exactamente en qué estado se encuentra el mármol del interior de las columnas.

El resto de las estructuras de Acrópolis que sobrevivieron y que, mayormente, deberán estirar sus plazos de restauración unos 15 años, son: Los Propileos (437-432 a.C.), puerta de entrada y vía de acceso al recinto sagrado; una construcción que combina características del estilo arquitectónico dórico con formas jónicas; el Templo Erecteion (421-405 a.C.), santuario de las deidades del campo y la agricultura, especialmente de Erecteo (quien según Homero fue un héroe antiguo y el fundador de Atenas). Por último, el Templo de Atenea Nike (430-420 a.C.), una construcción con la que se honró a Atenea. Fue diseñado por Kallikatres para celebrar la victoria de Atenas sobre Persia.

Quizás porque el Templo de Atenea Nike fue reconstruido por primera vez en el siglo XIX, es que sobre él, ayer el mundo cultural escuchó la única buena noticia: su restauración final estará completamente terminada a mediados del año 2006.

En el 461 a.C. el pueblo eligió a Pericles (495-429 a. C.) que cuando hablaba “Grecia se ilumina, tronaba y se conmovía “, y por ello fue llamado “Olimpo”.

Su gobierno duro hasta su muerte (víctima de una epidemia que diezmó a más de un tercio de la población ateniense) y durante ese periodo, la potencia de la ciudad y sobre toda su cultura, las artes y las letras, alcanzaron el punto culminante de la gloria; contemporáneamente se consolidaba la democracia.

Pero la obra que inmortalizó a Pericles, y con él los artistas Fidias, Mnesicles, Ictino, Calícatres, etc., fue la construcción de los monumentos de la Acrópolis.

La Acrópolis (acro=alto, polis=ciudad) fue construida en la segunda mitad del siglo V a.C.; hace mas de 2.400 años.

El objetivo de su emplazamiento sobre una meseta escarpada de piedra caliza ubicada a 156 metros sobre el nivel del mar fue construir, aprovechando su altura, una ciudadela para aspecto de corte estratégico-militar y también albergar a una de las construcciones mas famosa del mundo: el Partenón (447-438 a.C.) construido con base de piedra y mármoles del monte Pendéli.

Fue así como el Partenón se convirtió en un gran santuario donde se adoraba a los dioses pero, sobre todo, Atenea la diosa de la sabiduría, el trabajo y de las artes, diosa de la paz pero también diosa de la guerra, que ofrendaba la victoria a su ciudad. (El Templo de Atenea Nike, 430-420 a.C, construido en su honor, fue diseñado por Kallikatres para celebrar la victoria de Atenas sobre Persia)

En la Acrópolis entre el Templo Erecteión (421-405 a.C.) santuario de las deleidades del campo, especialmente de Erecto, quien según el poeta Homero fue un héroe antiguo y fundador de Atenas, y los Propileos (437-432 a.C), puerta de entrada y vía de acceso al recinto sagrado (es una construcción que combina características del estilo arquitectónico dórico con formas jónicas) se elevaba una colosal estatua de bronce de Atenea, (que según algunos tenia 16 metros de altura), y que también era obra de Fidias.

Era la Atenea "Promano"(aquélla que combate con los primeros rangos) o también "Polias"(protectora de la "polis"). Sin embargo, la diosa era más conocida con el nombre de Palas Atenea, es decir, aquélla que aterrorizaba a los enemigos blandiendo la lanza ("pallo" en griego).

Durante este "siglo de oro" en Atenas alcanza su máximo esplendor la filosofía con Anaxágora, Sócrates.etc. , la historia con Herodoto y Tucídides, y la poesía ateniense por excelencia, la tragedia con Esquilo, Sófocles y Eurípides.

Este esplendoroso siglo de victorias, de glorias y de conquistas espirituales se cerró de forma lamentable con la guerra entre Atenas y Esparta (431-404 a. C.), la guerra del Peloponeso, que terminó con la derrota de Atenas y transformó la vida cultural de la ciudad, anuló su potencia naval y militar provocando gravísimos daños en toda Grecia.

Pero la civilización ateniense encontró su natural continuación en Platón, Praxiteles, Jenofonte y Demóstenes.

Fue precisamente esta vitalidad cultural lo que más tarde deslumbró a Alejandro Magno que, a pesar de haber derrotado a los Atenienses y a sus aliados en Queronea en el 338 a. C., respetó, enviando a Atenas los escudos de la batalla de Gránico para que fuesen fijados en el arquitrabe del Partenón. Durante la época que siguió a las conquistas de Alejandro Magno (Edad Helenística 351-200 a. C.), muchos soberanos demostraron su admiración por la ciudad de Palas Atenea con grandes donaciones. Entre ellos estaban Eumenes, Atalos de Pérgamo, y los Ptolomeos de Egipto.

En el 146 a. C. Grecia fue sometida por los romanos. Durante los primeros años de su dominio Atenas sufrió graves devastaciones: Sila en el 86 a. C. destruyó la ciudad y el puerto del Pireo, y se adueño de numerosas obras de arte para llevárselas a Roma. Durante la época imperial, y sobre todo en el siglo II d. C. Atenas conoció nuevamente un periodo de esplendor, fue adornada con nuevos monumentos, templos y acueductos gracias al liberal emperador Adriano, pero también gracias a ciudadanos privados, como Herodes Ático.

Tiberio Claudio Herodes Ático fue un noble y generoso ciudadano ateniense, del demos de Maratón, que vivió en el siglo II d. C. Sobresalió como excelente retórico y maestro de todos los Sofistas y de muchas personalidades de su tiempo, como por ejemplo, el emperador Marco Aurelio. Por desgracia todas sus obras se han perdido.

Fue procónsul en Asia; en Atenas se le honró con el cargo de pontífice de las Panateneas. De su padre, de quien se decía que había encontrado el tesoro de los Persas escondido en Maratón, heredó una enorme fortuna. De todas formas, y cualquiera que sea la historia, Herodes puso todo su dinero a disposición para favorecer la construcción de obras públicas.

Mandó recubrir de mármol el Estadio de Atenas, construir piscinas de mármol en las Termópilas, un ninfeo en Olimpia, el estadio en Delfos, etc.

Cuando murió su mujer, Apia Annia Regila, para honrarla y en señal de luto, mandó pintar de negro incluso la casa. Se cuenta que una vez su amigo sofista Lucio, al ver a un siervo que pelaba rábanos le dijo: "Pero, Herodes no cometes una injusticia a la memoria de Regila, comiendo rábanos blancos en una casa completamente negra?".

Athenea

Reconstruccion



Fue pues en memoria de Regila, que Herodes mandó construir el Teatro Odeón, en el 161 d. C..

La prueba de la sensibilidad musical de los griegos es el hecho de que todos los niños estudiaban música y que en todos los grandes centros había innumerables conservatorios. En ellos se llevaban a cabo competiciones musicales, concursos de declamación y espectáculos de melodrama. Al contrario que los teatros, los conservatorios eran locales cerrados.




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal